Superman: Action Comics #07 (Renacimiento)

Entramos de lleno en el efecto Oz con la reseña del séptimo tomo de Action Comics publicado por ECC Ediciones.

Por
0
1682
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: Action Comics núms. 985-988 y 975 USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: Dan Jurgens, Paul Dini, Rob Williams.
Dibujo: Guillem March, Ian Churchill, Ryan Sook, Viktor Bogdanovic.
Entintado: Guillem March, Ian Churchill, Ryan Sook, Viktor Bogdanovic, Jonathan Glapion, Jay Leisten.
Color: Michael Atiyeh, Hi-Fi Design, Mike Spicer.
Formato: Rústica, 112 págs.
Precio: 11,50 €

 

Acabamos la semana especial de Action Comics (pero no os preocupéis, que habrá más muy pronto), con una reseña del séptimo tomo de la colección publicada en rústica por ECC Ediciones, que comprenden desde el número 985 al 988 de la edición americana, más una pequeña historia incluida en el número 975 y que no había sido recopilada en la edición de Superman Renacido. Aquí por fin nos metemos de lleno en El Efecto Oz, que promete revelarnos la identidad de este siniestro villano que ha estado manipulando en las sombras contra Superman y otros superhéroes del universo DC.

Antes que nada, de confesar que ya conocía la identidad de Mr. Oz, debido a mis inaguantables ganas de saberlo cuando se publicó en EEUU y a las que acabé cediendo, y sin evidentemente entrar en spoilers, no os preocupéis que no va a haber ninguno en esta reseña, he de decir que sentí una profunda decepción al conocerlo. Quizás porque no era lo que yo esperaba, o porque no me gustó la solución al misterio, que no voy a juzgar explícitamente ahora, pero el caso es que no es algo que necesariamente os tenga que ocurrir a los que aún no habéis leído este arco ni conocéis la verdadera identidad de este misterioso personaje. Además, los seres humanos tendemos a juzgar las cosas por lo que esperamos de ellas, o deseamos que sean, y no por lo que son, así que mi análisis durante esta reseña y la del siguiente tomo, que se publicará próximamente, será partiendo de una perspectiva lo más objetiva posible, analizando no solo el quién y qué opino de ello, sino también el cómo y en qué circunstancia se ha revelado la identidad de Mr. Oz.

Hay que decir que el tomo se divide en dos historias, más una especial de Paul Dini que se publicó originalmente en el número 975. En la primera de ellas, que tiene los guiones de Rob Williams y abarca los dos primeros números, Superman se tiene que enfrentar a un misterioso villano que controla animales y humanos con un extraño chip que les implanta en la nuca y que les hace doblegarse a su merced, algo que aprovecha para atacar objetivos concretos y obtener un beneficio personal, especialmente en regiones en conflicto. Superman, harto de esta situación, decide investigar el asunto, que le lleva a Lex Luthor como un posible responsable de la fabricación de estos chips. A partir de aquí se unirán en un bonito, por ser los dos quiénes son y han sido toda la vida, team-up para vencer al villano de turno. Una historia sencilla que sin embargo enlaza muy bien con la siguiente, que es el plato principal, del que ya sí se encarga el chef estrella, Dan Jurgens.

Y es a partir del número 987 en donde empieza El efecto Oz, y en donde se nos muestra una vez más la misantropía del villano, que considera a los humanos una raza inferior, y tiene como objetivo demostrárselo a Superman, para que deje quizás de ser su protector. Es interesante ver cómo el plan de Oz se va trazando poco a poco a través de diferentes acciones puntuales a lo largo de la colección, de también otras como Detective Comics, o incluso durante este mismo número. Se nos cuenta además el origen secreto de este personaje, que es bastante inverosímil, salvo por sus motivaciones, que tienen una historia personal detrás bastante potente a nivel emocional y un final de número muy abierto y con un buen cliffhanger para incrementar la impaciencia del lector por leer el resto del arco. Como veis, a pesar de que la solución a uno de los dos grandes misterios que se planteaban al inicio de las dos colecciones de Superman, como es la identidad de Mr. Oz, no me ha resultado satisfactoria por lo conservador de su propuesta, por lo menos reconozco que las motivaciones del personaje están razonablemente bien planteadas, y son coherentes con sus acciones, a pesar de que aún se tengan que explicar en detalle ciertos aspectos de su origen. Habrá que esperar al siguiente tomo para ver si estas preguntas son respondidas y cómo se desarrolla y concluye esta importante trama.

Para finalizar, tenemos también la historia de Paul Dini que comentaba anteriormente con un excelente dibujo de Ian Churchill y que tiene a Mr. Mxyzptlk de protagonista, quien le cuenta a un cautivo Jon Kent su historia personal con su padre y cómo ha llegado allí de la mano de Mr. Oz, hasta convertirse en el falso Clark Kent. Dini narra su historia de tal forma que podemos llegar a sentir empatía con el personaje, que aunque de alguna forma se humaniza en este número, también se nos muestra su lado infantil y cruel. Una genial historia para comprender a un complejo personaje que quizás nos llega un poco tarde y debió ser incluida en la edición de Superman Renacido, para tener una visión algo más amplia y completa de lo que estaba sucediendo en ese evento.

La identidad de Mr. Oz está cercana a revelarse

En el apartado artístico tenemos a Guillem March, Viktor Bogdanovic y Ryan Sook al dibujo, y a Michael Atiyeh, Hi-Fi Design y Mike Spicer al color. March se encarga de los capítulos del team-up, mientras que Bogdanovic y Sook se reparten cada uno un número de esta primera parte del Efecto Oz. Es cierto que March no está al excelso nivel en el que le hemos podido ver por ejemplo en Gotham City Sirens, pero aún así el mallorquín consigue brillar especialmente por su dinamismo en los movimientos de los personajes y las escenas de acción, y es más, está bastante por encima de la media de lo que estábamos viendo en la colección hasta el momento. Caso aparte es el de Bogdanovic, que vuelve a maravillarnos con un dibujo espectacular en el primer número, que es el más importante, de El Efecto Oz, con unos diseños que es cierto que son muy suyos, pero con un trazo impecable y un estilo muy elegante que no está reñido en absoluto con el tono ligeramente japonés de su arte. Ryan Sook cierra el tomo con un decente trabajo y un estilo que recuerda a Bryan Hitch en sus buenos tiempos.

  Edición original: Action Comics núms. 985-988 y 975 USA. Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: Dan Jurgens, Paul Dini, Rob Williams. Dibujo: Guillem March, Ian Churchill, Ryan Sook, Viktor Bogdanovic. Entintado: Guillem March, Ian Churchill, Ryan Sook, Viktor Bogdanovic, Jonathan Glapion, Jay Leisten. Color: Michael Atiyeh, Hi-Fi Design, Mike…
Guión - 7
Dibujo - 8.1
Interés - 7.8

7.6

Primer paso

Comienza El Efecto Oz con una sensación agridulce, que seguramente no satisfará a todo el mundo pero que en principio parece estar más o menos bien planteada y cimentada.

Vosotros puntuáis: 7.64 ( 5 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
  Subscribe  
Notifícame