Rover Red Charlie #1-6

Por
21
8431
 
Rover_Red_Charlie_portada

Edición original: Rover Red Charlie #1-6 (Avatar Press).
Guión: Garth Ennis.
Dibujo: Michael Dipascale.
Formato: Grapa, 32 páginas (excepto el #6, 40 páginas).
Precio: $3,99.

Si pensabas que ya habías visto y leído todo tipo de versiones de mundos post apocalípticos, aquí viene Garth Ennis para ofrecer un enfoque diferente y fuera de lo repetitivamente común. ¿Qué pasaría si el fin del mundo fuera sólo para los humanos y el resto de los seres vivos sobrevivieran? Esa es más o menos la pregunta que pone en marcha a la historia de esta miniserie, que nos muestra un contexto de final de la civilización humana en la cual las otras especies siguen adelante con su vida. Y si hay una que está directamente relacionada con los humanos, son los perros. En consecuencia, los protagonistas de esta historia serán tres perros que dan título a la miniserie: Rover, Red y Charlie.

La narración comienza con una ciudad en destrucción por obra de los humanos, quienes si no están suicidándose están matando a sus pares, sin brindarse mayores explicaciones. De hecho, el título del #1 es “Algo sucedió” (Something happened), dado que es así como lo explica el narrador de la historia que es uno de los tres perros.

Este es Charlie, un perro asistente que fue entrenado para ayudar a los humanos (o “alimentadores”, como les dicen ellos) y vivía con un hombre ciego. En sus paseos conoció a otros de su especie en el “lugar de los perros” (una plaza o un parque) entre los cuales estaban Rover y Red. De Rover, un basset hound, se dice que viene de más allá del “gran chapoteo” (“big splash”, o sea, el océano) y que habla gracioso, insinuando que es inglés. Red es un setter rojo no muy inteligente pero lleno de bondad y compañerismo.

rover_red_charlie_interior_01 rover_red_charlie_interior_02

Como notarán de ciertos conceptos del párrafo anterior, Ennis construye un pequeño vocabulario de expresiones propias de los perros para referirse a diferentes cosas, que a su vez es parte de su caracterización de estos animales con su inteligencia relativa y sus maneras de actuar ante los humanos (en una situación de crisis Charlie exclama “¡los alimentadores no lastiman a los perros!”) y ante otras especies, entre otras cualidades.

En la presentación de estos personajes animales es vital el trabajo de Michael Dipascale con sus dibujos realistas, retratándolos en todo momento con una expresividad llena de vida. Sin lugar a dudas dedicó mucho tiempo de estudio a sus movimientos, posturas y reacciones en diferentes situaciones porque está plasmado perfectamente en las páginas, ayudando a que el lector sienta empatía por los personajes y se compenetre con su historia. Asimismo, los perros son el motor de la narrativa secuencial y, al estar presentes de manera casi constante, guían la lectura de un cuadro a otro. A esto se suma que se trata de un estilo pintado, coloreado con belleza.

rover_red_charlie_interior_06

Decíamos entonces que Charlie cuenta que algo sucedió y los alimentadores comenzaron a lastimarse a sí mismos y a otros. Cuando empieza el primer número él está atrapado en una estación de metro (o subte) y es rescatado por Rover y Red. Así comienzan su aventura de tres perros intentando sobrevivir a este apocalipsis humano luego de toda una vida de completa dependencia a lo que sus alimentadores les ordenaban que hicieran. De esta forma, se planteará la narrativa en dos dimensiones simultáneas: por un lado la aventura, y por el otro la reflexión ante el contexto, logrando así ofrecer algo más con la típica historia post apocalíptica en la que se van superando obstáculos hasta llegar a un final.

En efecto, el esquema común está presente: luego de que “sucede algo” los perros deciden que no les queda más que seguir adelante por su cuenta y alejarse de la ciudad, luego fijan un destino en base a ciertos encuentros y en su largo viaje viven aventuras, se enfrentan a amenazas, cruzan sus caminos con otros perros en la misma situación, arribando a un desenlace. En esta estructura, cada número tiene dos o tres grandes momentos que marcan el camino de Rover, Red y Charlie.

rover_red_charlie_interior_03 rover_red_charlie_interior_04 rover_red_charlie_interior_05

Al mismo tiempo, esos momentos son los que van generando las reflexiones que hacen crecer a los personajes durante todo su derrotero, que se extenderá de una costa a la otra de los Estados Unidos (desde New York a San Francisco). El reflexivo, hasta filosófico podríamos decir, es otro viaje que emprenden los tres perros desde su obstinada decisión de buscar nuevos alimentadores, pasando por una crítica de sus otrora amos catalogándolos como responsables de la destrucción, hasta la necesaria solución de deber valerse por sí mismos. En este otro camino de reflexión sobre su condición y sus posibilidades, queda de manifiesto la resolución que propone Ennis ante una civilización humana que cae por su propio peso, solución que está bastante bien argumentada en el curso de toda la miniserie.

Con ambos aspectos, Rover Red Charlie resulta un cómic que tiene características diversas bien conjugadas; en ciertos momentos es divertido por la manera de ser de los perros, en otros la gracia pasa por el humor negro (típico de Ennis), en otros es fuertemente emotivo apelando a la sensibilidad de las situaciones trágicas, y en otros es decididamente triste por esto mismo; además, claro, de invitar a la reflexión. Con estas cualidades, nos quedamos con un trabajo que sobresale un poco de la media, especialmente en el subgénero de historias post apocalípticas.

  Edición original: Rover Red Charlie #1-6 (Avatar Press). Guión: Garth Ennis. Dibujo: Michael Dipascale. Formato: Grapa, 32 páginas (excepto el #6, 40 páginas). Precio: $3,99. Si pensabas que ya habías visto y leído todo tipo de versiones de mundos post apocalípticos, aquí viene Garth Ennis para ofrecer un enfoque…

Review Overview

Guión - 8.5
Dibujo - 8.5
Interés - 8.5

8.5

Vosotros puntuáis: 9.18 ( 14 votos)
21 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Daniel Gavilán
Autor
7 junio, 2014 11:13

Aunque en principio pudiera dar la impresión de trabajo menor de Ennis, la verdad es que los números que leí me gustaron bastante. La tenía guardada para cuando estuviera completa, y tu reseña me sirve de empujón para ir a por ella, Mariano (que en general siempre me han molado estas historias que nos sirven para reflexionar sobre nosotros mismos a través de nuestros vecinos animales y los atributos que les otorgamos, al más puro estilo We3)

Mr. X
Mr. X
Lector
7 junio, 2014 11:34

Tiene buena pinta, pero yo soy de esa gente rara que en una peli puede ver a un psicópata descuartizando a mansalva a todo lo que se ponga por delante mientras come palomitas, pero si ve a un animal, y en especial a un gato o un perro pasándolo mal/siendo maltratado siente una angustia bastante insoportable, así que me lo pensaría bien antes de pillármelo…

coverface
coverface
Lector
7 junio, 2014 11:56

Mr. X no eres tan raro a mi me pasa igual, lo pasé mal con W3 de Morrison y Quitely (pero frotandome,gozando los dibujos, menos cuando le pasaba cosas malas a los animalitos). Incluso en el Red Dead Redemption intentaba no matar los animales y nunca mataba los caballos de los malos (tengo mi codigo en los juegos), en el GTA 5 intento no atropellar nada y no matar ningún animal.

Los raros son los que disfrutan viendo animales morir por disfrute ( y desgraciadamente este país esta plagado de paletos)

Reverend Dust
Lector
7 junio, 2014 12:57

La verdad es que yo, quitando que el final ha sido un tanto “de andar por casa” (y que me gustaría que la cosa tuviera continuidad), como sabor general me llevo uno muy bueno. Aparte de la grandeza (en todos los aspectos) del personaje de Red, todo el setting post-apocalíptico de la ciudad, el nuevo status quo y, sí, los momentos de crueldad animal es muy-muy atractivo (desde un punto de vista no-sádico, claro).

El dibujo es apropiado (que, siendo Avatar Press, ya es mucho), y el guión deslumbra con visos del mejor Ennis a ratos. Pero en general lo que triunfa son las buenas ideas, y eso hoy en día no abunda, y menos aún en el género apocalíptico. Gran reseña, Mariano.

the drummer
the drummer
Lector
7 junio, 2014 14:20

yo, igual que daniel, he ido recopilando los números según iban saliendo, pero siempre con la impresión de que se trataba de un ennis ‘muy menor’ (aunque tambien es verdad que, en muchos casos, un ennis menor, es mayor que muchos otros guionistas).

la idea era meterme con ella una vez finalizada, aunque no me había ni dado cuenta de que ya había concluído.

lo que si me ha dado la impresión, en contra de la opinión de mariano, es de tener un dibujo bastante flojo; si, como dice éste, la historia tiene sustancia, imagino que habría ganado mucho con, por ejemplo, un quitely a los lápices (inevitable la referencia a we3).
aver si este finde me pongo con ella.

Ocioso
Ocioso
Lector
7 junio, 2014 14:38

No me gustan los perros. No me gustan los animales en general. Pican, arañan, muerden, no se están quietos y lo llenan todo de caca. O sea, no me caen mal, ni quiero matarles ni nada, es solo que no los quiero a mi alrededor. Que se queden en el campo. ¿Voy yo al campo a dar por el culo a los bichos? ¿No, verdad? Pues que no se metan ellos en la ciudad. Coño.

Reverend Dust
Lector
7 junio, 2014 14:40

Drummer, la historia tiene sustancia, pero importa por su fondo más que por su forma, así que un Quitely aquí resultaría excesivo. El dibujante cumple su función y la historia no exige mucho más de lo que ya le da.

Mr. X
Mr. X
Lector
7 junio, 2014 14:45

“Los raros son los que disfrutan viendo animales morir por disfrute ( y desgraciadamente este país esta plagado de paletos)”

Estoy con usted Sr Cover.

Por cierto, algún día uno de los super-mega-redactores de ZN 😉 tendría que darle un buen repaso a la obra de Ennis, que el tío que ha escrito el mejor Punisher, el mejor Constantine y el segundo mejor Nick Furia de la historia no merece menos.

Daniel Gavilán
Autor
7 junio, 2014 16:24

Y el mejor Doctor Extraño, no lo olvidemos

Aruso
Aruso
Lector
7 junio, 2014 17:44

Esto lo tengo marcado en rojo en pendientes desde que lo vi aqui en la seccion de novedades. Ahora que esta completo me pondre con ello.

Mr. X
Mr. X
Lector
7 junio, 2014 21:30

“#10
Daniel Gavilán
7 junio, 2014 de 16:24
Y el mejor Doctor Extraño, no lo olvidemos”

¿Si?
Pues de eso no tenía ni idea, ilústreme, caballero.

Mr. X
Mr. X
Lector
7 junio, 2014 21:40

“Para cubrir todo Ennis bien, deberíamos hacer un crossover Marvel-DC-Mundo Independiente 😛 Por lo pronto, prometo anotármelo para futuro.”

Ustedes nos malacostumbran 😉

Tronak el Karbaro
Tronak el Karbaro
Lector
7 junio, 2014 21:41

Oci, es curioso, a mí me encantan los bichos en general y sin embargo, de los niños doy una descripción exacta a la tuya de los animales…..

A ver si alguna editorial española nos trae esto, que le tengo muchas ganas. Ennis es uno de mis favoritos.

the drummer
the drummer
Lector
7 junio, 2014 22:11

el único doctor extraño que le recuerdo a ennis es el de ‘thor, vikings’; no sé si lo daniel irá por ahí o qué.

billyboy
billyboy
Lector
8 junio, 2014 3:06

Paso de la serie,que me mataran a alguno de los perros protagonistas y lo pasare mal.

Angel
En respuesta a  billyboy
1 diciembre, 2016 17:27

no nunca matan a ningún protagonista (spoiler) solo a un perro del principio pero creo que era personaje secundario en realidad lo único raro de todo tipo de comic es por que nunca matan al protagonista pero si a los demás osea que? ha y por cierto el protagonista es el que es rescatista según.

Daniel Gavilán
Autor
8 junio, 2014 10:01

En efecto, me refería al de Vikingos. El bueno de Stephen siempre me ha parecido bastante brasas, pero en aquella mini Ennis nos regalaba a un Doctor Extraño divertidísimo

p.s.: Ya puestos, Ennis también tiene una mini bastante interesante sobre Hulk. Aunque el principal acierto de esta es abordar al coloso esmeralda desde la perspectiva de los militares que se las tienen que ver con semejante máquina de destrucción

jorgenexo
jorgenexo
10 junio, 2014 10:23

Tiene muy buena pinta. Y a nada que la historia se tome la molestia de contarnos algo, no creo que tenga especial problema para dar sopas con honda a We3, que salvando el apartado gráfico…

Angel
1 diciembre, 2016 17:22

vaya ojala tuviera continuidad por que el final fue muy seco.