Magazine DC – Diciembre 2020

Toca despedir el año y lo hacemos con la fanfarria característica de esta sección. Bienvenidos a una nueva entrega de tu sección favorita.

Por , y
11
2448

INTRODUCCIÓN

Llegamos al mes de diciembre con las fechas navideñas asomando con fuerza desde antes incluso de que el mes diera comienzo. Es el último mes de un año que ha sido duro para la sociedad y la economía. Un año marcado por la pandemia y que ha dejado a la luz lo mejor y lo peor de lo que llamamos civilización. Un año que no hay que olvidar y del que hay mucho que aprender. Sin embargo, hay algo que mantiene un duro pulso a todo lo comentado, las novedades DC que llegan puntuales a las librerías para satisfacer el ansia de nuevas historias de los aficionados que disfrutan sumergiéndose en sus cómics favoritos de DC.

Este mes llega relajado en cuanto a lanzamientos se refiere, siendo la llegada de una nueva edición de algunas obras del sello de Black Label en formato reducido, una de las novedades más interesantes dado el precio con el que ECC las lanza al mercado. Una iniciativa que está siendo tendencia entre las editoriales: poner a la venta trabajos relevantes a precios comedidos.

En el otro lado del cuadrilátero está Editorial Hidra que continúa lanzando obras del catálogo de DC Kids en nuestro país, con novelas gráficas para lectores jóvenes y jóvenes adultos. Obras que van calando entre el público, con la llegada también de segundas ediciones de títulos ya publicados.

Por nuestra parte este mes queremos cambiar un poco el formato del Magazine y en el apartado de Clásicos DC escribimos nuestra particular carta a los Reyes Magos, describiendo tres obras que nos gustaría ver publicadas. Esperamos que os gusten y abiertos están los comentarios para que podáis dejar también vuestras peticiones particulares. En Navidad todo es posible, ¿no?

Y como ya viene siendo habitual en la sección, tenemos nueva entrevista. Para esta entrega contamos con uno de los grandes dibujantes patrios que trabaja en DC, Rafa Sandoval, que nos va a contar algunas cosas de su vida, su trabajo y sus futuros proyectos. Una entrevista que viene a completar la que tuvimos el mes pasado con Jordi Tarragona, con el que hace tándem en Flash en la actualidad.

Y dejemos ya los preámbulos, para pasar al meollo. Pasar y leer. Disfrutar de los cómics y desde toda la redacción DC os deseamos una Felices Fiestas.

TITULARES

Columna de opinión –

Una de las cosas que más sorprende a la hora de ver las novedades de cara a diciembre y navidad está en el hecho de la falta de material clásico DC (pre y post crisis) a publicar. Además, si nos vamos a enero, únicamente nos encontramos con una sorpresa positiva en tal sentido, El cuarto mundo: Nuevos Dioses, de finales de los años setenta y comienzos de los ochenta, con autores como Gerry Conway, Dennis O´Neil o George Pérez. Con la finalización de la recopilación en la línea DC XP de Crisis en tierras infinitas para febrero, unido a la escasez de este tipo de obras en el catálogo, parece el momento indicado para preguntarse, como aficionado, ¿Qué formato es más conveniente para publicar material clásico?

Por un lado, comenzaré hablando de obras que ya han sido publicadas por la editorial en la línea Grandes autores y que no cuentan, en la actualidad, con ejemplares disponibles. Al ser reacia a hacer nuevas tiradas de esta, pudiéndose considerar la misma aparentemente cerrada al no haber tenido continuidad de publicación en 2020. En cuanto al Superman de Byrne, primera preocupación, pasará al formato reducido integral, que la editorial viene usando desde hace años para obras más actuales como el Grayson de Tim Seeley y Tom King. Es un movimiento que recuerda irremediablemente al ya publicado Superman y Batman: Generaciones, del mismo autor. El problema está, por supuesto, en el precio, no tanto en el formato que ya es conocido por el aficionado español. Evidentemente, si se ha optado por esta, se entiende que es un formato que funciona en el mercado actual y que puede dar continuidad, no obstante es difícil que pueda seducir al joven lector, de recursos más limitados.

Por el otro lado, está la Wonder Woman de George Pérez, cuyo primer tomo está agotado. A mi juicio, se trata de una etapa indispensable para la amazona que necesita volver a estar disponible. En EEUU, la tenemos tanto en tapa blanda como en ómnibus. Un buen modo para que sea reintroducida podría ser a través del formato integral para, junto a la obra anterior, sentar las bases del material post crisis.

A nuevo formato, nueva percepción del público. Esto colmará la falta de hueco en el mercado, con ediciones más completas y extensas, dejando atrás el Grandes autores. Pero no hace sino confirmar un problema cada vez más evidente con el aficionado joven. Junto a esta línea convendría promover una conciliación con el otro lector, habilitando sus opciones de acceso al mercado con la continuidad de la prueba que ha traído este mes: las ediciones reducidas a precio ajustado. Pensemos en obras como el Flash de Mike Baron (14 números y 1 anual), inéditas por ECC, frescas y divertidas. Creo que pueden encontrar su sitio con la tapa blanda, acompañada de otras como la Liga de la Justicia Internacional, que solo gozó de dos tomos en cartoné, a pesar de ser francamente actual y uno de los tebeos de más de 30 años que mejor pueden apelar al público actual.

¿Qué pasa con las grandes obras maestras de la Edad de Oro y Plata? No se ha prodigado en exceso la publicación de las mismas por ECC, siendo residual, a modo de curiosidad en las recopilaciones actuales de 80 años de personajes. Por las limitaciones lógicas de esto, de cara a 2021, y teniendo muy presente que el público al que se dirigen es más reducido, vuelvo a incidir en la tapa blanda.

Es entendible que el cartoné sea el modo más habitual para las obras más actuales, al extenderse la expectación sobre las mismas y, con ello, los lectores. Iniciativas como Saga, para etapas recientes de personajes como Flash, Batman o la propia Liga de la Justicia, son francamente bonitas en la estantería, pero con el material clásico no puede funcionar a largo plazo.

En EEUU, se encuentran recogidas a través de Omnibus, algo que descarto totalmente para nuestro país. Pensemos por ejemplo en una de Green Lantern de la Edad de Plata, a 75-80 euros y veremos lo inadecuado de la misma. Además de este formato, consciente de la dificultad de acceso para otro público, se tiene ediciones en tapa blanda. Quizás no para todas, pero por ejemplo una edición de esta manera para Wonder Woman, con textos que expliquen su relevancia e historia, a un precio más ajustado, pueden funcionar, sobre todo porque ya no solo los jóvenes, sino el otro público demanda este material y puede verse atraído por esta forma.

En conclusión, no pretendo adelantarme a ECC ni sentar cátedra alguna, pero considero que es el momento para hacerse este tipo de cuestiones. Es difícil conocer cómo puede funcionar material de más de 60-70 años, pero con una correcta edición puede ser de interés tanto para el fan normal como para el completista. En cuanto a las obras post crisis, creo que la oferta ha de ser más amplia. Si a dos años de su introducción en el catálogo por la editorial se entiende que se puede dar el paso del Integral a estas obras, creo que puede ser correcta su acompañamiento con la tapa blanda, por su precio y manejabilidad.


LIGA DE LA JUSTICIA ODISEA #3

Este tomo parece un nuevo número 1 para la serie. Darkseid ha recuperado su poder y los nuevos dioses han nacido de nuevo. El señor de la antivida tiene nuevos y conocidos heraldos, las cosas pintan muy mal para nuestros héroes. El guionista Dan Abnett debe presentar un nuevo grupo de protagonistas, lo hace con cierta destreza al dotarlos de un halo de misterio. Al tiempo que sorprende con el regreso inesperado y de forma distinta a como la conocemos de Jessica Cruz. Uno de los mejores personajes de reciente creación (más o menos, 2014) que tuvo una gran etapa con su compañero Simon Baz, durante el Renacimiento en la serie Green Lanters, escrita por Sam Humphries y Tim Seeley que supieron dotar de interés a la linterna verde mexicana. En este tomo volvemos a retomar a este interesante personaje que no hemos visto apenas en esta Liga de la Justicia Odisea al carecer de un papel importante en la trama. Circunstancia solucionada, Jessica se erige como la gran protagonista de este tomo, sin dejar de lado a los nuevos integrantes del grupo, con presencia del gato con más rabia en su interior de toda la galaxia. Will Conrad y Cliff Richards hacen una gran labor al dibujo, representando muy bien todo el universo que rodea a la serie. Una colección con cada vez más tintes de ciencia ficción, con algún viaje temporal y reminiscencias del año del villano. La serie mejora mucho (no era muy difícil) el tomo anterior.

EL BATMAN QUE RÍE

Publicada inicialmente en grapa, ECC recopila en tomo la serie del villano del año en DC Comics, galardón concedido vía Mark Russell en una historia paródica durante la conclusión del Año del Villano.

Este cómic tiene lugar antes de los sucesos de Batman/Superman y de El Batman que Ríe: Se Alza el Infierno o los Infectados, donde el “risueño” Batman del multiverso oscuro pondrá patas arriba la vida del Batman que todos conocemos, mientras este lucha contra la misma infección que convirtió tal como es a su enemigo. Otros Batmans del multiverso de la locura, traídos por el murciélago/payaso harán aparición, recurso explotado en Metal y en Death Metal hasta la saciedad. No por buscar vender figuras de McFarlane Toys (más sobre esto más abajo) el cómic, necesariamente, pierde su valor, siendo este uno de los mejores acercamientos al Batman que Ríe de todos los que ha tenido en la editorial. Un Batman al límite contra un enemigo que lo iguala en inteligencia, supera en recursos y que lo conoce como si fuera él mismo (lo es) combinado con la locura del Joker, en una miniserie donde la lucha de inteligencias y el doble juego de los secundarios será fundamental.

Con Snyder y Tynion IV al guion y Jock al dibujo, es un cómic palomitero bien hecho y muy entretenido que te hará pasar un buen rato durante su lectura, además de ser el tomo ideal para conocer (si no lo has hecho ya) al villano más famoso y recurrente de los últimos tiempos en DC Comics.

QUESTION – LAS MUERTES DE VIC SAGE #04

La génesis del personaje de Question es bien conocida por los aficionados al noveno arte. Su creador, Steve Ditko, lo lanzó al mercado editorial a través de la editorial Charlton Comics, como una evolución de una creación anterior, Mr.A, fuertemente anclada en la ideas filosóficas de Any Rand. Una corriente conocida como objetivísimo, que se filtra con fuerzas renovadas en la figura de este nuevo personaje.

Question, se publicó como complemento dentro de la serie dedicada a Blue Beetle. Y aunque en 1968 hubo un intento por dotar a Vic Sage de serie propia, la intención se quedó en un solo número bajo el título de Mysterious Suspense #01, en el que se recopilaban las historias de complemento mencionadas.

Es curioso como la historia cambió al personaje, cuando a finales de los años ochenta, en manos de O´Neil y Cowan, pasaría a ser conocido por los seguidores de DC y su serie regular, compuesta por 36 entregas, forma parte de las principales obras DC de finales del siglo XX.

El trabajo de estos dos titanes de cómic, unido a la carismática particularidad de Vic Sage, forjaron un entramado de violencia extrema, corrupción política, depravación humana y salvajismo social que quedó impreso para la eternidad en la memoria de miles de lectores. Lo que se contó hace ya más de treinta años en la vieja y sucia Hub City, no era sino el reflejo de la desesperación humana por sobrevivir en medio de la más absoluta perdición.

O´Neil
trasladó de manera prístina el legado de Ditko y lo elevó a un nuevo nivel, adaptando la esencia a los nuevos tiempos. Sin Mr. A no hubiera existido Question. Sin Ditko no hubieran existido esto dos personajes que trasladaban a las viñetas muchos de los aspectos de la propia filosofía de vida de este artista tan especial. Y sin O´Neil y Cowan no estaríamos hablando de Question hoy en día, pues su legado es muy probable que se hubiera diluido y no hubiera perdurado hasta llegar a Jeff Lemire y el propio Cowan de nuevo, que dentro del sello Black Label, construyen un nuevo capítulo en la vida de Vic Sage.

Este mes llega la conclusión del trabajo de estos dos autores que buscan no solo rescatar todo lo que Ditko dejó en el personaje, sino también recuperar ese sabor rancio y metálico, como el de la sangre en la boca, que tuvo en su encarnación de los años ochenta. Un recorrido por el tiempo, un paseo metafísico que invita al lector a adentrarse de lleno en la mente del protagonista y dilucidar donde empieza el bien y acaba el mal. Un trabajo retorcido, crudo y directo, que atrapa y exuda todo aquello que representa Question.

BATMAN EL ÚLTIMO CABALLERO DE LA TIERRA

De la mano del sello Black Label nos llega el último trabajo del conocido dúo creativo Scott Snyder y Greg Capullo. Ambos nombres no resultan ajenos para ningún fan del murciélago, habida cuenta de la etapa que compartieron durante los Nuevos 52. A lo largo de decenas de números pudimos comprobar de primera mano la preferencia de ambos por el aspecto efectista de las imágenes por encima de la coherencia interna de la propia historia, siendo en mi opinión La muerte de la familia el epítome de ello.

Esto tiene mucho que ver con el tebeo que nos ocupa que, en palabras de su guionista, nace de una imagen en su cabeza: Batman atravesando el Universo DC con la cabeza del Joker de compañía. A partir de un concepto visual tan atractivo, a lo largo de los años fue dándole forma (pensemos que esta idea primigenia le surgió en pleno desarrollo de la etapa antes mencionada, durante el arco Año cero), para encontrarnos con el resultado que contiene esta miniserie.

Como ya hizo con el citado arco en los nuevos 52, protagonizado por el payaso del crimen de Gotham, al que se refirió como la historia definitiva del Joker; aquí el escritor vuelve a tirar de expectativa y curiosidad al denominarla “la última historia de Batman”. No la plantea, en sus propias palabras, como una historia fuera de la continuidad en el sentido más estricto de la palabra, sino como un modo de finalizar y concluir con lo que tanto él como Capullo aportaron al cruzado de la capa. Para ello, nos conducen a un escenario devastado, a imagen y semejanza del mejor Mad Max, con un conjunto de conceptos que funcionan mejor o peor, dependiendo de la inspiración de sus autores.

Algunos recurren al impacto visual al que nos hemos referido (el diseño de Wonder Woman con pelo mohicano, propuesto por el propio Snyder, a semejanza de la histórica pareja de wrestling Road Warriors), mientras otros van más allá, permitiendo una lectura interesante sujeta a interpretación del propio lector.

CATWOMAN – SI VAS A ROMA

Solo un número reducido de comics consiguen acceder al Olimpo de grandes obras de Batman, entendiendo como tales las que, por su influencia, originalidad y maestría, consiguen pervivir en la memoria de aficionados y autores a lo largo de las décadas, siendo fácilmente integradas en el imaginario común del murciélago. Me atrevería a apuntar que una de ellas es, sin ninguna duda, el Largo Halloween de Jeph Loeb y Tim Sale.

Aquel trabajo, que tuvo una secuela del mismo modo brillante en Victoria oscura, disfrutó de otro producto derivado de la misma en esta Catwoman: si vas a Roma, por parte de los mismos autores, constituyendo una trilogía imprescindible. Como ya hiciera con las otras dos, ECC la inserta con una nueva edición en su catálogo de la línea Black Label.

Desde la controvertida Silencio (del mismo guionista), no es posible hablar del héroe de Gotham sin hacerlo de la gata, en una relación cada vez más relevante para el personaje, llevado a su máximo exponente por Tom King en su premiada etapa de Renacimiento, con joyas como el Anual 2 o momentos más polémicos como la llamada Batboda, todo un acontecimiento en el mundo del comic.

Es este renovado interés por la pareja, unido por supuesto a la calidad de la propia obra, lo que hace tan necesaria esta reedición en 2020. Sumergirse en el mundo de las altas esferas de Roma resulta una delicia por el dibujo de Sale (las mansiones infinitas, los grandes barcos, los trajes de marca…). A través de un monólogo interno de la gata conoceremos un misterio tan simple como efectivo, que el guionista acompaña de algunos de los personajes más conocidos del universo Batman (y DC), con mayor o menor acierto en cuanto al modo de introducirlos en la historia, siempre con la sombra del murciélago planeando sobre Selina.

KINGDOM COME

Los años noventa fueron ciertamente inefables para el mundo del comic. Se apreciaba entonces un interés cada vez más alimentado por unos héroes atormentados, grises, al borde de la histeria y el conflicto permanecerte. Por su parte, jóvenes dibujantes se abrían paso con sus propias visiones artísticas, lo cual se trasladaba en cuerpos anatómicamente indefinibles así como en una clara intención de romper con lo establecido. Era un nuevo mundo, una nueva industria, en la que parecía no tener cabida el concepto clásico del superhéroe.

Es difícil combatir las ideas nuevas sin caer en los pecados de la nostalgia, sobre todo cuando las mismas suponen la ruptura con lo que consideramos nuestro. Los héroes de la Edad de Oro y Plata, además de un refugio en el que evadirse del mundo real, eran, ante todo, modelos de conducta para los jóvenes de entonces, con una visión que, si bien edulcorada de la vida, permitía descubrir conceptos universales como el bien, el mal o la justicia.

Esto casaba poco con el ambiente político y económico que tenían las nuevas generaciones, con un futuro cuanto menos poco halagüeño, redimensionándose entonces la propia idea de Estado y de ciudadanía. Si las películas de Capra ya no conseguían apelar a esta nueva realidad social, ¿Podía hacerlo, en el caso del comic, Superman, el eterno boy scout?

Mark Waid y Alex Ross supieron resolver la duda con esta obra maestra, Kingdom Come. No se trata de abandonar los ideales, de matar al padre y cambiar el curso de la historia de manera absoluta, como tampoco de mantener verdades inmutables.

La importancia reside en el contexto, en el modo en el que un creador puede coger lo mejor del pasado e incorporarlo a su presente.
No todo es bueno por ser nuevo ni todo malo por ser antiguo. Los superhéroes clásicos, bajo esa capa ingenua de la EEUU de su época, pueden hablar también al adolescente noventero (o al actual, por remitirnos al presente), porque los conceptos básicos, como decía, son universales, como lo son los problemas y las dudas existenciales. Solo tienen que adaptarse, en forma y lenguaje.

Por eso, casi treinta años después de esta obra, el tebeo de superhéroes (y su traslado a la gran pantalla) sigue interesando al público. Porque todos necesitamos alguien o algo que nos inspire y ayude.

De eso habla Kingdom Come.


HARLEEN

Todos aquellos que decidieron esperar a la recopilación en tomo de una de las mejores series de Black Label están de enhorabuena. Incluso con la publicación de los tomitos iniciales la serie gozó de gran éxito, viéndose reeditada al agotarse por completo su primera entrega. Este mes de diciembre es recopilada en un solo tomo unitario a un precio mucho más competitivo, capaz de atraer a todo aquel que se quedara sin ella.

Harleen Quinzel es una chica inteligente, falta de cariño y maltratada por su entorno, que sufre un inesperado y traumático suceso que le provocará espeluznantes pesadillas. Y es que un encuentro con el Joker desvela a cualquiera. A pesar de todo, la joven consigue sus objetivos, paradójicamente es aquí cuando todo comienza a torcerse. Un nuevo trabajo, una nueva situación, lejos de aliviar a la brillante psiquiatra la sumen en una malsana obsesión que desencadenará en la conclusión que todos conocemos; la conversión de Harleen Quinzel en Harley Quinn.

Stjepan Sejic es el autor completo de esta obra. Con una muy buena narración y un trato de personajes fantástico, desde el primer criminal del tomo que sirve a la tesis de la doctora, como Harvey Dent o el guardia de seguridad de Arkham. Todos con voz y personalidad propia, escritos muy honestamente, para un guion sin sobresaltos que cuenta poco a poco y con un trasfondo nunca visto anteriormente la historia de amor del criminal y la psiquiatra. Acompaña al texto un dibujo sobresaliente con escenas icónicas, representativas y un trazo muy atractivo que define muy bien a sus personajes. Una de las mejores obras del sello Black Label, muy recomendable.


EL RELOJ DEL JUICIO FINAL

El reloj del juicio final ha sido una de las obras más esperadas (sino la más) de DC Comics en el último lustro. Tanto en su edición americana, como su edición española, como por los retrasos en su país de origen, como por la crisis del COVID en nuestro país, donde el confinamiento retrasó la publicación de la conclusión en grapa de la serie, que cumplía religiosamente con tu tienda especializada mes a mes. La salida en tomo recopilatorio, no era menos, también muy esperada por todo aquel que prefiere tener una obra como esta en tomo que en grapa.

La recopilación llega antes de lo previsto y lo hace en forma de edición de lujo. Es de esperar que próximamente la obra se vea de nuevo publicada en un tomo más común. En el caso que nos ocupa, es una edición especial con doble slip-case troquelada. Habrá que tener un ejemplar en nuestras manos para comprobar de que se trata.

Ediciones aparte, la obra de Geoff Johns y Gary Frank es tan controvertida para los aficionados como respetuosa con la obra de Alan Moore y Dave Gibbons. Reverenciándola sútil y también, descaradamente, en su estructura y paso de situaciones, Johns crea un relato sobre el choque entre dos mundos muy diferentes y sale airoso del envite. Centrando sus mejores esfuerzos en el Doctor Manhattan y Superman, la obra es un regalo para los seguidores del kriptoniano, posicionándolo como centro del universo DC. La reseña realizada en la web sobre la obra o un podcast dedicado a la misma, están llenos de spoilers, este pequeño texto no será tal, por lo que te recomendamos leerla y/o escucharlo una vez hayas leído el cómic. Ponte cómodo y líbrate de prejuicios, este es un muy buen cruce de universos alejado del fanservice (también lo hay) excesivo que se suponía antes de leer la obra, que tiene un gran mimo por los principales protagonistas y por la obra en la que se basa. Que la disfrutes.


DCSOS INTEGRAL

Lo primero y fundamental que uno siente cuando lee esta historia es que no hay ningún autor que pudiera desarrollar la idea del modo en el que lo hace Tom Taylor, un autor especialista en hacer parecer fácil lo que para otros escritores resulta más complicado. La fórmula es simple, parte de un enfrentamiento de tantos entre Darkseid y nuestros héroes con la Antivida de por medio. ¿Qué mejor manera de continuar que con una historia clásica de zombis?

No brilla, por tanto, por su originalidad, algo que por otra parte no resulta indispensable para las características de un argumento de esta clase y, sin embargo, resulta refrescante, con un amor por el universo DC apreciable y muy estimable. Se disfrutan tanto los momentos más macarras, donde prima la violencia, como aquellos que requieren de un dialogo más íntimo.

Tener una libertad tan amplia para guionizar una obra en DC puede ser un peligro irremediable en el caso de que el autor no se sepa contener, dentro del exceso evidente y necesario. Es aquí donde opera con más fuerza el talento de Taylor, al considerar de manera acertada cada paso que ha de tomar, especialmente cuando se trata de la muerte de un personaje histórico, aunque se trate de una historia única, fuera de la continuidad.

El autor australiano se divierte jugando con las posibilidades, tal y como ha discutido ampliamente en entrevistas. “Como lector, te ves en tu área de confort. Vale, Batman llegará y tendrá un ingenioso plan para salvar el día o llegarán Wonder Woman y Superman y nos inspirará a todos”.

Lo cual, por supuesto, sucede siempre en sus propias colecciones del Universo DC.

¿Podrán hacerlo en esta ocasión?


BLACK LABEL POCKET

De un tiempo a esta parte se está agitando el mercado editorial en la búsqueda de nuevas opciones comerciales para sus productos más rentables. Se han visto movimientos por parte de Panini, de Hidra Editorial, por nombrar a dos que se dedican a publicar obras centradas en el género de los superhéroes. La estrategia es simple. En el caso de Panini se trata de rescatar de su catálogo obras de reconocido prestigio, recopilar uno o varios arcos argumentales, y publicarlas reduciendo tanto el precio como el tamaño original de la obra. Tal iniciativa ha propiciado que llegue a las tiendas Ojo de Halcón o Campeones, entre otras. Su precio, unos simbólicos 9,95 euros, para tomos que oscilan entre las 276 y las 288 páginas, recopilando una docena de números por tomo.

En Hidra Editorial la estrategia es distinta dado que el producto no es un recopilatorio, sino una historia completa, que llega a unos precios de 9,95 euros para las que denominan juvenil, con unas 132 páginas y las enfocadas a un lector algo más maduro, al que llaman Joven adulto, con unas 192 páginas y un precio de 14,95 euros.

Dos iniciativas dispares, pero con un objetivo común: llegar a nuevos lectores a través de un catálogo potente y atractivo, con precios muy ajustados.

Ahora, este mismo mes, le llega el turno a ECC y su línea editorial pocket dedicada a Black Label, el sello de grandes obras de DC, que aparece bajo el mismo paradigma de reducir precio (9,95 euros) y tamaño. Y aunque pueda parecer una iniciativa similar, en realidad discurre por senderos muy distintos, puesto que son obras de corte más adulto, autocontenidas, que por concepto no van dirigidas a captar jóvenes nuevos lectores (que también puede darse el caso), sino a satisfacer a todos aquellos lectores que no posean dichas obras.

Son obras dedicadas a dos de los más importantes héroes de la editorial, Batman y Superman, siendo un tanto descompensada la propuesta, ya que Batman acapara títulos, mientras que Superman queda relegado a una sola entrega.

De esta forma llegan a las manos de los lectores una nueva edición de las siguientes obras:

• Batman: Año uno. El origen más directo y crudo de Batman, por Frank Miller y David Mazzucchelli.
• Joker. La reinterpretación del villano de Batman, por Brian Azzarello y Lee Bermejo.
• Batman: Caballero Blanco. Una historia alternativa del microcosmos de Batman donde el Joker es el héroe. Escrito y dibujado por Sean Murphy.
• Superman: Hijo Rojo. ¿Y si la nave de Kal-El hubiera aterrizado en la Unión Soviética? Por Mark Millar, Dave Johnson y Killian Plunkett.
• Batman: Caballero maldito. Jeph Loeb y Tim Sale enfrentan a Batman a sus más profundos miedos.
• Batman: El regreso del Caballero Oscuro. La obra maestra con la que Frank Miller enterró al género de los superhéroes.
• Batman: Asilo Arkham. Un viaje a la locura de los villanos de Batman orquestado por Grant Morrison y Dave McKean.

Obras de indiscutible calidad y de enorme calado entre los aficionados, que están a la venta a un precio que hacen muy difícil poner una excusa para no adquirirlos o tal vez regalarlos, porque son el obsequio perfecto para las fechas a las que nos acercamos. Y además, por tiempo limitado. Si no las tienes o sabes de alguien que debería tenerlas, esta es la mejor oportunidad para ello.


NIGHTWING DEVIN GRAYSON

Estamos en Navidad y en este año tan difícil para todos hemos querido pedir un deseo “imposible” a Papá Noel. Probablemente repitamos el mes que viene con los Reyes Magos. Se trata de elegir una obra que queramos ver reeditada o publicada por primera vez en nuestro país. En este caso nos referimos a Nightwing de Devin Grayson con Rick Leonardi como artista más destacado, los números inéditos.

El primer número de la guionista con el personaje se trata de Nightwing #71 llegando su andadura con el personaje hasta el Nightwing #124. Norma editorial publicó en tapa blanda tres tomos que comprenden los números 71 al 82. En 2005 al perder los derechos de DC Comics en favor de Planeta Deagostini todo el resto de la etapa se pierde en España. Siendo específicos, no del todo, ya que los números #96-98 enmarcados en la saga Juegos de Guerra, fueron publicados por Planeta. También han sido publicados los capítulos referidos a Nightwing Año Uno (#101-106), con Chuck Dixon y Scott McDaniel de los que sí se editaría su fantástica etapa por parte de Planeta, inmediatamente anterior al primer número de Devin Grayson con el personaje. Esta genial representación del primero de los Robin fue publicada en 9 tomos de tapa blanda que incluyen Nightwing #1-70. La decisión de Planeta de no publicar el material restante de Devin Grayson se ve subsanada por publicar lo de Dixon, pero somos exigentes y estamos escribiendo una carta a Papá Noel, también queremos lo inédito de la guionista.

Unos cómics desconocidos en España donde se tocan diversos temas polémicos como el origen romaní de Dick, historia que nace en Gotahm Knights #20-21. Origen desechado con la nueva continuidad debido a los lazos que unen al otrora chico maravilla con el Tribunal de los Búhos. Otro de los temas polémicos es la violación que sufre el héroe. En palabras de la autora “sexo no consentido”, al estar Dick en shock por la muerte de Bloockbuster, no es consciente de lo que está haciendo.

Lejos de estas polémicas la serie deja ver un Nightwing que desciende a los infiernos, una contraparte muy interesante a la molonidad que lo envolvía en la etapa de Dixon. Además la escritora, lo hace tomándose su tiempo, dedicándole páginas y capítulos enteros para que la caída del héroe tenga verdadero peso. Sin embargo, la etapa se cierra de forma abrupta, la propia Grayson declara “no pude acabar la historia como hubiera querido por los editores y lo que tenían pensado a continuación para el personaje, acabó justo al contrario de como tenía pensado”. Una etapa pese a todo muy demandada por los seguidores de Dick Grayson que se encuentra en el top de historias protagonizadas por Nightwing.

Difícilmente veremos esta obra publicada en nuestro país. Pero es época de pedir deseos, ahora más que nunca, por pedir que no quede.

THE FLASH DE MIKE BARON

Desde que DC llegó a las manos de la editorial Planeta, Flash ha gozado de una de las etapas más estables en el tiempo en lo que a publicación regular se refiere. Su serie, bien en formato tomo o grapa, ha llegado puntual a los lectores que han visto como con la entrada de ECC, el velocista no dejaba de estar en las librerías especializadas. Se ha publicado todo el material de Mark Waid y Morrison, el de Geoff Johns, el de Manapul y ahora el de Williamson, dejando en el ostracismo a los dos guionistas previos, los que se encargaron de poner a Flash en marcha de nuevo tras la muerte de Barry en Crisis, Mike Baron y William Messer-Loeb.

Y aunque ambos han visto números de sus etapas publicados en España por la editorial Zinco, la verdad es que ambas etapas están prácticamente inéditas.

La de Mike Baron fue la más corta de las dos, pues su labor se redujo a tan solo 14 entregas y un anual. De las cuales 8 fueron publicadas por Zinco en la serie contenedor, Universo DC. Además, se trata de un material que está inédito casi al 50%, sino que no ha sido recopilado ni reeditado en España desde que Zinco lo hiciera a finales de los años 80.

Baron tuvo la responsabilidad de tomar a Wally West, miembro hasta entonces de los Titanes, y hacerlo valedor del legado de Barry Allen. El reto era considerable, pues se trataba de un personaje establecido, pero al mismo tiempo completamente nuevo. No en valde Wally vio la luz editorialmente en 1959 y llevaba corriendo desde entonces a la sombra de su tutor, Barry, mientras se labraba una carrera junto a los Titanes. Es curioso como si se lee la serie de los Titanes, uno descubre que Wally no alcanza especiales cotas de caracterización en manos de Wolfman y Perez. Wally carece de una personalidad propia y podría verse como una copia de la de Barry.

Baron lo viene a cambiar todo. Hay carta blanca, por lo expuesto anteriormente, y puede trabajar con Wally a gusto. El primer cambio que le impone es añadir limitaciones a sus poderes. Ya no hay un Flash ultra rápido. Ahora Flash está limitado a la nada desdeñable velocidad de 1103 kilómetros por hora, poco más de un mach. Añade además un nuevo componente a la fórmula, que es la de tener que ingerir alimentos de manera regular y en grandes cantidades que compensen el enorme gasto energético que implica moverse a esa velocidad.

Con los poderes bien definidos y atados, toca modelar la personalidad y alejarlo de la imagen clónica de Barry que llevaba años arrastrando.
Wally no tiene trabajo y de algo debe vivir. Necesita ingresos y llega a realizar trabajos con los que poder tener, por ejemplo, cobertura médica. Baron cambia eso y lo hace de manera radical. No hay manera más directa para cambiar esa situación que hacer que a Wally le toque la lotería.

Las bases ya están asentadas. Wally, un joven de 20 años, al que la suerte le ha sonreído de golpe, se ve libre de problemas económicos, pero al que persigue la sombra de Barry allí donde va. Tal situación hace de Wally un derrochador, un mujeriego, despreocupado por todo, que no tarda en malgastar del dinero en una mansión, un coche de lujo y un millón de estupideces materiales.

Baron dota a Wally de una personalidad profundamente traumatizada. Aplastado por el legado que ha asumido y que apenas puede soportar. Y es lo mismo que les ocurre a los lectores que ven como Wally es alguien realmente poco recomendable. Pero en realidad el objetivo de Baron se ha logrado: Wally West por fin es alguien único dentro del Universo DC.

Su etapa contó con Vandal Savage como villano, así como Speed Demon, la Trinidad Azul, Kilg%re y Chunk, entre otros, que permiten perfilar más y mejor a este nuevo Wally West. La etapa de Baron fue breve, pero muy intensa en aportaciones al personaje, muchas de las cuales se mantuvieron mucho tiempo activas. Poder experimentar este cambio y enlazarlo con la etapa de Messner-Loeb y la de Waid, permiten ver como Wally evoluciona de manera constante hacia el héroe que lleva en su interior y que nada tiene que ver con Barry Allen.

Así que esta es mi petición especial para este año. Empezar con la recuperación de Flash postcrisis para que todos aquellos que crecimos con Wally como Flash podamos disfrutar de aquellas primeras aventuras en las que estaba buscando su lugar en el mundo.

EL TERROR DE TRIGÓN, DE WOLFMAN Y PÉREZ

Después de cuatro años juntos, a George Pérez y Marv Wolfman todavía les quedaba una historia guardaba. La que, para mí, constituye el culmen de la que puede ser considerada como la mejor serie DC de los últimos cincuenta años. No solo por los tabúes a los que se enfrentó o lo que contribuyó a modernizar la editorial, sino también por la genialidad alcanzada en cada género posible. Una comedia muy conseguida a la vez que un drama inolvidable, con algunas de las mejores páginas de acción y terror que ha conocido el medio. Hay viñetas que tengo guardadas en la retina por las que merece la pena haber cultivado esta afición durante tanto tiempo, así como personajes a los que he llegado a querer como parte de mí. Esas dudas de Dick por la Universidad y el destino marcado, los problemas de Vic con su condición y el modo tan tierno con el que sirve de ejemplo y ayuda para niños con discapacidad, las crisis de identidad de Kori, las dificultades de Donna para dejar atrás su juventud, empoderarse como mujer y afrontar una relación madura…

Era el momento de volver al inicio, de regresar al villano que les juntó: Trigón. Como tema central de la obra está el determinismo de Raven, su reverso oscuro y la asimilación a su padre, el mal encarnado.

Era una época de cambios para todos, especialmente con posterioridad al arco de Contrato de Judas, que significó una traición en el corazón del grupo, entendida como la autentica perdida de la inocencia, el paso definitivo hacia lo que venía.

Wolfman iba a dar un paso más allá en lo que respecta a nuestros protagonistas, guionizando una historia de horror sobrenatural ante lo más terrorífico a lo que se puede enfrentar uno en la vida: la peor versión de nosotros mismos. El guion es perfecto porque tiene las capas que solo puede tener una etapa tan larga, bajo la pluma de un escritor que conoce perfectamente a sus héroes.

Se ha visto lo mejor de cada uno en decenas de capítulos e historias previas, sus mayores virtudes, aquellas que hacen que sean especiales y el porqué del grupo, de la necesidad del mismo, lo que convierte a los Titanes en símbolos para el mundo. Aquí veremos su vileza, su lado ruin y villanesco, de un modo incómodo para ellos y para nosotros que como lectores les hemos acompañado y querido.

Y qué decir de Pérez, ¡Qué decir! Un genio inigualable en el mejor momento de su carrera, reventando la industria en cada página con una originalidad deslumbrante y poderosa.

Por todo esto me gustaría ver esta obra reeditada en nuestro país, a pesar de que lo veo francamente difícil. ECC ha sido prudente a la hora de seleccionar el material clásico de su catálogo, siendo los Titanes uno de los mayores perjudicados. Fuera de coleccionables no se ha editado nada de esta maravillosa cabecera, ni siquiera obras tan reputadas como esta o la propia Contrato de Judas. Quién sabe si 2021 será el año, aprovechando la tercera temporada de la serie de televisión…

En mi caso, no me despegaré del taco de Zinco hasta que ese momento ocurra.


LAS AVENTURAS DE BATMAN #22

Inspirados en la genial serie animada de los 90 de Bruce Timm y Paul Dini, estos cómics incluidos dentro de la línea Kodomo de ECC, destinada a los más pequeños, también son perfectamente disfrutables por los seguidores más veteranos. Tanto si eras de los niños que visionaban la serie televisiva como si no, como si quieres la serie para que tu hijo pequeño comience a leer, o si tan solo quieres leer buenas historias de Batman, este cómic es una magnífica elección que cubre todas estas opciones. Una difícil tarea (aunar estas cualidades) la que logra realizar Kelley Pucket al guion de este cómic, que sin estridencias y buen hacer entrega un gran trabajo de la forma más natural. Una serie que prosigue su publicación siendo cada nueva grapa inédita en nuestro país, haciendo justicia a esta fantástica colección que expande el universo creado en la animación de la mejor de las formas. Mike Parobeck, tristemente fallecido en 1996 a la edad de 30 años, realiza una labor encomiable, su estilo retrotrae a la infancia de muchos recreando magníficamente los diseños limpios y elegantes de Batman: The Animated Series.

En este número el enemigo será Dos Caras, el antiguo aliado de Batman, Harvey Dent, que siembra el caos en la prisión de Blackgate. El cruzado de la capa tratará de buscar un resquicio del antiguo fiscal del distrito en el ahora, bipolar villano.

EL CHICO DEL PANTANO

La Editorial Hidra continúa ampliando su catálogo de obras, tanto de la línea Joven Adulto como de la Juvenil, este título El cuaderno secreto del chico del pantano, es una obra perteneciente al sello juvenil de la editorial. Rusell es un chico distinto, con buenos amigos, al que sus compañeros apodan el chico del pantano. Por pelo tiene algas, por brazo un tronco donde vive una rana y por dedo una zanahoria, además de comer luz del sol. Adoptado por una familia humana al nacer, el chico a pesar de sus particulares, trata de vivir una vida común a su edad, estudiando octavo curso. En su diario cuenta cómo es ser distinto y lo que significa tener poderes en una historia muy divertida con gran valor para los más jóvenes, que enseña a aceptar tus propias diferencias y ser tu propio héroe.

Escrita y dibujada por Kirk Scroogs es una novela gráfica con humor, geniales ilustraciones y una historia interesante que cuenta con sombríos matones que han aparecido en la ciudad o profesores locos, mientras nuestro protagonista aspirante a artista llena su cuaderno de dibujos y frases para ilustrar su día a día.

TEEN TITANS – CHICO BESTIA

A estas alturas, elogiar el trabajo de Hidra a cargo del área juvenil y adulto de DC se ha convertido en rutina, lo cual no impide que debamos volver a hacerlo. En cuanto a las historias, se han publicado algunas de las más destacables para la editorial americana en los últimos años, como Harley Quinn: cristales rotos o Canario negro.

En esta ocasión, tenemos una esperada obra, a cargo de Kami García y Gabriel Piccolo, que colaboraron en Raven, en aquella ocasión como guionista y dibujante respectivamente, mientras que en esta son acreditados como coautores. Las declaraciones de la primera no dejan dudas acerca del tipo de tebeo que se va a encontrar el lector, con una estructura similar a las que tienen las anteriormente destacadas.

Se trata de una obra sobre Gar, sus poderes y una etapa de descubrimiento personal. El pasado como profesora de García hace que conozca de primera mano los problemas a los que se enfrenta la gente joven en los tiempos actuales, algo que históricamente se ha sabido reflejar en las colecciones de los Titanes y que los hace siempre relevantes, ya sea en los comics o en las series de televisión.

En este caso, se ha aportado una visión personal acerca del personaje, resaltando su lado más dulce y tierno del miembro más divertido del joven grupo, siempre inseguro, perfecto para conseguir interesar a su público objetivo. El dibujo sigue la línea fijada en la anterior colaboración de ambos, siendo Piccolo un valor añadido a la hora de valorar esta obra que, en conclusión, resulta muy recomendable.

GOTHAM HIGH

“Los peores enemigos son los viejos amigos”, así lo dice la autora de esta obra a cargo de la Editorial Hidra, Melissa de la Cruz. La idea parece ser el hilo conductor de la misma, protagonizada por unos jóvenes Bruce, Selina y Jack (Batman, Catwoman y Joker, respectivamente).

Si algo es la autora filipina es valiente, ya no solo por la reinvención de conceptos que hace sino por hacerlo precisamente con el murciélago, buque insignia de DC. El vástago de los Wayne, en esta ocasión, es un joven asiático americano, minoría a la que pertenece la propia escritora. Esta decisión es, ante todo, un modo de reivindicar sus raíces y cultura y la importancia que tienen en la historia estadounidense.

Lo hace, además, con una perspectiva muy acertada sobre la juventud. No se limita a la superficialidad de las interacciones, sino que va más allá, ahondando en sus problemas comunes y limitaciones, así como en aquello que en última hora les distingue. ¿En qué se parece el payaso al cruzado de la capa? ¿En qué se diferencian? ¿Por qué son distintos?

Todo ello, bajo la mirada de Selina que, a pesar de no ser concebida de ese modo en el proceso creativo, acaba adueñándose de la trama.

CUENTOS DE BATMAN – ÉRASE UNA VEZ

Un cuento es una narración breve, escrita por uno o varios autores, con un argumento relativamente sencillo y con pocos personajes. Esa es la definición de uno de los géneros que más se ha cultivado en la literatura para entretener a los más pequeños y a los no tan pequeños. Su anclaje en la ficción o hechos reales permite al escritor narra una aventura en la que normalmente se esconde algún mensaje de índole moral. En la literatura hay muchos ejemplos de cuentos clásicos que con el tiempo han ido migrando de su estado original, a uno nuevo en el que se suavizan algunos de sus puntos para reconducirlos a un público más infantil. A todos nos vienen a la cabeza los grandes pesos pesados como los Tres Cerditos, Caperucita Roja, el Patito Feo, Hansel y Getel, por citar algunos. Y estos cuentos, a su vez, sirven de inspiración para que otros autores los reinterpreten, ajustando sus tramas, pero con personajes diferentes. Todos conocemos la historia de Cuento de Navidad que luego usó Disney para hacer un corto con Gilito como protagonista. El mismo cuento ha sido la base para la película Los Fantasmas atacan al jefe y Bermejo lo usó en su obra Noel.

Y con esa premisa llega este tomo de Hidra Editorial en el que los ya conocidos Derek Fridolfs y Dustin Nguyen, insertan con su particular talento las historias clásicas de Pinocho, Alicia a través del espejo, la reina de las nieves o la Princesa y el guisante, pero trasladando los cuentos de hadas a Gotham y a todos los personajes DC que en ella viven. Una oportunidad para que a través de los clásicos se puedan encontrar una obra novedosa, cargada de inocencia e ideal para satisfacer a los pequeños lectores durante las próximas fiestas.


ANIMAL MAN #03

Cuando se habla de Animal Man es probable poder caer en la idea de que el personaje nace (y de alguna forma podría ser así) en el Strange Adventures #180. Su carrera editorial inicial se limitó a tres historias entre 1965 y 1976, casi interpretarse así) bajo la batuta de Grant Morrison. Sin embargo, su génesis se remonta a 1965, viendo a luz de la mano de Dave Wood y Carmine Infantino para caer en el olvido editorial absoluto, salvo alguna historia suelta en 1972 en la serie que lo vio nacer. Unos inicios que hicieron que muchos aficionados lo tenían oculto bajo capas y capas de historias poco inspiradas, pero si relevantes en tanto a como rescataban conceptos de varios géneros para fusionarlos con acierto bajo la forma de un superhéroe capaz de emular habilidades animales.

Pero el destino tenía guardado algo muy distinto a Buddy Baker, cuando un niño inglés, llamado Grant Morrison, se topó de lleno con estas historias y quedó atrapado por este atípico superhéroe. Tanto impresionó al joven Morrison que siempre expresó su deseo de poder escribir historias para el personaje. Y de nuevo el destino jugó a favor de personaje y autor, que se encontraron de nuevo cuando se producía la invasión británica en el cómic USA.

El guionista de Los Invisibles se encontró con la posibilidad de disponer de un personaje prácticamente virgen con el que poder desarrollar todas sus ideas. Sin apenas injerencias editoriales, dotó al personaje de un tono nuevo destinado a llegar a unos lectores más alejados del cómic de superhéroes convencional.

Así en 1988 se lanzaba la serie regular del personaje en solitario, destinada a cambiar para siempre la visión de Animal Man en el Universo DC y sacarlo de la invisibilidad editorial. Una serie de guionista, pues su aparado gráfico brillaba por la pobreza visual de la que hacía gala, pero que logró cambiar la impresión sobre el personaje de los aficionados del momento.

Morrison trasladó aspectos de su propia vida a Buddy, como el que se hiciera vegetariano y defensor de los derechos de los animales, mientras lo sometía a un profundo proceso de remodelación global. Para ello se centró en construir varios arcos argumentales que forman un todo en la historia, a través de los cuales modificó su pasado y afectando a su presente. Sin embargo, donde Morrison apostó muy fuerte fue por incluir recursos narrativos más avanzados, como la rotura de la cuarta pared, algo que ya se había explotado con anterioridad, pero que en manos de Morrison va un paso más lejos, con intrincados viajes temporales que hacen que su etapa (de tan solo 26 números) sea recordada y alabada por la critica treinta y dos años después.

El personaje se integró de nuevo en el Universo DC y durante el trabajo de Morrison formó parte también de la JLE, pero sin mucho éxito o presencia de peso.

La serie llegó a España por primera vez de la mano de Ediciones Zinco que la publicó en grapa mensualmente. Posteriormente fue recuperada por Planeta en tomo y ECC ha sido la encargada de traer de vuelta esta obra tan representativa del autor. Este mes llega la última entrega que recopila los arcos finales de su etapa, en los que todo lo narrado previamente acaba cohesionado por obra y gracia del buen hacer del escoces.
Se trata de una obra revolucionaria e influyente que anticipó las inquietudes, el afán innovador y la originalidad de un autor que sacudió los cimientos del cómic americano y cuyo final resulta tan sorprendente como inolvidable. Un final en el que Buddy debe desentrañar la verdad que se esconde tras su maleable existencia en las que las respuestas a sus preguntas seran difícilmente asumibles.

SCALPED EDICIÓN BLANCO Y NEGRO #03

Scalped es a Vértigo lo que Grupo salvaje es al western. Una inconfundible obra maestra, inagotable en referencias y homenajes a la mejor época que disfrutó el sello más personal de la editorial en los años noventa.

Es una obra de naturalismo puro, de personajes con los pulmones negros, policías de gatillo fácil y viejos reaccionarios sin escrúpulos. Aaron y Guerra no hacen ninguna concesión. La reserva india es un país dentro de un país del que no se puede escapar, por mucho que a lo largo de la obra veamos cómo algunos se intentan rebelar contra ello.

Para el comienzo de este tercer tomo integral el lector ya conoce esto, como conoce a Dash, Carol y Cuervo rojo. Cree saber lo que va a suceder, después de haber visto tanta violencia en números anteriores, pero le queda lo más importante: el final y sus conclusiones.

Lo más importante de la obra es que resulta real. No se trata de un tratamiento condescendiente hacia los nativos americanos como, en muchas ocasiones, por seguir con el ejemplo inicial, veíamos en las películas del oeste. El escenario es el que es, la vida es la que es y las personas son las que son. No hay idealización romántica por el paisaje o sus personajes, tampoco por la vida rural y las grietas que existen en el sueño americano.

En cuanto a la edición, se trata de una nueva en blanco y negro. En los últimos años hemos visto como ECC Ediciones ha sacado similares para otras obras fundamentales de DC Comics. En mi opinión, dejando de lado lo que me puedan parecer estas como formato en general, no es del todo adecuado para Scalped.

Se trata de un comic en el que el color juega un papel fundamental a la hora de definir el paisaje y sus elementos, como también lo cumple en las escenas de acción. En una historia que pretende ser real, como hemos dicho, el elemento de ficción más reconocible, propia del mundo del comic, se encuentra en la violencia, con escenas cargadas de distintos colores para completar disparos y persecuciones imposibles.

A modo de apoyo sí que puede funcionar para lectura conjunta con la obra original (editada también por ECC) y así apreciar esto último. Pero fuera de ello, presenta un interés escaso.


COLECCIONISMO DC

En España cada vez hay más personas que se dedican a coleccionar figuras o estatuas de sus personajes preferidos. Sean de películas, series de animación, videojuegos o por supuesto cómics. O de todo lo expuesto a la vez. El coleccionismo es una afición cara y tremendamente adictiva que además vive mucho de la reventa y la especulación. Es un mundo con muchas pesquisas e inconvenientes, y los problemas que se nos plantean pueden ser mayores aún que los vividos con el cómic y las editoriales que los publican, USA o españolas. De cara a la Navidad hemos pensado en realizar una pequeña guía para todos aquellos que tengan interés por este mundillo, con las líneas y productos más accesibles en nuestro país, por supuesto centrado exclusivamente en tu editorial favorita, DC Comics.

FIGURAS DE ACCIÓN ARTICULADAS.

La opción más barata, anatómicamente posibles (más o menos, los famosos cabezones son más baratos) son las figuras de acción articuladas de entre 6 y 7 pulgadas con un precio según marca, tienda y oferta de entre 22 y 35 €. Aunque hay otras opciones para presupuestos mayores, porque también existen marcas premium de este tipo de figuras con ropa de tela, nivel alto de esculpido, articulaciones extras y trabajados accesorios bastante caras. Puede ser el caso de SH Figuarts, Neca, Mezco, Mafex o Storm Collectibles. Por desgracia, estas figuras son más difíciles de conseguir en nuestro país por lo que nos centraremos en las más comunes.

Hasta el año pasado Mattel tenía los derechos de explotación de DC Comics, dentro de su línea DC Multiverse. Cuenta con un buen surtido de personajes, además de sacar al mercado figuras difíciles de encontrar y que la reventa tenía por las nubes, como puede ser Kyle Rayner, pieza muy deseada para completar el “display” de Green Lanterns. Hablamos de figuras de entre 25 y 35 euros en España que en el mercado de segunda mano podían alcanzar los 200 euros o más. Cada muñeco viene con su correspondiente pieza BAF (partes sueltas de una figura para construir otra), de hecho las salidas al mercado se agrupan por su BAF correspondiente, donde un conjunto de figuras (normalmente 6) forman una séptima. El tema de las BAF da para un artículo aparte, sirva tan solo como mención. Mattel llevaba años explotando los muñecos de DC con la extinta línea DC Universe Classics, difíciles de encontrar hoy en día si no se buscan específicamente y aún así. Por desgracia el control de calidad de la marca dejaba que desear últimamente con fallos notables, generalmente en la pintura, pero es tan fácil como observar la figura en busca de imperfecciones antes de comprarla.

Debido a la reestructuración que se hizo en la compañía por parte de AT&T se cerró DC Direct, la división de estatuas y figuras de la propia DC Cómics. Con grandes figuras y estatuas realizadas a lo largo de su historia, aún es posible encontrar en las tiendas su línea DC Icons, figuras muy bien hechas pero algo más pequeñas que las de Mattel o las más recientes de la colección DC Essentials donde a la compañía se le ha visto dando sus últimos coletazos, pues tienen un par de fallos muy notables. El primero es que todos los personajes tienen el mismo molde. Algo que no ocurría con las de Mattel, siempre hay un par de personajes que comparten molde pero en el caso de la línea Essentials son todos. Así Flash, Superman o Deathstroke o cualquier otro, tienen el mismo cuerpo. Además, las figuras femeninas (también comparten cuerpo entre sí) son muy altas, que en el caso de Wonder Woman puede valer pero cuando Catwoman o Batgirl son tan altas como Superman no gusta. Otra desventaja que tienen es que son difíciles de mantener en pie. Con diferencia las figuras más complicadas de colocar. Como rasgo positivo la salida al mercado de figuras cotizadas como puede ser el Superman Cyborg (cotizadísima) o las figuras de Watchmen con motivo de Doomsday Clock, el Doctor Manhattan o Ozymandias en pack conjunto (este está fantástico) o Rorschach y el Mimo o el Comediante con Marionette. Toda lógica llevaría a pensar que los personajes de Watchmen van en su pack y los payasos criminales de la historia de Johns en el suyo. Toda lógica indica esto, menos la de que separándolos sacan más dinero a los coleccionistas. Y es que no es raro ver en todo esto de las figuras, packs donde solo te interesa uno de los integrantes.

Recientemente McFarlane Toys se ha hecho con la licencia de DC Multiverse para sus figuras de acción. Las figuras tienen una calidad muy buena, son muy posables y tienen un ritmo de salida al mercado mayor que el que tenían las otras opciones. El gran problema que tienen es que son notablemente más grandes. Si un DC Icons Nightwing mide 15cm, uno de Multiverse Mattel 16cm, uno de DC Essentials 17, el de McFarlane mide 18cm, medidas aproximadas, milímetro arriba, milímetro abajo. Esto es un gran fastidio para quien lleve coleccionando años pues ve como el conjunto de sus figuras se resiente. Pero esto es una guía para el recién llegado por lo que no entraremos demasiado en el tema, valga como dato a valorar. También se le puede achacar que las que tienen que ser grandes, como el Devastador (Batman fusionado con Doomsday, salido de las páginas de Metal) no son todo lo altas que deberían, aunque esto es extensible a prácticamente todas las marcas. Sin duda la calidad de estas figuras es muy buena y mejora a Mattel, pero aparte del tamaño se le puede achacar (al igual que a DC y a ECC) un excesivo enfoque en Batman. McFarlane ha sacado figuras del Murphyverso del murciélago, de Metal o de la Batfamilia, como una próxima muy deseada dada la escasez de ella, el Batman de Flashpoint. Pero no hay ningún Aquaman por ejemplo. Por lo que la Liga de la Justicia exclusivamente de esta marca, por ahora no la puedes coleccionar. Hay que decir que no llevan ni un año con la licencia y que de seguro se explotará al resto de personajes pero de momento la estrategia es clara, Batman, Batman y más Batman.

Comparativa de figuras de Red Hood, de izquierda a derecha, la figura de Mattel, DC Essentials y McFarlane.

ESTATUAS

En este terreno han entrado con fuerza en España las estatuas de Diamond Select Gallery, estatuas grandes, de entre 22 y 30 cm, realizadas en PVC con un gran surtido de piezas y a un valor muy ajustado, teniendo un precio de entre 40 y 60 euros. Ninguna otra ofrece este tamaño a este precio. Eso sí, no están a escala, por lo que Darkseid mide poco más que cualquier otro personaje. Las piezas miden más o menos en función de la postura representada. Una excelente opción, siempre que dispongas de espacio, que ha de ser mayor que el de las figuras de acción, estas las puedes colocar delante de los cómics o donde sea, pero lógicamente por tamaño tienen un arreglo más sencillo. Como pega, no todas la piezas les salen igual de bien, hay que elegir la que guste, y pueden tener leves defectos de pintura. Están disponibles en muchísimas tiendas especializadas siendo probablemente lo más fácil de encontrar de todo lo que vamos a comentar en esta sección.



Kotobukiya
puede ser otra buena opción, un mejor nivel de esculpido y pintura le avala. Maneja varias escalas pero incluso unas ArtFX 1/10 por lo que la estatuas son más pequeñas, tienen un valor más alto que las de Diamond. También fabrican estatuas más grandes, dentro de la línea ArtFX manejan la escala 1/6, pero a un precio también más alto, entre los 150 y 180 €.

Lo mismo ocurre con la extinta DC Direct (o DC Collectibles) estatuas con buen esculpido, de diferentes escalas, directas de la editorial de Burbank. Varias lineas dedicadas a distintos artistas del mundo del cómic o temáticas como Batman Black and White están disponibles. Las figuras más exclusivas y grandes superan los valores de Kotobukiya, también sus dimensiones y calidad pero en general tienen un valor similar en cuanto a escala/precio.

Iron Studios es otra buena opción a tener en cuenta, en quizás unos baremos algo superiores, pero la empresa brasileña ha irrumpido con fuerza en el mundo del coleccionismo. Probablemente sus piezas son algo más difíciles de encontrar que el resto en España.

Aquí es donde damos un salto definitivo a ver el dineral que se mueve en estas figuras. Sideshow tiene multitud de estatuas de gran nivel, detallado esculpido y escalas, 1/6 o incluso 1/4. De este tipo de estatuas nos gustaría hablar con más propiedad pero nunca hemos tenido ninguna, por desgracia, de hecho es así con todo lo que comentaremos a continuación, el Banco de España aún no lo hemos robado, estamos planeando el golpe todavía. Si el nivel de Sideshow ya es impresionante, ni que decir tiene el de XM STUDIOS o PRIME 1. Video ilustrativo a continuación.

FIGURAS ARTICULADAS 1/6

La estrella absoluta del coleccionismo actual no es otra que Hot Toys. Figuras articuladas a escala 1/6 de unos 30 centímetros, centrada especialmente en las películas. Un alto nivel de esculpido y atención al detalle, con ropa de tela, una patente calidad en los materiales e interesantes accesorios, es la seña de la empresa reina del coleccionismo. No realizan versiones cómics pero sí de videojuegos por lo que hay versiones más cercanas a las viñetas a través de las figuras de los videojuegos de la saga Arkham. Suelen comprarse en Pre-order y este suele tardar más de lo que estima. Según qué figura se debe tener cuidado con dejarla demasiado tiempo en una misma postura, pues algunos materiales pueden cuartearse en codos y rodillas por lo que, en ocasiones, la postura expuesta debe ser lo más neutra posible no pudiendo aprovechar la posabilidad con la que cuentan estas figuras. Su valor supera los 300 €. Versiones cómics de este tipo también las realiza la ya mencionada Sideshow, con las mismas características y precio, pero quizás con un acabado que no luce tan bien en algunas de sus versiones.

También existen opciones más baratas, sin licencia oficial. Fáciles de encontrar con una búsqueda rápida en el inmenso mundo de internet. Puede ser el caso de Toys Era que además saca al mercado figuras de las que Hot Toys no ha obtenido licencia como es el caso del Joker de Joaquin Phoenix. Sin licencia, ellos la nombran The Comedian. Una figura articulada con alto nivel de parecido con el actor, ropa de tela, accesorios. Una gran opción por la mitad de precio que una Hot Toys original. Claro está que coleccionar en esta escala es más costoso porque no todos los personajes que te interesen están disponibles en estas marcas sin licencia (que aún así ya valen un buen dinero) y porque si lo que buscas son versiones cómics, el catálogo es muy limitado, además de requerir un mayor espacio, sin embargo no son pocos los que optan por esta exclusiva opción.

Puedes encontrar, con más o menos suerte, todo o parte de lo comentado en según qué tienda especializada, sobre todo si vives en una gran ciudad, si no es el caso puedes mirar en web de tiendas españolas, webs especializadas, la propia página de ECC (aquí hay hasta algunos Mezco) o Amazon España. Wallapop o Todo Colección también es buena opción para encontrar esa figura tan deseada. En webs americanas encontrarás mucho más material, pero has de saber que hace unos años que la aduana española está muy firme con todo lo que venga de América y por aranceles puedes pagar un alto precio para que te entreguen la mercancía, por lo que nuestra más sincera recomendación es que compres en España ya sea tienda física u online. En Aliexpress no suelen cobrar aduanas pero ahí has de tener cuidado con lo que compras, todo suele ser imitación, si son buenas, bien, pero debes andarte con ojo. Mirar las fotos de los usuarios que han comprado el producto es un buen truco para ver realmente lo que compras. Ya depende de ti qué coleccionar, si prefieres tener 30 Funkos, 15 figuras de acción, 7 u 8 estatuas de Diamond Select o una Hot Toys, al final habrás gastado más o menos el mismo dinero. O un poco de todo, en esto del coleccionismo no hay reglas y todo este texto quizás sea contraproducente si eres un novato total en la tarea. Al final es tan fácil como que si te gusta una figura, comprarla. Conforme la colección vaya creciendo (tomarlo con calma es fundamental para la cartera, las colecciones crecen con los años) ya experimentarás problemas aquí expuestos y descubrirás una de las partes más divertidas de esto de coleccionar; bucear en busca de lo que quieres como si un buscador de tesoros te tratases esquivando todos los inconvenientes inherentes a la afición. Elijas la forma de coleccionar que elijas, es un hobbie muy agradecido, que te animo a descubrir. Eso sí, prioriza los cómics, siempre los cómics.


RAFA SANDOVAL

ZN: ¿Cómo empezó todo? ¿Cuándo nace en ti la chispa que te lleva a querer dibujar cómics?

Esto sucedió cuando tenía unos 12 años aproximadamente, estaba en el hospital ingresado no recuerdo ahora el motivo, pero el caso es que durante ese tiempo me aburría mucho, un día me compraron algunos comics (The new Teen Titans) para que no se me hiciera tan pesado las horas en el hospital, esa fuente la primera vez que cayó un comic en mis manos.

Las ganas de dibujar empezaron después de que llevara unos años siendo un lector de comic insaciable, recuerdo que después de leer el comic pensaba… ahora tengo que esperar todo un mes para poder leer el siguiente número, se me hacía super largo tener que esperar tanto, así que me puse a dibujar comics con historias que sucedían a continuación del número que me había leído. De esta manar sin imaginar que actualmente me dedicaría a esto profesionalmente empecé a dibujar.

ZN: ¿Y tú interés por el noveno arte en general?

Bueno en aquella época era lo más, no se habían desarrollado tanto otras cosas como los videojuegos o el avance de los efectos especiales de las películas, el comic hacía volar la imaginación y conseguía hacer que por un rato vivieras aventuras increíbles.

ZN: Hablando de tu trabajo… ¿Digital o papel? ¿Podrías resumirnos un poco tu proceso desde que te llega el guion y acabas una página?

Normalmente trabajo en papel, aunque últimamente estoy trabajando en ocasiones en digital.

Pues me llega el guion con una fecha más o menos pactada para la entrega de mi trabajo, entonces lo siguiente que suelo hacer es leerme el guion un par de veces el guion, la primera vez se te puede pasar algo o no haberlo entendido correctamente, después empiezo con los layouts, en estos lo que más intento reflejar es el storytelling y dejar para los acabados lo demás, estos los envío a los editores para su aprobado, a veces hay que rectificar alguna cosa pero esto se hace cuando pasas los layouts al acabado a lápiz, cuando ya tengo terminada la página la envío a los editores para el aprobado final y entonces si dan el ok se la paso al entintado, hasta a que me trabajo, como estamos normalmente todo el equipo en los mails voy viendo cómo va avanzando el trabajo en las tintas y el color.

ZN: Has trabajado tanto para Marvel como para DC. ¿Hay muchas diferencias en la forma de trabajar de ambas editoriales?

No, la dinámica es la misma, lo que cambia son los personajes, sé que es obvio pero aunque no parezca muy importante hay que tener en cuenta que cada personaje tiene su personalidad, un ejemplo muy sencillo, ¿verdad que se vería raro a un Superman volando con la postura de Spiderman? Esto hay que tenerlo en cuenta. El resto es el mismo método para las dos editoriales.

ZN: Para Marvel trabajaste en Ultimate Muerte, con cambios para el Reed Richards definitivo, en la DC actual hemos visto propuestas transformadoras para personajes históricos como Wally West; ¿Qué opinas de estos giros y qué libertad te ofrecen a ti como creador?

Bueno, pienso que estos giros bien llevados son buena idea, muchas veces te cansas de las mismas historias o repetir una misma estructura, creo que todo lo que rompa con la rutina si está bien hecho mola.

Mi parte de trabajo no me permite meter mucha mano en el guion. Sí que me dan mucha libertad a la hora de narrar o de incluso algunas pequeñas modificaciones en los trajes, pero nada muy llamativo, a día de hoy no he trabajado con nadie que me haya atado creativamente de hecho, todo lo contrario, me han dado total libertad, he tenido mucha suerte.

ZN: Debutaste para DC trabajando en Catwoman junto a Ann Nocenti. Catwoman es un personaje que siempre es un reto dibujar. Creemos que se trata por su poca uniformidad visual entre etapas. ¿Cómo recuerdas tu trabajo? ¿Se te marcaron directrices al respecto?

Lo recuerdo muy divertido ya que es un personaje que me gusta mucho y por otro lado algo complicado. No es fácil mover a un personaje femenino y más si tiene que moverse con tanta flexibilidad, la verdad fue todo un reto y una gran experiencia.

Si, me dieran algunas directrices no muchas la verdad y nada complicadas de llevar a cabo, por ejemplo, una de las cosas que me comentaron es que no le bajara mucho la cremallera del traje para que no se le notara tanto el escote.

ZN: Has trabajado con guionistas de gran nivel. ¿Con cuál te has sentido más cómodo? ¿Qué rasos crees que son los más interesantes para un artista?

Con todos en general, no quiero parecer políticamente correcto, pero es que es la verdad, todos me han tratado genial, con el que más tiempo he estado trabajando es Robert Venditti, guardo un gran recuerdo de nuestra etapa colaborando.

Una de las cosas que considero más importantes en un guionista es que sepa marcar los tiempos y que entienda lo que es trabajar guionizando cómics, no es lo mismo un guionista con experiencia que sabe colocar lo justo en cada panel que uno que lleve poco tiempo y te llene de información una viñeta, esto complica un poco nuestra labor.

ZN: Catwoman, Green Lantern, Flash… Desde que empiezas con una serie a dibujar un personaje, ¿cuánto tardas en hacerlo tuyo o en sentirte cómodo dibujándolo?

Normalmente tardo un par de números y a veces incluso 3 o 4, depende de lo complicado del personaje o del tiempo que le puedas dedicar a cada página, cuanto más tiempo tienes para dedicarle al personaje menos tardas en pillarle la personalidad.

ZN: ¿Prefieres trabajar en una serie con muchos personajes como Hal Jordan y los Green Lantern Corps o en una con un claro protagonista como Flash o Cartwoman? ¿Qué retos plantea una serie y otra a nivel narrativo, visual, etc?

La verdad es que la complicación depende de los personajes, sí que es verdad que si son mucho los personajes esto te da mucho trabajo y te limita en muchas ocasiones, hay veces en las que no puedes poner tantos personajes en una misma viñeta si además tiene mucho dialogo, esto te lleva a modificar algunas cosas como la perspectiva o los planos, en el caso contrario que sea solo un personaje es más fácil pero ojo que por ejemplo en el caso de Flash que es solo un personaje si haces el efecto de figuras fantasma terminas dibujando muchos personajes, lo que importa en definitiva para mi es que te gusten los personajes en los que estás trabajando.

ZN: El mes pasado entrevistamos a tu compañero Jordi Tarragona acerca de los Green Lantern. Nos comentó que Guy Gardner era su favorito, ¿tienes tú un Lantern preferido? Menuda escena la del combate con Arkillo. ¿Te marcaron limites en ella?

Mi Lantern preferido es Hal y tuve la suerte de poder dibujarlo, qué más puedo decir.

La pelea de Gardner con Arkillo fue genial, lo disfruté muchísimo y uno de los motivos de esto es que me dieron total libertad para hacer esto, por supuesto tenía el guion de Rob pero él ya me dijo que si tenía alguna idea para incorporar en la pelea que tenía libertad absoluta para añadirlo, es verdad que alguna cosa añadí pero en general estaba super bien narrada.

ZN: La línea Black Label ha servido como un espacio de mayor creatividad para autores dentro del vasto Universo DC, ¿Qué te parece esta línea como dibujante y este tipo de obras? ¿Qué virtudes le encuentras con respecto a las series de continuidad y periodicidad mensual o bimensual?

Creo que es una gran idea, poder hacer historias sin ciertos límites como los que puedes encontrar en otras líneas dentro de DC, esto permite tanto al guionista como al dibujante una cierta libertad que en ocasiones se agradece. Lo bueno que tienen estas colecciones que son limitadas es que puedes dedicarle más tiempo a cada página y esto también es más calidad, no es lo mismo dedicarle 8 horas a una página que dedicarle dos días.

ZN: Jordi Tarragona nos habló, o mejor dicho lo que no nos contó, sobre un proyecto en el que estabais trabajando… ¿Podrías darnos alguna pista más?

Pues la verdad es que actualmente aparte de los Teen Titans para DC no estamos trabajando en ningún otro proyecto juntos, sé que él está haciendo algún proyecto, pero no se mucho de esto.
Muchas gracias por tu tiempo y amabilidad.

¡Muchas gracias a vosotros de verdad!


TOP 10 ECC/DC USA

Diciembre es un mes especial y como tal vamos a dedicarle este Ventas DC a ver cuáles fueron los cómics DC más vendidos el mes de diciembre desde el año 2000 al 2005. Uno por año. Retrocedemos a principios de siglo para descubrir que cómic eran los que los lectores USA más anhelaban y podremos hacer el paralelismo entre lo ocurrido en USA y en España. Los años han pasado y ahí están ciertas obras que marcaron un momento muy concreto en la historia de DC Comics cuando se publicaron.

Hay obras para todos los gustos, algunas con cierto halo de polémica, otras son consideradas hoy como obras sobrevaloradas, otras no han tenido repercusión en el tiempo… ¿Cómo os parece que lo estaba haciendo DC aquellos años?

Y esto ha sido todo por este mes. Nos vemos el siguiente con más novedades DC.

11 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Xlin
Xlin
Lector
1 diciembre, 2020 15:23

“En cuanto al Superman de Byrne, primera preocupación, pasará al formato reducido integral,”

Pues he flipado con esto, no sabía nada, lo han anunciado en algún sitio?
En cualquier caso ya tiene ficha en la web de ECC, aunque por lo que veo no está terminado el apartado donde lo ubicarán dentro de la página.

https://www.ecccomics.com/comic/superman-el-hombre-de-acero-vol-1-de-4-superman-9243.aspx

4 volúmenes según parece. Supongo que incluirá el mismo material que la edición anterior.
A ver si esta fórmula va a ser la forma en la que publiquen material antiguo que no está presente en su catálogo y lo sea de forma habitual. Si fuera así, bien por rescatar esas obras, no tan bien por el formato escogido.

Yo tengo el coleccionable de Planeta en tapa dura, que si bien a veces tenía fallos graves de reproducción, agrupaba mucho más allá de la marcha de Byrne

Ángel García
En respuesta a  Xlin
1 diciembre, 2020 15:40

Se anuncia como Integral omnibus (reducido, para que nos entendamos) e irá en su comunicado de novedades más especificado, pero ya tenemos como bien dices la ficha. Los 10 volúmenes de Grandes autores salían por 191.75 euros en total. Si se pretende dar continuidad a esta nueva, a precio 46.5 euros el primer tomo, no saldría caro. Esta bien sobre todo porque es material imprescindible que creo que tiene que estar de una manera u otra disponible, como ocurre con la WW de Pérez.

Xlin
Xlin
Lector
En respuesta a  Ángel García
2 diciembre, 2020 18:59

Pues así es, ya he visto que el comunicado de febrero está disponible.

Por cierto, aprovecho para daros la enhorabuena porque os ha quedado un artículo muy completo y me ha gustado mucho.

Ángel García
En respuesta a  Xlin
2 diciembre, 2020 20:37

Muchas gracias a ti por leernos 🙂

Drury Walker
Drury Walker
Lector
1 diciembre, 2020 15:55

Tres obras que me gustaria ver editadas? Que dificil…

Me gustaria el Batman de Englehart, completo. Con su Joker-Aquaman, su Acertijo, etc. Su etapa en la Liga de la Justicia tambien me alegraria.

El Universo DC de John Byrne, portadas y Batman 3D incluidas.

La Cosa del Pantano de Rick Veitch.

Y noventero total, el Creeper de Kaminski y Martinbrough.

Hay mas cosas (OMAC de Kirby, Enginehead de Kelly, el Espectro de Moench, Batman Bronze Age de Wein/conway/wolfman/moench, la moneda de Simonson, las cosas que tiene Priest por ahi…) pero con cualquiera de esas seria feliz, la verdad

Enrique Doblas
Autor
1 diciembre, 2020 22:08

Pedazo de artículo! como siempre, pero este especialmente ha tocado mi corazoncito deceita con el Flash de Baron y la segunda saga de trigón de los titanes (que inauguró el formato americano en Zinco, os acordáis?)

billyboy
billyboy
Lector
1 diciembre, 2020 22:41

Lo de GOTHAM HIGH es de traca, cambios porque si, si al menos ayudasen a la trama, ósea en muchos otros mundos existen cambios por un propósito, en este el cambio de etnia en el comic es porque le apetecía a la autora, nada mas, al menos el Alfred Gay trae a su marido y aporta un secundario mas a la serie, aunque parece que ahora duele que alguien pueda tener un mayordomo y ahora es tío de Bruce (y por lo tanto Chino)
Por lo demás vamos a ver algo tan interesante como un triangulo amoroso entre Bruce, Selina y Jack Naiper (Joker),algo que por supuesto interesa mucho al publico de el comic, ya veremos si esto atrae al publico joven, pero creo que alguien lo comprara mas por el morbo que por otra cosa. Porque vamos la trama del secuestró es dilapidada por tropos adolescentes de Bruce como el chico misterioso, Jack como el chico malo y Selina como la chica fácil pero con buen corazón.

Y muchas, pero muchas redes sociales, que cada 5 viñetas salga una.

el Tigre Hobbes
el Tigre Hobbes
Lector
2 diciembre, 2020 1:19

por fin se animarán a publicar los Titanes de Wolfman y Pérez… pero jibarizado, como si lo viera.

Captain Eo
Captain Eo
Lector
2 diciembre, 2020 16:40

Ojalá algún dia publiquen el Batman de Adams sin recolorear, en papel poroso, con sus portadas, vamos al estilo Dracula q está sacando Panini ahora… jajajaj me río yo mismo porq eso es imposible, pero ahí lo dejo…

Last edited 6 meses atrás by Captain Eo
Vielmehr
Vielmehr
Lector
2 diciembre, 2020 17:03

Sobre la reedicion del Girl de Milligan y Fegredo no hay nada?