Maldad eterna: Consecuencias

Por
4
1238
 
maldad_eterna_consecuencias_ecc

Edición original: Nightwing núm. 30 USA, Suicide Squad núm. 30 USA, Forever Evil Aftermath: Batman vs. Bane USA, Teen Titans annual núm.3 USA, DC Comics, 2014.
Edición nacional/ España: ECC Ediciones, Octubre de 2014.
Guión: James Tynion IV, Peter Tomasi, Scott Lobdell, Sean Ryan.
Dibujo: Ig Guara, Kenneth Rocafort, Meghan Hetrick, R.B. Silva, Ruy Jose, Scot Eaton, Tom Derenick.
Formato: Rústica, 144 págs. A color.
Precio: 13,95€.

 

A modo de epílogo, este tomo contiene los últimos números de las colecciones que se han visto afectadas de forma más drástica por la saga Maldad Eterna: Nightwing, Escuadrón Suicida y Jóvenes Titanes.

Elaboradas por un elenco de autores que incluye las firmas de Mikel Janín (Liga de la Justicia Oscura), Kenneth Rocafort (Capucha Roja y los Forajidos), Peter J. Tomasi (Batman y Robin) o Scott Lobdell (Superman), las cuatro historias que contiene este volumen cierran con broche de oro una serie irrepetible.

A estas alturas de la vida ya sabemos cómo funciona esto de los pretenciosamente llamados “eventos”: una parte de su importancia radica en lo que nos explica, tal cual, otra en sus historias periféricas (tie-ins, porque en español nos falta vocabulario o somos muy vagos para usarlo) y otra, casi donde más, es en sus consecuencias. ¿En serio? ¿Valoramos un evento en función de lo que va después? Pues depende, en ocasiones las repercusiones son tan grandes que nos olvidamos del evento, como en Flashpoint, otras son simplemente la guinda del pastel, y una forma de tenernos pendientes de las editoriales. Siempre, por toda la eternidad, pendientes de las editoriales, hasta que la entropía nos alcance…

La cuestión es que, teóricamente, el presente tomo reúne en sus páginas algunos cómics que reflejan el escenario dejado tras Maldad eterna o cierra algunas tramas que todavía estaban abiertas. “Coletazos”, se podía llamar, o “réplicas”, cual terremoto, o “familia feliz” tal que ese exótico plato chino que no es sino una mezcla de todo sin orden ni concierto. Maldad eterna: Consecuencias tiene un poco de todo, así que comenzaremos por un examen de sus partes. Obviamente, si no habéis leído Maldad eterna, algún que otro spoiler os comeréis.

Peter Tomasi firma el capítulo inicial, acompañado de Scott Eaton igual que lo hiciera durante la miniserie Maldad eterna: Arkham en guerra de la que este cómic es, sin lugar a matices, el epílogo. Tras el alzamiento de Bane como “protector” de una Gotham abandonada por su vigilante habitual y asaltada por multitud de villanos que la querían convertir en su feudo particular, Batman regresa para poner las cosas en su sitio. Creo que no spoilearé a nadie si digo que lo hace sin grandes problemas, y llegamos al final como si nada hubiese pasado.

Batman vs Bane no parece tener consecuencias; al contrario, parece que todo vuelve a ser lo que era, así que solamente es una forma de cerrar la épica guerra de Bane. Con todo, es una de las partes de este tomo que más me agradan, por su falta de pretensiones, por ser clara y directa, y por la fuerza que destilan los dibujos de Eaton en el enfrentamiento de este par de enmascarados. Por supuesto pierde fuerza al darse por sabido el desenlace, pero entretiene y satisface, y si os gustó Arkham en guerra este es un adecuado broche a la historia.

A continuación tenemos un cómic muy delicado para mí, Nightwing #30, el último de la serie antes de su cancelación y de la aparición de la nueva Grayson. Podemos dividir este número en dos partes: por un lado la vida de Dick después de abandonar su identidad como Nightwing, y por otro lo sucedido desde el final de Maldad eterna hasta tomar esa decisión. Esto último es el núcleo de esta historia, y lo que sólo puedo calificar como snuff con superhéroes. Tim Seely y Tom King articulan con bastante elegancia el paso de un Dick Grayson civil a agente secreto, con la reintroducción de SPYRAL, la agencia pop de espionaje surrealista (no me puedo creer que nadie se interese aún por los cómics protagonizados por Némesis) que creó Grant Morrison y el reclutamiento por parte de Helena Bertinelli.

Lo que encuentro altamente ofensivo es la despedida de Dick de su anterior vida. Un oportuno “lástima que se conozca tu identidad, pero me viene bien que se te dé por muerto, porque tengo una misión para ti” justifica una sucesión de violentas páginas en las que Dick y Bruce se pegan una soberana paliza uno no sabe muy bien por qué, y cuando te lo explican lo entiendes aún menos. Una escena clave, importante para las vidas de los personajes y que queda reducida a un montón de amargura y seriedad, despojada de esperanza o de cualquier cosa que definiera a Dick, o a Bruce ya puestos. Uno no puede evitar pensar en lo digna que hubiese sido la despedida en el cómic original planificado en lugar de este despropósito que no auguraba nada bueno para el futuro del personaje.

Kyle Higgins, el guionista de la serie desde su comienzo tras Flashpoint, ya dijo adiós a Dick en el número 29, dando un apresurado final a su historia, pero por lo menos pudo decir algo, y dejó el “traspaso de poderes” a quien viniera después. En principio James Tynion IV sería el encargado de pasar este mal trago, y Meghan Hetrick dibujaría el número, pero después del retraso del final de Maldad eterna nos encontramos que no solamente la autoría del cómic había cambiado sino que también lo había hecho su argumento. Para curiosos y completistas, aquí podéis ver (que no leer) el cómic tal y como fue concebido originalmente. Esta idea fue descartada en favor de enlazar/promocionar directamente la nueva serie Grayson con un número en el que interviniesen los nuevos responsables de la vida de Dick, lo cual implica que por fin vemos Mikel Janín en acción. Sus páginas, tanto a nivel de dibujo como de guión, son lo mejor del número. Bonita portada de Eddy Barrows para cerrar la serie, por cierto.

Y Grayson no os la tenéis que perder bajo ningún concepto.

Tras Nightwing tenemos Suicide Squad #30. Oh, es cierto, el Escuadrón también estuvo implicado en la saga, aunque fuese tangencialmente, y Amanda Waller estuvo más que ocupada en Forever Evil: ARGUS. Lo que encontramos aquí, de una forma parecida al cómic anterior, es una especie de epílogo/prólogo: epílogo a lo sucedido y número final de la serie, y prólogo al Nuevo Escuadrón Suicida que debutaría seguidamente. De este modo, Sean Ryan utiliza este último número para establecer parte del nuevo grupo, así como su nuevo estatus respecto al Gobierno de los EE.UU., en base a lo sucedido durante Maldad eterna.

Todo esto implica una considerable bajada de poder y control para Waller, algo que es muy triste ver pero al mismo tiempo despierta nuestro interés. Por lo demás tenemos a Deadshot, un par de “camisas rojas” y la llegada de Black Manta, que tras Maldad eterna no tiene ningún propósito en la vida, y se le ha ocurrido que como miembro de la Fuerza Especial X, el Escuadrón Suicida, puede hacer carrera. Está fatal de la cabeza, me gusta. Así que tenemos un número funcional y en la línea de lo explicado en su propia serie.

Finalmente tenemos Teen Titans Annual #3. Esto va a ser más difícil de justificar… Aquí no veremos ninguna mención a Maldad eterna, más que nada porque los Titanes apenas la vivieron. Cuando trataron de plantar cara al Sindicato del Crimen fueron lanzados al futuro, donde vivieron “El juicio de Kid-Flash”, visto en el último tomo de sus serie regular. Con lo cual, de lo que es consecuencia este anual es de ese viaje y, a gran escala, del resto de la serie de los Titanes ya que retoma argumentos de todo su recorrido y principalmente del villano Cosecha, que prácticamente fue el que les unió.

A pesar de tratarse de un clásico “enfrentamiento definitivo” con el villano es bastante anticlimático, lo que convierte a este número final de la etapa en un epílogo (otro) más que en un clímax. Ese clímax estuvo en el final del tomo de Jóvenes Titanes que hemos mencionado, y da la sensación de que la falta de espacio hizo que Scott Lobdell dejase las despedidas y el atar ciertos cabos para este anual.

¿Conclusiones? Supongo que si habéis llegado hasta aquí ya lo sabréis, pero trataré de sintetizarlo. Batman vs Bane podía haberse incluido perfectamente en el tomo de Arkham en guerra, el del Escuadrón Suicida ya no tenía dónde, con lo que se comprende, el anual de los Titanes hubiera ido bien en el último tomo de su serie, pero su ya alto número de páginas me convence de que no era buena opción, pero me alegro de que el número 30 de Nightwing no esté incluido en Nightwing núm 7 de ECC Ediciones, y así me queda buen sabor de boca 😛

Maldad eterna: Consecuencias ofrece un cierre a diversas tramas que estaban en el aire los meses anteriores, algunas directamente conectadas a Maldad eterna y otras no tanto, pero ayudan a formar una visión global del actual Universo DC o al menos de algunas partes importantes de él o que serán significativas próximamente. Por desgracia esa variedad también juega en su contra, y te puedes encontrar leyendo una historia de personajes que ni conoces ni te interesan, con lo que es difícil de recomendar a alguien que no haya seguido todas las series con las que se relaciona este tomo.

Enlaces de interés

 Maldad Eterna Núm. 1-7, por Gustavo Higuero

 Maldad eterna: Arkham en guerra, por Gustavo Higuero

 Forever Evil: Análisis definitivo, por una legión de redactores

 Artículo de Jorge García originalmente publicado como introducción al tomo de ECC Ediciones

  Edición original: Nightwing núm. 30 USA, Suicide Squad núm. 30 USA, Forever Evil Aftermath: Batman vs. Bane USA, Teen Titans annual núm.3 USA, DC Comics, 2014. Edición nacional/ España: ECC Ediciones, Octubre de 2014. Guión: James Tynion IV, Peter Tomasi, Scott Lobdell, Sean Ryan. Dibujo: Ig Guara, Kenneth Rocafort,…

Review Overview

Guión - 7
Dibujo - 7
Interés - 5

6.3

Para bien y para mal, Maldad eterna: Consecuencias ofrece un cierre a tramas diversas que han transcurrido paralelamente a la historia principal. El resultado, como su interés, es desigual.

Vosotros puntuáis: 0.9 ( 1 votos)

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
4 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
BLUNTMANSergio RoblaSnowMr. X Recent comment authors
Recientes Antiguos
Mr. X
Lector
Mr. X

A mí dentro de esta colección de rellenos varios, lo que me fastidia es el número de Nightwing, que en realidad es Grayson 0 y podía estar perfectamente en el primer tomito de la nueva serie, cuando ECC se digne a traérnosla. Todo lo demás muy prescindible, a mí parecer.

(El NuSuicide Squad, por cierto, me parece malo, pero malo con ganas, de los cómics que te hacen pensar: lástima de árboles talados para hacer papel con el que publicar este ñordazo)

Snow
Lector
Snow

No sigo ninguna de esas series, pero me parece una putada para los que compraban Nightwing y Suicide Squad que el ultimo numero de esas colecciones se lo cuelen en un tomo que contiene rellenos sosos e innecesarios. ECC lo hizo otra vez.

BLUNTMAN
Lector
BLUNTMAN

Lo de Nightwing es capricho del Didiota que queria matarle y habia que apañarlo para que eso no sucediera.

Siempre que intentan hacerle un giro dramático con muertes al Señor de la Noche la cagan soberanamente porque no se atreven hacer nada definitivo o dar el paso mismo (como en “muerte en la familia” de Snyder donde….!no muere nadie¡¡)

Que ganas tengo de que Geoff Johnns sustituya a Didiota y traiga la gloria al ñuDC (por soñar…)