Rocket (2017-) #1 y 2, de Al Ewing y Adam Gorham

Reseña de los dos primeros números de la nueva serie de Rocket, nuestro mapache favorito, por Al Ewing y Adam Gorham.

Por
0
958

Tras la Civil War II Marvel dotó a Rocket, nuestro querido Mapache Cohete, de un tercer volumen que seguía la trama del último arco de Brian Michael Bendis en la serie de Guardianes de la Galaxia bajo el título “Grounded” (el “Varados” que actualmente está publicando Panini Cómics en nuestro país), ese volumen solo duró cinco números que se desarrollaban en la Tierra y que pasaron bastante desapercibidos. No es de extrañar, desde que Skottie Young dejase la serie todo lo relacionado con Rocket y Groot se parece más a un producto de entretenimiento muy básico, algo gracioso en momentos puntuales, pero que estaba destinado a explotar la creciente fama de ambos personajes tras el éxito de la película del grupo galáctico del momento por encima de la historia. La serie era de Young en todos los sentidos y después cayó en picado, ahora Al Ewing nos da una nueva esperanza.

Empecemos con los autores. Al Ewing está haciendo un buen trabajo en el Mavel Cósmico, quizás su problema es no ser tan épico como otros buenos autores que se dedicaban a esta parcela de la editorial (desde Starlin hasta Abnett y Lanning), pero está demostrando tener capacidad de sobra para manejarse con conceptos complejos y hacer que sus equipos tengan una química adictiva, solo hay que leer The Ultimates para darse cuenta, aunque su trabajo en la casa de las ideas es ya extenso y, en general, bastante bueno. Por su parte el dibujante Adam Gorham tiene una trayectoria bastante más corta, se ha paseado por muchas editoriales (IDW, Valiant o Image) principalmente como portadista. Su trabajo tiene sus pros y sus contras, realiza buenas perspectivas generales, las escenas que salen muchos personajes están bastante bien tanto en conjunto como en diseño individual, pero cojea en cuanto al tema narrativo, es decir, lo fundamental y su forma de hacer a Rocket no es gran cosa, gran problema también al tratarse del personaje principal. Por decir algo positivo, en algunas ocasiones tiene un regustillo clásico que no está nada mal.

Uno de los principales problemas de tratar con un personaje como Rocket es que su estilo pega muy bien como secundario, en la era pre-Skottie Young el personaje se hizo atractivo debido a ese punto de humor y bordería del que se le dotaba en las primeras formaciones de los Guardianes de la Galaxia, igual que pasa con su papel en las películas, Young utilizó el humor como vehículo y sus dibujos como reclamo (por poco tiempo) lo que hacía sus historias rápidas y curiosas, de ahí en adelante la serie entró en una decadencia, graciosa pero olvidable. Al Ewing se ha dado cuenta de este detalle así que toma la decisión de crearle un nuevo grupo a la par que cuenta pedacitos de su pasado que si a priori no resultan tan interesantes como cabría pensar por lo menos ayuda a la dinámica de la serie.

Llama la atención la narrativa escogida en varios puntos del cómic con un gran texto acompañado de grandes dibujos lejos de los clásicos bocadillos o cuadros de narrador, como si de un libro ilustrado se tratase, quizás excesivo en algunos momentos aunque al dibujante le viene bien pues sus carencias narrativas son evidentes.

La portada promete lo que se da: atracos espaciales, en ningún momento nos engaña, solo que igual la idea acaba por no ser tan “chula” como parece. Empezamos con un pequeño ejercicio de retrocontinuidad cuando los autores enlazan con lo que fue la primera aparición del personaje en años dentro del evento cósmico Aniquilación: Conquista y cuentan por qué acabó en la prisión Kree donde se aliaría forzosamente con Starlord dando lugar a al grupo que luego serían los Guardianes de la Galaxia. Es la historia de su vida como atracador espacial con una compañera de forma animal con la que tenía una regla, no matar, cualquiera lo diría a día de hoy de un mapache cuya especialización es el armamento pesado, así así a medio camino entre incoherencia y un quiero que mi historia cuadre como sea.

Saltamos al presente donde ambos se encuentran en un bar y ella tiene problemas, argumento clásico del género llevado a la ciencia-ficción, nada nuevo todo sea dicho, pero mejora en muchos aspectos los últimos números, se hecha de menos a Groot aunque tenemos a Egg que no está nada mal. El argumento de The Blue River Score es salvar el rio de la familia de su amiga de una catástrofe medioambiental y para ello hay que realizar un trabajo a la antigua usanza: un robo. Rocket contrata a un grupo de mercenarios con una aparente buena dinámica aunque no se trabaja mucho en estos dos números, se ve que siguen estando más enfocados a la diversión rápida que a marcar algún tipo de trasfondo, solo hay que ver a los villanos iniciales con un estilo mafioso-interplanetario.

Quizás podríamos considerar un fallo que Ewin intenta contar mucho en muy poco, abarca demasiado y eso hace que uno se salga un poco de la historia, de hecho a mitad del segundo número Rocket ya es capturado por los agentes de la ley y llevado a juicio donde se hace una parodia de Daredevil (con Elektra incluida) más diversas acciones que le quitan verosimilitud a la historia.

Ewing prometía y se a quedado en una fórmula entretenida pero que, aun superándolas, repite fallos de pasadas etapas, a Rocket le venía bien una aventura con humor pero un argumento algo más serio y más centrada en el universo Marvel como ocurría en las series post Aniquilación: Conquista, le hace falta más equilibrio y no convertirse en una especie de Masacre cósmico.

Tras la Civil War II Marvel dotó a Rocket, nuestro querido Mapache Cohete, de un tercer volumen que seguía la trama del último arco de Brian Michael Bendis en la serie de Guardianes de la Galaxia bajo el título “Grounded” (el “Varados” que actualmente está publicando Panini Cómics en nuestro…

Rocket #1 y 2

Guión - 6
Dibujo - 5
Interés - 5

5.3

Entretenido

Ni fu ni fa, la de Rocket sigue la línea de ser una serie entretenida pero de consumo rápido.

Vosotros puntuáis: 2.38 ( 5 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment
  Subscribe  
Notifícame