Radiant Black 1: Origen (no muy) secreto, de Kyle Higgins y Marcelo Costa

Por
0
2190
Radiant Black 1 - Portada

Edición original: Radiant Black #1-6 USA (Image Comics, 2021)
Edición nacional/España: Norma Editorial, 2022
Guion: Kyle Higgins, Cherish Chen
Dibujo: Marcelo Costa, Eduardo Ferigato, Darko Lafuente
Color: Marcelo Costa, Natália Marques, Miquel Muerto
Traducción: Sergio Colomino
Realización técnica: Martín Garcés
Formato: Rústica. 184 páginas, color. 20,50€

Un futuro radiante

Como lector, mantengo una relación complicada con los superhéroes. Me fascinan sus historias, su mitología y su encanto, sus clichés y sus experimentos. En definitiva: me atraen muchísimo. Sin embargo, las dos principales creadoras de historias de súpers siguen un modelo creativo que me termina desganando. Siento un profundo cariño por todos esos personajes icónicos que nos han dado Marvel y DC, pero como empresas tienen la necesidad de mantener sus productos en formol. Cámbialos, pero no demasiado. Mátalos, pero revívelos al poco tiempo. Subviértelos, pero sin alterar la sagrada continuidad. Por muy buenas historias que puedan nacer entre sus franquicias, al final todo está supeditado a una máxima: el engranaje debe seguir funcionando sin permitir que nada lo detenga. Por eso me gusta tanto ver nacer nuevas historias de superhéroes en las que el lienzo está en blanco y cualquier cosa es posible entre sus páginas. Historias como Invencible, Black Hammer o la obra de la que hablamos hoy: Radiant Black.

Radiant Black 1 - Interior

Aunque se estrenó el pasado febrero de 2021, para hablar de Radiant Black tenemos que retroceder algunos años más y centrarnos en un nombre en concreto: Kyle Higgins. Este guionista natural de Illinois llamó a la puerta de la industria del cómic hace ya más de una década, cuando comenzó a dejar su firma en algunos trabajos de la DC de los New 52, como Nightwing o Batman Eternal. Cuenta también con un pequeño puñado de obras propias en Image, como son C.O.W.L., Hadrian’s Wall y The Dead Hand. Sin embargo, el primer punto de inflexión en su carrera tiene lugar en el año 2015, con su desembarco en BOOM! Studios para liderar la nueva era de cómics de los Power Rangers, recién adquiridos por la editorial.

Fue en aquel momento, como guionista de la serie principal Mighty Morphin Power Rangers, cuando Higgins dio el campanazo, devolviendo la relevancia a una franquicia ya envejecida y convirtiendo a la serie en uno de los grandes éxitos de BOOM!, uno que sigue perdurando hoy en día y que en España estamos empezando a poder leer gracias a Moztros. Higgins dejó claro que sabía cómo escribir sentai (género japonés en el que un escuadrón de héroes se enfrenta a distintos enemigos) de gran calidad, pero aún quedaba el siguiente peldaño: hacerlo por su cuenta. Así llegamos a 2021, cuando el autor se une al artista Marcelo Costa (al que conocería gracias a su labor como colorista en MMPR), y juntos lanzan una nueva historia pijamera llamada Radiant Black, publicada en el seno de Image Comics y estrenada por fin en nuestro país de la mano de Norma Editorial.

La historia nos lleva junto a Nathan Burnett, un joven aspirante a escritor que se da de bruces con la realidad al fracasar estrepitosamente, viéndose obligado a regresar a casa de sus padres con una deuda importante y una enorme sensación de vacío personal. Sin embargo, todo cambia de la noche a la mañana cuando se topa con una bola de energía que lo dota de magníficos superpoderes. Un regalo inesperado que por fin podría dar un golpe de efecto a su estancada vida, pero que podría traerle también otras desagradables sorpresas. Porque ni Nathan es el único que ha obtenido ese poder, ni parece que el dueño original esté dispuesto a abandonarlo en la Tierra.

Radiant Black 1 - Interior

Así arranca Radiant Black, una serie que, por encima de todo, con su primer volumen nos deja con la sensación de que podemos estar ante algo grande y trepidante, un heredero natural de Invencible dentro del cómic estadounidense. Y en el fondo resulta curioso, porque en esencia este primer arco de presentación es… ¿genérico? Puede que esta descripción choque con mi entusiasmo, pero creo que cuando uno repasa los primeros números de la serie no puede negar que la introducción de Nathan Burnett es poco espectacular. Radiant Black no arranca rompiéndonos los esquemas ni proponiendo una trama revolucionaria, sino yendo a las bases del género, a su corazón, y es ahí donde precisamente nos gana Higgins.

En este arranque de sus particulares Power Rangers, el guionista estadounidense busca que la historia avance con mucha velocidad y ritmo trepidante, pero deja claro que quiere que la base del viaje sea emocional, de la mano de sus personajes. Era algo que ya vivimos con Invencible, una serie en la que quedamos fascinados no tanto por las aventuras de Mark Grayson como por el viaje de madurez que experimentamos junto a él. Radiant Black no sigue exactamente ese mismo perfil (su protagonista es ya un treintañero), pero sí su espíritu. Lo que importan son los personajes, y es algo que queda claro al ver que dos de los primeros números de este volumen no cierran con un emocionante cliff-hanger, sino con sendas conversaciones del protagonista con su padre, una evidente declaración de intenciones por parte del guionista.

Radiant Black 1 - Interior

A ello ayudan en gran medida los diálogos de Higgins, un aspecto de la escritura en el que siempre ha despuntado en sus obras. Independientemente de que la trama fuera mejor o peor, el guionista de MMPR tiene un don para construir conversaciones que destacan no por su grandilocuencia o su rimbombancia, sino por su fluidez y su naturalidad. Eso sí, aunque me esté centrando en destacar el apartado más mundano de la obra, hay que decir que, además de todo ello, este arranque de Radiant Black sí que cuenta con cierto golpe de volante al final del volumen que rompe por completo las expectativas iniciales y nos deja con una profunda incertidumbre (para bien) sobre qué nuevos caminos recorrerá su guionista.

En el apartado artístico cabe destacar que el trabajo de Marcelo Costa supone su debut como dibujante, algo sorprendente a la vista de su buen hacer. El artista brasileño había trabajado hasta la fecha como colorista, y es con este proyecto con el que se lanza al rol protagonista, algo que solventa con notable oficio. Con su estilo ligeramente anguloso, Costa le imprime a la obra un toque superheroico juvenil perfecto, muy en la línea de los propios Power Rangers. En este primer volumen es cierto que no destaca su habilidad a la hora de dibujar expresiones faciales, pero lo compensa con un gran dominio de la acción y un coloreado soberbio. Su labor se ve bien acompañada en el número cinco por el dibujo de Eduardo Ferigato y el color de Natália Marques.

Radiant Black 1 - Interior

Además, es de rigor señalar que en el sexto y último número del volumen nos encontramos con un episodio particular que ahonda en el origen de otro personaje de la obra, y que suma al equipo creativo otra lista de nombres. En la escritura, Higgins se hace acompañar por la guionista debutante Cherish Chen, mientras que el apartado artístico recae sobre nuestros queridos David Lafuente y Miquel Muerto, que realizan un trabajo tan bueno como nos tienen acostumbrados. Este cambio de equipo creativo sirve no solo para remarcar el carácter de “episodio especial” del número, sino que funciona como presentación en sociedad del grupo de autores, que se encuentra actualmente realizando el spin-off Radiant Red.

¿Spin-off? ¿Tan pronto? Pues sí, para todo aquel interesado en el futuro de Radiant Black, cabe mencionar que las ambiciones de su equipo creativo son muy grandes. Además de continuar con paso firme con su tercer volumen, el bautizado como massive-verse no ha parado de sumar nuevas miniseries que complementan su universo y que han dado pie de entrada a muchos autores más. Rogue Sun, Supermassive, Radiant Red, The Dead Lucky… Está claro que Kyle Higgins solo acaba de empezar y está dispuesto a hacer que Invencible tenga un digno sucesor en Image Comics. A la vista de su nominación al Eisner a Mejor serie nueva, podemos certificar que a la crítica yanqui le está encantando. Y a la vista de las ganas que nos han entrado de que salga el siguiente tomo, podemos garantizar que a nosotros también.

Lo mejor

• Lo prometedor que es este primer tomo de cara al asentamiento de un nuevo universo.
• La habilidad de Higgins para centrarse en sus personajes.
• El girito argumental.

Lo peor

• Algunas carencias en los rostros de Costa.

Edición original: Radiant Black #1-6 USA (Image Comics, 2021) Edición nacional/España: Norma Editorial, 2022 Guion: Kyle Higgins, Cherish Chen Dibujo: Marcelo Costa, Eduardo Ferigato, Darko Lafuente Color: Marcelo Costa, Natália Marques, Miquel Muerto Traducción: Sergio Colomino Realización técnica: Martín Garcés Formato: Rústica. 184 páginas, color. 20,50€ Un futuro radiante Como…
Guion - 8.7
Dibujo - 8.6
Interés - 9

8.8

Prometedora

El potente arranque del universo superheroico creado por Kyle Higgins y Marcelo Costa llega como un soplo de aire fresco al género pijamero.

Vosotros puntuáis: 6.74 ( 7 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments