Marvel Héroes 69. El Asombroso Spiderman de Roger Stern y John Romita Jr.

Analizamos una de las mejor recordadas etapas del trepamuros, de la mano de dos autores que supieron darle a la década de los 80 el lanzarredes que ésta necesitaba.

Por
9
3383
 

Edición original:Amazing Spider-Man 224-251 y Annual 16 y 17
Edición nacional/ España:Panini Comics
Guión:Roger Stern
Dibujo:John Romita
Entintado:Varios
Color:Varios
Formato:Libro en tapa dura. 760 páginas.
Precio:45€

 

Roger Stern y John Romita Jr, son dos autores que no necesitan presentación. Unidos a Marvel desde siempre (aunque han trabajado en otras editoriales), el primero es un guionista de calado que tuvo el honor de firmar una memorable etapa en Capitán América y de darle a nuestro hombre araña favorito el toque maestro que necesitaba, haciéndole abrazar su adulted como nunca antes se había visto, puesto que gracias a Stern el personaje pasó de la eterna adolescencia a una madurez juvenil que tras poco más de veinte años, ya iba necesitando.

En cuanto a John Romita Jr., estamos ante un autor que tampoco necesita publicidad ninguna, no en vano es el hijísimo de otro de los grandes de Marvel, Romita Senior. La realidad es que, incluso hoy en día, existe polémica sobre el ingreso en la editorial del autor y el trabajo que ha firmado para la misma, puesto que no deja de ser hijo de una de las leyendas del noveno arte. Sin embargo, a este redactor poco le importa ese debate estéril, puesto que la mejor forma de juzgar a un autor es remitirse a su trabajo, y Romita Junior es uno de los dibujantes más completos que existen, que además de mostrar aquí un estilo dinámico y fresco, más tarde gracias a colecciones como Kick Ass, o al propio Spiderman de JMS fue capaz de adaptarse al nuevo siglo, incluyendo con gran elegancia la técnica digital en sus dibujos.

Decíamos antes que esta etapa es aquella en la que Peter Parker abraza su madurez, y considero que no me equivoco al mantenerlo. Amazing Spiderman empezó como la colección en la que a un adolescente que sufría acoso escolar le eran otorgados unos grandes dones, dones que merced a la dura lección de vida que tuvo que aprender con la muerte de su tío Ben, le llevaron a defender a los débiles desde una muy temprana edad. Ocurría que, ese concepto, que sigue siendo válido hoy en día como el tiempo nos ha demostrado, necesitaba de una ligera actualización veinte años después, pues nuestro querido Parker ya no era objeto de acoso escolar alguno, tenía una vida amorosa bastante agitada, intentaba capear con sus problemas para llegar a fin de mes con un precario trabajo en el Daily Bugle, mientras trataba de licenciarse en la Universidad Empire State y de pagar el alquiler de su apartamento a la par que ayudar a la adorable Tía May con el pago de sus facturas. ¿Os parece poco? Pues había más, mucho más, porque Parker era por encima de todo Spiderman, y no resulta fácil compaginar tu vida diaria repleta de todos aquellos problemas cotidianos si además forma parte de tu rutina ordinaria enfundarte unas mayas y lanzar telarañas a diestro y siniestro contra los rateros de la gran manzana.

Roger Stern fue el que puso sobre la mesa este gran dilema, añadiendo a la vida del lanzarredes todos estos problemas tan reales, y además haciendo que entrara en escena una recordado amor de Parker: La Gata Negra. Decimos amor de Parker pero deberíamos decir amor de Spidey, porque la realidad es que la peligrosa ladronzuela y heroína a tiempo parcial salía con el hombre enmascarado, no con su alter ego, un concepto que incluso hoy en día puede llegar a resultar novedoso.
Pero fueron muchas más cosas las que Stern y Romita trajeron al mundo de Spidey, siendo tres los hitos principales.

En primer lugar, presentaron ese gran número titulado Nada puede parar a Juggernaut, un gran cómic que en sólo 21 páginas nos muestra el increíble agobio del trepamuros ante un enemigo que como el propio número vaticina es “imparable”. Será la astucia de Parker la que acabe por enterrarle en cemento, pero no sin antes mostrarnos el increíble talento de Romita Jr.

Seguidamente, esta etapa presentó a uno de los enemigos más recordados del trepamuros: El Duende. Y sí, hablo de El Duende, Hobgoblin en inglés, no del Duende Verde. El Duende era un villano usual, un ladronzuelo que un buen día tuvo la suerte de encontrarse con el equipo de Norman Osborn, decidiendo utilizarlo como propio y en vez de dejarse llevar por la locura, orquestar grandes robos viendo a Spiderman como un incordio, un enemigo, pero no como su némesis. Estamos ante un inteligente villano que pone a Spidey en más de un aprieto, y ante el atrevimiento por parte de Stern de no revelar la identidad del maloso. Y efectivamente, así fue durante muchísimos años, hasta el punto de que cuando esta identidad se reveló, ya no resultaba tan importante, pues habíamos disfrutado tanto con el villano y con su forma de actuar y de planear, que poco nos importaba cuál fuera la cara que estaba detrás de todo.

Finalmente, fueron Stern y Romita los que nos narraron la caída en la adicción a las drogas de Harry Osborn, tocando un tema muy tabú por aquel entonces, y más en los cómics para adolescentes, rozando en muchas ocasiones las restricciones de la censura estadounidense, algo que no frenó a los autores para aprovechar su historia y la carisma y reconocimiento del lanzarredes para denunciar un grave problema social.
Estamos ante una etapa que ningún fan del lanzarredes debería dejar escapar, y que está destinada a ocupar un puesto de honor en nuestras estanterías.

  Edición original:Amazing Spider-Man 224-251 y Annual 16 y 17 Edición nacional/ España:Panini Comics Guión:Roger Stern Dibujo:John Romita Entintado:Varios Color:Varios Formato:Libro en tapa dura. 760 páginas. Precio:45€   Roger Stern y John Romita Jr, son dos autores que no necesitan presentación. Unidos a Marvel desde siempre (aunque han trabajado en…
Guión - 7.5
Dibujo - 8.5
Interés - 10

8.7

Clasicazo

Analizamos una de las mejor recordadas etapas del trepamuros, de la mano de dos autores que supieron darle a la década de los 80 el lanzarredes que ésta necesitaba.

Vosotros puntuáis: 8.86 ( 7 votos)

9
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
6 Comment threads
3 Thread replies
1 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
8 Comment authors
AbrahamDiomedesno more eventsParkerLewisSave Recent comment authors
Recientes Antiguos
Monguer
Lector
Monguer

¿Guión, sólo 7,5? ¿Por debajo del dibujo? Roger Stern es el mejor guionista -si exceptuamos a Stan Lee- que ha tenido Spidey en su historia.

Gerry
Lector
Gerry

Gran etapa, pero la trilogía de las drogas con la caída de Harry fue anterior y la madurez de Parker la refleja mejor JMS

Monguer
Lector
Monguer

No estoy de acuerdo. Nadie ha desarrollado tan bien la galería de secundarios de Peter y creo que nadie ha conseguido un equilibrio tan logrado entre las historias de Spider-man y la vida privada de Peter Parker.

AlbierZot
Lector
AlbierZot

Inmejorable. Nada puede igualar al Spiderman de Stern.

Save
Lector
Save

“El Duende era un villano usual, un ladronzuelo que un buen día tuvo la suerte de encontrarse con el equipo de Norman Osborn, ”

Eh, no. El landronzuelo se encuentra el equipo de Osborn y se lo vende al Duende, pero desde el principio se da a entender que éste es alguien con recursos propios pero que aspira a ser un pez gordo. Un poco lo que era Norman pero sin estar zumbado. Lo de la identidad era efectivamente un McGuffin de libro.

Falta la mención al Niño que coleccionaba y sobra lo de Harry y las drogas que es de la época de Lee. Y alguna mención a la organización de las series arácnidas: es Stern (más editor que el propio DeFalco) quien fija que Spectacular se utilice como vehículo de desarrollo de los secundarios de Spidey. El mejor ejemplo es la Gata Negra y su relación con Peter, que recupera para acto seguido dejar que la desarrolle Mantlo.

El tema de la madurez es complicado así que no lo voy a comentar.

En general, un cómic divertido y con muy buen ritmo como casi todo lo de Stern en la Marvel de los 80, pero es que Roger entendía algo que no entendemos casi nunca ni público ni creadores: a veces los personajes no necesitan poner su vida boca arriba , giros dramáticos y reinvenciones brutales, si no simplemente vivir nuevas aventuras. Y Stern lo hacía tan bien que sin buscar el ambicioso punto de inflexión que persiguen otros autores, dejaba etapas para el recuerdo.

Sobre Romita Jr y el peso del apellido, a mí no es que me parezca absurdo el debate, es que directamente considero que Jr. ha tenido mejor trayectoria que su padre y que en su plenitud era mejor dibujante.

ParkerLewis
Lector
ParkerLewis

Una de las mejores etapas del personaje, que no necesitaba de golpes de efecto para ser entretenida, con una gran caracterización, buenos personajes secundarios y un excelente dibujo. Una pena que alguien como Roger Stern no se prodigue mucho estos tiempos y que tengamos a tipos como Bendis hasta en la sopa, no hay derecho.

no more events
Lector
no more events

Te recomiendo que mires la etapa actual de Zdarsky en Spectacular Spiderman, porque si él humor no te es problema creo que ahí está haciendo un Peter/Spiderman más reconocible que en la serie de Slott, lo mismo con sus secundarios (especialmente Johny Storm y J. Jona Jameson).

Diomedes
Lector
Diomedes

Pues si, una de las etapas CLASICAS del personaje, y de las mejores. Puro comic supeheroico, y pura exposición, desarrollo de personajes, decompresive storytelling, paciencia, mimo….ya no se hacen comics así desgraciadamente. Me sorprende de todas formas que no hayáis mencionado una historia clásica, incluida por algunos como entre las 10 mejores del personaje, y que es de esta etapa…..”The Kid who collects Spider-Man” …la historia de Tim Harrison, supongo que todos la recordáis.

Abraham
Lector
Abraham

La mejor etapa sin discusión, para mi, del trepamuros.
El debate del dibujante también me resulta absurdo, aunque para mí el dibujante perfecto de Spiderman es JR Sr.
Stern es el mejor guionista que ha tenido spiderman y los vengadores, poca broma.