MISION IMPOSIBLE 3, de J.J. Abrams

Por
0
91
 

MISION IMPOSIBLE 3 ( DATOS Minutos)
Dirección:
J.J. Abrams.
Guión: Alex Kurtzman, Roberto Orci, J.J. Abrams.
Reparto: Tom Cruise, Philip Seymour Hoffman, Laurence Fishburne, Billy Crudup, Michelle Monaghan, Jonathan Rhys-Meyers, Keri Russell, Maggie Q.
Música: Michael Giacchino.

 

Valoración: 6/10

Resumen: En esta nueva misión, el agente Ethan Hunt deberá combatir a Owen Deviant, un escurridizo traficante en busca de una terrible arma conocida como “la pata de conejo”.

Crítica: Si bien no puede considerarse Misión Imposible como un campo de pruebas, sí que podríamos calificar a la saga de una confirmación del estilo de cada uno de sus directores. En la primera entrega, Brian de Palma rodeó al agente Ethan Hunt de una intrincada trama de proporciones hitchkonianas, y en su secuela John Woo usó el romance entre el agente y una frágil ladrona para componer una artificiosa sinfonía lírica mal entendida y peor expresada. En esta tercera parte J.J. Abrams, el nuevo enfant terrible del entretenimiento audiovisual americano, confirma en el contexto cinematográfico las fijaciones artísticas que ya había mostrado en la pequeña pantalla. Ciertamente los seguidores de la serie Alias verán en esta nueva misión del agente Hunt grandes similitudes con las aventuras de la espía Sydney Bristow. Al igual que en la serie, el punto de partida es sorprendentemente atípico. Nuevamente Abrams lo aprovecha sin rubor para dedicarse con deleite a ese mundo paralelo de mentiras en el que viven los espías. Una vez más utiliza con acierto el desconstructivismo narrativo en la primera escena para crear una tensión prácticamente ausente en el inicio de la película. Como es habitual en sus trabajos, el ritmo del film es el adecuado, el uso de la elipsis es sobresaliente y las escenas de acción gozan de una calculada espectacularidad. Todos los aspectos básicos de un thriller de acción al uso están notablemente cuidados, proporcionando al espectador un entretenimiento satisfactorio. En cambio, se podría acusar al director del escaso aprovechamiento de algunos de sus cabezas de cartel, con un Lawrence Fishburne desaparecido, Jonathan Rhys-Meyers muy alejado de su trabajo en Match Point o una efímera Keri Russell. Sin embargo, es su protagonista la mayor tara de la que adolece MI3. Dejando de lado el protagonismo absoluto del señor Cruise o sus ya habituales tics interpretativos (que Abrams no se ha molestado en intentar paliar), es la propia circunstancia mediática de la superestrella la que mancilla otro de los aspectos fundamentales de la marca Abrams: el sentido lírico y poético de un amor intenso, profundo y realista. Salvo la conversación entre susurros entre la pareja protagonista, el resto de sus desventuras románticas entre ambos no son más que una confirmación cinematográfica de la historia real que tom Cruise protagoniza en el papel couché. Y el que no vea a Michelle Monaghan como un facsímil de Katie Holmes, que tire la primera piedra.

O.K.: –Abrams.

K.O.: –Cruise.

MI3

Web Oficial / Ficha IMDB / Multimedia / Crítica

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments