Red Lanterns #06

Por
0
396
 
red_lanterns_num6

Edición original: Red Lanterns núms. 29 a 31 USA, Supergirl núms. 29 a 31 USA
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Charles Soule, Tony Bedard
Dibujo: Alessandro Vitti, Diogenes Neves, Emanuela Lupacchino, Jim Calafiore, Yildiray Cinar
Entintado: Ray McCarthy, Marc Deering, Gabe Eltaeb
Color: HIFI
Formato: Rústica, 136 págs. A color.
Precio: 12,95 euros

 

Hablar de esta serie es hablar de sentimiento puro. Unos seres, la mayoría alienígenas, que luchan por mejorar, por dominar aquello que los hace diferentes y ser capaces de cambiar las cosas. Una historia de tragedia vestida de cómic de superhéroes.

La ira es un poderoso sentimiento que se expresa con la violencia, la furia, la irritabilidad y el resentimiento. Un sentimiento que quema dentro como ácido y que tiene consecuencias tanto físicas como mentales. Por ello esta serie es una odisea de perdición personal que va más allá de ser una serie de un grupo de tipos con anillos rojos y mala leche. La ira es su propio enemigo, su dolor interno que los corroe y obliga a doblegar al demonio que pugna por salir al exterior. Son seres que sufren su propia condición, sin importar si la ira es un sentimiento funcional que permite y ayuda a sobrevivir. La ira es el motor de la serie y la razón por la que Charles Soule está desarrollando su trabajo tan magníficamente.

Llegamos a un punto en el que la serie busca renovarse con la aparición de nuevos personajes. Atrocitus creó nuevos anillos y los mandó a buscar huéspedes llenos de ira justo antes de ser expulsado de Ismault por Guy Gardner. Uno de esos anillos acabará en el dedo de Supergirl, resentida y cargada de ira, lo que la convierte en un Red Lantern muy poderoso. Gardner asume la responsabilidad de lidiar con Kara y hacer todo lo posible por ayudarla en su nueva faceta. Mientras tanto Atrocitus sigue ganado poder y seguidores, por lo que el enfrentamiento con Gardner ya solo es cuestión de tiempo.

Nuevos personajes para renovar una serie que sigue reinventándose y desarrollándose de manera natural. Su trama parece fluir de lógica y que Soule tan solo se limita a dejarse llevar por los personajes que actúan tal y como debe hacerlo. Para ello se hace uso de un crossover con Supergirl denominado Hija Roja, centrado en la figura de Kara y su adquisición por parte de un anillo rojo.

sg 31-08

Gardner madura con Soule lo que no había hecho en mucho tiempo. El personaje sigue siendo fiel a sí mismo, pero ya no es solo un montón de ego llevando un anillo verde. Ahora se intuyen otros Gardner, otras dobleces, que hacen que el personaje sea más atractivo que nunca. Soule demuestra cómo es posible cambiar un personaje sin cambiar nada y que este muestre nuevos matices que lo hagan mucho más interesante.

Remarcable es también la creación de nuevos personajes, como la Jueza, en un claro ejercicio por parte de Soule de acercar la serie a su propio terreno laboral. Este personaje en tan solo un número nos llega a interesar de tal forma que nos preocupamos por el resultado final de su encuentro con Atrocitus.

Soule se está reservando. Está retrasando lo inevitable dando la impresión de estar preparando su gran final. No en vano Soule abandonará la serie en breve para ir a comer en los pastos de Marvel, por lo que se empiezan a ver los movimientos de piezas que está haciendo de cara a ese más que esperado enfrentamiento entre Guy y Atrocitus.

Los números del crossover que afectan a los Red Lanterns resultan muy interesantes, siendo los que desarrollan la trama en Supergirl más tangenciales a la trama central, al desplegar historias que van a ser las que se van a poder leer en la serie una vez pase el cruce de las colecciones. Se trabaja más y mejor la relación de Kara con el anillo en la cabecera de los Lanterns que en su propia serie y eso es algo que se debe al talento que tiene Soule a la hora de hacer suyos a los personajes. No necesita de largos arcos para metérselos en el bolsillo y escribirlos como si llevara años haciéndolo, unas pocas páginas y su trabajo lo definirá durante mucho tiempo.

La conversación.
La conversación.

En cuanto al aspecto gráfico de la serie se sigue pudiendo disfrutar del talento de Alessandro Vitti y J. Calafiori cuyo trabajo ya ha definido por completo el aspecto visual de la colección. Su trazo personal y sucio se adaptan por completo al tono de la serie y cualquier otro dibujante resulta extraño cuando dibuja a los Red Lanterns. Es lo que le sucede a Emanuela Lupacchino, excelente dibujante, pero que no termina de tomarle el pulso a los personajes. Su línea mucho más limpia, su dibujo más luminoso desluce un poco a unos personajes que deben parecer apesumbrados, abrumados por el peso que llevan en su dedo, aunque siendo su talento muy superior al de Vitti a la hora de mostrar las emociones a través de los gestos faciales, el conjunto de su trabajo no termina de ser tan redondo en esta serie.

Una colección que sigue su propio camino trabajando a unos personajes fascinantes, llenos de matices, con luces y sombras, en su propia lucha interior, pero que en este número tropieza un poco debido a la incursión de la misma en el crossover Hija Roja. Aun así recomendable lectura que no debemos dejar pasar para disfrutar hasta el final del trabajo de uno de los grandes guionistas que han pasado por DC en los últimos años.

  Edición original: Red Lanterns núms. 29 a 31 USA, Supergirl núms. 29 a 31 USA Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guión: Charles Soule, Tony Bedard Dibujo: Alessandro Vitti, Diogenes Neves, Emanuela Lupacchino, Jim Calafiore, Yildiray Cinar Entintado: Ray McCarthy, Marc Deering, Gabe Eltaeb Color: HIFI Formato: Rústica, 136 págs.…

Valoración Global

Guion - 7.5
Dibujo - 7.5
Interés - 8

7.7

Seguimos en la línea de números anteriores en cuanto a ritmo y drama, pero es necesario un empuje que nos lleve al siguiente nivel.

Vosotros puntuáis: 9.6 ( 2 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments