Personajes Denostados – Capítulo 06: Capitán Átomo

Por
22
2928

Terminada la cobertura de alguna que otra saga, he recuperado el tiempo suficiente como para regresar con una nueva entrega de Personajes Denostados.

Recordad que sois vosotros quienes votáis a los candidatos que tienen la oportunidad de convertirse en protagonistas de esta sección.

Y, con éste, alcanzamos ya el sexto capítulo de la misma, que nació con vocación enciclopédica y ánimo de continuidad.

De nuevo, los deceeros se han subido a la parra y han terminado por salirse con la suya.

Porque de manera democrática, así lo habéis decidido, tengo el orgullo de presentaros al Capitán Átomo.

Comentario

El Capitán Átomo original

Capítulo 06: Capitán Átomo

Hagamos un poco de historia.

Para hablar del Capitán Átomo con cierta propiedad, tenemos que retrotraernos inevitablemente hasta los maravillosos años sesenta, en plena Edad de Plata de los cómics. Gracias a DC, los títulos protagonizados por superhéroes se habían convertido en todo un fenómeno que acaparaba cabeceras, en detrimento de otras cuya popularidad comenzaba a flaquear, tales como el western, las historias románticas o el pulp.

Siguiendo la estela de la potente editorial, nacieron muchas otras que querían aportar sus propios personajes y Universos de ficción. Tal fue el caso de Charlton Comics (fundada en 1944). Quizá en una maniobra arribista o puede que inspirada por la actuación de DC, lo cierto es que la Charlton se lanzó a la arena de los hombres enmascarados, las mallas de llamativos colores, los poderes incomprensibles y los antifaces misteriosos, creando personajes como Nightshade, Son of Vulcan, The Question, Judo Master, Blue Beetle o el propio Capitán Átomo.

Su primera aparición la realizó en Space Adventures # 33 (en marzo de 1960), en una historia de nueve páginas que llevaba por título: “Introducing Captain Atom”. El origen del héroe, venía firmado por Joe Gill y estaba ilustrado, ni más ni menos, que por Steve Ditko.

Comentario

Cubierta de la primera versión del Capitán Átomo, de sus tiempos en la Charlton

Nathaniel Christopher Adam, era empleado de las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos, ejerciendo como experto en Química, Física y Balística. Cuando se encontraba ultimando los preparativos para el posterior lanzamiento de un cohete, la mala fortuna llevó a que Adam perdiera un destornillador en las tripas del artilugio. Tratando de recuperar la herramienta, quedó irremisiblemente atrapado en el interior del proyectil antes de que éste fuera lanzado. Nathan pareció morir, vaporizado tras la detonación de la cabeza nuclear del artefacto pero, lejos de caer en las dulces redes de la Parca, imposiblemente –como sucede siempre en los cómics–, regresó convertido en un ser de energía atómica. No pasaría mucho tiempo, antes de que el Presidente de los EEUU le ofreciera trabajar como agente encubierto para el país. Sus antiguos compañeros de la rama científica del Ejército, diseñaron para él un traje dorado y granate –eran otros años, amigos–, mediante el que podría controlar las destructivas radiaciones propias de su energía recién adquirida, base ahora de su poder. Entre sus nuevas capacidades destacaban: la superfuerza, una limitada invulnerabilidad, la capacidad de vuelo y la habilidad de lanzar ráfagas de energía nuclear a voluntad. Su nombre en código no podía resultar más significativo: Capitán Átomo.


Cubierta del Capitán Átomo con su traje original

Dada la época –y los gustos que primaban en aquellos años–, los villanos que ocuparían las aventuras del recién nacido héroe serían alienígenas, así como los insustituibles comunistas, villanos clásicos que reflejaban la situación política de los tiempos que vivía América –en plena Guerra Fría con sus contrincantes de detrás del Telón de Acero–. Así hasta el Space Adventures # 42. A partir de este momento, se produciría una nueva etapa en la vida del Capitán Átomo, que pasaría a protagonizar Strange Suspense Stories, en su número 75 (con fecha de junio de 1965). Aquí, comenzarían a realizar sus tímidas –primeras– apariciones los supervillanos. Tras una serie de reediciones de sus primeras aventuras, la segunda génesis demostró ser lo suficientemente importante como para cambiar el título de la serie en su número 78, por el de: Capitán Átomo. Nathan se convertiría así, en protagonista absoluto de la cabecera. No obstante, pronto, otra de las heroínas de la casa pasaría a unir fuerzas con él. En este caso, se trataba de Nightshade, que ejercería de aliada y compañera, afrontando junto al protagonista la amenaza de villanos como el Fantasma.

En una de las aventuras, el Capitán Átomo, contenía una explosión nuclear, algo que afectó a sus poderes, que parecieron desaparecer por un tiempo. Cuando regresaron, lo hicieron de manera más descontrolada que antes, lo que obligó a Adam a adoptar un nuevo uniforme –que incluía metal líquido recubriéndole la piel–. Vistiendo sus nuevos colores, alcanzó la cancelación de la serie en el año 67. Puede que en ello influyera la marcha de uno de sus creadores, Steve Ditko, que había firmado un contrato en exclusividad con Marvel para ocuparse de las aventuras de su más célebre criatura: Spiderman. Sus sustitutos –como tantas otras veces hemos visto–, no supieron estar a la altura y, finalmente, el título del Capitán Átomo terminó por resentirse, llegando a la extinción.


El héroe con su nueva imagen

Pero, el Capitán Átomo había nacido para quedarse, y no iba a desaparecer sin pelear. El personaje continuó realizando apariciones en otros cómics de la Charlton, hasta que DC compró los derechos de los superhéroes de la compañía en 1983. Desaparecían durante unos años a la vista del gran público. ¿Podía ser que DC hubiera adquirido los derechos sólo para deshacerse de los personajes? No, claro que no. La respuesta llegó de la mano de Marv Wolfman y George Pérez en 1985.

Crisis en las Tierras Infinitas supuso el paso definitivo en la evolución del Universo DC. También fue definitorio para los personajes de la Charlton, que vimos viviendo alegremente en la llamada Tierra-4 del Multiverso, acudiendo raudos a la llamada para enfrentarse al Antimonitor, el villano de la saga cósmica.

Con la desaparición del Multiverso, todos los héroes de DC quedaron integrados en una misma Tierra. También lo hicieron The Question, Nightshade, Blue Beetle y el resto de personajes de la Charlton incluyendo, como no, al Capitán Átomo.

DC debió ver potencial en el personaje, pues llegó a concederle cabecera propia (que estuvo en activo desde marzo de 1987 hasta septiembre de 1991), de la mano de Cary Bates y Pat Broderick. Sobre los hombros de ambos autores, cayó la responsabilidad de reescribir los orígenes del Capitán Átomo. Así, Nathaniel Christopher Adam pasó a convertirse en un militar que, en 1968, había sido injustamente acusado de traición. De este modo, sería condenado a cadena perpetua tras pasar por un Consejo de Guerra. La única alternativa para abandonar la prisión, vendría de la oferta de unirse a un misterioso proyecto secreto conocido como: “Proyecto Capitán Átomo”, bajo la supervisión del Doctor Megala y el General Eiling. Si Adam sobrevivía al mismo, recibiría el perdón presidencial y podría comenzar de nuevo como un hombre libre. Siendo consciente del peligro que conllevaba convertirse en cobaya humana, Nathan sabía también que necesita tiempo para tener la oportunidad de limpiar su nombre y, finalmente, aceptó.

Fue introducido en una vaina, fabricada con metal alienígena que, supuestamente, estaba destinada a proteger a un soldado de una explosión nuclear. Cuando denotaron el artefacto, Adam desapareció. Todos supusieron que había muerto, fruto de la deflagración. Pero, en realidad, la virtud del metal, unido a la explosión de la bomba de hidrógeno, lo había proyectado en el tiempo, hasta el año 1986. La mezcla de la energía y la aleación, le había convertido en un ser de metal plateado capaz de emitir energía cuántica. A pesar del tiempo transcurrido, Eiling fue capaz de encontrarle. Le narró cómo se había casado con Ángela, su supuesta viuda, que había muerto tiempo atrás. También había criado a los hijos de Adam: Margaret y Randall. Bajo una nueva identidad, la de Cameron Scott, el Capitán Átomo aceptó trabajar para el gobierno, bajo la supervisión del propio Eiling. Gracias a una tremenda campaña publicitaria, se convertiría en ídolo de masas. Lo que le llevó a engrosar las filas de la Liga de la Justicia Internacional, por imposición del Ejecutivo.

Comentario

El nuevo aspecto del Capitán Átomo para los años ochenta

A pesar de las variaciones en su origen tras las Crisis, sus aventuras originales siguieron vigentes. De este modo, en Secret Origins (volumen II) # 34 (1988), Cary Bates y Alan Weiss relataron la manera en que el gobierno había hecho creer que el Capitán Átomo había actuado durante los años sesenta, convirtiéndose en un superhéroe de los grandes. Sus aventuras originales de la Charlton se mantuvieron así, como parte de una ficción generada por el propio Ejército en “Los Amigos del Capitán”, un grupo de civiles que habían sido salvados en algún momento por Adam durante su supuesta época de oro.

En pleno auge de su resurgida popularidad, dejó la Liga de la Justicia Internacional para liderar la recién nacida Liga de la Justicia Europa, al tiempo que mantenía su propia cabecera, que trataba las aventuras en solitario del héroe, su relación con los hijos que no había visto crecer y las misiones para el gobierno. En los números 27 a 29 de Captain Atom, Adam lograba limpiar su nombre por fin y abandonaba su puesto como héroe gubernamental, al que regresaría después de manera voluntaria –y convertido en Mayor–. Sus dotes como líder, militar y estratega, lo convirtieron en la elección perfecta como jefe de las fuerzas de defensa superheroica que protegieron la Tierra durante la saga Invasión (1989).

Integrado perfectamente ya en la nueva época que le había tocado vivir, convertido en un héroe popular, y limpia su memoria, Nathan hallaría la felicidad de nuevo en una antigua villana con la que, incluso, llegaría a prometerse. Su nombre: Plastique, vieja conocida para los aficionados a Firestorm. Esta terrorista, solía aliarse con Killer Frost, otra de las enemigas del Hombre Radiactivo. Juntas, pusieron al héroe en más de un aprieto.

No obstante, el destino no le tenía reservada una felicidad plena a nuestro amigo y, poco después, en las páginas de Armageddon 2001, el Capitán Átomo perecería en combate contra Monarca –un corrupto Hank Hall, antes conocido como Halcón que, casualmente, también era una creación original de Steve Ditko. Lo que son las cosas–.

En realidad, Átomo no había fenecido, sino que había sido proyectado –de nuevo– a través de tiempo, de regreso al pasado.

Tras alguna que otra peripecia, el Capitán Átomo volvería a engrosar las filas de la Liga de la Justicia Europa (en su número 65, para ser precisos) y se quedaría en el grupo durante un tiempo. Sin embargo, las continuas discusiones y las discrepancias ideológicas con Wonder Woman le llevaron a fundar su propio super-equipo: Justicia Extrema, integrado por Booster Gold, Firestorm, Blue Beetle y Máxima, entre otros. Con un papel pro-activo en mente, la idea del Capitán Átomo era ir a buscar el conflicto antes de que éste se desarrollara. DC, siempre a la búsqueda de nuevos títulos que lanzar al mercado, trató de impulsar sus aventuras en una cabecera que llevaría el mismo título: Extreme Justice. Desgraciadamente, el título no superó las 18 entregas (1995-1996). Otro claro ejemplo de lo terriblemente dañinos que fueron los años noventa para la industria del cómic americano.

Comentario

Algunos integrantes de Extreme Justice

La serie, lejos de lograr un éxito, lo que sirvió fue para enredar todavía más la continuidad del personaje. En una saga –bastante olvidable–, nos explicaron que, el Capitán Átomo no era sino una copia cuántica de Nathaniel Adam, creada durante el accidente de 1968. El original, se había convertido en un segundo Monarca, que se dejó caer por la serie hacia su final. De este modo, el Capitán Átomo terminaría adoptando definitivamente el nombre de Cameron Scott.

Tras la disolución de Justicia Extrema, el Capitán Átomo pasó a la lista de reservistas de la Liga de la Justicia, aunque también participó –en esta ocasión de manera breve– en un nuevo equipo llamado LAW (siglas de: Living Assault Weapons o, lo que sería lo mismo, Armas de Asalto Vivientes). Integrado, casualmente, por los viejos personajes de la Charlton como: Blue Beetle, Nightshade, el Pacificador, The Question, Judomaster y, como no, el Capitán Átomo, los LAW contarían con una miniserie de seis números en 1999, a cargo de Bob Layton y Dick Giordano. Al parecer, la fórmula no estaba destinada a tener continuidad.

Comentario

No encontré imágenes de LAW, pero os hacéis una idea

En la serie Batman/Superman (entre 2005 y 2006), el Capitán Átomo se sacrificaría luchando gracias a Jeph –este hombre me persigue– Loeb y Ed McGuinness. Heroicamente y sin aportar demasiado sentido –algo a lo que Loeb nos tiene bastante acostumbrados–, el héroe pilotó un artilugio para destruir un gigantesco meteorito de kriptonita que avanzaba hacia la Tierra. De nuevo pareció morir. De nuevo los rumores sobre su muerte fueron, ciertamente, exagerados.

En el número veinte de esta misma colección, realizó una breve aparición en la que afirmaba no recordar dónde había estado. La respuesta a este interrogante, la encontramos en la maxiserie de nueve números titulada: “Captain Atom: Armageddon”, con guión de Will Pfeiffer y dibujos de Giuseppe Camuncoli, amparada dentro del sello Wildstorm de DC Comics.


El Capitán Átomo en Wildstorm

En esta aventura, ambos Universos de ficción se cruzan, provocando el encuentro del Capitán Átomo con héroes como Majestic o The Authority, entre otros. ¿Cómo se produciría su retorno al Universo DC? En este caso, gracias a otra crisis, para ser precisos en el número 7 de Crisis Infinita. A consecuencia de los acontecimientos narrados allí, el Capitán Átomo llegaría hasta Büldhaven y sería utilizado para administrar tratamientos contra la radiación a los metahumanos, en estado comatoso e incapaz de mantener los niveles de radiación a un nivel inocuo, obligando a los Caballeros Atómicos a vigilar su estado constantemente.

Comentario

El Capitán Átomo & The Authority

En Countdown # 8, sabríamos que el estado del Capitán Átomo había sido provocado por Solomon, el Monitor, que esperaba recrear así a Monarca, en un plan para forzar la asimilación del resto de Monitores.

Tras dotarle con una versión de la armadura de Monarca (la de Armageddon 2001), que ayudaba a mantener sus niveles de radiación bajo control, el Capitán, por fin, despertó, aunque mentalmente inestable. Escapó, asesinando de paso al Major Force y descargando tanta energía, que destruyó lo que quedaba de Blüdhaven. Después, huyó con destino desconocido. Así es como lo encontró Kyle Ryner, como Ión, en La Sangría –no esa, borrachines–, un espacio entre dimensiones. El Capitán le confesó estar empleando este lugar para operar sin ser observado por los Monitores, viajando entre dimensiones –entre ellas, la que ocupa el sello Wildstorm– y visitando mundos alternativos.

Comentario

Pieles de metal, atracción inminente

En Cuenta Atrás a Crisis Final, Monarca reaparece como el líder de un verdadero ejército de supervillanos, reclutados en múltiples Tierras, con el fin de crear una especie de torneo entre campeones del Multiverso. Lo que nos conduce, inevitablemente, hasta Cuenta Atrás: Arena, miniserie en la que Monarca combate contra versiones alternativas de los héroes de DC, venidos de todas partes del Multiverso. Dos héroes, Breach y Tormenta Quántica, convocan un ejército de Capitanes Átomo para combatirle. Pero, resulta que Breach había sufrido un lavado de cerebro con la finalidad de atraer a sus contrapartidas de otros Universos y así absorber su poder. Una vez hecho esto, y junto a un buen montón de villanos de otras Tierras, finalmente, se ve en posición de atacar a los Monitores en Tierra-51. Poco después, combatiendo a Superman-Prime, su armadura sufre daños, provocando una reacción en cadena que aniquila el Universo de Tierra-51, a excepción de su Monitor. Así es como descubrimos que Solomon, el Monitor, manipuló las circunstancias desde su encuentro con el Capitán Átomo en Blüdhaven, favoreciendo su transformación en Monarca –otra vez–.

La siguiente aparición del Capitán Átomo, la tenemos en Action Comics # 879, vistiendo su traje habitual –ni rastro de la armadura de Monarca con la que le vimos en la última ocasión–. En este número de la serie, ataca un castillo medieval –en algún punto del pasado–, sin llegar a ofrecer ningún dato de lo que el héroe llama “su misión”. En el siguiente episodio, el 880, descubrimos que ha perdido la memoria y no recuerda nada de Monarca o de sus pasadas tropelías. Lo único que conoce, es su nombre: Capitán Átomo.

Comentario

Última apariencia del héroe, con cierto tono dorado

Lo último que hemos sabido del héroe de la piel plateada, es que Jimmy Olsen descubrió que formaba parte del llamado Proyecto 7734 del General Sam Lane. El militar, en su afán por pretejer la Tierra de cualquier amenaza alienígena –kryptonianos incluidos–, ha desarrollado el Proyecto Breach, encontrando al Capitán Átomo, lavándole el cerebro y manteniéndolo como posible arma operativa.

Cómo escapó de las instalaciones del Proyecto 7734 resulta todavía un misterio.

Como ha quedado patente, a pesar de las apariciones del Capitán Átomo en diferentes cabeceras a lo largo de los años, el personaje podría encajar perfectamente dentro del nombre que da sentido a esta cabecera.

Y es que, no se trata de un personaje que parezca haber encontrado su lugar dentro del Multiverso DC, como otros compañeros de su extinta editorial, la Charlton. Ha disfrutado de momentos brillantes y, también, de algunos realmente lamentables pero, lo que parece seguro –y quizá más daño ha provocado– es que su destino está ya irremisiblemente unido al de Monarca. Hasta que algún guionista avezado no dé con la fórmula para liberarle de esa atadura de su pasado, no recobraremos al viejo Capitán Átomo que todos amamos.

¿Ocurrirá esto pronto? ¿Quién sabe?

Como siempre, nos quedan los viejos cómics que protagonizó y sus participaciones en grupos de DC, como la mismísima Liga de la Justicia, mientras alguien encuentra la manera de devolverle el brío de días pasados.

La esperanza es lo último que se pierde.

Nos vemos en el siguiente capítulo de Personajes Denostados.

Mientras tanto, sed moderadamente felices ahí fuera.

Comentario

Mi apariencia predilecta del Capitán Átomo

Desde la Sangría –¿Qué pasa, Solomon? ¿Una partidita de ajedrez?–, informó Iván para Zona Negativa.

22 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
x_felipe
x_felipe
17 septiembre, 2009 8:42

Lo que tengo entendido, es que Capitan atom no escapo del proyecto 7734, ni esta en el pasado, sino que esta encerrado en el mundo de magia… el mismo que el general lane quiere usar para derrotar a los kryptonianos, el mismo de donde proviene Myrabai… la nueva, poderosa y enigmatica enemiga de los super-chicos.

Le tengo fe a lo que se puede hacer con el capitan atom en estos momentos y de paso decir que el dibujo de CAFU para la second feature del cap. atom en Action comics es espectacular!

Sergio Robla
Admin
17 septiembre, 2009 10:08

Me has quitado las palabras de… de los dedos. El Capi sigue en el proyecto, en el presente, y CAFU es brutal. 🙂

ALEX
ALEX
Lector
17 septiembre, 2009 10:39

con lo sencillo que era todo en Dc hasta que hicieron Armageddon. De hecho el plan original era que el Monarca fuese el Capitan Atomo, pero como la información se filtró antes de que se acabara la serie, a último momento se decidio que el Monarca sería Hawk.

silfredo
silfredo
17 septiembre, 2009 10:43

Ademas de que el capitan atom fue la base para el dr manhatan de watchmen

sputnik
Lector
17 septiembre, 2009 11:17

Dios. El traje “wildstormiano” del Capitán Atom es un no poco coñazo de dibujar. Yo también prefiero el plateado: sencillez al poder.

Indepit
Indepit
17 septiembre, 2009 12:02

Giffen, DeMatteis vosotros si que sabiais.

ZordoN
ZordoN
17 septiembre, 2009 13:47

“Giffen, DeMatteis vosotros si que sabiais”

Y que lo digas. La mejor epoca del capi. Y con aquella miniserie de “Antes conocidos como LIGA DE LA JUSTICIA”, dijeron lo que todos (creo yo) opinamos del traje dorado.

L-Ron: Digamos que mi vida últimamente ha sido bastante humillante.
C. A.: Te entiendo
L-Ron: No lo dudo. Solo con mirar su nuevo traje…
C.A.: Lo sé. El tipo que me escribe los dialogos, tiene un amigo artista, que…
L-Ron: Con todo respeto, señor… esto no es un cómic. Es la vida real.

Maxwell Lord (odiado bastardo) por telefono hablando con L-Ron:
-“¿Le has pedido que haga algo con esos horribles colores?…
¡Pues que parece un oscar! ¡Le quiero en plata y rapido!”

¡Grandes!

zape
Lector
17 septiembre, 2009 14:08

La época que sacó Zinco era francamente divertidísima, umna mezcla descabellada, de diseños de colorín (aquel Mayor Force en 7 u 8 colores) mad doctors alucinantes y melodrama subterraneo culebronero con sus hijos adoptados por su archienenmigo. Todo un delirio repleto de buenas ideas, el heróe a la fuerza, el hombre fuera de su tiempo…no estaba nada mal.

jorgenexo
jorgenexo
17 septiembre, 2009 14:18

Buf, y a mí que la continuidad de Power Girl me parecía surrealista, lo de este tío no tiene nombre…

Diomedes
Diomedes
17 septiembre, 2009 15:05

Tremendo ,y luego Didio decide arbitrariamente cargarse a algunos heroes (Hawkman ,Dr Fate IV) porque su continuidad es “complicada ” cuando tiene a algunos autenticos engendros como el Capitan Atom o Lex Luthor andando por ahi ….

La verdad es que se le ha hecho mucho daño al Capitan con lo de Monarca ….por no mencionar a Halcon.Armaggedon 2001 fue una serie bastante interesante ,pero sus efectos a largo plazo han sido nefastos.

ZordoN
ZordoN
17 septiembre, 2009 15:58

Por cierto que no lo dije: 
Tremendo el artículo. Enhorabuena.

billyboy
billyboy
Lector
17 septiembre, 2009 16:10

Es una lastiam lo del capitan Atom,ademas siempre se a dicho de el que es uno de los personajes mas poderosos de DC,veremos si con la no anunciada guerra entre humanos y kriptonianos se le da un nuevo empuje al personaje.

Yo tambien lo prefiero en plata la verdad.

Sergio Robla
Admin
17 septiembre, 2009 16:23

Bueno, en los tres episodios que llevamos ya ha recuperado todo lo bueno que tenía. 🙂

Ahora espero que no se olviden de él.

Allavengers
Allavengers
Lector
17 septiembre, 2009 18:17

“El traje “wildstormiano” del Capitán Atom”

En realidad fue el que diseñó Ross para Kingdom Come. El modelo “Oscar” con cinta adhesiva roja.

Burrociano
Burrociano
17 septiembre, 2009 18:45

Bueno, el personaje me gusta mas por su potencial que por lo que le he leido, creo que Moore y Morrison sonlos que mejor lo han escrito sin escribirlo, me refiero al Dr Manhatan y al superman Cuantico de Superman Beyond, estos autores le sacaron el verdadero jugo al personaje y no entiendo porque en el UDC tradicional nunca se han explotado su faceta cuantica, se lo ve simplemente como una bomba nuclear ambulante y un personaje con sus caracteristicas es mucho mas que eso

Kalibak
17 septiembre, 2009 21:34

Siempre me a gustado el Capitan Atom

No habeis comentado su papelillo en Kingdom Ome, que nunca mejor dicho, enciende la “chispa” del argumeto 😀 . Y el diseño de Alex Ross que cogieron los de Wild Storm. No sabia su relacin con Night Shade, ahora entiendo la relacin de watchmen entre el Dr. y Espectro de seda.

Recomiendo a todos la serie Justice League Unlimited. Me encanta la caracterizacion del capitan atom es esa serie, con acento tejano,  muy servicial y militarista.

Genial articulo. Muy interesante.

JT
JT
17 septiembre, 2009 23:07

Pues despues de leer el resumen, creo que no fue Armageddon la culpa del lio, sino como le dieron vuelta a larosca en Extreme, Crisis y Coundown, sin un norte claro.

Hector
Hector
17 septiembre, 2009 23:11

No entiendo algo:

Aviso de Spoiler

Si “el Capitán Atom no era sino una copia cuántica de Nathaniel Adam, creada durante el accidente de 1968. El original, se había convertido en un segundo Monarca, que se dejó caer por la serie hacia su final. De este modo, el Capitán Atom terminaría adoptando definitivamente el nombre de Cameron Scott”, ¿porque en Action Comics 881 lo llaman “Capitan Nathaniel Adam” cuando lo quieren arrestar?

pepe grayson
pepe grayson
Lector
17 septiembre, 2009 23:26

no se si puedo poner este link aqui, de todas maneras es de las pocas imagenes de LAW que he encontrado, ademas…tiene otro en esta portada!!!, jajajaja, pobre capitan atomo, demostrado, si cambias el atuendo jodes al personaje;)
http://media.photobucket.com/image/law%20comics/phantom21_a/DC/LAW/law06coverfv7.jpg

Shinomune
Lector
8 octubre, 2009 18:09

Curiosamente, el Capitán Atom ha sido de los escasos personajes que se ha enfrentado a Nekron y ha salido con vida de ello (bueno, en realidad en su caso su victoria fue volver a la vida).  Seria curioso verlo involucrado en la Blackest Night, aunque sino recuerda nada de lo que le ocurrió, no tendría sentido tampoco, así que…

madflash
madflash
19 noviembre, 2009 17:22
KBZA
KBZA
3 diciembre, 2009 3:08

en que momento queda con la apariencia dorada