Magazine Marvel España – Noviembre 2021

Bienvenidos a Magazine Marvel España

Vamos a repasar qué es lo que tenemos preparado para esta nueva entrega de nuestro Magazine Marvel.

Bienvenidos a este maravilloso mes de noviembre. Como mes previo a la llegada de los Reyes Magos Panini Cómics viene con una bolsa repleta de novedades, clásicos y sorpresas por igual. Aquel que no sepa que auto regalarse será porque no ojea la página Web de la editorial. Pero si os da pereza ahora tenéis la oportunidad de ver con una amplitud mayor lo que nos ofrece la editorial italiana que desde luego puedo aseguraros que es para enaltecer. Cuando hablo con los colegas y comentamos el extenso abanico de clásicos que se editan, a todos los señores mayores del grupo nos parece un sueño hecho realidad. En este mes yo no sé ni por dónde empezar, continuamos con el cuarto tomo de los Nuevos Mutantes, de la mano Angeles Caídos y por fin después de ser demandado por los lectores veteranos y no tanto, el Hulk de Peter David. Ahora en formatos de calidad tenemos tanto material clásico que, a los que nos gusta leer lo que de pequeños nos impactó o no pudimos comprar o leer, gozamos inmersos en historias imperecederas.

En el frente del campo de batalla no podemos dejar de lado las novedades de este mes. Voy a destacar en primer lugar un tomo que puede que pase desapercibido, pero no debería, hablo de Puño de Hierro: El corazón del dragón, la cual sin perjuicio de ser de uno de mis personajes favoritos contiene un texto de un gran amigo y compañero (guiño, guiño).

También hablaremos de ese nuevo número 1 de la Patrulla-X con un Pepe Larraz impresionante, y con una nueva orientación dada por Gerry Duggan. No olvidamos la vuelta al ruedo de nuestro querido Pascual Ferry con el arácnido y una historia relacionada con el simbionte. Echábamos de menos a nuestro autor patrio, con el cual muchos crecimos gozando de sus lápices.

Hay mucha tela que cortar y por eso no vamos a extendernos mucho ahora. Vamos a intentar referirnos a todo lo que se publica en noviembre pero dando un poco de toque personal acercándonos a esos motivos que nos llevan a poder adquirir una u otra edición o cómic. Sabemos que es difícil, y que hoy en día el presupuesto nos puede limitar cuando tenemos delante semejante despliegue de entregas, que sumado a otras editoriales no solo revientan nuestras estanterías sino también nuestros ahorrillos.

Noviembre es muy potente pero en especial este 2021 viene cargado de mucho material clásico y es una gozada tener la posibilidad de disponer de joyas que hacía años no se volvía a editar.

Sin más dilación ¡vamos a por ella!

TITULARES

Columna de opinión
Juicio a…
Análisis de novedades
El cómic destacado del mes
No te puedes perder…
Quién es quién
Hablemos de clásicos
Otras reediciones
Aquellas maravillosas novedades

Magazine Marvel España logo

Columna de opinión: Coates, el Capi y la desidia de Marvel

El ya pasado mes de octubre pudimos disfrutar en España del último número de la etapa de Ta-Neishi Coates en la colección del Capitán América. Un número, por cierto, que dista mucho de lo que solemos encontrar cuando un autor finaliza su camino en una colección como esta, dejando de lado la acción para dar pie a conversaciones muy interesantes, a debates que no dejan de llevarnos a nuestro mundo actual y sus problemas, e incluso se atreven a citar a un escritor como Upton Sinclair, ganador de un Pulitzer y calificado de “socialista” en ciertos círculos, o a un humorista gráfico como Paul Noth en una de sus famosas viñetas que resultaban un alegato fuerte contra el ascenso del fascismo, sus formas, los bulos, la propaganda y la ignorancia, todo lo que está a la orden del día, por desgracia, en multitud de países. Incluido el nuestro.

Y es que Coates ya apuntaba maneras cuando, y esto lo hemos repetido mucho en las reseñas, daba el pistoletazo de salida de su etapa precisamente explicando cosas que Spencer se había dejado en el tintero, el auge del fascismo, representado aquí por Hidra, en Estados Unidos, que el anterior escritor había soslayado. Este arranque le sirvió muy bien a Coates para hacer que el Capitán América, además de acción y emoción, tuviera una pizca de reflexión.

Ta-Neishi Coates es un escritor muy valorado en Estados Unidos, ya llamó la atención que fichara para hacer Pantera Negra, y que escribiera al Capitán América parecía un paso muy importante. Su etapa ha sido fantástica, ha sabido ser continuista a la par que meter sus propios elementos, ha cogido de aquí y de allí para conformar una historia con identidad propia. Ha sabido jugar con los personajes secundarios y se ha atrevido con temas complicados, obteniendo muy buenos resultados a la hora de expresar un sentir y una realidad.

No se puede negar que no ha ido a lo más alto en todo momento, alguna parte intermedia bajó un poco el nivel, pero sus guiones han sido impecables. Ahora surge la gran pregunta ¿Por qué Marvel no ha querido apostar fuerte por esto? ¿Por qué no puso uno o dos dibujantes potentes a su lado?

El dibujo, en general, es el punto débil de la serie, eso es innegable. Si bien empezamos con Leinil Francis Yu, que si bien puede no ser plato de buen gusto para algunos lectores, siempre tuvo muy buena consideración dentro de la editorial y se le han dado proyectos muy importantes, pero de ahí en adelante tenemos un baile continuo de gente, en ocasiones mejor, como Adam Kubert o Daniel Acuña, y en ocasiones peor, como Jason Masters, pero sobre todo muchos diferentes, cosa que da esa sensación de estropear lo que podía haber sido una gran etapa.


Magazine Marvel

Se demuestra que el dibujo no es la mitad y el guion la otra mitad, se demuestra que el cómic es un trabajo en equipo en el que si una parte no funciona todo cae, y eso hace que las buenísimas ideas de Coates y sus grandísimos diálogos se queden en nada por culpa de una falta absoluta de compromiso editorial.

Toda una pena. Sigue siendo una etapa recomendable, mejor que la anterior y que muchas otras de pasados más lejanos, pero podía haber estado compitiendo con Daredevil o Hulk si se hubieran preocupado de poner un buen artista junto a Coates.

¿Qué nos espera ahora? Un parón. Uno que en España se solucionará primero con una historia alternativa de las que Marvel tituló “El Fin”, con Erik Larsen como autor completo, para luego pasar a la miniserie de cinco números titulada Los Estados Unidos del Capitán América, donde Christopher Cantwell, un guionista en alza, se une a un puñado de dibujantes para contar diversas historias en la celebración del octogésimo aniversario del personaje. Pero aún nos queda la duda sobre quién o quiénes se ocuparán de las siguientes aventuras de Rogers. Suenan muchos nombres pero son especulaciones, desde Jason Aaron, esperemos que no dada la calidad de sus últimos trabajos, hasta el propio Cantwell, que parece una buena apuesta.

Sea como sea esperemos que la casa de las ideas no vuelva a hacer lo mismo, que se esfuerce en la nueva etapa para darle la solidez editorial que un personaje de este calado se merece. Hablaremos de ello, sin duda, en próximas ediciones de este Magazine Marvel.

Juicio a… Heroes reborn de Jason Aaron

La sala está repleta de asistentes. La noticia de que se iba a enjuiciar a Jason Aaron por una de sus actividades literarias había despertado la curiosidad de muchos fans de Marvel Comics, y de otras editoriales. Muchos deceitas temen que si este juicio se pierde por el guionista de Scalped, acuda a refugiarse en la Fortaleza de la Soledad y arruine la vida de los gothamitas.

A pesar de que no existe hueco alguno para sentarse, el silencio es sepulcral. Esta vez el Tribunal está compuesto por tres grandes de este mundo, Stan Lee, Bob Kane y como representante de los nuevos tiempos que corren, Jeff Lemire. Un Tribunal potente, y objetivo.

Las partes están tensas. Jameson no hace más que peinarse el bigotillo y Robbie bebe agua como si estuviese en el Sahara. Mucho en juego en el día de hoy.

El presidente de la mesa es Stan Lee. Eleva con potencia la voz y abre la sesión:

– «Juicio Ordinario número 616/2021, Juicio a Heroes Reborn de Jason Aaron. Si existen cuestiones previas que alegar les doy la palabra.»

Nadie dice nada, la tensión se percibe por todos los rincones de la sala………………

¡Que comience el juicio!

A favor… Robbie R.

Dada la posición de Marvel y DC como empresas dominantes en el mainstream americano de comics, los crossovers entre ambas son un objeto de deseo, ya sea por las historias del pasado en las que tal cosa ya sucedió o por esas historias del futuro que apenas alcanzamos a imaginar y que hoy día parecen más imposibles que nunca. Ante esta circunstancia, a falta de pan buenas son tortas. O, en el caso de la Casa de las Ideas, a falta de la Liga de la Justicia, bueno es el Escuadrón Supremo de América.

La historia debut del Escuadrón Siniestro surgió ante esta idea: un cruce entre los principales grupos de Marvel y DC, sorteando problemas de derechos creando personajes semejantes. El Escuadrón ha tenido diferentes historias y encarnaciones a lo largo de la historia, y es hoy día una pieza fundamental en la historia de Jason Aaron en Vengadores. El tamaño de esa pieza sobre el tablero quedará por ver toda vez se complete la historia, pero ha dado pie a este evento, Heroes Reborn.

«¿Y si Marvel fuera DC?» sería el nombre oficioso de esta historia. En un mundo sin Vengadores, el Escuadrón Supremo es el grupo por excelencia de la Tierra. Sin embargo, sus métodos difieren por mucho de los primeras espadas de Marvel y DC. Estamos aquí ante una encarnación edgy, dura, cruda y paródica de todo lo que hace a los superhéroes ser superhéroes.

Entre lo positivo de este experimento encontramos la diversidad de dibujantes que acompañan a Aaron. Sí, McNiven se encarga de la historia principal, pero el resto de páginas quedan al servicio de otros nombres. Cada cuál lo lleva a su terreno, empujando los límites de lo que esta nueva realidad permite y permitiendo sacar mayor jugo experimental. La estructura así lo refleja, con números únicos que riman con las décadas de historia de ambas editoriales. Si entras en el juego, pasarás un rato entretenido cruzando las referencias y hechos que cimentan Heroes Reborn. Si el Aaron más cafre de enfoque macro es tu versión favorita del guionista, estarás aquí en tu salsa.

Es así como se construye este evento. La idea base del guionista a la hora de afrontar esta historia fue crear algo divertido que permitiera escapar de un mundo que se enfrentaba a una pandemia que arrasaba con todo. Un propósito loable que es capaz de conferir entidad a cualquier historia. O, como poco, un propósito fácil de respetar y aplaudir. A gusto de cada persona que lo lea quedará por ver si se ha cumplido. Pero no está mal de vez en cuando tener una gamberrada que recuerde a aquellos cruces de historias primigenios de la era de los Vengadores de Roy Thomas.

La verdad, nada más que la verdad.

En contra… J.J.J.

Que mi clarividente amigo Robbie haya sido incapaz de encontrar motivos para defender este infame evento más allá del apartado artístico es un síntoma más de que Jason Aaron, guionista de incuestionable calidad, ha perdido el oremus en Los Vengadores. Tras un inicio tan dubitativo como palomitero se ha enmarañado en un retorno a historias ya contadas con anterioridad y que no ha encontrado la forma de mejorar o al menos contar algo diferente e interesante partiendo de esos mismos mimbres.

Con su título Heroes Reborn nos traslada a una de las épocas más oscuras de la editorial, aunque lejos de enfrentar a los héroes más poderosos del universo Marvel con un robot violeta y carmesí nos traslada a un universo en el que Los Vengadores no existieron como grupo y su lugar lo ocupó el Escuadrón Supremo. Hasta aquí todo bien pues las raíces de este singular grupo es tan potente que costaría construir una mala historia con ellos. El problema es que Jason Aaron hace lo posible de lo imposible, construye una trama atropellada que se sostiene únicamente por la inmensa labor de los distintos dibujantes que le acompañan y en buena medida por esos detalles que nos trasladan a batallas o situaciones icónicas anteriores en los que difieren los personajes justamente por esta distopía de que Los Vengadores no se llegaron a reunir. Puede sonar contradictorio decir que esta historia habría mejorado considerablemente con una mayor extensión, algunos pensaréis que para qué alargar esta agonía, pero es que lo cierto es que pasa demasiado de puntillas por momentos relevantes que sin lugar a dudas le habrían dado una mayor epicidad. Y lo peor, es que no creo que Marvel Comics esté muy interesada en dar continuidad a este universo de bolsillo como sí hizo por ejemplo con otras distopías como El viejo Logan con varias miniseries que ampliaron dicha historia.

En fin, que alguien debería decirle a Jason Aaron que a veces es mejor dar un paso a un lado, su etapa en Los Vengadores ha sido tan fallida como decepcionante, más si cabe si tenemos en cuenta la maravillosa labor que viene de realizar en Thor. Esperemos que su próxima versión de una historia icónica del universo Marvel con cierta gigante de jade mejore a Heroes Reborn.

He dicho.

Análisis de novedades (grapas y tomos)

Novedades en Grapa

Capitán América: El Fin

Agradable, esa es la palabra que puede dar una idea de lo que tenemos delante. El legendario escritor y artista Erik Larsen proporciona la historia y el arte de este cómic. Sumado a esto una premisa interesante: Cráneo Rojo ha ganado y el Capitán solo es el parapeto contra el nazismo.

Ya sabemos lo que nos vamos a encontrar. Los detractores que no se molesten. Es Larsen en estado puro. No por ello debemos dejarlo de lado y puedo asegurar que sin duda es una historia correcta e interesante. El creador de Savage Dragon sabe captar la verdadera esencia del Capi y lo hace contra su némesis favorita: Craneo Rojo.

Tenemos delante una historia con un mensaje simple: todo lo malo que ocurre pasa cuando los que pueden impedirlo no lo hacen. En general, con un Larsen que no es el de los noventa, de trazo ya más desganado, sin cualidades de gran guionista que nos ofrece una historia de un fin que podemos dar por bueno.

Leyendas de La Patrulla-X: Especial Chris Claremont

Este especial celebra las cinco décadas de carrera de Chris Claremont en Marvel. El veterano guionista comenzó a trabajar para la Casa de las Ideas como asistente del editor en 1969, aunque su primer guión profesional no llegó hasta 1973. En los años posteriores jugó un papel fundamental en la franquicia mutante, catapultando a la Patrulla-X hasta el estrellato y escribiendo algunas de sus historias más recordadas, como la Saga de Fénix Oscura o Días del Futuro Pasado. Más allá de los mutantes, otros personajes como Carol Danvers le deben mucho al escritor inglés.

En este número, ilustrado por los artistas Brett Booth, Sean Chen y Bill Sienkiewicz, tenemos a Dani Moonstar (Espejismo de los Nuevos Mutantes) como protagonista. Un enfrentamiento psíquico contra el Rey Sombra llevará a la joven mutante a viajar por el espacio y el tiempo, haciendo equipo con diversos personajes que han pasado por las manos de Claremont, como la Capitana Marvel (bajo su antigua identidad de Binaria) o la Mujer Invisible. Se trata de un número entretenido, pero algo insustancial. Sienkiewicz se marca unas páginas espectaculares, pero este es un material dirigido sobre todo a los nostálgicos que echan de menos los buenos viejos tiempos del Patriarca Mutante.

Novedades en Tomo

Hijos del Átomo

Finalmente llega a nuestras manos esta colección. ¿Ha merecido la pena esperar? Bueno, realmente los que estamos agotados de muchas series mutantes, seguimos con la misma sensación. Pero no por ello debemos olvidarnos de un buen trabajo. Es una serie correcta y original por ello es una oportunidad de ver otra visión más de este nuevo mundo mutante.

Escrito por Vita Ayala, ha habido mucho misterio detrás de esta serie. Los integrantes de esta alineación tienen poderes similares a los X-Men y se desconoce el por qué. Esto está muy bien como premisa porque forma parte del misterio. Ayala trae un debate moral a la historia. Con héroes menores de edad «proscritos» y poco preparados, se plantea un nuevo frente moral: ¿existe un imperativo moral para llevarlos a Krakoa para ser entrenados? , ¿hablamos de militarización o de protección de los mismos? Jean, Scott, Ororo y Logan debaten las distintas posiciones sobre qué hacer y qué deben hacer. Es una discusión interesante puesto que además se cuestiona cuál es el papel de Krakoa hacia los nuevos mutantes que no están en la isla. Solo por esto merece la pena esa toma de contacto y leer este tomo.

Puño de Hierro: El corazón del dragón

Danny Rand es un gran personaje. Se trata de una opción muy refrescante para los amantes de las artes marciales. Este tomo tiene como aliciente una gran introducción firmada por Raúl Gutiérrez y una buena historia que nos va a entretener. Los personajes también están maravillosamente escritos y dibujados. El arte de Wachter es más que correcto.

Puño de Hierro: El corazón del dragón es una serie sólida que reúne a muchos personajes en una emocionante historia de acción y aventuras. A muchos lectores y seguidores de Puño de Hierro les vas a chocar el camino que sigue esta miniserie. Solo por eso, y siendo que se sale de lo normal, sin desnaturalizar el concepto, merece la pena acercarse.

La miniserie comienza fuerte con K’un-L’un y las otras ciudades celestiales que regresan a la Tierra después de que matan a sus dragones. Puño de Hierro reúne a un grupo de héroes y finalmente como ruptura y cambio de tercio veremos cómo se convierte en una historia de Okoye. No por ello debemos dejar en la estantería de la tienda esta oportunidad de disfrutar de una aventura, sencilla y entretenida.

Bill Rayos Beta: Estrella argéntea

Un compañero de Zona Negativa que es muy directo siempre comenta que todo lo que se refiera a Bill Rayos Beta hay que leerlo. Tal cual en este caso. Una pequeñita joya que va a pasar desapercibida sino le damos el impulso necesario.

Tenemos un héroe extraño. Es un monstruo y desde los tiempos de Simonson lo disfrutamos muy poquito pero de manera intensa. Es uno de los arquetipos recurrentes de Marvel desde Benjamin Grimm, pero lo que distingue a Bill es su gran nivel de heroísmo. Es uno de los pocos personajes dignos de levantar el martillo de Thor (dejo de lado el tema de Aaron), y es completamente igual a Thor, pero sabe que no es mirado ni apreciado de la misma manera.

Daniel Warren Johnson encaja perfectamente con la historia y el personaje. Wonder Woman: Dead Earth, fue uno de los pelotazos de este año y es una muestra de su buen hacer. No os perdáis su visión de un personaje maravilloso, valiente, poderoso y digno de portar Mjolnir, no como otros…………..

Matanza: Blanco, negro y sangre

¿Por qué debemos leer este tomo? Se trata de un proyecto interesante. Al modo y manera que el que recientemente hemos leído de Lobezno, el simbionte carmesí gozando de una renovada fama, tiene el honor de ser el protagonista de historias donde los claros oscuros juegan una combinación con ese color que identifica al villano: el rojo.

No pensemos que lo que se pretende es alcanzar las cotas de Batman Black and White, pero si es cierto que debemos acudir a este tomo por lo original de su planteamiento. Igualmente, este formato permite a un elenco de artistas de calidad experimentar en historias cortas que son no solo originales sino muy entretenidas.

Marvel Action. Thor & Loki

Al igual que Spiderman y Veneno, Mariko Tamaki, Gurihiru nos ofrecen una gran entrega. Divertida, amena y con altas dósis de aventura.

A nivel gráfico el dibujo es de diez. Los críos y los no tan críos disfrutarán de esta especial relación entre hermanastros que Mariko borda a la perfección con una fresca redacción que hace de la lectura un suspiro.

Insistimos en apostar por colecciones que den cabida a los pequeños de la casa.

Ver a tus hijos sentados en el sofá, junto a tí, leyendo y disfrutando de la lectura para muchos es un placer. Alejados de las nuevas teconologías aunque sea por un rato, supone que este tipo de obras deben estar en nuestras bibliotecas.

Separador Magazine Marvel

El cómic destacado del mes

La Patrulla-X 1, de Gerry Duggan y Pepe Larraz

Gerry Duggan (Merodeadores, Cable)coge el relevo de Jonathan Hickman al frente del título bandera del universo mutante, X-Men, y lo hace acompañado del que podemos catalogar sin rubor como el que es una de las mayores estrellas del panorama americano actual, Pepe Larraz, quien con su estilo que conjuga a la perfección modernidad y clasicismo se ha convertido en el mejor reclamo para lanzarse de cabeza por toda serie en la que participe. Gerry Duggan viene de hacer una magnífica etapa en Merodeadores y un más que interesante reenfoque del joven Nathan Summers en su propia serie regular.

¿Qué podemos esperar de este nuevo equipo creativo al frente de la serie? Pues tras leer la primera entrega (ya disponible en Marvel Unlimited en inglés además de en grapa en su edición de Panini Cómics, a priori una trama más directa, un buen desarrollo de personajes y la inclusión de interesantes elementos futurísticos. De Pepe Larraz cualquier elogio que digamos de su trabajo se queda corto, es increíble como ha tirado abajo todas las puertas y se ha convertido en un moderno John Buscema para el que no se atisban límites, se divierte, se le nota en cada escena y con Marte Gracia (uno de los mejores coloristas de la industrial) forma un tándem único y espectacular.

Respecto al enfoque de esta nueva serie, nos encontramos con que un comando liderado por Cíclope se ha trasladado a vivir cerca de Central Park a una casa del árbol que se han traído desde Krakoa tras verla germinar como un bonsai y hacerla madurar mediante el uso de sus poderes, el resultado final es el sueño de todo niño/adolescente/adulto. El hecho de que siembre raíces en New York es de esperar que lleve a encontrarse con ilustres que suelen dejarse caer por Manhattan, como esa fugaz aparición del periodista Ben Urich, o la mención – que no aparición de Vengadores y 4 Fantásticos -, no faltan amenazas futuristas, algo marca de la casa de esta nueva etapa.

El tiempo será el que dicte sentencia de sí Gerry Duggan es un buen sucesor de Jonathan Hickman, por lo visto en esta primera entrega así lo parece.

No te puedes perder… 100% Marvel HC. Spiderman: La sombra de la araña, de Chip Zdarsky y Pasqual Ferry

Probablemente diréis que el tema relativo a que hubiese pasado si Peter Parker hubiera cedido al simbionte uniéndose a él es un tema ya bastante explotado. Pero soy de la opinión que un tema puede ser revisado por distintos autores dando visiones distintas lo cual enriquece el concepto y por qué no, puede resultar muy atractivo.

Este es el caso que nos ocupa, el último intento de Chip Zdarsky y Pasqual Ferry quedará en nuestro recuerdo, os lo aseguro. Hay dos grandes bazas para asegurar el éxito de esta miniserie. La primera el guionista. Chip Zdarsky insufla vida a cada uno de los personajes. Igualmente consigue a las mil maravillas explorar una historia ya vista, pero explorando las consecuencias de las acciones de Peter mientras el simbionte enloquece arrastrando al anfitrión.

La oscuridad que emana la historia está ahí pero el guion consigue llevarnos a un cierto aire de optimismo a pesar de la fatalidad, la tristeza y la muerte. Realmente Zdarsky tiene cogido el tono a Peter Parker (y a J. Jonah Jameson) como personaje, y eso se nota a la legua.

En segundo lugar, Pasqual Ferry. Muchos lectores crecimos con él. Muchos fans de Marvel disfrutamos de sus lápices, y muchos de nosotros le hemos echado de menos. Todo autor evoluciona, y el dibujante español lo ha hecho. Si bien su trazo ya no es tan suelto como lo ha sido siempre, no por ello ha perdido su calidad y buen hacer. Pascual Ferry sigue en forma y eso es algo que debemos celebrar. Por cierto Pepe Larraz ya nos ha dicho más de una vez que Pascual es parte de su influencia en la maravillosa labor que actualmente desempeña. Os dejo esta pequeñita entrevista.

Spider’s Shadow es un ejemplo de un buen trabajo, de una historia en la cual el equipo creativo ha tenido su tiempo, lo ha cocinado y a fuego lento. Esta miniserie demuestra lo que se puede hacer cuando consigues un equipo creativo que realmente sabe lo que está haciendo.

Quién es quién: Nueva Patrulla-X de Chris Yost y Craig Kyle

El alumnado del Instituto Xavier creció de forma desmesurada durante la etapa de Grant Morrison. Infinidad de jóvenes mutantes llegaron a la escuela para entrenarse en el uso de sus poderes y aspirar a convertirse algún día en auténticos Hombres y Mujeres-X. Tutelados por mutantes de distintas generaciones, surgieron diversos escuadrones inspirados por la historia de la Patrulla-X: el Escuadrón de los Nuevos Mutantes, el Escuadrón de los Infernales, el Escuadrón de los Corsarios… Pero entonces llegó el Día M. La Bruja Escarlata pronunció las infames tres palabras “no más mutantes” y el homo superior se vio empujado hasta casi el borde de la extinción. Sólo unos pocos estudiantes habían conservado sus poderes, la mayoría del Escuadrón de los Infernales. El Escuadrón de los Nuevos Mutantes, al igual que el resto, había sido diezmado. Los escasos estudiantes que seguían siendo mutantes se reunieron entonces en un nuevo grupo: una Nueva Patrulla-X para afrontar el más oscuro de los momentos.

New X-Men

Esta es la premisa de la etapa de Chris Yost y Craig Kyle que ahora recopila Panini en un nuevo volumen; una etapa recordada por el carisma de sus personajes y por sus continuos homenajes a las historias ochenteras de la franquicia mutante. No en vano, los principales antagonistas de esta Nueva Patrulla -X fueron Nimrod, el Centinela cazamutantes surgido de la línea temporal de Días del Futuro Pasado, y el Reverendo William Stryker, enemigo aparecido en las páginas de la clásica novela gráfica Dios Ama, el Hombre Mata. Los dos guionistas, responsables de la creación de X-23 en la serie animada X-Men: Evolution, aprovecharon también para incorporar su contrapartida en los cómics al equipo, contribuyendo así a su creciente popularidad. Veamos quiénes son los personajes protagonistas de esta celebrada etapa, empezando por la propia X-23.

X-23

Laura Kinney (X-23)

Clon de Lobezno creado por un programa secreto que pretendía restaurar los secretos del Programa Arma X. Al resultarles imposible recuperar el cromosoma Y de la muestra original, se optó por desarrollar un clon femenino. X-23 posee el mismo factor curativo y los mismos sentidos animales aumentados que Lobezno, aunque la disposición de sus garras es ligeramente distinta (dos en cada mano y una en cada pie). Tras ser sometida al mismo proceso de infusión de adamantium que Lobezno, fue criada como un arma biológica y programada para matar en respuesta a un “disparador olfativo”. Fue este disparador el que le obligó a matar en contra de su voluntad a la Doctora Sarah Kinney, la científica que usó su propio material genético para crearla y lo más parecido a una madre que había tenido. Tras huir de las instalaciones, Laura pasó una temporada como fugitiva y se trasladó hasta el Distrito Mutante de Nueva York, donde entró en contacto con la Patrulla-X. Esta etapa será de gran importancia en su desarrollo como personaje y no estará exenta de conflicto… e incluso de romance.

Mercurio

Cessily Kincaid (Mercurio)

Estudiante del Escuadrón de los Infernales reunido por Emma Frost, la Reina Blanca. El cuerpo de Cessily está formado por una sustancia biometálica maleable similar al mercurio, lo cual le permite cambiar de forma a voluntad. Nunca estuvo cómoda con su mutación y, de hecho, con la llegada del Día M lamentó no haber estado entre los “afortunados” que perdieron sus poderes. Al haber sido de los pocos estudiantes que seguían disponiendo de ellos, fue seleccionada para formar parte de la Nueva Patrulla-X, grupo en el que dará sus primeros pasos hacia la aceptación de sus poderes… y de sí misma.

Infernal

Julian Keller (Infernal)

El líder del Escuadrón de los Infernales de la Reina Blanca y uno de los estudiantes más odiados del Instituto Xavier por su arrogancia y fanfarronería. Nacido en una familia rica y acostumbrado a ser el “niño mimado”, la aparición de sus poderes mutantes le convirtió en la “oveja negra”. Su posterior resentimiento fue la base sobre la que se construyó su personalidad altanera y arrogante. Lo cierto es que Julian tenía motivos de sobra para presumir: pronto aprendió a utilizar su telekinesis de forma avanzada, generando estallidos de fuerza, escudos defensivos o plataformas para desplazarse en el aire. Pese a ser un estudiante problemático, estaba claro que era uno de los más poderosos de su promoción. No obstante, el Día M le trajo un desafío para el que quizá no estaba a la altura: lidiar con X-23.

Elixir

Joshua “Josh” Foley (Elixir)

Originalmente un miembro de los Cosechadores de Donald Pierce, antiguo integrante del Club Fuego Infernal y enemigo de la Patrulla-X, el primer encuentro entre Josh y los Hombres-X fue como enemigos. Sin embargo, poco después de descubrir su mutación acabó entrando en el Instituto Xavier y formando parte del Escuadrón de los Nuevos Mutantes. Elixir es un mutante de nivel omega y uno de los sanadores más poderosos que existen, pero sus poderes biokinéticos también tienen una faceta capaz de hacer daño e incluso matar. Obtuvo su característica piel dorada al utilizar sus poderes para sanarse a sí mismo, pero cuando usa sus poderes para dañar a otros su piel se vuelve negra. Esta dualidad en su mutación es uno de los aspectos que se exploran en esta etapa, en la que Elixir se verá obligado a utilizar sus poderes en ambos sentidos.

Arena

Sooraya Qadir (Arena)

Mutante nacida en Afganistán que fue vendida como esclava siendo poco más que una niña. Fue rescatada por Lobezno poco después de que sus poderes mutantes despertaran, haciendo que adoptase involuntariamente su forma de arena y se convirtiese en una tormenta que le arrancó la piel a sus captores hasta dejarlos sin vida. Sooraya es una devota musulmana suní y viste siempre de la forma tradicional: aunque los cómics se refieren con frecuencia a su atuendo como burka, en realidad se trata de un abaya con un velo niqab. Tras su llegada a Estados Unidos tuvo bastantes dificultades para adaptarse al Instituto Xavier y, tras una infructuosa temporada compartiendo habitación con Tensión del Escuadrón de los Nuevos Mutantes, acabó ingresando en el Escuadrón de los Infernales. Con la reestructuración del grupo, la nueva compañera de habitación de Sooraya será nada menos que X-23.

Alud

Santo Vaccarro (Alud)

El fortachón del Escuadrón de los Infernales posee un cuerpo formado totalmente por granito inorgánico. De hecho, el poder de Santo va más allá de la fuerza y la resistencia: Alud es una entidad psíquica geokinética que puede recrear su cuerpo de granito una vez ha sido destruido o también reformarlo usando otro tipo de piedra, cambiando así de forma y de volumen. Al principio, Santo no disponía de la imaginación y el entrenamiento necesarios para explorar toda la extensión de sus poderes, pero ese es uno de los aspectos que se abordan en esta etapa. Si bien al principio parece un personaje poco inteligente y un tanto soez, ganará muchos puntos gracias a su amistad con otro de los estudiantes: Camaleón, con quien formará un inseparable dúo durante los años posteriores. El nacimiento de ese dúo se encuentra precisamente en las páginas de esta serie.

Tensión

Nori Ashida (Tensión)

Esta joven mutante originaria de Tokio huyó de su casa familiar y viajó hasta Estados Unidos cuando se manifestaron sus poderes eléctricos por primera vez. Incapaz de controlarlos y temiendo por la seguridad de los que se acercasen a ella, acabó viviendo en la calle y tomando drogas para mantener a raya sus descargas. Los miembros de la segunda generación de Nuevos Mutantes la encontraron poco después y la invitaron al Instituto Xavier, donde recibió los guanteletes diseñados por Forja que le permiten regular sus poderes. Noriko absorbe electricidad constantemente y tiene la capacidad de canalizarla en forma de estallidos puntuales de energía o utilizarla para acelerar su propio cuerpo hasta alcanzar supervelocidad. No obstante, para hacerlo de forma controlada debe llevar los guanteletes en todo momento. Ella es la única integrante del Escuadrón de los Nuevos Mutantes que ha conservado sus poderes y se verá obligada a compartir equipo con sus rivales de los Infernales. No es necesario decirlo, pero está claro que esta situación hará que salten chispas.

Hablemos de clásicos

Toca un mes de gran cantidad de ediciones que contienen material clásico de calidad. Asusta mucho ver el catálogo puesto que son numerosas entregas y precios que siendo ajustados hacen que el mes pueda hacerse duro.

Llegados a este extremo, ¿qué vamos a hacer si resulta que empieza el Hulk de Peter David?. Lógicamente comprarlo. El problema no es ese, sino que tenemos la continuación de los Nuevos Mutantes, que cierra un ciclo importante y encima complementamos con Angeles Caídos. Nuestros ahorrillos se van a ir al traste, pero no desesperéis porque es un mes propicio a editar mucho de cara a Navidades.

Nuestro consejo es reservar y gestionar. Es decir, aprovechemos diciembre que es más light y repartamos las entregas para poder adquirir todo sin pedir una hipoteca. No olvidemos que encima tenemos el Thor de Jurgens (una joya) y las Secret Wars II.

La verdad es que cuando escucho a los seguidores de DC Comics y se quejan de la política de clásicos de otras editoriales los miro y pienso: «huid insensatos».

La década de 1980 fue una época dorada para la Patrulla-X. Entre Chris Claremont y Louise Simonson, la franquicia mutante navegó viento en popa durante muchos años. Uncanny X-Men, New Mutants, X-Factor y Excalibur eran tan populares que vendían solo por inercia. A fecha de hoy siguen siendo clásicos que hacen las delicias de viejos y nuevos lectores.

Vamos avanzando en la historia de los mutantes y entramos de lleno en la Masacre Mutante de la mano de los Nuevos Mutantes. Esta entrega supone el adiós de papa Claremont de los que habían sido la nueva generación. Nuestros jovencitos van a madurar a fuerza de dolor y momentos complicados que dejarán cicatrices en su ingenua mentalidad.

Los números que conforman este pedazo de volumen no son la crem de la crem, pero son imprescindibles para entender en lo que después se convertirán unos años después con la llegada de Cable. Igualmente, si somos de los que vamos atesorando los Marvel Gold de lo que antaño comprábamos o nos dejaban en formato grapa, es un imprescindible toda vez que la publicacion sigue un hilo conductor perfectamente ordenado.

Cuando muchos de los que aún seguimos enganchados a la franquicia mutante tuvimos entre manos esa joyita que son Las Guerras Asgardianas, quedamos impactados por el trabajo de un jovencito Arthur Adams que nos regaló un trabajo alucinante. No solo este evento supone un reclamo sino la nueva situación en la que se verán inmersos los jovenes mutantes siendo Magneto su nuevo tutor, todo ello tras los sucesos que se desarrollaron en la Patrulla-X con la marcha de Xavier al imperio Shi´Ar para curarse. Charles Xavier le pide a Magneto tomar las riendas de su escuela y los X-Men, y le dice que de hacerlo así, compensaría suficientemente sus crímenes pasados. Magneto accede y veremos las consecuencias de su manera de educar en los jovencitos mutantes.

Otro de los cómics que Panini nos trae en este noviembre cargado de clásicos es una pequeña rareza que no se reeditaba en castellano desde 1991. Ángeles caídos es una serie de 8 capítulos centrada en las peripecias de un grupo de adolescentes mutantes viviendo como fugitivos en los bajos fondos de Nueva York.

Publicada originalmente en 1987, tras lo acontecido en la Masacre Mutante, la historia se centra en Mancha Solar hiriendo accidentalmente a Bola de Cañón y, a consecuencia de ello, abandonando los Nuevos Mutantes, acompañado por Warlock. Ya en Nueva York, ambos se integrarán en un extraño grupo de chavales con poderes que incluyen a Madrox, Siryn o Bum Bum, todos ellos supuestamente a las órdenes del Desvanecedor.

La serie fue creación de Mary-Jo Duffy y Kerry Gammill (quien dibujará solo la mitad de los números finalmente) y es un antepasado muy ochentero de series más modernas como Runaways, con sus adolescentes constantemente enfrentados unos a otros y muchas reflexiones acerca de la independencia y la madurez (o falta de ellas). Teniendo en cuenta que, en la época, ya se publicaba Los Nuevos Mutantes, Ángeles Caídos es un intento de darle una vuelta de tuerca al concepto de héroe adolescente que no terminó de cuajar. El tomo se deja leer y llama la atención por algunas decisiones creativas realmente bizarras como incluir en la alineación, brevemente, al Dinosaurio Diabólico o hacer que todo el grupo acabe cautivo y tenga que ser rescatado por… una langosta.

Lejos de ser una joya oculta, Ángeles caídos sí que es una pequeña rareza de su tiempo. Extraña y fallida pero también estimulante y, si bien algunos de sus personajes pasaron casi inmediatamente al olvido, otros estaban llamados a tener un mayor protagonismo en Factor X o X-Force. Los fans mutantes encontrarán más de un aliciente para echarle un vistazo al tomo.

Dos años y medio después de su lanzamiento, la colección de tomos dedicada a la reedición de Conan el Filatélico llega a su quinta entrega, en la que se reeditan los números que vieron la luz durante la primera parte de la década de los ochenta del siglo pasado.

Lo primero que llama la atención de este tomo es que, después de diez años, Roy Thomas deja los trastos de escritura y los cede a otros guionistas. Próxima está ya su ruptura con la casa de las ideas -por obra y gracia ¡cómo no! de una trifulca con Jim Shooter- pero lo cierto es que ya ha empezado a mostrar signos de agotamiento. La conclusión de la saga de Conan y Bêlit ha sido el pináculo de unos trabajos en los que el escritor ha explotado con notable éxito el puñado de relatos firmados por Robert E. Howard. Junto a Barry Smith, primero y luego acompañado por John Buscema, ha convertido al adusto cimmerio en uno de los personajes más populares de Marvel. En su lugar, tenemos a varios nombres ilustres de la industria en esos años, aunque, ciertamente, de desiguales carreras: J. M. DeMatteis, Jim Owsley, Jo Duffy, Alan Zelenetz, Larry Hama o Len Wein firman algunas de las historias. En la parte gráfica seguimos contando con los poderosos lápices del gran John, pero, junto a él aparecen ilustradores de la talle de Gil Kane, Ernie Chan, Alfredo Alcalá o un novato Marc Silvestri..

El tomo cuenta, además, con el aliciente de la reedición de la novela gráfica Conan de las Islas, publicada por Forum un cuarto de siglo atrás y con la curiosidad de ver un enfrentamiento entre el guerrero cimmerio y un joven Thor. Café para cafeteros barbáricos.


Uno de los platos fuertes de este mes es, sin ningún género de dudas, el primero de los tomos que recopilatorios de la larga etapa en la que Peter David contó las aventuras del increíble Hulk y llevo a un personaje que se consideraba agotado por nuevos e interesantes derroteros. Durante diez años, el guionista convirtió a la Masa en el protagonista de una colección que se cuenta entre lo mejorcito de una década tan infame como los noventa del siglo pasado. Como en otros muchos casos, el escritor se encontró con la plena libertad que otorgaba el apuro de la situación y, como en otros pocos, logró convertirla en punto de interés para una parroquia lectora que veía cómo las principales franquicias de la casa de las ideas iban a la deriva, cual barca de Remedios Amaya.

Este primer tomo enlaza la re-edición de la primera -y breve- incursión de John Byrne, presentándonos en primer lugar, la aportación que Al Milgrom -notable editor, sobresaliente entintador, aceptable guionista y espantoso dibujante- diera para salvar los muebles, tras la espantada de «Pataletas» Byrne, camino de DC. Don Allen se encarga de continuar unas tramas en las que Hulk y Bruce Banner están separados y éste intenta dar caza a su antiguo alter-ego, comandando a los Hulkbusters. Este equipo -cuyo logo recuerda al de cierta película estrenada allá por 1984 y de la que pronto tendremos secuela-. En un par de números, Milgrom se encargará de revertir la situación, haciendo los que, en mi opinión, son algunos de sus mejores números como autor completo, con una espectacular batalla entre Hulk y los Vengadores de ambas costas. Tras un emotivo y emocionante número en el que hace su aparición la Visión -desde la vapuleada maxiserie que co-protagonizaba junto a la Bruja Escarlata- nos trae de vuelta al Hulk gris, más achaparrado, menos poderoso y más astuto. Es aquí donde maese David toma el relevo y, tras deshacerse de algunas de las aportaciones de micer Milgrom, empieza a contar sus propias historias.

Aquí vamos a encontrar toda la etapa en la que David compartió los bártulos creativos con Todd McFarlane, en los días en los que el canadiense empezaba a despuntar y antes de que explotara plenamente su inimitable estilo en las páginas de las colecciones arácnidas. Juntos embarcan a Banner-Hulk en una historia de carretera en la que, acompañado(s) por Rick Jones y el agente de SHIELD Clay Quartermain, intentarán encontrar un depósito de bombas gamma que el gobierno estadounidense ha tenido oculto desde el nacimiento de la Masa. En el camino, el guionista irá sentando las bases de su primer Hulk, redefiniendo sus relaciones con una selección de sus antiguos amigos, aliados y oponentes, para que todo termine en un estallido de gloria que, hay que advertirlo, no será el último.

En 1998, la primera oleada de títulos de Heroes Return había sido un auténtico éxito de crítica y público, especialmente Los Vengadores de Kurt Busiek y George Perez; y el Capitán América de Mark Waid y Ron Garney. Los relanzamientos de Los 4 Fantásticos e Iron Man también habían funcionado bien y aún así los aficionados esperaban otro número 1 para dar por finalizado el regreso de la plana mayor de los Vengadores al Universo Marvel tradicional. Faltaba, claro, Thor.

Heroes Return. Thor 1 recopila los primeros 12 números del segundo volumen de la colección del Dios del Trueno, lanzada en 1998. Los encargados de devolver a Thor a la primera línea serían el guionista Dan Jurgens y el dibujante John Romita Jr. Jurgens siempre ha sido asociado con un estilo superheroico muy clásico y en este su primer año escribiendo las aventuras del hijo de Odin, podemos constatar de primera mano esa característica tan definitoria. Por su parte, Romita, que compaginaba su trabajo aquí con Peter Parker: Spiderman (cuyo pequeño cruce se incluye en el tomo), se muestra como un dibujante perfecto para los escenarios Kirbyescos planteados por Jurgens. Romita está, en estos números, espectacular; un dibujante nacido para dibujar a Thor.

La etapa de Jurgens fue muy criticada en su momento por no alcanzar las cotas de calidad del resto de colecciones vengadoras pertenecientes a Heroes Return. Estamos hablando de relatos un tanto simplones, con mucha acción y gran cantidad de invitados especiales (Spiderman, el resto de Vengadores, Namor, entre otros). Jurgens plantea un misterio al inicio de la colección, el destino de los desaparecidos dioses de Asgard, y se toma su tiempo para ir resolviéndolo. Y es cierto que los Dioses Oscuros que se saca de la manga pueden llegar a ser unos villanos un tanto irritantes y engolados. Pero sería un error menospreciar estos cómics. No solo porque estamos hablando de un entretenimiento palomitero de primer orden. La etapa de Jurgens a los mandos de Thor se extendió 80 números y fue ganando progresivamente en calidad, acompañado siempre de excelentes dibujantes como Andy Kubert, Stuart Immonen o el mismo Romita. Si bien no es errado afirmar que rehizo historias de la época Simonson (Malekith y el Cofre de los Antiguos Inviernos), expandió la mitología del personaje convirtiéndole de forma más o menos continuada en el Rey de Asgard y desarrollando ideas que serían fundamentales para, por ejemplo, la etapa de Jason Aaron en el personaje.

Este primer tomo, porque esperamos que haya más, cubre una tercera parte del primer Omnibus USA (#1-35) y es la primera vez que Panini edita estos cómics en formato no jibarizado. En 2012, la editorial comenzó a publicar esta etapa en la Colección Extra Superhéroes y recibimos con los brazos abiertos esta reedición en tapa dura.


En este caso no estamos hablando de una novedad propiamente dicha sino de una reedición. Panini reimprime el primero de los dos tomos que publicó en 2014 centrados en el cross-over Secret Wars II, publicados originalmente en 1985.

Seamos sinceros. Secret Wars II no será recordado como uno de los mejores cross-over de Marvel ni siquiera como una historia particularmente coherente pero lo que no se le puede negar a SWII es su función como cápsula del tiempo. Me explico. El origen de esta macrosaga es, por supuesto, el éxito de las Secret Wars originales. Se vendieron muchos tebeos y muchos más muñequitos articulados. Y, por supuesto, el Editor en Jefe de Marvel en aquel momento, Jim Shooter quería hacer una secuela. Una continuación más ambiciosa todavía que el original. Es innegable que SWII es ambiciosa. Estamos hablando de una historia que se extiende por todo el Universo Marvel a través de 45 números (9 de la colección principal + 36 cruces o lo que ahora llamaríamos tie-ins) y en el que participan casi TODOS los personajes de la editorial en aquel momento, incluyendo algunos, como Rom, que hoy en día siguen siendo recordados con nostalgia por los más veteranos.

SWII es la historia de cómo el Todopoderoso, tras los acontecimientos de la primera Guerra Secreta, viaja a la Tierra para, bueno, aparentemente para conocer y aprender de la raza humana. Hablamos de un esquema que en inglés se conoce como “Born Yesterday” en el que el relato se centra en el proceso de aprendizaje de un personaje que, como Adán y Eva, acaba de salir del paraíso y desconoce absolutamente todo del mundo “real”. Y ahí está la gracia del cross-over, ver cómo este ser con el poder de un Dios, se mueve entre personas normales y unos cuantos superheroes, comportándose como un niño con zapatos nuevos.

La serie principal es como montarse en una montaña rusa. Cada número está repleto de cosas, pasan tantas cosas que a veces es complicado recordar todo lo que el Todopoderoso va haciendo. Hay aventura, romance y mucha acción. Y permite dar una vuelta por un momento congelado en el tiempo, la Marvel de los 80. Los cruces son totalmente prescindibles (salvo en un par de casos) para seguir la historia principal. Pocos de los cambios provocados por el Todopoderoso tendrán repercusiones -matar a los Nuevos Mutantes o los Nuevos Defensores- pero ciertos guionistas sí sabrán sacar jugo a las infinitas posibilidades del personaje -el edificio convertido en oro en las series de Spiderman o el cruce entre Hulk y Alpha Flight-. SW II es a menudo ridículo como cuando Peter Parker le enseña al Todopoderoso a utilizar un retrete, y nada que tenga por dibujante a Al Milgrom puede ser considerado un clásico… pero SW II es también historia del Marvel.

A lo largo de los años, muchos escritores han pasado por las páginas de Daredevil. Si bien Frank Miller es el autor que automáticamente es asociado con el Diablo de la Cocina del Infierno. Tras el paso del peculiar artista por la colección, volvió años después con siete números en 1986. Esos números hicieron historia. Se trata de la última historia de Daredevil, llevando a Matt Murdock al infierno y de regreso. Bien podría incluso haber sido el punto y final de la colección; un final redondo con una historia perfecta.

El regreso de Miller fue muy esperado y su unión con el artista David Mazzucchelli no decepcionó. No era de extrañar que volvieran a trabajar juntos un año después, en Batman: Año Uno, volviendo a hacer historia. Born Again es una historia de redención con Murdock perdiéndolo todo antes de regresar, renaciendo como un protector de la Cocina del Infierno, pero también es una historia de traición, amor y perdón.

Lo que nos cuenta es un camino, un lento camino hacia la redención. No hay una solución rápida y, a medida que se desarrolla la historia las cosas van de mal en peor creando un clima de agobio que se siente como si fuésemos los que lo viven en sus carnes.

El implacable impulso de Kingpin para destruir a su antiguo enemigo se muestra en todo su esplendor, y su venganza no tiene límites convirtiendo a Wilson Fisk en el enemigo que se merecía, no Daredevil, sino Matt Murdock.

Finalmente, los fantásticos lápices del Sr. Mazzuchelli. El dibujante, siente a los personajes y sabe exactamente cómo retratar lo que Miller se esforzaba por transmitir. En definitiva, todo funciona a las mil maravillas en una obra que para el que no la haya disfrutado es el momento.

Otras reediciones

Marvel Must-Have. Los Nuevos Vengadores 3

En formato Marvel Must-Have tenemos dosis de Vengadores de Bendis. Mucho se ha hablado de esta etapa, y aquí no vamos a liarnos a debatir si es o no la mejor de toda la historia de los Héroes más poderosos de la Tierra. Lo que si es cierto es que el formato es muy bueno en calidad precio. Se reedita una etapa entretenida con altas dosis de aventura, espionajes y ya en los momentos en los que se desenvuelve la trama, cierto toque oscuro y conspiratorio que hace ver esta franquicia desde otro ángulo. Ronin y Spiderwoman marcaran fuerte el tono que seguirá a la colección hasta Invasión secreta, pasando por Asedio y la Edad Heroica.

Marvel Must-Have. La muerte del Capitán América

Mike Perkins, Ed Brubaker, Steve Epting. Tres grandes. Tres maestros. Esta nueva edición tan económica es una maravilla. Contiene el número más impactante de la primera década de los 2.000. Los lectores nos quedamos muertos literalmente. El trabajo de los tres autores era un perfecto trabajo que encajó a las mil maravillas llegando a emocionarnos por partes iguales. La historia de Brubaker comenzaba a ascender hacia un perfecto climax que dejaría en nuestros recuerdos una etapa mítica y perfecta.

La continuación del mítico número 25 siguió manteniendo la tensión y el interés hacía caminos que por esa época se tornaban desconocidos y por qué no deseados por algunos veteranos.

Grandes Tesoros Marvel. Estela Plateada: Réquiem

Requiem es una historia fuera de continuidad que cuenta la muerte de Estela Plateda. Se trata realmente de uns pseudo meditación sobre la pérdida, el arrepentimiento y el proceso de duelo. Este punto de vista es atractivo per se y el equipo artístico llama poderosamente la atención, sin que podamos decir que deslumbra pero tampoc defrauda.

Hay algunos pasajes bellamente escritos y un mensaje positivo acerca de vivir la vida al máximo, pero confunde Straczynski al escribir una sitoria de tristeza con alto componente épico. Esta mezcolanza es un extraño aliciente para su lectura.

Una bonita historia en un formato de calidad.

Marvel Young Adults. Spider-Gwen 2

La línea Marvel Young Adults ha sido otro acierto, aunque de momento no vemos el impulso necesario que debiere. Lo cierto es que este mes tenemos una buena ración de cómics en este formato. Al igual que lo dicho con Ms. Marvel, nuestra adorada Gwen se marca una etapa de lujo en este formato que merece y mucho la pena. Historias digeribles, aventuras muy bien llevadas y una vida de adolescente que hace las delicias del lector. El dibujo es muy bueno, por lo visual y potente que es, convirtiendo a Spider-Gwen en un superhéroe que realmente se mueve entre viñetas.

Si en su momento no pudimos hacernos con esta serie es la oportunidad que no debemos dejar perder, un buen precio y un gran comic. Además estamos delante de un personaje potente, lleno de posibilidades y que tendrá un gran futuro dentro de la familia arácnida.

Marvel Young Adults. Ojo de Halcón 2

El formato Young Adults nos permite en un formato muy económico ir adquiriendo series de gran interés. Este tomo viene como anillo al dedo puesto que en este próximo mes de noviembre se estrena la nueva serie de Disney + cuyos protagonistas son Ojo de Halcón y su hija.

Kelly Thompson consigue una de las mejores series del momento. Si bien Matt Fraction anotó un gol, la guionista consigue con esta serie un trabajo admirable. La guionista abordó la monumental tarea de dar seguimiento a la creación de Fraction, o sea, que delante tenía una tarea titánica. Para crédito de Thompson hace un trabajo maravilloso centrado en Kate dignificando la figura de Ojo de Halcón en clave femenina.

Dicho esto, este volumen es bastante divertido. Tenemos a Kate y Clint formando equipo. Muchos momentos divertidos, y un ritmo a nivel argumento y trama muy bien hecho. Una compra necesaria y muy recomednable.

Eternos: Sólo la muerte es eterna. Edición de Lujo

Kieron Gillen suele dar en el clavo casi siempre. Calidad en la trama y en las interacciones de sus personajes. Kieron Gillen destaca cuando coge lo que todo el mundo da por sentado y lo pone patas arriba. Aquí con los Eternos tiene un campo perfecto para sembrar el caos.

Con un gran misterio los Eternos se reintroducen y son remodelados de tal forma que para los que los desconozcan y se acerquen a esta edición a raíz de la película puedan disfrutarlo.

La parte gráfica es fabulosa, aunque Esad Ribic ha estado más acertado otras veces. Los seis primeros números son dibujados por este genial autor en su totalidad.

En definitiva, una franquicia complicada en buenas manos y que permite a Kieron Guillen disfrutar en su elemento.

Marvel Must-Have. Marvels

¿Qué podemos decir de Marvels? La verdad es que está todo dicho. Ahora toca gritar a los cuatro vientos que es el momento de subirse al barco de una obra maravillosa que ha cosechado críticas muy favorables y que desde luego es una obra imprescindible.

Kurt Busiek con el arte en mayúsculas de Alex Ross nos dejó ya hace casi treinta años un pedacito de cielo para los lectores del Universo Marvel. Hoy en día poca gente lo desconoce, pero para aquellos que se hayan subido recientemente a este mundillo es el momento, id a la tienda, comprad esta económica edición y con calma saboread una obra maestra.

Marvel Omnibus. Hellstorm de Warren Ellis

Sorprendente elección por parte de Panini Comics. El corazón de este ómnibus son los diez números de Hellstorm de Warren Ellis. Dicho esto, no nos sorprenda ver una trama descuidada y que apenas cierra líneas argumentales en su número de cierre, puesto que estamos en los inicios del guionista.

A pesar de ello, y sin que sepamos de que trata Hellstorm de Ellis, es un cómic entretenido y divertido. Veremos al personaje actuando ocasionalmente como un solucionador de problemas sobrenaturales al estilo de John Constantine, pero eso se mezcla intrigantemente con su papel de príncipe del infierno.

En líneas generales, una serie que rompe con la tónica que suponía Marvel en 1993. En cuanto a la miniserie de Druida que contiene el ómnibus, solo advertir que se trata de una historia confusa pero que en cierta medida es de interés para los seguidores de las artes oscuras. Y ahora diréis, pero vamos a ver si es un omnibus de Hellstorm, ¿qué hace aquí esta miniserie? Sencillamente porque el príncipe del infierno aparece con un papel fundamental en la historia y además el final y destino del Dr. Druida se juega en estas páginas.

Marvel Omnibus. Ms. Marvel 3

Una de las cosas que más nos gustaba a los abuelos del mundo del cómic era identificarnos con un adolescente o joven héroes. Hoy en día ese legado sigue en otras series que no debemos dejar olvidadas. Ms. Marvel es una colección que incluso supera a la que tiene como protagonista a Carol Danvers. Con cada entrega la colección mejora ostensiblemente. Historias brillantes que no solo son increíbles en términos de acción de superhéroes y cómics de aventuras, sino que también son divertidas, emotivas, tratan de manera indirecta temas importantes de nuestra sociedad actual.

Kamala es un modelo a seguir para los jóvenes de hoy en día. Es una persona de buen corazón con mucha responsabilidad, pero también es solo una adolescente, pasando las dificultades de la vida: amistades, amor, presión escolar, relaciones familiares. Comete errores e incluso toma decisiones incorrectas , pero todo esto es parte del crecimiento. ¿Os suena ésto? Pues cómo no, es nuestro Peter Parker del milenio.

Takeshi Miyazawa, quien toma las riendas de Adrian Alphona, dibuja la historia principal mientras Alphona trata con flashbacks del tiempo de los padres de Kamala en su país de origen. Un tema muy interesante, por cierto. En definitiva hacen un gran equipo y es una pena que esta serie pase inadvertida para los lectores Marvel.

Marvel Now! Deluxe. Thor de Jason Aaron 5

Heroes Reborn. Vengadores. Star Wars. Las últimas obras de Jason Aaron hace que parezca imposible reconocer al que fuera el autor de Scalped, Paletos Cabrones y… Thor. Sí, Thor. Un Dios/Diosa del Trueno al que hizo más grande que en muchos años, firmando la que quizás sea la mejor etapa del personaje en lo que llevamos de Siglo.

En este tomo, el tercero ya de la etapa, Jane Foster sigue en el papel de Diosa del Trueno, mientras que por otro lado Odinson intenta recuperar su dignidad perdida, buscando el martillo Mjorlnir del extinto Universo Ultimate.

Una idea que puede parecer extremadamente loca y sin sentido pero que en manos de Aaron se convierte en magia pura. Un recuerdo reciente de que el escritor puede hacer las cosas bien, si se encuentra cómodo en las series que escribe.

Marvel Now! Deluxe. Capitán América de Nick Spencer 3

Tres. Tres tomos hemos tenido este año de la etapa más reciente del Capitán América salvando la actual. Y no es cualquier etapa, si no la de Nick Spencer, quien puede que no nos guste mucho en Spiderman (seamos serios, no nos gusta nada) pero que con el Centinela de la Libertad vaya que si supo hacer bien las cosas.

Una etapa en la que la política actual estadounidense, con un Steve Rogers Trumpista y un Sam Wilson en el lado opuesto del espectro ideológico que deja Civil War a nivel de conflicto entre amigos en pañales. Lo cual, siendo sinceros, tampoco es que fuera muy difícil.

En este tercer tomo el camino a Imperio Secreto se estrecha aún más, con las alianzas e intenciones de cada personaje claras y puestas en posición. Se avecina una lucha en Marvel, una lucha por la libertad.

Sepadarador Magazine Marvel

Aquellas maravillosas novedades

Es hora de cerrar otro de nuestros magazines mensuales y ya sabes lo que eso significa. ¿El momento de hacer una sesuda valoración sobre lo que aportan las novedades de este mes de noviembre al panorama general marvelita? ¿Una reflexión sobre los vaivenes de la industria en estos tiempos de polémicas tuiteras y escasez de papel? ¡No! ¡Es la hora de coger nuestra máquina del tiempo para repasar tebeos viejunos y hacer chistes malos! Vamos a viajar…

… un año atrás: En noviembre de 2020 comenzó la serie de Factor-X, en la que nuestro David Baldeón tuvo ocasión de lucirse dibujando al equipo de investigadores más queer de Krakoa. Hoy, un año después, la serie ya está cerrada. Ah, qué tiempos aquellos en los que las buenas series duraban más de un año sin ser canceladas, relanzadas o reseteadas. ¿Cuándo fue la última vez que viste un número cincuenta y tantos en el kiosco? ¿Y cuándo fue la última vez que viste un número ciento y pico en el kiosco? Es más, ¿cuándo fue la última vez que viste un kiosco que vendiese tebeos? ¿Acaso siguen existiendo? En fin, tiene guasa que esta triste sección de nuestro magazine haya durado más que el último volumen de un título tan señero como Factor-X… aunque mejor no lo decimos muy alto, no vaya a ser que el mes que viene nos cancelen a nosotros.

… cinco años atrás: En noviembre de 2016, la serie antológica X-Men Presenta, en la que se recopilaba toda la morralla mutante que no tenía cabida en ninguna cabecera seria, nos ofreció una miniserie titulada El peor Hombre-X del mundo. No estuvo mal, aunque, pese a tratar como indicaba el título sobre el peor Hombre-X del mundo, estaba protagonizada por un chaval pelirrojo llamado Bailey Hoskins en lugar de por Oruga… o por el Mímico… o por Stacy-X… o por ese otro chaval cuyo único poder era hacer que su piel fuese transparente… o por ese otro tipo… ¿Cómo se llamaba? Aquel que suplantó a Xavier durante un par de números antes de morir y que nunca ha vuelto a tener relevancia más allá de la serie animada noventera. La verdad es que hemos tenido tantos Hombres y Mujeres-X dignos de ser los peores del mundo que podríamos reunirlos en su propio equipo: la Penosa Patrulla-X. ¡La única Patrulla-X en la que nosotros tendíamos posibilidades de entrar!

… diez años atrás: En noviembre de 2011, Brian Michael Bendis y John Romita Jr. continuaban con su labor de destroz… ejem, de “revitalizar” a los Vengadores. Hoy nos gusta reírnos de los Vengadores de Jason Aaron, pero lo cierto es que sus números parecen estar escritos por el mismísimo Shakespeare en comparación con esta saga en la que el Encapuchado se hacía con las Gemas del Infinito. ¡El Encapuchado, nada menos! No Thanos o Adam Warlock, no. El dichoso Encapuchado, el villano cuyo poder consistía en… bueno, en llevar una capucha. Una capucha… demoníaca. Sí, sí, una prenda de ropa demoníaca fue suficiente como para que llegase a empuñar el Guantelete del Infinito. Nosotros tenemos un par de calzoncillos tirados debajo de la cama que huelen como mil demonios. Según el criterio de Bendis, si nos los ponemos también seríamos dignos de reclamar las Gemas, ¿no?

… veinte años atrás: En noviembre de 2001, Forum recuperó Elektra asesina, el clásico de Frank Miller y Bill Sienkiewicz, que había sido editado por primera vez en cuatro prestigios allá por 1990. Elektra asesina es uno de esos tebeos que, lo leas cuando lo leas, seguramente seas demasiado joven como para entenderlo. ¡Y buena suerte si quieres hacerlo encajar en la continuidad! Obviamente, el hecho de que Elektra estuviese muerta no impidió a Miller utilizarla como protagonista en esta sátira de… de… ¿de qué exactamente? ¿De la Guerra Fría? ¿De Ronald Reagan? ¿De Richard Nixon? ¿De los republicanos? ¿De Estados Unidos en general? En su día fue el tebeo más rompedor de Marvel, repleto de sórdidos laboratorios, ninjas sobrenaturales, cyborgs con complejo de John Wayne y sonrientes presidentes fascistas. Nosotros lo leímos por primera vez en esta edición de Forum y, en efecto, éramos demasiado jóvenes para entenderlo. Entonces aún creíamos que Miller era de izquierdas. Je, je, qué ilusos. Incluso hoy nos cuesta un poco entenderlo, pero eso es porque nunca fuimos los más brillantes de la plantilla de Zona Negativa. ¡Si lo fuésemos no estaríamos haciendo esta sección!

Aquellas maravillosas novedades Magazine Marvel España noviembre 2021

Artículo anteriorRonda de noticias DC USA – Especial de los enemigos de Gotham, homenaje a John Paul Leon, Aquamen, Batgirls… (Actualizado)
Artículo siguienteReseñas DC USA – Dark Knights of Steel #1
Naci un día caluroso de agosto de 1979, Sauron ya había sido destruido tiempo atrás, y la magia había desaparecido progresivamente de nuestro mundo......, pero estudiando pergaminos y libros ocultos, que me hicieron perder puntos de cordura, encontré esa magia en los comics, o "tebeos" como los han llamado toda la vida mis padres. Desde ese momento, hace casi 30 años, nunca me han dejado solo, y han estado en mi vida, en lo bueno y en lo malo, dándome esa magia que nos hace falta para afrontar la vida. Comics, rol, miniaturas,,,,en fin, una amalgama de hobbies que hacen que este abogado y profesor universitario, disfrute de grandes momentos con grandes amigos, mi "tribu", y junto con este equipazo que conforma ZN. A vuestra disposición para lo que se tercie.
Logroño, 1988. Las series de dibujos animados de Spiderman y de La Patrulla X de los 90 me enseñaron a amar a los personajes de cómic. Ultimate Spiderman de Bendis me dio a conocer el mundo del cómic de superhéroes propiamente dicho. A partir de ahí todo fue rodado: Frank Miller, Alan Moore, Mark Millar, Garth Ennis... mi amor por el cómic nunca paró ni de crecer ni de enriquecerme. Colaborar en Zona Negativa es devolverle al noveno arte tan sólo una minúscula parte de lo que me ha dado a mí.
Naci en Sabadell (Barcelona) en 1978 aunque siempre he vivido en Barbera del Vallés. Mi afición por los cómics de superhéroes se comenzó a gestar en el momento en que mi profesor de EGB, Joan, me dejó algunos números de Clásicos Marvel que contenían las historias: La muerte del Capitán Stacy, La muerte de Gwen Stacy y La última cacería de Kraven. Desde ese momento me convertí en fan absoluto de Spiderman y por extensión de Marvel Comics. Con el paso de los años aprendí a paladear el buen cómic sea cual sea la editorial, el personaje o autor. En 1999 fundé Zona Negativa como el rincón donde hablar de aquello que me apasionaba, el resto es historia.
Psicólogo nacido en Murcia en 1984. Lector de todo tipo de tebeos desde niño, pero sobre todo de Marvel. Interesado en la forma en la que el cómic refleja el mundo real y transmite ideas relacionadas con problemáticas sociales. Feminista y parte del colectivo LGBT+. Preocupado por la integración y la diversidad, tanto dentro como fuera del cómic.
Empecé con series animadas como 'Spider-Man y sus Asombrosos Amigos' y el 'Spider-Man' de los 90. En las viñetas, mis primeros números fueron unos 'Marvel Team-Up' de Bill Mantlo, Chris Claremont y John Byrne. A eso le siguió Gerry Conway en 'Amazing Spider-Man', con la muerte de Gwen Stacy. El asunto continuó con los 'X-Men de Claremont' desde que se afianzan en Australia, y fui creciendo acompañado del 'Ultimate Spider-Man' de Bendis, cuyos 'Nuevos Vengadores' me abrieron al resto del actual universo Marvel. La Casa de las Ideas es mi sitio, y actualmente disfruto del 'Venom de Cates/Stegman', el 'Immortal Hulk de Ewing/Bennett', 'Daredevil de Zdarsky/Checchetto'... y de cualquier buena serie que me haga recordar por qué disfruto con esto de los cómics.
Madrileño desde 1983. Fan de Spiderman desde los años 90 que, si lo piensas, tiene mucho mérito. Amante tanto del cine de superhéroes como del cine coreano de festivales porque la esquizofrenia siempre está de moda. Con 15 años quería escribir libros como Julián M. Clemente pero al terminar Comunicación Audiovisual un ladrillo me cayó en la cabeza y terminé escribiendo una tesis doctoral sobre la geopolítica en el Universo Cinematográfico Marvel.
La Laguna (1973). Mi primer contacto con los tebeos fue un número de la revista "Mortadelo" y un ejemplar de la colección "Olé" dedicada a la familia Cebolleta. Después llegaron Astérix, Tintín, Superman, Dreadstar, los Vengadores... y hasta ahora.
Aficionada a las historias en todos sus formatos. Empecé a jugar a videojuegos a los seis años. Escribo novelas fantásticas en mi tiempo libre. Autora de "Sídhe: El reino de las hadas". Maestra de Primaria.
Nacido en 1979 en Avilés y actualmente residiendo en Castro-Urdiales, soy licenciado en Filosofía con Máster en Gestión Cultural, durante un tiempo me dediqué a la crítica musical y ahora me toca con el mundo del cómic, mis dos grandes aficiones. Empecé leyendo en casa de mi primo a finales de los 80, poco después ya me convertí en un comprador compulsivo. Mis comienzos fueron con Daredevil y las colecciones de X-Men pero pronto pasé a Spiderman, Poderes Cósmicos, Vengadores, Image, todo Wildstorm, Vertigo... no hago ascos a ninguna buena historia venga de donde venga.
11 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Hongosubterraneo
Hongosubterraneo
Lector
4 noviembre, 2021 16:10

Oh, qué recuerdos me traen los Ángeles Caídos. No es una serie perfecta, eso es cierto, pero la verdad es que es de estas a las que le tengo cariño, sobre todo por el loco elenco de personajes.
De la época de Spencer al mando de Capitán América, que yo ya tengo en grapa aunque me fliparía tener en esos tomos Deluxe, sigo pensando que es una magnífica etapa que sufrió injustamente la polarización que había en ese momento en USA. Y se cerró de forma demasiado precipitada. Pero, desde mi punto de vista, lo mejor de esa muy fallida CWII de Bendis son los tie-ins del Capitán América de Spencer, que consiguen enriquecer la historia y hacerla, al menos, interesante.
Los X-Men de Duggan sigo dudoso con ellos. Me parecen impresionantes gráficamente, porque Pepe es mucho Pepe, pero aún no tengo muy claro qué nos quiere contar.

warlock
warlock
Lector
4 noviembre, 2021 18:26

Me parece muy raro que Marvel haya parado la colección del Capi tantos meses. Es como si no tuviesen clara la dirección que quieren darle.

Y lo de Gerry Duggan como escritor principal de X-Men me da mucha pereza, es el típico guionista menor o currito de empresa que funciona bien en series ligeras como Masacre o Salvajes Vengadores pero al que le viene grande ser primer espada. Lo poco que he visto hasta ahora de sus X-Men parecen idas de olla dignas de los Vengadores de Aaron. Qué pena desperdiciar a Larraz así.

Hongosubterraneo
Hongosubterraneo
Lector
En respuesta a  warlock
4 noviembre, 2021 19:39

A mí sin embargo, de Duggan me gustaron mucho sus Imposibles Vengadores. Me costó entrar al principio, cuando los dibujaba Stegman (que me gustó mucho en Spiderman, pero con los Vengadores no lo veía), pero luego, en el momento que entra Larraz, me parece que se marca una buena etapa, con buena comprensión de los personajes y de sus dinámicas. En Masacre también hizo una buena etapa.
Pero no puedo decir lo mismo de Merodeadores, que me aburre profundamente. Aunque es algo que me pasa con muchas series mutantes de la era Krakoa, quitando las guionizadas por Hickman o quizás Ewing.

warlock
warlock
Lector
En respuesta a  Hongosubterraneo
5 noviembre, 2021 16:23

Es que realmente en la oficina X hay pocos guionistas de talento. Se les fue la pinza con tanta serie.

Drury Walker
Drury Walker
Lector
4 noviembre, 2021 18:52

No es nostalgia: esos numeros de los Nuevos Mutantes (al menos la primera mitad del tomo) son magnificos, para mi la cima en madurez de la coleccion. El aterrizaje de Magneto, Illyana y Kitty contra el demonio, la muerte ignorada y cruel de los protagonistas, las consecuencias de su regreso, la frustraciin de Magneto y como Emma Frost aprovecha para hacer su jugada. La union con los Infernales, Magneto contra los Vengadores, Lila Cheney brillando sobre un inseguro Sam que empezaba a espabilar… Por no hablar de un numero que me enamoro al leerlo, el regreso de Dani a la reserva. Es que es una detras de otra! Que bueno era Claremont cuando era bueno y le dejaban serlo…

Por cierto. No es una prueba de lo especial que era lo que levanto Claremont que los que lo leimos hablamos de sus personajes por el nombre de pila o incluso su apodo amistoso y no por el nombre codigo? Es que se les veia como personas, no como personajes…

Hongosubterraneo
Hongosubterraneo
Lector
En respuesta a  Drury Walker
4 noviembre, 2021 19:41

Lo de Claremont en esa época es una cosa de otro planeta. Pocos llegaron a mantener ese nivel durante tanto tiempo. Los mutantes de toda su larguísima etapa eran como de la familia.

Jaime Sirvent
Jaime Sirvent
Lector
En respuesta a  Hongosubterraneo
6 noviembre, 2021 12:25

Totalmente de acuerdo con ambos.Estoy releyendo su etapa en La Patrulla-X con los Omnigold(ahora mismo voy por el séptimo, el del Juicio de Magneto) y estoy disfrutando como un enano con todo.Con la acción y la aventura, con las tramas a largo plazo,con el tratamiento y desarrollo de personajes y con la calidad del dibujo.

Es lo que decís,más que personajes parecen personas de verdad que viven,cambian,evolucionan.

Sin duda cuando pueda compraré también los Omnigold de Los Nuevos Mutantes.

Blackman
Blackman
Lector
4 noviembre, 2021 20:51

Respetando la opinión de los que no piensen como yo, he de decir que la etapa del Capi de Coates me ha parecido infumable. Infumable completamente. Para mí, el escritor no sabe hacer comics. Está más pendiente del discurso que quiere contar, que en hilar una historia mínimamente entretenida para ello. Su Capi ha estado desaparecido en muchos números, y cuando aparece es para quedar en un segundo plano, con una verborrea mental (si eso es posible) francamente pesada. Puedes hablar del fascismo, del machismo, del racismo, citar a los autores que quieras, pero no a costa de sacrificar la historia. Es un comic, no un ensayo. Creo que Spencer, que trato temas parecidos, lo hizo mucho mejor y de forma mucho más entretenida. Por no hablar de su resolución del enfrentamiento Capi-Cráneo, que es lamentable, no porque no se den de piños, sino porque Cráneo queda como un idiota bocazas. Para mí, una etapa que trataré de olvidar lo antes posible.

Last edited 1 mes atrás by Blackman
ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
Lector
5 noviembre, 2021 11:22

Debemos de haber leído otro Capitán América, porque la etapa de Coates es infame. Tras un inicio bastante bueno la cosa empezó a decaer mes tras mes con una calidad de dibujo bajísima e historias lentas y aburridas en las que estaba más preocupado de soltar su speech político que de construir una buena trama.

warlock
warlock
Lector
En respuesta a  ultron_ilimitado
5 noviembre, 2021 16:26

Coincido con Blackman y contigo. Coates quiere marcarse una etapa que en cierto modo busca recordar a Brubaker y su estilo lento la echa por tierra. Da la sensación de que no ha sabido adaptarse al medio.