Stellar Demon Guitar, de Raúl López

0
611

Edición nacional/España: Stellar Demon Guitar (Ediciones Babylon, 2023)
Dibujo: Raúl López
Guion: Raúl López
Ayudante historia: Fran Olivares
Corrección: Nisa Arce
Rotulación: Dto. Diseño Babylon
Género: Acción
Formato: Rústica. 196 páginas. 9,95€

Demon hell soul drums stellar hero guitar ring

«¡¡Así que será una promesa inquebrantable entre ambos!!»

Stellar Demon Guitar

El manga patrio se encuentra en un momento envidiable. Con todos los tomos que salen de la revista Planeta Manga, más el concurso anual de Norma Editorial y todos los demás que entran a través de editoriales algo más peques como Ediciones Babylon no podemos tener quejas, sino más bien afán de lectura.

El caso de Stellar Demon Guitar fue una obra que me entró por los ojos por su particular premisa a lo FLCL de luchar con guitarras junto a un dibujo muy atractivo y de corte shonen. Sus primeros dos capítulos tienen un aire a Air Gear que no me puedo quitar de encima, con ese prota pasota de pelambreras al viento y la coprotagonista enseñando energías y carnes a partes iguales. Todo ello en un escenario de rebeldía adolescente que nos ha marcado a todos en el instituto.

Como pequeño resumen, la trama de Demon Stellar Guitar tiene como cabeza de cartel a Vann, un adolescente hijo de una estrella de rock mundialmente famosa que falleció en extrañas circunstancias, cerrándose el caso como un suicidio. Ahora sigue los pasos de su padre sin perdonarle que lo haya dejado incumpliendo su promesa de siempre pelear y es cuando descubre que en su guitarra heredada y en su sangre yace un poder demoníaco.

Con estas premisas de partida sería fácil que me sumergiese en la historia y disfrutara como un niño. Pero como me ocurría cuando tocaba la batería, aquí falla el ritmo en muchos de los compases. Lo siento por el tocayo del jefe pero voy a ser crítico como el director de Wiplash (aunque aún no esté tan calvo).

Al comienzo de la serie ya vemos unas dinámicas de personajes que no se entienden de ninguna de las formas. La relación de amormistad entre el protagonista y la coprotagonista, el bullying que recibe en el colegio, la situación en casa con su madre viuda y el antiguo representante de su padre… Todo en Stellar Demon Guitar se nos presenta con unos diálogos típicos y muy agresivos que cortan de raíz la capacidad de empatizar con los personajes, haciendo de Vann un niño rabietas desagradecido en lugar del incomprendido roquero solitario que se dibuja.

Stellar Demon Guitar

Sumado a esto tenemos que la temática rockera de instumentos como armas no se usa en ningún momento. He de decir más, no pelean en ningún momento JUNTOS como banda, algo que se esperaría de un batería, un aspirante al mejor guitarrista del mundo y una chica fan de los karaokes. ¿Que las batallas con instrumentos tienen un toque interesante y a todos nos mola hacer el air guitar como si cercenáramos demonios al ritmo del heavy metal mientras nos imaginamos imbuidos en poderes y transformaciones demoníacas? Pues si, no hace falta que lo ocultemos. Pero que nos den algo más de trasfondo musical y no solo títulos de capítulos que son canciones megaconocidas también se desea.

El dibujo es lo que lleva el ritmo dominante en Stellar Demon Guitar. Con una cantidad de tinta por página y un trazao muy variable, hace que la estética de los combates se lleve un plus de epicidad. En el tramo final llegamos a ver técnicas gigantescas al estilo de Shaman King o Tengen Toppa Gurren Lagann, y en los primeros capítulos unos despertares de poder y todos sus personajes tienen un nivel de trabajo que ya querría solo poder acercarme a una décima parte de ello.

Stellar Demon Guitar

Entiendo que el concepto original era un fanzine, pues los capítulos funcionan por separado con sus portadillas. Lo que no funciona en la primera mitad son los diálogos… y lo que todavía entiendo menos.. si en la serie el prota tiene el pelo rubio o muy claro, cómo es que en la portada aparece castaño. Tampoco la necesidad de incluir al conejo mascota o al demonio de la gula. Pero no son diseños que dañen la estética, más bien que ocupan parte de la trama de forma poco consistente donde podría verse más el desarrollo de Bellzebub, junto con pistas de su pasado con los humanos y así lograr encauzar todo antes de un final abrupto que encierra todo su potencial por su brevedad.

No toda la crítica va a ir hacia el autor, pues la elección de papel de Stellar Demon Guitar también carece de sentido tanto por precio como por calidad que le aporta a la obra. Con la cantidad de trazos por centímetro cuadrado del autor, un papel de mejor calidad hubiese permitido apreciar aún más sus contrastes y dibujos. Que siendo de temática demoníaca y heavy metalera se podría decir que aportaría una ambientación oscura de concierto, pero es que el estilo shonen de sus personajes y las batallas frenéticas lo que pedían era el brillo satinado de un cartel de festival.

Raúl tiene la púa afilada, unas baquetas 2B a estrenar y la voz entrenada, lo único que faltaba es una prueba de sonido. El concierto que puede llegar a dar tras ecualizar el guion y el dibujo puede llegar a unos niveles de epicidad que el manga patrio necesita, así que estaremos atentos a la próxima gira que haga.

Stellar Demon Guitar

Lo mejor

• El dibujo de la obra rezuma rebeldía adolescente.

Lo peor

• Una historia que no pega todo lo fuerte que podría por el mal avance de la trama.

Guión - 4.1
Dibujo - 7.4
Interés - 4.2

5.2

Solo de guitarra

El metal y los demonios han pegado siempre como el melón con jamón. En este manga de Raúl López son los combates los que toman protagonismo dejando la música como guitarra acompañante. Con un dibujo que es el acento de la obra y un guion un tanto desafinado, esteremos atentos a su próxima gira en las viñetas.

Vosotros puntuáis: Be the first one !
Subscribe
Notifícame
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments