Musas de Gotham Vol. 01

Reseña del primer tomo recopilatorio de esta famosa serie con sabor español que protagonizan tres de los personajes femeninos más populares del universo DC: Catwoman, Harley Quinn y Hiedra Venenosa.

Por
0
1828

 

Edición original: Gotham City Sirens núms. 1 a 13 USA.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: Paul Dini, Guillem March, Marc Andreyko, Scott Lobdell, Tony Bedard.
Dibujo: Guillem March, Andrés Guinaldo, David López, Peter Nguyen.
Entintado: Álvaro López, Raúl Fernández, Jack Purcell.
Color: José Vilarrubia, Tomeu Morey, Ian Hannin, Tony Aviña, Guillem March.
Formato: Cartoné, 320 páginas.
Precio: 30,50 €

 


Hiedra, Harley
y Catwoman son tres amigas, aunque también enemigas según el momento, tan inseparables y con tanta química como el mejor Batman y Robin, que varía según los gustos personales (el mío es DickDamian). Y además, son seguramente las supervillanas más populares y queridas del batverso, y por qué no decirlo, de todo el universo DC. Han tenido series individuales (sí, incluso Hiedra), y todas han hecho apariciones en las series de cada una. Ahora mismo la más popular es Harley Quinn, por el éxito de su homónima serie actual, que lleva años cosechando buenas críticas y divertidísimas historias. Pero no por ello debemos olvidarnos de Hiedra o de Catwoman, que también ha protagonizado historias interesantes desde los noventa durante más de veinte años.

Tres mujeres increíbles, cada una con una personalidad propia y unas motivaciones distintas, son de hecho como el agua y el aceite, pero aun así se quieren, se respetan y se lo pasan bien juntas. Y para muestra, un botón: su serie conjunta, Gotham City Sirens, o como se llamó aquí en España: Musas de Gotham. ECC Ediciones recupera en dos tomos en cartoné esta serie de 26 números que se interrumpió abruptamente por la llegada de New 52, y que después por desgracia no se volvió a recuperar, y cada supervillana siguió su camino. Hoy os traemos la reseña del primer tomo, que recopila trece números, es decir, la mitad de una colección con un genial apartado artístico, y con muchos artistas españoles involucrados en darle forma, como el genial Guillem March, que aquí hace de todo: dibujo, portadas, guion y color.



Paul Dini
, el “padre” de Harley Quinn, es el encargado de escribir el guion en casi todos los capítulos, salvo en un par escritos por Tony Bedard, uno de Scott Lobdell y otro compartido entre Marc Andreyko y Guillem March. Dini marca el camino y la línea de la serie hasta el número once, y después lo continúa Bedard algunos números, para recalar en Peter Galloway hasta el final de la serie, algo que comprobaremos en el segundo y último tomo recopilatorio. ¿Y qué se nos cuentan en estos primeros trece números? Pues esencialmente las aventuras de estas tres amigas que se van a vivir juntas en un tono desenfadado, aunque no al nivel de Harley Quinn, y con momentos dramáticos y serios presentes en las historias, con un equilibrio muy bien construido.

Catwoman había sufrido un grave trauma en esta época, siendo torturada por Silencio y curada por Zatanna, se reúne con sus amigas Hiedra y Harley y les propone aliarse para llevar a cabo sus planes en comandita para en principio poder ser más fuertes y actuar libres por Gotham, incitándolas además a mudarse a vivir juntas en un refugio de animales abandonado reacondicionado a una cómoda casa. En principio parece buena idea, pero la convivencia desde el inicio resulta, por así decirlo, conflictiva. Lo que les ocurre a nuestras protagonistas es una serie de catastróficas desdichas que ríete tú de los hermanos Baudelaire. Desde un secuestro e intento de asesinato de Harley a manos de Silencio, hasta un enfrentamiento entre las hermanas Kyle por un extraño enloquecimiento místico. Y por ahí en medio estará también Edward Nygma, personaje importante y con presencia en esta serie, que quiere redimirse de su pasado delictivo mediante una agencia de detectives que él mismo funda para resolver crímenes, y que mantiene una curiosa y divertida relación amor-odio con nuestras tres musas de Gotham, y con el por aquel entonces nuevo Batman. El carisma de Nygma es más resplandeciente que nunca, hasta tal punto de que después de verle en esta serie mi opinión sobre el personaje ha cambiado muy positivamente. Lo cierto es que merecería solamente él un spin-off con su agencia de detectives, algo que por desgracia nunca ocurrió, pero quién sabe si algún día llegará, en el mundo del cómic todo es posible.

En definitiva, estamos ante una colección con historias sencillas sin demasiadas complicaciones, con un buen equilibrio entre la acción, el drama y la comedia, que quizás por sí solas no aportan demasiado, pero que son muy entretenidas y saben aprovechar perfectamente la química de Hiedra, Selina y Harley, así como explotar el carisma de Enigma, y profundizar en el personaje desde una óptica desenfadada y divertida.

En el apartado artístico tenemos un amplio abanico de artistas españoles implicados, como adelantaba al comienzo de la reseña. Aparte del mencionado Guillem March, tenemos a Andrés Guinaldo y David López en el dibujo, a Álvaro López y Raúl Fernández en las tintas, y al legendario José Villarubia en el color. Aunque también tenemos a otros artistas internacionales de renombre como Tomeu Morey o Peter Nguyen. El trabajo de March es escandalosamente genial, tanto en portadas como en dibujo, con un estilo femenino, bello, poético y plástico al que el color pastel de Villarubia, que aquí solo se encarga de tres números, le sienta genial. Y al igual que Dini, March nos acompaña solo unos números, y a partir del diez deja su labor en el dibujo para solo dedicarse a las portadas, y a la posterior serie de Catwoman que se empezaría a publicar al comienzo de New 52. Después asumirían la colección Peter Calloway en el guion como ya hemos comentado antes y Andrés Guinaldo en el dibujo hasta el final de la misma. Si se le puede poner un pero al apartado artístico es la irregularidad en el dibujo, que resulta casi incoherente al ser March y Guinaldo artistas con estilos muy diferentes, y que incluso cambian las sensaciones y experiencias de la lectura, a mi parecer, a peor, aunque Guinaldo y Nguyen son grandes dibujantes, pero el cambio es demasiado impactante. No obstante, no supone un impedimento demasiado importante para disfrutar del bello viaje artístico que esta colección nos invita a descubrir.

Para finalizar, os dejo con algunas de las fabulosas portadas que Guillem March hizo para esta colección. ¡Que las disfrutéis!

  Edición original: Gotham City Sirens núms. 1 a 13 USA. Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: Paul Dini, Guillem March, Marc Andreyko, Scott Lobdell, Tony Bedard. Dibujo: Guillem March, Andrés Guinaldo, David López, Peter Nguyen. Entintado: Álvaro López, Raúl Fernández, Jack Purcell. Color: José Vilarrubia, Tomeu Morey, Ian Hannin,…
Guión - 7.5
Dibujo - 8.8
Interés - 7.8

8

Muy recomendable

Entretenida y divertida serie que le saca mucho jugo a sus personajes y que cuenta con un gran apartado artístico especialmente con un Guillem March muy implicado.

Vosotros puntuáis: 8.58 ( 5 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame