Mundo independiente: Cuando Dark Horse revolucionó el mundo

Por
17
728

La semana pasada os explicamos con todo lujo de detalles la creación de Image Comics y su impacto en el mercado noteamericano. Cualquiera que se lea el artículo sin conocimiento de cómo funciona la industria del Noveno Arte en Estados Unidos podría llegar a pensar que los chicos de Image descubrieron el Santo Grial, pues crearon un sistema de publicación novedoso que solucionaba los problemas derivados de la propiedad artística (recordemos, por si hay algún neófito en la sala, que DC Comics y Marvel Comics son propietarias de sus personajes y obras, y hasta no hace tanto mantenían unas políticas de explotación que dejaban en situación de desamparo a los verdaderos creadores de éstas). Sin embargo, la iniciativa de Image no fue la única. De hecho, ni siquiera fue pionera (aunque sí en su concepto). Fue la más vistosa y por eso muchos consideran que Image Comics fue el paradigma de las editoriales independientes. Otros prefieren dar ese papel a la que durante muchos años fue la principal competidora de Image: Dark Horse Comics. Y es que esta otra editorial también se fundó en la base del respeto por la propiedad editorial, y también se enfrentó a las dos grandes… La diferencia entre Image y Dark Horse radica en sus políticas editoriales… Pero para que lo entendáis necesitamos hacer una radiografía de los primeros días de la Casa del Caballo, así que eso es lo que vamos a hacer precisamente hoy… Vamos a desgranar las capas que configuran Dark Horse Comics.

Ficha de Dark Horse Comics

Antes de nada, y aún a riesgo de repetir algunos conceptos que desarrollaré después, voy a recuperar la ficha de Dark Horse Comics que os ofrecimos hace cerca de un año para que nos pongamos rápidamente en situación:

 

Tipo: independiente.
Géneros: Acción, horror, ciencia ficción, fantasía, noir.
Autores relevantes: Frank Miller, Mike Mignola, John Byrne, Mike Allred, Paul Chadwick, Stan Sakai, Joss Whedon, Matt Kindt, Michael Avon Oeming, Brian Wood, Eric Powell, John Ostrander.
Series relevantes: Usagi Yojimbo, Ghost, 300, Sin City, Concrete.
Licencias relevantes: Aliens, Buffy Cazavampiros, Conan, Predator, Star Wars, Terminator.

 

Creada en 1986, Dark Horse es la editorial independiente por antonomasia. Se ideó para dar cabida a cómics de autor en un mercado que evolucionaba a pasos de gigante – recordemos que por aquellas fechas desembarcaron los creadores británicos en DC Comics y se publicaron obras tan importantes como Crisis en tierras infinitas o el Daredevil de Miller, por poner sólo dos ejemplos –. Por este motivo, Dark Horse atrajo la atención de autores de primera talla como Mignola o el propio Miller. ¿Cuál fue el resultado? La creación de sucesivas franquicias entre las que destacan 300, Sin City o Hellboy, sin duda alguna, obras maestras que han traspasado la barrera del papel.

Con el paso de los años, la oferta de Dark Horse se fue diversificando. Esta editorial fue pionera en la publicación de manga. Eso sí, su selección de series japonesas fue impecable. Entre las obras publicadas por esta casa nos encontramos con imprescindibles como Akira, Astro Boy, Berserk, La espada del Inmortal, Ghost in the Shell, Trigun, Gantz o Sakura la cazadora de Cartas. Aunque no es un tema que incumba demasiado a una sección de cómic independiente dedicado a las obras autóctonas, nos permite ver el irreprochable nivel de calidad al que aspira esta editorial.

Dark Horse también marcó el camino a seguir en lo que se refiere a licencias cinematográficas y televisivas. Sin ir más lejos, la inclusión de los cómics de Star Wars dentro de la línea editorial de Dark Horse marcó un antes y un después en los cómics provenientes de otros medios. (…)

Actualmente, Dark Horse sigue fiel a sus orígenes. Es la casa de Star Wars, de Buffy Cazavampiros, de las creaciones de Mignola, de Conan, etc.; y, como ya dije antes, nunca deja atrás su sello de calidad. Eso sí, actualmente se centra en los cinco géneros que tenéis en el recuadro. Podemos añadir algunos más si atendemos a las reediciones y a sus publicaciones manga. Es más, si indagamos en el pasado veremos que estamos ante una editorial muy versátil que ha publicado casi de todo.

Dark Horse Comics, pequeña cronología

En el artículo nos centraremos sobre todo en la creación de Dark Horse y en su política editorial, pero antes nos haremos eco de la cronología oficial de esta editorial. Este pequeño resumen de la vida de la Casa del Caballo es una herramienta ideal para darnos cuenta de cómo se han ido configurando las capas que conforman esta empresa:

1980:   Aunque Dark Horse se fundó en 1986, sus inicios se dan en 1980 porque ese fue el año en el que Mike Richardson fundó su primera tienda de cómics, Pegasus Books, usando los dos mil dólares de crédito de su tarjeta. Pegasus Books abrió sus puertas en Bend, Oregon. En realidad, el sueño de Richardson era escribir e ilustrar libros para niños, algo que iba a hacer a la par que mantenía su tienda, pero tuvo tanto éxito con su negocio que tuvo que posponer su sueño. En vez de escribir su libro, abrió nuevos locales en Oregon y en Washington. Y podría haber sido feliz con su negocio, pero le frustraba la baja calidad de los productos que vendía, de manera que buscó fondos para lanzar su propia editorial. Por motivos que ya explicaremos más adelante, Dark Horse nació con una idea en mente: tratar a los escritores y dibujantes como socios. Como efecto secundario de esta política editorial, los mejores autores de la industria se vieron irremediablemente atraídos por la figura de un caballo oscuro.

1986:   Este año, Dark Horse dio el pistoletazo de salida a su aventura editorial con la publicación de Dark Horse Presents y Boris the Bear. La primera cabecera aún existe hoy en día y sirve de presentación a autores y series como hiciera en sus inicios. Este también es el año del nacimiento de Concrete, una obra que se convirtió en la bandera del Dark Horse de los primeros años y que ganó veintiséis premios y nominaciones. En menos de un año, Dark horse añadió 9 títulos nuevos, entre ellos, The American, The Mark, Trekker y Black Cross.

1987:   Godzilla: King of the Monsters fue el primer manga publicado por la editorial del caballo y marcó el inicio de una política editorial que aún se mantiene hoy en día y que es tan simple como lo que sigue: si un manga es de elevada calidad, a Dark Horse le interesa. No busquéis líneas de manga temáticas, al caballo solo le interesa la calidad. Durante sus más de 25 años de historia, Dark Horse ha publicado El lobo solitario y su cachorro, Akira, Astro Boy, Ghost in the Shell, La espada del inmortal, Trigun, Gunsmith Cats y una gran selección de las obras de CLAMP. Esta línea es tan importante para Mike Richardson que éste visita Japón de manera regular y ha cosechado una gran amistad con los mejores autores del país del Sol naciente.

godzilla-dark-horse
Cuidado, que el manga pega fuerte.

1988:  Tras unos prometedores inicios, Dark Horse nos mostró su lado más ambicioso al hacerse con los derechos de las franquicias cinematográficas más populares del momento: Aliens y Predator… Y en 1990 remató la jugada al hacerse con los derechos de Star Wars. De esto ya hemos hablado en más de una ocasión porque Dark horse tomó una política de franquicias muy diferente a la de sus predecesoras y consiguió un éxito inusitado al convencer a grandes creadores para que se encargasen de este tipo de tebeos y, encima, los tebeos fueron concebidos como secuelas, de manera que ofrecían material original y complementario. Actualmente, dentro de la línea de licencias, nos encontramos: Star Wars, Buffy the Vampire Slayer, Mass Effect, Aliens, Predator, Conan, Serenity y Dollhouse, entre otros.

1990:   Este año marca el inicio de un hito que se propagó por todas las editoriales. Dark Horse juntó Aliens y a Predator en un único tebeo, y éste fue tan exitoso que le sucedieron cruces a cada cuál más inimaginable, incluso con otras editoriales, como DC Comics. Gracias a la colaboración con la competencia pudimos leer títulos como Batman versus Predator, Superman/Aliens y Joker/Mask.

Este año también se publicó el Give Me Liberty de Frank Miller y Dave Gibbons. El éxito de esta obra unido a la política favorable a los derechos de los autores supuso el inicio de un éxodo de las grandes hacia Dark Horse. De esta manera, la editorial del caballo “robó” a las dos grandes a gente de la talla de Mike Mignola, Art Adams, Walt Simonson, John Byrne y Chris Claremont. Así se asentaron las bases del mercado independiente moderno.

1992:   Casi todos hemos visto alguna de las muchas películas que se han estrenado de personajes o series de Dark Horse. Eso es así porque Richardson fundó en 1992 Dark Horse Entertainment, Inc. para promocionar las adaptaciones cinematográficas de la Casa del Caballo. Ese mismo año, Dark Horse Entertainment llegó a un acuerdo con Twentieth Century Fox, Larry Gordon y Largo Entertainment para iniciar una carrera cinematográfica. En menos de tres años, se estrenaron tres títulos. La Máscara y Timecop, ambas creaciones de Richardson, se coronaron en el primer puesto de recaudación de taquilla en su semana de estreno. Actualmente, Dark Horse Entertainment ya ha producido cerca de dos docenas de películas y proyectos televisivos.

1993:   Dark Horse inició su expansión vía tiendas con la creación de Things From Another World, Inc.

1998:   Se estrenó una nueva línea, en esta ocasión de merchandising. Llevó el nombre de Dark Horse Deluxe y no se limitó a las colecciones Dark Horse. También hicieron líneas de productos externas como Tim Burton’s Tragic Toys for Girls and Boys, Joss Whedon’s Serenity, y los productos relacionados con Mass Effect. Incluso importaron sabores de Japón como Domo-kun.

2004:   Este es el año del salto a la prosa. La idea era aprovechar la cada vez mayor presencia de Dark Horse en las librerías no especializadas.

Y desde entonces, Dark Horse ha seguido creciendo y diversificándose, pero nosotros no vamos a entrar más en el tema porque el presente lo dejamos aplazado para otro artículo. Hoy nos interesa hablar de lo que sucediera hace casi treinta años. Vayamos a ello…

mike-richardson
El fundador de Dark Horse, Mike Richardson.

Los orígenes de Dark Horse Comics

Hablar de Dark Horse Comics y hablar de su fundador, Mike Richardson, es lo mismo. Por eso hoy nos interesan mucho sus impresiones, necesitamos saber qué fue lo que le llevó a fundar su editorial y por qué la diseñó de una manera tan poco convencional para los parámetros de la época. Por eso, lo que vamos a hacer es ir reproduciendo declaraciones suyas en varias entrevistas para que nos vaya explicando él mismo los orígenes de Dark Horse.

Richardson nos explica sus primeros contactos con los tebeos aquí: “Me licencié en la Universidad del Estado de Portland con un título en arte, allí también jugué al baloncesto. Trabajé como artista comercial durante muchos años antes de fundar mi cadena de tiendas. Dark Horse Comics vino poco después. Los tebeos me interesan desde siempre. Mis padres me los traían a casa los domingos después de que la familia parase de camino a casa de la abuela. Aprendí a leer antes de llegar a primero porque necesitaba saber de una manera desesperada qué sucedía en aquellos tebeos. Leí Fun With Dick & Jane cuando lo repartieron en clase en mi primer día de escuela“.

El principal motivo que le llevó a fundar su primera tienda de cómics lo encontramos aquí: “Por aquel entonces, si eras un adulto que leía cómics, tenías que conducir hasta un 7-eleven y esperar a que no hubiese nadie para comprarlos. Pagabas tan rápido como podías, los metías en una bolsa de papel y corrías a tu coche. Cuando compraba tebeos en el instituto, era así como los compraba. Así que intenté hacer una tienda de cómics con la que los adultos se sintiesen confortables. No había grandes ilustraciones de Lobezno en el aparador. Intenté que se pareciese más a una librería y los profesionales podían venir y gasta un montón de dinero“. ¡Cómo ha cambiado el mundo! Ahora a los adultos nos gusta entrar en tiendas adornadas con carteles de Lobezno…

Sobre los inicios de su odisea empresarial, Richardson comenta aquí: “Tenía un gran trabajo, pero siempre había planeado montar mi propia empresa. Originalmente, planeé fundar mi propia compañía de arte. Mientras estudiaba trabajé creando ilustraciones publicitarias para muchas compañías. Mi éxito se debía al hecho de que cobraba mucho menos que las agencias de publicidad. Finalmente, conseguía tanto trabajo que tenía que contratar otros artistas que necesitaban el bolo. Durante ese periodo, empecé a pensar en escribir e ilustrar mi propio libro infantil. Por supuesto, no tenía ni idea de cómo se hacía eso. Un día, mientras estaba trabajando, mi esposa me envió un osito de peluche con unos globos pegados y una nota que decía que iba a ser padre. Viendo que mis planes sobre un negocio de mi propiedad peligraban, fui a la oficina del propietario y dimití. Entonces nos traladamos 120 millas a Bend, Oregon, donde abrí una tienda que vendía tebeos y libros de ciencia ficción con la idea de que trabajaría en mi libro infantil entre cliente y cliente. En retrospectiva, una idea absurda“. Por cierto, Richardson aún no ha encontrado un momento para hacer ese libro, pero aún sigue presente en sus planes…

La idea de cómo publicar su primer tebeo se gestó de la manera que nos explica aquí: “Empecé a montar sesiones de firmas con artistas y escritores de los cómics que vendía. Los llevaba a comer después de cada evento y un tema empezó a surgir… esos creadores no podían poseer o sacar beneficios de sus creaciones. Empecé a pensar que si llegaba una compañía que pagase sueldos similares a los de DC y Marvel, y que esa compañía ofreciese a los creadores la posibilidad de sacar beneficios de sus propias creaciones, seguramente una porción de esos creadores se irían a esta compañía“.

dark-horse-presents-1-portada
El primer número de Dark Horse Presents.

Para lanzar su primer tebeo, Richardson tuvo que hacer algo inaudito, como nos explica aquí: “a mitad de 1985 reuní a un grupo de escritores y dibujantes que había conocido años atrás y les expliqué que planeaba fundar una editorial de cómics. Para muchos que alguien en Oregon fundase una empresa de cómics les parecía una idea de locos, así que como acto de buena voluntad, les dije que les daría el 100% de los beneficios del primer número de Dark Horse (Presents). Esperábamos vender 10.000 unidades y vendimos 50.000“. Y aunque en los siguientes tebeos, Richardson no fue tan generoso, dice que en su casa “ofrecíamos pagos por derechos de autor a los artistas e ilustradores cada cuatro meses, y bajo petición, ofrecíamos informes de los costes de toda una línea de artículos relacionada con sus tebeos. También pagábamos tarifas competitivas con las de DC y Marvel“. En definitiva: eran transparentes, respetuosos con los derechos de autor y pagaban a la par que las dos grandes.

Sobre los primeros años de la editorial, Richarson nos explica esto aquí:”Pertenecía a una publicación amateur, APA-5. Habían muchas APAs, esta tenía que ver con cómics y básicamente funcionaba así: aspirantes a escritores y dibujantes enviaban su trabajo a un ‘correo central’ que juntaba todas las presentaciones en un libro único y las enviaba a los miembros contribuidores de manera que cada contribuidor podía ser apaleado, perdón… criticado. Cuando finalmente me decidí a iniciar mi propia compañía de comics, contacté con los contribuidores de APA-5. Randy Stradley, Chris Warner, Paul Chadwick y Randy Emberlin eran todos miembros que componían el talento creativo del primer número. Contraté a Randy para trabajar como editor y nosotros dos distribuimos el primer número en el mostrador de mi tienda de Beaverton. La gente pensó que estaba loco, primero tiendas especializadas y luego tebeos“.

Sobre la creación de la segunda serie de Dark Horse, Richarson comenta aquí:”Mientras trabajábamos en el primer número de Dark Horse Presents, tuve una idea para un tebeo que se burlaría de la industria del cómic del momento. Uno de mis clientes, Jim Smith, también era miembro de APA-5. Estuvo dibujando imágenes de un oso que él llamaba Boris. Tuvimos la idea de mezcalar su oso con mis ideas y nació el Oso Boris. Esperamos vender 10.000 ejemplares de cada título. Tanto Dark Horse Presents #1 como Boris The Bear #1 vendieron 50.000 unidades. La idea de expandir la editorial no fue muy difícil“.

Sobre la aceptación de los títulos, Richarson dice aquí:”Ya con las oficinas inauguradas empezamos a contactar con una variedad de creadores de cómics, y encontramos mucho entusiasmo. Concrete de Paul Chadwick surgió de Dark Horse Presents y se convirtió en todo un éxito y generó mucho entusiasmo en las críticas. Harlan Ellison era un gran seguidor nuestro en esos primeros días y nos promocionó en su programa de radio de Los Angeles. Los creadores se enteraron de nuestra empresa y del hecho de que no tenían que cedernos nada. No había nada negativo. Podíamos reirnos porque los reseñistas escribían sobre ‘…la misteriosa compañía de cómics de Oregon’. Nuestros cómics crearon algo de movimiento y somos unos de los pocos que nos mantenemos después de la implosión que sucedió al boom del blanco y negro“. Inicialmente, Dark Horse publicaba en blanco y negro. Añadiría color más adelante, pero no siempre…

Sobre cómo consiguió los derechos de Star Wars, Richarson confiesa aquí:”Marvel poseyó los derechos durante muchos años y no me gustaba lo que hacían con el material. Acosé a Lucy Wilson para explicarle que la franquicia de Star Wars se podía tratar de una manera muy diferente a cómo la estaban tratando. Ella sabía que yo sentía una pasión real por las películas y que tenía ideas específicas sobre cómo podíamos tratarlas en los cómics. Tampoco fue mal que fuese un geek de Star Wars. Al final, mi pasión por el material fue la que consiguió que Lucas decidiese darnos una oportunidad. Creo que hemos tenido un tremendo éxito con los títulos a lo largo de los años. La pasión continúa ahí“.

Sobre el éxodo de creadores provenientes de DC y Marvel de los 90, Richarson declara aquí:”Durante nuestros primeros años, recibimos críticas muy positivas de nuestros tebeos, pero necesitábamos aquel tebeo rompedor que convenciese a algunos de los mejores nombres de la industria para trabajar con nosotros. Eso cambió cuando Frank Miller decidió traernos sus dos nuevas series, Sin City y Hardboiled (con Geof Darrow) en vez de publicarlas en DC o Marvel, las compañías que todos asumían que él eligiría. En ese preciso instante conseguimos ese pedazo de credibilidad que no teníamos con algunos creadores. Voy a nombrar algunos momentos que cambiaron nuestro destino respecto a nuestro éxito y crecimiento: Paul desechando DC, Marvel y otras ocho editoriales para mantener Concrete con nosotros; la publicación del primer tebeo de Aliens; la adquisición de la licencia de Star Wars; y Frank Miller llegando a Dark Horse“.

hard-boiled-miller
Una de las primeras obras de Miller para Dark Horse.

Sobre por qué se creó la división de cine, Richarson dice aquí:”…habíamos cogido una postura muy fuerte sobre la propiedad intelectual, y prometí a los escritores y dibujantes que miraría por sus intereses. Nuestros tebeos consiguieron atención de manera casi inmediata, y los estudios y productores llamaban. Le dije lo mismo a cada uno e ellos, si quieres licenciar cualquier cosa que controlamos, necesito ser un productor del proyecto. Por supuesto, no tenía experiencia en ese papel, un hecho que me señalaron repetidamente todos aquellos que quisieron licenciar nuestros tebeos. Después de cuatro años de esto, Lloy Levin, quien había trabajado para el mega productor Larry Gordon, me llamó. Le repetí la misma petición. Lloyd era un fan de Dark Horse y siempre buscaba nuevo material. Habló con Larry, quien me llamó y me dijo ‘mira, chico, si quieres producir coge un avión y vente para aquí’. Lo hice y lo hicimos. Produjimos una película de terror llamada Dr. Rictus. Siguieron La máscara y Timecop, y en algún momento de 1994 creo que ambas eran primeras y segundas en la taquilla. Y así nació Dark horse Entertainment“. Por cierto, ayer mismo se cumplían 21 años de la fundación de Dark Horse Entertaintment. Nosotros, para celebrarlo, os hemos preparado el artículo que estáis leyendo, una crítica de la película R.I.P.D., producida por Dark Horse Entertainment, con reseña de su precuela en cómic, y alguna sorpresa más que iréis viendo en los próximos días.

Sobre la inclusión del manga, Richarson confiesa aquí:”El manga me interesaba desde el primer día. Primero vi el Action Comics japonés (no confundir con la versión de DC Comics) que incluía El lobo solitario y su cachorro. Perseguí ese título durante diez años hasta que obtuve la licencia gracias a mi amistad con el creador Kazuo Koike. Mi persistencia fue provechosa ya que vendimos cerca de un millón de tebeos de la serie. Adquirimos nuestra primera licencia, Godzilla, inmediatamente. No teníamos una traducción de la serie manga así que tomé los números uno, tres y cinco mientras Randy tomó el dos, cuatro y seis; y básicamente escribí el texto y el diálogo mirando las viñetas del tebeo. Empezamos a ir a Japón regularmente a finales de los ochenta e inicios de los noventa y Dark Horse no solo publica las series más longevas de Estados Unidos, también somos la editorial que ha publicado manga durante más tiempo. Estábamos antes de las actuales editoriales de manga y nuestras series continúan vendiendo bien“.

Algunas reflexiones de Mike Richardson

– Sobre cómo ha cambiado el mercado desde la fundación de Dark Horse (la podéis leer aquí): “se ha vuelto más duro y perspicaz. Actualmente existe una variedad de acuerdos editoriales, de todo, desde el tradicional contrato con cesión de derechos a contratos con derechos propiedad de los autores y proyectos controlados como la prensa del corazón. Dark Horse ha desarrollado diferentes tipos de pactos para publicar una variedad de libros. Aún creemos en la ética de los derechos propiedad de los autores en la que se fundó la editorial. Hoy, hay muchos lugares en los que un creador puede poseer su propio proyecto, una situación que creo que se apuró gracias a las políticas de Dark Horse“.

– Richardson cree que las obras como Watchmen no atraen a nuevos lectores, y lo justifica aquí: “Deja que te diga algo. En 1998 cuando publicamos Aliens vendimos una barbaridad de copias y nos dijeron que eso era atraer a nuevos lectores. Puedes saltar en el tiempo a cuando se estrenó la película de Sin City y vendimos una barbaridad de copias de Sin City y nos dijeron que eso era atraer a nuevos lectores. Y después con 300, que según tengo entendido es la novela gráfica que más beneficios ha generado, vendimos cientos de miles a treinta pavos cada uno. Nos dijeron que eso era atraer a nuevos lectores. Cuánto durará, no puedo decirlo. Hay títulos que casi actúan como un fenómeno en la industria de los tebeos y atraen lectores. Entonces es el trabajo de los editores y los vendedores crear material que continúe atrayéndolos.

Me encanta Spider-Man y Superman y todos esos tebeos que coleccioné yo mismo. Tengo cajas y cajas de ellos desde siempre. Mientras las ventas de las librerías especializadas centren su atención en este tipo de títulos, mantendremos siempre la misma audiencia. No creo que una persona que no lea cómics vaya a sentirse atraída si lee Watchmen y luego va y se encuentra con que todos los tebeos de los estantes son los mismos que ya conocía. Diré lo mismo que siempre he dicho: si tuviésemos una gran variedad de material con una gran variedad de contenido atraeríamos a nuevos lectores. En el corazón de la industria nos centramos en los mismos personajes en los que nos centramos desde finales de los setenta. A finales de los setenta tenía una tienda al por menor, cuando el mercado de librerías especializadas estaba naciendo. Y, ¿sabes qué? Si entrases en una de mis tiendas en 1980 o 1981 probablemente verías los mismos personajes que ves cuando entras en una tienda en 2009: Superman, Batman, la Patrulla X, Spider-Man, Iron Man, Hulk, Wonder Woman, los Jóvenes Titanes.

¿Y si entrases en una tienda cada mes y vieses los mismos personajes que has visto durante los últimos treinta años? Creo que hay espacio para nosotros para crecer como mercado y creo que eso se genera con la propiedad intelectual; se genera con el contenido, creadores, y el tipo de libros que hacemos. No sé si siempre hemos sido receptivos en nuestro propio mercado a la hora de probar nuevo material“.

300-frank-miller
Otra gran obra de Frank Miller.

– Sobre su éxito con las licencias, Richarson dice aquí:”nadie ha tenido tanto éxito con material licenciado como nosotros. Ni siquiera se acercan. Al inicio las licencias como Aliens redefinieron cómo se presentaban las franquicias cinematográficas en los tebeos y también cómo los seguidores los veían. Antes de Dark Horse, los editores contaban con el título de una película para vender un tebeo y la atención a éstos era mínima. Elegimos películas que amábamos, creamos elaboradas secuelas de películas centradas en los personajes. La respuesta a nuestra propuesta fue arrolladora. Los vendedores nos dijeron que nuestra serie original de Aliens habían atraído a lectores que no habían visto antes, un fenómeno que continúa hoy en día con títulos como Buffy The Vampire Slayer de Joss Whedon. Aunque no fuimos los primeros en juntar personajes de diferentes tebeos, Aliens vs. Predator ciertamente lo puso de moda. Creo que, al final, si miras los tebeos de películas y de televisión de antes de Dark Horse y los comparas con los tebeos de ese tipo de hoy en día, verás que la industria prácticamente copia nuestra manera de hacer“.

– Sobre la polémica de los 90 que tratamos la semana pasada, Richardson se moja aquí y dice esto:”Nuestra meta siempre ha sido crear lectores. Eso es importante porque en los últimos años parece que DC, Marvel e Image han estado más interesadas en crear inversores, gente que compra múltiples copias de ‘ediciones especiales’ más por su posible valía que por su contenido. Los consumidores fueron los perdedores porque les dijeron que esos tebeos valían dinero. Pero no era así porque los tenderos tenían habitaciones llenas de ellos“.

17
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
17 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
13 Comment authors
upinsmokeIvan RivasEnrique RiosRetranqueiroOcioso Recent comment authors
Recientes Antiguos
Mr. X
Lector
Mr. X

Pues una editorial que ha publicado un montón de cómics cojonudos. Y las declaraciones del editor son supersensatas.
Pero da la impresión que dejando de lado a Mignola y su Hellboy universo y las licencias de Buffy y Star Wars, están un poco estancados de un tiempo a esta parte, ¿no? Que en lo de atraer autores para sacar cosas “rompedoras” (entre muchas comillas) Image les ha comido mucho terreno.
O a lo mejor es una percepción errónea.

Sputnik
Lector
Sputnik

Nunca acabé de entender qué pasó con Dark Horse. De pronto pasó de ser La Editorial Que Tienes Que Seguir a convertirse en el logo de los tebeos de Hellboy.
Da la impresión de que su puesto, hoy por hoy, lo haya ocupado Image. Y aún así no es lo mismo, ni de coña.

flashpoint
Lector
flashpoint

Me gustó Dark Horse en los 80 y los 90. Sus comics fueron grandiosos. La serie de Alien, debe ser una de los comics más interesantes de su tiempo, y los cruces que leí no me dejaron indiferente como ya el entonces novedoso Alien vs Predator; el muy dinámico Robocop vs Termonator de Miller y Simonson; los cruces con DC, en particular el Superman vs Alien; Tarzán vs Batman, entre muchos muchos otros, o con Wildstorm donde Grifter se enfrentó a The Mask; y Wildcats vs Aliens.

Lo mejor la creación de Legend donde Miller, Adams, Mignola, Simonson y Byrne, dieron origen a grandes trabajos.

Lo peor, la falta de visión de futuro. Hace ya 15 años que hay nada novedoso en la editorial. Se quedaron con las grandes franquicias, y que sin duda perderán cuando expiren los contratos, ya que Star Wars más temprano que tarde acabará publicada por Marvel (Disney), y alguna que otra serie partirá a alguna otra editorial.

Me falta ver arriesgar más como lo hace Dynamite, Image, IDW, porque entiendo que Richardson quiera traer nuevos lectores, pero si no te arriesgas, se hace muy difícil cuando tus personajes fueron populares hace 30 años.

Hoy no veo a chicos de 12 años fanáticos de Terminator, Predator, Robocop, Buffy o la franquicia de Star Wars, sino que Harry Potter, GI Joe, Transformers, El Señor de los Anillos, son la moda. Incluso Iron Man y Spider-Man son ultra populares gracias a sus films.

Richardoson se quedó en el pasado y no saca productos novedosos, seguirá manteniendo los mismos lectores fans de los personajes que publica, ya todos mayores de edad.

Reverend Dust
Lector

Enorme trabajo, Enrique. Tan interesante como siempre. Pero si me he animado a comentar ha sido por lo que siempre me pasa por la cabeza cada vez que leo acerca de iniciativas como “Dark Horse Presents” y demás.

¿Por qué no tenemos de esto en España? Y si tenemos, por favor, señálenme dónde que compro fijo. Quiero decir, lo más cercano que se me ocurre a una publicación periódica en la que se puedan dar a conocer nuevos talentos del cómic es El Jueves, y por lo general lo hacen en obras que no tienen excesiva continuidad de un número a otro, pero que hace ya más de un año que sí empezó a darse esto: primero con la historia de Jesusito, que personalmente no me gustó, y luego con la de Borbón y cuenta nueva (esa historia “post-apocalíptica” en la que la familia de Juanca ha sido destronada, pasando penurias y llegando a protagonizar su propio reality show mientras la organización Monárquicous trata de echar abajo la república de Ánsar) que todavía sigue en activo.

Pero vamos, que me extiendo: ¿por qué aquí no? Es que artículos como éste te dan ganas de crear tu propia editorial, empezar una caza de talentos y empezar una publicación con un poquito más de profesionalidad que un fanzine (que entiendo que es lo más parecido). ¿Por qué?

¡Planteáoslo desde ZN, con la de pasta que estáis ganando, ladrones! Vaciad vuestra piscina “tíogilitesca” y ofrecednos cómics de calité!

Lemmytico
Lector
Lemmytico

Las cosas como son, ves a Dark Horse con su eterno 4-5% del mercado y dices “la industria le debe algo a Dark Horse”. Porque desde finales de los 80 a esta parte ha dado MUCHO al mundo del comic y te da la sensación de que no ha recibido tanto como merecería.

Reverend, ese tipo de revistas existían en España, pero han ido cerrando todas.

Reverend Dust
Lector

Que existían me consta. Yo digo por qué no ahora, con eso de que ahora todo el mundo lee cómics, o “novelas gráficas”. Con la moda de que ahora lo “friki” mola. Me consta que la revista ¡Dibus! sigue en activo, pero vamos, que no sé si sigue publicando series dentro y, en cualquier caso, son demasiado infantiles, ¿pero no podría existir lo mismo, con la misma publicidad que tuvo en su momento, aunque en una versión más “adulta” (quiero decir, para todas las edades, como mínimo)?

Sputnik
Lector
Sputnik

Las revistas, de por sí, son un producto de capa caída. Se suele culpar a internés. No lo sé, no tengo ni idea de los detalles, y sólo hablo de lo que repiten los editores siempre sobre el tema. Al parecer, como formato es un riesgo editorial a menos que la publicación ya esté asentada.
Si además me hablas de revistas de algo tan minoritario como tebeos, aquí en España… uff. Si el hecho de las que había, tenían éxito, y aún así fueron cerrando no te dice nada…
Creo que ya hace tiempo que hemos dicho nuestro último adiós a las revistas del ramo. Molaban, y tenían ese puntito subcultural, de cosa privada que ibas a pillar (a veces a buscar como un arqueólogo) al kiosko. Pero adiós.
Aunque si han vuelto los discos de vinilo quién sabe. Cuestan una Puta Pasta, eso sí.

Javié
Lector
Javié

Por qué no tenemos de esto en España? Y si tenemos, por favor, señálenme dónde que compro fijo

Si te refieres solo a revistas, efectivamente
no existe nada en España que pueda compararse, ahora bien, si a lo que te refieres es a lanzar productos alternativos que puedan competir en calidad con las grandes editoriales extranjeras, yo le echaría un vistazo al catalogo de Dibbuks, me canso de recomendarlo con amigo y parece que cuesta horrores destinar el poco presupuesto mensual para tebeos a algo hecho en nuestro país, luego pican y ya no se quieren bajar, ayer sin ir mas lejos me llegó el Pigeons from hell y aunque no lo he terminado aun, me está pareciendo una puta joyita.

Omar Little
Lector
Omar Little

Los discos de vinilo siempre han estado ahí. Que no los vendieran hasta ahora en el corte inglés y en grandes superficies no quiere decir que hayan vuelto ahora de golpe.

Spirit
Lector
Spirit

Sobre DARK HORSE; Pues opino como otros contertulios; que fue una editorial revulsiva en su momento, que el amigo editor tiene muy claro lo que busca y quiere (yo no conocía su historia y me cae genial un tipo así) pero que de un tiempo a esta parte parece haberse estancado en lo que les funciona y olvidar esa diversidad de la que hace gala. Aún así, tiene mérito estar 25 años en la brecha con su humilde pero nada desdeñable cuota, haciéndole sombra a las dos grandes.

Sobre el tema de las revistas generalistas; a mi me gustan mucho, quizás porque soy de los que piensan que en la variedad está el gusto, pero los últimos intentos al respecto no han acabado de funcionar, y eso que tenían una calidad bastante alta; por una parte EL MANGLAR, de la editorial DIBBUKS (a la que me sumo en decir que echéis un vistazo a su catálogo, que sin hacer mucho ruido están produciendo obras muy interesantes), y por otra NOSOTROS SOMOS LOS MUERTOS. Ambas duraron pocos números y se encontraron con esos problemas habituales de las editoriales pequeñas; la distribución. Creo que todavía persiste AMANIACO, que no sé si es una revista o un pro-fanzine (una mezcla entre revista profesional y fanzine), que por 6 euros ofrece una variedad de historietas tipo jueves, para entendernos, bastante chula.

No obstante, yo creo que no hay margen a día de hoy para este tipo de revistas. Por un lado, TOUTAIN (y otras editoriales, pero sobre todo ésta) las quemaron en los 80 haciendo el truco del almendruco; por 8 páginas de calidad te endiño 16 de truños infumables. Y claro, si yo quiero leer a CARLOS GIMÉNEZ, no tengo por qué pagar por otros que no me interesan.

Además, ya no hay espacio para el “continuará”. Estamos acostumbrados a unidades de lecturas completas. Si casi no hay espacio para la grapa, y mira la que se lía cuando las editoriales publican una obra relevante en tal formato, imagina para 8 páginas mensuales de un álbum de 48…

Reverend Dust
Lector

Javié, me refería a grandes productos PATRIOS y en formato periódico. Ya sé que en cuanto a novelas gráficas y tomos hay calidad de sobra. El catálogo de Dibbuks muy interesante, pero luego veo el precio y me duele el bolsillo. Entiendo que es algo hipócrita cuando luego uno se compra un omnigold o estas cosas, midiendo “a peso” la relación cantidad/calidad/precio.

La leyenda de la existencia de El Manglar la conozco (Rubén Fernández FTW), pero a eso me refería, a que ha quedado todo relegado al fanzine puntual que, a la larga, desaparece y, como mucho, se aspira a ser recogido por El Jueves (caso de Rubén Fernández again) o crear un tomaco de precio astronómico porque se esperan pocas ventas y se hace tirada corta.

Es todo muy triste.

Ocioso
Lector
Ocioso

Mi preferida de estos últimos años es El Manglar, pero seguida muy de cerca por Dos veces breve. Esta última, por cierto, está siendo saldada íntegra en cuatro packs a un precio de risa tía Felisa.

Retranqueiro
Lector
Retranqueiro

Curioso que lo de Dark Horse haya derivado en la situación actual de las revistas de cómic en España. Porque, precisamente, las primeras cosas de Dark Horse que leí (Hellboy, Concrete, Sin City…) fueron publicadas dentro de Cimoc.

Javié
Lector
Javié

A mi me molan los Rantifuso, cada vez que voy a un salón de los grandes me voy pillando los que me faltan, se que no es el Leit Motiv del debate, pero joder es que están tan bien hechos que duele llamarlo fanzine a secas.

Ivan Rivas
Autor

En cuanto a por qué no funciona una revista estiló Dark Horse Presents en España, recomendaría leer el especial de “Dos veces breve”, donde se analizaba bastante la cuestión:

https://www.zonanegativa.com/?p=58250

upinsmoke
Lector
upinsmoke

Alguien ha leido el Zander Magazine??? Que tal esta?