Mike Wieringo

Por
8
95
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Escribí esta ficha de Mike Wieringo hará pronto dos años, para que fuera publicada en el Panini Comics News 14. En ocasiones como ésta se hace ún más claro lo vertiginosamente que pasa el tiempo. La dejo aquí por si ayuda a mejor hacerse una idea de quién ha sido este autor y como expresión de nuestro respeto por su persona y por su obra. Descanse en paz.

¿Cuánto de lo que somos se sembró en la infancia? El mes pasado descubríamos que parte de los primeros años de Ed Brubaker habían transcurrido en las bases militares a las que su padre iba destinado. Pero aunque ésta sea una característica que se repite en la vida del dibujante Mike Wieringo, hijo también de un militar, no es aquí dónde debemos buscar la razón de su particular propuesta creativa. ¿O sí? Mientras que los guiones de Brubaker se demoran en los detalles, los dibujos de Wieringo son ágiles y de apariencia sencilla. Mientras que Brubaker disfruta retratando la parte oscura de la vida, su mentira y su engaño, los personajes de Wieringo siempre tienen una sonrisa a punto para iluminar ese particular mundo suyo de contornos sin sombras. Brubaker y Wieringo, dos caras de la misma moneda. Dos respuestas diferentes, denuncia y evasión, ante un mismo tipo de infancia hecha de desarraigo y disciplina. ¿Pero dónde encontró Wieringo esa respuesta que poder hacer suya? ¿Qué mensaje decidió construir y compartir a través de su vida y su obra?

Mike Wieringo nace en Vicenza, Italia, en 1963, estando allí destinado su padre, un militar norteamericano de origen humilde. Y aquí, en ese origen familiar humilde, vemos ya su primera diferencia con Brubaker. Pero la segunda diferencia es, si cabe, más importante. Brubaker pasó un tiempo en Guantánamo, uno de los lugares más aislados del planeta. Wieringo, de los ocho a los once años, se quedó en Alemania. Y, allí, se encontró a sí mismo. Puesto que en ese país la mayor parte de la oferta recreativa infantil se sustenta en Parques temáticos, basados en cuentos de hadas al estilo de los Hermanos Grimm. En ellos gustaba Wieringo de perderse y en ellos, perdiéndose, ya dijimos, acabó encontrándose. Es fácil verlo, a poco que repasemos sus 13 años de trayectoria como dibujante profesional.

Después de haberse licenciado en Arte por la Virginia Commonwealth University, arranca con una miniserie sobre Doc Savage para una pequeña editorial, empezando más tarde a llamar la atención del público a partir de su participación en la colección de Flash, el velocista maldito de la DC. Seguirán Robin, Rogue, X-Force, Sensational Spider-Man, Tellos, Adventures of Superman, Fantastic Four… Las series se suceden hasta llegar a su actual trabajo, Friendly Neighborhood Spider-Man. Y en todas ellas brilla con coherencia esa propuesta autoral tan suya. A pesar de ser sólo un dibujante. Pero un dibujante que gusta de hacerse oír en sus obras, apasionándose por ellas, mimándolas, renunciando a trabajar desde la rutina, el aburrimiento y el hastío. Así Wieringo, huyendo de historias grises y realistas, ha sabido ofrecer ese mundo tan suyo, hecho de aventura y emoción, maravilla y optimismo, ingenuidad y alegría. En aquellas series y personajes que se lo han permitido. Con aquellos editores y guionistas que han apostado por su estilo, tan deudor del ámbito de la animación.

Wieringo se ha fijado en el trabajo de Joe Madureira, Chris Bacallo o Jason Pearson. Ha admirado la trayectoria de gente como Jack Kirby, Darwin Cooke o James Robinson. Pero, en el fondo, se ha construido a sí mismo. Tal como se descubrió y se quiso mientras crecía. Al comprar su primer cómic, ese X-Men 104. Al encontrarse con Tolkien y enamorarse del genero fantástico. Al perderse en los bosques de los Hermanos Grimm. Wieringo optó por un camino, el de la vida que se desborda. Donde la magia es posible. Donde los héroes lo son de verdad. Donde una imaginación vibrante es capaz de inundarlo todo de luminosa energía. Esto resulta de lo más evidente en Tellos, su obra más personal y de la que se siente más orgulloso. Pero no le queda tan lejos a nuestro Amistoso Vecino Spiderman, según Wieringo, “El Bugs Bunny del Universo Marvel. Divertido, vital e incluso a veces gustoso de rozar el absurdo.” Parece claro que Wieringo y Spiderman se han encontrado… por segunda vez.

Artículo anteriorHa muerto Mike Wieringo
Artículo siguienteZN Casting: Dragon Ball Z. Parte 2 de 2.
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.

8
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
8 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
7 Comment authors
anton_arcaneAlberto BenaventeToni BoixSuperman95punicher Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Rogers
Lector
Rogers

Magnífico artículo , que es un gran homenaje a un gran dibujante con un corazón de oro.

Wonderboy
Lector
Wonderboy

Que pena que se haya muerto este hombre, joder. Siempre recordaré la primera vez que me fijé en su dibujo, en la serie de Flash. Es triste que ni en la web de Marvel ni en la de DC, que tanto se han beneficiado de su arte, haya una mísera alusión a la muerte de este gran artista, y que en webs de fans como esta se le dediquen estos grandes artículos… en fin. Que descanse en paz y que le siga dando al lápiz con ese arte, esté donde esté.

punicher
Lector
punicher

una bonita forma de recordarle,se lo merece que cojones¡¡supongo que ahora vera cuanto le gustaba su trabajo a la gente.

Superman95
Lector

La primera vez que vi el arte de Wieringo fue en tres números de Spiderman, donde hacia tandem con Ka Zaar y Hulk (Y un tuturial para artistas en la Wizard de abril del 99), seguida de su corta, pero preciosa etapa en “Adventures of Superman” y su magnifica etapa en Flash, sin olvidar la magnifica Tellos.

Aunque las webs de las Mayors no han reseñado su fallecimiento, estoy seguro que lo haran tarde o temprano (Tal como ocurrió con Marshall Rogers), con lo cual no las justifico, pues en sí, el verdadero homenaje viene de parte de nosotros, los fans, quienes gozamos con su arte. Aprovecho para recordar a otro Mike, el apellidado Parobeck, fallecido hace 11 años e inclusive mas joven que Wieringo. Mucha paz en su tumba.

Toni Boix
Lector

Creo que tanto Wieringo como Parobeck compartían ese don de desprender optimismo desde su dibujos. Si todas las muertes son trágicas, las de gente capaz de despertar nuestra sonrisa lo parece doblemente.

Alberto Benavente
Lector

Lo de Parobeck me llegó al alma. Sus Batman animated y aquellos números de la JSA…joder que grandes. Lo jodido es que Parobkeck tambien era un tio de lo mas sanote y cayó jovencisimo.Un recuerdo tambien para el bueno de Seth Fisher, que ya ha pasado un año y medio desde su tragica muerte.

Weringo es el tio que definió el aspecto que debia tener flash. Sin sus 12 o 13 números ( magistral el 0) la etapa de Waid no seria tan reocrdada.

Un maestro en ciernes, vaya. DEP.

dejotabe
Lector
dejotabe

para mi siempre fué como chris sprouse, pero mejor.
qué lástima su muerte

Toni Boix
Lector

Lo de Parobeck es muy curioso. Parece ser que era una persona tremendamente introvertida y pesimista. De tal manera que, cuando le diagnosticaron una diabetes, no siguió las pautas de tratamiento adecuadas por propia voluntad y acabó cayendo en coma diabético al cabo de unos meses.