Magazine Marvel España – Noviembre 2022

Vamos a repasar qué es lo que tenemos preparado para esta nueva entrega de nuestro Magazine Marvel.

Un mes especial. Desde la redacción de Marvel somos conscientes de la remodelación que se ha hecho del Magazine de DC. Y alguna cosita se la hemos «copiado» y puede que más adelante se vayan incluyendo apartados similares. Hay que reconocerles su gran labor y lo bien que les ha quedado. En Indie también lo hacen de lujo y alguna idea se la vamos a coger si no nos amenazan con mandarnos con Malebolgia.

«Al César lo que es del César». Lo mismo que Watchmen es una copia de El Escuadron Supremo y así lo reconocen ellos entre bambalinas, hay que decirles que copiaremos parte del formato.

Por lo demás resumimos mucho lo que a novedades se refiere porque vamos a destacar lo que más nos gusta y consideramos que os gustará. hay mucha tela que cortar porque son meses cargados de novedades y tenemos que filtrar.

Finalmente, una breve mención, y muy merecida, al gran Carlos Pacheco. Creemos que no debemos quedarnos en lo obvio y vamos más allá, desde el sentimiento, desde el corazón.

Esperemos que este mes disfrutéis con la entrega mensual del Magazine. ¡Vamos a por ella!

TITULARES

Columna de opinión
Juicio a…
Análisis de novedades
El cómic destacado del mes
No te puedes perder…
Quién es quién
Hablemos de clásicos
Aquellas maravillosas novedades

Magazine Marvel España logo

Columna de opinión

En el apartado de opinión del Magazine Marvel de este mes: Carlos Pacheco la llave de nuestra ilusión.

Quién no recuerda en su juventud soñar con poder ser dibujante de comics. Imaginábamos, los más “viejunos”, trabajar en unas ficticias oficinas de Marvel Comics dibujando a Spiderman y la Patrulla-X. Hoy en día no es necesario ya que el trabajo a distancia es lo más habitual y muchos autores ya no plasman su trabajo en el tradicional papel.

Lógicamente todo sueño tiene un recorrido. Muchos amantes del noveno arte, allá por finales y principios de los noventa dibujaban sin cesar lo que parecía un tipo escalando paredes o un enano con patillas y garras en las manos. Por lo menos lo intentábamos y eso era el comienzo de ese sueño. Gracias al nacimiento y auge de Image podíamos inspirarnos en artistas “cool” y podíamos dar pinceladas en nuestros aburridos apuntes de Lengua Castellana ilustrándolos con un tiparraco verde y grandote que molaba mucho y tenía una cresta flipante en su cabeza.

Sin embargo, al final, la realidad llamaba a nuestra puerta porque ese sueño se convertía en imposible para un españolito del montón y porque no evolucionábamos más allá de la incuestionable técnica del maestro Liefeld.

Pero sin que nos diésemos cuenta, alguien se había introducido en nuestras vidas sumidas entre viñetas. Imperceptiblemente ya habíamos sido testigos de su buen hacer, todavía sin pulir pero de una calidad sublime, en portadas de Forum Cómics. En 1990 cuando muchos de nosotros éramos unos imberbes apareció una historieta como complemento del número 41 de Marvel Héroes, nos referimos a American Soldier. Leías la portada y te quedabas con la boca abierta. ¿Cómo podía ser cierto? Lo era, se trataba de un «episodio piloto» para una serie basada en un superhéroe español creada junto al sevillano Antonio Moreno que lamentablemente no tuvo continuidad. La envidia que nos carcomía era muy sana pero claro el bagaje de Carlos era sobradamente conocido y además llevaba tiempo siendo crítico y analista en Planeta de Agostini y Ediciones Zinco. Algunos leímos esta historia al tiempo, pasados unos años, pero era una ventana a volver a soñar. Si los sueños desaparecen, también lo hará la humanidad.

Y el tiempo pasó, y de repente llegó 1993. Tras colocarse España en el centro del mundo con unos Juegos Olímpicos maravillosos y una Expo fantástica, nuestro referente patrio fue llamado a filas por la división británica de Marvel Comics la que le permitió dar el salto a la primera división. Fueron dos series, Dark Guard, y Death`s Head II / Motormouth, las que le dieron a conocer. Fue tan bueno su trabajo que incluso fue reclutado por DC Comics en una “etapa relámpago” en Flash allá por 1993. Su trabajo convenció a los editores de Marvel para ser fichado como dibujante de sus colecciones de mutantes.

Carlos Pacheco se dio, por fin, a conocer a nivel mundial. Y entonces, empezamos a soñar de nuevo, empezamos a ver que podíamos llegar tan alto, aunque por aquellos años nuestra selección española de futbol fuese un querer y no poder. España estaba en el mapa, señores, entre Lavteria y el edificio Baxter, había una tierra donde podíamos encontrar artistas que dibujasen a los Cuatro Fantásticos.

Sus siguientes trabajos para Marvel Comics le encumbraron como dibujante en EEUU: Bishop, un especial de la Era de Apocalipisis, Starjammers y Excalibur. Un español podía dibujar en Marvel Comics, ese autor, Carlos Pacheco era nuestro sueño hecho realidad. Muchos seguidores de la familia mutante estuvimos ansiosos por ver su trabajo en los X-Men, y no defraudó. Se había anunciado a bombo y platillo y desde luego fue una delicia. Y volvimos a intentarlo, volvimos a trazar en papel a nuestros héroes favoritos, aunque sin éxito.

Tras sus maravillosos Fantastic Four (en colaboración con Rafael Marín), Avengers Forever (donde coincidió por primera vez con Kurt Busiek), Iberia Inc. y Tríada Vértice, llegaron maravillas como JLA-JSA o Green Lantern y Arrowsmith. Carlos Pacheco se quedó para siempre no solo en nuestras estanterías sino en nuestros corazones y anhelos.

Actualmente tenemos un amplio catálogo de autores españoles en el mercado estadounidense que dejan su calidad y buen hacer. No siempre fue así, y en la época en la que Carlos Pacheco se fue ganando cada página y viñeta era muy difícil introducirse en un mercado muy competitivo y algo cerrado al exterior. Tenemos que tener en cuenta que con apenas veinte años Carlos ya estaba llamando a las puertas de la editorial Marvel mientras fanzineaba en su Cádiz local.

Carlos Pacheco cumplió a base de esfuerzo el sueño de cualquier fan. Mucho antes de que existieran las redes sociales nuestro querido dibujante demostró su entusiasmo y compromiso con el noveno arte. Tal es así que incluso el gaditano ha estado implicado en la promoción del cómic en el ámbito universitario desde principios de siglo.

Este artículo no trata de ensalzar un grandísimo trabajo. No es eso lo que queremos hacer. Sabemos que Carlos Pacheco es uno de los grandes y es algo que nadie discute. Pero sí que es necesario decirle si nos está leyendo que es la llave de nuestra ilusión, la puerta de nuestros sueños. Nuestro querido dibujante fue, es y será un sueño hecho realidad. Da igual que nunca lleguemos a ser dibujantes de cómic. No importa que no podamos dibujar con dignidad un Capitán América. ¿Sabéis por qué?, sencillamente porque en el lápiz de Carlos siempre estaremos todos los que hemos crecido con él y todas las nuevas generaciones, y eso, señores lectores lo hace tan grande y tan importante para el noveno arte.

Juicio a… Ultrón Ilimitado de Kurt Busiek y George Pérez

Un adusto ujier grita en el pasillo del palacio de justicia los nombres de los autores que serán Juzgados hoy. Kurt Busiek y George Pérez se cuadran con nerviosismo, llegados desde esa eternidad en la que todos los artistas viven de por vida, sea cual sea el estado de su impronta material en este mundo.

En el estrado, un experto Juez que lleva décadas condenando y salvando cómics superheroicos tiene ante sí el nuevo caso de su vida. Uno más complicado de lo anterior, puesto que se juzga lo que hoy es un sacrosanto clásico, y otrora fue otro cómic más de aquella desastrosa (o quizás no tanto) década de los noventa.

Dos periodistas acreditados toman notas en la sala, con un permiso otorgado por el Ministerio de Justicia. Robbie R. y J.J.J. escuchan con atención lo que editores, coloristas, y maquetadores tienen que decir como testigos, mientras los mentados guionista y dibujante se enfrentan a un acalorado interrogatorio de parte.

El juicio comienza, y su crónica, es esta.

¡Que comience el juicio!

A favor… Robbie R.

Corría el mes de Junio de 1999. En el horizonte, se atisbaba el fin de una era, la de la década de los noventa. Dos lustros muy complejos para la industria del cómic superheroico en general, y realmente aciagos para Marvel Comics en particular. A pesar de que los éxitos de obras como El Guantelete del Infinito o Las Historias Jamás Contadas de Spiderman seguían brillando con fuerza, su luz no era suficiente para poder distinguir algo en la oscuridad de aquella época.

Pero para arreglar todo aquel desaguisado, para recordar a los lectores que Marvel Comics era algo más que músculos, cinturones de balas, y puros de humo interminable, la editorial decidió contar dentro de su proyecto Heroes Return con dos autores de enorme talla, llamados a rescatar a la Casa de las Ideas de aquel ostracismo autoimpuesto.

El regreso de los «chicos de Image» no había supuesto lo que Marvel imaginó, y lo que comenzó como un aparente éxito sin precedentes derivó en una caída en picado. Para salvar a Marvel, y en especial a la franquicia Vengadora, formada por lo mejor de lo mejor de la pléyade de personajes de la editorial, Busiek y Perez lo tenían claro: Había que traer de vuelta a Ultron. Y es que, pocos villanos han supuesto más para Los Vengadores que el vástago de Hank Pym.

La tragedia griega versión Marvel, había llegado y ante nosotros se desplegaba un tebeo en el que George Perez, experto e imbatible en ilustrar grandes batallas superheroicas en las que participaban decenas de personajes, perfilaba el que quizás sea uno de los enfrentamientos más cruentos y grandes contra Ultron.

De hecho, mucho de lo que vimos en la segunda película de Los Vengadores, toma referencia de esta cómic. En aquel momento no era la inexistente Sokovia la que el malvado robot asesino atacaba, pero sí la ficticia Eslorenia, ciudad que perdía a todos sus habitantes de un plumazo por la mano de Ultron, que además había aprendido a multiplicarse a sí mismo a gran escala para estar en todas partes a la vez, como si de Dios se tratara.

El hijo pródigo, nacido de los pecados del padre, se elevaba como un Dios Todopoderoso sobre los campeones que con muy poco poder pero gran esperanza se oponían frente a su maldad.

El resto, amigos míos, es historia.

Si toda la etapa de Kurt Busiek y George Pérez al frente de los Héroes Más Poderosos de la Tierra es un tesoro, Ultron Ilimitado es, sin duda, la joya de la corona.

Un tomo imprescindible para este mes de Noviembre que merece ganar este Juicio con un amplio margen.

La verdad, nada más que la verdad.

En contra… J.J.J.

¿Eres uno de esos malditos adolescentes que se ha acercado a un tomo de los Vengadores titulado Ultron Ilimitado pensando que vas a encontrar aventuras que te recuerden al Universo Cinematográfico Marvel? ¡Ay, amigo! ¡Buena sorpresa te vas a llevar!

Se supone que esta historia es el súmmum de la etapa liderada por Kurt Busiek y George Perez en la colección de los Héroes más Poderosos de la Tierra. Esto es lo mejor de lo mejor, os dirán los críticos viejunos que crecieron en los 80 con peluches del Demogorgon. Y lo que nos encontramos es con un cómic completamente pasado de moda, el Batman de la silver age para los marvelitas que no han superado la muerte de Gwen Stacy. Ultron Ilimitado es una saga que muestra el modo de hacer cómics que sirvió para mantener el barco a flote tras la resaca post-creación de Image pero que al mismo tiempo llevó a la llegada de Joe Quesada a Marvel porque empezaba a oler a cerrado en la Casa de las Ideas.

El estilo de Busiek es engolado y reiterativo, como un Claremont que sabe cómo se usan los adverbios, pero poco más. Los diálogos, salvo honrosas excepciones como los de Hank Pym en el último número, acaban siendo indigestos. Los textos de apoyo podrían recortarse a la mitad y el cómic no perdería ni un 1% de legibilidad. ¿George Perez mola? Por supuesto, no soy un monstruo PERO el entintado de Al Vey es nefasto, dando al conjunto una sensación de abocetado sin terminar que resta fuerza a los lápices del maestro.

Busiek debía haber relanzado la colección y haberse quedado en sus Thunderbolts (no me hagáis hablar de su Iron Man con Sean Chen…). Claro que nos maravillaron estos cómics en 1998/99. ¡Veníamos de La Encrucijada y Chap Yaep! Pero la historia demostró que la serie no pasaba de entretenida en sus mejores momentos. Y, sí, este cómic es entretenido pero si realmente piensas que es una de las mejores historias de los Vengadores, vuelve a leértela. Pero todas las letras, no vale saltarse ninguna.

He dicho.

Análisis de novedades (grapas y tomos)

Novedades de Panini Cómics para el mes de noviembre de 2022.

Marvel Omnibus. Ojo de Halcón de Jim McCaan y David López

Primero llegó el Ojo de Halcón de David Aja y Matt Fraction. Considerada la etapa moderna que mejor entendió al Vengador del arco y las flechas, y aquella que desarrolló a ese increíble personaje que es Kate Bishop. Tras una primera edición en tomos de tapa blanda, Panini se arriesgó con un precioso omnibus que recopilaba la etapa entera y que ocupa un especial lugar en nuestra estanterías.

Después llegaron Jeff Lemire y Ramón Pérez, con una historia contada a través del tiempo en la que como no podía ser de otra manera viniendo de Lemire, esa familia atípica que formaban Kate y Clint, crecía y se enfrentaba a nuevos retos que los harían unirse más que nunca, o separarse inevitablemente.

Ahora llega el turno de la siguiente etapa, la firmada por Jim McCaan y David López, en un nuevo omnibus que Panini Comics nos trae a nuestras librerías, y que en esta ocasión deja de lado a Kate Bishop, y esa magnífica relación de hermanos de distinto padre que ambos personajes desarrollan (en la que claramente Kate desempeña el papel de hermana mayor) para aprovechando, la resurrección del personaje vía Invasión Secreta, traer de vuelta a Pájaro Burlón, ex mujer de Clint.

Tratando de traer de vuelta una aventura clásica pero con aspecto nuevo, McCaan y López vuelven a dar una oportunidad a Bobbi y a Clint como dúo superheroico y como pareja en un cómic que no puede faltar en las estanterías de todo fan del Robin Hood marveliano.

Marvel Omnibus. X-Statix 1

Llegamos a una esperadísima novedad en una edición que ésta merecía desde hacía muchos años. El primer tomo recopilatorio en formato de lujo del X-Statix de Peter Milligan y Mike Allred llega a nuestras librerías.

A principios de siglo, los mutantes necesitaban una fuerte reinvención, dado que gran parte de la debacle noventera sufrida por Marvel venía precisamente por culpa de los excesos y sinsentidos cometidos en las colección con X en la portada.

El británico Peter Milligan recibió la misión de encargarse de X-Force, mientras que su compatriota escocés, Grant Morrison, hacía lo propio con el grupo principal. Dado que X-Force siempre fue conceptuado como aquella agrupación de Hombres X nacida de Los Nuevos Mutantes, que se encargaba de aquellas misiones y operaciones encubiertas que los mutantes que se tenían a si mismos por auténticos héroes no podían llevar a cabo, Milligan decidió dar un paso más en el concepto, y conseguir que este grupo de antihéroes se envilecería aún más por un extremo que nunca vimos venir como lectores.

Si en otras ocasiones, los métodos de Cable, Dominó, Masacre y compañía, era lo que nos hacía enarcar la ceja como lectores de superhéroes, lo que Milligan hacía con esta nueva y desconocida alineación de X-Force, poco más tarde reconvertida en X-Statix, era cambiar la violencia y la mala baba por dinero, fama, poder y sexo.

Lo que antes era irreverente, ahora directamente estaba a un paso de la villanía, una que no buscaba conquistar el mundo y subyugarlo, pero sí abrazar el sistema capitalista y sacar todo el rédito posible del mismo a costa de los demás. Sin embargo, de vez en cuando, y por accidente, el grupo tenía ocasión de hacerse los héroes.

Todo un satírico e inteligente cómic que cuenta con el particular y definitorio arte de un Mike Allred en su primera gran obra para la Casa de las Ideas.

Marvel Omnibus. Spiderwoman de Hopeless y Rodríguez

Spiderwoman siempre ha sido una gran heroína que nos ha fascinado a muchos y más desde que renovó su traje por uno más acorde a nuestros tiempos, dejando de lado el traje de licra «body-paint» por uno con mucha personalidad. A partir de ese momento, Hopeless y Rodríguez nos trajeron unas historias para Spiderwoman que no solo hacían lucirse más al personaje, sino que profundizaron más en Jessica tanto como superheroína como humana que es.

Y no solo eso, sino que también veríamos a Jessica Drew llevar su vida un paso más allá siendo madre y viviendo su vida como mujer superheroína embarazada, para luego tener que lidiar con su estado de superheroína, mujer y madre de un bebé recién nacido. Este proceso es algo que muy pocas veces hemos visto y que, sin duda, nos llevó a una de las mejores etapas de Spiderwoman tanto en entretenimiento como a nivel de humanización.

Si esto no fuera poco, se añade también el impresionante dibujo de Javier Rodríguez que nos deja asombrados en sus viñetas de acción, costumbristas y a la hora de humanizar los rostros de los personajes; a la vez que se une con otros grandes artistas como Natacha Bustos, Joëlle Jones, y Veronica Fish, quienes complementan el tomo con un toque especial en los que Javier no puede estar presente y que logran que este tomo de Spiderwoman siga siendo un tomo redondo.

En resumen, un tomo totalmente recomendable para aquellos que no han leído esta etapa y también para aquellos veteranos que la disfrutaron en su día y quieran tenerla recopilada en un solo tomo.

Capitana Carter: La mujer fuera del Tiempo

Tras aparecer en la serie ¿Qué pasaría si…? de Marvel Studios en Disney+, la Capitana Carter fue todo un boom en internet al ser procedente de una realidad alternativa en la que ella fue quien recibió el suero del supersoldado y no Steve Rogers y, en lo poco que duró el capítulo, demostró tanto a los espectadores como a los demás personajes de su época lo mucho que valemos las mujeres y que una mujer puede ser fuerte, con músculos, amable y cariñosa, además de carismática, romper los moldes preestablecidos y los prejuicios. Como era de esperar, la Capitana Carter recibió un montón de fanfics, fanarts, e incluso elogios por internet, aunque no faltaron críticas absurdas que no vamos a mencionar aquí.

Debido a todo este fenómeno, fue normal que Marvel Comics aprovechara el tirón para realizar una serie de cómics inspirados en la Capitana Carter y que aquí han sido recopilados en un fantástico tomo por parte de Panini Cómics. La trama de este cómic viene a contarnos una trama similar a la que vimos en el episodio de ¿Qué pasaría si…?, solo que esta vez empezamos con Peggy despertándose del hielo y viendo que todo el mundo ha cambiado a su alrededor, salvo que siempre habrá criminales a los que enfrentarse, espías, Hydra, y nuevos enemigos que ni siquiera ella conoce y ante los que tendrá que estar preparada junto con Tony Stark y otros amigos para poder luchar, pero, antes, tendrá que confiar en ellos plenamente.

Lobezno: Parche

Si algo caracteriza a la Marvel de C.B. Cebulski, frente a la de Axel Alonso, es sin duda ese gusto por reintroducir clásicos y obras míticas del pasado en la época actual a través de remakes o obras completamente nuevas que por continuidad retroactiva son ambientadas precisamente en aquellas épocas que el lector más añejo recuerda con cariño.

Dejando de lado lo que esa postura editorial pueda parecernos, en esta ocasión nos referimos a ella para hablar de Parche, obra en la que Larry Hama, uno de los guionistas que mejor comprendieron a Lobezno en la década de los ochenta, se une al más moderno Andrea Di Vito para volver a las calles del corrupto y peligroso Madripur con Parche, esa versión de Lobezno creada por Chris Claremont y John Buscema y desarrollada por el propio Hama en la que Logan y Lobezno eran dejados de lado para traernos a un nuevo alter ego del mutante de las garras de adamantium propietario de un bar en el que todo puede pasar.

El whiskey de alta graduación, los misterios y peleas de taberna, y ese Madripur en el que todo puede comprarse si tienes el dinero para pagarlo están de vuelta en esta nueva serie limitada con sabor a Gran Reserva.

100% Marvel HC. Caballero Luna de Warren Ellis

Mientras la Biblioteca Caballero Luna recopila poco a poco las etapas clásicas del Puño de Khonsu, haciendo Marvel Saga lo propio con las modernas (que en algún momento alcanzarán la etapa de la que vamos a hablar), Panini Cómics adelanta a esta última línea por la izquierda, y reedita en un tomo único y sin aspecto exterior de colección la etapa de Warren Ellis y Declan Shalvey al frente del personaje.

En este cómic, la personalidad múltiple y la locura de Marc Spector son las absolutas protagonistas de la etapa, moviéndose Ellis como pez en el agua entre tanto trastorno disociativo y locura, siendo Declan Shalvey un ilustrador que se acopla perfectamente al guión de Ellis con un estilo que eleva esta etapa a la categoría de auténtico must que no podemos dejar pasar como lectores.

Para la eternidad quedará siempre esa pugna por qué etapa moderna del personaje es mejor, si esta o la de Jeff Lemire con Greg Smallwood, pero nuestro consejo es que no elijáis que leáis ambas, y que empecéis por esta reedición que no puede faltar entre vuestros cómics de cabecera.

Separador Magazine Marvel

El cómic destacado del mes

El Fin de Universo Spiderman. Prólogo 1 de 3

Todo lo que tiene un principio tiene un final. O eso es lo que suele decirse. En este caso, Dan Slott regresa para concluir Universo Spiderman y, para ello, primero nos entrega unos prólogos — con otros guionistas y dibujantes como Martin Coccolo, Alex Segura, Caio Majado, Karla Pacheco, Pere Pérez y Dustin Weaver junto con D.J. Bryant — para presentarnos nuevas spiderpersonas que pueden tener — o no — relevancia en el evento, ya que la amenaza a la que se enfrentarán todos será la mayor que se puedan imaginar y que pondrá en riesgo la Red de la Vida y el Destino.

Entrando en este número, encontraremos a Spider-Lord siendo avisado de una guerra, la evolución de los poderes de Anya Corazón — la cual pasa a ser Araña — y es reclutada por Madame Web, la lucha de Spider-Rex con sus némesis, y Spiderman Noir siguiendo una investigación para que, finalmente, su historia tenga un giro inesperado. Con esto narrado, ya tendríamos los preparativos para la siguiente tanda de Spiderpersonas que nos encantará conocer, o redescubrir, y ver hacia dónde nos lleva todo este fin del Universo Spiderman. ¿Quiénes son los que están amenazando a todos los tótem araña? ¿O es solo una amenaza que ha cobrado fuerza? De todas maneras, Peter Parker de Tierra 616 (O Tierra Primordial) necesitará los mejores refuerzos que pueda encontrar, y en los siguientes números veremos más personajes curiosos y carismáticos.

No te puedes perder… V.X.E.: El Día del Juicio 1 de 4, de Valerio Schiti, Kieron Gillen

V.X.E.: El Día del Juicio 1 no puede ser más apropiado en cuanto a lo que nos ha estado contando Kieron Guillen en la maravillosa colección de Los Eternos.

El guionista ya está listo para poner toda la carne en el asador y dejarnos sentados en la silla con lo que va a contarnos tras el inicio de su grandísima etapa. Gillen ha estado elaborando magistralmente esta historia básicamente desde cero, no solo dando a los Eternos su propio espacio dentro del Universo Marvel, sino también creando una sociedad propia y diferenciada.

Lo que el guionista de Los Eternos ha hecho es lo que Marvel debería haber hecho con los Inhumanos hace años. En lugar de darnos gato por liebre lo que ha llevado a cabo el autor de obras de calidad como The Wicked + The Divine, Young Avengers o Die, es crear, convencer y dar entidad propia a una parte del Universo Marvel caída en el ostracismo. Un desarrollo lento no ha sido impedimento para que cada mes hayamos devorado con pasión una colección que en una docena de entregas se ha aportado más que en los casi cincuenta años de historia de esta “familia”.

Este mes os recomendamos uno de los cómics que pone en marcha el evento más atractivo desde 2022, gracias a Schiti y Marte y el propio Guillen. Por mucho que la versión de Esad Ribic sea del gusto de los lectores, el dibujante elegido en esta ocasión es el artista adecuado para este trabajo. ¿Qué podemos esperar de él aquí?, una maravilla.

Este evento reúne a las tres franquicias más potentes de Marvel para un evento de proporciones épicas, con un guion consistente y una parte gráfica de sobresaliente. ZN tiene fe en V.X.E.: El Día del Juicio, no solo por su calidad sino por las consecuencias que se extenderán en el Universo Marvel. ¿Quién vivirá, quien morirá?

Quién es quién: Excalibur

Por fin vuelve a publicarse por estas tierras el cómic americano más británico, la cabecera mutante más hilarante, la guinda del pastel de toda colección marvelita: la muy esperada reedición del Excalibur de Chris Claremont y Alan Davis. Es por tanto un buen momento para echar la vista atrás y recordar a los integrantes de la primera alineación del supergrupo afincado en el Reino Unido. Y para ello nada mejor que abrir esta nueva entrega de nuestro habitual Quién es quién con una espectacular portada en la que los miembros de Excalibur posan de forma espectacular para nuestro disfrute.

Excalibur portada

Oh, bueno, parece que no tenemos esa portada espectacular. Lo sentimos, pero tendrás que hacerte con el tomo que publica Panini (o leer el siguiente apartado) si quieres tener tu dosis de «violencia gratuita con la excusa de preservar el bien». Ahora será mejor que pasemos directamente a repasar a los “héroes musculosos” y a las “chicas eróticas” que nos encontraremos en las páginas de Excalibur.

Excalibur Capitán Britania

Brian Braddock (Capitán Britania)

El héroe inglés por excelencia, campeón de las islas británicas y protector de Tierra-616. Escogido por el legendario hechicero Merlín y por su hija Roma, se le ofreció la oportunidad de elegir entre el Amuleto de la Verdad y la Espada del Poder. Siendo un estudioso, Brian eligió el amuleto y se convirtió en el Capitán Britania. Sus poderes, por tanto, son místicos y no mutantes, aunque sus dos hermanos son mutantes: Jamie altera la realidad y Betsy es telépata. Brian se convirtió en el custodio del reino místico de Otromundo y formó parte del Cuerpo de Capitanes Britania, una fuerza multiversal de héroes encargados de proteger las distintas realidades. Sin embargo, acabó dejando el manto del Capitán Britania a su hermana Betsy, que aún no estaba preparada. Cuando Betsy pareció morir junto al resto de la Patrulla-X (véase La Caída de los Mutantes), Brian se vio obligado a retomar su identidad de Capitán Britania. Mucho menos cómodo que nunca en su papel, creyéndose un bruto sin cerebro y con tendencia a beber demasiado, le espera un largo camino hacia la redención.

Excalibur Meggan

Meggan

Nacida en un campamento romaní, Meggan es un híbrido entre mutante y hada. Al tratarse de una cambiaformas, su cuerpo puede adaptarse a cualquiera de sus deseos… pero también a los deseos de los demás. Con frecuencia su apariencia exterior depende de sus emociones y de la gente que se encuentra a su alrededor en ese momento, lo que hace que Meggan sea un personaje muy volátil. Aunque fue rescatada en el pasado por el Capitán Britania y mantuvo una relación amorosa con él, la llegada de Rondador Nocturno propiciará el nacimiento de un intenso triángulo amoroso entre ellos. El hecho de que tanto Rondador como el resto de integrantes de Excalibur compartan la residencia con la pareja, situada en el interior de un faro, no hará que las cosas sean más sencillas.

Excalibur Fénix

Rachel Summers (Fénix)

La hija de Scott Summers y Jean Grey procedente de un futuro alternativo. Fue esclavizada y utilizada como sabueso (de ahí las marcas de su rostro) para cazar a sus compañeros mutantes. Tras huir hasta el presente se convirtió en Mujer-X y llegó a reclamar el nombre y los poderes del Fénix que antes había ostentado su madre. Rachel es el miembro más poderoso de Excalibur, pero también el más inseguro. Enfrentarse a poderosos enemigos es algo natural para ella, pero llevar algo parecido a una vida mundana es todo un reto para el que aún no está preparada.

Excalibur Gatasombra

Kitty Pryde (Gatasombra)

Kitty fue la Mujer-X más joven, pero tuvo que separarse del grupo cuando fue herida en batalla (véase La Masacre Mutante). Desde entonces ha perdido gran parte del control sobre sus poderes de fase y pasa la mayor parte del tiempo en estado intangible como si se tratase de un auténtico fantasma. Además, puesto que sus poderes cortocircuitan cualquier objeto tecnológico, Kitty es incapaz de acercarse a cualquier máquina. La supuesta muerte de la Patrulla-X (de nuevo en La Caída de los Mutantes), en especial la de su expareja Coloso, le ha afectado profundamente. Ya no es la adolescente alocada que fue antaño, sino que se ha embarcado en un viaje repleto de altibajos hacia la madurez.

Excalibur Rondador Nocturno

Kurt Wagner (Rondador Nocturno)

Integrante de la Patrulla-X desde su Segunda Génesis, Kurt ha sido uno de los más fieles defensores del sueño de convivencia pacífica entre humanos y mutantes del Profesor Xavier. De hecho, le debe la vida por haberle rescatado de una turba furiosa que le perseguía a causa de su demoníaca apariencia. Herido junto a Kitty (también en La Masacre Mutante), Rondador estaba lejos de la Patrulla-X cuando se produjo su supuesta muerte. Afectado por la pérdida de sus amigos, el teleportador con aspecto de elfo azulado intenta ocultar su pena tras una máscara de despreocupación y bromas. Sin embargo, tendrá dificultades para sentirse integrado en Excalibur y eso hará que se vuelve hacia Meggan, con quien saltarán chispas en alguna que otra ocasión.

Hablemos de clásicos

Quince años han pasado desde que Panini abordara la tarea de reeditar una de las colecciones mutantes más singulares, de cuantas surgieron cuando la Patrulla-X se convirtió en el buque insignia de la casa de las ideas. En 2007, el formato Best of Marvel parecía ser el escogido para recuperar los clásicos marvelianos. Sin embargo, el experimento duró poco tiempo y, si bien hubo ocasión para que cierto material se recuperara por completo -como la etapa de Walter Simonson en la colección de Thor- otro se quedó colgado, como en el caso de Excalibur. Ahora son los tomos de Marvel Gold los que se encargan de acoger las andanzas de este equipo, en el que Chris Claremont, maestro del drama mutante, quiso demostrar que también podía hacer comedia. Su compañero en esta aventura sería el ilustrador británico Alan Davis, al que el patriarca mutante había tentado para convertirse en el dibujante regular de la colección patrullera, embarcándole en algún especial, pero sin lograr conseguir su objetivo. Según cuentan las crónicas, Davis no estaba por la labor de afrontar una tarea que, consideraba, era un desafío considerable. Sea vero o ben trovato, don Alan acabaría convirtiéndose en el guionista principal de las colecciones patrulleras diez años después y, no mucho más tarde, compartiría con Claremont las tareas creativas en la serie más antigua, mas ésa, como siempre, es otra historia. Para lo que aquí interesa, el guionista convenció al dibujante para embarcarse en una serie mutante totalmente distinta a las que, hasta ese momento, estaban en el mercado.

Excalibur surge a partir de la reunión de Gatasombra y Rondador Nocturno, dos circunstanciales supervivientes de la Patrulla-X -a la que se supone caída durante La caída de los mutantes- el Capitán Britania y Meggan, dos ilustres miembros de la Marvel británica y una vieja conocida de la franquicia: Rachel Summers, Fénix. El personaje, que había desaparecido en dramáticas circunstancias de la colección patrullera, vuelve y, con ello, trae un par de misterios, de ésos que gustan tanto a Claremont. El pasado del quinteto podría apuntar hacia esas historias de mucho sufrimiento, pero los autores sorprenden yendo en un sentido contrario: el de la comedia. Davis ambienta las historias en una Gran Bretaña totalmente tópica, con su té de las cinco, su Big Ben, su cambio de guardia y sus emblemáticos bobbies. En un momento en el que el humor se colaba entre una predominante contundencia anti-heroica, con colecciones como las de las Ligas de la Justicia deceeras, Excalibur supuso un soplo de aire fresco que, sabiamente, se mantuvo al margen de la franquicia mutante durante mucho tiempo. Aquí está el comienzo de la historia.

Este primer tomo recopila los primeros números de la serie, pero, también, material de presentación de la misma, como los dos tomos prestigio que dibujaron el propio Davis y Arthur Adams o un serial publicado en Marvel Comics Presents.

La edición de Panini de estos Omnibus dedicados a la colección clásica de Conan el Bárbaro alcanza su séptimo volumen, el cual incluye los números 172-194 además de los Anuales 10 y 11, amén suponemos de la gran cantidad de material extra que suelen traer estas ediciones de la cabecera señera del cimmerio.

En este tomo comienza la etapa escrita por Christopher Priest (antes Jim C. Owsley) durante los años 80. Hablamos de unos 40 números no muy conocidos por el aficionado al cómic en general pero que siguen conformando una de las etapas más solidas de Conan tras la marcha de Roy Thomas de la serie. La historia de Priest con Marvel es, cuanto menos, “azarosa” y sus números de Conan se inscriben en su primera etapa en la editorial para la cual trabajada, además, como editor.

Priest combina con oficio, las historias de acción y aventuras con toques mágicos/esotéricos tan propios de la mitología de Conan, y entrega algunas sagas francamente buenas como la del Devorador de Almas, un villano de gran potencial que no tuvo mayor recorrido en la colección más allá de la estancia de Priest en la colección. Acompañándole en las labores artísticas encontramos al clásico entre los clásicos John Buscema y a un casi recién llegado en la época como Val Semeiks. Un último aviso para los no familiarizados con esta colección para que no cometan el mismo error que este redactor: los textos introductorios deben leerse después del cómic, suelen estar llenos de spoilers.

Aquellas maravillosas novedades

Los redactores de la sección Aquellas maravillosas novedades estamos verdaderamente indignados. Nos hemos pasado el último mes seleccionando los cómics que queríamos incluir en esta nueva entrega y pensando en los chistes que íbamos a hacer sobre ellos. Pese a lo que dice la gente, nos tomamos muy en serio nuestro trabajo. ¡De verdad! Sin embargo, hace unos días enviamos una copia de esta entrega de la sección a un grupo de destacados colegas, compañeros e influencers para conocer su opinión. Cuál fue nuestra sorpresa al descubrir poco después que nuestra selección de maravillosas novedades se había filtrado y estaba rulando por grupos de Whatsapp e incluso por Twitter. ¡Si habíamos avisado de que era una información embargada! ¡La fecha de embargo era hoy, de hecho! ¿Es que ya no se puede confiar ni siquiera en los influencers? ¿O acaso tuvimos una -glups- filtración interna? En fin, aquí va nuestra selección de maravillosas novedades para este mes, aunque seguramente ya las hayas visto por ahí saltándose el embargo. Písale al pedal de la máquina del tiempo, que vamos a viajar…

… un año atrás: En noviembre de 2021 terminó la colección con el título más involuntariamente irónico de la historia marvelita. El imparable Spiderman sólo contó con tres números en su edición española, en la que al menos no se notaron los tremendos retrasos que sufrió la colección durante su publicación en USA. Darle una cabecera arácnida a Joe Kelly y a Chris Bachalo parecía una buena idea, pero esta versión supuestamente imparable del Hombre Araña no dejó de estrellarse contra los mismos muros mes tras mes: un argumento poco atractivo, una narrativa confusa (afrontémoslo: no hay quién entienda las páginas de Bachalo) y la indiferencia de los lectores. Al final el “imparable” Spiderman tardó apenas tres números en parar. Menos mal que no la titularon “el incancelable Spiderman”, porque no habría llegado ni al segundo número.

… cinco años atrás: En noviembre de 2017 nos llegó el primer número de Spidermen II, la segunda miniserie en la que Brian Michael Bendis y Sara Pichelli cruzaban a los dos héroes arácnidos, Peter Parker y Miles Morales. Pese a que gozó de cierta popularidad, la primera serie ya fue un tanto anodina, así que no se podía esperar gran cosa de la segunda. Después de todo, su punto de partida era un cabo suelto de la anterior historia: ¿quién era el Miles Morales de Tierra-616? Fíjate si aquel misterio fue relevante y sorprendente que ya ni nos acordamos de su resolución. Con el Universo Ultimate fuera de juego, estos crossovers entre Peter y Miles se han quedado obsoletos y no se nos ocurren muchas razones para volver a ellos. Qué cosas, ¿eh? Unos tebeos de Brian Michael Bendis que han envejecido mal y a los que no merece la pena volver a acercarse. ¡Esa descripción podría aplicarse a casi toda su bibliografía!

… diez años atrás: En noviembre de 2012 se celebró la primera boda LGBT+ del Universo Marvel. El número 32 del tercer volumen de Astonishing X-Men nos mostró las nupcias entre Estrella del Norte, el primer personaje gay de Marvel en salir del armario, y su pareja, Kyle Jinadu. El número se publicitó ampliamente, porque no hay mejor manera de mostrar lo liberar que es uno que apoyando todo lo que tenga que ver con la bandera del arcoiris. El problema es que ya ha pasado una década y estos personajes apenas han tenido relevancia en los títulos mutantes desde entonces. Más allá de su presencia en el último volumen de Factor-X durante la Era Krakoana, ¿qué protagonismo han tenido? ¿Dónde están las historias de este matrimonio? A Marvel le encanta colgarse medallas por lo representativos que son sus cómics, pero una vez obtenida la medalla en cuestión afloja el ritmo para no ofender a sus lectores más conservadores y vuelve a relegar a los personajes gays al rincón más oscuro de su universo. Esta boda no fue el gran avance para la representación LGBT+ en el cómic de superhéroes que nos dijeron, sino puro postureo. Hay que decirlo más.

… veinte años atrás: En noviembre de 2002 se publicó el célebre número mudo de los Nuevos X-Men de Grant Morrison y Frank Quitely. Aquella iniciativa de los cómics sin texto no gustó demasiado, ya que los números se leían en su suspiro y sabían a poco. Además, el inoportuno mes mudo llegó cuando algunas colecciones estaban sumidas en tramas muy complejas (por ejemplo, los Vengadores estaban en plena Guerra de Kang), que no se beneficiaron mucho de prescindir del diálogo durante una entrega completa. No obstante, el número 80 de Nuevos X-Men fue la excepción, aprovechando el mes mudo para narrar una incursión psíquica de Jean Grey y Emma Frost a las profundidades de la mente de Charles Xavier para descubrir la verdad sobre la nueva enemiga recién presentada: Cassandra Nova. Aquel fue un viaje delirante y psicodélico que nos dejó a todos con el culo torcido. Además, Morrison se pasó por el forro eso de no usar diálogos durante el mes mudo y terminó el número con una de las afirmaciones más locas, provocadoras y explosivas que se habían visto nunca en un título mutante: “El Profesor Xavier intentó matar a su hermana gemela cuando ambos estaban en el útero”. Tenemos que aplaudir a Morrison por haber escrito semejante línea, a la que sólo se podía responder con un sonoro WTF.

Artículo anteriorZNPodcast #187 – Black Adam. La JSA y el Hombre de Negro en la gran pantalla
Artículo siguienteBeet, the Vandel Buster 1, de SANJU Riku e INADA Koji
Naci un día caluroso de agosto de 1979, Sauron ya había sido destruido tiempo atrás, y la magia había desaparecido progresivamente de nuestro mundo......, pero estudiando pergaminos y libros ocultos, que me hicieron perder puntos de cordura, encontré esa magia en los comics, o "tebeos" como los han llamado toda la vida mis padres. Desde ese momento, hace casi 30 años, nunca me han dejado solo, y han estado en mi vida, en lo bueno y en lo malo, dándome esa magia que nos hace falta para afrontar la vida. Comics, rol, miniaturas,,,,en fin, una amalgama de hobbies que hacen que este abogado y profesor universitario, disfrute de grandes momentos con grandes amigos, mi "tribu", y junto con este equipazo que conforma ZN. A vuestra disposición para lo que se tercie.
Logroño, 1988. Las series de dibujos animados de Spiderman y de La Patrulla X de los 90 me enseñaron a amar a los personajes de cómic. Ultimate Spiderman de Bendis me dio a conocer el mundo del cómic de superhéroes propiamente dicho. A partir de ahí todo fue rodado: Frank Miller, Alan Moore, Mark Millar, Garth Ennis... mi amor por el cómic nunca paró ni de crecer ni de enriquecerme. Colaborar en Zona Negativa es devolverle al noveno arte tan sólo una minúscula parte de lo que me ha dado a mí.
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.
Nacido en Murcia en 1984. Lector de todo tipo de tebeos desde niño, pero sobre todo de Marvel. Aprendió todo lo que sabe sobre cómics (y sobre la vida en general) leyendo la Patrulla-X de Chris Claremont. Psicólogo. Parte del colectivo LGBT+. Redactor del área Marvel de Zona Negativa.
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Autora de "Sídhe: El reino de las hadas". Maestra de Primaria.
Empecé con series animadas como 'Spider-Man y sus Asombrosos Amigos' y el 'Spider-Man' de los 90. En las viñetas, mis primeros números fueron unos 'Marvel Team-Up' de Bill Mantlo, Chris Claremont y John Byrne. A eso le siguió Gerry Conway en 'Amazing Spider-Man', con la muerte de Gwen Stacy. El asunto continuó con los 'X-Men de Claremont' desde que se afianzan en Australia, y fui creciendo acompañado del 'Ultimate Spider-Man' de Bendis, cuyos 'Nuevos Vengadores' me abrieron al resto del actual universo Marvel. La Casa de las Ideas es mi sitio, y actualmente disfruto del 'Venom de Cates/Stegman', el 'Immortal Hulk de Ewing/Bennett', 'Daredevil de Zdarsky/Checchetto'... y de cualquier buena serie que me haga recordar por qué disfruto con esto de los cómics.
La Laguna (1973). Mi primer contacto con los tebeos fue un número de la revista "Mortadelo" y un ejemplar de la colección "Olé" dedicada a la familia Cebolleta. Después llegaron Astérix, Tintín, Superman, Dreadstar, los Vengadores... y hasta ahora.
Madrileño desde 1983. Fan de Spiderman desde los años 90 que, si lo piensas, tiene mucho mérito. Amante tanto del cine de superhéroes como del cine coreano de festivales porque la esquizofrenia siempre está de moda. Con 15 años quería escribir libros como Julián M. Clemente pero al terminar Comunicación Audiovisual un ladrillo me cayó en la cabeza y terminé escribiendo una tesis doctoral sobre la geopolítica en el Universo Cinematográfico Marvel.
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
BigThunder
BigThunder
Lector
4 noviembre, 2022 1:32

Ese nuevo traje de Spiderwoman sólo podía resultar apropiado a gente con el pudor de Ned Flanders. Afortunadamente Marvel rectificó su mojigatería y Jessica Drew vuelve a lucir su uniforme clásico, que rediseñen o que rediseñen sigue siendo el mejor. Y por muchos años.

Pedro Luis
Pedro Luis
Lector
En respuesta a  BigThunder
4 noviembre, 2022 23:42

Ese traje de Mujer Araña era bastante bueno, muy colorido y desbordaba carisma; no digo que fuera mejor que el de toda la vida, pero tampoco era peor. Ojalá Marvel no se olvide de él y Jessica vuelva a portarlo así sea alternando con su traje tradicional. Y si algunos lloran por eso, dá igual. Que lloren.