Mundo independiente: Material #1

Por
6
401
 
material

Edición original: Material #1 USA, Image Comics.
Guión: Ales Kot.
Dibujo: Will Tempest.
Formato: Grapa USA, 27 páginas.
Precio: 3,50 $.

 

Ales Kot ha apostado fuerte por Material. El que ya se ha revelado como uno de los guionistas más interesantes del panorama norteamericano se ha decidido a parir una obra densa, pretenciosa, adulta, seria, llena de referencias culturales y alejada (en cierta medida por lo menos) de temas fantásticos para así hablarnos de sus inquietudes sobre el mundo real. Material no pretende ser un divertimento escapista sino un vehículo para plasmar reflexiones sobre este entorno progresivamente más y más complejo llamado siglo XXI en el que nos desenvolvemos como podemos la gente corriente.

Kot afirmaba en una entrevista que, sin pretender generar hype ni publicidad sensacionalista, esta es la obra que lleva toda la vida queriendo hacer. Y tratándose del guionista de trabajos tan notables como Zero, Wild Children, Change o las etapas mas brillantes de los últimos tiempos del Escuadrón Suicida y Vengadores Secretos, tal vez eso sea poner las expectativas bastante altas. El escritor, seguro de la validez de este nuevo producto de su teclado pero sin querer estafar a nadie, incluso se ofreció a devolverle el dinero a quien no le gustase el cómic; eso sí, poniendo como condición que se hubiesen comprado dos copias. Y no me cabe duda de que no serán pocos quienes le hayan escrito a aleskotsays@gmail.com para enviarle de vuelta sus dos ejemplares y que éstos le sean reembolsados, pues hay que adelantar ya que esta no es una obra hecha para ser del gusto de todo el mundo. Estamos ante un cómic arriesgado, especialmente porque es blanco fácil para que alguien le ponga la etiqueta de hipster o gafapastas.

Material nos cuenta cuatro interesantes historias de cuatro personas distintas. Quizás las pequeñas sinopsis que ofrecemos a continuación pueden ser consideradas por algunos como demasiado reveladoras. Es complicado hablar de ellas y evaluarlas sin ofrecer algunos datos, y lo cierto es que no son más que el punto de partida desde el que la obra empezará a desarrollarse a partir del siguiente número. Queda a elección del lector de esta reseña leerlas, ocultas a continuación bajo nuestro botón de spoilers.

Aviso de Spoiler

Tenemos a un profesor del MIT (el afamado Instituto Tecnológico de Massachusetts) que resulta un patente trasunto del intelectual Noam Chomsky. Éste personaje nos plantea relevantes cuestiones respecto a temas como la sociedad y la interpretación que hacemos de la realidad, mientras asistimos por un lado a cómo se desarrolla su relación con su hija y por otro a cómo alguien contacta con él por medios electrónicos declarando que se trata de primera inteligencia artificial de la historia, autoconsciente de forma fortuita.

También conocemos a una joven actriz que está en sus horas más bajas, entregada en decadencia a las drogas mientras un director que sigue creyendo en ella lucha por que les produzcan una película que los mandamases consideran demasiado artística y algo carente de acción y de tirón comercial.

Otro de los relatos se centra en un joven afroamericano que tras ser interrogado de forma intimidatoria por la policía al ser detenido en una manifestación, empieza a tener un acercamiento hacia movimientos por los derechos civiles como el de las Panteras Negras.

Y finalmente asistimos a la triste historia de un hombre musulmán Estadounidense que acaba de volver de su cautiverio en la prisión de Guantánamo a pesar de ser inocente de ningún crimen. Tal estancia le ha destrozado la vida de muchos modos, pues los traumas debidos a las horribles vivencias allí sufridas le impiden reconectar con su familia. Ni siquiera se atreve a hablarles de estos problemas que sufre debido a la típica vergüenza de la víctima ante hechos inenarrables, y debe fingir que todo progresa normalmente. Incluso su vida sexual se ha visto retorcida, incapaz ahora de excitarse ante nada que no le evoque las prácticas vejatorias a las que fue sometido durante tanto tiempo.

Adhiriéndose firmemente a una estructura preestablecida, Material va alternando estas narraciones en intervalos de exactamente dos páginas, las cuales tienen de forma omnipresente una cuadrícula de nueve viñetas. En casi todas ellas hay una nota al pie haciendo alguna referencia ampliando el tema del que los personajes están hablando. Y así, nos encontramos con citas de Jean-Luc Godard, Stanislav Lem, menciones a Jackson Pollock y alusiones a sesudos tratados de diversa índole. Finalmente, en las últimas dos páginas nos encontramos con una sección fija que va a constar cada mes de un texto, un pequeño ensayo de algún escritor al que Kot admira sobre algún tema que le interese. En este caso se trata de Fiona Allison Duncan, que nos habla de la colisión entre las visiones que tienen teóricos de pensamiento crítico pertenecientes a distintas generaciones acerca del tema de las implicaciones de la tecnología actual sobre la libertad humana. Duncan expone su propia postura de forma comparativa frente a la del marxista italiano Franco “Bifo” Berandi.

MATERIAL001

El apartado gráfico de Will Tempest cumple sin más, siendo tal vez algo feista, atributo que por otro lado tampoco desentona con el espíritu digamos alternativo de la obra. Y es ese espíritu por el que debe ser juzgada Material. Ales Kot ha apuntado muy alto y habrá quien pueda acusarle de vacuo y pedante, claro. Pero a los ojos de éste redactor el resultado es realmente fantástico y lleno de interés como pocas propuestas. Habrá que ver si el desarrollo de todo lo planteado está a la altura, pues algunos son temas muy complejos y delicados, y el riesgo de decepcionar con lecturas que no resulten realmente inteligentes es grande, y puede aumentar con la diferencia de posturas que el lector pueda tener con el guionista. Kot no se lo ha puesto nada fácil a sí mismo, pero desde los intereses y gustos subjetivos de quien con entusiasmo escribe estas líneas, este debut promete que en los próximos números vamos a estar ante una gran obra, y lo promete mucho.

  Edición original: Material #1 USA, Image Comics. Guión: Ales Kot. Dibujo: Will Tempest. Formato: Grapa USA, 27 páginas. Precio: 3,50 $.   Ales Kot ha apostado fuerte por Material. El que ya se ha revelado como uno de los guionistas más interesantes del panorama norteamericano se ha decidido a…
Guion - 9
Dibujo - 7
Interés - 9.5

8.5

Vosotros puntuáis: 8.8 ( 2 votos)
6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Reverend Dust
Lector
9 junio, 2015 12:48

Una grandísima reseña, Sergio, que despeja todas mis dudas sobre si acercarme al Kot más intelectual. Por exceso de trabajo no he podido acercarme aún a este primer número y desconozco cuándo podré hacerlo, pero desde luego solucionaré esta falta a la mayor brevedad.

Por lo que entiendo, ésta seria una cara más realista y menos lúdica de su THE SURFACE, con Langdon Foss, que también está publicando actualmente, con un tono algo más ci-fi y reflexiones más veladas aunque igualmente interesantes. No sé si te has acercado a ella, si estás esperando al tomo para reseñarla o si directamente no te ha gustado, pero te la recomiendo aunque sea como cara B de este MATERIAL.

Un abrazo y sigue así, compañero 😉

Igverni
Lector
9 junio, 2015 14:34

Muchas gracias Sergio por tu reseña.

Lo cierto es que a pesar de tu alabanza, estoy bastante, bastante indeciso con esta serie, y creo que me esperaré a tener el tomo completo y ver si la trama tiene algún sentido y que opina la gante.

De lo que he comprado de Kot, hay una de cal y otra de arena.

– War Children fue, para mi, una enoooorme paja mental que “homenajea” demasiado a Grant Morrison.

– Secret Avengers es un divertimento sin más.

– Zero empezó muy bien, pero los 2 últimos números se le ha empezado a ir la olla, aunque aún espero que lo acabe satisfactoriamente.

– Winter Soldier si está siendo un fail de serie, aunque quiero ver como termina…

Así que no las tengo todas conmigo con Ales Kot, precisamente…

Reverend Dust
Lector
En respuesta a  Sergio Aguirre
10 junio, 2015 1:57

El cómic debut de Kot es WILD CHILDREN (no War, como te ha dicho Igverni), y aunque se le notan las costuras de la opera prima, con sus influencias morrisonianas, creo que tiene un poso puramente Kot que creo que el señor Ig ha pasado por alto. Me autocitaré para evitar enlaces:

“La carga metafísica de este cómic es potente, densa, supliendo su brevedad con una gran concentración de ideas. Por tanto, la reflexión juega un papel muy importante a través de dicha densidad conceptual, pero nunca a través de largos discursos filosóficos, sino de pequeñas píldoras de sabiduría escondidas en frases cortas, detalles gráficos y un envidiable apartado visual que se presta a todas las locuras experimentales que plantea Ales Kot.

[…] una vez más, Kot experimenta con las posibilidades del medio y encarga a un pletórico Riley Rossmo llevar a cabo dicha explotación del formato cómic. El estilo aparentemente a-medio-dibujar, con manchas y trazos sin borrar, en la parte “normal” de la historia (por llamarla de algún modo) está claramente buscado para acentuar el efecto de lo que están descubriéndonos. Es decir: nada es lo que parece y la mayoría de los defectos son impostados.

Por supuesto, donde más brilla Rossmo (acompañado del enorme trabajo del colorista Gregory Wright) es precisamente en las secuencias de meta-cómic (¿meta-literatura?), esto es, de cómic consciente de ser un cómic, como una entidad viviente que responde a lo que el guionista, el dibujante y los propios personajes le exigen para relatar los acontecimientos y demostrar sus conclusiones (aunque el LSD ayuda, literal y figuradamente).

Era por esto último que la crítica más superficial se lanzaba directamente a compararlo con Grant Morrison, el epítome de drogas + juegos metaliterarios en el mundo del cómic mainstream, pero no el único (y menos aún ahora). Kot sí que cita, en el buen puñado de influencias/referencias que aparecen en este cómic, a Los Invisibles, por lo que no niega su influjo, pero jamás se podrá afirmar que Wild Children no es un cómic muy personal, ligado a las inquietudes de su autor.”

P.S. Claro está, lo recomiendo, y son apenas 64 páginas.

http://i.imgur.com/wIkvvYU.png

Igverni
Lector
En respuesta a  Sergio Aguirre
10 junio, 2015 22:05

Vaaaale Reverend…
Lo volveré a coger del estante de arriba de lecturas a olvidar, a ver si leída otra vez mejora la experiencia de WILD children…

Saludos 🙂