Ran y el mundo gris

Por
1
2566
 

Edición original: Enterbrain, 2008.
Edición nacional: Ediciones Tomodomo, 2017.
Autor: Aki Irie.
Traductor: Ana María Caro.
Formato: Rústica con sobrecubierta. 216 páginas. B/N.
Precio: 8€.

 

El primer tomo de Ran y el mundo gris ha sido, sin duda alguna, la mayor sorpresa en lo que llevamos de 2017. Sé que es una frase muy típica para empezar una reseña, pero lo cierto es que la razón por la que acabé comprando este cómic, que se sale de lo que suelo comprar habitualmente, es que tras un breve vistazo en la librería, no pude resistirme. Tan solo a simple vistazo el estilo de dibujo, tan manga (con sus ojos grandes, las líneas cinéticas y las onomatopeyas por todos lados, los personajes en poses cool) y tan poco manga al mismo tiempo (un estilo que pare ilustración, líneas de dibujo gruesas, diseño de personajes más original), junto a la mezcla de pasajes costumbristas, confinados dentro de una casa, con escenas de repletas de dinamismo, me hizo ver un cómic distinto y potencialmente fresco y original al que había que echarle un ojo. También suma el hecho de que la propia editorial dijera que esta obra es una de las primeras que tenían en mente publicar cuando empezaron su andadura traduciendo mangas. Y no he fallado, porque es uno de los mangas más divertidos que he leído este año, y por lo que he visto en las redes, es una obra que está gustando a todo el mundo y a todo tipo de lectores.

Ran y el mundo gris es una historia curiosa y que, de momento, no se ha desarrollado lo suficiente como para ver por dónde tirará. Lo que tenemos hasta ahora es a una niña pequeña con poderes mágicos ligados a una especie de talismán que son sus zapatillas de correr y que, una vez puestas, la convierten en una veinteañera de muy buen ver, además de otros poderos menos que aún estar por desarrollarse. Con este don, Ran, por supuesto, se dedicará a hacer trastadas y explorar sus alrededores. No suena demasiado interesante, pero lo cierto es que Aki Irie crea en poquitos capítulos un mundo y una narrativa muy interesantes y bien construidas. Ran vive con su hermano y su padre, que son las que cuidan de ella, mientras que su madre, una bruja poderosísima, está demasiado ocupada para pasar demasiado tiempo en casa. Es evidente al terminar de leer este primer tomo cómo la autora rechaza las convenciones típicas del shôjo manga para crear un mundo donde los personajes femeninos, en lugar de buscar aceptación y autorrealización a través de las relaciones sentimentales, son agentes mucho más activos e independientes. Podemos ver esta subversión en el hecho de que son los hombres los que se quedan en casa cuidando de Ran mientras la madre trabaja fuera; en el hecho de que el talismán de Ran son unas zapatillas de correr y no un objeto asociado tradicionalmente al sexo femenino, además de el hecho de que es ella la que recibe atención de un chico en el colegio y no al revés. En ese sentido, Ran y el mundo gris es fresco porque olvida todos los clichés del género sin que llegue a ser una subversión forzada de los roles tradicionales de los personajes del cómic japonés.

Lo mejor de todo es el mundo de fantasía creado por Irie es que no solo es divertido sino también inesperado. Tenemos a magos o brujas o como queramos llamarlos comunicándose con teléfonos móviles, magos con poderes limitados, con lo que no existen las posibilidades de deus ex machina sin sentido, o incluso magos que pasan bastante de usar sus poderes (como, de momento, parece que es el padre de Ran). Los personajes son todos interesantes. Ran es tan solo una cría traviesa que no sabe dónde se mete, pero tenemos también a Ôtarô, un Don Juan que se queda prendado de la faceta adulta de Ran, además de una madre bastante caprichosa o un hermano que se presenta como el típico hombre formal y serio. La obra nos irá presentando situaciones muy rebuscadas y divertidas, como la exploración de la relación de Ran y Ôtarô, con esa clara posibilidad de pederastia, que se desarrolla con mucho humor, o el acoso que Ran recibe en el colegio por parte de sus compañeros e incomprensión por parte de sus profesores. Irie mezcla, con ese estilo tan detallado y que podría recordarnos incluso al indie americano de autores como Craig Thompson, tanto escenas de acción como escenas caseras que se desarrollan con muchísima rapidez gracias a la composición de viñetas tan variada que tiene y el poco texto, por lo general, del tomo. Una obra que, repito, ha sido toda una sorpresa, y uno de los cómics que más ganas tengo de seguir leyendo.

  Edición original: Enterbrain, 2008. Edición nacional: Ediciones Tomodomo, 2017. Autor: Aki Irie. Traductor: Ana María Caro. Formato: Rústica con sobrecubierta. 216 páginas. B/N. Precio: 8€.   El primer tomo de Ran y el mundo gris ha sido, sin duda alguna, la mayor sorpresa en lo que llevamos de 2017.…
Guión - 8.5
Narrativa - 9
Interés - 8.5

8.7

Ran y el mundo gris, de Aki Irie, es uno de las obras más frescas y divertidas de los últimos años. Acción, costumbrismo y magia que rompen las expectativas del lector.

Vosotros puntuáis: 7.56 ( 4 votos)

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
1 Comment threads
0 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
sparkyal Recent comment authors
Recientes Antiguos
sparkyal
Lector
sparkyal

A mi me ha gustado mucho.
Llevo solo unos 3 o 4 meses comprando manga y de momento he pillado bastante de Tomodomo y Milky Way y en menor medida de Norma. Lo que publican estás dos primeras editoriales es lo que más me está gustando a mis 40 años.