Mundo Independiente: Novedades USA #40

Hablamos de las novedades más interesantes en la industria independiente americana. Esta semana, The Boys: Dear Becky, Green Hornet y Big Girls.

Por y
0
1639

Volvemos al ruedo con tres series largo tiempo pendientes. La pandemia dificulta encontrar el tiempo para preparar la sección, pero un servidor confía en poder retomar el ritmo de publicación pronto. Asimismo succedió lo inesperado… me quedé encallado con una novedad, incapaz de aportar una valoración, y me obcequé en redactarla, hasta el punto de demorar la publicación de esta entrega.

The Boys: Dear Becky #1, de Garth Ennis y Russ Brown

Edición original: Dynamite Entertainment.
Guion: Garth Ennis.
Dibujo: Russ Braun.
Color: Tony Aviña.
Formato: Grapa, 32 páginas.
Precio: $3.99.

Hoy, con el permiso de José María Vicente, meto un pie en esta sección para hablar del regreso de una de mis series favoritas, The Boys, que comenzó como una macarrada y acabó como una serie muy reflexiva, con muchos cambios de registro y más que decir que la inmensa mayoría. Después de 72 números y 3 miniseries, la colección creada por Garth Ennis y Darick Robertson vuelve con una nueva historia y algunos cambios, seguramente para aprovechar el interés generado por la exitosa adaptación a televisión que ha hecho Amazon, de la cual podremos ver la segunda temporada en poco más de un mes. Aunque podría decirse que la motivación es esa, lo cierto es que, si vamos a las ediciones de The Boys en tomo, encontraremos un texto hacia el final en el que el propio Garth Ennis admite que le quedó algo en el tintero, precisamente hablar de Becky, la que fuera motor importante en el desarrollo de la colección pero que quedó como un personaje al que apenas se le dio cancha, así que, en cierta manera, esto se puede ver como el pago de una deuda que el escritor tenía pendiente.

El cambio fundamental que encontramos es el dibujante, Darick Robertson se bajó del barco y deja sus creaciones en manos de Russ Braun, pero esta no es la primera vez, Braun ya se ocupó de un buen puñado de números mientras Robertson se tomó un descanso hacia la mitad de la colección, y luego regresó un poco después para sustituir al co-creador de la serie cuando este estaba realizando la miniserie dedicada a Carnicero. En definitiva, Russ Braun vuelve a la serie y lo hace mejor que nunca, el autor ha evolucionado desde hace casi diez años, lo pudimos ver en su última obra publicada en España, Jimmy’s bastards, para Aftershock y también con Garth Ennis, y ahora está mejor que nunca.

La historia de este Dear Becky es una mezcla de presente y pasado, la primera mitad del cómic nos pone al día con la vida de Hughie y Annie, aunque ella no aparece, unos 10 años después del final de The Boys, con ambos viviendo en el pueblo de Hughie. La primera mitad del cómic es una conversación entre nuestro querido protagonista y su amiga Bobbie mientras se dedican a tomar cervezas sin parar, hablando de lo que les pasó pero mezclándolo con temas personales y sociales, así Ennis mete su crítica habitual al poder establecido en todos los sentidos, desde la crítica a la imposición del hombre blanco heterosexual, el Brexit, el gobierno de Trump o incluso hace referencia al coronavirus, con su lenguaje soez habitual. La segunda mitad del cómic está destinada a generar el misterio que nos enganchará a la colección, cuando a Hughie le llega un paquete misterioso, el diario de Becky, donde Carnicero ha seguido escribiendo, de esta forma nos vamos a la historia previa a su entrada en The Boys, cuando Mallory aún estaba en el grupo.

En definitiva, se puede decir que este primer número es una mezcla entre el estilo macarra del principio, aquí se encuentran con la versión retorcida de Shazam, cuando la acción se sitúa en el pasado, con los diálogos del final de la serie, mucho más elaborados y con un mensaje potente. Sin duda a quien le haya gustado la serie original disfrutará de este comienzo. Por aquí la seguiremos con atención y esperaremos a la edición española de Norma cuando llegue.

Green Hornet #1, de Scott Lobdell y Anthony Marques

Edición original: Dynamite Entertainment.
Guion: Scott Lobdell.
Dibujo y Color: Anthony Marques.
Entintado: J. Bone.
Formato: Grapa, 20 páginas.
Precio: $3.99.

Dynamite se resiste a dejar morir a sus héroes pulp. Green Hornet recibe una nueva oportunidad con otro autor más que conocido en la industria. Hablamos de Scott Lobdell, el todopoderoso guionista de la Patrulla-X en los 90 y mano derecha de Bob Harras, el controvertido editor jefe de DC Comics. No es un nombre que uno asocie al subgénero pulp, pero eso no tiene que ser un inconveniente.

Mientras que otros autores prefieren ceñirse a las convenciones del género, Lobdell prefiere ofrecer un argumento inesperado y probablemente inapropiado si no sabe llevar a buen puerto su historia en los siguientes. En vez de enfrentarse a gánsteres o empresarios corruptos, el héroe que Seth Rogan interpretó en una nefasta película se las tiene que ver con alienígenas. Un bebé de otra planeta llega a la Tierra (¿tendrá algo que ver con que Lobdell escribiese a Superman hace unos años?) y será la labor del protagonista y su ayudante Kato protegerlo.

No es este un mal debut. Lobdell hace un trabajo correcto que da cierta confianza para los siguientes números. En mi opinión, podría habernos presentado mejor al protagonista y su entorno; ¿qué necesidad había de pausar la narración central para un flashback tan innecesario y largo? Tanto tiempo dedica a la introducción que poco le queda para la trama central, dejándonos con bastantes interrogantes y sin ningún poderoso aliciente para continuar leyendo. Ahora bien, no puedo negar que tampoco hace tan mal trabajo, ya que en ningún momento se hace pesada o cansina la lectura.

En el apartado gráfico tenemos a Anthony Marques, dibujante que le debe mucho al difunto Darwyn Cooke. Me encanta que se desmarque del estilo habitual en los dibujantes que contrata Dynamite, semi-realista y aburrido. También se colorea a sí mismo, usando una paleta de negros y verdes que le da al cómic un aspecto bastante agradable. Tal paleta, junto a algunas poses demasiado caricaturescas, pueden confundirnos en más de un momento, haciendo difícil seguir la acción; pero en general, pese a estar por debajo del nivel de autores como el mencionado Cooke, cumple con soltura.

En resumen, un comienzo correcto que si bien no despeja todas las dudas que podamos tener, da a entender que tampoco hay motivos para tener miedo del resultado final.

Big Girls #1, de Jason Howard

Edición original: Image Comics.
Guion: Jason Howard.
Dibujo y Color: Jason Howard.
Formato: Grapa, 28 páginas.
Precio: $3.99.

A Jason Howard, colaborador habitual de Warren Ellis, le han entrado ganas de probar a escribir sus propias historias. Habiendo trabajado con el guionista detrás de series tan sofisticadas como Planetary (de basura como Blackgas y Gravel mejor no hablar), seguro que tiene una idea tremendamente innovadora… o no. Su primer trabajo como autor completo, Big Girls, trata sobre mujeres gigantes luchando contra hombres convertidos en monstruos gigantes que bien podrían aparecer en una película de Godzilla.

A Howard le molan los kaijus, eso está claro. Como si estuviese ideando la nueva película de Godzilla, se recrea en la acción y la espactacularidad, en los diseños de los monstruos y en extensos paisajes urbanos que serán derribados nada más comenzar la batalla. Si habéis leído Cemetery Beach, sabréis que está más que preparado para dibujar un cómic de estas características. No puedo criticarle mucho a este cómic en cuanto al dibujo y color. A veces es caótica la narrativa, a veces el color se antoja demasiado grisáceo; pero el dibujo jamás es estático o la paleta de colores fea. Estamos ante un profesional disfrutando cada página, y eso se nota.

Desafortunadamente, no puedo darle similares elogios al guión. En ningún momento me atrapa o suscita el más mínimo interés. Como guionista Howard transita por caminos demasiado conocidos por los lectores del cómic americano. El jefe que vende su alma por el bien del mundo, una heroína que se opone al sistema, una sociedad atemorizada y profundamente dividida… Podría ser cualquier otra serie de accion con toques de ciencia-ficción de Image Comics, sobre todo porque no hay nada que la distinga de otras propuestas con elementos similares. Falta alguna idea verdaderamente interesante o por lo menos una caracterización de personajes que me justifique por qué debería interesarme este mundo ficticio en vez del de una serie rival. Uno pensaria que la premisa de la serie podría servirle a Howard para explorar grandes temas o analizar malestares sociales, pero solo veo un adorno innecesario, una forma de distraernos de la flaqueza del guión presentando personajes y situaciones que puedan animarnos a seguir leyendo.

¿Estoy siendo injusto? Quizá. Pero mi paciencia para los cómics de Image se ha ido acortando com el paso del tiempo. Quiero ver algo más que variaciones de las mismas historias, y los autores que publican a través de la editorial parecer ser ignorantes de ello. Si no consiguen convencerme en el primer numero de que su propuesta es diferente o la ejecución de esta estará por encima de la buena, adiós.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments