No hay escape de la Zona Negativa

Por
19
598
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Fruto de la fértil imaginación de Stan Lee y Jack Kirby, bajo nuestro cosmos existe un universo indómito de carga contraria al conocido en el que campan a sus anchas las más extrañas y salvajes formas de vida. Presentado en páginas de los Cuatro Fantásticos en pleno ecuador de la etapa de los forjadores de la editorial, desde entonces ha ocupado un puesto fundamental dentro del atlas cósmico de la editorial. Repleto de energías exóticas y una atmósfera presurizada que lo hace respirable en la mayoría de su extensión, sus limites se expanden constantemente como fiel reflejo de una naturaleza agresiva patente en sus propios habitantes. Y es que desde su descubrimiento a manos de Reed Richards, no han sido pocas las invasiones perpetradas contra nuestro mundo por las diferentes especies que medran en él. En su defensa, podemos alegar que en la primaria naturaleza de estos probablemente no entiendan otra forma de relacionarse con otras razas y que tampoco han sido pocas las incursiones que, desde la Tierra, han alterado la estabilidad de su mundo.

Datando las primeras referencias a la misma a los primeros conflictos entre Kree y Skrulls, a pesar de que las primeras hipótesis afirmaban que se trataba de un universo en pleno proceso de Big Crunch, los acontecimientos acaecidos durante los últimos años parecen apuntar que paralelamente a su imparable contracción en torno a un inaccesible nexo de masa infinita, la Zona se expande desdibujando los bordes de nuestro universo a la par que aparecen numerosas Areas de Distorsión que crean fisuras entre ambos. Con extraños efectos tanto sobre el paso del tiempo como en las emociones de aquellos que caen dentro de ella, la mayoría de las civilizaciones que antes poblaban dicho universo terminarían desapareciendo en un cataclismo inidentificado. Los Tyannans, antaño una de las razas más avanzadas de la misma y hoy prácticamente extintos, serían los responsables del origen de las que actualmente son las dos especies predominantes catalogadas en este extraño cosmos. Herederos de su fisionomía, los belicosos Baluurianos disponen de trazas de la tecnología de sus predecesores así como grandes poderes en consonancia con las fluctuaciones bioenergéticas de la zona que los combierten en temibles guerreros regidos por una cultura bárbara.

Sin embargo, probablemente no haya en toda la Zona raza más voraz y capaz de suscitar tanto miedo como las interminables hordas de insectivóridos lideradas por Annihilus. Forjada por el mismo hace millón y medio de años, estos insectos aparentemente ligados a los artrópodos de la Tierra se extienden por doquier consumiendo todo lo que encuentran a su paso sin concepto de piedad o diplomacia alguno. Protagonistas de una de las mayores invasiones perpetradas contra el universo conocido, la Ola Aniquiladora, a su paso sucumbirían algunas de las mayores civilizaciones cósmicas incluyendo los Skrulls y los Xandarianos. Dañando la estructura misma del universo, la muerte de Annihilus a manos de Nova daría pie a una incomoda tregua entre ambos universos sin quedar claro donde acababa uno y empezaba el siguiente.

Durante este periodo de relativa paz comenzarían a establecerse relaciones diplomáticas entre ambos universos dando pie incluso a que los habitantes de la Tierra estableciesen una ciudad-prisión dentro del corazón de la Zona Negativa (Stark y sus brillantes ideas). Esta incursión provocaría numerosos ataques por parte de los nativos de la Zona, quienes veían en esta colonia penitenciaria una afrenta contra sus dominios. Gracias al liderato del baluuriano Blastaar, la 42 caería finalmente en sus manos permitiéndoles reestablecer un dominio claro en su universo e incluso tomar parte en las decisiones del Concilio Intergaláctico de Chandilar. Sin embargo, la actitud agresiva y traicionera de Annihilus no se granjeo demasiados amigos entre el resto de dominios cósmicos, lo que paralelamente a los continuos conflictos con la Tierra por el control de la 42 y a las maquinaciones de la Fraternidad de los Raptores desembocaría en un debilitamiento de su poder que permitiría que su regimen cayera con el resurgir del renacido Annihilus. Ahora, la Zona Negativa cuelve a estar bajo el control del despiadado insectívoro y sus interminables huestes, de nuevo dispuestas a arrasar con los frutos de la creación.

Recuperando la noventera tradición de los mini-crossovers entre anuales de varias colecciones (Reyes del Dolor, Shattershock…), Marvel lanza esta semana las dos primeras entrega de la historia de tres números que, bajo el título Escape de la Zona Negativa, llevara a Steve Rogers, Namor y la Patrulla-X hasta los peligrosos dominios de la Zona Negativa. Escrita por James Asmus, tal y como ya nos contaba nuestro compañero Agustín en posts anteriores, la historia arranca cuando -en pleno experimento científico- Cíclope, Namor, el Doctor Némesis y Hope se ven accidentalmente arrastrados a la Zona Negativa. Cayendo en manos de Blastaar, al estar los principales expertos en la Zona Negativa (los Cuatro Fantásticos) enfrascados en la búsqueda del miembro desaparecido de su familia, Steve Rogers se convertirá en su única esperanza para salir de allí con vida. Sin embargo Blastaar no será su mayor preocupación cuando, afectado por la falta de agua y los efectos psicológicos de la Zona, Namor comience a perder el juicio convirtiéndose en un peligro para sus compañeros.

Relativamente nuevo en el comic a pesar de su experiencia como actor, comediante y guionista teatral, hasta el momento los trabajos de Asmus para la Casa de las Ideas se han limitado a varias historias cortas dentro de la franquicia mutante. Con un estilo despreocupado y fresco, demuestra un notable cuidado por la puesta de escena así como por componer sus historias teniendo en cuenta el marco de continuidad donde tienen lugar. Declarado fan los mutantes, Escape de la Zona Negativa es sin duda el más relevante de una lista de trabajos que hasta el momento incluyen el número autoconclusivo de Rondador Nocturno durante Manifiesto de Destino, la historia de este mismos junto a Lobezno en la compilación Nación X (dibujada por el simpar Mike Allred), la historia corta que narraba el regreso de Boom Boom a San Francisco junto a la Patrulla-X o la historia de Mímico en Dark X-Men entre otras muchas. Iniciado en el mundillo gracias al editor Nick Lowe, terminaría cogiéndole gusto al asunto continuando con sus trabajos dentro de la franquicia.

En su entrevista a CBR, Asmus confiesa sentir una fuerte empatía por ese halo de marginados que transpiran los X-Men. Como otros muchos lectores de comics, Jamus declara que en su juventud hubo más de una ocasión en la que se sintió de dicho modo, por lo que tiene cierta trascendencia que, incluso entre los superhéroes, haya gente que se vea de dicha manera. Es quizás por eso que le resulte mucho más fácil escribir una historia sobre los X-Men que sobre Superman, concluye. Dentro del amplísimo reparto que actualmente integra la Patrulla-X, los anteriormente citados (Cíclope, Namor, Némesis y Hope) serán los que lleven el peso fundamental de la historia en lo que respecta a los mutantes. El porqué elegir a estos personajes en concreto responde a que, según Asmus, le pareció divertido aunar en una misma alineación a cuatro personalidades fuertes caracterizadas por la constante creencia de que están en lo cierto. Tan acostumbrados a llevar la voz cantante como poco dados a seguir ordenes, la combinación de los cuatro da pie a una atractiva dinámica de grupo en la que Cíclope verá como sus ordenes serán constantemente puestas en entredicho. Otros como Emma Frost, Madison Jeffries o Pixie tendrán también su papel, pero en menor medida que los anteriormente citados.

En lo que respecta a Steve Rogers, Asmus lo compara en su actual estatus con el James Bond de Daniel Craigh con la salvedad de que, en el fondo, continúa siendo ese héroe sin tacha que se ha ganado a pulso la confianza de la práctica totalidad de los héroes del planeta. A pesar de que ha seguido religiosamente la andadura de Ed Brubaker al frente del personaje, Asmus reconoce que tenía cierto miedo a la hora de dar vida al personaje. Habiendo basado la práctica totalidad de sus obras en potenciar los defectos de sus protagonistas, encontrarse con un personaje cuya principal característica es la falta de estos es cuando menos un reto. Rogers es la iconografía viva del heroismo por lo que en él tenemos simultánemente a un implacable luchador como la encarnación viva de la humanidad y el encanto.

Respecto a la historia en si, Asmus declara haberse inspirado en los abusos de poder por parte de naciones que tratan de conseguir reconocimiento por medio de la imposición del terror. Situaciones tan desgraciadamente actuales como Irán encarcelando a tres escursionistas para, básicamente, emprender negociaciones internacionales o Corea del Norte hundiendo un submarino surcoreano solo para demostrar su falta de consideraciones contra cualquiera que pueda molestarles tienen mucho en común con las intenciones de Blastaar con los X-Men. Convertidos en peones en una situación de rehenes con intención de ganar respeto ante la Tierra, los X-Men se verán en manos del soldado definitivo para escapar con vida. Lo que pase a partir de ahí, es algo que nadie puede planear.

Acostumbrados a operar por su cuenta, los X-Men se encontrarán ahora en una situación insólita cuando Rogers, el presidente de los Estados Unidos e incluso la nación se pongan de su lado mostrándoles su apoyo en tan complicadas circunstancias. Desde el inicio de la Edad Heroica, el antaño Capitán América ha tratado de incorporar a los X-Men junto al resto de héroes de la nación considerándolos camaradas de armas así como sus iguales. Asmus destaca el rol de Namor dentro de este aspecto y como su incorporación a la Patrulla-X incorpora en estos nuevos nexos con el resto de la comunidad superhumana. Antaño miembro de los Invasores, Rogers tiene con él una relación especialmente estrecha que se remonta hasta el escenario de la II Guerra Mundial. Uniendo la Zona Negativa, Steve Rogers, los X-Men y Namor, Asmus le da todavía más consistencia a una serie de elementos tradicionalmente alejados pero que desde hace unos años comienzan a tener cada vez más nexos en común a la hora de dar imagen de un universo global cohesionado. Aun así, esta no es ni mucho menos la primera vez que estos elementos entran en colisión. Dejando de lado la relación de Namor tanto con Rogers (tremendamente larga, remontándose a principios de los años cuarenta) y los X-Men (casual, pero cuyo primer precedente encontramos en la época de Stan Lee y Jack Kirby y que recientemente ha sido reforzada por Fraction) en lo que respecta al subuniverso de antimateria que reside bajo la Marvel tradicional, Cíclope y el resto de los X-Men originales tuvieron un anterior encuentro con Blastaar en The X-Men #53, escrita por Roy Thomas y dibujada por Barry Winsord Smith. Hasta la etapa de John Byrne en los Vengadores (Avengers #309-310) habría que trasladarse para encontrar el primer y ¿único? enfrentamiento que ha tenido Rogers con el villano, por lo que prácticamente puede afirmarse que la experiencia entre estos es bastante limitada. Respecto a Namor, todo parece apuntar que esta es su primera vez en la Zona Negativa pero, si tenemos en cuenta aquellos números de los Cuatro Fantásticos en los que Tritón era enviado a rescatar a Reed Richards, a nivel físico al menos no debería plantearle demasiadas dificultades.

En lo que atañe a la situación exacta de la historia, Asmus nos trasladará hasta los restos de la 42, la cual se ha convertido en una zona militarizada en pleno pulso de poder en el que se verán atrapados los protagonistas. Tal escenario tendrá un especial significado para Rogers, quien verá en ella el símbolo de un episodio de la historia del Universo Marvel especialmente dramático para él (refiriéndose a la Guerra Civil superhumana, claro está).

Como responsables del apartado gráfico, Nick Bradsaew (Ejército de las Tinieblas) se encargará del anual de la Patrulla X, mientras que Ibraim Roberson (Nuevos Mutantes) y Max Fiumara (Four Eyes, Amazing Spider-Man) harán lo propio con los de Steve Rogers: Super Soldier y Namor respectivamente. De los dos primeros podéis disfrutar en las imágenes añadidas, mientras que a Fiumara podéis encontrar una muestra bastante variada de su arte en el siguiente enlace. Respecto a Bradsaew, Asmus destaca la imaginación del primero para dotar de vida un entorno tan sórdido como la Zona Negativa y sus criaturas. Tampoco le faltan alabanzas hacia Roberson, a quien lleva siguiendo desde su trabajo en Nuevos Mutantes y que considera tiene una gran habilidad para conformar villanos imponentes en su mejor estilo clásico. Respecto a Fiumara ya no puede ensalzarse tanto, pues la entrevista es anterior a su adjudicación al número de Namor, pero por mi parte puedo afirmaros que tiene mucha clase a la hora de narrar poderosas escenas de acción así como para dotar a sus personajes de expresividad.

Para concluir, Asmus termina citando las Guerras Asgardianas como su principal inspiración para este trabajo. Al igual que los creadores de estos consiguieron crear una gran historia épica usando como piezas los especiales de las cuatro colecciones implicadas, si él es capaz de conseguir algo remotamente parecido estaría satisfecho. Con un heterogéneo elenco de personajes a su disposición, Escape de la Zona Negativa tocará varios géneros desde la ciencia ficción hasta el espionaje pasando por la acción superheroica. Para los que querráis disfrutar de este relato, a partir de mañana podréis disfrutar de los números relativos a la Patrulla-X y Steve Rogers en cualquier tienda que distribuya material americano. Para el de Namor todavía tendremos que esperar un poco más.

19
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
19 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
18 Comment authors
Luis Javier Capote Pérezmariodeltajorgenexonosoyjuanjuan Recent comment authors
Recientes Antiguos
hobbes1990
Lector
hobbes1990

¿Pero que diablos le pasa al dibujante? Ultimamente en marvel dejan entrar a cualquiera.

Tiegel
Lector
Tiegel

Tiene su gracia el momento “Scott Summers is a jerk!”, homenaje a Kitty Pryde allá por sus primeros meses en la Escuela de Xavier quejándose del calvo

Ocioso
Lector
Ocioso

El dibujante me recuerda básicamente a Arthur Adams, con un puntito de Paul Pope (¡en serio!) y todo ellos pasado por un filtro manga. Una mezcla rara-rara pero que tiene su gracia, sobre todo por lo que dice Daniel, que el hombre se pega una currada en los fondos que no es ni medio normal.

marvelita07
Lector
marvelita07

nel yo estoy con los demas, ese dibujante es un insulto a los comics que leemos de calidad en marvel, si ultimamente no se sabe los criterios de eleccion, a ese paso cualquiera podra estar en marvel, en cuanto detalles como esta eso de que el cap tiene un escudo??? el escudo fotonico?? de plano no puede estar sin un escudo en la mano o que onda??

John Sandman
Lector

EL DIBUJANTE ME HA DEJADO FLIPAO, ES UNA MEZCLA ENTRE ARTHUR ADAMS Y FRANK QUITELY.

Alfeizar
Lector
Alfeizar

¿Zona Negativa?
 
¿Escape?
 
¿Ya regresa la antorchita?
 
Pensé que iba a durar más….

Marc
Lector
Marc

mi vista rara dice que el dibujo se parece algo al de Frank Quitley.
el tema chungo es que ha sido entrar en la zonanegativa y perder 30 años de golpe. ese Scott, ese Namor. Que Lancome saque una crema antiedad de la zonanegra. Se forran.
¿Los mounstruos voladores son por el tema Avatar?

Vegita_Lee
Lector

a mi el dibujo me gusta mucho ^^

rorschach
Lector
rorschach

A mí el dibujo me parece una mezcla entre Arthur Adams y José Ramón Sanchez.

Dultyx
Lector
Dultyx

leido el annual de los X-men debo decir que me ha gustado mucho el dibujante y ha sabido clavarla bastante las expresiones faciales que le daban el tono comico al numero. Que por cierto, me ha gustado bastante los intentos de Ciclope por llevarse bien con Hope

Kharn
Lector
Kharn

A mi el dibujo me mola, pero les pondría una bolsa en la cabeza a todos los personajes.

Ocioso
Lector
Ocioso

Kharn ha comentado: A mi el dibujo me mola, pero les pondría una bolsa en la cabeza a todos los personajes.
 
¿Has estado visitando el blog de nuestro compañero Spirit?

spirit
Lector
spirit

No el de iwas

juan
Lector
juan

Otra saga de Relleno de Leer y Olvidar para eso se Publica en los Anuales, Se resumen Los Mutantes Visitan la Zona Negativa y los Salva el Capitan America.

nosoyjuan
Lector

no podria otro dibujante retocarles las caras? por que todo lo demas muy bien, sobretodo las criaturas
por otro lado, enserio no se puede calificar los comentarios de los administradores? ja

jorgenexo
Lector
jorgenexo

“A mí el dibujo me parece una mezcla entre Arthur Adams y José Ramón Sanchez.”
Lo has clavao. Hace poco leí un articulillo ene l que el gran José Ramón salía a colación por una peli que ha dirigido su hijo. Años ha que no me acordaba de él…

mariodelta
Lector

el dibujante es bueno pero personalmente el estilo que usa para las caras y expresiones no me gusta, concuerdo con nosoyjuan

Luis Javier Capote Pérez
Autor

José Ramón Sánchez: sube que sube, sube al desván, sube al desván de la fantasía…