Mundo Independiente: Reseña The Dregs Vol.1 + Entrevista con los autores

The Dregs es una de las miniseries independientes mas interesantes del mercado USA. Sumérgete en la realidad de Vancouver con estos cuatro números, no te decepcionará

Por
0
702
 

Edición original:The Dregs Vol. 1.
Guión:Lonnie Nadler & Zac Thompson.
Dibujo:Eric Zawadzki.
Entintado:Eric Zawadzki.
Color:Dee Cunniffe.
Formato:TPB Usa, 132pág.
Precio:12.99$.

 

En Marzo de este año, reseñamos la buena impresión que nos dio el primer número de The Dregs, publicado por el sello independiente Black Mask, editorial a tener muy en cuenta por el contenido de los cómics que está publicando. Y leídos los tres números restantes, podemos confirmar que la obra no decae, sino justo todo lo contrario, lo que la convierte en una serie de cuatro números, muy recomendable, para aquellos lectores de cómics indie a los que les interese leer una reflexión sobre el mundo en el que vivimos. Y decimos reflexión, porque más que un cómic que de respuestas, Zac Thompson y Loonie Nadler, pretenden mostrarnos la realidad de Vancouver, y que el lector saque sus propias conclusiones.

El primer número dejaba al lector con un tremendo cliffhanger, de difícil solución para el bueno de Arnold; se ha metido en la boca del lobo ¡Y se encuentra dentro de sus fauces! Es posible, que más de uno vea artificioso la solución, pero justo es contra lo que luchan los guionistas, el pensamiento de que los mayores, los ancianos, los viejos, no sirven para nada. Dentro de una sociedad cosificada como la actual- ¿antes lo era menos?- existe un pensamiento mayoritario muy conservador, que estigmatiza a las personas tanto por raza, genero, orientación sexual, clase social y por edad. No es extraño escuchar como se desprecia la opinión de los jóvenes,¿Qué sabrán ellos? o de los mayores, ¡El mundo ha cambiado mucho! Es luchando contra esa corriente de opinión, por la que Zac Thompson y Loonie Nadler, hacen que Arnold logré salir de ese apuro, y que además, no se acobarde y continué su investigación hasta llegar hasta el fondo de este misterio, que el lector ya conoce.
El lector español, sin duda identificará al personaje protagonista con Alonso Quijano, pues Arnold, al igual que el personaje de Cervantes, un día se despierta y decide emprender un camino contra la realidad que nos cuentan. En ella ha de enfrentarse contra unos gigantes, aunque a la mirada de la clase media, no sean más que molinos. Arnold, para la gente de bien, es un desarrapado, un paria, un drogadicto, un hombre mayor loco o senil, que no sabe lo que dice. Resultando impactante, cuando Arnold, tras ser curado por su Dulcinea, y tras escuchar sus consejos, decide seguir con la investigación, y de dirige al centro de la ciudad para mostrar lo que esconde la limpia, clara y brillante ciudad de Vancouver.

Pero Arnold no es solo un Quijote moderno Quijote, sino también es un especie de Sísifo, pues su lucha, su búsqueda por la verdad, es un un camino tortuoso que no lleva a ningún lado o como mucho al principio. Y no porque este equivocado o porque su búsqueda sea incorrecta, sino más bien porque nos hayamos en un mundo que hace oídos sordos a las palabras de socorro o de aviso, donde la mentira se haya envuelta bajo un halo de verdad, y la verdad es deformada por los mass media y la clase dominante para que sea percibida como locura o mentira. Por ello, aunque Zac Thompson y Loonie Nadler, logran que Arnold coloque todas las piezas del puzzle, tal victoria queda en nada o más bien, esta queda solamente, en revelar la situación, hacer que los lectores se enfrenten a ese escenario, y que estos saquen sus conclusiones. Porque ya avisamos, aquí no hay un final feliz, un final victorioso, sino más bien un final realista, y en ello, los parias nunca ganan.

Para concluir, destacar el trabajo de Eric Zawadzki, gran motor de la historia gracias a su narración gráfica, a la que hay que sumar su atrevimiento y su juego con la deformación de la página a medida que la obra se desarrolla, llegando a su eclosión en las páginas finales del cuarto y último número, que resumen perfectamente el pensamiento de Arnold o de cualquiera de nosotros, en la realidad en la que vivimos. De igual manera, Dee Cunnife, se muestra notable en la aplicación del color, según la situación o el lugar donde se encuentran los personajes, ya sea la honesta oscuridad y suciedad del downtown de Vancouver, como la falsa luminosidad del centro financiero de la ciudad canadiense. Trabajo variado, donde ha de mezclar ensoñaciones noir con los efectos de la droga, así como un zonas cool de la ciudad, con sucios albergues.

Un compañero de redacción señalaba hace unos días que nos hallábamos en la edad plata del cómic independiente americano, y no le falta razón, solo añadir, que a los excelentes cómics indies de sellos como Image o Dark Horse que logran su publicación en el reino de España, habría que sumarles otros de sellos mas pequeños, siendo un ejemplo de esto último, The Dregs de la editorial Black Mask. No lo dudéis y dadle una oportunidad a este obra autocontenida de 4 números. Merece mucho la pena.

Entrevista a Zac Thompson y Loonie Nadler

Zona Negativa: Ambos habéis escrito para diferentes periódicos. ¿Noticias o artículos de opinión? ¿Cómo se pasa de ser periodista, a escritor de cómics?

Lonnie Nadler: Sí, Zac y yo tenemos trayectorias de carrera muy similares. Comencé escribiendo para un sitio web de género de horror, bloody-disgusting.com, y temporalmente me convertí en editor para su sección de cómics. Escribí para otros sitios de entretenimiento, pero pasados unos años, no me resultaba muy satisfactorio, pues quería cubrir el contenido de películas y comics. Entonces Zac consiguió un contrato como escritor independiente para VICE y tuvo la amabilidad de presentarme a su editor. Les mostré diferentes textos, y logré mi primer artículo para VICE Canadá. A partir de entonces, todo fue más fácil. Supongo que les gustó mi trabajo y quisieron que siguiera escribiendo para ellos, porque durante más de un año publiqué de manera regular. Soñé durante años escribir para ellos, es una publicación maravillosa porque hay mucha libertad para cubrir cosas que ninguna otra publicación toca. Escribía fundamentalmente sobre contenidos de la subcultura y exploraba la historia oculta de Vancouver, en varias ocasiones me envían para cubrir los acontecimientos locales extraños. Gracias a mi trabajo en VICE he conseguido mi trabajo actual como Editor de Outspeak, que es una sección de HuffPost. Zac también trabaja conmigo, así que no nos podemos escapar el uno al otro. Nuestra vida y nuestro trabajo estan unidos

Zac Thompson: Honestamente Lonnie y yo hemos estado en prácticamente siempre en el mismo camino. También fui redactor en bloody-disgusting.com por un tiempo. Después de eso estuve en IGN y otros portales de entretenimiento antes de conseguir un contrato en VICE. Allí escribí largos textos sobre la subcultura, la cultura pop, y ensayos personales que fueron muy importantes para mi. Creo que VICE fu eun instrumento que me ayudó a desarrollar mi voz como escritor y hacerme mas valiente, pues me sacó fuera de mi zona de confort en más de una ocasión.

ZN:La mayoría de los autores comienzan con la lectura de cómics de DC o Marvel. ¿Cuáles fueron en vuestro caso? ¿Y que cómic os hizo ver más allá de los superhéroes y querer escribir cómics?

LN: Crecí leyendo mucho de Tintin, que tomé de la biblioteca de la escuela cuando era muy joven. Lo leí en francés, así que no entendía completamente todo lo que leía. Pero mi amor por los cómics comenzó con cómics de los X-Men y Spiderman, que tenían mi hermano y mi primo. Nunca los leí como una serie porque no entendía cómo funcionaban los cómics, pero me encantaba ver los dibujos de mis personajes favoritos. Los primeros cómics que me impactaron a un nivel más profundo y que hicieron que quisiese escribir cómics fueron la serie de Marvel Knights Punisher, Green Lantern de Geoff Johns y Batman de Grant Morrison. A partir de ahí, al menos en términos de libros de superhéroes, encontré las cosas más extrañas que todavía me inspiran a día de hoy como la etapa de Alan Moore en Swamp Thing, Watchmen, The Sandman, Doom Patrol y Animal Man de Grant Morrison. Esos fueron los primeros libros que me permitieron comprender el poder del medio. Fuera de los cómics de superhéroes había otras influencias importantes que descubrí y eran cosas como V de Vendetta, Sweet Tooth, Black Hole (prácticamente cualquier cosa de Charles Burns), From Hell, Fun Home y mucho más.

ZT: Solía ​​pasar mucho tiempo leyendo los números de Archie de mi madre. No eran cosas particularmente emocionantes, pero era todo lo que tenía a mano cuando era pequeño. Tras ello, empece a leer números de X-Men de mi hermano mayor, así como comics de Batman de los 90 tras ver los episodios de la serie animada. Aunque eso realmente no equivalía a mucho más que un disfrute general del medio. No fue hasta que más tarde leí The Sandman de Neil Gaiman e Y El último hombre de Brian K Vaughan, cuando las cosas realmente hicieron clic. Pasé a leer todo lo que Grant Morrison había escrito y comencé a ver que las cosas no tenían que ser sobre quién podía pegar con más fuerza. Los cómics, como cualquier otra pieza de ficción, podían realmente tratar cuestiones morales con todos sus matices. Podían ser poderosos y provocadores. Y es lo que trato de hacer todos los días que me siento a escribir.

ZN: En mi opinión, The Dregs se basa en dos puntos. Una de ellos es la situación social. ¿Un cómic como The Dregs habría sido posible sin el cambio de pensamiento respecto a la realidad social acontecida tras la crisis del 2007? Aunque la situación que relatáis, va más allá de fechas o crisis. Por otro lado, está la importancia de cinco autores: Chandler, Swift, Camus, Wilde y Cervantes. ¿Qué nos podéis decir sobre la influencia de cada uno de ellos en The Dregs?

LN: Zac y yo somos un producto del mundo en que vivimos y de los medios de comunicación / entretenimiento que consumimos. Nuestras historias, generalmente, tratan de reflejar la realidad y la contamos del modo que las historias que leemos, vemos o escuchamos. Obviamente, leemos mucha ficción y no ficción, pero también nos hacemos eco de los terribles niveles de vida y la actual crisis de drogas que sufre Vancouver. Es difícil no sentirse inspirado por lo que ves todos los días, y nos pareció bien meternos en el mundo de la falta de vivienda y de los traslados, estan delante de nosotros y es imposible ignorarlo. Lo que hemos hecho, ha sido ver la realidad y aproximarnos a ella con un medio que nos es familiar. La ficcion y el trabajo en diversos géneros, nos permite, extrañamente, comprender mejor la realidad, o al menos ver alguna otra clase de verdad detrás de todo. Tampoco queremos hacer un libro solo social, que generase una lectura sesuda a los lectores. Chandler, por ejemplo, siempre escribió para explorar el moribundo sueño americano, y es una profunda deconstrucción de América, logrando que el país se viese con una luz completamente nueva, pero normalmente sólo se ve como un escritor del crimen. Todos los escritores que influyeron en este libro trataron temas sociales y filosóficos, pero nunca hablaron al lector o predicaron al coro, así que queríamos intentar seguir sus pasos.

ZN:The Dregs está publicado por Black Mask. ¿Fue vuestra primera elección o es la única que podría publicar una historia como la de The Dregs?

LN: Enviamos el libro a otros sellos pero todos lo rechazaron, y en realidad estamos muy agradecidos, porque visto ahora, Black Mask es el único lugar en el que realmente podía estar este cómic. Como hemos señalado, todos los elementos socio-políticos son parte integrante de la historia, y queríamos explorarlos de manera transgresora para acercarnos a la sombría realidad de la situación. Y no creo que ningún otro editor nos hubiera permitido decapitar y castrar a una persona sin hogar en la escena de apertura del libro. Tenemos suerte de que Black Mask, y el editor Matt Pizzolo, supieran lo suficiente como para ver más allá del gore de aquellas páginas iniciales. La verdad es que Black Mask es probablemente el sello que está tomando los mayores riesgos en los cómics en estos momentos, con tebeos como 4 Kids Walk Into a Bank, Young Terrorists, Black, Kim & Kim, y muchos más, por ello estamos orgullosos de formar parte de un grupo tan brillante de personas en la industria del cómic que están tratando de impulsar el medio. También ayudó a que Eric había trabajado con ellos antes y tenía una reputación de ser un gran dibujante que cumplía con los plazos.

ZT: Mirando hacia atrás, este libro realmente no podría haber existido en ningún otro sitio fuera de Black Mask. Creo que mucha gente ve un sello como Black Mask y se pregunta porque tienen una linea de cómics tan fuerte, pero hablando con Matt Pizzolo queda bastante claro. Él busca cómics que tengan voz propia, que tengan algo que decir, y no se interpone en ante ello, no quiere hacerlo. Black Mask permite a los creadores tomar riesgos y realmente nos anima a permanecer en el camino iniciado en todo momento. Ha hecho un trabajo maravilloso para crear una línea increíblemente fuerte, de libros arriesgados que desafían a los lectores a pensar y consumir los cómics de manera diferente. No podríamos tener más suerte que formar parte de la familia Black Mask.

ZN: La primera página es una declaración de intenciones, y las siguientes una una cruda metáfora. ¿De quién fue la idea?

ZT: Siempre supimos que teníamos que crear esa relación entre la ciudad y la población que se ve en las primeras páginas. La primera página es cien por cien una declaración de intenciones que trabajamos juntos. Queríamos mostrar la ciudad de Vancouver como un personaje en sí mismo, creciendo indiferentemente a la gente que habita en ella. Entonces supimos que teníamos que mostrar inmediatamente como crece la ciudad. Queríamos usar esa cruda metáfora para mantener a los lectores atentos. Al hacerlo, al final de esas cinco páginas, sabes de lo que trata la serie y de lo esta Arnold en contra.

LN: También queríamos contar un misterio de una forma diferente, uno donde la respuesta, en su mayoría, es conocida por el lector. No es tanto un quién lo ha hecho, sino más una cuestión de por qué está pasando esto y si una persona va a ser capaz de resolver el gran rompecabezas que se le ha presentado.

ZN: En el desarrollo de la trama a lo largo de los cuatro números, se observa que el protagonista, el anti héroe de la historia, asume los papeles tanto de Quijote como del propio Marlowe de Long Goobye, así como de Sísifo. Una mezcla de locura e investigación, pero lo que me parece más interesante, es cómo entender el mito de Sísifo, con el hombre actual y la situación presente.

LN: Sí, al final se produce la unión de todos los temas, influencias e ideas que estábamos explorando en el libro, y sin profundizar mucho, la mejor manera de manifestar la idea de un héroe que lucha contra un mundo que constantemente amenaza con consumirlo, fue haciéndole transitar por las raíces de las novela de detectives e incorporando algunas imágenes del expresionismo alemán ya utilizadas por el cine negro.
Arnold tiene mucho de Sísifo, su lucha eterna, su deseo sin fin, ser algo que nunca puede ser, el esfuerzo por encontrar sentido y dar sentido a un mundo que intrínsecamente rechaza el sentido. Afortunadamente, Eric fue capaz de aportar algo de magia a estas páginas finales. Le dimos guiones detallados, pero él aportó mucho al diseño de página, y la mayoría de lo que ves, en términos de diseños y narración gráfica de las páginas finales es responsabilidad de un Eric desatado, y no puedo decirte lo impresionante que fue cuando Zac y yo vimos esas páginas. Era todo lo que queríamos que fueran, y estaba claro que Eric se estaba esforzando por hacer el mejor trabajo de su carrera. Él coloreó esas secuencias finales en blanco y negro.

ZT: Desde el principio sabíamos que volveríamos a las referencias presentadas al inicio, y las retorcimos alrededor de Arnold como una serpiente constrictiva, en sus páginas finales. A causa de que el lector ha estado en este viaje con Arnold durante tanto tiempo, esperábamos que también sintieran el descenso a la locura. Tratamos de romper las convenciones típicas de los diseños de página y la estructura para generar una sensación de malestar, y mostrar una porción de su mundo, haciendo que vivieras ese momento con él.

ZN:También me parece muy interesante que sea una observación de la realidad: drogas, especulación inmobiliaria, población sin hogar, vencindades frías, etc., más que un cómic con respuestas. Aunque uno puede intuir que una de ellas es que la lucha individual es fútil.

ZT: Nos propusimos hacer comentarios sobre todas esas cosas, pero nunca dar respuestas de ninguna clase. Creo que The Dregs encarna la idea de que el lector busque las respuestas frente a la futilidad. Como Lonnie dijo antes, se trata de esforzarse por encontrar significado en un mundo que se niega a tener sentido. Nosotros proponemos esta pregunta deliberadamente, pero no ofrecemos respuestas fáciles a nada, porque estamos más interesados ​​en que los lectores hagan el trabajo por sí mismos. Quiero decir, al leer el libro, probablemente queda claro cómo nos sentimos acerca de la mayoría de estas cosas, pero no estamos tratando de empujar a nadie hacia ningún lado.

LN: Creo que a la gente, a todo el mundo, le gusta buscar significados, patrones ocultos, signos de que hay algo mayor en el trabajo, y como dijo Camus, el gran chiste de todo es que estamos tratando de atribuir significado a algo que inherentemente no lo tiene. Pero a pesar de lo sombrío de ese pensamiento, Camus sostuvo que todavía hay valor en la atribución de un significado, en la lucha mantener ese propósito. De ese modo, creo que hay una especie de esperanza en el libro, pero no como estamos acostumbrados.

ZN:Un ejemplo que muestra que lo narrado, está sucediendo en la realidad, son las fotos de Thanh Nguyen, publicadas al final de cada número.

LN: Sí, este era exactamente el propósito de incluir la serie de fotografía de Thanh en la parte final de cada número. Zac, Eric y yo estábamos trabajando duro para construir un mundo ficticio, sin embargo, la realidad de él se extiende mas allá de las páginas de nuestro libro. Las fotos de Thanh realmente captan la vida en la calle de Vancouver sin sentirse prosaica. Capturan la dureza de esa vida, pero también la sensación de que son personas con pasiones y pasatiempos. Tratan de mostrar cómo todo en nuestro mundo es diverso y tiene mas matices de lo que pensamos.

ZN:La historia es potente y le da mucha fuerza los lápices de Eric Zawadzki y al color de Dee Cuniffe. ¿Qué nos pueden decir sobre su gran trabajo?

ZT: Eric y Dee hicieron que este libro sea lo que es. Cuando trabajamos en la composición de las paginas, teniamos en mente las increíbles capacidades de Eric para narrar y mejorar nuestras palabras, garantizando que la acción y el drama fuese comunicado de manera eficaz. A menudo, Eric tomaba nuestros guiones y realizaba pequeños cambios que mejoraba la manera de transmitir la historia. Fue él, quien nos empujó a incluir tantos detalles, construyendo un mundo con tanta suciedad. Estamos eternamente en deuda con él por hacer de esta serie lo que es. Hubo tantas veces en que las páginas mejoraron mas allá de lo que yo podía imaginar.
Dee fue una pieza importante en la creación de la estética y humor negro. Él y Eric forman un gran equipo, su trabajo al color evocó el género negro que teníamos en mente. Mejoraba nuestros guiones de elementos propios, en su trabajo de iluminación y creación de ambientes. Es responsable de dar a cada viñeta una personalidad propia y que existiese fluidez entre ellas . No puedo imaginar un equipo mejor de colaboradores para este libro.

LN: Eric es tan narrador como nosotros, y eso es un plus mas. No creo que muchos lectores se den cuenta de lo importante que es para que la historia funcione y que mejore la forma de narrar el cómic; como en los diseños de viñetas, diseños de páginas, colocación de diálogos y expresividad de los personajes. Eric piensa mucho en ello y pone cuidado en cada uno de estos detalles, incluso en la forma en que se dibujan los bordes de página, y es algo que Zac y a mi también nos importa , para intentar crear un libro como un todo. Así que haber encontrado a alguien que es tan detallista con la historia como nosotros, fue un gran regalo. Creo que Eric nos ha mal acostumbrado, considerando que este es nuestro primer gran proyecto. En cuanto a Dee, llegó a bordo un poco tarde en el proyecto y se ajustó perfectamente con el equipo desde el primer día. Sus colores encajan muy bien con las tintas de Eric, y ver a los dos trabajando en tándem fue realmente asombroso. Los colores son un aspecto vital del libro, le proporciona un pulso, Dee es del pensamiento, que las páginas han de verse acorde al estado de ánimo que se quiere transmitir en cada viñeta. Espero estar trabajando con ellos dos durante mucho tiempo.

ZN: Y después de The Dregs, ¿tenéis otro cómic en mente?

LN: Zac y yo estamos trabajando en varios proyectos juntos. Tenemos otra serie en la que estamos trabajando para Black Mask que es una especie de mirada a nuestra obsesión cultural actual , respecto compartir nuestras vidas digitálmente a través de una lente de terror corporal, un gran homenaje a Cronenberg. También tenemos otra serie de la que no puedo decir mucho, pero es una especie de secuela temática de The Dregs, en la que estamos tratando con un extraño protagonista que tiene una gran fascinación por algunas figuras literarias muy interesantes. Además, tengo algunas historias cortas, y estoy desarrollando un par de películas y proyectos de televisión. También debo mencionar que Eric tiene un nuevo proyecto en el que está trabajando y he visto algunas páginas y parece increíble. Nunca deja de crecer como artista y va a hacer grandes cosas en los próximos años. Y Dee actualmente está trabajando en Redneck y su color en ese libro es simplemente impresionante. Él es uno de los mejores, así que espero cosas grandes de él.

ZT: Tenemos algunas cosas bajo la manga como dijo Lonnie. Trabajamos tan bien juntos que no queremos perder eso. Los cómics son siempre un trabajo de colaboración, y Lonnie y yo realmente hemos encontrado una voz única. Estamos canalizando eso en estos dos nuevos libros. Aparte de eso, también estoy trabajando en una extraña serie de ciencia ficción que aún no se ha anunciado junto con la preparación para lanzar mi primera novela en octubre. Ha sido un año salvaje.

ZN:Para terminar. ¿Queréis comentar algo más sobre The Dregs para el lector español?

LN: Supongo que diría que es tan surrealista para mí que nuestro libro sobre la gentrificación en Canadá haya tenido eco en otros países como España. Es una sensación maravillosa saber que estamos conectándonos con personas de diferentes culturas, porque para mí, la ficción debe ser capaz de servir como puente entre espacios, ya sean geográficos o mentales. Por lo tanto, gracias por darle una oportunidad a nuestro libro, realmente significa mucho para nosotros.

ZT: Comparto los sentimientos de Lonnie, es simplemente una locura, que este libro esté llegando al público en el espacio internacional. Intentamos realmente concentrarnos en los temas que estábamos viendo específicamente en nuestra ciudad, y parece que no estamos pasando por estas cosas de manera aislada. Esperamos que si usted lee el libro, le da algo en lo que pensar.

ZN: Muchas gracias, Lonnie y esperamos que The Dregs tenga una larga vida porque lo merece.

LN: ¡Muchas gracias! Fue una gran entrevista.

ZT: Gracias

Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]