Mundo Independiente: Black Magick #1

Por
2
1822
 
Black_Magick_01_cover

Edición original: Black Magick #1 (Image Comics).
Guión: Greg Rucka.
Dibujo: Nicola Scott.
Entintado: Nicola Scott.
Color: Nicola Scott, Chiara Arena.
Formato: Grapa, 40 páginas.
Precio: $3,99.

 

Los cómics no son una ciencia exacta. No obstante, aún así hay fórmulas que no pueden fallar. Si sumamos a Greg Rucka con Nicola Scott, ya presuponemos que el resultado no puede ser negativo. Y si a esa adición le añadimos un personaje protagónico femenino (algo en lo cual tanto guionista como dibujante destacan por su notable manera de crearlas y presentarlas), en una historia que tiene tanto del género policial negro como del terror fantástico, tampoco se espera una suma negativa. En pocas palabras, esta combinación generó altísimas expectativas desde el mismo momento de su anuncio (en la pasada Image Expo) y este #1 tenía la responsabilidad de estar a la altura.

Satisfacer esas expectativas en escasas 30 páginas (pocos más o menos) resulta más sencillo cuando se trata de un proyecto que está en desarrollo desde hace muchos años, en el cual ambos autores han trabajado con esfuerzo y a conciencia para hacerlo de la mejor manera posible, no solo pensando en sus lectores sino también en ellos mismos. En efecto, Black Magick fue la primera idea que acercó Rucka a Image Comics cuando dejó DC cinco años atrás, aunque terminara viendo la luz primero Lazarus. En aquel 2010, el guionista también ya tenía comprometida a Scott, desde el momento en que trabajaron juntos en la miniserie de Wonder Woman que fue parte de Blackest Night. El tiempo transcurrió y se desarrolló este proyecto mientras los dos cumplían con otros compromisos, hasta esta semana de Halloween en el cual resultó ideal lanzar al público la serie.

Desde luego que el objetivo es trascender más allá de esta coyuntural celebración extendida mundialmente globalización mediante, y tiene todo para atrapar una masa lectora que querrá seguir la historia hasta el final. En primera instancia, el cómic conquista visualmente a través del excelente trabajo de Nicola Scott que aquí no solo despliega su talento para dibujar y narrar ya conocido por todos los seguidores del Universo DC (desde Birds of Prey y Secret Six hasta la actualidad) sino que también demuestra su calidad para crear desde el diseño estético un ambiente de la historia y del mundo que al mismo tiempo sirva narrativamente. En concreto, Scott presenta un trabajo en acuarelas opacas, entre grises y marrones, sobre la cual aplica color (con asistencia de Chiara Arena) en pequeños detalles como el rubor en las mejillas, el sudor en la frente y la sangre en los ojos, de una manera tan sutil como impactante, y reservándose el uso de color más llamativo para la escena en que lo amerita (y no se dirá más al respecto aquí).

Black_Magick_01_interior_01

La tarea de la artista, demuestra los beneficios de los cómics de autor en los cuales se les permite trabajar creativamente según sus propios deseos e inspiraciones. Sin que vaya en detrimento del trabajo de Scott en DC, las páginas que produce para Black Magick son completamente diferentes en lo que tiene que ver con entintado y color justamente por la razón de dejarla hacer algo diferente, que rompe con la publicación más industrial. A este respecto cabe notar que, a diferencia de la mayoría de estas publicaciones, aquí los autores decidieron trabajar con un editor que coordine su creación (una editora, en este caso, Jeanine Schaefer) con lo cual se da la pauta de que no hacen lo que se les antoja sin control.

El dibujo de Nicola Scott, además de ser visualmente atractivo, es totalmente acorde a la historia, el personaje y el mundo que ideó originalmente Greg Rucka (y luego construyeron entre ambos, claro está). Se trata de una trama que combina el género policial negro con lo místico, a través de la protagonista llamada Rowan Black quien es una detective de la policía de Portsmouth y la heredera de un linaje de brujas se remonta cientos de años en la historia, quienes practican la religión pagana de la Wicca. Sin embargo, este personaje no vivirá abiertamente su doble vida desde el comienzo sino que oculta su auténtico origen de bruja, aunque por supuesto el conflicto de la historia atravesará esa cuestión de lleno, desde el mismo comienzo en este primer número de la serie.

El escritor no tiene nada que probar de sus conocimientos y cualidades para escribir entornos de noir, ya que sus créditos lo preceden y lo tiene más que demostrado (lo cual se puede ver perfectamente también en este #1). El mundo sobrenatural mágico no le es tan habitual pero tampoco le es extraño, si se recuerdan títulos como La Biblia del Crimen con su Renée Montoya como The Question. Para suplir esto ha investigado el tema en todo el desarrollo de este cómic, en particular a la religión pagana y sus rituales, lo que en última instancia tiene su recompensa al ofrecer una construcción de mundo y de trasfondo mucho más profunda que genera una lectura más interesante. De esta manera, presenta un subgénero que denominó noir de brujas (witch noir, en inglés) ya que no es una u otra sino ambos a la vez.

Black_Magick_01_interior_02 Black_Magick_01_interior_03

Con este marco temático y climático, la historia que se narrará tendrá como tema el legado familiar. Esto deja verse, especialmente, en la especie de árbol genealógico que se incluye al final de esta primera revista que introduce someramente la ascendencia de la protagonista de la serie hasta el año 1650. Ese es solo uno de los detalles destacables a nivel editorial, entre los que también cabe mencionar el formato magazine (explícitamente robado a Fade Out de Brubaker, según declaró Rucka), la inclusión de una página de un grimorio de este universo ficcional, así como un relato en prosa del mismo escritor del cómic elaborando más el mundo en el cual narra la historia principal (algo que ha hecho mucho Alan Moore, sobre todo en La Liga de Hombres Extraordinarios). Esto hace que no se trate solamente de un buen cómic sino también de un buen producto que amerite cada dólar invertido en él.

En definitiva, este #1 es una excelente introducción a una serie que sin dudas será disfrutada por miles de lectores tanto por el notable trabajo de Nicola Scott en el dibujo como por el guión de Greg Rucka combinando géneros, temas y personajes que logra muy bien. Un último detalle sobre su publicación, al menos según lo señalado anticipadamente, es que se extenderá por una cantidad limitada (30 números) con una periodicidad de 9 por año. O lo que es lo mismo, por tres años tendremos Black Magick.

  Edición original: Black Magick #1 (Image Comics). Guión: Greg Rucka. Dibujo: Nicola Scott. Entintado: Nicola Scott. Color: Nicola Scott, Chiara Arena. Formato: Grapa, 40 páginas. Precio: $3,99.   Los cómics no son una ciencia exacta. No obstante, aún así hay fórmulas que no pueden fallar. Si sumamos a Greg…
Guión - 8.5
Dibujo - 9.5
Interés - 9

9

Vosotros puntuáis: 9.7 ( 2 votos)

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
LouontherocksMondo Recent comment authors
Recientes Antiguos
Mondo
Lector
Mondo

Tiene un rollo muy manga y ademas en blanco y negro.

Louontherocks
Lector
Louontherocks

Esto tiene muy buena pinta. Esperemos que lo traigan por aquí.