Príncipe Valiente 3,4,5 y 6. Colección Sin Fronteras

Príncipe Valiente se ha convertido en una de las cumbres del arte de la historieta. Hal Foster construye un relato biográfico y aventurero que acompaña a unos personajes creíbles, entrañables y carismáticos que intentan progresar en una época llena de incertidumbres.

Por
14
2261
 

Edición original: Prince Valiant 3, 4, 5, y 6 (Fantagraphics Books. Enero 2011, Julio, 2011, abril 2012, noviembre 2012)
Edición nacional/ España: Príncipe Valiente 3, 4, 5 y 6. Dolmen Editorial. Mayo 2018, agosto 2018, octubre 2018, diciembre 2018)
Guion: Hal Foster
Dibujo: Hal Foster
Formato: Cartoné, 112 páginas
Precio: 29’90€

 

Val se arrodilla junto a su esposa dormida. Un maravilloso cambio ha tenido lugar. Bajo el suave brillo de la luz, ve que su rostro ya no es el de la bonita, caprichosa y mimada muchacha que conocía. De la mañana a la noche se ha convertido en una mujer“.

El año pasado, en 2018, la editorial Dolmen prosiguió con la publicación de su serie dedicada al Príncipe Valiente del autor canadiense Hal Foster. En concreto la editorial sacó al mercado del tercer al sexto tomo, que incluyen las páginas dominicales comprendidas entre 1941 y 1948, todo dentro de su Colección Sin Fronteras centrada en la reedición de material clásico de la prensa norteamericana.

Estamos pues, ante la mejor etapa de la strip, en una época en que su creador alcanza la excelencia autoral y el máximo dominio de su arte. Las sunday pages incluidas en estos álbumes pueden considerarse como uno de los hitos artísticos de la historia del cómic y un paradigma del medio, a menudo imitado y nunca superado.

Harlod R. Foster (1892-1982) construye un relato perfectamente hilvanado que acompaña la trayectoria vital de sus personajes. Al autor no le interesa narrar una aventura detrás de otra, si no novelar la biografía de unos seres que luchan por sobrevivir, que intentan a su manera ser felices y mejorar, en la medida de sus posibilidades, el momento histórico que les ha tocado transitar.

En anteriores episodios…

Aviso de Spoiler

En los dos álbumes anteriores, que recopilan los cuatro primeros años de la serie, habíamos asistido al exilio de la familia real de Thule en las regiones pantanosas de Inglaterra, a la muerte de la madre de Valiant, a los intentos del joven príncipe de consagrarse como caballero de la Tabla Redonda, a la muerte de Ilene – su primer amor – y finalmente a su proclamación como caballero del Rey Arturo y miembro de la Tabla Redonda. Además, fuimos testigos de su lucha contra las invasiones de los hunos y a la reconquista del trono de Thule por parte de su padre.

En estos cuatro álbumes que ahora reseñamos, Hal Foster nos explica las aventuras del joven príncipe vikingo, nombrado caballero de la Tabla Redonda por el Rey Arturo en pleno siglo V después de Cristo.
Tras dejar una Roma imperial asolada por una inevitable decadencia, Valiant se dirige hacia el mar Mediterráneo para emprender un viaje que le llevará por medio mundo conocido y que supondrá su transición de la etapa de juventud a la edad adulta, con todas las consecuencias que esto deriva. Poco a poco el impetuoso e independiente caballero va adquiriendo experiencia, poso y obligaciones a medida que la vida le va llevando por caminos inexplorados y no exentos de peligrosas disyuntivas.
La aparición de la reina Aleta de las Islas de la Bruma resulta capital puesto que, lejos de ser un amor intenso, breve y juvenil, deviene el eje central de la vida del caballero, se convierte en la compañera ideal con quien compartir la vida.

Un aspecto curioso de la serie es su localización histórica. En un principio la strip está ambientada en la época del Rey Arturo, a principios del siglo VI después de Cristo, según el relato oficial de esta leyenda literaria. Sin embargo, se incluyen ciertos episodios históricos anacrónicos en la trama como la invasión de los hunos o el mandato del César Valentiniano III que corresponden a una época anterior, unos 50 años antes y además se incorporan edificaciones, vestuario y armamento de épocas posteriores. En general podemos afirmar que Príncipe Valiente está ubicada temporalmente en un lapso histórico que abarca desde la segunda mitad del siglo V hasta la primera mitad del VI, aunque con numerosas licencias históricas y de ambientación.

Todos estos acontecimientos son narrados por un Harold Foster en constante evolución artística.
El uso de los textos al pie de la viñeta y el hecho de prescindir de bocadillos de diálogo potencia la utilización de imágenes secuencia que se centran en el momento más significativo de la acción. Además, experimenta con la composición de la página rompiendo la cuadrícula uniforme y diseñando estructuras atractivas y complejas.

El autor potencia las innovaciones gráficas, como la inclusión de secuencias de montaje dentro de la página, y temáticas ya que se atreve a usar a un bebé como narrador de la acción, en un recurso humorístico y de distanciamiento colosal, y así mismo perfecciona su dibujo hasta límites insospechados dotando a sus personajes de una humanidad asombrosa, con un dominio de la anatomía perfecto y un registro de expresiones faciales inmensamente rico y preciso. Las viñetas se pueblan de detalles de una riqueza extraordinaria pero en ningún caso el cuidado por el detalle estorba en la lectura. Finalmente el uso del color es de los más sofisticado y ambiciosos de la época con unos resultados que tardarán décadas en repetirse.

Grandes personajes

La reina Aleta de las Islas Brumosas se convierte en coprotagonista de la serie. Tras un inicio de relación tormentoso, que durará cerca de dos años, la pareja se consolida hasta llegar al matrimonio y la formación de una familia. Sin embargo, la reina nunca será un personaje pasivo. Dotada de una arrebatadora belleza, una inteligencia poco común y un sentido de estado excepcional, Aleta protagonizará varios episodios entre los que destaca su increíble duelo contra su raptor el príncipe Ulfrun o la manera que evita una terrible guerra civil en la orden de la Tabla Redonda.
Aleta es uno de los mejores personajes femeninos de la historia del cómic y tendremos que esperar a la aparición, unas décadas después, de protagonistas como Modesty Blaise o Penny Century para encontrar otros que se le asemejen.

Boltar es un simpático vikingo de aspecto brutal y humor expansivo que consigue ser al mismo tiempo simpático y temible.

Angor Wrack se convierte en uno de los rivales más poderosos con los que se cruza el protagonista. Duro, elegante, cruel pero también justo es el tipo de guerrero que el joven príncipe aspira ser.

Katwin es una criada pero en un momento de la historia se atreve a reñir a gritos al príncipe para defender a su señora. Es uno de los pasajes más gloriosos de la serie donde una crisis familiar se cruza con un problema de estado y una catástrofe es evitada gracias a la inteligencia y al valor de una auténtica reina.

Beric es el escudero de Valiente, siempre en segundo plano, siempre discreto pero Foster le regala una secuencia preciosa compartida con un joven aspirante a armero real.

Ulfrun representa la brutalidad y el egoísmo extremo. Es un príncipe vikingo que pagará muy caro pensar que la fuerza es más poderosa que la astucia. Foster le otorga un final inmensamente poético.

El príncipe Arn es el hijo de Aleta y Val. Mimado, despierto y regordete protagoniza dos páginas dominicales extraordinarias y encarna el paso definitivo a la madurez que realizan sus padres.

Los adversarios son también magníficos, aparte de los citados, nos encontramos varias veces con los sajones, con una familia – los Tourien – que reinan de manera brutal y tiránica una fortaleza casi inexpugnable, con Donardo que está a punto de truncar el incipiente noviazgo de Aleta y Val y en general con contrincantes que nunca son descritos de manera maniquea sino con infinitos matices.

The Medieval Castle

Para evitar que, en tiempos de la Segunda Guerra Mundial la sunday page de Príncipe Valiente fuera mutilada debido a las restricciones de papel, Foster llegó a un acuerdo con el syndicate para dividir su página en dos segmentos y facilitar así las reducciones de tamaño que efectuaban ciertos periódicos. La fórmula que el autor propuso fue conservar los 2/3 de la parte superior para la serie principal y dedicar el tercio inferior a una tira en color con una serie nueva llamada The Medieval Castle que los periódicos con problemas de espacio podían suprimir sin alterar la serie principal. Por lo tanto, en los tomos 4 y 5 de esta colección nos encontramos con un suplemento especial, que no es una tira diaria puesto que se publicaba solo los domingos y era a color, y que tampoco es una topper puesto que se ubicaba en la parte inferior de la plancha. Algunos llaman a este formato “footer”.

Ejemplo de página dominical con las dos series (21 de enero de 1945)

Es en todo caso una obra única. Son 84 tiras, que abarcan el período comprendido entre el 23 de abril del 1944 al 25 de noviembre de 1945, que narran las aventuras de dos niños de la nobleza, Arn y Guy, que viven en un sobrio castillo medieval propiedad Lord y Lady Harwood en la época de la primera cruzada (1095-1099) eso es unos 600 años más tarde de cuando se desarrolla la trama de Prince Valiant. El tono es eminentemente costumbrista, puesto que asistimos a los quehaceres diarios de los niños y a la rutina cotidiana de un castillo de aquella época. Foster se esmera en explicarnos como se interrelacionan los señores con los criados sin ocultar nada, pero sin cargar las tintas y con un tono casi documentalista.

Ejemplo de la tira The Medieval Castle (25 de febrero de 1945)

Es evidente que en una colección tan reeditada y con una excelencia artística tan grande uno de los principales focos de interés sea la calidad de la edición. Ya hicimos un estudio y una comparativa en esta reseña dedicada al segundo tomo de la colección, pero déjenme hacer unas breves consideraciones más.

En primer lugar, me gustaría avisar que en este artículo obviaremos las ediciones anteriores a las citadas aquí ya que no merecen demasiados comentarios. En general están mal impresas, no cuidan el dibujo y tapan la línea con el color, además normalmente tienen colores defectuosos y/o están recoloreadas.
Para comparar esta colección de Dolmen tomaremos como referencia la que le sirve de modelo; la norteamericana de la editorial Fantagraphics Books, y además la del editor portugués Manuel Caldas, en blanco y negro.

En general cabe decir que estas tres ediciones son excelentes ya que ofrecen la obra de Foster de una manera respetuosa y adecuada para que luzca en todo su esplendor.
Yo prefiero las ediciones en color puesto que considero que es una parte esencial de la obra de Hal Foster. La colección de Caldas nos permite apreciar el dibujo en todo su esplendor, con las tramas y las líneas restauradas pero las colecciones en color no tapan el dibujo y podemos apreciar el arte en toda su magnificencia, con el concurso de una paleta cromática rica, llena de información y de precisión. Así pues, considero que la edición en blanco y negro es un complemento muy interesante a las otras dos colecciones que, curiosamente, he apreciado más a medida que he podido disponer de los álbumes a color.

Fantagraphics presenta en estos cuatro tomos un color un poco más intenso que Dolmen. Sin embargo, en el tomo 6 (1947-1948) la edición española vuelve a mejorar la de Fantagraphics en la impresión e intensidad del color. Son ediciones casi idénticas salvo pequeñas diferencias. La más visible es el diseño de las portadas. La edición americana presenta unas portadas más elegantes, con viñetas más representativas y espectaculares que las de la edición en castellano, salvo la del tomo 3 (1941-1942) que es sencillamente magistral en la edición de Dolmen.
Otros aspectos distintivos son los artículos introductorios y de fondo que en la edición española tienden a ser rutinarios a diferencia de los excelentes artículos que se incluyen en la americana.

La conclusión es obvia; las historias contenidas en la colección Príncipe Valiente han recorrido todo el mundo y han pasado de generación en generación, pero ahora nos encontramos con la inmensa oportunidad de disponer de una edición con una calidad excelente y que potencia aún más, si cabe, la importancia de esta serie en la historia del arte de las viñetas. Sería absurdo perderse esta oportunidad.

Salut!

  Edición original: Prince Valiant 3, 4, 5, y 6 (Fantagraphics Books. Enero 2011, Julio, 2011, abril 2012, noviembre 2012) Edición nacional/ España: Príncipe Valiente 3, 4, 5 y 6. Dolmen Editorial. Mayo 2018, agosto 2018, octubre 2018, diciembre 2018) Guion: Hal Foster Dibujo: Hal Foster Formato: Cartoné, 112 páginas…
Guion - 10
Dibujo - 10
Interés - 10

10

Inmensa

Etapa crucial del clásico entre los clásicos de las strips norteamericanas

Vosotros puntuáis: 8.86 ( 13 votos)

14
Déjanos un comentario

Please Login to comment
9 Comment threads
5 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
8 Comment authors
qftjesusTristan CardonamagostoIgnacioJesusy Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Nippur
Lector
Nippur

Excelente edición. Solo se extraña artículos más interesantes como, por tomar un ejemplo de la misma editorial, los redactados para la colección de Johan y Pirluit

sibaix
Lector
sibaix

Buen articulo y coincido en todo lo que dices, lo de los artículos hubiera sido la guinda aunque lo importante es la maravillosa edición que nos esta brindando Dolmen de un cómic irrepetible, magistral en todos lo sentidos.

seth
Lector
seth

Por encima observé que algunas páginas de los dos primeros volúmenes de Foster tenían unos colores que chirriaban. Brillos excesivos, colores sin tono que no solo daban una sensación de irrealidad a la página sino que simplificaban los fondos hasta el paroxismo. He pasado por la de Burulan, la de BO, la de Caldas… Es más, tengo una plancha original de Foster asi que… antes blanco y negro que mal coloreado. Porque estamos hablando de perfección, entiendo. Y hasta la fecha, la del luso es la mejor.

Jesusy
Lector
Jesusy

Pues el mismísimo Brian Kane cita al autor de los artículos de la edición de Dolmen en uno de los últimos tomos de la edición de Fantagraphics.

Ignacio
Lector
Ignacio

Nunca pensé que el diseño de las portadas de la edición americana, que recuerda poderosamente al de una caja de puros, pudiera ser calificado de “elegante”, pero bueno…

magosto
Lector
magosto

A mí desde luego me gusta muchísimo más las portadas de Fantagraphics, se nota q tienen gente con talento haciendo y diseñando ediciones cojonudas.
Para mí las portadas de Dolmen son bastante simplonas , es la única cosa que me tira para atrás de ésta edición, recortar una imagen y agrandarla y ponerla como si estuviera flotando en el espacio me parece muy mala idea , en cambio los de Fantagraphics ya solo con ver la portada te retrotrae a un tiempo de aventura y fantasía añejas de un vistazo, la cantidad de diseños guapos q se marcan los de Fantagraphics q casan con la obra a la perfección es prácticamente todo su catálogo.
En cambio en las ediciones Españolas simplemente ponen la portada de un volumen q trae el recopilatorio o hacen la chapuza esta del Príncipe Valiente.
Los de ECC con los álbumes de Hermann no he visto cosa igual, destrozar una portada cojonuda para hacer un diseño absurdo q la destroza .
Si hasta con la edición de Ken Parker la cagan, en vez de copiar a la italiana , van y se marcan un tomito de blanco nuclear q duele la vista.
Tan difícil es hacer algo con un poquito de gusto? simplemente es poner un poco de cariño en hacer algo y no ser unos simples mercenarios comprando derechos de obras.

Ignacio
Lector
Ignacio

Hablar de “un poquito de gusto” en el mismo post en el que se ensalzan las cajas de puros que son las portadas del Príncipe Valiente de la edición americana es, cuanto menos, curioso.

magosto
Lector
magosto

Ignacio , hasta la portada de Caldas es mucho mejor y casa bastante bien con lo q quiere transmitir la obra y lo de “la caja de puros ” pues me parece una idea genial si da esa sensación.
Mira q he visto portadas y diseños de todo tipo a lo largo de mi vida y tengo algún libros solo dedicados a eso, pero en mi vida me he encontrado ninguna portada tan mala como esa, te lo digo en serio… y me jode mucho xq sino compraría sin dudarlo la edición de Dolmen, pero me entran dudas xq tengo los dos primeros de Fantagraphics y continuar con éstas portadas esperpenticas está colección me fastidia.
Alguien puede decirme si a día de hoy se publican un diseño de portadas tan malas? A mí no se me viene a la cabeza ningún ejemplo ,a parte de las q mencioné arriba de ECC.

seth
Lector
seth

Los ejemplares de Caldas, a partir del número 7, cuentan también con viñeta ampliada en la portada. Me gusta menos esa idea que la anterior (que además tenía añadidos interesantes en las solapas) aunque sí podía pecar de imagen de estampita/cromo en álbum. Dolmen, por su parte, creo que desea imprimir ese estilo a sus volúmenes. En ese sentido sí me parece un error lo que han hecho con el tercer número de The Phantom al dotar de color y romper la unidad que mantenía y que ha regresado en el último, de nuevo en blanco y negro y con detalles en amarillo anaranjado.

Lo de la “caja de puros” está bien traído aunque también me recuerda a esas ediciones clásicas de la obra de Julio Verne. Una opción menos vista en España. La combinación de ambos tipos de portada la recuerdo en los rústicos del Tarzán de Hogarth de Esteve, con una viñeta en primer plano, como un falso relieve, ampliada hasta la línea difuminada. Sin embargo, con un concepto mejorado a partir del número 5.

magosto
Lector
magosto

Tristán , si las dos ediciones en color fueran en castellano con cuál te quedarías si tuvieras q elegir una? Lo digo para aclárame las dudas xq lo único q me tira un poco para atrás con la de Fantagraphics es q tardo bastante en leer unas cuantas páginas.

Ignacio
Lector
Ignacio

Casualmente el diseñador de la edición de Caldas y el de la de Dolmen son la misma persona. En cualquier caso, ambas me parecen muy superiores a la caja de puros.