Marshal Law. Miedo y Asco

Por
18
1632
 

Edición original: Marshal Law: Fear and Loathing Epic USA.
Edición nacional/ España: Septiembre 2013.
Guión: Pat Mills.
Dibujo: Kevin O’Neil.
Entintado:Kevin O’Neil.
Color:Kevin O’Neil.
Formato: Rústica. 192 págs.
Precio: 17,95€.

 

ECC sorprende con la recuperación de una de las obras más emblemáticas de los años 80 en la que los británicos Pat Mills y Kevin O’Neil satirizan sobre el mundo de los superhéroes americanos de forma cruda y bastante cruel. Sin duda, una gran obra a la que no se le ha dado todo el reconocimiento que debiera.

Los años 80 fueron un momento de gran experimentación en el mundo del cómic norteamericano tanto en las formas como en las temáticas. Particularmente, el mundo de los superhéroes fue revisado, analizado y diseccionado en obras de gran influencia posterior y que se han convertido en referentes además de marcar la madurez de un género con casi 50 años de existencia en aquella época. De esos años son obras tan emblemáticas como Watchmen, Return of the Dark Knight o V de Vendetta, que se pueden considerar como la Santísima Trinidad de los cómics que revolucionaron el género. Marshal Law comparte bastantes puntos en común con estas obras, sobre todo en su intención de desmitificar el mundo de los superhéroes, pero nunca ha tenido el mismo reconocimiento que las obras mencionadas a pesar de su gran influencia en muchos cómics que aparecieron años después.

La historia está ambientada en un futuro indeterminado en lo que queda de la ciudad de San Francisco después de que un gran terremoto la destruyera. En la ciudad habita todo tipo de superhéroes, desde los que obtienen el reconocimiento público y el respaldo de las autoridades como el Espíritu Público hasta violentos criminales que aterrorizan la ciudad de noche como la banda de Gangrena, pero sólo uno de ellos trabaja para la policía cazando superhéroes que infrinjan la ley y ese es Marshal Law, un soldado modificado genéticamente para ser más fuerte que un humano y no sentir dolor. Él será el encargado de resolver una serie de asesinatos cometidos por el misterioso Durmiente que parecen implicar al mayor superhéroes de todos y que podría provocar un gran escándalo que afectara a toda la comunidad superheroica.

Marshal Law tiene poca consideración con los superheroes
Marshal Law tiene poca consideración con los superheroes

Pat Mills es una leyenda del cómic inglés ya que fue uno de los creadores de la mítica revista 2000AD donde se han curtido generaciones enteras de autores británicos. Él mismo ha declarado en múltiples ocasiones que no le gustan los superhéroes y leyendo esta serie queda bien patente la mala imagen que tiene de ellos. Pero Pat Mills es un guionista inteligente y no se limita a hacer una parodia del género buscando la broma fácil sino que realiza un análisis de estos personajes más profundo de lo que parece con resultados bastante incómodos y la risa que pueda provocar alguna de las situaciones de la obra se queda congelada ante el pesimismo y cinismo que demuestra el autor exponiendo sus argumentos. Lo que explica Mills no es agradable y los temas que trata son serios a pesar de estar narrados mediante un envoltorio muy llamativo de sexo y violencia como no se había visto antes en un cómic de estas características. Además, la obra no se limita a dar su visión de algo tan concreto como los superhéroes, sino que al igual que las obras de Moore y Miller antes mencionadas, también tratan temas políticos y el autor deja bien claro cuál es su opinión (contraria) sobre las políticas de derechas que imperaban en los EE.UU en aquella época (final de los mandatos de Ronald Reagan).

El aliado de Mills en esta serie es el también británico Kevin O’Neil (The League of Extraordinary Gentlemen), un dibujante que tiene el extraño privilegio de contar con un estilo de dibujo ofensivo para los estándares del Comics Code Authority. Este peculiar estilo de dibujo, con tendencias al feísmo y a la exageración ayuda, y mucho, a dar a la historia el tono oscuro y desagradable que la caracteriza, pero también resulta un elemento imprescindible para darle su marcada personalidad. O’Neil aporta de su cosecha muchos de los elementos más impactantes que parecen en la srie, empezando por el aspecto del protagonista mezcla de elementos fascistoides y sadomasoquistas y que deja claras las intenciones de ambos autores. Este es uno de los trabajos más destacados de O’Neil y se encarga tanto de los lápices como del coloreado, faceta esta que domina sobradamente como se demuestra a lo largo de toda la serie pero, sobre todo, en los excelentes dos primeros números.

Sexo y violencia abundan en esta satira de Mills y O'NeilInterior_marshal_law_miedo_y_asco_2Interior_marshal_law_miedo_y_asco_5
Sexo y violencia abundan en esta satira de Mills y O'Neil

Cuando apareció esta obra, en 1987, resultó todo un impacto por la forma de mostrar la violencia y el sexo en una historia de superhéroes, y 25 años después sigue manteniendo toda su fuerza a pesar de que sus formas y temas ya hayan sido aceptados de forma mayoritaria por el cómic de superhéroes actual. Es en este aspecto que la innovación y la influencia de la obra son incuestionables ya que podemos encontrar reminiscencias de Marshal Law en muchas series de autores consagrados hoy en día: las salidas de tono de Garth Ennis en The Boys son hijas directas de algunas propuestas de Mills, la forma de representar la violencia de Mark Millar en Kick Ass ya estaba presente en las páginas de Kevin O’Neil y la visión cínica de Warren Ellis sobre el futuro y los héroes expuesta en Authority o Transmetropolitan también se puede apreciar en Marshal Law. Muchos otros títulos donde se revise el mundo de los superhéroes de forma oscura y mordaz incluyen elementos que antes se pudieron ver en esta serie. Esto la convierten, desde mi punto de vista, en una obra tan importante e influyente como la mencionada Santísima Trinidad de Watchmen, Dark Knight y V de Vendetta.

El tomo editado por ECC incluye los seis números de la miniserie original además de un prólogo de ocho páginas que apareció en el tomo recopilatorio. Ojalá la publicación de este tomo tenga el suficiente éxito como para que los editores de ECC se animen a publicar el resto de material existente de este personaje ya que contiene historias tan subversivas y más hilarantes que ésta.

18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Turkin
Turkin
Lector
7 septiembre, 2013 12:13

Ufff!!!
Me esta costando mucho esfuerzo terminármelo. Da la sensación de que en algunas páginas el texto y el dibujo van cada uno por su lado. No debo de estar muy acostumbrado a la manera de escribir de Mills, pasa de una cosa a otra en un ti-ta.

El dibujo de O´Neil, es muy inferior al de La Liga, algo comprensible por el paso de los años, es decir, ha mejorado mucho, aunque afirmo que a mi me gusta mucho ese estilo de dibujo.

Hablando de dibujo, ¿nadie va a comentar nada del trabajo de Mike Deodato en Los Vengadores? Muy chulo.

Turkin
Turkin
Lector
7 septiembre, 2013 12:20

Perdón, mejor resumo en lugar de dar opiniones que ni interesan ni importan a nadie.
Quería decir que me ha parecido una lectura demasiado “complicada”, no por densa sino por “extraña”. Tanto es así que no me apetece terminármela.

manolin
manolin
Lector
7 septiembre, 2013 17:27

El primer comic que leí de este personaje hace bastantes años ya, no fué este, sino otro en el que aprecian unas versiones grotescas de Thor, Daredevil, el Hombre Hormiga, y otros heroes Marvel que acababan de mala manera.
A pesar de que ya no era un niño cuando lo leí me impresionó bastante por la violencia explícita que mostraba, el estilo “feista” de O,Neil, etc… sobre todo la última viñeta d la historia fué un impacto grandísimo , lo más gore que he visto en un comic jamás, os lo aseguro.
En cuanto a O, Neill, a diferencia de lo que le sucede a Turkin, me gusta más aquí que en “The L.O.E.G.”, o quizas es que su estilo me parece más adecuado para este tipo de comic que para los victorianos y “stempunkeros” personajes de Moore.
Espero que la intención de ECC sea seguir publicando las historias de este personaje, pues en su momento solo leí aquella, y hace tiempo que la extravié, así que es una buena oportunidad de recuperarlo.

Mr. X
Mr. X
Lector
7 septiembre, 2013 17:29

Yo le tengo muchas ganas, pero por razones de presupuesto caerá entre noviembre y navidades.

BLUNTMAN
BLUNTMAN
Lector
7 septiembre, 2013 17:51

Es un robo pagar 17,95 por un tomo de 195 pags….¡¡¡a menos que sea este!!!

Marshall Law es el mejor cómic que editaron forum en su linea Epic y los tengo casi destrozados.
Es una inmensa alegría que porfín reediten esta serie (a ver si caen las continuaciones) que fue una de las más rompedoras de los 80 y que considero que el comic The Boys plagia/homenajea descaradamente de este.

: es una obra de la época, (considero que) el estilo, así como la historia, son agresivas a más no poder para crear una burla feroz hacia los superheroes.

samanosuke
samanosuke
7 septiembre, 2013 19:04

Agradezco la reseña, pero sigo sin decidirme a pesar de las ganas que le tengo. Son tantos cómics cada mes, y encima no ajustan los precios para hacernos más fácil la elección. Sigo dándole vueltas, a ver si me decido o no, pero para ayudarme, ¿me podríais decir de cuantos números consta la serie?

batlander
batlander
Lector
7 septiembre, 2013 20:52

Para mi este es un comicazo, tanto en guion como en dibujo. Verdadera inspiracion de The Boys aunque con algun cambio.

Para el que sepa ingles le recomiendo comprarlo en esta edicion. Tapa dura y contiene los 2 supuestos volumenes que va a sacar ECC. Y mas barato claro.

Khonshu
Khonshu
Lector
8 septiembre, 2013 3:54

Gran reseña Alejandro. Creo que le haces justicia a una magnífica obra que quizás cayó en el olvido por coincidir en algún punto con Watchmen, pero que estaba llena de nbuenas ideas y ha tenido una gran influencia en muchos cómics posteriores.

Como bien señalas, es innegable no ver a Pat Mills como el precursor de Garth Ennis.

Turkin
Turkin
Lector
8 septiembre, 2013 10:43

Alejandro, habrá que darle otra oportunidad entonces!!
Intentare leerlo en algún momento de mucha tranquilidad.
Gracias por el artículo y los comentarios!!
Un saludo.
Agur.
@Turkinbass)

jaque
jaque
Lector
8 septiembre, 2013 12:19

Yo también tengo muchas ganas de leerlo así que caerá este mes, por otro lado es curioso esto de precio y número de páginas, lo pensaba el otro día viendo el tomo de Wrightson, cuando me di cuenta estaba diciéndome que caro para tan pocas páginas como sí fueran productos al peso hasta que me paré un poco y me dije vaya estupidez y me lo compré.

mespinpe
mespinpe
Lector
8 septiembre, 2013 12:53

Para mi es un clásico de los 80 a la altura de los Frank Miller y Alan Moore. Pat Mills es un autor infravaloradísimo aquí y que habría que recuperar, empezando por Marshall Law, continuando con el Slaine pre-Bisley (mucho mejor que este) y siguiendo con Charley`s War etc. Pat Mills junto con John Wagner son los patriarcas del cómic inglés, directa o indirectamente contribuyeron a que Garth Ennis, Mark Millar, Moore, Morrison o Milligan sean lo que son hoy. De hecho posiblemente el autor en el que más claremente se ve su influencia es Ennis, sobre todo Wagner, que alterna con la misma facilidad comics mortalmente serios con la farsa y la sátira. En lo que respecta a O´Neill que la gente se eche un ojo a cómo dibujaba en 2000 AD (Némesis por ejemplo) y luego hablamos de si ha mejorado o empeorado. Lo que está claro es que Marshall Law fue posiblemente su primer trabajo a color y, consecuentemente simplificó mucho sus líneas si las comparamos con su anterior trabajo en B/N o con el posterior con color digital más plano.

Khonshu
Khonshu
Lector
9 septiembre, 2013 0:44

“Pat Mills es un autor infravaloradísimo aquí y que habría que recuperar, empezando por Marshall Law, continuando con el Slaine pre-Bisley (mucho mejor que este) y siguiendo con Charley`s War etc”

Y no te olvides de dos de sus más grandes obras: Punisher 2099 y Ravege 2099 (Esta última con Grant Myhem, ¿cómo es que no se ha sacado esto en un tomo de tapa dura a 40 pavos?)

mespinpe
mespinpe
Lector
9 septiembre, 2013 11:40

Ay Konshu, Konshu. Viendo tu comentario anterior me extraña este. No he tenido el placer porque esas series en realidad las escribía Toni Skinner, que me la refanflinfa. Ya ves la implicación que tenía Pat Mills en ellas. ¿O también vamos a atribuir a Grant Morrison “su” Flash, Aztec, Skrull Kill Crew o Swamp Thing como sus mayores obras maestras imprescindibles a reeditar en tapa dura?

Khonshu
Khonshu
Lector
9 septiembre, 2013 21:30

Ha,ha,ha, lo siento Mespinpe, no lo pude evitar. Es que su Ravage era muy malo! Y lo dibujaba Grant Myehm!

No sé que grado de culpa tendría Skinner, pero eran unos guiones muy raros, como si no se adaptara bien al formato y género.

Y ahora que no nos escucha nadie, te voy a confesar una cosa: Punisher 2099 no estaba tan mal. Empezaba como un refrito raro del Punisher normal, pero poco a poco Mills se suelta y acaba dándonos la versión Marvel del cinismo de Juez Dredd. Hubo un par de historias con más lectura de fondo de lo que parecía, como la del enemigo Público.

Por supuesto, está a años luz de Marshall Law, que sí me parece un gran cómic.

Omar Little
Omar Little
Lector
11 septiembre, 2013 14:46

Lo compré ayer y me chocó que ECC atribuya este tebeo a DC comics.

manolin
manolin
Lector
11 septiembre, 2013 21:34

Khonshu: bastante de acuerdo contigo en lo d Punisher 2009. En cuanto a Ravage 2099 ..¡¡es que a mitad de la serie cambió de tono totalmente!!, porque no sé si recuerdas que su primer guionista fué…¡¡Stan Lee!! , y que todo venía de un proyecto que este habia iniciado con ..¡¡John Byrne!!, sobre un comic futurista en plan Mad Max. Después reciclaron el concepto para el Universo 2009, con Paul Ryan de dibujante.
Y bueno, pues eso, cambiar a Lee por Pat Mills es como si estas en un concierto de Ella Baila Sola y de repente aparece en el escanario Skorbuto, ….un cambio dificil de digerir.
Eso sí, los que aguantamos hasta el tomo familiar en el que publicaron hasta cuatro series del 2099 , y que yo al menos empezé a comprar solo por el Spiderman 2099 de Peter David, vimos cambiar a Grant Mienh por otro dibujante mucho más interesante, cuyo nombre sin embargo no recuerdo..

Khonshu
Khonshu
Lector
12 septiembre, 2013 0:43

El Ravege de Stan Lee era de lo más entrañable. El yayo Lee aún estaba en buena forma y era un cómic muy divertido (aunque siempre dudé si no se lo escribiría un “negro”).

Lástimna que fue llegar Mills e irse todo a la mierda, lo del bicho con cuernos fue un despropósito, qué serie tan mala.

Yo también me tragué el tomo por Spiderman y Doom, aunque no me arrepentí, puesto que tanto Punisher como Ravage mejoraron bastante.

El dibujante de lkos últimos Ravage fue Joe Bennet, por aque entonces una rising star y que sigue trabajando mucho pero no es tan bueno como prometía.

En Punisher metieron a Simon Colleby otro que también apuntaba buenas maneras.