Spider-Man: Blue

Por
34
9688

 

Guión: Jeph Loeb
Dibujo: Tim Sale
Edición España: Planeta DeAgostini
Contiene: Spider-Man Blue Nº 1 a 6 USA (Basado en los originales The Amazing Spider-man #43-48 y #63)
Formato: Tomo cartoné de 160 páginas
Precio: 15,00 €

 

“La intención era recordar a alguien que era tan importante para mí que iba a pasar el resto de mi vida con ella. No sabía que eso significaba que ella pasaría el resto de su vida conmigo”

En un mundo imperfecto hubiese sido la historia perfecta pero la realidad que había impregnado los cómics Marvel desde sus orígenes y se había convertido en uno de sus sellos distintivos mostró su cara más cruda en aquel ya lejano año 1973 en el cual el puente George Washington se convertía en un espectador más de la tragedia que marcaría para siempre el devenir y futuro de un personaje como Spider-man. Era el último acto de una de las más entrañables historias de amor nunca antes contada en un cómic de superhéroes, era algo impensable pero ocurrió, y Gerry Conway y Gil Kane quedarían para la eternidad con las manos manchadas de tinta y sangre. El chico retraído y tímido, el ratón de biblioteca, en realidad el héroe de la función bajo la máscara, y la chica ideal, soñada y deseada, tierna y dulce pero con carácter y decidida. Demasiado bonito, demasiado cuento de hadas, mucha responsabilidad y compromiso debieron pensar aquellos que tuvieron el poder para planear La Noche Que Murió Gwen Stacy. Era el momento oportuno, el relato conmocionó a muchos lectores que ya habían imaginado a Gwen Stacy como la chica con la que Peter Parker pasaría el resto de su vida, con la que se casaría, tendría hijos y sería feliz a pesar de los problemas, aunque, como bien dice Peter Parker en esta joya que resultó ser el Spider-man: Blue de Jeph Loeb y Tim Sale, “no sabía que eso significaba que ella pasaría el resto de su vida conmigo”.

Pero antes de llegar al punto en el cual Spiderman: Blue se convirtió en un hecho y una posibilidad, y más aún en una necesidad, hemos de volver a asumir nuestro duelo, la pérdida, pero más aún la nostalgia y los bienintencionados recuerdos que antes del tremendo varapalo que supuso la muerte de un ser tan humano como lo podía ser alguien hecho de papel y tinta provocó en nosotros y nuestra manera de concebir los cómics de superhéroes. Hay historias de amor imperecederas y, seguramente, poco podían pensar Stan Lee y Steve Dikto el día que crearon a Gwen Stacy, cuya primera aparición se produjo en en The Amazing Spiderman #31 en 1965, que su rubia de ojos azules sería la protagonista de una de ellas por mucho que ese fuese su destino y su sentido dentro de las aventuras del trepamuros. En unos pocos números Gwen Stacy se ganó su lugar y el corazón de muchos, luego llegaría John Romita Sr. y su rival, la pizpireta y chispeante Mary Jane Watson, y su manera de dibujar a ambas féminas era tan atractivo que acabó dividiendo en dos a sus seguidores e incondicionales, pero Peter Parker era quién debía elegir y como todo dios con pies de barro se dejo seducir, en un principio, por esa chica que habría de dejar una huella imborrable en él.

Portadas originales de Tim Sale para Spider-man: Blue #1 y #2
Portadas originales de Tim Sale para Spider-man: Blue #1 y #2

Pasadas las décadas, los años, el dolor de la tragedia, la huella de ese primer amor se ha mantenido inquebrantable, a pesar de que Peter Parker ha rehecho su vida infinidad de veces y Mary Jane Watson intentó llenar su vacío como buenamente pudo. Pero en su brutal ruptura, llena de rabia y culpabilidad, quedaron muchos sentimientos que no encontraron salida y con los que Peter Parker tuvo que aprender a convivir. El tormento de lo que fue ha marcado casi cadauna de sus aventuras, más que el regreso de cualquier villano de la tumba, y como ya lo hizo anteriormente la muerte de su tío Ben definiendo su persona y agravando la dualidad de su carácter. De hecho, esta pérdida es una refundación de la máxima del personaje y una nueva toma de conciencia de que incluso haciendo lo correcto, incluso asumiendo que todo poder conlleva una gran responsabilidad, las cosas pueden salir realmente mal. Y aquí es donde entran en juego Jeph Loeb y Tim Sale, un dúo artístico que han creado sus mejores trabajos y obras más emblemáticas a través de sus colaboraciones y que con su Spiderman: Blue decidieron hacer un ejercicio nostálgico al devolvernos a aquellos primeros momentos en los que la historia de Peter Parker y Gwen Stacy aún estaba por contarse y todo parecía posible. Ese primer mágico período de todo amor, la inocencia, el coqueteo, el miedo, las dudas y la ilusión, las indirectas y, finalmente, ese primer beso.

Sinopsis de Spider-man: Blue

Es el Día de San Valentín, y en una fecha tan señalada Peter Parker no puede olvidar a su primer amor, Gwen Stacy, ella murió hace años pero su huella sigue presente. Esta es la historia de como Peter Parker y Gwen Stacy se enamoraron, “un relato del pasado visto a través de la perspectiva de los años y de la conciencia de su principal protagonista”, y antes de que el fatal desenlace quebrase sus ilusiones y sueños de la manera más cruel posible.

Spider-man: Blue – La melancolía de la araña

“Y añoro una época en la que una chica que conocía
y que tenía una sonrisa increíble y un corazón inmenso me hizo pensar que…
la vida puede ser fabulosa”

En el año 2002 Jeph Loeb y Tim Sale eran un tándem de prestigio que venía avalado por trabajos como Batman: El Largo Halloween, Superman: Para Todas Las Estaciones o Daredevil: Yellow, obras en las que exploraban las raíces de estos longevos personajes demostrando un gran conocimiento y admiración por los mismos y apelando a la añoranza de los tiempos pasados. El siguiente objetivo que se habían puesto en el horizonte, después de lo acertada que había sido su mencionada revisión de Daredevil, sería la repetición de la jugada con un personaje como Spider-man para intentar llevar de vuelta a los lectores a una época en la que las posibilidades de los cómics de superhéroes también estaban por descubrirse. Y, de esta manera, enseñarnos otra perspectiva del personaje y sus historias en un momento básico y fundacional para la mitología arácnida. No sería un viaje fácil, triste y melancólico como el azul de su título, apelando a nuestras emociones y a los sentimientos de los más veteranos para legarlos uno de los mejores relatos jamás publicados sobre nuestro amistoso vecino. Para ello sus responsables jugarían con la continuidad presentando a un Peter Parker que con el paso de los años hace balance de lo vivido, concretamente en su relación con la tristemente desaparecida Gwen Stacy, y reflexiona sobre ello haciendo autocrítica y aportando nuevos datos hasta entonces desconocidos o simplemente dados por hecho.

En este caso, Jeph Loeb y Tim Sale deciden acotar su campo de acción y, aunque su reintepretación parte desde The Amazing Spider-man #39 -el segundo número de la etapa de John Romita Sr. en la serie- la trama se centra especialmente entre los números The Amazing Spider-man #43 al #48 y dando un pequeño salto hasta el The Amazing Spider-man #63, y nos narran, o más bien Peter Parker lo hace, los mismos acontecimientos, con los mismos protagonistas y secundarios de esos capítulos originales aunque desde una óptica diferente y profundizando en la psicología de su narrador. Estamos pues en una de las mejores etapas conocidas del personaje, con un Stan Lee y un John Romita Sr. en estado de gracia, con una galería de personajes que nunca volvería a ser explotada de la misma manera y con tan buenos resultados y en la que se incluyen una buena muestra de la galería de villanos clásicos del trepamuros -El Lagarto, Rhino, El Buitre, Kraven o El Duende Verde- que aportan las dosis de acción y tensión propias de cualquier buen cómic de superhéroes. Las escenas superheroicas, no obstante, no son el mayor interés de Spider-man: Blue como tampoco lo eran en los tiempos que los diferentes capítulos de la obra reflejan puesto que, como ya sabemos, por muy interesante que sea el enésimo enfrentamiento con su némesis de turno lo que siempre importó en los cómics de Spider-man era quién se encontraba bajo la máscara y cómo afrontaba la lucha del día a día siendo otra persona totalmente diferente.

Portadas originales de Tim Sale para Spider-man: Blue #3 y #4
Portadas originales de Tim Sale para Spider-man: Blue #3 y #4

Para entendernos, este Spider-man: Blue es toda una carta de amor concebida y escrita por Jeph Loeb y Tim Sale a unos personajes y una manera de hacer cómics y leída de viva voz por el que ha sido durante décadas el abanderado de la editorial, un héroe que habría de vivir tiempos más oscuros y salvajes, pasajes y relatos como La Última Cacería de Kraven de J.M. DeMatteis y Mike Zeck a finales de los ochenta o ese fatídico problema de clones de los convulsos años noventa así lo atestiguan, pero mientras todo ello atacaba a su identidad como héroe y a su misma esencia como justiciero lo que Spider-man: Blue intenta constatar y dejar claro es que los verdaderos golpes de la vida son los que se ceban con nuestro corazón a un nivel al que no podemos reaccionar y que sólo nos dejan dos opciones: caer o seguir adelante. Y esto no es diferente para Spider-man. Pero, bien es sabido, los héroes de papel siempre se levantan, bajo la máscara son tan humanos como cualquiera de nosotros, y nadie diría que cargan con el peso del mundo en sus brazos mientras luchan contra sus propios fantasmas y recuerdos. El retrato de Jeph Loeb del universo de Spider-man, algo sobre lo cual el autor afirma que su intención era “descubrir cómo funcionaba su vida”, es certero, cuidado y medido, recrea el espíritu de los cómics de los años setenta con un gran mimo por los personajes aportando sus propias ideas y diálogos pero tomando como base lo ya existente y en muchos aspectos realmente inmejorable.

“Pero, claro, mi vida no siempre ha salido como se suponía.
Malo antes de bueno, ¿recuerdas?”

Esto último hace que en apenas seis números veamos crecer y madurar, no sólo a Peter Parker, sino también veamos florecer a sus chicas, Gwen Stacy y Mary Jane Watson, las que han sido las dos mujeres de su vida, o el caso de Flash Tompson, asumiendo su deber para con su país al alistarse en el ejército y acudir a la llamada a filas a la Guerra de Vietnam, y como no, Harry Osborn, el que habría de ser el mejor amigo de Peter Parker y también uno de sus peores enemigos. Eran buenos tiempos, cuando Peter Parker convencía a tía May para comprarse una motocicleta o para irse a vivir con su compañero a un piso pagado por un desmemoriado Norman Osborn, con sus eternas discusiones con J.J.Jameson para que le adelantase algo de dinero mientras Robbie Robertson hacía alguno de esos comentarios que nos hacían sospechar que sabía la verdad sobre la manera en que el bueno de Peter Parker conseguía esas fotografías tan asombrosas. Y aunque todo fuese mal, los problemas no dejasen un pequeño respiro e incluso un simple resfriado fuese todo un drama, parecía que mañana, seguramente, todo iría mejor, puesto que nuestro héroe aún habría de descubrir “que las cosas han de ponerse muy, muy mal, antes de que se pongan bien”. Es Jeph Loeb, en su mejor faceta, el cual consigue que todos estos temas y cuestiones obtengan su lugar y no resulte un simple embrollo sentimentalista lleno de sensiblería barata y cursilería.

Portadas originales de Tim Sale para Spider-man: Blue #5 y #6
Portadas originales de Tim Sale para Spider-man: Blue #5 y #6

En el otro lado de la ecuación, Tim Sale realiza uno de sus mejores trabajos en este Spider-man: Blue, con un dibujo que sin perder sus señas de identidad, o más bien impulsándolas, se reinventa a sí mismo para acercarse al talento de autores como Steve Dikto y John Romita Sr. que tanto han influido en su trazo y su carrera. Estamos ante uno de esos artistas, tan poco habituales y siempre sorprendentes, capaces de transmitir auténticos torrentes de emociones a través de su trabajo con una aparente facilidad y sencillez realmente envidiables. Y en este caso, además, Tim Sale consigue reinterpretar algunos de los momentos y escenas clásicas de la historia del personaje y hacerlos suyos sin perder su valor icónico. Por otro lado, la paleta cromática del cómic, como no podía ser de otra manera, destaca por sus tonos fríos, melancólicos, en los momentos más importantes y casi se convierten en un personaje más del relato gracias al buen hacer de Steve Buccellato que entiende a la perfección el tono expresionista y limpio del dibujo de su compañero Tim Sale al mismo tiempo cercano y apartado del género cartoon clásico. Esto no impide que el apartado gráfico este lleno de color, un vivo y excitante espectáculo para los sentidos, contradictoriamente agradable y plácido a nuestros ojos, y que nos ayuda a retrotraernos a esos primeros años en los que la editorial de Martin Goodman y Stan Lee tenía un perfil bastante definido y concreto en casi todas sus colecciones e historias.

Este Spider-man: Blue es una excelente interpretación y reimaginación de un personaje y una época que logra su intención al recrear y promover fielmente el tono y sentimiento original de unos cómics y unos relatos con los que cualquiera podría identificarse fácilmente. El impacto nos llega primeramente a través de lo visual, con el trabajo de Tim Sale dominando la cresta de la ola, luego captamos la visión frágil y humana del superhéroe propia del concepto marvelita de Stan Lee que subyace en todo el conjunto y, finalmente, la prosa y los diálogos de Jeph Loeb golpean con fuerza y logran que nos hagamos partícipes del momento y seamos capaces de comprender e incluso sentir las mismas emociones que su protagonista. En muchas ocasiones se ha dicho que Spider-man era el superhéroe más cercano y próximo de todos, el más humano de ellos, pero no tantas veces hemos tenido la oportunidad de comprobarlo de forma tan abierta y sincera como en el Spider-man: Blue de Jeph Loeb y Tim Sale. Esta se ha convertido en una ruta de paso indispensable para cualquier aficionado al famoso cabeza de red y su historia y, por méritos propios, en una gran obra que nos habla de la pérdida y el dolor pero también de la fuerza misma de nuestros recuerdos, decisiones y vivencias pasadas y en nuestra fuerza y lucha diaria para ser capaces de aceptarlas y así comprender a las personas que somos en la actualidad.

Enlaces de Interés

34
Déjanos un comentario

Please Login to comment
34 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
25 Comment authors
WolvieFranzCassidyMighty UltimateJH Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Raúl López
Admin

Por obras como esta Spider-Man siempre será mi personaje favorito. Blue es como una canción de amor que se corta de forma abrupta en el mejor momento, es lo que pudo ser y no fue, y como bien dices, el homenaje perfecto no solo a Gwen sino a la etapa de Romita Sr. para mi una de las mejores.

Enhorabuena por la reseña Jordi, a la altura de la obra.

Titan
Lector
Titan

¿Os habéis enterado de que Slott ha spoileado la identidad de Superior Spiderman?

Lemmytico
Lector
Lemmytico

 Acabo de verlo.

Aviso de Spoiler

Y no es Jason Todd.

Titan
Lector
Titan

 Jajaja, Lemmytico, pues yo

Aviso de Spoiler

voté por Jason Todd

Damián González
Lector
Damián González

 Ya lo he leido y si es verdad, no lo tocaré ni con un palo, Spiderman siempre será uno. Sólo tendré que fracase en ventas o algo parecido para que vuelva todo again a la normalidad.

Ataúd Johnson
Lector
Ataúd Johnson

 Felicidades Jordi.

Hablar de lo que supuso la muerte de Gwen para todos los que crecimos con el Spiderman de Romita a estas alturas es casi irrelevante.Por eso a los que deseábamos que alguien como Gwen se enamorara de nosotros y para los que Mary Jane era un parche,este Spiderman:Blue fue un homenaje y una vuelta a ese mundo.Es curioso como siempre tuve la impresión de que la propia Mary Jane era consciente de que no podría igualar jamás a Gwen y que incluso en Blue lo acepta como tal.

En cualquier caso,genial reseña de una genial obra(que voy a releer de inmediato).Te reitero mis felicitaciones porque en tiempos en los que hay gente preocupada(con todo el derecho)de quién será Superior Spiderman,de qué traje llevará,de si será blanco o negro o de si irá a Los Nuevos Vengadores,Los Secretos o a todos,hay gente a las que todavía nos gusta pensar si se acordará de Gwen.

Gracias.

Titan
Lector
Titan

 Yo no he leído ‘Spiderman: Blue’. Por la reseña, parece que merece la pena. Aunque yo no disfruté con las obras de Loeb en Batman. Me gustaría que Panini reeditara esta obra.

Javié
Lector
Javié

¿Pero la reseña viene dada por una nueva edición que está a punto de salir?, ¿Es fácíl de encontrar?, no m suena haberla visto por ninguna tienda, en principio lo tiene todo para ser mia y un articulo genial que hace imposible no quererla ya!!

Xero Fernández
Lector

 ¿Os podéis creer Jordi y Raúl que todavía no me he leído Spiderman:Blue a estas alturas de la vida? //inmolación a base de latigazos// //más latigazos// //más//

Es una de mis lecturas más pendientes y urgentes desde que comencé a coleccionar al bueno del trepamuros (hace ya muchísimos años). Y mira que he leído reseñas Jordi, ¡pero como ésta con la que nos maravillas ninguna! Compartimos opiniones al ver a Gwen como ese amor inocente y virginal, ese amor tan propio de los sesenta, tan idílico, tan poético. Usando el mito de la caverna de Platón, lo descrito por Lee y Romita Sr. sería como la idea perfecta del Amor, y todo lo que viene después meras sombras de lo que en realidad Peter tuvo la suerte de “vivir”.

Vamos, que sé que disfrutaría muchísimo de esta gran obra de Loeb (cuando era competente) y el maestro Sale. ¡Si hace falta no como en una semana!

JOSE
Lector
JOSE

A Tim Sale le tengo perdida la pista desde hace tiempo; qué ha hecho últimamente?

samanosuke
Lector

 hay gente a las que todavía nos gusta pensar si se acordará de Gwen.

Pues sí. A mí me gustó como tras Dinastía de M, creo que en el Vástago de M, Peter, recordando que había estado con Gwen, está bastante jodido por haber vuelto a perderla, pero claro, aparte de en esta serie marginal no se tocó el tema en las colecciones principales del trepamuros, otra buena idea que no se sabe aprovechar ni desarrollar (como para mí lo fueron los nuevos poderes tras El Otro y el desenmascaramiento en Civil War).

Yo tnego este tomo y tampoco lo he leído, esperando a releer los números originales en los que se basa para tenerlo todo más reciente.

ArmeisV
Lector
ArmeisV

<b>Samanosuke</b>

Al menos nos queda que los poderes de The Other se han desarrollado en el personaje de Kaine en su titulo de Scarlet Spider.

sinuba
Lector
sinuba

 Pues sí. A mí me gustó como tras Dinastía de M, creo que en el Vástago
de M, Peter, recordando que había estado con Gwen, está bastante jodido
por haber vuelto a perderla, pero claro, aparte de en esta serie
marginal no se tocó el tema en las colecciones principales del
trepamuros, otra buena idea que no se sabe aprovechar ni desarrollar
(como para mí lo fueron los nuevos poderes tras El Otro y el
desenmascaramiento en Civil War).

Yo, más que por haber vuelto a perder a Gwen (que también), creo que lo que más atormentaba a Peter es darse cuenta de que Gwen sigue estando por delante de MJ. Peter ama a MJ y comprende que, tras todos estos años, pese a estar casado con ella…no la quiere tanto como a su novia muerta. Eso le tiene que joder, porque lo verá como una traición a la mujer que ama.

Lástima que luego nadie tocara el tema, porque era interesante.

samanosuke
Lector

 Pues sí, estoy totalmente de acuerdo contigo sinuba. Lástima que este tipo de cosas no se aprovechen más con la intención de dar un nuevo golpe de efecto. Claro, a los lectores de Spidey nos interesaba mucho más qué hacía Peter con el traje de Stark que le iba a durar dos números, o que volvieran a matar a Tía May… En fin.

Javié
Lector
Javié

Por desgracia no, Javié, la última edición de esta obra es de la época Forum, ahí es nada, no entiendo como no la ha reeditado ya Panini, esta y Daredevil:Yellow porque son obras clave y de obligada lectura. No sé si la antigua edición será fácil de encontrar pero en mi libería si tienen varios ejemplares desde hace tiempo de ambas series y seguramente rastreando un poco con suerte podrías encontrarla.

Pues moveré cielo y tierra hasta encontrarla si es así, es curioso lo de la linea Forum, el otro día fuí a comprar la edición de Panini de La última cacería de Kraven, y el señor tendero me sacó dos, la de Panini y la de Forum, pues bien, la primera en tapa dura costaba 8,95, mientras que la segunda en tapa blanda costaba 35 euros…. Le pregunté que como era posible y el hombre me explico que la edición de Forum tenía mas de 25 años y que eso por lo visto hay gente lo busca, la verdad es que me sorprendió, sabía que se pagaban grandes sumas de dinero por obras antiguas, pero no sabía que algo relativamente reciente ya multiplicaba su valor por tres.

El Asombroso Espaiderman
Lector
El Asombroso Espaiderman

Esta es un de esas obras que siempre he querido leer, pero que, por diversos motivos, nunca he tenido la ocasión.
A ver si en mi tienda habitual la tienen, porque le tengo unas ganas…

Eme A
Lector

 “no entiendo como no la ha reeditado ya Panini”

Quizá tenga que ver con que ya editaron Hulk: Gris, de los mismos autores y características, y vendió poquísimo, aún siendo novedad. Como para arriesgarse a reeditar algo que muchos de los interesados ya tienen

Juan Luis Daza
Autor

 Una delicia de tono nostálgico (sentimiento que a Loeb se le da de escándalo cuando está entonado) que homenajea al personaje de Gwen y a la etapa de John Romita Sr en Spiderman. Una serie limitada en tomo (que yo pillé hace dos años en una tienda de Granada de milagro) que supone uno de los mejores trabajos del tandem Loeb/Sale. Esa frase final que le dice Mary Jane a Peter refiriéndose a Gwen aún me pone los pelos como escarpias. Lectura altísimamente recomendable.

Pd: Muy buen artículo Jordi.

TrinoX
Lector
TrinoX

Lectura recomendable por lo que veo, lo leere.

Javié
Lector
Javié

Quizá tenga que ver con que ya editaron Hulk: Gris, de los mismos autores y características, y vendió poquísimo, aún siendo novedad. Como para arriesgarse a reeditar algo que muchos de los interesados ya tienen

Claro, claro, seguro que es por eso, ¡Arriesgarse?, son editores, ¿Que quieren que se lo paguemos por adelantado para poder ir seguros?, Asi´tambien edito yo cualquier material, si este Spiderman no es sinonimos de buenas ventas despues de llevar años sin una edición en Español, no sé que será “Seguro”, ¿Otra reedición de esa maravilla moderna que es Ultimate Spiderman de Bendis?

the drummer
Lector
the drummer

la verdad es que la obra es una gozada, igual que todo lo que hacen loeb y sale cuando se juntan. acabo de echarle un ojo y está editada en 2003, así que supongo que no quedarán muchas copias por ahí; no obstante, si tenéis ocasión, haceros con ella. yo la guardo como un tesoro  junto con daredevil: yellow, hulk: grey, los tres tomos del murciélago, catwoman: when in rome, superman: for all seasons y el tim sale: black & white.

pd: es cierto que hace tiempo que no se sabe nada de sale; yo creo que no da señales de vida desde que hizo de negro para isaac mendez en heroes (por cierto, que todas esas pinturas están recopiladas aquí, si alguien tiene interés)

Kravinoff
Lector
Kravinoff

 Este es mi cómic favorito de Jeph Loeb, y además fue el primer cómic que leí de Marvel no Ultimate. Poquísimas veces me he emocianado tanto como cuando al final MJ le pide a Peter que le diga que ella tambi´n la echa de menos.

Fran
Lector
Fran

 Yo también le tengo muchas ganas, a ver si se anima Panini y lo reeditan. En Francia Panini sacó un “tocho” (528 paginas tiene el niño) recopilando las versiones cromáticas de los héroes realizadas por el dúo :  spiderman (blue), daredevil (yellow), hulk (gray)…y capitán américa (white) de este ultimo solo unas planchas por que no está terminado…eso si 70,00 eurazos!..asi que si se animan a reeditar igual tenemos un bonito y caro ladrillo.

Raúl Peribáñez
Lector
Raúl Peribáñez

 Compré este tomo hace unos 2 ó 3 años en un stand del Salón del comic y por apenas 2 euros -un poco más y me lo dan gratis. La verdad es que no he vuelto a leerlo desde entonces, pero recuerdo que me dejó muy buen sabor de boca. Era un comic muy bonito.

De hecho, como este Spiderman: Blue me gustó tanto, luego compré Hulk: Gris, pero este me pareció menos acertado. Daredevil: Amarillo no he podido catarlo.

JH
Lector
JH

 Un cómic precioso.

Respecto a cómo está el coleccionismo… éste es difícil de encontrar. No por ello es caro. En realidad, ningún cómic en España debería venderse caro, porque se puede encontrar casi todo en alguna edición. Yo encontré por fin Concrete y 9 números que me faltaban de Transmetropolitan y he finiquitado mi colección de atrasados.

Cosas difíciles de encontrar? La saga del infinito antes costaba muchísimo su primera edición, o el Arma-X, o los cinco primeros de Constantine, o las Eras de Apocalipsis, o las joyas de Corben (ternura del monstruo, niño, mundo mutante, den, etc etc), y también este Spiderman Blue o el Superman hijo rojo… pero ahora con la crisis se puede encontrar TODO y bastante baratero. Eso sí, de lo más difícil, cosas que se publicaron en verano y justo cuando Planeta vendía derechos… cosas, curiosamente, muy muy recientes como X-statix (muy difícil conseguirla entera ahora), la reciente edición de la Cosa del Pantano (primer y segundo tomo), la de Spawn (primer integral) o los de Sandman. O el primer tomo de American Vampire… no tiene sentido, pero es así.

Lemmytico
Lector
Lemmytico

 Mi mujer se pilló los dos de La Cosa del Pantano de pura chamba. Encontramos el primero en una librería de Murcia y el segundo en El Corte Inglés de Córdoba. Todo en menos de un mes. Llevaba buscándoselos por tiendas sevillanas dos años y mira. 

Mighty Ultimate
Lector
Mighty Ultimate

JH, tienes razón es muy dificil de encontrar y veo que es una de las mejores historias de Spidey.

Cassidy
Lector
Cassidy

Spiderman: Blue y Daredevil: Yellow, dos joyitas que tengo en mi estanteria y a las que saco brillo cada cierto tiempo. Ojalá las reediten y puedan disfrutar de ellas todos los que en su momento no pudieron porque merecen la pena. Hulk: Grey por otra parte, nada que ver con estas la verdad.

No puedo estar más deacuerdo con vosotros Jordi, Raúl y Ataúd. Por eso me entra la mala leche con todas las aberraciones que han hecho con el pobre Spidey estos últimos años. Para mi siempre será también mi superhéroe favorito y el mejor superhéroe de Marvel con diferencia, Eso sí, Peter Parker/ Spiderman… y nadie más por mucho que algún otro se ponga su traje.

Cassidy
Lector
Cassidy

Hulk: Gray, pero como no se puede editar…xD

Franz
Lector
Franz

 Sigo esperando que alguien en Marvel se disculpe de rodillas con Gwen despues de lo de Sins Past. No se cómo habrá quedado ese asunto post-OMD, pero necesito una historia que explique que Gwen jamás se acostó con Norman ni tuvo hijos.

Wolvie
Lector
Wolvie

Leyendo este comic (creo que ya van dos o tres años seguidos que lo leo para estas fechas) me di cuenta de cuanto extraño al verdadero Peter. El Spidey de ahora podrá ser “superior” pero no deja de ser Otto, un villano que se maneja como tal. Hay principios que no deben olvidarse jamás. A Slott sigo apoyándolo por ahora, pero Peter se extraña y mucho!