Super Hero Girls #01 / Hola, Liga de la Justicia

Dos tomos que llegan a España y lo hacen con la garantía del éxito.

Por
4
1985

Toca continuar con dos de las recientes obras publicadas por Editorial Hidra de su catálogo DC Comics. Hace unos días hablamos de Harley Quinn, una obra para un lector joven adolescente, magistralmente escrita. Hoy toca bajar un escalón y mirar de frente dos trabajos destinados a un público más joven, que mira todavía con extrañeza eso que llaman adolescencia, y cuya principal necesidad es la de encontrar obras con las que ir pudiendo acercarse al noveno arte y por ende a la lectura. Esas obras son Super Hero Girls y Hola, Liga de la Justica.

Toda obra que pretenda acercarse a un público infantil exige un acercamiento particularmente sincero. Escribir para esta franja de edad es algo complicado dada la sencillez con la que se puede caer en los paternalismos o en diseñar una obra que directamente infravalore al lector. Huir de estos dos problemas es fundamental para poder triunfar en este duro nicho de mercado, en el que por desgracia no abundan buenas propuestas.

En España se está llevando una gran labor de publicación de obras destinadas a este público por parte de ECC y su línea Kodomo, con series dedicadas a los Teen Titans Go, Scooby Doo y subiendo ya el listón de edad Batman Adventures, por citar algunas de las propuestas del catálogo de DC Comics. Sin embargo, lo que Hidra trae es algo muy distinto, pues por formato y precio busca resultar atractivo a un lector muy sensible a estos dos parámetros que, además, depende de un adulto que financie la compra. Y una vez superado este primer muro, la propuesta es también novedosa por ser obras autocontenidas, que abren una historia y la cierran de forma que son un todo en sí mismas, lo que ayuda a ese acercamiento inicial.

Para la redacción de este texto hemos contado con la ayuda de una lectora que nos ha transmitido su sentir con ambas propuestas a fin de reflejar al máximo si los objetivos de estos trabajos se llegan o no a cumplir. Dicha lectora tiene nueve años.

Edición original:.
Edición nacional/ España: Editorial Hidra.
Guion: Amy Wolfram.
Dibujo: Yancey Labat.
Entintado:Yancey Labat.
Color: Monica Kubina.
Formato: Rústica con solapas, 128 páginas, color.
Precio: 9,95 euros.

La premisa de este trabajo no es nueva. El concepto viene de atrás, del 2015, cuando se publicó el primer capítulo de la serie de animación, emitida en YouTube, en la que los héroes de DC acuden a clases como alumnos normales, con la salvedad que sus vidas distan mucho de ser lo que se dice normales. Wonder Woman, Batgirl, Supergirl, Hiedra venenosa, Harley Quinn y Bumblebee son sus protagonistas recurrentes, pero a lo largo de la serie no dejaban de aparecer otros muchos personajes como Starfire, Catwoman, Amanda Waller, Frost… La franquicia pronto paso explotarse en otros medios, juguetes (Mattel) y comics (la propia DC) y gozó de un total de 115 episodios, repartidos en 5 temporadas.

En 2019 tocaba renovarse y se lanzó una nueva serie, esta vez para televisión, con un rediseño de los personajes, en Cartoon Network, con un total de 46 episodios. Sus protagonistas han cambiado, ahora al grupo central se han incorporado Jessica Cruz (Green Lantern) y Zatanna en detrimento de Hiedra y Harley, que se han pasado al bando de las villanas. Y es sobre esta segunda serie sobre la que se sustenta esta obra que busca trasladar el tono de comedia física de la serie, al tiempo que intenta narrar cómo gestionan su doble vida de estudiantes y heroínas.

Lo primero que hay que remarcar es el acertado formato reducido. Puede que a un lector adulto le puede resultar minúsculo, pero para las manos de un joven lector o lectora, es más que adecuado. Eso además se traduce en un precio ajustado y por tanto se hace doblete en logar un producto de precio atractivo que además tiene una edición acorde al público al que va dirigido.

En cuanto al trabajo desarrollado en su interior se trata de una única historia en la que sus protagonistas deben lidiar con su doble faceta como heroínas y estudiantes, cuando son obligadas a integrarse más en el instituto a través de las actividades extraescolares.

Es una aventura curiosa que sabe mezclar bien la acción de cada una de ellas, con los momentos en los que han de gestionar su labor en las actividades que han seleccionado. Se trata de transmitir como el trabajo en equipo previo y una meditada forma de actuar lleva al éxito de una manera más racional y directa. Y por éxito hablamos de integración, no de sobresalir por encima de los demás. Un aspecto importante ya que no se fomenta la competitividad, sino el compañerismo, con grandes dosis de humor para que la lectura resulte amena e interesante.

La caracterización de las protagonistas es muy concisa, mostrando una cualidad emocional por encima de todas las demás, de forma que el lector se pueda identificar de forma clara con la que mejor se adapte a sus preferencias, sin perder por ello la esencia del personaje. Una simplificación que aquí aporta al conjunto.

Amy Wolfram no defrauda en su propuesta de corte ligero, centrado en trabajar bien cada aspecto de la relación de sus protagonistas, siendo consciente en todo momento del tipo de lector al que va dirigido el cómic. El dibujo de Yancet Labat mimetiza al de la serie de televisión y traslada muy bien su esencia con una narrativa ágil que mantiene la atención del lector en todo momento. Las ideas están bien plasmadas y aunque los mensajes se transmiten en algunos momentos de forma directa a través de los diálogos y no de las acciones, no llegan a resultar forzados. Por todo ello es una obra atractiva para el público al que va dirigida, de lectura ágil, fácil acceso por edición y precio, que convencerá a todos aquellos pequeños lectores que deseen acercarse al género superheroico.

Edición original:.
Edición nacional/ España: Editorial Hidra.
Guion: Michael Northrop.
Dibujo: Gustavo Duarte.
Entintado:Gustavo Duarte.
Color: Marcelo Maiolo.
Formato: Rústica con solapas, 160 páginas, color.
Precio: 9,95 euros.

Los superhéroes son versátiles por concepto. Su éxito se ha explicado desde diversos puntos de vista, desde análisis filosóficos, culturales, sociales…, pero la verdad es que tal vez sea esa plasticidad, esa capacidad para poder elevarse por encima de su propia figura y poder reducirse a una única esencia vital, con todo un infinito abanico de posibilidades entremedio, lo que haga de ellos algo tas fascinante. Y es justamente una de esas interpretaciones a lo básico, lo que hace del trabajo desarrollado por Michael Northrop resulte tan fresco y divertido.

La premisa es poner ante los ojos del lector a los héroes y heroínas de DC de una forma muy distinta a lo que se está acostumbrado. De manera natural los personajes de DC son proyectados como iconos, lo que puede resultar refractario a un lector novel y joven. Presentarlos de forma más natural, más cercana y accesible, sin duda ayuda a comenzar a dar los primeros pasos en el conocimiento de ese enorme Universo DC. No se trata de idiotizarlos, ni simplificarlos, ni dar una versión mascada de ellos suponiendo que el lector es incapaz de digerir nada más denso. Al contrario, se trata de acercarlos de manera inteligente, sin insultar al lector, pero sin perder de vista justamente cual es el tipo de lector que va a sostener esta obra en sus manos.

La historia no puede ser más simpática que la de ir recorriendo la vida de cada uno de los miembros de la Liga con pequeños relatos que confluyen al final y que permiten no dejar de sonreír desde la primera la última página. ¿Se equivoca alguna vez Superman? ¿Cómo fue sexto cumpleaños de Diana? ¿A que huele Aquaman? Son preguntas sobre las que se sustenta este tomo y sobre los que Northrop se permite reflexionar siempre desde la premisa humorística. Un humor que se ve potenciado gracias al extraordinario trabajo de Gustavo Duarte (al que se puede también disfrutar en el tomo Bizarro de ECC) que traslada la iconicidad de los protagonistas a un recipiente mucho menos brillante, pero igualmente atractivo. No se puede dejar de admirar sus dibujos, sus detalles, su composición de página, disfrutando de esa exageración visual que hace de cada viñeta una genialidad.

En resumen, un trabajo fresco, sincero, directo y que entra por los ojos y se disfruta de manera adictiva de principio a fin. Hay diversión, hay aventura y la representación de los protagonistas no podría ser más acertada. Todo un cómic para que los pequeños lectores empiecen en esto de leer noveno arte.

Dos obras, las primeras de todo un desembarco, que auguran un buen futuro a una franja de edad muy comprometida y acosada por infinidad de otras formas de entretenimiento mucho menos exigentes, con al que poder ir cultivando el gusto por la lectura y el noveno arte.

Progenitores del mundo, apostar por estas obras es apostar sobre seguro.

Toca continuar con dos de las recientes obras publicadas por Editorial Hidra de su catálogo DC Comics. Hace unos días hablamos de Harley Quinn, una obra para un lector joven adolescente, magistralmente escrita. Hoy toca bajar un escalón y mirar de frente dos trabajos destinados a un público más joven,…

Necesarios en el actual mercado.

Guion SHG - 6
Dibujo SHG - 8
Interés SHG - 8
Guion HLJ - 7
Dibujo HLJ - 9
Interés HLJ - 9

7.8

Obras que permiten sembrar hoy para recolectar mañana nuevos lectores que puedan seguir manteniendo la industria en marcha. Dos trabajos con los que llegar de manera muy directa a los jóvenes lectores.

Vosotros puntuáis: 6.36 ( 5 votos)
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
27 junio, 2020 17:30

Nunca, nunca voy a entender este asunto de las lecturas “infantiles” o peor, “juveniles”, más allá del jardín de infantes, y sobre todo en el mundo de la historieta: porqué cuando cualquiera de nosotros empezó a leerlas no existian estas divisiones? (si en la literatura, y tampoco la entiendo demasiado) Que edad tenía cualquiera de los redactores cuando leyó por primera vez Asterix, Nippur de Lagash, Mafalda, Mortadelo y Filemón o por supuesto, cualquier comic americano? 6 años o 25? Justamente, dejemonos de pavadas: el comic (especialmente el americano) nació, creció, y siempre será ESPECIALMENTE PARA ESTE GRUPO ETAREO. También los de Vértigo, o me van a decir que iban a la universidad cuando leyeron Sandman o Preacher? Y lo mismo va para la literatura: te la entiendo cuando estan recién aprendiendo a leer, pero cuando han leido a Borges, Dostoievsky, Shakespeare y todos los grandes autores? La verdad que yo (y casi todo el que conozco) todo lo lei antes de terminar la escuela, cuando arrancás tu carrera de casualidad tenés tiempo para leer lo que va de tu especialidad, y recién cuando terminaste la formación (y cuando tenés ya un cargo jerárquico y el grueso del trabajo lo hace otro…)podés volver a leer otra cosa de vez en cuando (en este momento mientras escribo esto para tomarme 5´, tengo abierto 10 artículos científicos y una clase que estoy armando…). La verdad si cuando tenía 8 años alguien me acercaba una historieta así a esa altura de la vida, se la tiraba a mi hermanito de 5 junto con los libros para pintar. Pero bueno, habrá gente que leyó por primera vez SwampThing o Animal Man a los 30 años…raro.

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
En respuesta a  Gustavo Higuero
29 junio, 2020 17:23

Gracias por la respuesta Gustavo perdón por la presuposición, cuando el único contexto que tengo soy yo y los dos o tres enfermitos que andabamos intercambiando comics y libros en la primaria…y en la secundaria ya andábamos más preocupados por ponerla (mejor nos quedabamos con las historietas…) capaz que no es tan asi. Saludos.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
1 julio, 2020 12:32

Leido el de la Liga tengo que decir que es muy divertida. Segmentos como el de Superman, Aquaman, Flash o Batman en la Batcueva son muy divertidos y posiblemente sea la lejor aparicion de Ciborg en la Liga. Incluso tiene un villano que rie con un “Bwa-ha-ha” maníaco… Que mas se puede pedir? El concepto de Liga que interactua mas con el ciudadano seria interesante en el canon. Saludos!