Reseñas DC: Deathbed

Reseña USA de la nueva serie limitada de horror escrita por el actual guionista de Flash, Joshua Williamson, publicada bajo el sello Vertigo.

Por
1
2180
 

Edición original: DC Comics (Vertigo).
Guión: Joshua Williamson.
Dibujo: Riley Rossmo.
Entintado: Riley Rossmo.
Color: Ivan Plascencia.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $3.99

 

He de confesar que soy un gran fan de Muerdeuñas, y me enorgullezco de decir que es una de las historias más interesantes que he leído en los últimos años, así como uno de mis cómics favoritos de Image. Sí, sé que no es una de las series predilectas del fandom, y acepto que tiene errores que de alguna manera puedo ver y reconocer, pero que honestamente no me importan, ya que Joshua Williamson consiguió que me enamorara por completo de Buckaroo y de sus personajes, especialmente del propio muerdeuñas. Y aunque aún no he podido dedicarle tiempo a su actual etapa en Flash, de la que solo he oído buenas palabras, me declaro fan de Joshua Williamson. Es por ello que, tras leer que preparaba una miniserie de horror para Vertigo titulada Deathbed, no pude sino saltar de alegría por la emoción, y desear que este primer paso de Williamson en el sello de DC Comics más prestigioso fuera fructífero y exitoso, algo que es perfectamente posible, máxime por la soltura y experiencia del autor en el género, demostrada no solo en la citada Muerdeuñas sino también en otras colecciones como Ghosted, también para Image Comics. Y además, en esta ocasión le acompañaba Riley Rossmo, un artista de gran calidad. ¿Qué podría salir mal?

Valentine Richards es una escritora fracasada que tuvo un gran éxito hace años con una obra en particular que le permitió firmar un buen contrato con una editorial, pero que lleva tiempo en horas bajas, con un bloqueo creativo de tal magnitud que le impide escribir nada decente, lo que la sume en una espiral de autodestrucción de la que no se ve capaz de salir, al menos a nivel artístico. Mientras tanto, se gana el pan como un currante de cualquier otro tipo, haciendo trabajos de ghostwriter, es decir, de escritor fantasma que escribe bajo el nombre de otra persona, haciendo encargos literarios para esa misma, ya sean relatos, artículos, discursos, o en el caso de Valentine, autobiografías.

Un día, Val recibe la llamada de su editor, que está bastante cabreado con ella por su insubordinación, y le dice que tiene un encargo para ella, una autobiografía de un millonario caballero llamado Antonio Luna. A regañadientes, Val accede a visitar al señor Luna, que vive un castillo bastante terrorífico por fuera y con unos sirvientes sacados de una novela de Agatha Christie. Por dentro, sin embargo, la casa entera es una oda a su señor, con cuadros gigantescos que representan las gestas épicas de Luna en conflictos bélicos de todo tipo. Tras esta primera impresión, nos quedamos impactados al ver que el señor Luna está en su lecho de muerte (deahtbed), postrado en una cama, muy enfermo. Luna le pide a Val que cuente su historia, algo que en principio no parece complicado, pero que a poco avispado que uno sea, se sabe rápidamente que aquí nada es lo que parece…

Así pues, Williamson nos propone una historia de horror que en principio parece bastante pulp, con un personaje, Antonio Luna, que es un aventurero del corte Indiana Jones, que tiene un gran ego pero también un gran carisma, y que sin embargo supone hasta el momento lo más atractivo de la trama, máxime por el enigmático comienzo del número. Poco más se puede decir, nada más que desear que la historia sea interesante y divertida, algo que de momento es, por lo que esperemos que no salga escaldado en su primera incursión en Vertigo, y siga dando rienda suelta a su imaginación en la editorial.

En el apartado artístico tenemos a Riley Rossmo en el dibujo y tinta, como comentábamos al principio, y a Ivan Plascencia en el color. Rossmo es un artista canadiense conocido por obras como Proof en Image Comics, y al que últimamente le hemos visto más activo en DC Comics, dibujando el one-shot de Metal, The Batman who laughs, posiblemente el más esperado del evento, así como la miniserie Batman/The Shadow. Y más allá de la acción y los elementos superheroicos, todas ellas tienen en mayor o menor medida elementos de horror, género en el que es evidente que este artista se siente cómodo. Lo destacable es la capacidad de Rossmo para adaptarse a cada historia con un estilo diferente, aunque lógicamente no es completamente distinto, pero lo suficiente como para apreciarse y aclimatarse a cada historia.

En Deathbed, Rossmo opta por un estilo algo más cartoon de lo habitual, con diseños más redondos pero con las cotas de calidad de siempre, es decir, la capacidad para darle una gran expresividad a sus personajes, y los espectaculares momentos de acción, de un dinamismo impresionante, que te hace sentir cada escena casi como si la estuvieras viviendo. Por no hablar de la narración, especialmente original en dos escenas, la primera vez que nos introduce a Val y su patética vida, y otra en la que, a modo de películas y series de terror clásicas, nos muestra como los monstruos se acercan sigilosos a nuestros protagonistas en cada flash que producen los relámpagos. Brillante. Y al principio puede chocar bastante el estilo de este artista con una historia de horror, pero por el tono humorístico y socarrón de la historia, y sobre todo por las geniales habilidades de Rossmo, cuando acabas de leer el número terminas completamente dentro de la historia y enamorado del dibujo.

  Edición original: DC Comics (Vertigo). Guión: Joshua Williamson. Dibujo: Riley Rossmo. Entintado: Riley Rossmo. Color: Ivan Plascencia. Formato: Grapa, 32 páginas. Precio: $3.99   He de confesar que soy un gran fan de Muerdeuñas, y me enorgullezco de decir que es una de las historias más interesantes que he…
Guión - 6.8
Dibujo - 8.6
Interés - 6.9

7.4

Molón

Joshua Williamson nos plantea una intrigante historia que de momento es más atractiva por sus personajes, especialmente el aventurero Luna, que por su argumento. No obstante, promete momentos muy molones, aunque solo sea por Riley Rossmo.

Vosotros puntuáis: 7.7 ( 2 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Stasis
Stasis
Lector
28 febrero, 2018 12:12

Muerdeuñas me gustó mucho, pero creo que no supo cerrarla.