Taxus. El último en llegar, de Isaac Sanchéz ‘Loulogio’

Hablamos de Taxus, el cómic de fantasía recientemente publicado por Dolmen Editorial y entrevistamos a su autor Isaac Sánchez 'Loulogio'

Por
1
4130

 
portada-Taxus-loulogio

Edición nacional/ España: Dolmen Editorial (2017).
Guión: Isaac Sanchéz ‘Loulogio’.
Dibujo: Isaac Sanchéz ‘Loulogio’.
Entintado: Isaac Sanchéz ‘Loulogio’.
Color: Isaac Sanchéz ‘Loulogio’.
Formato: Tomo cartoné de 56 páginas.
Precio: 14,90€.

 

“Perdona, tenemos esto muy normalizado me temo.”

El auge de Internet y las redes sociales ha revolucionado nuestras manera de entender y relacionarnos con el mundo. Ha cambiado las reglas del juego a nivel global ayudando a reinterpretar y crear nuevas oportunidades de negocio y ofreciendo al usuario posibilidades casi ilimitadas para disfrutar de su tiempo libre. Escoge Instagram, Twitter, Netflix o YouTube, como decía el personaje de Mark Renton en la secuela de la mítica Trainspotting. No hay campo que no se haya visto afectado por este terremoto y eso incluye el mundo del cómic. Ha sido Internet la que ha cobijado y ha dado a conocer a un buen número de nuevos autores y artistas en los últimos años. Todos han encontrado su público desarrollando en muchos casos su concepto de webcómic que viene a sustituir al antaño fanzine. Todos han conseguido esos 15 minutos de fama que en 1968 profetizaba Andy Warhol en un programa de televisión.

En España, y en todo el mundo, este caldo de cultivo ha propiciado también un tipo de nueva figura mediática: el youtuber. Son ellos los que hoy en día arrastran a los aficionados a las pantallas de los ordenadores con propuestas de todo tipo, para interés y diversión de las generaciones más jóvenes y desconcierto de los adultos. Nada que no haya ocurrido con anterioridad. Estos personajes han acabado por despertar el interés de los grandes grupos que han intentado explotar su imagen de marca más allá de Internet con todo tipo de merchandising. Entre los productos diseñados para este fin están los cómics, muchos simplemente concebidos por otros autores en base a ideas de sus protagonistas convertidos aquí en personajes de papel y tinta que hacen realidad sus fantasías. Este sería el caso de propuestas como Virtual Hero de El Rubius o Jorgemyte, Agente de la P.E.M. de Jordi Wild.

Lejos de estos ejemplos tenemos también a autores que viniendo de este medio han sido capaces de ofrecernos obras más que interesantes y entretenidas que no se centran en su propia imagen de marca. En este sentido, cabe mencionar una obra como la recientemente publicada Taxus de Isaac Sánchez, más conocido en el mundo de YouTube por el sobrenombre de Loulogio. Lo recordarán por sus doblajes de vídeos de teletienda como los de la batamanta, la chorrimanguera y demás mandanga. Su perfil tiene unas peculiaridades ajenas a otros youtubers, como su declarada afición a los cómics y su formación artística que le ha llevado a ejercer como profesor de arte. También ha desarrollado su carrera como monologuista y ha participado en programas de televisión como Visto lo visto y Fiesta suprema. En 2009 ya debutó con El regreso del hombre pez, obra publicada por Ediciones Glénat que precede a su más reciente trabajo: Taxus.

taxus_0

En esta obra Loulogio pone en práctica su conocimiento de las posibilidades del arte secuencial y las explora narrativamente como autor completo. Su historia se adentra en el terreno fantástico y tiene el aliciente de vertebrarse entorno a tradiciones y mitos de la cultura cántabra. La obra publicada por Dolmen Editorial nos habla de un árbol milenario que existe en otro plano al nuestro y que transporta a “exiliados” de nuestro mundo recientemente fallecidos a una realidad plagada de monstruos y seres increíbles dominada por la magia y el misterio. El último “nuevovenido” en aparecer a la sombra de este árbol es Benito, un don nadie que se adentrará en la aventura más grande de su vida de la mano del ermitaño Laro y la intrépida Anjara. Ellos serán los guías que introducirán a Benito y al lector en un mundo maravilloso pero al mismo tiempo peligroso y letal que las fuerzas de la oscuridad intentan controlar.

La construcción de este universo se adscribe a las reglas del género siguiendo un patrón que aparentemente nos resultará familiar y del que su autor se burla en algún momento. Loulogio dota de una personalidad muy orgánica al terreno por el que se mueve su aventura, a sus monstruos y y sus héroes. Lo hace apoyándose de forma inteligente en una mitología ya existente que da pie a escenas y situaciones que favorecen una trama sencilla e introductoria. Queda claro a estas alturas que no estamos ante una obra que busque una mera explotación de la figura de su autor, como otros casos anteriormente citados. Es un trabajo que tiene voluntad artística y demuestra su cariño por el medio y por los referentes que maneja cercanos al cómic nacional y europeo. No faltan tampoco guiños a películas como La Chaqueta Metática o cómics y series como Watchmen o Pókemon, entre otros tantos.

taxus_1

En este sentido, el humor está presente de una forma pretendidamente anacrónica, con referencias a la cultura popular que van más allá del género fantástico. No obstante, no se abusa de este recurso, se utiliza de manera puntual para la caracterización de personajes o como simple alivio en la trama. La historia además recurre a varios flashbacks en los que conocemos el pasado y miserias de su protagonista y que acaban siendo reveladores al final de esta primera entrega. En el apartado gráfico Loulogio evidencia unas tablas interesantes, con un trazo ligero y ágil pero no carente de detalle. Es mediante este que define a sus personajes y los dota de alma al mismo tiempo recrea un mundo fantástico que nos deja algunas páginas bastante notables. El color viste el conjunto de forma natural mediante el uso de acuarelas cuya técnica encaja a la perfección con en este tipo de obra.

Es cierto que guion tiene algún quiebro o diálogo forzado pero, en general, Taxus fluye muy bien y sale victoriosa de lo que nos quiere contar. Más incluso, ese final nos acaba por meter en la historia y nos deja con la intriga y las ganas de conocer como continuará a partir de aquí la trama. Loulogio ha conseguido con Taxus un título muy interesante, una obra que sin mayores pretensiones nos ofrece una aventura con algunos matices muy agradables y un envoltorio atractivo por el que pululan en libertad todo tipo de seres fantásticos. Una primera entrega prometedora que sienta las bases de una historia con la que su autor nos sorprende, entretiene y divierte a partes iguales. Esperemos que su continuación de esta trilogía nos llegue pronto y no se retrase tanto como esa crítica del Watchmen de Zack Snyder que Loulogio nos prometió para su canal de YouTube hace ya tantísimo tiempo.

Entrevista a Isaac Sánchez ‘Loulogio’

 

taxus_6

Eres lector habitual de cómics y conoces bien las reglas del arte secuencial por tu formación artística. ¿Cuáles son tus preferencias como aficionado? ¿Qué autores u obras han marcado tus gustos?

Loulogio.- Pues la verdad empecé como la mayoría de mi generación, devorando a Ibáñez, Escobar, Jan… Luego me abrí a los comic books y el europeo. Nunca he sido muy de manga, no por nada, es que es una narrativa en la que no he terminado de entrar (sé que me pierdo mucha joya, le pondré remedio). Mis autores favoritos son Carlos Giménez, Mignola, Loisel, Eisner

Taxus es tu primer cómic en el mercado. ¿Siempre estuvo en tu mente poder trabajar en este medio? ¿Cómo surgió la oportunidad de publicar con Dolmen Editorial?

L.- ¡No es el primero! Hace eones publiqué un tomo con Glénat llamado El regreso del hombre pez, que tiene algo que ver con lo que he hecho este año en cuanto a temática, de hecho. Es un cómic al que le tengo mucho cariño, le dieron el Premio Josep Coll, que era algo como para incentivar a los autores nóveles.
Con Dolmen he tenido muy buen trato siempre, creo que son una gente que mima el producto, que son apasionados del medio. Fue cosa de sentarse, hablar… les gustó mi propuesta, y yo muy contento de cómo ha ido desde entonces.

¿Y cómo ves tu evolución como autor desde El regreso del hombre pez hasta tu trabajo en Taxus? ¿Qué aprendiste con ese primer cómic?

L.- Yo creo que lo que he evolucionado desde El regreso del hombre pez tiene que ver más con madurar personalmente, y trasladar eso al dibujo y guion. Igual parece una tontería, pero lo personal se acaba plasmando, aparte que he tenido mucho tiempo de absorber distintas influencias. Y también el enfoque es distinto, con El regreso del hombre pez quería hacer un one shot divertido y ligero, esto es más pensar en una gran historia a largo plazo. Con aquel cómic aprendí lo complicado que es hacer 48 páginas en unos meses, ¡aprendí a planificar mejor y a saber lo que me espera!

¿Cómo definirías Taxus de cara a los posibles lectores? ¿Qué nos quieres contar en esta historia?

L.- Pues… quiero dar a conocer una mitología maravillosa y muy desconocida, con un universo propio que cuanto más indago más me fascina, y sobre todo, quiero contar una historia de personajes, con sus miserias, sus logros y sus pequeños secretos. ¡Y que sea entretenido!

taxus_5

¿Taxus es una historia que has desarrollado concretamente para este proyecto o ya te rondaba en la cabeza de antes? ¿Cuál es el germen de la misma?

L.- Me rondaba la cabeza desde que, cuando daba clases de pintura, una alumna me trajo un libro de mitología de su tierra, Cantabria. Desde pequeño que me gusta dibujar monstruos, y me enamoré al instante de todo ese “lore”. Ha estado como alojado en segundo plano muchos años, y por fin he podido darle forma. Luego, en mayor o menor medida, están ahí experiencias, formas de ver el mundo, esas manías que uno traslada al papel, no sé cómo explicarlo. Es hasta terapéutico.

¿Por qué un cómic de fantasía? ¿Te gustaría abordar otros géneros en el futuro?

L.- Por los monstruos. Es que me lo paso pipa dibujando seres extraños. Y por lo que decía, en cuanto descubrí esto, en mi cabeza vi una película de El Señor de los Anillos pero de aquí, por así decirlo. Sí que no creo que tras esta aventura siguiera en la misma línea, me gustaría mucho hacer algún día una space opera. Si salen monstruos.

Taxus construye un interesante mundo fantástico alrededor de la mitología cántabra. ¿Por qué decidiste optar por este camino en lugar de partir desde cero para dar vida a este mundo?

L.- Bueno, muchos autores se han basado en la mitología para sus historias. Desde El Señor de los Anillos hasta el mismo Harry Potter. Es un juguete. Eso sí, le he dado mi perspectiva, siendo respetuoso con las leyendas, pero ajustando al tipo de aventura que me apetecía realizar. A raíz de eso, sí que he creado a los protagonistas humanos, que son el motor de los acontecimientos al fin y al cabo.

Los personajes de Taxus están muy bien caracterizados y todos están envueltos por el misterio. ¿Cómo lograste dar vida a los protagonistas de esta historia: Benito, Laro y Anjara?

L.- ¡Me alegra que opines eso! Intenté seguir el consejo de buenos guionistas que dicen que al presentar un personaje, tienes que saber qué le ha pasado antes de llegar ahí, qué le pasa, y qué le pasará. Y que se comporten en consecuencia, que sea raro si pones las palabras de uno en boca de otro… esas cosicas. Yo es que los he mimado mucho, y al desarrollarlos, ya me sale natural que tengan ese algo, que los hace “vivos”. En cuanto a lo del misterio, me parecía fundamental para enganchar desde el principio, porque, si sale bien, querrás saber más.

taxus_4

También es muy interesante y espectacular el bestiario que puebla Taxus. ¿Cómo trabajaste este aspecto de la obra?

L.- Traté de documentarme todo lo posible, y hay mucho material, muchas interpretaciones… al principio abrumaba un poco, la verdad. Intenté que todo fuera a mi estilo, visualmente hablando, y para eso poco secreto hay, trabajar, hacer muchos bocetos, probar diferentes cosas, hasta que de repente empiezas a ver que, al menos para ti, funciona. Que tiene “rollo”. Me guío mucho por las sensaciones, por si el bichillo transmite lo que debería o no. Y lo disfruto como nada.

Entrado en el proceso de trabajo de Taxus. ¿Es duro afrontar una obra como autor completo?

L.- Lo más difícil ha sido encabezonarme en hacerlo todo a acuarela, al método tradicional de entintar y pintar. Lo que veis publicado es lo que había en mi mesa de dibujo tal cual terminaba la página.
Luego en términos de narrativa, el ritmo, el encajar las páginas para girar y tener una sorpresa, o generar un ambiente a doble página, esto que es un poco farragoso de medir cuanto y dónde poner cada cosa para que tenga un lugar fluido y que ayude a generar cositas. Duro no es la palabra, muy trabajoso, como no puede ser de otra forma, pero muy muy gratificante. Me levantaba cada mañana como un niño pequeño yendo a buscar la plumilla.

¿Cómo ha sido tu rutina de trabajo? ¿Cuál es la parte del proceso de creación que más has disfrutado?

L.- Primero hice bocetos de todo y me organicé lo que tenía que poner y dónde. Eso fue complicadillo, más un puzzle que otra cosa. Luego para cada página, hacía un lápiz, a veces más elaborado, a veces menos, sobre el que entintar. Con plumilla, que le da ese trazo tan anguloso y dispar. Nunca un lápiz limpio y definido, me gusta jugármela con la tinta, y dibujar también con el negro, que no esté todo ya preparado para no equivocarme, porque es así como más disfruto. El color, todo acuarela, con algún detalle mínimo en copic, ahí lo fundamental era mantener un tono que diera cierta continuidad a la secuencia y trabajarla de más a menos, de más general a más detalle. Es una técnica que me encanta, porque en parte se deja hacer sola, si le permites. Es probablemente donde más gozo, además porque el color narra muchas cosas.

La obra tiene un apartado gráfico muy cuidado. ¿Ha sido difícil encontrar el tono que querías para tu historia?

L.- Básicamente hacerlo lo mejor que pude, sin más. Es mi estilo, si tuviera que hacerlo en otro estilo directamente no podría. A veces cuesta más que un encuadre de una conversación funcione, que un tío con una espada matando 6878 monstruos. Creo que el tono “europeo” le encaja, pero no sé hasta qué punto es más que el dibujo cuadre con la historia, o que ya he hecho una historia que me encaje a mi forma de representar.

¿Cuál es la historia alrededor de las ilustraciones que se incluyen al final del primer tomo de Taxus a modo de glosario mitológico y en el que colaboran nombres como el de Albert Monteys, Cristina Charneco, Enrique V. Vegas o Aleix Santaló?

L.- Se me ocurrió añadir un glosario de monsruos al final, a modo enciclopedia de esa mitología. Y contar para ello con dibujantes que me gusten. Algunos profesionales muy top (Monteys, Aleix Santaló, Jorge Jiménez, Enrique Vegas), un amigo que trabaja para Disney (Ismael Municio), un ex-alumno mío (Marc) y Cristina Charneco, que la conocí en una grabación donde ilustraba un videojuego y dibuja increíble. Les pasé bocetos de mis personajes y sin más, que hicieran su versión. Me hace muchísima ilusión contar con semejantes joyas, nunca estaré lo bastante agradecido por el currazo que le pusieron.

Conoces bien el mundo youtuber en el que te diste a conocer como Loulogio. En los últimos años no pocos youtubers han sacado su propio cómic al mercado, muchas veces enfocados sobre su propia persona y entregando sus ideas a otros autores que las desarrollan por ellos. ¿Cómo ves este tipo de productos? ¿Te han propuesto alguna vez algo parecido a ti?

L.- Todo lo que ayude a que se vendan cómics, me parece estupendísimo. Igual que en el cine o la literatura, hay espacio para los fenómenos y público para todo. En mi caso, me puse a dibujar el cómic porque, joder, lo necesitaba. Ni editorial tenía hasta meses después de empezarlo. Proponerme, amigos, en estos años me han propuesto de todo. Si yo os contara… ay…

¿Y cómo ves el mercado nacional de la viñeta? ¿Es fácil abrirse camino y poder publicar? ¿Lo habías intentando antes de Taxus?

L.- El mercado nacional desde hace mucho que se pinta apocalíptico, pero hay muchos autores que se van consagrando junto con los clásicos. Es muy difícil, y cuesta arriesgar con cosas nuevas cuando la industria se mantiene como puede, claro está. Ya cuando era un chavalín de 19 años, estuve a punto de publicar en Línea Laberinto, de Planeta, pero cerró cuando tenía dibujados dos números de 4. Toda la vida fui para dibujante, pero la batamanta se me cruzó por delante.

Estuviste en la Heroes Comic Con de Madrid presentando Taxus. ¿Cómo fue la experiencia?

L.- Fue muy bonito, muchísima gente se acercó a que se lo dedicara, y el feedback fue muy positivo. Que era lo que más me importaba, y me importa, que el lector quede satisfecho, y en el cara a cara se nota si de verdad lo has conseguido.

taxus_2

Ya estás trabajando en el segundo tomo de la obra que has comentado que será una trilogía. ¿Tienes ya atado el guion de la historia? ¿Has aprendido algo con este primer tomo que podrás aplicar en las siguientes entregas?

L.- ¡Atadísimo! Y se me hace muy raro, porque tengo muchas ganas de leerlo, pero antes lo tengo que hacer, es muy extraña la sensación. En el primer tomo siembro muchas cositas del plan que tengo para la trilogía, de hecho tuve que hacer un ejercicio de pausa y de mesura, para que toda la información se repartiera in crescendo. He aprendido muchísimo, a todos los niveles, la práctica es lo que tiene. Fijo que el segundo sea mejor en absolutamente cada vertiente. O eso estoy notando.

¿Alguna fecha aproximada de publicación de la segunda entrega? ¿La veremos el próximo año?

L.- Por las mismas fechas, otoño del año siguiente, no quiero ahora liarme la manta a la cabeza y apresurarme. Se me hace muy largo, pero bueno, vale la pena, para mi punto de vista, esta forma de sacar material.

¡Muchas gracias!

L.- ¡Abrazote y gracias por todo!

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
ultron_ilimitado Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

No tenía ni idea de que este hombre escribía y dibujaba cómics. Yo le conocí por su tronchante reseña de Batman v Superman en YouTube.