Marvel Integral. Iron Man: Extremis

Panini Cómics reedita la magnífica obra con la que Warren Ellis y Adi Granov redefinieron al Hombre de Hierro para un nuevo siglo y una nueva generación

Por
6
8648
 

Edición original:Iron Man Vol4 1-14 USA.
Edición nacional/ España:Panini Cómics.
Guión:Warren Ellis, Charlie Knauf y Daniel Knauf.
Dibujo:Adi Granov y Patrick Zircher.
Formato:Tomo en tapa dura, 392 páginas.
Precio:35,95€.

 

Cuando hablamos de género superheroico, ya sea en Marvel o en DC, solemos hablar de personajes con muchísimas décadas de cómics a sus espaldas, lo que normalmente suele asustar al lector neófito que no sabe por dónde acercarse a determinados personajes, asustado por el ingente material y por una continuidad que se antoja en muchas ocasiones inabarcable y muy difícil de entender si no se está enfrascado en ella al cien por cien.
Por ello, es lógico y normal que, cada cierto tiempo se busque por las editoriales una manera de acercar a sus míticos personajes a nuevas generaciones de lectores, pues al fin y al cabo, serán ellos, en última instancia los que mantendrán viva la llama del cómic superheroico y de su recomendación a otra nueva hornada de lectores.
Este acercamiento se puede hacer de varias maneras: Por un lado, renumerando la colección en el próximo relanzamiento editorial, creando el clásico argumento mixto que sirve tanto para el lector habitual (puesto que la nueva aventura en cuestión trae causa de la anterior y no la niega en absoluto) como para el nuevo, que encuentra una colección fácil de seguir a cuyo carro puede subirse desde ese número sin tener que acudir a entregas anteriores.

Otra forma es el puro y directo reboot o retconeo editorial, a través de líneas editoriales autónomas (como lo fue el Universo Ultimate) o directamente de negar todo lo existente y arrancar el universo desde cero (como por ejemplo ha hecho Valiant a partir del año 2011).
Un poco en el limbo entre ambas está el caso de Extremis, aventura en la que la Marvel del año 2005, la Marvel de Joe Quesada buscó la mejor forma de redefinir a Tony Stark contentando a fans antiguos y nuevos de la mejor manera posible con un resultado que, guste o no guste, conquistó a muchos, entre los que me hayo como lector, toda vez que volví a leer aventuras del personaje a través de esta obra y de su participación como miembro de los Ultimates de Mark Millar y Brian Hitch.
Dentro del Universo Marvel no puede negarse que el tiempo transcurra para sus personajes, pero tampoco podemos afirmar que lo haga de la misma forma o a la misma velocidad que para sus lectores, que nacen se reproducen y mueren con un personaje, Iron Man en este caso, que mantiene más o menos la misma edad que tenía cuando comenzamos a leerlo.
Esta técnica consiste en que hemos de entender que el tiempo transcurre muy muy despacio (más o menos unos cien números USA para cada año en la vida del personaje, lo que por otro lado no se corresponde en multitud de ocasiones si no editorialmente no interesa) manteniéndose las premisas básicas de cada personaje pero adelantando en el tiempo los sucesos importantes de su pasado para que sean mejor comprendidos por el lector actual.

Por encontrar un ejemplo cercano, esto es lo que ocurre más o menos en la serie televisiva Los Simpsons, en la que, tras treinta años en la que sus personajes mantienen su edad invariable, hemos pasado de asumir que Homer y Marge Simpson comenzaron su noviazgo en la década de los setenta, pera entender que esto ocurrió en los años noventa.
Del mismo modo, Iron Man Extremis fue la primera obra que consideró que Tony Stark no se había convertido en Iron Man a través de un secuestro acaecido durante la Guerra de Vietnam, si no que esto había ocurrido hacía muy poco, en la Guerra de Irak.
De este modo, y como he manifestado antes, no se negaba que Tony Stark había sufrido un secuestro a manos de una nación enemiga de los Estados Unidos, ni que había tenido un accidente en dicho suceso, ni que todo ello le había llevado a adoptar la identidad de Iron Man y a convertirse en un superhéroe, pero se cambiaba el escenario vietnamita, actualizándolo con el irakí para que así los lectores neófitos pudieran sentirse más identificados con el personaje.

Pues bien, tal fue la importancia de eta obra que el origen del personaje se trasladó casi idénticamente a la película del personaje del año 2008 (aquella que inauguró lo que hoy conocemos como Universo Cinematográfico Marvel) y que su protagonista principal, el virus extremis, así como sus personajes secundarios, formarían el caldo de cultivo en el que se basó libremente Iron Man 3, la primera cinta del personaje en filmarse con posterioridad a ese gran hito cinematográfico que supuso Los Vengadores.
En cuanto a la obra en cuestión, en la misma se narra el origen del personaje mediante flashbacks, a la par que Tony Stark es requerido por su colega del pasado, la Doctora Maya Hansen para encontrar a los responsables de haber robado el virus Extremis, una nueva droga desarrollada por el científico Al Killian, que trata de replicar al suero supersoldado y que está siendo utilizada con fines terroristas.

Comienza así el primer número del volumen 4 de Iron Man, tejiéndose una historia de conspiraciones gubernamentales, así como de traiciones y conocimiento de uno mismo en la que Warren Ellis redefine a Iron Man por completo, siendo el autor que quizás hasta el momento mejor se hubiera introducido en la complicada e imperfecta psique de un personaje tan difícil de escribir como Tony Stark.

En cuanto al dibujo, éste corre principalmente a cargo de Adi Granov, autor capaz de darle a la obra un estilo fotorrealista que quita el hipo de cualquiera que la lea y que en muchas ocasiones parece una fotonovela del personaje sacada directamente del cine que salta desde la viñeta, debido a la enorme calidad del dibujo.
Sin embargo, este recopilatorio que Panini reedita este mes no se queda aquí, y es que no solo se incluyen los números relativos al arco argumental Extremis, que serían los seis primeros, si no que avanza hasta el 14.

Y es que, Marvel y Joe Quesada tenían en la cabeza la idea de que Warren Ellis y Adi Granov constituyeran el nuevo equipo creativo de la colección del Hombre de Hierro, pero los continuos retrasos (seis números en dieciocho meses) hicieron que fueran sustituidos en favor de Patrick Zircher, Charlie Knauf y Daniel Knauf, que trabajan en los números 7 a 14 USA también incluidos en este volumen.

En conjunto, Iron Man Extremis constituye el punto de entrada perfecto al personaje, y a la concepción actual que existe del mismo para todos aquellos que quieran acercarse al Hombre de Hierro y no sepan como hacerlo, siendo además un gran cómic que debería estar presente en las estanterías de todo fan del género superheroico en general.

  Edición original:Iron Man Vol4 1-14 USA. Edición nacional/ España:Panini Cómics. Guión:Warren Ellis, Charlie Knauf y Daniel Knauf. Dibujo:Adi Granov y Patrick Zircher. Formato:Tomo en tapa dura, 392 páginas. Precio:35,95€.   Cuando hablamos de género superheroico, ya sea en Marvel o en DC, solemos hablar de personajes con muchísimas décadas…
Guión - 7
Dibujo - 8
Interés - 8.5

7.8

Imprescindible

Panini Cómics reedita la magnífica obra con la que Warren Ellis y Adi Granov redefinieron al Hombre de Hierro para un nuevo siglo y una nueva generación

Vosotros puntuáis: 7.14 ( 9 votos)

6
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
3 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
ChenisRaúl Gutierrezdigodiegoultron_ilimitado Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

No sé, a mí nunca me pareció la obra maestra que la mayoría ve. Me parece que tenía una estructura relativamente simplona y poco original: malo derrota a Iron Man, Iron Man mejora armadura, Iron Man derrota a malo. Sí, es cierto que aquí vamos un paso más allá y no solo mejora la armadura sino que también mejora al hombre lo cuál sería una gran aportación al personaje, si no fuera porque tiempo después otros guionistas acabarían deshaciéndolo.

Por otro lado el villano no tiene mucho de original, superfuerza, invulnerabilidad y supervelocidad (y aliento de fuego), poderes un tanto estándar que me cuesta creer que alguien como Iron Man, que ha plantado cara a enemigos como Hulk o el Conde Nefaria con armaduras menos modernas, no sea capaz al menos de contrarrestar aunque sea un rato. Creo que Ellis podría haber pensado en un villano mejor para justificar la paliza.

digodiego
Lector
digodiego

Yo tampoco alabaría tanto el dibujo de Granov precisamente por lo que dice Raúl; parece literalmente una fotonovela, con todo lo que ello implica. Sí, el hiperrealismo de los personajes, de los vehículos y armaduras está bien, pero esa narrativa súper cinematográfica acarrea una falta de dinamismo, naturalidad y ALMA que creo no le viene nada bien a la narración. Además de que no soy muy fan del exceso de digital en el cómic, y bueno, ahí Granov se pasa tres pueblos.

No he leído ningún otro cómic con su arte (bueno, creo que uno de Thor), creo que después solo se dedicó a las portadas, y eso está bien, la gente posando quieta le viene al pelo.

Chenis
Lector
Chenis

Fue el primer arco argumental que lei y gracias a una publicación de un diario aquí en Perú.
La verdad que no había reparado en que el viejo Tony Stark había sufrido el accidente en Vietnam .. pensé que simplemente había sido en medio oriente y sin especificar el país.
Creo que lo bueno de Extremis es que se acopla perfectamente al siguiente arco argumental y luego con Civil War. A mí que era lector nuevo de comics en el 2011 me pareció genial que durante 14 numeros se cuente una historia que tendría como colofón un macro evento editorial como Civil War. Cabe señalar que prefiero los comics de DC pero no puedo dejar de reconocer que me gustó Extremis.