Marvel Saga. Los 4 Fantásticos de Jonathan Hickman 3. Tres.

Jonathan Hickman da un auténtico golpe en la mesa en este tomo que continúa con la recopilación de su fantástica etapa al frente de la Primera Familia.

Por
2
2042

Edición original:Fantastic Four 579-588.
Edición nacional/ España:Panini Cómics.
Guion:Jonathan Hickman.
Dibujo:Steve Epting y Neil Edwards.
Formato:Tomo en tapa dura, 272 páginas.
Precio:25€.

La etapa de Jonathan Hickman al frente de Los Cuatro Fantásticos es una de las mejores que la Primera Familia ha vivido en su larga historia editorial como pieza fundacional del Universo Marvel, y quizás la mejor en lo que llevamos de Siglo. Tan larga es la sombra dejada por esta etapa, que las posteriores, como la de Matt Fraction y Mark Bagley, un equipo creativo increíble, nunca consiguieron estar a la altura del testigo dejado por Hickman.
Del mismo modo, es inevitable comparar la actual etapa de Dan Slott al frente de la colección con este tomo que tenemos entre manos y notar que nos falta algo, que Los Cuatro Fantásticos han vivido mejores momentos en este siglo, y que Hickman es el mejor ejemplo de ello.

Pues bien, en este tomo, y una vez que Hickman ya había tomado las riendas de la colección, estableciendo el nuevo estatus de los personajes, llegaba el momento de hacer algo más con ellos. Y es que, estaba claro que el plato fuerte de su etapa iba a ser la ciencia ficción en estado puro, a través sobre todo de elementos como El Puente o el Consejo de los Reed, pero no solo de ello podía vivir la colección si se pretendía que la etapa durara un tiempo más o menos largo.

En esta ocasión, Hickman anunciaba este arco argumental, de título Tres como lo que parecía significar. Los Cuatro Fantásticos pasarían a ser Tres porque uno de ellos perdería la vida. Corría el año 2011, y las redes sociales e Internet ya se parecían bastante más a lo que son ahora, tan solo ocho años después, por lo que la mejor manera de captar el interés del fandom era contar a medias lo que iba a ocurrir, dejando sitio para la sorpresa.

Por supuesto, estaba claro que fuera quien fuera el elegido (lo que descubriréis una vez leáis el tomo, y es que soy consciente de que hay lectores que están conociendo esta etapa ahora y no cuando la misma fue publicada en grapa), el cambio no duraría, y es que tanto en Marvel como en DC estamos muy acostumbrados a que las muertes de los personajes sean efímeras. Pero ello, al menos en opinión de este redactor, deja de importar cuando se es un lector habitual de este tipo de género y de productos, centrándose mucho más la atención no en el qué si no en el cómo. Esto es, qué más da que un personaje muera para más tarde volver, siendo lo importante cómo se narre dicha muerte, y el peso que deje en el resto de personajes que pierden a un amigo o un familiar, dejándose notar las consecuencias de esa pérdida en los siguientes números de la colección.

Lo mismo ocurre con las resurrecciones. Una vez que asumimos que las mismas existen y que tendrán lugar, lo importante es saber si los guionistas que las atajen serán ingeniosos, o si se sacarán un as de la manga, un Deus Ex Machina improvisado simplemente para obtener el resultado que la editorial les había pedido.

En este caso, la muerte en cuestión, no solo está bien llevada y resulta sorprendente en la elección de su víctima, si no que no puede estar narrada de forma más épica. No en vano, matar a uno de Los Cuatro Fantásticos, es matar a una gran y fundacional parte del Universo Marvel, por lo que decirles adiós nunca debería estar exento de una buena dosis de drama.

Tras esta muerte, Hickman dejaría claro que el cambio iba a durar, al menos durante unos meses, puesto que la colección se cancelaba y se relanzaba al mes siguiente con el nombre de FF, siglas que valían tanto para Fantastic Four como para Future Foundation, y serie en la que Spiderman pasaba a ser un miembro regular del grupo, sustituyendo a la víctima que pierde su vida en estas páginas.

En cuanto al dibujo, Neil Edwards y Steve Epting continúan haciendo estable la colección, y aportando calidad a la misma, en este tomo que marcó un antes y un después no solo en la etapa de Hickman, si no en el devenir editorial de Los Cuatro Fantásticos.

Edición original:Fantastic Four 579-588. Edición nacional/ España:Panini Cómics. Guion:Jonathan Hickman. Dibujo:Steve Epting y Neil Edwards. Formato:Tomo en tapa dura, 272 páginas. Precio:25€. La etapa de Jonathan Hickman al frente de Los Cuatro Fantásticos es una de las mejores que la Primera Familia ha vivido en su larga historia editorial como…
Guión - 7
Dibujo - 7
Interés - 7

7

Definitoria

Jonathan Hickman da un auténtico golpe en la mesa en este tomo que continúa con la recopilación de su fantástica etapa al frente de la Primera Familia.

Vosotros puntuáis: 8.38 ( 11 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Aieie!
Aieie!
Lector
18 enero, 2020 9:30

Soy uno de los que no conocía esta etapa y me está encantando. Los que critican la falta de sentimientos en Hickman no han leído este tomo… o son más duros que yo, porque se me saltaron las lágrimas! Eso si, el dibujo de Edwards es un dolor para la vista.

Duma
Duma
Lector
20 enero, 2020 12:56

Aquí empieza la etapa de Hickman de verdad, sinceramente. Por la calidad del guión y por la llegada de Epting, quien seguramente habría elevado el nivel de los dos primeros tomos de haber aterrizado antes.

Raúl, de las imágenes elegidas en la reseña se deduce de manera inmediata el personaje que muere, si no leyendo el bocadillo de texto de la cosa al menos descartando entre los que salen lamentándose. ¿no crees?