Obras incompletas 2015-2022, de Lorenzo Montatore

Por
0
589

Portada de Obras incompletas 2015-2022 de Lorenzo Montatore

Edición original: Obras incompletas 2015-2022 (ECC, 2022)
Autor: Lorenzo Montatore
Diseño: Lorenzo Montatore y Albert Tornet
Formato: Cartoné. 464 páginas. 44,00€

Un completo viaje por el universo Montatore

Fanzine autoeditado, plataforma digital, cuenta de Instagram… o tomazos rosas de tapa dura llenos de extras y primorosamente editados por una de las editoriales más importantes de cómics en España. Hay muchas posibilidades de publicar los cómics de un autor y ningún formato es mejor que el otro per se, puesto que cuando el autor responsable de una obra tiene un talento brutal, una imaginación desbordante y plena libertad creativa como es el caso de Lorenzo Montatore (Madrid, 1983), seudónimo de Javier Lorenzo García, el formato de publicación, siempre que respete la concepción del cómic que tuvo el creador, carece de importancia. Otro debate seria la capacidad y posibilidades de dar a conocer y vender esos trabajos para que sean accesibles a la mayor cantidad de público posible en función que quién este detrás de la edición. Pero eso no es lo que nos compete en esta ocasión, ahora toca hablar de Obras incompletas 2015-2022, un voluminoso tomo que acaba de publicar ECC en el que incluye la práctica totalidad de los trabajos autoeditadas por Montatore, en diversas cabeceras en estos últimos siete años, además de algunos inéditos que ven la luz por primera vez, con la excepción de los protagonizados por su personaje Román Tesoro, que ojalá vean la luz en volumen similar a este en un futuro próximo. Tampoco están incluidos sus trabajos largos ¡Cuidado que te asesinas! (La Cúpula, 2018), California Rocket Fuel (Sugoi Ediciones, 2019) Queridos difuntos (Sapristi, 2020), Lolo & Blue (Bang) y La mentira por delante (Astiberri, 2021).Obras Incompletas 2015-2022 es un compendio en el que el autor madrileño ha tenido total libertad para elegir los contenidos y el orden en que aparecen, algo que ha posibilitado una organización más temática que cronológica en la que también tienen cabida diversas ilustraciones que ha realizado durante ese periodo, además de textos explicativos suyos en los que nos habla de la génesis de cada obra y un prólogo de Rubén Lardín y una larga entrevista realizada por Gerardo Vilches en la que repasan su trayectoria y su manera de ver el cómic y la vida. Un tomo completísimo que nos permite redescubrir la evolución de sus trabajos en los que siempre se ha podido ver unas señas de identidad y una personalidad muy marcada que dejan ver a uno de los autores más vanguardistas e interesantes de nuestro país.

Como ya hemos mencionado la recopilación no sigue el orden cronológico de publicación de las diferentes obras de Montatore, puesto que esta ordenada de manera temática. El libro se encuentra divido en cuatro partes bien diferenciadas. En ¿Qué opina usted de la remolacha?, una miscelánea en la que se recogen varias historias breves que no tienen mucha conexión entre sí. Cosa que no sucede Dolencias, en las que encontramos las historias más relacionadas con las enfermedades que autor padece como el trastorno bipolar o sus dolencias cardiacas, aunque tratadas una manera directa y descarnada desde la propia experiencia en lugar de tratarlas desde un afán explicativo. Ni en Vengo buscando pelea, que está llena de historias relacionadas con la música de todas las maneras posibles y que refleja la diversidad de sus intereses musicales. Por último, en El imperio de Boskov, encontramos las historias protagonizadas por Boskov, un personaje que, desde su creación, es una presencia constante en todas sus historias, aunque sea de manera secundaria y le permite tratar los temas mucho más oscuros.

Pese a esas separaciones temáticas es imposible disociar unas historias de otras, ya que en todas encontramos una serie de similitudes que conforman la marca de fábrica de un autor con mayúsculas. En los trabajos incluidos en Obra incompletas podemos ver la evolución de su trazo, pero también vemos desde el primer momento ese sentido del humor que le caracteriza y que inunda todas sus historias convirtiéndolas en tragicomedias con grandes dosis de surrealismo mezcladas con dudas existenciales y filosóficas A pesar de que muchas veces traten de temas muy serios con muchos elementos autobiográficos siempre están tratados de una manera que le reste dramatismo, pero que no esconde una visión un tanto pesimista de la existencia. Una mezcla muy curiosa que funciona a la perfección, a pesar a la irregularidad que hay entre el resultado final de las diferentes historias.

En cada uno de las historias incluidas en el volumen asistimos a un desbordante despliegue de imaginación en la que los diferentes temas se entremezclan con referencias de todo tipo, desde estrofas de canciones de diversos géneros, pasando por escenarios de videojuegos, dialogo propios de novelas de Valle-Inclán o Umbral y con una puesta en escena llena de teatralidad y vanguardismo que consigue modernizar referentes de hace varias décadas para dotarlas de una refrescante frescura que es todo un soplo de aire fresco entre cientos de cómics que muchas veces parecen creados con una formula cerrada y de escasa originalidad.

Esa misma mezcla de diversas referencias también se puede observar en la parte gráfica en la que se pueden detectar influencias tan dispares y ecléticas como las de Herriman, Jim Woodring, Michael DeForge, Jason, Max, José Domingo y en particular de la escuela de Bruguera. Un crisol que da como resultado un estilo único que parafraseando al propio Max es puro tebeo. Destaca sobre todo esa patente sensación de bidimensional que en un primer vistazo nos recuerdan a otros medios como los dibujos animados o los videojuegos más antiguos, pero que al leer sus historias descubrimos que esconde un uso de las herramientas del cómic que hace que no sea posible imaginarlos o trasladarlos a cualquier otro medio. A través de las diferentes historias incluidas en el tomo vemos como su trazo ha ido mutando, aunque la esencia de su estilo siempre es reconocible gracias unos dibujos con una descomunal capacidad para transmitir emociones que nos hacen empatizar con los que nos cuenta debido a su trazo sencillo, que no simple, a una narrativa y estructura de página marcada por la claridad y a un uso del color caracterizado por los tonos vivos y planos.

Ojalá todos los grandes autores españoles jóvenes dieran como una editorial que hiciera una apuesta de edición similar a la que ha hecho ECC con Obras Completas 2015-2022 que nos permite disfrutar en un solo volumen de gran parte de los trabajos autoeditados por Lorenzo Montatore que le han convertido en uno de los autores más especiales y estimulantes de la actualidad. Un recorrido por un universo único e inclasificable ideal para que quienes no conozcan su obra la descubran y puedan abrir boca de cara a Aquí hay avería, el cómic en el que está trabajando actualmente y que publicara ECC a lo largo del año próximo.  

Lo mejor

• La posibilidad de ver la manera en la que va evolucionando el estilo de Montatore que sintetiza una enorme y ecléctica cantidad de influencias como las de la escuela Bruguera, Max o Jim Woodring por citar solo unas pocas.
• El sentido del humor tan personal de Montatore.
• La edición de enorme calidad y es exhaustivo y completo recorrido por sus trabajos.

Lo peor

• El precio puede hacer que no todo el mundo se acerque a este trabajo.   
• Al ser una recopilación de diversos trabajos aparecido durante un espacio de tiempo prolongado se puede observar una cierta irregularidad entre ellos. 

Edición original: Obras incompletas 2015-2022 (ECC, 2022) Autor: Lorenzo Montatore Diseño: Lorenzo Montatore y Albert Tornet Formato: Cartoné. 464 páginas. 44,00€ Un completo viaje por el universo Montatore Fanzine autoeditado, plataforma digital, cuenta de Instagram... o tomazos rosas de tapa dura llenos de extras y primorosamente editados por una de…
Guión - 8
Dibujo - 7.5
Interés - 9.5

8.3

Cómic puro.

Un completo recorrido por la trayectoria de Montatore en el que se pueden observar las principales características de sus trabajos y la manera en la que han ido evolucionando su estilo. 

Vosotros puntuáis: 9.12 ( 1 votos)
Artículo anteriorEl Kupperverso
Artículo siguienteReseña DC USA – Justice Society of America #1 de Geoff Johns y Mikel Janín
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments