Marvel Omnibus. Hulka de Charles Soule y Javier Pulido

Reseñamos la etapa de Marvel Now de Hulka.

10
3024

Edición original: She-Hulk 1-12, Wolverines 13 y Gwenpool Special 1 (Marvel Comics, 2014)
Edición nacional/España: Marvel Omnibus. Hulka de Charles Soule y Javier Pulido (Panini Cómics, 2022)
Guion: Charles Soule
Dibujo: Javier Pulido, Kevin Wada, Ron Wimberly, Jason Masters, Langdon Foss

Color: Muntsa Vicente. Rico Renzi
Formato: Marvel Omnibus. 320 páginas. 35€

Vuelta al trabajo

«La suerte es para los malos abogados»

El personaje de Hulka es uno de los más ricos de la historia de la editorial. Concebida sin más propósito que reservarse un derecho comercial, a la vista del éxito de la serie televisiva de su primo, se le auguraba un poco próspero futuro en el vasto y dinámico Universo Marvel. La serie La Salvaje Hulka (recopilada en MLE, en dos tomos) nos traía un personaje plano, difícilmente identificable para el público, con aventuras irregulares y poco elaboradas de mafia, policía y amores de folletín. Los distintos autores que fueron pasando por ella se vieron incapaces de construir elementos particulares que dieran vida a la colección, con problemas incluso para definir sus poderes.

La mayor virtud, no obstante, permanecía en la superficie. Una imagen potente, atractiva y fuerte sobre la que apoyarse para nuevas líneas argumentales. Su inclusión en los Vengadores así como la atención recibida por John Byrne, tanto en 4 Fantásticos como en novela gráfica y colección propia, hicieron que el personaje fuera desprendiéndose de lo genérico de su origen para abrazar su propia personalidad.

Sin continuidad como para estar siempre en el centro de los eventos más importantes, pero con suficiente legión de adeptos como para recibir ocasionales impulsos editoriales. Reina de la ruptura de la cuarta pared, socarrona e inteligente.

Ya en el siglo XXI, Dan Slott entregaría una etapa notable con el personaje (con Juan Bobillo, entre otros) en la que se adentraba en el mundo legal, con una intención estimable, pero en cierto sentido superficial. Enormemente influyente en los autores por venir, tanto por la categoría de las tramas como por los escenarios escogidos para representar la vida de Hulka.

Después de otras aportaciones menos memorables, llegaba Marvel Now con su espíritu de renovación y apuesta por otro tipo de historias y estilos. Nadie mejor que un abogado, Charles Soule, para recoger los cimientos y construir un futuro para Jen. Con dos artistas de nivel, Javier Pulido y Muntsa Vicente, devolvía a la de verde a la práctica profesional privada, con su despido/renuncia. Sin trabajo estable, con mil dudas dándole vueltas, va a parar, como casi siempre, al bar.

Es una etapa en la que se apuesta por la originalidad en cada elemento. Se cuida al extremo aspectos que directa o indirectamente hacen que una historia alcance un valor superior. En primer lugar, las portadas de Kevin Wada sirven al propósito fundamental de captar la atención inmediata del potencial lector. Con un estilo distinto al que se va a encontrar en el interior, pero con la temática general perfectamente representada en el arte. Sin composiciones extravagantes o complejas, apostando por una condensación de ideas que dan valor al contenido.

Cada capítulo comienza con una presentación de Jen, acompañada de los clásicos textos de resumen. Es un modo agradable de introducir la cotidianidad de la serie y la personalidad del personaje, permitiendo la inmersión de un modo más orgánico. Apenas una viñeta general acompañada de primera intervención para mostrar lo que va a venir a continuación.

Lejos de alejar la cabecera del Universo Marvel, sus autores conservan la dinámica de héroes y villanos propios de la ficticia Manhattan, integrando además a Jen en lugares conocidos por el lector como es el Café Bean (al que se le añade la nota de “desde 1962”, año capital para la editorial por la creación de Spiderman/Peter Parker, notable parroquiano de esta en sus años de universidad, a pesar de que la cafetería propiamente no aparecería hasta el número 53 de Amazing, en 1967).

De esta manera, en el primer número Jen ha de enfrentarse legalmente a Tony Stark, defendiendo los intereses de una clienta que reclama derechos de propiedad intelectual de su fallecido marido. Para el segundo, se cuenta con la aparición de Patsy Walker, que será convertida en secundaria, en un agradable ejercicio de comedia de bar combinado con pura acción superheroica. Todo ello antes de presentar el primer gran litigio: la petición de asilo internacional de Kristoff, hijo de Muerte.

Charles Soule aprovecha no solo sus conocimientos jurídicos teóricos, sino también el lenguaje propio de los grandes despachos. Esto marca una línea clara entre todo lo que rodea al mundo legal que construye y lo que representa Hulka en este ambiente. La pulcritud en las vestimentas, lo pomposo de las intervenciones de los restantes miembros del juzgado, siempre contrapuestas a las formas poco ortodoxas del personaje.

Javier Pulido, por su parte, hace un trabajo extraordinario con Hulka, empezando por el diseño. Rompe con lo que venía siendo tratado en su imagen, arrancando definitivamente al personaje de la herencia de John Byrne, otorgándole unas características físicas distintas, gobernadas por los grandes ojos, sello de estilo y trayectoria. Sigue siendo reconocible, pero indudablemente podemos hablar de “La Hulka de Pulido” como lo hacemos con la del mencionado Byrne cuando atendemos al dibujo. Hay un factor personal que eleva la obra.

De igual manera, resulta refrescante la disposición de página y marco empleado por el dibujante. Es una obra en continuo movimiento, con multitud de escenarios y secundarios, en la que se opta por no agotar la aventura desde lo formal. Va variando y jugando con el número de viñetas, de modo más o menos complejo, siempre entregado a aportar dinamismo a las acciones del personaje.

Ron Wimberly le sustituye puntualmente, con un breve interludio en el número cinco y seis en los que contamos con la aparición del villano más temible del trepamuros: El Conmocionador. Su estilo es diferente y no guarda una línea cerrada con lo comentado, pero de igual manera, dentro de un carácter más sucio, de trazo distinto, entrega escenas notables de acción, en las que destaca su Gata Infernal.

Pulido regresa en el número siete, y con él la luminosidad y color de Muntsa Vicente. Rico Renzi había sido encargado de este apartado en la aventura anterior, resultando en una aportación menos atractiva.

El trabajo de Vicente es lo que define el carácter de la colección. Es el factor diferenciador para entregar una completa construcción personal del personaje. Sus colores son vivos, fuertes, y alimentan la expansión de ideas de las tramas. Se sienten infinitos y salvajes, como Hulka, sirviendo para que el lector se sumerja en el pequeño gran universo de la superheroina.

De las aventuras que continúan la colección destaca el juicio al Capitán América. La resolución es algo torpe por parte de Soule, pero el camino hasta esta es magnífico, con un brillante uso de secundarios y del mencionado aspecto legal.

El cierre es brusco, quedando el convencimiento de que sus autores apenas pudieron rascar la superficie de una serie que podría haber continuado, una vez asentadas las dinámicas. Se completa el Omnibus con dos historias simpáticas, sin mucho recorrido con Wolverines y Gwenpool.

Tiene el sabor de una obra independiente, sin perder el espíritu del cómic Marvel. No sitúa el valor del texto por encima de sus personajes, aprovechando las virtudes de ambos mundos para completar una historia fresca, original y notable. Un cómic que, con la nueva recopilación, se presta a su descubrimiento por una nueva generación de lectores que busquen conocer más del personaje, en expansión por la serie de televisión, en una etapa que no envidia en absoluto las de la Byrne y Slott y que merece ser reivindicada.

Lo mejor

• Es una etapa fresca, original, que aprovecha a la perfección la educación de su guionista para las tramas. Con un dibujo personal y atractivo.

Lo peor

• Apenas roza la superficie de lo que podría haber sido, de haber tenido continuidad.

Edición original: She-Hulk 1-12, Wolverines 13 y Gwenpool Special 1 (Marvel Comics, 2014) Edición nacional/España: Marvel Omnibus. Hulka de Charles Soule y Javier Pulido (Panini Cómics, 2022) Guion: Charles Soule Dibujo: Javier Pulido, Kevin Wada, Ron Wimberly, Jason Masters, Langdon Foss Color: Muntsa Vicente. Rico Renzi Formato: Marvel Omnibus. 320…

ORIGINAL

Guion - 8
Dibujo - 8.5
Interés - 8.5

8.3

Una etapa valiente, que merece ser reivindicada en la historia del personaje.

Vosotros puntuáis: 7.42 ( 9 votos)
Subscribe
Notifícame
10 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Kubik
Kubik
Lector
22 mayo, 2023 15:40

Curiosamente, ninguna de las entusiastas reseñas de esta etapa menciona el absoluto desconocimiento del Universo Marvel y sus personajes que demuestra Soule, tanto en los pequeños detalles (esos Hank Pym y demás usuarios de sus partículas que NO conservan sus fuerzas de adultos al encoger) como en los grandes (ese Steve Rogers millonario gracias a los derechos sobre el merchandising del Capitán América. Una idea muy guay y muy cool… que invalida prácticamente TODA la colección del Capitán América. Con la de años que dedicaron muchos autores a hablarnos de la situación económica de Steve. Y, en concreto, Gwuenwald y Englehart a dejar muy, muy claro que la marca «Capitán América», y los derechos que genere, no le pertenecen a Steve Rogers, sino al gobierno de los Estados Unidos…)

Raku
Raku
Lector
22 mayo, 2023 17:09

Una etapa fresca, divertida y a reivindicar. Una lástima que no durase más, pero casi mejor verla así, contenida y manteniendo el nivel que con muchas más números y languideciendo hasta el cierre/cancelación (y con múltiples dibujantes, probablemente).

Lo que no entenderé nunca es la tirria que le tienen algunos al arte de Javier Pulido. En esta serie está soberbio. Y más todavía con el color de Munsta Vicente.

Henro
Lector
En respuesta a  Raku
22 mayo, 2023 19:13

Yo sí que entiendo la prevención de algunos con el dibujo: es un estilo muy peculiar que requiere acostumbrarse a él antes de poder disfrutarlo del todo. Yo reconozco que en el primer vistazo no lo valoré como se merecía.
A mi me parece que es como el café: a nadie le gustó la primera vez que lo probó, pero con el tiempo nos vamos acostumbrando y llega un momento en que se convierte en una delicatesen.

Raku
Raku
Lector
En respuesta a  Henro
23 mayo, 2023 1:20

A mí me pareció una locura de dibujo desde que lo descubrí hace años. En el buen sentido. Pero bueno, que no me refiero a eso, sino a esas personas a las que no es sólo que no les guste el estilo de Pulido (cada uno que opine lo que quiera), sino que despotrican por lo todo lo alto por no ser lo que se esperaban (porque sus argumentos no llegan mucho más lejos). A la polémica con su etapa en Ninjak me remito. Y más de lo mismo cuando estaba haciendo esta de Hulka.

Jack Knight
Jack Knight
Lector
22 mayo, 2023 20:21

No entiendo que pega se le puede poner al dibujo. Tampoco puedo opinar sin haberlo leído pero viendo esas páginas y habiendo leído otras obras de Pulido no se me ocurre cuál puede ser la queja.

Lord_Pengallan
Lord_Pengallan
Lector
22 mayo, 2023 21:01

El cómic es bastante mediocre. Sigue más bien a Slott que a Byrne pero no llega a su nivel. A los fanes de Pulido decirles que no debe dibujar más del 50%, el resto de dibujantes son aún más difíciles de digerir si sólo tragas con el típico dibujo superheroico posImage.

Raku
Raku
Lector
En respuesta a  Lord_Pengallan
23 mayo, 2023 0:50

Dejando a un lado tu opinión sin argumentar, te comento que Pulido dibuja 10 de los 12 números que tiene la etapa. No sé cómo haces las cuentas, pero la realidad dista bastante del 50% que citas como cota superior.
En el tomo se incluyen dos números a mayores que escribió Soule mientras estaba con Hulka y que no son de Pulido, pero siendo estrictos no pertenecen realmente a la etapa y no es que aporten gran cosa a la misma (sobre todo el número de Wolverines).

Lord_Pengallan
Lord_Pengallan
Lector
En respuesta a  Raku
23 mayo, 2023 21:00

«Dejando a un lado tu opinión sin argumentar» Hombre estoy comentando no escribiendo un post. Eres familia de Soule o Pulido o qué? Menudo sensible. Aparte creo que: sigue la línea de Slott y no de Byrne pero no llega a su nivel es bastante elocuente para todo aquel que haya leído lo de esos guionistas. Lamento que en el espacio de un comentario no haya sido lo suficientemente inclusivo para los estándares actuales. Por lo demás genial que corrijas mi mala memoria.

Lord_Pengallan
Lord_Pengallan
Lector
En respuesta a  Ángel García-Tetuá
23 mayo, 2023 21:01

Erré por leer en diagonal. Muy mal. No comenteis si no leeis el post chicos.