Marvel 50 Aniversario: Stan Lee y Jack Kirby, Nuff Said (1961-1969)

Por
132
1300

Como os hemos prometido, vamos a dedicarle a lo largo del mes de Noviembre sendos extensos artículos a cada una de las cinco décadas que forman la historia de los Cuatro Fantásticos. Hoy, como es lógico y normal, toca hablar de la década de los sesenta, donde en plena Edad de Oro del Comic, Stan Lee y Jack Kirby encabezaron la revolución de la industria del cómic, basándose en su desatada imaginación y calidad sin límites. En futuras entregas analizaremos los setenta (con el relevo generacional de estos dos autores), los ochenta (la década de los guionistas estrella), los noventa (la década de los dibujantes estrella) y, por último, el cambio de siglo (la década de los editores estrella). Empezamos, por lo tanto, con 1962, donde lo habíamos dejado ayer en el análisis de los Orígenes de Marvel. Una vez recibidas las cifras de venta del primer número del Cuarteto Fantástico, Stan Lee lo tenía claro, había que hacer más superhéroes. Y no solo eso, había que hacerlo a su manera. Algo que se conocería, con el paso del tiempo y de los años, como “El Método Marvel“.

Los Cuatro Fantásticos siguieron durante 1962 introduciendo nuevos conceptos, aliados, villanos y plantando los cimentos del edificio que sería conocido Universo Marvel. Durante este año, esta serie era de publicación bimestral. En el #2 conocimos a los alienígenas cambiadores de forma Skrulls. Posiblemente la concepción de estos enemigos tenía que ver con que a Lee y Kirby les había gustado la reciente The Invasion of The Body Snatchers y aprovechando la situación política del momento, en el que existía un temor entre la sociedad americana de que estuvieran siendo infiltrados por espías rusos, manteniendo por si acaso el espíritu de los monstruos del espacio que seguían estando de moda. El numero #3 introdujo, por fin, los uniformes, la base de operaciones y el Fantasti-car, convirtiéndolos ahora si en superhéroes en el amplio sentido de la palabra. Además, en este número comenzó una tradición que ha durado hasta nuestros días, ya que se produjo el primer abandono del grupo por parte de uno de sus miembros (Johnny). Duró solo un numero pero, ¿y lo bien que nos lo hemos pasado con los infinitos cambios de parecer del cuarteto? Si hasta hace un mes Ben Grimm lo había vuelto a hacer en los FF de Hickman. Además, por primera vez, la serie fantástica incorporó su ya legendario subtitulo “The Greatest Comic Magazine In The World”. El cuarto número recuperaría a un personaje de la Edad de Oro de la compañía, Namor, the Sub-Mariner. Habiendo remodelado con Johnny Storm el concepto de la Antorcha Humana original (con un cambio radical), tocaba hacer lo mismo con su amigo/enemigo original, El Príncipe Namor. En el quinto número, por fin, haría su debut el Doctor Muerte, donde Lee y Kirby ahora si comenzaron a marcar distancias con los monstruos (Hombre Topo, Isla Monstruo, Skrulls…) y crearon al que iba a convertirse en el villano por antonomasia del grupo y del Universo Marvel: Victor Von Doom. Dos meses después, Namor y Muerte protagonizarían la primera de sus alianzas y traiciones, una dinámica que ejercerían en un ciclo sin fin a los largo de los próximos cincuenta años. En la última entrega de 1962, a esta pareja de genios todavía les dio tiempo de introducir a dos personajes que han acompañado a los 4F todos estos años. Alicia Masters y su padre, el Amo de las Marionetas.

¿Sabíais que tras Los Cuatro Fantásticos (y exceptuando los creados en la Segunda Guerra Mundial) el primer superhéroe Marvel fue Hank Pym? En Enero de 1962, en una de las historias de Tales to Astonish #27 (uno de los títulos de monstruos y suspense de la editorial) hizo su debut Hank Pym. Quien más tarde seria conocido también como Goliat o El Hombre Gigante, fue creado por (como no) Stan Lee y Jack Kirby, quienes muy posiblemente se basasen en la película de ciencia ficción The Incredible Shriking Man (1957). En su primera aparición tan solo era un científico que inventaba una fórmula encogedora que le metía en más de un problema. El buen funcionamiento de esta historieta hizo que Stan Lee decidiera, en su siguiente aparición en el número #35 de la misma serie (en Septiembre de ese año) convertirlo en el Hombre Hormiga y desde la entrega #44 (Junio 1963) y de forma mensual, concederle el protagonismo de uno de los capítulos de Tales to Astonish. En ese mismo número, se nos presentaba en sociedad a Janet Van Dyne, ayudante de laboratorio, novia, mujer, ex mujer y compañera de aventuras de Hank Pym con el nombre de La Avispa y el uniforme siempre cambiante.

Dejen paso a Hulk. Eso es lo que pensaron en las oficinas de Marvel, al decidir cerrar una de las series (Teen-Age Romance) para poder sacar a la venta The Incredible Hulk. Por aquel entonces tenían un límite de producción de ocho series mensuales, impuesto por su distribuidora, Independent News. Este límite iba a ser uno de los factores críticos relacionados con la expansión de Marvel esta década. Aunque con el paso del tiempo este nuevo personaje les iba a dar grandes alegrías, es cierto que el primer volumen del alter ego de Bruce Banner no duró mucho, no llegando a pasar la frontera de los seis números, y teniendo que ser cancelada para dejar paso a su vez a la serie regular de Spiderman un año más tarde. Pero eso no impidió que durante estos seis números, Stan Lee y Jack Kirby (¿Quiénes sino?) establecieran a un personaje y sus secundarios. De la coctelera formada por el concepto de monstruos de la editorial con la vertiente humana que aplicaba Lee a sus creaciones, junto con unas pocas (o muchas) gotas de Frankenstein y del clásico Dr. Jekyll And Mr. Hyde y un poco de la paranoia de la Guerra Fría, surgió The Incredible Hulk. Rick Jones, Betty Ross y El General Ross (#1), Ringmaster y el Circo del Crimen (#3), Tyranuss (#5) o la Teen Brigade (#6) son solo algunas de los personajes que dieron vida en estos seis números, donde Hulk paso de ser de color gris (#1) a verde por el precio de imprenta del color gris, mucho más caro que el color verde, un detalle que no tuvieron en cuenta al principio, pero que serviría para aumentar la leyenda de Hulk a icono popular.

Seguimos el orden cronológico, y tras Los Cuatro Fantásticos, Hank Pym y The Incredible Hulk, le iba a llegar el turno a Spiderman. La historia del origen de Spiderman está contada mil y una veces, nunca suficientes, pero no seré yo el que vaya a aportar datos desconocidos a esta historia. Amazing Fantasy sería la colección que iba a acoger el nacimiento de Spiderman, aunque la cancelación de la serie estaba más que decida con antelación, ya que el registro de la editorial estaba virando hacia los superhéroes y esta colección centrada en monstruos había dejado de ser rentable, y más teniendo en cuenta el hecho de que querían convertir Fantastic Four en una serie mensual. El concepto de Spiderman no acaba de convencer del todo a Martin Goodman, y de ahí que le concediera a Stan Lee la oportunidad de desarrollarlo en esta serie, ya que no iba a pasar nada. La estrella de la serie sería un adolescente (al estilo de los sidecicks de la competencia) que ganaría y perdería las batallas, como cualquier otro personaje de su cosecha. Inspirado por una revista pulp de su juventud llamada The Spider, Master of Men, el personaje tendría poderes arácnidos. De todas formas, el mayor interés del origen de Spiderman se encuentra en la elección del dibujante. El omnipresente Jack Kirby (quien en 1962 dibujaba el solo Fantasic Four, Journey Into Mystery, Tales to Astonish, Strange Tales y The Incredible Hulk, dibujando ese año más de 1100 páginas) diseño los primeros bocetos del trepamuros, pero con una influencia superheroica que no acababa de convencer a Stan Lee. Demasiado heroico, superpoderoso y guapo. Por ello recurrieron a Steve Ditko (quien de hecho ya era el dibujante regular de Amazing Adult Fantasty), quien diseño un adolescente con gafas, estirado y delgado que le valió el puesto de dibujante regular de la serie. Jack Kirby finalmente dibujó la portada del primer número, pero nada más (aunque también existe una portada alternativa no-usada de Steve Ditko para ese número, que aquí abajo os mostramos) y cinco páginas que fueron rechazadas, aunque las interpretaciones de que porcentaje de mérito tuvo Jack Kirby en la creación de Spiderman ha sido uno de los temas más controvertidos de la historia y que nunca acabaremos conociendo al 100%. Jack siempre ha mantenido que él fue el verdadero creador de Spiderman, pero no entremos en este tema embarrado aquí, porque podríamos estar líneas y líneas hablando sobre ello. En cualquier caso, en Amazing Fantasy también se nos presentaba a la Tia May, Flash Thompson y Liz Allen (aunque sin decir su nombre). Un año después, en Marzo de 1963, Spiderman contaría con su propia serie regular, y como sabéis, el resto es historia.

El otro gran personaje que debutó este año fue El Poderoso Thor, en las páginas de Journey Into Mystery #83, cabecera recientemente recuperada por la editorial para contar las aventuras del joven Loki a manos de Kieron Gillen, quién la esta convirtiendo en una de las series más en forma del mercado USA. Si hasta ahora los meritos de cada creación se suele decir que se comparten a medias entre Stan Lee y Jack Kirby (exceptuando el mencionado y polémico caso de Spiderman), la firma de Thor también esta compartida por ambos, además del hermano de Lee, Larry Lieber (a quien también hay que agradecerle enormemente su labor como scripter durante estos años), pero tiene un sabor extra a Kirby, aunque solo sea por el dibujo. No en vano fue, junto a los 4F, la colección que dibujaría indefinidamente hasta su marcha de la editorial ocho años más tarde. El estilo que no servía para Spiderman (“demasiado superheroico”), encajaba a la perfección para Thor. Diseñado como alguien más fuerte que Thor y más poderoso que los Cuatro Fantásticos, la inspiración de la mitología nórdica es más que evidente en la concepción de este personaje. Con la dualidad trágica de los personajes Marvel de la época y su casting de secundarios (Jane Foster, el amor imposible una vez más, debutaría en el siguiente número y Loki, Odin, Balder o Tyr debutaron dos números más tarde). Y aunque la calidad de la serie fue notable, y así se le reconoce, especial interés tuvo el complemento del cómic que un año más tarde acompañaría a las aventuras del Dios del Trueno en la Tierra. A partir del numero #97 de Journey Into Mystery, Tales of Asgard contaría los relatos de un joven Thor, en el pasado. Estos relatos han acabado convirtiéndose en todo un clásico y están considerados de lo mejorcito de los años sesenta. Pero eso sería a partir de 1963, un año que comentamos a continuación.

El año 1963 iba a ser el año que consolidaría todas el impulso superheroico que supieron dar The Man y The King a la editorial, además de alumbrar nuevas creaciones tan interesantes, sino mejores, como las que había creado los dos años anteriores. La Patrulla-X, Iron Man, Los Vengadores… El valor de estos personajes, cincuenta años después, es incalculable y su alcance en la cultura popular mundial ha trascendido más allá de los cómics, habiendo protagonizado los mutantes cuatro películas en la gran pantalla, por dos de Iron Man. Si le hubieran dicho a Lee hace cincuenta años (o hace 10) que esto iba a pasar, no se lo hubiera creído. O sí. Porque el ego y la grandilocuencia de este hombre está a la altura de su calidad y visión de mercado. Y su mala memoria.

Editorialmente, a Martin Goodman no le temblaba el pulso y si había que cerrar colecciones para dar paso a las protagonizadas por los héroes Marvel se hacía sin dudarlo. Hasta tres cabeceras de la compañía desaparecieron. Una de las que si aguanto el cambio, fue la antología Tales of Suspense. En su número #39 (Marzo 1963), se dio la primera aparición de Iron Man. La inspiración para Iron Man tiene mucho que ver con el carácter de playboy multimillonario hombre de negocios (¿habéis visto el tráiler de Vengadores?) que imitaba a Bruce Wayne, pero con el secreto amargo de todos los personajes Marvel de la época más unas dosis de la Guerra Fria. En caso de Tony Stark eran sus problemas cardiacos, por lo que necesitaba la armadura para sobrevivir. Invulnerable por el exterior, vulnerable en el interior. Marca de la casa. Iron Man fue el primer personaje de esta generación Marvel que no fue creado por Jack Kirby (aunque si dibujó su portada, y por tanto, la armadura). Y es que el encargado en esta ocasión fue Don Heck, un artista de la casa que había publicado varios trabajos en la series de monstruos o suspense. Al igual que Hulk, problemas de imprenta hicieron que aunque la primera encarnación de su armadura fuera gris, en futuras apariciones esta se tornara amarilla primero y luego incorporase también el rojo.

Tras Iron Man, iba a llegar la hora de los mutantes, el mismo mes (Septiembre) que se iba a publicar el primer número de Los Vengadores. Y así (Los Mutantes), de hecho, fue como quería Lee que se llamara la serie. Pero empecemos por el principio. Porque al igual que muchas de sus creaciones hasta la fecha estaban ligeramente basadas/homenajeaban a clásicos de la literatura, cine o cultura popular (Hulk/Frankenstein, Spiderman/The Spider, Iron Man/James Bond…), el caso de La Patrulla-X no iba a ser uno menos. Es más, las comparaciones en este caso son las más claras de todas. Dentro de la literatura de ciencia ficción, en Estados Unidos durante los años 1945 a 1953, el escritor norteamericano Henry Kuttner exploraba de forma seria la aparición de una especie de telépatas y los problemas que tenia este grupo para sobrevivir en una sociedad que les tenía miedo y les odiaba. Y eso no es todo, Los Calvos (como se les conocía porque, recorcholis, eran calvos. Que casualidad) solo se diferenciaban de eso del resto de la humanidad. Kuttner abordaba estos temas de forma muy seria y estos relatos fueron recopilados en 1953 bajo el nombre de… tachan … Mutante. Esta más que claro que Jack o/y Stan habían leído esta obra. Cuando Stan Lee tuvo que convencer a Martin Goodman de que esta serie iba a ser otro éxito comercial, en una de las cosas que tuvo que ceder ante su jefe era en el nombre del título, ya que Goodman consideraba que el aficionado medio no iba a saber lo que era un Mutante. Así que propuso X-Men (Goodman había editado una revista treinta años antes con las aventuras de un hombre que se llamaba así. ¿Otra casualidad?). En nuestro país serían conocidas como La Patrulla-X, confundiendo al lector español y pensando que había también alguna influencia de La Patrulla Condenada, de la competencia, porque ellos también tenían a su propio personaje en silla de ruedas. En cualquier caso, la serie tenía todos los ingredientes para ser un éxito. Además, ofrecía otra posibilidad para la creación de superhéroes, sin tener que inventarse una excusa (arañas radioactivas, rayos gamma…) que justificara los superpoderes. Los primeros alumnos de la escuela, topicazos donde los haya, son de sobra conocidos por todos. El chico serio y líder (y personaje más torturado e inseguro de la historia de Marvel, sin ninguna duda), el guaperas, el joven alocado, el fuerte y la chica. Además, en el caso de la Patrulla-X se da un caso que no ocurre con el resto de las creaciones de primera fila de Marvel. Y es que es el único casi en el que el archienemigo de los héroes es creado a la vez que ellos. Magneto debuta en el mismo número de La Patrulla-X, cosa que no ocurrió ni con Muerte, ni con Loki, Ultron, Duende Verde o quienquiera que esa la némesis de Iron Man este mes. La historia, en cualquier caso, les tenía reservado un lugar privilegiado a los X-Men.

Como decíamos, el mismo mes que debutaron La Patrulla-X también hicieron su debut Los Vengadores. De la mano de (¿A que no lo adivináis?) Stan Lee y Jack Kirby, nacieron Los Héroes más poderosos de la tierra, como rezaba su cabecera. El poderoso Thor, El increíble Hulk, El invencible Iron Man, El Hombre Hormiga y la Avispa debían reunirse para combatir las amenazas que no podían encarar solos. Gracias a que ahora la distribuidora les dejaba publicar dos o tres cómics más (ahora se publicaban un total de 10 a 14 cómics al mes), Lee no perdió el tiempo y el mismo mes nacieron Los Vengadores y La Patrulla-X. La razón de la fundación de los Vengadores es muy sencilla. La respuesta de los aficionados era abrumadora, y una de las peticiones más demandas por su parte era la de hacer interaccionar a los personajes ya creados. Además, Lee y Kirby estaban como locos en volver a usar a Hulk, cuya serie había tenido que cerrar en el número seis por falta de ventas, aunque ambos autores vieran el potencial del personaje (aunque tampoco es que dejarán mucho tiempo en la serie al Coloso Esmeralda, siendo este uno de los mayores errores que aun hoy en día están por corregir en Marvel Comics. Si hasta Red Hulk ha aguantado más en el grupo…). A menos de un año del estreno de la película, sobra decir de la importancia de Los Vengadores en el Universo Marvel hoy en día, convertida ya en toda una franquicia como fueran los mutantes en sus épocas doradas durante los ochenta y los noventa.

En Fantastic Four este año conocimos a nuevos personajes Uatu (#13), El Fantasma Rojo y los Super-simios (#13), El Pensador Loco y Awesome Andy (#15), El SuperSkrull y El Hombre Molécula (#20) o El Hombre Imposible (#11, aunque no alcanzaría todo su potencial hasta 15 años después, en las manos de Roy Thomas, donde este personaje atravesaría la cuarta pared como nadie). Fantastic Four era la colección franquicia de Marvel, donde todo podía pasar y donde la imaginación desbordaba por las brillantes páginas de Kirby, hacía tiempo que había dejado de ser bimestral y ahora se publicaba todos los meses, para alegría de los aficionados y de las arcas de Marvel Comics. Todo iba viento en popa y a toda vela.

Casualmente, uno de los temas que comentábamos antes de cómo las apariciones de otros superhéroes aumentaban las ventas no se puede aplicar a Spiderman. Y es que con el paso de los años el trepamuros se convirtió en un autentico relanzador de series. Sus apariciones en números uno de nuevas series ya casi ni se podían contar con los dedos de las manos. Tan pronto se presentaba en el estreno de las series de Hulka o de Dazzler, como le hacia una visita a Nova o a la Guardia del Infinito. Pero como decíamos, irónicamente, al principio de su carrera no era él quien hacia las apariciones estelares sino al contrario, los demás miembros de la casa se dejaban caer por su serie (para ridiculizarle la mayor parte de las veces. ¿Qué es eso de que Spiderman sea un Vengador? Nunca en la vida… ejem, ejem). Por lo demás, durante este año hizo su debut en la colección El Doctor Octopus (#3, Julio), El Hombre de Arena (#4) o El Lagarto (#6). Para conocer al Duende Verde todavía tendríamos que esperar un año más.

Mientras, por si todo esto fuera poco, Stan Lee iba a lo suyo, aprovechando la mínima ocasión para llevar la marca Marvel más allá de una simple compañía de cómics. Para ello, creo los Bullpen Bulletins. Este era el nombre con el que se conocía a las secciones de correo de los cómics, primero de una y luego de dos páginas, en las que Stan Lee solía jugar con los lectores, promocionar las colecciones y construir una sensación de amistad y de confianza con los aficionados. Expresiones como Make Mine Marvel, Nuff Said, Excelsior, Face Front, True Believer, etc. estaban a la orden del día, y todas ellas, hay que reconocerlo, tenían un carisma especial que nos atraía aún más hacia los quiscos. ¿Quién no se acuerda de los famosos no-premios? Desafortunadamente, este espíritu se fue perdiendo con el tiempo y actualmente tan solo Steve Wacker (editor de las líneas arácnidas y algunas colecciones satélites) mantiene fielmente esta tradición. Además, para dar una sensación de universo cohesionado, Stan Lee y Jack Kirby no dudaron en interrelacionar sus títulos de una forma de lo más curiosa. Tan pronto podíamos ver a Johnny Storm leyendo cómics de Namor o de Hulk como podíamos contemplar como los mismos Lee y Kirby tomaban vida en los tebeos (Fantastic Four #10).

Entramos en 1964 y Marvel publicaba simultáneamente las siguientes colecciones de cómics: Amazing Spiderman, Fantastic Four, Uncanny X-Men, The Avengers, Sgt. Fury and His Howling Comandos, Tales of Suspense, Journey Into Mystery, Tales to Astonish y Strange Tales, a las que este año se les iba a sumar Daredevil. Un total de diez colecciones superheroicas y algunas revistas que todavía se vendían bien, todas ellas afianzadas que se vendían como churros y estaban en boca de todo el mundo. Pero Independent News seguía impidiéndoles vender más de catorce cómics al mes (de ahí que algunas de esas series se publicaran cada dos meses). Y vosotros diereis, “¿Y si tanto vendían las series, porque no les dejaban publicar más?”. Buena pregunta, avispado lector. Y es que por mucho que Martin Goodman les insistía, Independent News decía que no por una razón muy sencilla. Ellos también eran propietarios de DC Comics y preferían que a esta última les fuera mejor por múltiples razones. A finales de la década, esto iba a cambiar por completo, pero no adelantemos acontecimientos.

De momento, Stan Lee tenía que hacer autenticas cábalas editoriales para dar salida a todos los personajes que había creado. Para ello reutilizó cabeceras ya existentes para protagonizarlas por dos héroes, al estilo Marvel Two-in-One. De esta forma, Hulk, cuya primera serie acabó en su sexto número, encontró su sitio en Tales To Astonish, compartiendo protagonismo con Hank Pym. Igualmente el Dr. Extraño se convirtió en un habitual de Strage Tales y Tales of Asgard se convirtió en un capitulo regular de Journey Into Mystery. A finales de año, lo mismo haría el Capitán América, quien ocuparía 10 páginas de forma regular de Tales Of Suspense, en espera de la posibilidad de una serie mensual para él solito.

Creativamente, este fue el año en el que recibimos, y con los brazos abiertos, a muchos personajes que nos iban a dar muchas alegrías a lo largo de los años.

 X-Men: Blob (#3, Enero) Mercurio y La Bruja Escarlata, Sapo, Mente Maestra (#4, Marzo)
 Amazing Spiderman: Electro (#9, Febrero), Duende Verde (#14, Julio), Kraven (#15, Agosto)
 Tales of Suspense: Viuda Negra (#52, Abril), Ojo de Halcón (#57, Septiembre), Mandarin (#50, Febrero), Jarvis (#59, Noviembre)
 Journey Into Mystery: Encantadora y Ejecutador (#103, Abril), Gargola Gris (#107, Agosto)
 Avengers: Baron Zemo (#6, Julio) y sus Amos del Mal (Melter, Radioative Man, Caballero Negro), Kang (#8, Septiembre), Wonder Man (#9, Octubre),
 Sgt. Fury and His Howling Comandos: Baron Von Strucker (#4, Enero)

Pero sin duda, creativamente hablando, el año 1964 viene marcado por dos personajes. Uno nuevo, uno viejo y ambos excelentes. Estamos hablando de Daredevil y de El Capitán América. Daredevil, el Hombre sin Miedo, es otra de las creaciones que solo podían haber tenido lugar en las oficinas de Marvel. Era un superhéroe, si, pero a la par que poseía un superpoder, Matt Murdock tenía una limitación que le hacía distinto a los demás. A cambio de ser ciego, el destino (bueno, más bien la radioactividad, tan de moda en aquellos tiempos) le había otorgado sentidos aumentados que, sumados a años de entrenamiento como luchador y a una dedicación honesta a la justicia como abogado, le convertían en Daredevil. Como no podía ser de otra forma, el mejor amigo del héroe, Foggy Nelson, y su amor imposible (véase los casos de Thor, Iron Man, Spiderman…), Karen Page, eran creados a la vez. Como en el caso de Iron Man, Daredevil tampoco fue creado por Jack Kirby (quien, exceptuando esto, se encargaba prácticamente él solito de toda la producción de Marvel durante estos primeros años de la editorial). Stan Lee asigno la creación y el dibujo de Daredevil a Bill Everett (si, el creador de Namor, The Sub-Mariner en los años treinta). Bill volcó todo su talento en la creación de este personaje, el primero de toda la primera generación Marvel que se puede decir que casi no tenía poderes. El atractivo y carisma, además del excepcional trabajo de Stan Lee primero (seguido de Roy Thomas, Gene Colan, Romita Sr. o Wally Wood, por nombrar unos pocos) compensaron con creces este handicap, logrando convertir a Daredevil en uno de los personajes que ha contado con varias etapas legendarias durante toda su historia (Frank Miller 1 y 2, Ann Nocenti, Brian Michael Bendis…).

Hablemos ahora del Capitán América. La mayor parte de la historia del regreso que acabo plasmada en el cuarto numero de la colección de los Vengadores nos la sabemos casi de memoria, pero hay un capitulo de dicha historia que no todos sabemos. Situémonos un año antes, en Noviembre de 1963. En la colección de Strange Tales estaba protagonizada por aquel entonces por La Antorcha Humana (el miembro de Los Cuatro Fantásticos más popular). Johnny Storm había sido clave para recuperar a Namor, así que si el Capitán América iba a volver, Johnny tendría que estar por allí cerca. Y eso es lo que ocurrió en el número #114 de la colección, aunque para disgusto de muchos acabo siendo un robot impostor. La buena acogida de este número y las enormes ganas que tenía Jack Kirby de resucitar a su co-creación con Joe Simon fueron excusas suficientes para animar al caza-dólares Stan Lee para, oficialmente, traer de vuelta a Steve Rogers. Rogers formaría parte de los Vengadores desde su cuarto número, y el resto es historia. El éxito inigualable del regreso del Capitán América obligaría a la editorial a concederle un hueco entre sus escasas series regulares, pasando a ser el co-protagonista de Tales of Suspense (dibujado, como no, por Jack Kirby, que estaba en todas) a partir del numero #59 y serie propia cinco años después.

1965 fue un año tranquilo y de reordenación para Marvel. Aunque tiene mucha gracia que use la palabra “tranquilo” para definir este año, porque eso no quiere decir que siguieran inventándose dos o tres nuevos (e importantes) personajes cada mes. El Escorpión en Enero, Dragon Man y El Conde Nefaria en Febrero, El Hombre Absorbente en Marzo, Medusa en los Cuatro Temibles en Abril, El Extraño en Mayo, El Zancudo en Junio (más la primera no-aparición de Mary Jane), El Juggernaut y El Destructor en Julio (vaya dos), SHIELD, Los Tres Guerreros y El Espadachín en Agosto, El Hombre Ígneo y Hércules en Septiembre, Power Man (más tarde conocido como Atlas) en Octubre, Los Centinelas en Noviembre y, para finalizar el año con una traca, en Diciembre pudimos presenciar la primera aparición de Gwen Stacy, Harry Osborn y Los Inhumanos. Casi nada. ¿Os habéis quedado patidifusos? Ya firmaba yo hoy en día se crearan tantos y tan buenos personajes en un año.

Como decíamos, 1965 fue un año de reorganización. Porque Stan Lee temía que el tema se les fuera de las manos. Con motivo del uso de sagas de varios capítulos en algunas de sus colecciones (en contraste con los números autoconclusivos), les llegaban muchas cartas a las oficinas porque muchos aficionados no se podían explicar cómo algunos personajes salieran en dos colecciones a la vez. “Si Thor está luchando en Asgard en este número, ¿Cómo es posible que el mismo mes este en la colección de los Vengadores?” Diréis: “Como hoy en día”. Pues efectivamente. Pero Stan Lee, precavido, no quiso arriesgarse a matar la gallina de los huevos de oro (diréis: “Como hoy en día NO”. De nuevo habéis acertado). Thor salía en los Vengadores además de en Journey Into Mystery (en solitario y en Tales of Asgard). Johnny Storm aparecía todos los meses en Cuatro Fantásticos y en Strange Tales. El Capitán América también duplicaba sus apariciones y lo mismo ocurría con Iron Man. Aquello debía acabar, por el bien de la editorial y la salud mental de los aficionados. Como cambian las cosas con el paso de los tiempos, eh? En fin, sigamos.

Este fue el verdadero (y olvidado) motivo que llevo a la editorial a tomar dos decisiones que aun hoy en día se recuerdan como un gran acierto editorial. El primero y más conocido fue el cambio radical de alineación en Los Vengadores. En el ya clásico Avengers #16, Stan Lee y Jack Kirby (en uno de sus últimos números, ya que inminentemente iba a ser sustituido por el cumplidor Don Heck), hacían que los Vengadores fundadores abandonaran el grupo por completo, dejándolo en manos del Capitán América, quien debía dar la bienvenida a Ojo de Halcón, Mercurio y La Bruja Escarlata. Tres personajes que con el paso del tiempo iban a ganarse y con creces el nombre de Vengadores, a la vez que un hueco (bien grande) en nuestro corazón. La otra serie del Capitán América trascurría en la Segunda Guerra Mundial. Por tanto, la confusión no era posible. La razón del cambio ha quedado perdida con el paso de los años, pero la tradición de los cambios radicales de alineación se ha convertido en todo un clásico, demandado y exigido por los aficionados.

Por la misma razón que Thor e Iron Man habían desaparecido de Los Vengadores, Johnny Storm debía hacer mutis por el forro de Strange Tales. Por ello, a partir del numero #135 de la colección, Nick Furia pasaría a protagonizar su propia serie (algo que ya hacía en Sgt. Fury, ambientada en la WWII). Con ayuda tecnológica de Tony Stark, que lo convertía en alguien mucho mejor que el popular James Bond, Stan Lee y Jack Kirby dieron a Nick Furia la dirección de SHIELD, creada para la ocasión, la agencia de contraespionaje más conocida del Universo Marvel. De todas formas, todavía quedaba una duda por resolver, ya que los aficionados no entendían porque en las historias centradas en la WWII Nick Furia no llevaba ningún parche y si lo llevaba en las historias del presente. Un año más tarde, en el número #27 de Sgt. Fury, Stan Lee y Dick Ayers (dibujante de la serie) explicarían la razón de la pérdida ocular de Nick. Si bien las historias firmadas por esta pareja de genios fueron de lo más interesante, las mejores historias serian contadas a finales de esta década, con la llegada de un semi-desconocido Jim Steranko que iba a revolucionar el apartado visual y estético de la colección y de la editorial.

Otras noticias que nos dejó el año fue la (esperadísima) boda de Reed Richards y de Sue Storm, así como la primera aparición no-oficial de Mary Jane. Y decimos no-oficial porque todo el mundo sabe que se estuvo provocando al lector sobre como seria la apariencia de Mary Jane. Tanto tiempo que Steve Ditko, el dibujante de la colección de Spiderman durante sus primeros 38 números, se quedaría finalmente sin dibujarla, recayendo el honor de su creación en los lápices e John Romita Sr. Pero eso es una historia cargada de polémica para otro año, que pasamos a analizar a continuación.

Durante 1966, el quinto año del universo Marvel, el Bullpen Bulletin (como se conocía por aquel entonces al staff editorial), dio la bienvenida a varios autores que iban a marcar una época en la editorial. Poneos en pie, porque estamos hablando de unos primerizos Roy Thomas, Denny O’Neil o John Romita. Los superhéroes habían dejado de ser una moda pasajera para ser una nueva forma de coleccionismo y de culto que estaba aquí para quedarse. Pero no había que dormirse en los laureles y la arrolladora maquina Marvel debía seguir produciendo las mejores historias del mercado. Para ello, dos colecciones iban a robar todo el protagonismo de este año. Los Cuatro Fantásticos y Amazing Spiderman. Sin duda las colecciones franquicias de Marvel Comics durante la década de los sesenta, muchos años antes de que los mutantes alcanzarán la popularidad que iban a mantener durante tres décadas o de que los Vengadores acabaran convirtiéndose en la franquicia que son hoy en día.

Hablemos primero de los Cuatro Fantásticos. Porque este fue el año que dejo en ridículo a todos los demás. Las altas dosis de imaginación e ideas que se vertieron en esta colección durante este año hacen parecer que hasta ahora todo había sido un simple calentamiento. Lee y Kirby (o Kirby y Lee, como queráis) dieron luz en tan solo medio año a Estela Plateada, Los Inhumanos, Galactus y Pantera Negra. Estas historias, que podéis degustar bien a gusto en el Marvel Gold de Los Cuatro Fantásticos recientemente publicado por [editado] Panini, han soportado el paso del tiempo y se han convertido en la seña de identidad de lo que debería ser la primera colección de Marvel. Amenazas épicas, conflictos cósmicos, personajes al estilo Marvel y familias problemáticas. La historia comienza un par de años antes, con la presentación en sociedad de Medusa, como cuarto miembro de los Cuatro Temibles. Un año después, se desvela durante la luna de miel de Reed y Sue a los Inhumanos (con Rayo Negro, Crystal, Gorgon, Karnak y Mandíbulas). Ya en 1966, en el numero #47, Lee y Kirby nos presentan a Maximus, basándose en un concepto que tanto les gustaba que era la relación Cain-Abel. Y en busca de la perfección, y usando de nuevo un concepto de alto nivel y queriendo representar la personificación de Dios en las páginas de esta colección, Lee y Kirby crearían a Galactus (sumando a la ecuación la creación de Estela Plateada por parte de Kirby, sin el conocimiento de Stan Lee hasta que no vio las paginas ya dibujadas). De hecho, esta saga de Galactus se puede decir que también cambio la forma de narrar los cómics tal como se conocían, y empezó a dar lugar al uso de los cliffhangers, una absolutamente espectacular última pagina que deja indudablemente al lector con ganas de más. Se puede decir pues, que la aparición de Galactus (con el clásico error de coloreado made in Marvel) es el primer gran cliffhanger de la historia de los cómics Marvel (seguido del que hablaremos en el siguiente párrafo). Y si con todo esto no había bastante, Lee y Kirby tenían todavía fuerzas e imaginación para crear al primer superhéroe negro de Marvel, La Pantera Negra, en un movimiento que demostraba una vez más lo en sintonía que estaban con la sociedad del momento desde la editorial.

Como decíamos, el otro momento que marca este año 1966 tiene ver con la colección del trepamuros. Hasta ahora, Steve Ditko había realizado una estupenda labor al frente de la colección (de hecho es de justicia considerarle como “el tercer creador más importante de Marvel” al lado de Lee y Kirby). Compaginando estas labores con las de dibujante de las aventuras del Doctor Extraño en Strange Tales durante más de 30 números (de verdad, tenéis que leer estos cómics que son oro puro), Ditko creó a la mayoría de los personajes secundarios y terciarios más importantes de Spiderman. Excepto uno. Porque Ditko abandonó Spiderman en el numero #38 y no pudo crear a Mary Jane. Aún hoy en día son desconocidos los motivos por los que Steve Ditko abandono Marvel Comics. Algunos apuntan a que estaba en desacuerdo con la forma (incompleta) de los guiones de Lee, del uso de los efectos especiales en los cómics o del tratamiento de la vida privada de Peter Parker. En cualquier caso, ambos autores casi ni hablaban y de hecho Stan Lee se enteró de la marcha de Ditko a través de terceros. Como atestigua el pacífico Roy Thomas, Ditko era un poco raro. De todas formas, Stan Lee tenía claro quién iba a ser su sustituto: John Romita. Romita había trabajado con la editorial desde los años cincuenta y tenía experiencia en cómics para mujeres, por las bellezas que era capaz de dibujar. Tras ponerle a prueba en la colección de Daredevil durante dos números y ver que era capaz más que de sobra de plasmar los movimientos acrobáticos del héroe, le concedió la titularidad de los lápices de Amazing Spiderman, un puesto que no iba a abandonar hasta muchos números después. De todas formas, Stan Lee no las tenía todas consigo, así que por temor a que existiera un descenso de ventas por culpa del cambio del dibujo, decidió resolver de una vez por todas la identidad del Duende Verde. Por ello, en el número #40 de la colección se desvelaba que Norman Osborn era el alter ego del Duende, a quien una explosión química le había proporcionado fuerza, a cambio de volverle loco. De hecho la rumorología tambien comenta que ese fue el verdadero motivo de la marcha de Ditko, que no quería que el Duende fuera un miembro del reparto habitual de la serie. Una vez más, la visión comercial y editorial de Lee quedó justificada con el paso del tiempo, y esta revelación se considera hoy en día todo un acierto. Vamos, que Lee tenía sus fallos, pero no hay que quitarle los méritos. Pero no se vayan, que aun hay más Y como decíamos antes, íbamos a presenciar el segundo gran cliffhanger de la historia de Marvel. Y es que Stan Lee llevaba muchos números vacilando a los lectores con la apariencia de Mary Jane, la sobrina de la vecina de su Tia May. Por ello, finalmente en Amazing Spiderman #42, de la mano de John Romita Sr, pudimos descubrir a Mary Jane Watson y su ya clásico “Face it, tiger… You Just Hit the Jackpot

Pero el 1966 nos dejo otros legados. Mas personajes al estilo Marvel, tan interesantes y perennes como los que habían sido creados hasta ahora. Por poner solo unos ejemplos de la cosecha de este año, podemos destacar a personajes tan dispares como Mentallo y El Arreglador (Febrero), Batroc y Sharon Carter (Marzo), El Coleccionista (Mayo), IMA (Junio), Gladiador, Boomerang y el retorno del Craneo Rojo (Julio), Klaw (Agosto), Ego El Planeta Viviente (Septiembre), El Superadaptoide y Rino (Octubre) o El Alto Evolucionador y El Laser Viviente (Noviembre). Excelente año, si señor.

Marvel Goes Cosmic. A principios de esta década, el presidente de los USA, Kennedy, prometió a todos los estadounidenses (y por ende, al mundo entero), que a finales de la década viajarían al espacio y pondrían un pie en la Luna. Y cierto, dos años después, en 1969, el Hombre pisó la Luna. Pero ahí Marvel ya había estado antes. Y de todos los años de la historia de Marvel, este que nos ocupa ahora, 1967, fue sin duda el más prolífico en lo cuanto a personajes cósmicos se refiere. En el lapso de un año, nuestros ojos pudieron presenciar nada más y nada menos que la primera aparición de los siguientes personajes: Lady Sif, Ulik, El Troll, El Tribunal Viviente, Blastaar, Psycho-Man, Los Centinelas Kree, Warlock, MODOK y, en el último mes del año, El Capitán Mar-Vell. Flipa en colorines, colega. Pero además de todos ellos, también se dieron las primeras apariciones de otros personajes de primera fila como Kingpin, Banshee, El Shocker, La Abominación, Morpho o El Hombre Creciente.

Si debemos detenernos en alguno de estos personajes, conviene prestar especial atención al Capitán Mar-vell. Creado por Stan Lee y Gene Colan (otro maestro nunca suficientemente reconocido por su trabajo en Marvel y que recientemente se nos fue). El Capitán Marvel, un guerrero Kree enviado como espía a la Tierra que acabó admirando a la humanidad y convirtiéndose en uno de sus mejores defensores. Mar-vell contaría años después, gracias a la obra de ese genio que es/fue Jim Starlin de una de las mejores muertes nunca narradas en los cincuenta años de la editorial. De hecho, con los movimientos editoriales recientes de resurrecciones a tutiplé en búsqueda de un salto en las cifras de ventas, este personaje es uno de los pocos que se ha mantenido tranquilo en su tumba, pese a un reciente conato de recuperación (que acabó resultado ser un skrull). La elección del título de la serie venia condicionada por el deseo de Stan Lee de obtener la marca a toda costa. Fawcett Publications habia poseido el derecho de las aventuras del Capitán Marvel durante las décadas de los 40 y los 50, pero su falta de uso dejó abierta la posibilidad de usar la marca para Marvel Comics. Igualmente, para revalidar dichos derechos, Marvel se ha visto obligada a ir publicando con el paso de los años nuevas series. De ahí la publicación de una nueva serie en los noventa protagonizada por el hijo de Mar-Vell, Genis-Vell, anteriormente conocido como Legado, con guiones de Peter David, como spin-off de Siempre Vengadores (además de la mencionada miniserie del skrull por el mismo motivo).

A finales de 1967, Martin Goodman había presionado a los chicos de Independent News. El contrato estaba a punto de concluir y era el momento de presionar. Los cómics Marvel vendían más que la competencia (una tónica que se iba a repetir con bastante frecuencia, exceptuando momentos puntuales, a lo largo de los siguientes años) y se estimaba que Marvel vendía más de cincuenta millones de cómics al año. Repetimos para los despistados: 50 millones de cómics al año. Durante 1967, Marvel había conseguido elevar el numero de series mensuales a publicar de catorce hasta dieciocho, una cifra que se incrementaría en seis series más en 1968, alcanzando la estratosférica (por aquel entonces) cifra de 24 cómics mensuales. Evidentemente, los todoterrenos Stan Lee y Jack Kirby no podían mantener el ritmo ellos solos, así que era de rigor ceder las labores creativas a otros compañeros del Marvel, más que competentes, empezando por Roy Thomas (el que sería el segundo editor Marvel tras Stan Lee unos años después), quien no tardaría en tomar las riendas de Los Vengadores.

Aprovechando la posibilidad de publicar veinticuatro series mensuales, Stan Lee decidió, en una jugada maestra sin precedentes fue renombrar muchas de sus colecciones. Por ello, cabeceras clásicas de la editorial desaparecieron para dar paso al protagonista de sus historias, manteniendo la numeración pero cambiando el titulo. Tales of Suspense #99 sería sustituido por Capitán América #100, Tales to Astonish #101 dejó paso a Incredible Hulk #102 y Strange Tales #168 se convirtió en Dr. Strange #169. Los co-protagonistas de esas series no se quedarón sin colección, más bien todo lo contrario. Namor The Sub-Mariner, Iron Man, Nick Fury y el Capitán Mar-Vell recibieron nuevas series comenzando por el número uno. Donde antes había dos series en una, ahora había doble ración de aventuras, con protagonismo único para los héroes más vendidos de la editorial. Desaparecieron cabeceras clásicas, si (y de ahí muchos de los quebraderos de cabeza de hoy en día a la hora de sumar el total de números protagonizados por cada heroe). Pero las ventas aumentaron gracias al nuevo límite de series mensuales. Objetivo cumplido.

Con vuestro permiso, dediquemos este año a hablar de Roy Thomas.

Evidentemente, ante tal cantidad de series mensuales Stan Lee fue cediendo el testigo cada vez más y más a sus ayudantes y escritores de plantilla. El no podía hacerse cargo de las 24 series. Bueno, realmente si podía, pero tenía otras ideas en mente y era el encargado de expandir el branding Marvel más allá de los cómics, lo cual le mantenía bastante ocupado. Y aquí es donde entra en un primer plano Roy Thomas. El brillante escritor que llevaba un par de años en la editorial (¿sabíais cuales eran las pruebas de acceso por aquel entonces? Consistía en ponerles diálogos a unas páginas mudas de Kirby para Fantastic Four. No me digáis que no lo habéis hecho alguna vez cuando erais pequeños) había comenzado a escribir Sgt. Fury and his Howling Commandos en el número #29 y se mantuvo hasta el #44. También había guionizado Uncanny X-Men entre los números #20 y #43 (con la primera muerte falsa de la historia de Marvel, donde todo aparentaba a que el Profesor Xavier moría y luego resultaba ser Morpho) y la prueba definitiva de su valía llego cuando tomó las riendas de los Vengadores a partir del #35 (Diciembre 1966), justo en el momento en el que la colección empezaba a expresar síntomas de estancamiento, serie que continuaría escribiendo hasta 1972, dejando para la historia una de las mejores historias hasta la fecha del grupo, la Guerra Kree-Skrull (#89-97, Junio 1971 – Marzo 1972), además de encargarse el solo de la serie regular del Doctor Extraño (a partir de su re-titulación) con la ayuda del legendario Gene Colan. Además, en 1969 volvería a los guiones de La Patrulla-X en el numero #56, cuando la sombra de la cancelación ya volaba sobre la no tan popular por aquel entonces serie mutante. No pudo evitarlo en sus once números (hasta el #66), pero la colaboración con Neal Adams durante esas entregas se considera uno de los puntos álgidos de la última etapa de la Edad de Plata. Por aquel entonces, Roy Thomas era el único que podía equipararse creativamente a Stan Lee, además de ser un hombre de la casa, una enciclopedia viviente y todo un friki de los cómics Marvel. ¿Sabíais que Fantastic Four #20 lleva publicada una de sus cartas al correo, junto con otra de Dave Cockrum? Puede que eso quede en anécdota, pero seguro que esa y muchas otras cartas que escribió le sirvieron para hacerse un nombre sonado para los editores. Por ello, cuando Lee abandonó el puesto de editor para pasar a encargarse de otros asuntos, Roy Thomas era el candidato idóneo. Guionizó los títulos más importantes de la editorial, Fantastic Four y Amazing Spiderman, además de lanzar los Defensores. De todas formas, por lo que siempre se le recordará y definirá en su labor de escritor y editor es por el excepcional trabajo que hizo en la franquicia Conan, que adaptó a los cómics con el genial Barry Windsor Smith y que consiguió atraer a numerosos aficionados al mundo del comic. Además de eso, también adaptó Star Wars al comic (con Howard Chaykin!!) en lo que supuso, según Jim Shooter, “la salvación de Marvel, porque si no hubieran tenido que cerrar”. Estuvo poco en el cargo (en opinión de muchos le quedaba grande), pero hizo un trabajo sobrio y a la altura. Años más tarde regresaría a Marvel para guionizar algunas series más, como por ejemplo, una etapa en los Vengadores Costa Oeste, que muchos recordamos con cariño. Para acabar de convenceros de su buena labor, cabe destacar personajes que creó en su etapa como guionista, entre los que se encuentran, nada más y nada menos, Ultron, la identidad de Chaqueta Amarilla de Pym, El tercer Caballero Negro, Adam Warlock, El Segador, Morbius, Doc Samson, Ms. Marvel, Valkyria, Killraven y, sobre todo, el Adamantium, usado hasta el infinito y más alla en multitud de ocasiones, además de ayudar en la creación de Puño de Hierro, El Motorista Fantastma o, gracias a su cariño por la colección, ayudar y dar luz verde al relanzamiento de la Patrulla-X. ¿Qué opináis vosotros de Roy Thomas?

Por lo demás, este año nos dejó otras historias, cada vez más maduras, que se siguen recordando hoy en día como puntos álgidos de la compañía. Auténticos villanos de primera fila como Mephisto, Ultron, Annihilus o El Destructor aparecieron por primera vez. El primer bebe Marvel, Franklin Richards (el Peter Pan del Universo Marvel) nacía en las páginas del sexto anual de los Cuatro Fantásticos (primer cómic Marvel para quien redacta este artículo, quien espera que perdonéis los múltiples errores que seguro que habrá en el artículo, dada la inmensa cantidad de referencias empleadas) que hacía coger la baja a Sue, siendo sustituida por la inhumana Crystal, durante más de veinte números (números equivalen a sagas, no lo olvidéis). Pero sin duda son dos hechos los que marcan este año.

El primero de ellos es la serie regular de Estela Plateada. El primer spin-off oficial de la historia Marvel (que yo haya investigado). John Buscema fue el elegido (Kirby no daba más de sí) como el dibujante y el planteamiento más religioso, filosófico y cósmico, ayudado por una ampliación del número de páginas del cómic y un aspecto más adulto de la colección hizo de esta colección un clásico inmediato. El amor de Surfer, Shalla-Bell, y Mefisto. El segundo de estos hechos fue la explosión definitiva de uno de los grandes artistas del medio: Jim Steranko. Había comenzado como dibujante de Nick Fury, Agent of SHIELD. Luego se convirtió en el primer autor en dibujar y guionizar él mismo los cómics y acabaron por darle una colección nueva a él solo. No seré yo el que me explaye yo en alabar y analizar esta obra, porque mi compañero Jordi T. Pardo lo hará mañana Viernes, en su sección de reseñas, de forma mucho más completa.

Llegamos a 1969, el último año de los años sesenta (no voy a decir de la década porque todos sabemos, y si no alguien se encargará de recordarlo, que la década acaba en 1970) y con él nos acercamos al final de la historia por el momento. Las cosas iban a cambiar, y mucho, al año siguiente, con la entrada de los setenta. Precisamente 1970 se considera el final de La Edad de Plata de los cómics. La Edad de Plata técnicamente comenzó a mediados de la década de los cincuenta, cuando DC Comics publicó Showcase #4, en el que se introducía una nueva versión de Flash. Personalmente, a mi me gusta más otra tendencia existente que asegura que la Edad de Plata realmente empezó con la publicación de Fantastic Four #1. En lo que sí que hay un acuerdo casi absoluto es a la hora de poner fin a esta época. El hecho que marca el final de la Edad de Plata de los cómics fue la marcha de Jack Kirby de Marvel. Su marcha también pone punto y final a la época de creatividad e imaginación más importante de la historia de Marvel. Los últimos cómics completos de Kirby serían Fantastic Four #101 y The Mighty Thor #179.

Por aquel entonces nombres como Marv Wolfman, Steve Englehart, Steve Gerber, Jim Starlin o Chris Claremont eran todavía completos desconocidos para los lectores de Marvel, y todavía les quedaban unos años para tomar el relevo definitivo y sentar cátedra en Marvel Comics. En los setenta se iba a dar un cambio generacional obligado entre los autores encargados de llevar los cómics Marvel a las tiendas, pero eso no impediría que las ventas siguieran creciendo y los personajes Marvel se convirtieran en iconos de la cultura popular. Evidentemente nuevos personajes estaban por llegar en esta década (Motorista Fantasma, Luke Cage, Punisher, Ms. Marvel, toda la segunda génesis de La Patrulla-X…) y las siguientes (Hulka, Elektra, Cable, Veneno…), pero ya nada iba a ser igual.

Pero no avancemos acontecimientos que contaremos en nuestro post dedicado a los setenta el próximo Lunes. De momento volvamos la vista atrás un año, 1969, el que como decíamos iba a ser el último en el que Stan Lee y Jack Kirby colaboraran al frente de la editorial. Este año debutaron en Marvel cuatro autores de primera fila, que iban a ofrecernos autenticas obras maestras y oro puro durante los siguientes años: Barry- Windsor-Smith, Gil Kane, Neal Adams y Sal Buscema. Solo por el hecho del debut de estos cuatro artistas ya ha merecido la pena el año 1969. Pero sin duda, el hecho más importante que iba a marcar el despegue definitivo (si es que no era ya evidente), era el fin del contrato de Marvel con Independent News. Como hemos venido hablando, su distribuidora le limitaba los cómics mensuales que podía producir, para desesperación de Martin Goodman y Stan Lee. Este año, esto se acabó. Y con el nuevo contrato con Curtis Circulation, Marvel podía producir todos los cómics que quisiera al mes. Los cómics por aquel entonces costaban doce centavos y tenían 24 páginas, siendo como mucho una o dos de ellas splash-page (cualquier parecido con la actualidad es pura casualidad).

Este año fue, creativamente, muy fértil en cuanto a Los Vengadores se refiere. En él, hicieron su debut el Escuadron Siniestro (una copia más que evidente de los héroes más conocidos de la Distinguida Competencia), que permitía a la editorial hacer un crossover no-oficial cada cierto tiempo, para alegria de los aficionados. El adamantium también se estreno este año, en el número #66, y aunque en el futuro no estaría tan ligado a la franquicia vengadora, sería sin duda uno de los pilares más importantes de los mutantes durante muchos años. Por si esto fuera poco, también pudimos asistir a la boda entre Chaqueta Amarilla y La Avispa y el debut del Gran Maestro. Buen año para Los Vengadores, quienes acapararon la atención de los seguidores de Los Cuatro Fantásticos y Spiderman. Y todo esto, recuerdo, gracias a Roy Thomas.

Creativamente, este año nos dejó una herencia de lo más interesante. En él hicieron su debut personajes tan dispares y fantásticos como Los Guardianes de la Galaxia (Marvel Super Heroes #18, Enero), Madame Hydra (Capitán América #110, Febrero), Kaos (Uncanny X-Men #54, Marzo), El Halcón (Capitán América #117, Septiembre) o otros personajes secundarios como Prowler y Mantaraya.

Y con esto llegamos al final de 1969. El próximo Lunes toma el relevo mi compañero Marcos Martín, quien os hablará de la década de los setenta y de las colecciones, los superhéroes y villanos que vieron la luz durante esos años, las etapas más laureadas y los creadores más destacados, así como algunos detalles, secretos y anécdotas de la época en que Marvel empezó a expandirse en otros campos (¿a alguien le suena Lou Ferringo?).

132
Déjanos un comentario

Please Login to comment
132 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
40 Comment authors
José VicenteJML959ipso_factodon HectorDCdidio Recent comment authors
Recientes Antiguos
nandoman
Lector
nandoman

Historia de los comics.

Don Defendor
Lector
Don Defendor

Genial el artículo, podríais hacer otro con las no-apariciones de Mary Jane, me ha entrado curiosidad…
Pues comparando los cómics de antaño con los de ahora veo muchas diferencias:
– Antes en un sólo cómic pasaban muchas cosas no como ahora
– Antes había peleas de verdad no como ahora que son poses
– Antes no se abusaba de las splash pages no como ahora para rellenar cómic
– En un solo año se creaban cantidad de personajes, ahora viven de los ya creados desde hace 50 años
– Antes el universo era más coherente porque un sólo personaje no podía estar a la vez en tantos sitios (¿eh Lobezno?)

También me ha llamado la atención de cómo lo hacía Kirby para dibujar tantas colecciones a la vez!!! Stan Lee y otros del Marvel Bullpen ponía las ideas pero el curro de verdad lo tenía Kirby, al final Stan Lee se quedó la empresa no?…
También curioso que DC comics fuera de Martin Goodman, el mismo dueño de Marvel, qué hubiera pasado si hubieran empezado a hacer crossovers entre las 2 editoriales en esa época o que hubieran fusionado los universos???

Kauso
Lector
Kauso

Pedro Te estarás refiriendo al escuadrón siniestro no al sucias que es de la propia DC.

Nachucky
Lector
Nachucky

¿Planeta ha publicado un Marvel Gold de los 4F de Lee y Kirby? ¡Leñe, ese me lo he perdido! Yo sólo tengo el de Panini…

Spirit
Lector

Mis felicitaciones por el extenso, completo y ameno artículo.

kaosbaggins
Lector

enorme articulo, para degustarlo con tranquilidad, llevo la mitad y tiene mucha informacion….. pero considerar que la unica relacion doom patrol-xmen sea la traduccion española es mucho suponer, que por los usa tambien lo piensan y no creo que les hayamos confundido

Brin London
Lector
Brin London

Marzo de 1963, Spiderman contaría con su propia serie regular, y como sabéis, el resto es historia.

hay se creo el heroe que era mas interesante sin que con uniforme ya que todos hemos sido en algun momento de nuestra vida peter parker ,dios que gueno es ditko.

don guri
Lector
don guri

Ante tan fantasticos articulos como estos, un comentario como este puede parecer una naderia, pero… noviembre se escribe con minuscula 😉

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

El final de la edad de plata no se marca con la muerte de Gwen?

Fran
Lector
Fran

Hachas, Stan Lee nunca ha sido dueño de Marvel. Cuando Goodman vendió al editorial Stan se quedó en un puesto ejecutivo, no creativo. De todas formas, decir que solo Kirby curraba no es cierto. Stan además de guionista/dialoguista era el editor y el que llevaba la editorial para adelante.

Los personajes sí podían aparecer en más de una colección a la vez, pero había que hacer que las apariciones fueran coherentes (por ejemplo, esta historia de Iron Man transcurre entre estos dos números de Vengadores) y cuando podían se evitaban problemas. El texto dice que las aventuras del Capi en Tales of Suspense transcurrían en la Segunda Guerra Mundial y por eso también salía en Vengadores, pero eso no es cierto, transcurrían en la misma época. Supongo que a Stan le resultaba más cómodo coordinar un sólo personaje en dos colecciones que a tres. Y tampoco durante mucho tiempo porque acabó sacándolo también de la serie.

En fin, igualito que ahora, que directamente les da igual que las apariciones en distintas series no sean coherentes.

El artículo bien, aunque tiene algunos errores como el comentado. ¿Silver Surfer el primer spin-off? Yo diría que las aventuras de la Antorcha Humana en Strange Tales. O Nick Fury Agent of SHIELD.

También pasa por alto que Marvel no dejó en los 60 de publicar romances o tebeos del oeste, aunque cada vez eran menos, cierto.

No me gusta que se disperse tanto como dedicar un párrafo entero de 1969 a hablar de cuándo empezó la edad de Plata y otro para hablar de los autores de los 70, u otro párrafo de 1968 a contar las obras posteriores de Roy Thomas. Un poco de concreción harían estos artículos perfectos.

Kratos May
Lector
Kratos May

¡¡Pedazo de articulo Pedro!!!
 
Te lo has currado, muchas gracias. Yo solo comentar que llevo mas de 15 años leyendo supes (con epocas en la que los deje), aunque ahora no sigo ninguna coleccion fija (voy comprando clasicos, marvel deluxe, coleccionables, mucho vertigo… vamos que pico un poco de todo). Hace unos años adquiri el Spiderman de Ditko y Lee y me aburrio mucho. Solo lo compre y lei por nostalgia (creci sobre todo con Romita y las tiras de prensa) y la verdad es que si no fuese por el cariño que le tengo al personaje, diria que el dibujo es malo (no me mateis) y los guiones tontos (malo con frases tipicas que es derrotado finalmente por el heroe) si lo comparamos con los de la actualidad (comparar esos dialogos con los de Ennis o Moore, uff). Lo que pasa es que hay que leerlos sabiendo de que epoca vienen.
 
Saludos

J.A.R.VI.S (IA)
Lector
J.A.R.VI.S (IA)

Hachas,hasta el día de hoy, en Marvel no hay dejado de crear personajes (ya sea una persona normal, héroe, villano ,etc) es solo que algunos se hacen fijos y se vuelven algo populares y otros no (por ejemplo , Rom tuvo su momento de popularidad, pero actualmente a echo muy pocas apariciones, de la ultima que tengo noticia fue en la boda de Rick Jones y sin embargo la Chica ardilla actualmente ha vuelto al candelero)

KURT
Lector
KURT

LA MEJOR DÉCADA DE MARVEL!!!
 
Los 60’s fueron una delicia tanto en creatividad como en la calidad de las series. Si sacamos a un lado la colección de Los Vengadores y Los X-Men, que por mucho eran los títulos más flojos de la compañía, el resto eran obras extraordinarias.
Y sin duda Stan Lee como editor sabía perfectamente bien como hacer su trabajo y al implementar el estilo Marvel, donde prácticamente le dio poder absoluto a los dibujantes, fue un acierto. Pero fue por necesidad ya que él y Roy Thomas hacían casi todos los títulos con el peso de manejar todas las áreas de la compañía ellos solos.
Al final tuvimos obras maestras que nunca se volvieron a repetir, y que por algo a la Marvel se le llamó la Casa de las Ideas.
 
A todo esto: Muy bueno el artículo.
 

Nachucky
Lector
Nachucky

J.A.R.VI.S (IA), Rom no puede aparecer en comics Marvel porque Marvel ya no tiene los derechos. Eran de una empresa jugeuetera que no los ha renovado. Por eso ahora aparecen los Caballeros del Espacio en las series cósmicas, pero sin mencionar a Rom (aunque se le hacen veladas referencias). 
Fran, si que parte de las historias del Capi de Tales of Suspense estaban ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, al menos un par de aventuras, una de ellas con el origen del Capi y otra contra Cráneo Rojo justo antes de volver a contar historias actuales con la reaparición del propio Cráneo en el Presente.

Hombre de Trapo
Lector

¿Qué puedo decir? GRACIAS señor Pedro Monje por el esfuerzo que le habrá supuesto escribir un artículo tan extenso y completo en número de datos. Cosas como estas no tienen precio, ni se pagan con dinero. De nuevo gracias.
Yo tambien milito en el Club de Fans de Roy Thomas.

Tachuela
Lector

Sobre la creación de Spiderman, un personaje ideado originalmente por Joe Simon, y que Jack Kirby presentó a Stan Lee:

http://entodoelcolodrillo.blogspot.com/2011/03/jack-kirby-y-la-verdadera-creacion-de.html

Tachuela
Lector

>>>Si hasta ahora los meritos de cada creación se suele decir que se comparten a medias entre Stan Lee y Jack Kirby (exceptuando el mencionado y polémico caso de Spiderman), la firma de Thor también esta compartida por ambos, además del hermano de Lee, Larry Lieber >>>

Dos detalles: 1) La primera historia de Hank Pym también tuvo un guión completo (es decir, descripción viñeta a viñeta) de Larry Lieber a partir del argumento bosquejado por Lee. 2) Jack Kirby ya había realizado cómics sobre humanos que controlan el poder de Thor, así que de nuevo hay que insistir en la participación activa de Kirby en la creación de los guiones y los personajes.

Tachuela
Lector

Sobre los superhéroes grises, hay que comentar que el problema de la reproducción de este color no estaba en las páginas interiores sino sólo en las portadas.

Larry Lieber también escribió el guión completo del primer Iron Man. Jack Kirby diseñó el traje de Iron Man (es decir, lo “creó” gráficamente) y Don Heck comentaba que Kirby ayudó a escribir el guión, aunque vete tú a saber.

Tachuela
Lector

X-men y Daredevil fueron colecciones planeadas para el mismo mes, como comentó Tom Brevoort. Sin embargo, los problemas de alcoholismo de Bill Everett retrasaron muchísimo el primer número y la imprenta estaba pagada, por eso tuvieron que dibujar a última hora el primer número de la colección de… Los Vengadores.

Los X-men era una versión de los 4F y Daredevil, de Spiderman (se admite incluso en la portada). Los parecidos son evidentes, incluso entre Magneto y el Dr. Muerte, por ejemplo.

La inspiración más evidente de X-men parece ser un relato de la revista Popular Mechanichs del que se copian un par de ideas y todo sobre los mutantes y el miedo de los humanos a la raza superior.

Los parecidos con la Patrulla Condenada no son sólo el nombre de la traducción española, hombre 😛 El nombre del grupo de supervillanos, el líder en silla de ruedas, el subtítulo de la colección… Arnold Drake comentó que con el baile de dibujantes que había entre las dos editoriales (en su momento no se sabía porque utilizaban seudónimos) sospecha que algún dibujante comentaría la idea en Marvel que en DC ya habían desarrollado más de 6 meses antes.

Tachuela
Lector

Sobre Daredevil: por comentarios de Bill Everett, Stan Lee parecía no tener muy claro cómo tenía que ser el personaje. Bill decidió basarse en su hija para crearlo, una niña con una ligera ceguera. Él mismo comprobó en primera persona que la falta de visión de su hija se compensaba con el oido, y quiso llevarlo al extremo.

Sobre Doctor Extraño: Stan Lee admitiría en un fanzine de los años 60 que “es una idea de Steve”. En la autobiografía de Stan Lee de los 70, sin embargo, se le ocurrió decir que él mismo creó al Doctor Extraño y que Ditko sólo lo dibujaba.

Scarecrow
Lector
Scarecrow

¿Ya vais a iniciar un debate sobre que Lee es un farsante y Kirby un mártir? Aburrís con la misma canción siempre, jod**

Disfrutad del articulo (y de los comics) y dejaos de tonterias

Tachuela
Lector

Por comparar con la DC de la misma época: justo el mes anterior a la primera aparición de Pantera Negra en Marvel, Marv Wolfman y Len Wein habían creado al primer superhéroe negro para la colección Teen Titans. Sin embargo, los editores decidieron que por cualquier motivo esa historia no podía publicarse y redibujaron y recolorearon a todos los negros de ese número.

Sobre cómo Ditko dejó Marvel: Ditko no tenía problemas con los guiones de Stan Lee porque desde el número #14 de Amazing Spider-man era Ditko el que los escribía. Stan Lee sólo ponía los diálogos, algo complicado porque Ditko no ponía notas en los márgenes para explicar qué ocurría xD Ditko, el objetivista, se oponía que Stan Lee apareciese acreditado como guionista cuando no escribía ningún argumento, le fastidiaba que Martin Goodman y Stan Lee le abroncasen por centrar tanto los argumentos en la vida privada de Peter Parker, y exigía que le pagasen royalties por las adaptaciones animadas que hacían de sus cómics. Todo se juntó y al final les dijo adiós. Stan Lee acusó a Ditko de no dirigirle la palabra, pero Roy Thomas apunta que era Stan Lee el que esquivaba a Ditko para no hablarle y que Ditko era raro pero no hacía lo mismo.

Tachuela
Lector

Bueno, evidentemente como he dicho antes lo del Duende Verde no tenía nada que ver con la marcha de Ditko ya que Ditko escribía los argumentos y Stan Lee no tenía ni idea de lo que las páginas que le iban a llegar. Además, con sólo leerse por encima la etapa de Ditko es más que evidente que Norman era una solución demasiado sencilla para la identidad del Duende Verde, que el argumento iba a ser muy parecido a la identidad del Amo del Crimen (es decir, se dan demasiadas pistas obvias que apuntan a tal personaje, y luego resulta ser el contrario).

Con Romita, se da carpetazo a todo el tono de la colección. Muchos lectores en el correo se sintieron decepcionados porque Peter Parker y los secundarios perdiesen en un solo número la personalidad desarrollada a lo largo de 38 entregas. Pero bueno, los lectores entrantes superaron a los lectores salientes.

Tachuela
Lector

Cuando Marvel edita Star Wars el editor era Archie Goodwin, no Roy Thomas 😉

R.I.P.
Lector
R.I.P.

Los dos artículos serán mi lectura de fin de semana (junto al Alias de Bendis). Lo único que puedo decir es que son amplios y que el tema me interesa… pero opinaré mejor después de leerlos. Gracias por el trabajo.

Tachuela
Lector

>>>La Edad de Plata técnicamente comenzó a mediados de la década de los cincuenta, cuando DC Comics publicó Showcase #4, en el que se introducía una nueva versión de Flash. Personalmente, a mi me gusta más otra tendencia existente que asegura que la Edad de Plata realmente empezó con la publicación de Fantastic Four #1. >>>

Pues depende… pero lo cierto es que en sus primeros números, Marvel imita todos los tics de los nuevos superhéroes creados por DC. DC revoluciona el género un poco con los nuevos Flash, Green Lantern, Atom, JLA…, los ambienta en la ciencia ficción más desbocada, insiste en el superhéroe que lo es por accidente, desarrolla (un poco) las identidades secretas más allá de las máscaras. Incluso el funcionamiento interno de los grupos de superhéroes de Marvel le debe mucho a los guiones de Gardner Fox.

Luego Marvel (los autores concretos que corresponda) se abrió camino con sus propias ideas, pero el relanzamiento de los superhéroes modernos vino de la mano de DC. La trasnochada DC que no quiso publicar un cómic de un superhéroe negro, como he dicho arriba…

Tachuela
Lector

>>>¿Ya vais a iniciar un debate sobre que Lee es un farsante y Kirby un mártir? Aburrís con la misma canción siempre, jod**

Disfrutad del articulo (y de los comics) y dejaos de tonterias>>>

No quiero quitar méritos, quiero añadir información. Si lees mis comentarios he escrito de todo, no sólo sobre Lee/Kirby. Si mis comentarios te molestan, lo siento de veras, pensaba que lo que a mí me pareció interesante investigar en su momento también se lo parecería a más gente.

Tachuela
Lector

Ah, ok, entonces de acuerdo. Estaba un poco mezclado y lo he confundido. Tengo la sensación de que a Roy Thomas lo que de verdad le habría gustado es haberse pasado toda su carrera trabajando como adaptador de libros o de películas. Incluso en sus guiones de superhéroes no es que metiese “guiños”, es que adaptaba libros cambiando el protagonista por un pijamero.

Fran
Lector
Fran

Nachuky: “Fran, si que parte de las historias del Capi de Tales of Suspense estaban ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, al menos un par de aventuras, una de ellas con el origen del Capi y otra contra Cráneo Rojo justo antes de volver a contar historias actuales con la reaparición del propio Cráneo en el Presente.”

Cierto, pero es anecdótico. No es como para llegar a la conclusión de que el Capi salía en Avengers porque su serie transcurría en la Segunda Guerra Mundial. Porque salvo un par de episodios, no es cierto.

J.A.R.VI.S (IA)
Lector
J.A.R.VI.S (IA)

Bueno, cuando digo Rom me refiero a cualquier personaje que tuvo su momento de fama, pero que por diversas causas ya no es tan conocido como lo fue en su momento y aparece en contadas ocasiones

Fran
Lector
Fran

Tachuela, en muchas partes he leído que lo d el aidentidad del Duende verde fue, si no el motivo principal, sí el detonante de la marcha de Ditko. La versión que das, “Ditko escribía los argumentos y Stan Lee no tenía ni idea de lo que las páginas que le iban a llegar” da a entender que Stan era un absoluto pelele, que se despreocupaba de lo que se publicaba con su firma. Aun siendo cierto que la iniciativa argumental la tuviera Ditko, Lee escribía y editaba el resultado final.

Yo las declaraciones de los autores (que en general suelen ser unas prima donnas de cuidado) siemopre suelo matizarlas un poco. Cuando alguien dice “no nos hablábamos” yo lo traduzco mentalmente por un “hablábamos menos de lo que yo consideraba que debíamos hacer”.

The Monitor
Lector
The Monitor

La edad de Plata terminó con la muerte de Gwen Stacy a manos del Duende Verde (o Peter Parker????? – sí fue Peter por no aplicar física elemental 🙁  )

Tachuela
Lector

Fran, lo de que Stan Lee no escribía los argumentos de esos cómics es precisamente uno de los motivos de los continuos errores de los diálogos de la última etapa. Ditko “jugaba” (se “peleaba”) con Stan Lee poniendo situaciones en las viñetas que Stan Lee tenía que descifrar, y por eso se equivocaba o no era muy preciso. Su intención era demostrar que Lee no podía ser “guionista” de una colección que no escribía.

No digo que Lee fuera un pelele, pero no podía influir en lo escrito. Si te lees “Strange and Stranger, The world of Steve Ditko” verás a lo que me refiero. Efectivamente, Lee no podía decidir si en el siguiente número aparecía un villano o el otro, o el nombre de cada uno, pero podía modificar portadas, viñetas que no le gustaban, etc. (que es lo que hizo en la última docena de números con mucha frecuencia, había mucho roce entre dibujante y editor).

Del “no nos hablábamos” ya digo que cito más o menos a Roy Thomas: cuando sabían que Ditko iba a la editorial a entregar lo suyo, Stan Lee decidía hacer una pausa para el café y volver media hora después. Según Roy Thomas, Stan y Ditko no se cruzaban ni una palabra en los últimos meses. Es decir, no es una interpretación de la versión de Stan Lee o la de Ditko, es de una tercera persona.

molon labe
Lector
molon labe

Esa imagen de MJ es un icono total y me hace recordar porque me gustaba tanto Spiderman… Insuperable, tigres!

DonaldBlake
Lector

Gracias Tachuela, gracias a ti hoy e descubierto la gran verdad oculta de la historia de comic, que Stan Lee era una persona de insignificante imaginación que no creó uno solo de los personajes que se le atribuyen, ni guionizaba sus historias y solo valía para pelearse con sus compañeros…
 
En serio tio que te a hecho el viejo Stan?? robarte la novia????

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Sinceramente no es eso lo que yo tenia entendido. Posiblemente se llevaran mal de antes pero la puntilla fue lo de la identidad del Duende. Y yo no se de donde te sacas que Lee no hacia nada en los argumentos. El peso de Ditko en estos era cada vez mayor, es cierto, pero Lee seguia siendo el jefe y creo que algo tendria que decir sobre la identidad del Duende Verde.

Por cierto, cuales eran los continuos errores en los dialogos?

Brainiac
Lector
Brainiac

En realidad la edad de plata termina con “Para el hombre que lo tenía todo” y “¿Qué le sucedió al hombre del mañana?” de Alan Moore.

Felicitaciones por el artículo y por el curro a hacerlo. 😀

reecom
Lector
reecom

“””Gracias Tachuela, gracias a ti hoy e descubierto la gran verdad oculta de la historia de comic, que Stan Lee era una persona de insignificante imaginación que no creó uno solo de los personajes que se le atribuyen, ni guionizaba sus historias y solo valía para pelearse con sus compañeros…

En serio tio que te a hecho el viejo Stan?? robarte la novia????”””

Tachuela aporta una informacion bastante objetiva, que por cierto no es nueva, es bastante conocida en el mundillo y se ha comentado por aqui en alguna ocasion, y tu sacas esa conclusion?????

El propio Stan Lee ha reconocido y dicho en mas de una ocasion la total libertad que tenian algunos de sus dibujantes, no solo Ditko, y que en algunas series se limitaba a poner las frases en los “globitos”.

Por cierto no creo que sea nada malo, mas bien al contrario, y demuestra la genialidad de Stan Lee no solo como guionista sino como editor y como sabia exprimir al maximo las cualidades de las personas que se rodeaba.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Personalmente lo que dice Tachuela a mi si me resulta nuevo. Desde siempre la version oficial del cabreo entre Lee y Ditko decia que se debia a la identidad del Duende Verde. Y una cosa es decir que daba libertad a sus dibujantes y otra muy distinta que no pinchara ni cortara. No me creo que Stan Lee no tuviera poder de decision en lo que se hacia con Spiderman mas alla de modificar unas escenas determinadas o poner unos dialogos.

Tachuela
Lector

“que Stan Lee era una persona de insignificante imaginación que no creó uno solo de los personajes que se le atribuyen”

Yo no he dicho eso 😕

Gerardo
Lector

El color gris de Hulk no era más caro en la imprenta (era cuatricomía), simplemente se reproducía peor.
La parte de ROM que no pertenece a Marvel es la armadura, siempre pueden presentar al perssonaje sin armadura o con otra nueva. El nombre del robot de juguete que dio origen al cómic iba cambiando. Antes de llamarse ROM, el juguete se llamó COBOL. Los dos nombres son en realidad términos informáticos, y si los puede usar una compañía juguetera, es de suponer que Marvel también. Un personaje llamado ROM con armadura nueva o sin armadura simplemente, todo el mundo sabría que es el mismo que escribía Bill Mantlo mientras conservase los personajes secundarios y los adversarios de aquella serie. Y si quieren alejarlo más aun de aquella serie, con su nueva armadura podría conseguir nuevos poderes y nuevo nombre, manteniendo todos los demás personajes tal cual.

Tachuela
Lector

“Y yo no se de donde te sacas que Lee no hacia nada en los argumentos.”

De ‘Strange and Stranger’, en él te van comentando número a número en uno de los primeros capítulos cómo se fue haciendo la serie.

El error más conocido es el de la “banda del Gato Ladrón”, que realmente era la banda del Planeador Maestro. Otros son el cambio de nombre a última hora del Saqueador, alguna viñeta que tuvo que redibujarse para que encajara con los diálogos de Stan Lee, las promos de las últimas viñetas de cada número…

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

No se por que me da a mi que el libro ese esta un tanto sesgado a favor de Ditko.

reecom
Lector
reecom

“(sumando a la ecuación la creación de Estela Plateada por parte de Kirby, sin el conocimiento de Stan Lee hasta que no vio las paginas ya dibujadas).”

“(¿sabíais cuales eran las pruebas de acceso por aquel entonces? Consistía en ponerles diálogos a unas páginas mudas de Kirby para Fantastic Four”

Tachuela
Lector

Ójala. El autor tuvo discusiones muy bestias con Ditko, así que no se corta un pelo cuando se trata de hablar de sus puntos más flacos y hacer sangre.

De todos modos, lo de que Stan Lee no escribía los argumentos es algo que se comenta en el correo de los lectores de Amazing Spiderman, aparece acreditado en las propias revistas, y que Roy Thomas ha admitido en entrevistas. No estamos hablando de algo tan terrible. La labor de dialogar y la dirección editorial de Stan Lee siguen ahí, sigue estando la marca de Marvel.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

No se, yo creo que es una mas de esas formas de desprestigiar la labor de Stan otorgandole un papel menor. Y a mi sinceramente no me encaja con otras versiones de la historia.

Fran
Lector
Fran

Tachuela: “…alguna viñeta que tuvo que redibujarse para que encajara con los diálogos de Stan Lee…”

Claro, a eso me refería, que no es que Stan estuviera atado de pies y manos (o peor, pasara) respecto a lo que dibujara Ditko. Lee ponía los diálogos definitivos, y si tenía que pedir explicaiones a Ditko, o mandarle redibujar una página (personalmente, o a través de otros, me da igual) no me cabe la menor duda de que lo hizo.

“La labor de dialogar y la dirección editorial de Stan Lee siguen ahí, sigue estando la marca de Marvel.”
Sin duda, ese algo, por poquito por pueda parecer desde fuera, era el ingrediente secreto que multiplicaba el valor del trabajo de sus colaboradores.

Ocioso
Lector
Ocioso

La discusión Lee/Kirby es la misma que la de Lennon/McCartney. Siempre se intenta encontrar una respuesta en blanco y negro en la que uno es el genio creativo y el otro un aprovechado sin talento.
Ninguno de estos cuatro, y no digamos Ditko o Harrison, ha tenido una carrera en solitario que haya alcanzado ni de lejos el nivel conseguido en estas asociaciones.

Tachuela
Lector

>>>Sin duda, ese algo, por poquito por pueda parecer desde fuera, era el ingrediente secreto que multiplicaba el valor del trabajo de sus colaboradores.>>>

Es que yo no creo que ese poquito (la edición) sea tan “poquito”. Mires donde mires, las mejores etapas de las revistas de cualquier país (EEUU, Francia o España) no están marcadas por un guionista, sino por un editor fuerte.

Carlos Cruz
Lector
Carlos Cruz

Menos mal que la próxima entrega ya son los 70 y no podrá haber broncas sobre cuándo empezó la Edad de Plata, si con los FF, con el Flash de Infantino o ya con el Yellow Kid; o sobre si Stan Lee nunca existió y en reaidad era Anthony Perkins con peluca, etc.
Aunque bueno, en realidad el que quiera puede ir ya practicando: ¿quién copió a quién?, ¿el Hombre Cosa de Conway a la Cosa del Pantano de Wein, o viceversa?

Diomedes
Lector
Diomedes

Ya sabía yo que iba a leer en los comentarios mas guerra Lee/Kirby que otra cosa…..

Que rollo.

En fin, creo que esta claro que ambos fueron importantes en lo suyo y que de la dinamica entre ambos (como la de Lennon/Mc Carthy bien apuntada en un comentario anterior) es de donde salio buena parte del Universo Marvel, sin obviar la aportacion de Ditko, Bill Everett o el mismo hermano de Stan Lee.

Ninguno de los citados ha hecho gran cosa(comparativamente) aparte de su interaccion con los demas. Kirby si puede atribuirse algunos trabajos en DC como el Cuarto Mundo, Kamandi u Omac, pero al mismo tiempo tiene toneladas de intentonas fallidas. Stan Lee saco un par de colecciones de la linea 2099 a principios de los 90, los comics de Just Imagine con reinterpretaciones de personajes DC y poco mas. Ditko tiene también 4-5 creaciones notables despues (Halcon y Paloma, Blue Beetle, Cap Atom, Question).

La historiografía del tema se posiciona siempre del lado de los perdedores, del pobre Kirby que acabó fuera de la empresa y sin los royalties de sus co-creaciones, del pobre Ditko que pasó tras su etapa Marvel un calvario de poco exito con sus Question, Cap Atom o Blue Beetle en Charlton o Halcon y Paloma en DC etc. Hay que tener, sin embargo, un poco de perspectiva, el exito de todos fue mayor estando juntos que por separado y, ademas, cosas como que Lee y Ditko no se hablasen en los ultimos meses son bastante intranscendentes …Ditko podia llevar currando en Marvel desde mediados de los 50 y en 15 años da para pelearse mil veces. Thomas mismo admite que Ditko era raro, tras 15 años conviviendo y colaborando con un tio “raro” que te acaba echando un pulso pues es normal que Lee antes de pelearse prefieriese irse a tomar un café en el punto culminante.

Por lo demas el “método Marvel” (Lee escribia una sinopsis del capitulo, se la pasaba al dibujante que ilustraba lo que le parecía bien, y luego Lee ponia los diálogos) da efectivamente mucho que hablar sobre quien hacia que y los fans de unos y otros pueden mantener esta pugna hasta que se mueran.

Otro rasgo característico de Lee por ejemplo era nombrar a muchos de sus personajes con las mismas iniciales para nombre y apellido (Reed Richard, Scott Summers, Matt Murdock, Susan Storm, Warren Worthinthong, Bruce Banner, etc etc)….de ahi que me extraña que su Stephen Strange no sea suyo también.

Ocioso
Lector
Ocioso

¡Cierto! Otros dos de Stan Lee: Clark Cent y Bruce Bayne.

Ocioso
Lector
Ocioso

Creo que este es el hilo mas oportuno para poner un enlace.
En el blog frog2000 han traducido recientemente un texto escrito por Alan Moore y publicado en 1983 en el que proclama su admiración por el trabajo de Stan Lee.
Creo que merece mucho la pena leerlo por ser su autor quien es, por estar escrito justo en su mejor momento como creador, y … porque es una gozada.
Si os animais le dais las gracias al señor rana por la traducción.
http://frog2000.blogspot.com/2011/10/stan-lee-cegado-por-el-hype-un.html
 
Os pongo el final del texto para picaros:
 
Por extraño que parezca, al imitar superficialmente el “Renacimiento Marvel” del Señor Lee, la mayoría de sus imitadores parecen incapaces de reconocer la cualidad más importante que éste se trajo al medio de la historieta.Stan Lee, en su apogeo, hizo algo salvaje y radicalmente diferente.Y en lo que a mí respecta, su trono vacante permanecerá vacío hasta que nos encontremos con alguien que tenga el coraje y la imaginación para hacer lo mismo.
 
Personalmente me quedo con la palabra “salvaje”
 

alienigena
Lector
alienigena

Genial el artículo. Me lo he pasado bomba leyéndolos. De verdad que he disfrutado. Enhorabuena a todo el equipo de Zona Negativa y en especial a Pedro por su trabajo.

Tachuela
Lector

“Otro rasgo característico de Lee por ejemplo era nombrar a muchos de sus personajes con las mismas iniciales para nombre y apellido (Reed Richard, Scott Summers, Matt Murdock, Susan Storm, Warren Worthinthong, Bruce Banner, etc etc)….de ahi que me extraña que su Stephen Strange no sea suyo también.”

Ojo, no es algo exclusivo de Stan Lee, antes de que él escribiese relatos del Capitán América docenas de guionistas ya ponían las mismas iniciales a los nombres y apellidos de los personajes de cómic.

La frase en la que Lee dice que “es una idea de Ditko” no quiere decir que el nombre no lo haya elegido él, por supuesto.

ED
Lector
ED

“En nuestro país serían conocidas como La Patrulla-X, confundiendo al lector español y pensando que había también alguna influencia de La Patrulla Condenada, de la competencia, porque ellos también tenían a su propio personaje en silla de ruedas”
Hombre de influencia nada, es que los xmen originariamente eran copia de la Doom Patrol, otra cosa es que luego tuvieran mucho más éxito.

ED
Lector
ED

” La razón de la fundación de los Vengadores es muy sencilla. La respuesta de los aficionados era abrumadora, y una de las peticiones más demandas por su parte era la de hacer interaccionar a los personajes ya creados. Además, Lee y Kirby estaban como locos en volver a usar a Hulk”
Hombre por eso y sobre todo para contrarrestar el éxito de la JLA de DC.

ED
Lector
ED

http://imagenes.levelup.com/uploads/members/blogs/blogs_photo_1262828485.jpg
Esto es una influencia y lo demás son tonterías.

ED
Lector
ED

pero vamos igual que ojo de halcón/Green Arrow, la vision/ Tornado Rojo, la guardia imperial/ la Legión de Superheroes, uno por uno y son unos cuantos, quasar/ Green Lantern, mercurio/ Flash, bruja escarlata / Zatanna, halcon nocturno/ Batman…

ED
Lector
ED

Bueno y Átomo creado en 1961 y el hombre hormiga creado en 1962.

ED
Lector
ED

y los Challengers of Unknown que creo Kirby en 1958 son la inspiración de los 4f. Incluso en los comics amalgam los juntaron.
http://www.coverbrowser.com/image/challengers-of-the-fantastic/1-1.jpg

jorgenexo
Lector
jorgenexo

Ya ves, ED: gracias a Marvel conceptos tan buenos no se desperdiciaron limitándose a los mediocres tebeos publicados por DC en los 60 y primeros 70 (que sí, con las excepciones habituales, Adams y O´Neil también existen).

ED
Lector
ED

bueno no solo en los 60 y 70
thanos/ Darkside
deadpool/Deathstroke
pajaro burlon/ Canario Negro
caballero luna/ Batman
vigia/ Superman
dr extraño/ Dr Fate
secret wars/ Crisis en Tierras Infinitas
reaparición del cuerpo nova/ reaparición GL Corps
reparto de martillos de thor/ reparto de anillos de Green Lantern
y no sigo porque es infinito

Fran
Lector
Fran

Para mí una copia es algo más que el subtítulo de una portada o que un personaje vaya en silla de ruedas. Cierto, puede que haya cierta inspiración de partida, pero los desarrollos no tienen nada, pero nada que ver.

¿En serio crees que un subtítulo es una prueba irrefutable de que estamos hablando de una copia?

ED
Lector
ED

“limitándose a los mediocres tebeos publicados por DC en los 60 y primeros 70”
Por suerte los muchachos de Dc tuvieron la oportunidad de devolveros el favor marcando el camino en los 80 con V de Vendetta, Watchmen, Batmans varios, para que seguir si sabemos de lo que hablamos y en los noventa con Vertigo, lo malo es que no lo siguieron y nos aburrieron con Heroes Reborn, tropecientos grupos de xmen, copias malotas de personajes icónicos USAgentes, Thunderstriker, Fuerzas de choques…Trayendo todos los males que ahora los Marvel Zombies dicen que tiene el Reboot: esta vez DC plagia a Marvel veinte años después.

ED
Lector
ED

“¿En serio crees que un subtítulo es una prueba irrefutable de que estamos hablando de una copia?”
Sois unos cachondos:
1. Subtitulo, como decís
2. Personajes inadaptados y tratados como monstruos que defienden a los que les marginan
3. Trajes idénticos.
4. El jefe es una persona claramente más mayor con silla de ruedas y profesor.
Pero es verdad que si no fuera por esos detalles…Lo que hace no querer ver.
La pena es que no sea una cosa que pase ahora y llegue a un juicio de los que se llevan en la actualidad, iba a salir la cosa resuelta en 5 minutos.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Evidentemente Marvel tomo elementos de esos titulos para inspirarse y por suerte el talento de Marvel consiguio aprovechar lo mejor de personajes y comics intrascendetes y convertirlos en iconos autenticos.

Por cierto, Masacre se parece a Deathstroke lo que un huevo a una castania.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Y perdona pero los reboots son marca de la casa de DC de toda la vida de Dios. En eso si que Marvel ha cogido el vicio de copiar a DC ultimamente, pero claro, nunca al nivel de poner todos los contadores a cero.

ED
Lector
ED

Masacre no se parece a Deathstroke ahora porque lo que es cuando lo crearon…tú te has fijado bien en el uniforme?http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcS49Tpt8WDGPBYkAArePQz1nHOMSSqNZy9I-xsEpBh019n9a_wbUw
http://fc02.deviantart.net/fs70/i/2010/111/8/a/Deadpool_vs__Deathstroke_Cover_by_Mystic_Forces.jpg
Marvel no rebbotea porque no le hace falta, tiene la retrocontinuidad y el universo ultimate. Por cierto los ultimates tampoco salieron a causa de los Authority, claro

ED
Lector
ED

http://warbriel.files.wordpress.com/2010/01/thanos.jpg?w=450&h=379
que uno este obsesionado con la muerte y el otro con la ecuación de la ANTIVIDA, casualidad también.
Que el retorno de Batman y el del Capitan América sean ambos volviendo desde atrás en el tiempo y dejando pistas a sus allegados, una nueva casualidad.
Que en la serie de Superman haya un mundo de kryptonianos y al año una Spider Island nada que los creadores beben de referencias iguales y ya se sabe…

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Claro hombre Marvel se lo copia todo a DC. Por suerte tambien lo que hace es mejorarlo ampliamente.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Por cierto, si no me equivoco el retorno del Capi es anterior al de Batman asi que en eso te has columpiado…

ED
Lector
ED

si te equivocas

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Creo que no. Mira la wikipedia y se un poco menos fanatico.

ED
Lector
ED

Evidentemente Marvel tomo elementos de esos titulos para inspirarse y por suerte el talento de Marvel consiguio aprovechar lo mejor de personajes y comics intrascendetes y convertirlos en iconos autenticos.
Claro hombre Marvel se lo copia todo a DC. Por suerte tambien lo que hace es mejorarlo ampliamente.
Sabes hacer algo

ED
Lector
ED

que no sea repetir el mismo argumento?
Dar alguno nuevo, por ejemplo?
Además ya te he dicho que también copian en otros lados como lo de Authority.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Captain America: Reborn is a six-issue (originally intended to be five issues[1]) monthly comic book limited series published by Marvel Comics between July 2009 and January 2010.

Batman: The Return of Bruce Wayne is a 6-issue[2] American comic book limited series published by DC Comics beginning in May 2010 to November 2010

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Bueno, si para ti Masacre es una copia de Deathstroke, los Ultimates una copia de Authority y asi sucesivamente no hay mucho mas que discutir contigo. Piensas que Marvel se lo ha copiado todo a DC, pues estupendo, para ti la perra gorda.

ED
Lector
ED

No lo pienso, estoy seguro.
Los Ultimates no son copia es una búsqueda de imitar fórmulas de otras editoriales, vamos si no lo tienes claro pusieron al dibujante del primer año y al guionista del segundo, preocupandose de que sonara el nombre parecido…si no lo ves…
Por cierto el Final Crisis 6 donde Batman ya está perdido es de un año antes…oh.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Por cierto, la muerte de Batman tambien es posterior a la del Capi. Por tanto todo el asunto de la muerte y resurreccion de Batman es un intento por parte de DC de reproducir el exito de la muerte del Capitan America.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

ED, estás desviando el discurso hacia tus intereses; aquí nadie ha negado que DC ha hecho grandes cosas, sobre todo las de los 80 que citas. Aquí hablamos de cosas de las que, me estoy dando cuenta (básicamente, la marvel sesentera y setentera y su influencia en la consagración de un tipo de hacer historias de superhéroes que enganchó a un amplio grupo de veteranos aficionados al género), no tienes NI PUTA IDEA. Así que sigue a lo tuyo, majo.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

No majo, en Crisis Final 6 es donde Batman “muere” lo de que esta perdido en el tiempo no se sabe hasta bastante despues. De todas formas no se que discuto contigo. Que Marvel se lo copia todo a DC?, pues estupendo.

ED
Lector
ED

amor, en la última página sale con el cinturón a cuestas pintando los símbolos de la JLA en una caverna…Tú has leído de lo que estamos hablando?
http://2.bp.blogspot.com/_pScx8BN4h3s/SYMGP6Edb8I/AAAAAAAACks/Jei9M3EtcOc/s320/fc7-17.jpg

ED
Lector
ED

“No tienes NI PUTA IDEA. Así que sigue a lo tuyo, majo”
Buen argumento, lo has dicho pataleando?
Efectivamente creo un tipo de comics que “engancho” (ahí has usado el término justo) con personajes algo tridimensionales (para un comic de los sesenta o setenta) pero lo agotó hasta la saciedad: cuantos problemas económicos podía tener spiderman, cúantas veces estar apunto de morir su tía? o pícara decir que no podía tocar a nadie y lo terrible que era (que con esas llegamos a finales de los noventa y aún hoy)
Y sólo lo comento porque parece que Marvel ahora haya inventado el genero y, además de estar inventado 30 añazos antes, me parece que los comics de hoy beben poco de esos sesenta y setenta que comentas y bastante más de los ochenta que te hago recordar yo, aunque sólo sea por proximidad en el tiempo.

ED
Lector
ED

“Por tanto todo el asunto de la muerte y resurreccion de Batman es un intento por parte de DC de reproducir el exito de la muerte del Capitan America.”
Sabiendo que Batman estaba perdido en el tiempo antes el argumento es el inverso o como ponía Stan Lee presenta antes ya no?

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Mira macho cree lo que quieras, total, no hay forma de quitarte de la cabeza ese fanatismo DC.

ED
Lector
ED

No me lo quitarás sin una razón, desde luego.
Es muy fácil achacar fanatismos en los demás para justificar los propios.

Ocioso
Lector
Ocioso

¿ED son las iniciales de El Didio?
¡Cha-cha-chaaaaan….están entre nosotros!

ED
Lector
ED

Me pillaste.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Que es mas indicio de fanatismo, pensar que todo lo que hace Marvel esta copiado de DC o pensar que no? La respuesta es obvia…

ED
Lector
ED

Depende de lo que sea verdad, claro.
Negar algo categóricamente, sin intentar explicarlo de que crees que es signo?

ED
Lector
ED

Es verdad si piensas que marvel lo hace todo bien no eres fan.
Lo tuyo es de libro.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Yo no he dicho que Marvel lo haga todo bien. Lo que he dicho es que es ridiculo pensar que todo lo ha copiado de DC, que es lo que tu afirmas, lo cual si que es de libro.

ED
Lector
ED

Tú has sido el que saca la conclusión, yo sólo digo que hay demasiadas casualidades.

Ocioso
Lector
Ocioso

Pongamos el caso de Superman, un extraterrestre creado por dos chavales que fueron rebotando durante años de editorial en editorial viendo como rechazaban su proyecto una y otra vez, hasta que casualmente cayó en manos de un editor que necesitaba material para rellenar una revista.
El personaje se publicó allí como se podría haber publicado en otro sitio, o no haberse publicado nunca.
 
Hablamos de DC y Marvel como si fueran una especie de entes conscientes, o como si hubiera un viejecito desde el principio que siempre ha tenido las ideas clarísimas y que creó un proyecto cultural y empresarial a cien años vista.
 
¡Que no, hombre, que no! Las cosas son mucho mas manga por hombro y casi todo ha sido debido al azar. Y unos copian a otros, y otros copian a unos, y ambos copian a terceros, y todos copian a otros medios como la literatura o el cine.
¿Qué mas dará si fué antes Atom o el Hombre hormiga si ambos están basados en la película El increible hombre menguante estrenada cuatro o cinco años antes? Y eso suponiendo que la película no esté basada en un libro anterior.
El primer superheroe no era un superheroe, no vestía ni se comportaba como tal, ni fué creado en el seno de una editorial. Y de ese modelo “perfecto” fueron saliendo todos los demás.
 
Vamos a divertirnos tomando partido por una editorial y metiendo caña a la otra. Y nos vamos a divertir sabiendo que nada es blanco ni negro.
El que se tome en serio estos temas solo puede ser un ignorante, un inocente, o un gilipollas.
O dos de tres.
O las tres.

molon labe
Lector
molon labe

Ese es el espiritu Oci! Me voy, que estoy en mitad de un examen y estoy copiando…

Juan Luis Daza
Autor

Molon sí que es mi héroe.

Ocioso
Lector
Ocioso

Por dios, que no sea un examen rectal.

Tachuela
Lector

“¿Qué mas dará si fué antes Atom o el Hombre hormiga si ambos están basados en la película El increible hombre menguante estrenada cuatro o cinco años antes? Y eso suponiendo que la película no esté basada en un libro anterior.”

¡¡Cómo te columpias!! La película y el libro son anteriores a esos dos cómics, pero mucho antes de esos superhéroes ya existían varios superhéroes cuyo poder era ser pequeñines. Por ejemplo, uno creado por Will Eisner en 1939.

Lord Deu
Lector
Lord Deu

“No majo, en Crisis Final 6 es donde Batman “muere” lo de que esta perdido en el tiempo no se sabe hasta bastante despues. .”

Ultron, recomiendo que vayas a reclamar a tu tienda de comics pues te dieron FC sin la ultima pagina.

Lord Deu
Lector
Lord Deu

O tal vez bastante despues de FC6 es FC7…. asi tambien se puede interpretar….

Tachuela
Lector

Aunque seguramente el “remake” de Atom (el Atom original estaba basado en un forzudo real del mismo nombre) sí esté influenciado por el Increíble Hombre Menguante. Los relanzamientos de los cómics de DC tienen mucha influencia de la literatura de ciencia ficción (como por ejemplo, la saga de Lensman para Green Lantern).

Tachuela
Lector

Habría que hablar de la enorme influencia de la literatura de ciencia ficción en el cómic de los 50. A poco que se mire, en los Challengers of the Unknown de Kirby se ven guiños a Asimov, y en el Nick Furia de Kirby, a Philip K. Dick.

Ocioso
Lector
Ocioso

Tachuela ha comentado: ¡¡Cómo te columpias!!
 
¡Pero si es lo que he dicho, que los dos personajes están basados en la película! Digo en la película porque se había estrenado hacía poco y ya sabemos la influencia que tiene el cine en la cultura popular. Seguramente exista un libro anterior, o un personaje de Eisner…o los Liliputienses de Gulliver…o vete tú a saber.
La cosa es que al margen de datos concretos lo que intentaba contar es que es dificil decidir quien copia a quien cuando siempre es posible encontrar un precedente anterior a ambos.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

La verdad es que me deshice de aquellos comics porque me parecieron una chusta en toda regla, asi que no me sorprende que se me pasara el detalle por alto.

Tachuela
Lector

“¡Pero si es lo que he dicho, que los dos personajes están basados en la película!”

En el siguiente comentario ya me he matizado. De todos modos, sinceramente: vaya par de personajes más lamentables 🙂

Lord Deu
Lector
Lord Deu

“La verdad es que me deshice de aquellos comics porque me parecieron una chusta en toda regla, asi que no me sorprende que se me pasara el detalle por alto.”

Como a mi no me sorprende que usuarios de esta web, hagan ese tipo de aseveraciones, con la mas tajante de las arrogancias, sin el mas minimo de los rigores. Asi que somos dos no sorprendidos.

ED
Lector
ED

tres

Juan Luis Daza
Autor

“El que se tome en serio estos temas solo puede ser un ignorante, un inocente, o un gilipollas.
O dos de tres.
O las tres.”

“tres”

¡Te has delatado!

ED
Lector
ED

La cosa es que al margen de datos concretos lo que intentaba contar es que es dificil decidir quien copia a quien cuando siempre es posible encontrar un precedente anterior a ambos.
Ultrón eso es un comentario que me puede hacer cambiar de idea, llamarme fanático o negar por negar no.
Efectivamente si nos retrotraemos al máximo que son los comics de supers sino las iliadas y odiseas de ahora?

ED
Lector
ED

Me parece que yo no he faltado el respeto a nadie y tal vez tú te delates de más cosas con ese comentario que yo con mi tres…

Mr. X
Lector
Mr. X

Veamos, lleguemos a un acuerdo: los 60 y 70 son de Marvel. En los 80 gana DC por goleada. En los 90 diría que gana DC por los puntos… y en los dos miles… bueno, creo que quien mejor lo está haciendo es Image.

ED
Lector
ED

Sí Image, Wildstorm, Dark Horse en algunos casos, y luego cosas como ABC comics, algo de Avatar, Madmans…DC y marvel se han quedado muy atrás con excepción de obras en Vértigo e icon.

moginory
Lector
moginory

““El que se tome en serio estos temas solo puede ser un ignorante, un inocente, o un gilipollas.
O dos de tres.
O las tres.”

“tres”

¡Te has delatado!”
Este comentario es digno de un niño de 3 años retrasado.

Juan Luis Daza
Autor

“Me parece que yo no he faltado el respeto a nadie y tal vez tú te delates de más cosas con ese comentario que yo con mi tres…”

De muchas más cosas, pregunta a cualquiera de aquí que me conozca. Y bueno, te descarto como usuario con el que bromear y utilizar la ironía.

Juan Luis Daza
Autor

“Este comentario es digno de un niño de 3 años retrasado.”

Peor, de un tío de 28 años retrasado.

moginory
Lector
moginory

pues un poco sí, vaya pasarse por pasarse…

ED
Lector
ED

Si tu idea de fina ironía y bromear es llamar a alguien gilipollas espero que recibas muchas sanas bromas.

Juan Luis Daza
Autor

“Si tu idea de fina ironía y bromear es llamar a alguien gilipollas espero que recibas muchas sanas bromas.”

Nunca he dicho que fuera fina. Y no te puedes imaginar todas las que recibo al cabo del día.

Ocioso
Lector
Ocioso

ED, te aseguro que Armin no ha querido insultarte. Creo que es el único que queda en esta web sin haberse metido en insultos.
Lo que pasa es que se le ha ocurrido una coña haciendo un crossover entre dos comentarios que no tenían nada que ver, y eso tiene mucho mérito. No era nada personal, cualquiera que hubiera escrito “tres” habría sido el feliz destinatario del chascarrillo.
¡Ya me gustaría que se me hubiera ocurrido a mí!

Juan Luis Daza
Autor

“¡Ya me gustaría que se me hubiera ocurrido a mí!”

Menudo gilipollas…

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Lo que ha dicho ocioso es tan evidente que entrar aquí poniendo un listado de cosas en las que Marvel “ha copiado” a DC, me parece simplemente de ser un fanático.

molon labe
Lector
molon labe

Ya he vuelto del examen he suspendido, un tres!!! es que soy gilipollas…

DCdidio
Lector
DCdidio

Nuestro próximo movimiento será comprar todos los personajes de Image para integrarlos en el nuDC. Entonces sí, entonces nuestro universo será tan molón como el de Marvel.

Ocioso
Lector
Ocioso

Bueno molon, ¿nos vas a contar de qué era el examen o qué?

molon labe
Lector
molon labe

Si, prevencion y riesgos laborales, tres horas explicandome el manejo y funcionamiento de un arnes que no me voy a poner en mi puta vida y en el examen me preguntan por las primeras actuaciones en un incendio… Pues por mis cojones, lo primero ponerse el arnes… por suerte ya he terminado… eso si, el que me vuelva a nombrar un arnes, lo de la Masacre Mutante va a ser poco…

Don Hector
Lector
Don Hector

“Hablamos de DC y Marvel como si fueran una especie de entes conscientes, o como si hubiera un viejecito desde el principio que siempre ha tenido las ideas clarísimas y que creó un proyecto cultural y empresarial a cien años vista”

Pero sí existe un viejecito que, hace muchos años, por algún evento al azar, creó algunas de las personalidades más famosas e importantes en la cultura actual: se llama Stan Lee.

jajajá, no hagas caso, ocioso. Es diversión sana.

ipso_facto
Lector
ipso_facto

Polémicas (y diferencias de opinión) aparte, si hay algo que se desprende de este artículo (muy bien complementado con la información objetiva que aportan algunos foreros como Tachuela), es que el torrente creativo de autores como Lee, Kyrby, Ditko, Steranko, Thomas, Romita, Adams, Windsor-Smith, Colan y compañia no tiene parangon ni equivalente alguno hoy en día. Solo en la posterior decada de los 70 y principios de los 80 se mantendrá esa corriente gracias a las aportaciones no menos geniales de gente como Miller, Simonson, Byrne, Cockrum, Pérez, Claremont, Micheline, Sienkiewicks, Adams… Es curiso que aún hoy en día disfruto mucho más releyendo (una y otra vez) algunas historias del pasado (no hay más que tomar como ejemplo los imprescincibles Omnigold de La Patrulla-X de Claremont/Cockrum/Byre o los 4 Fantasticos de Lee/Kirby) que con cualquier historia actual.

JML959
Lector

Hoy me pude dar el tiempo de sentarme tranquilamente a leer el artículo completo y os doy primero que nada muchas gracias por brindar algunos datos de los que no tenía conocimiento y segundo felicitar por la narrativa año a año que detalla muy bien lo que fue y es Marvel.
Excelsior!!!!

Jose Vicente
Lector
Jose Vicente

Hola:

Muy interesante artículo, interesantes comentarios, en ocasiones.

Tachuela dice que hay influencias de los Lensman de E. E. “doc” Smith en los comics de Linterna verce. No lo pongo en duda.

Pero donde no veo influencia es en el Nick Fury de Kirby por parte de las novelas y relatos de Philip K. Dick. Tampoco, pero no lo podría asegurar porque no los he leído, en que Asimov haya influído en Challengers of the Unknown de Kirby. No sé, esto último lo veo raro.