Magazindie – Mayo 2022

Novedades en España, estrenos en usa, Groo El Errante y El anillo del nibelungo... ¿Dónde? HA LLEGADO EL MAGAZINDIE!!!!!!!

Llega mayo y con él un evento muy importante, Comic Barcelona, que las editoriales aprovechan para sacar más cantidad y un buen puñado de estrenos. Así que agarren bien la cartera y no dejen que ni un céntimo se les deslice por el agujero del pantalón, que el Magazindie viene cargado.

Magazindie

Planeta Comic

Planeta saca la artillería pesada y le suma un buen puñado de estrenos de cara a un mayo que supone el regreso del salón del cómic de Barcelona. A la recién empezada BRZRKR, creada y protagonizada por Keanu Reeves (sí, y con dos autorazos a los mandos) hay que sumar continuaciones tan importantes como la se Spawn, en el siguiente tomo a su famoso número 300, Animosity, la serie bandera de Aftershock que se pone a la altura de su edición en USA, o Undiscovered Country, donde Snyder, Soule y Camuncoli daban el pelotazo en su país de origen. También hay buenos integrales, concretamente el tercero de Saga, que acaba de reanudar su camino en Estados Unidos, y el segundo y último de Los Proyectos Manhattan, cosa asombrosa teniendo en cuenta que el primero acaba de salir a la venta. Pero es que además tenemos tres estrenos y todos con autores de primera línea. Jason Aaron y Dennis Hallum nos presentan Sea of stars, una historia de transportistas y animales en el espacio, con dibujo de Stephen Green. También al espacio nos llevan Al Ewing y Simone Di Meo, solo que ellos nos cuentan la historia de una sociedad que se encuentra con gigantescos seres en medio del vacio, aunque por algún motivo, y como el título dice: Solo los encontramos cuando están muertos, hay que tener en cuenta que es uno de los grandes pelotazos de BOOM! Studios. Por último llega una nueva serie de Red Sonja, con Mark Russell al guion y Mirko Colak a los lápices. Este mes no hay descanso.

BRZRKR nº2, de Keanu Reeves, Matt Kindt y Ron Garney, 3,50 €, Image Comics
Spawn: Profecía de muerte, de Todd McFarlane y Varios artistas, 22 €, Image Comics
Saga Integral nº 03, de Brian K.Vaughan y Fiona Staples, 45 €, Image Comics
Animosity nº 06, de Marguerite Bennett y Rafael de la Torre, 14,95 €, Aftershock
Los proyectos Manhattan (integral) nº 02, de Jonathan Hickman y Nick Pitarra, 45 €, Image Cómics
Undiscovered Country nº 03, de Scott Snyder, Charles Soule y Giuseppe Camuncoli, 16,95 €, Image Comics
Solo los encontramos cuando están muertos 1, de Al Ewing y Simone Di Meo, 16,95 €, BOOM! Studios
Sea of stars 1, de Jason Aaron, Dennis Hallum y Stephen Green, 16,95 €, Image Comics
Red Sonja nº 01: Tierra Quemada, de Mark Russell y Mirko Colak, 22 €, Dynamite Entertainment

*ULTIMA HORA: Parece ser que, debido a la falta de papel, los cómics que hemos tachado llegarán a las librerías el 8 de junio.

Panini Comics

Para Panini solo hay dos de indie USA este mes, pero son dos de gran importancia. Mark Millar continua una de sus series más importantes, llega Jupiter’s Legacy: Requiem, siguiendo con la historia de sus superhéroes fallidamente adaptados por Netflix, esta vez con Tommy Lee Edwards de dibujante. Por otro lado tenemos un gran recopilatorio de diversas miniseries de Locke & Key, una de las grandes series que nos ha dado IDW en los últimos años, y el cómic en general, donde además de otras historias se encuentra el cruce con Sandman. Imprescindible para los seguidores de la colección y de Joe Hill.

Jupiter’s Legacy: Requiem 1, de Mark Millar y Tommy Lee Edwards, 20 €, Image Comics
Locke & Key: La Edad Dorada, de Joe Hill y Gabriel Rodríguez 25 €, IDW

Norma Editorial

Si en el diccionario buscamos la definición de «darlo todo» debería salir una imagen con las novedades de Norma de este mes. Y no solo por la cantidad, el nivel de las obras es impresionante. Por fin llega a España Radiant Black, un nuevo superhéroe made in Image que apunta a rivalizar con Invencible, ahí queda eso. Pero además tenemos nueva obra de la autora de Snapdragon, Kat Leyh, bajo el título Sirenas Borrachas y tiene todo nuestro interés. Plástico es una de esas obras que pueden convertirse en el sleeper del año, otra serie de Image menos conocida pero que no deja a nadie indiferente, os animamos a que leáis su sinopsis. Otro tomo autoconclusivo es Lucky Devil, una divertidísima historia de Cullen Bunn con un gran trabajo al dibujo de Fran Galán, en el que un hombre bastante triste de la vida se ve poseído por un demonio. Y por supuesto, regresa Maria Llovet, una de nuestras artistas favoritas presenta Luna, su último trabajo para BOOM! Studios (que más de uno ya hemos encargado en la librería). Seguimos con los tomos autoconclusivos para toparnos con una historia de Elvis recién salida del horno y una nueva incursión en los mundos de Mike Mignola con Relatos del Exoverso, acompañado ni más ni menos que por Christopher Golden. Pero además de todos estos estrenos tenemos las continuaciones. Monstress alcanza la numeración de su país de origen con este sexto tomo que nos hará seguir disfrutando de la historia de Marjorie Liu y Sana Takeda. Continúa Killadelphia, la serie de Rodney Barnes y Jason Shawn Alexander con color de Luis NCT, con sus vampiros intentando conquistar la ciudad y lo que se tercie. Por último volvemos al mundo de The Witcher con Semilla de la verdad, en este caso se trata de una adaptación directa de una de las historias que encontramos en los libros de Andrzej Sapkowski.

Sirenas Borrachas, de Kat Leyh, 29,50 €, Simon and Schuster
Radiant Black 1, de Kyle Higgins y Varios artistas, 20,50 €, Image Comics
Monstress 6, de Marjorie Liu y Sana Takeda, 20 €, Image Comics
The Witcher: Semilla de la verdad, de Andrzej Sapkowski y Varios artistas, 15 €, Dark Horse
Lucky Devil, de Cullen Bunn y Fran Galán, 18,50 €, Dark Horse
Luna, de Maria Llovet, 20 €, BOOM! Studios
Plástico, de Doug Wagner y Daniel Hillyard, 21 €, Image Comics
Elvis, de Chris Miskiewicz y Michael Shelfer, 19,50 €, Z2 Comics
Relatos del Exoverso, de Mike Mignola y Christopher Golden, 19 €, Dark Horse
Killadelphia 2, de Rodney Barnes y Jason Shawn Alexander, 22 €, Image Comics

Moztros regresa este mes presentando un nuevo tomo por semana. En lo que se refiere a Valiant volvemos con nuestro mercenario favorito, que se había retrasado el mes pasado, para ver cómo Tim Seeley termina su etapa en Bloodshot con artistas como Mark Laming o los españoles Pedro Andreo y Ramón F. Bach. También vuelve Money Shot, la hilarante aventura espacial llega a su ecuador con el segundo tomo, ¡ciencia y sexo! Pero los dos estrenos del mes se los llevan primero Mirka Andolfo, artista italiana que está gustando mucho por Estados Unidos, con Sweet Paprika, un romance fantasioso y picantón, mientras que el dibujante Jason Howard se estrena como autor completo en la miniserie Big Girls, que nos llega completa en un solo tomo.

Bloodshot Volumen 2, de Tim Seeley y Varios artistas, 15€, Valiant
Sweet Paprika 1, de Mirka Andolfo, 15€, Image Comics
Money Shot 2, de Tim Seeley, Sarah Beattie y Rebekah Isaacs, 15€, Vault Comics
Big Girls, de Jason Howard, 18€, Image Comics

Astiberri

Este mes en Astiberri el cómic USA va de finales. Retrasado del mes pasado tenemos Invisible Kingdom, la space-opera del sello Berger Books con la que G. Willow Wilson y Christian Ward se hicieron con un Esiner. Por otro lado está la historia apocalíptica Family Tree con Lemire y Hester hablando de personas, árboles y personas-árboles. Hay intriga por ver en qué acaban ambos.

Invisible Kingdom 3. En otros mundos, de G. Willow Wilson y Christian Ward, 19€, Dark Horse
Family Tree 3, de Jeff Lemire y Phil Hester, 17€, Image Comics

ECC

Las tres novedades de ECC de este mes van de muertos, pero desde distintos puntos de vista. La gran obra de Kirkman y Adlard, The Walking Dead ,llega a su noveno volumen en edición de esta editorial, mientras que volvemos al pueblo de los que no mueren en el segundo tomo de Stillwater, con dos autorazos como son Chip Zdarsky y Ramón K. Pérez. Pero hablando de grandes autores tenemos a Kathryn y Stuart Immonen, ya que desde Spaceman Proyect le dedican un hueco a su obra original de 2015, Russian Olive to Red king, donde reflexionan sobre la pérdida de un ser querido.

Stillwater 2 de Chip Zdarsky y Ramón K. Pérez, 17,95€, Image Comics
The Walking Dead 9 de Robert Kirkman y Charlie Adlard, 32€, Image Comics
Russian Olive to Red king de Kathryn Immonen y Stuart Immonen, 25€, AdHouse Books

Llega el Cosmere, el fantástico universo creado por Brandon Sanderson y desarrollado en múltiples novelas tiene una nueva historia realizada directamente en cómic que vio la luz en tres tomos, desde 2016 a 2019, que Penguin presenta en su prestigioso sello Nova. Con dibujos de Julius Gopez, Cassandra James y Fritz Casas, el propio Sanderson acompañado al guion de Rik Hoskin nos llevan al planeta desértico Taldain para descubrir otra parte de la magia del Cosmere. Una edición con la historia completa que hará las delicias de sus seguidores.

Arena Blanca Omnibus (vol. 1 a 3) de Brandon Sanderson, Rik Hoskin y Varios artistas 34,90€, Dynamite

Editorial Hidra

Hidra regresa este mes a nuestro Magazindie por la publicación de una de las series más exitosas de Vault Comics: Barbaric. En ella Mike Moreci y Nathan Gooden nos cuentan la historia de un bárbaro que ha sido maldecido y está obligado a hacer el bien hasta que muera, con la compañía de una temible hacha parlante. Esperamos sagre y violencia a raudales.

Barbaric: Pecados mortales de Mike Moreci y Nathan Gooden, 17’50€, Vault Comics

Es el turno de Cartem que siguen con sus cómics de género negro directos de la editorial Hard Case Crime. Este mes es el turno de Breakneck: A toda velocidad, un tomo autoconclusivo ambientado en Filadelfia escrito por Duane Swierczynski. Se trata de un thriller en el que un hombre va tras el amante de su esposa para acabar desenmarañando un complot que le viene grande. Muy buena pinta, sin duda.

Breakneck: A toda velocidad, de Duane Swierczynski y Varios Artistas, 16,95€ Hard Case Crime

Vuelve uno de los grandes, vuelve Adrian Tomine. Sapistri mira al pasado para llevar a las librerías una obra que realizó en 2004, Shortcomings, en la cual en autor explora una relación de pareja entre Ben y Miko, solo que entrarán factores como la raza o la distancia. Con Tomine solo podemos esperar cosas buenas.

Shortcomings de Adrian Tomine, 18,90€, Faber and Faber

Fandogamia

John Allison y Max Sarin vuelven un mes más de la mano de Fandogamia, que nos trae duodécimo tomo de su obra más famosa: Giant Days. La aventura universitaria de Esther, Susan y Daisy está muy cerca de finalizar, pero aún les queda mucho por hacer, como poner a Daisy a conducir…

Giant Days 12, de John Allison y Max Sarin, 10€, Boom! Studios

Frente a la tremenda avalancha de pepinos españoles, este mes de mayo no nos ha parecido lo suficientemente potente al otro lado del charco como para destacar ningún título en especial. Sin embargo, eso no quita que no haya estrenos que llamen la atención en la tierra de las barras y las estrellas. La interesante Bunny Mask, recién anunciada por Planeta, saca una continuación, al igual que el Shaolin Cowboy de Geoff Darrow y la Pearl de Bendis y Gaydos. Mirka Andolfo hace doblete con más Contra Natura y más Red Sonja, e IDW va despidiéndose de Transformers con su particular Last Ronin. Además, más del Skottie Young guionista, estreno de Stephanie Phillips y lo nuevo del equipo detrás de Curse Words. ¡Siempre hay algo a lo que hincar el diente!

Belit & Valeria
(G): Max Bemis
(D): Rodney Buchemi

Bunny Mask: The Hollow Inside
(G): Paul Tobin
(D): Andrea Mutti

Dogs of London
(G): Peter Milligan
(D): Artecida

Spectro (one-shot)
(G): Juan Doe
(D): Juan Doe

Wrong Earth: Purple (one-shot)
(G): Stuart Moore
(D): Fred Harper

Devil’s Highway vol.2
(G): Ben Percy
(D): Brent Schoonover

Neverender
(G): Devin Kraft
(D): Devin Kraft

Grim
(G): Stephanie Phillips
(D): Flaviano

Dune: The Waters of Kanly
(G): Brian Herbet, Kevin J. Anderson
(D): Francesco Mortarino

Pearl III
(G): Brian Michael Bendis
(D): Michael Gaydos

Shaolin Cowboy: Cruel To Be Kin
(G): Geof Darrow
(D): Geof Darrow

Avatar: Adapt or Die
(G): Corinna Bechko
(D): Beni Lobel

Jenny Zero II
(G): Dave Dwonch, Brockton McKinney
(D): Magenta King

The Third Person
(G): Emma Grove
(D): Emma Grove

Hummingbird Heart
(G): Travis Drando
(D): Travis Drando

The Peanutbutter Sister
(G): Rumi Hara
(D): Rumi Hara

Vampirella Strikes
(G): Tom Sniegoski
(D): Jonathan Lau

Elvira in Horrorland
(G): David Avallone
(D): Silvia Califano

Red Sonja: Red Sitha
(G): Mirka Andolfo
(D): Valentina Pinti

My Little Pony
(G): Celeste Bronfman
(D): Amy Mebberson

Transformers: Last Bot Standing
(G): Nick Roche
(D): E. J. Su

TMNT: Best of Rat King
(G): Varios autores
(D): Varios autores

Transformers: Best of Hot Rod
(G): Varios autores
(D): Varios autores

Eight Billion Genies
(G): Charles Soule
(D): Ryan Browne

Twig
(G): Skottie Young
(D): Kyle Strahm

Frontiersman: Lock-Up Special (one-shot)
(G): Patrick Kindlon
(D): Nicolo Assirelli

I Hate This Place
(G): Kyle Starks
(D): Artyom Topilin, Lee Loughridge

Iphigenia in Aulis
(G): Edward Einhorn
(D): Eric Shanowar

Metal Society
(G): Zack Kaplan
(D): Guilherme Balbi, Marco Lesko

Unnatural: Blue Blood
(G): Mirka Andolfo
(D): Ivan Bigarella

Code 45
(G): Benjamin Hunting
(D): joe Ng

Rivers of London: Deadly Ever After
(G): Celeste Bronfman, Ben Aaronovitch, Andrew Cartmel
(D): Jose María Beroy

Fox and Hare
(G): Jonathan Tsuei
(D): Stacey Lee

Quests Aside
(G): Brian Schirmer
(D): Elena Gogou

Groo El Errante

¿Cuánto se puede alargar un chiste? Esta pregunta viene a colación porque Sergio Aragonés y Mark Evanier afirman que llevan alargando hasta infinito el chiste que es Groo, una parodia de las historias de bárbaros tan de moda a finales de los años setenta, pero con el paso de las páginas el interés de la serie no ha decaído en ningún momento. En España la conocimos en 1987 como Groonan el Vagabundo, en una peculiar decisión de los traductores de Forum que ponía énfasis en que se trataba de una parodia de Conan. Pero los que hemos seguido la serie durante estos casi cuarenta años sabemos que es mucho más que eso. De hecho, cuando hablamos de cómic, la calidad media de sus páginas está muy por encima de las de las aventuras del personaje creado por Robert E. Howard, que tiene una enorme cantidad de cómics, como mínimo, olvidables. Esa es la ventaja de contar con el talento de un autor imprescindible en el cómic de humor mundial como es Aragonés.

Aragonés es un autor de orígenes valencianos, cuya familia tuvo que huir de España tras la Guerra Civil, tras un breve paso por Francia se establecieron en México. Allí transcurrió la infancia y juventud de Aragonés hasta que en 1962 se trasladó a Estados Unidos, donde un año después comenzó a colaborar en la revista MAD. En sus inicios sus chistes aparecían en los márgenes ya que era el único espacio en blanco que quedaba, así que eran conocidos como Marginals y desde ese momento colaboró con la revista, con el paso del tiempo tuvo con una sección fija y con chistes mayoritariamente mudos. Un trabajo que le valió ser reconocido como uno de los mejores humoristas gráficos del mundo. Pero no solo trabajó para esa revista, ya que también publicó para DC en series de humor, romance o western, pero dejó de hacerlo al no querer ceder los derechos de sus creaciones a la compañía. Ese fue uno de los motivos por los que Groo no vio la luz hasta el año 1982 a pesar de que Aragonés su génesis se remonta a finales de los años setenta, pero no encontraba ninguna compañía dispuesta a publicarlo que le permitiera conservar los derechos. Con el tiempo se ha convertido en la serie que todo el mundo identifica al castellonense a pesar de haber realizado otros trabajos notables como sus colaboraciones con MAD, Magnor el Poderoso, Fanboy o Sergio Aragonés masacra Marvel/Destruye DC.

La primera aparición de la serie fue en el cómic Destroyer Duck 1 editado por Eclipse Comics. Este cómic lo creó el guionista Steve Gerber con el objetivo de conseguir fondos para la demanda que tenía contra Marvel por los derechos sobre Howard el pato, el personaje que el guionista había creado. Tras esa primera aparición llegó el primer volumen de la serie en la editorial Pacific Comics que duró únicamente 8 entregas por los problemas económicos de la editorial. Tras un especial publicado por Eclipse comics, la serie para a Epic, el sello de Marvel que permitía a los autores conservar los derechos de sus obras, donde aparecieron 120 número de la serie regular, además de dos novelas gráficas, La muerte de Groo (1987) y La vida de Groo (1993). Pero nuevamente los problemas financieros de una editorial, en este caso la crisis que atravesó Marvel en los primeros años de la década de los noventa que le llevó a declarar la bancarrota, le obligaron a cambiar de casa. En Image acogieron el nuevo volumen de la serie que se prolongó durante 12 número, tras los cuales la serie pasó a Dark Horse donde ha aparecido distintas series limitadas desde 1998, destacando una reciente en la que por fin cruzaba su camino con Conan.

Aunque el creador de la serie es Aragonés, Groo es un trabajo de equipo. La serie no hubiera sido posible sin la colaboración de Mark Evanier, coguionista y encargado de dialogar la serie por los problemas con el inglés de Aragonés, la rotulación de Stan Sakai, creador de Usagi Yojimbo, y los colores de Tom Luth, que se incorporó a la serie cuando pasó a ser editada por Epic en sustitución de Gordon Kent. Un cuarteto de artistas que han mantenido el enorme nivel de la serie durante todos estos años.

Groo es un bárbaro que vagabundea por un mundo propio de la fantasía heroica viviendo aventuras, desventuras sería más correcto. Groo destaca por dos cosas: su infinita estulticia y falta de cerebro, que va a más con el paso de los números, y su sobrehumana capacidad con las espadas reforzada por necedad a la hora medir el peligro. La mezcla de ambas ‘cualidades’ le convierten en un arma de destrucción masiva que siembra el caos y calamidad, aunque siempre tiene buenas intenciones, con todo lo que tiene la desgracia de cruzarse en su camino. Con esta premisa tan sencilla, los autores han creado historias en las que desde la parodia han reflexionado sobre un sinfín de temas como el capitalismo, la manipulación de las masas, el esclavismo, las drogas, la justicia, el arte… exponiendo algunos de los comportamientos más negativos de la humanidad como la mezquindad o la hipocresía. Pero sin perder nunca el humor, ni caer en la repetición, salvo con chiste recurrente sobre la Fondue de queso o el compostaje, entre otros. Algo que la conecta con obras de otros mercados como Astérix o SuperLópez, más que con lo que habitualmente produce el mercado norteamericano.

Un personaje tan plano como Groo no habría permitido crear una serie llena de momentos tan variados, pero durante sus múltiples aventuras su camino se ha cruzado con un elenco de personajes secundarios que sirven para enriquecer las historias y hacer que sean más variadas. La lista es larguísima, pero podemos destacar a el mercenario Taranto, el Trovador que deja constancia de las correrías de Groo, Arcadio, el héroe prototípico de la espada y brujería, el Sabio, que le trato de educar en su infancia, Chakaal, de la que se enamorara perdidamente, o miembros de su familia como Grooella, su hermana, o su abuela. Aunque el personaje que brilla por encima de todos es Rufferto, un perro tan necio como él que desde su aparición se convierte en un personaje fijo.

Aragonés tiene un estilo caricaturesco propio de las series de humor, pero de un detallismo en los fondos y personajes secundarios impropio de una serie mensual. Las páginas también están repletas de humor puramente visual. Algo que combinado con un sentido único de la narrativa y el movimiento hacen que sea una obra, visualmente notable.

En nuestro país Planeta Cómic ha sido la encargada de publicarla desde sus tiempos como Forum, aunque no de manera íntegra, ya que buena parte de las últimas miniseries de Dark Horse permanecen inéditas, además de los últimos números de Epic y la serie de Image. Esperemos que podamos disfrutar en castellano de las aventuras inéditas del entrañable e idiota bárbaro.

El Anillo del Nibelungo

Richard Wagner (1813-1883) dedicó veintiséis años de su vida a componer El anillo del nibelungo, una colosal tetralogía que abarca cuatro óperas tituladas El oro del Rin (Das Rheingold), La valquiria (Die Walküre), Sigfrido (Siegfried) y El ocaso de los dioses (Götterdämmerung). Durante ese tiempo, el compositor alemán desarrolló la idea de que la ópera era en realidad una “obra de arte total” (Gesamtkunstwerk) producto de la combinación de todas las artes existentes: la música, la danza, la poesía, la pintura, la escultura y la arquitectura. Acorde con su punto de vista, en El anillo del nibelungo todos los elementos (libreto, escenografía, vestuario, actuación…) estaban interconectados y puestos al servicio del drama; en este caso de un drama épico inspirado libremente en la mitología germana y que trataba temas como el efecto corruptor del poder, la búsqueda de la identidad o el amor como fuerza redentora capaz de cambiar el mundo. Poco podía imaginar Wagner que su obra magna sería revisitada y reimaginada muchas décadas después por un arte nuevo que se escapó a su concepto de “obra de arte total”: el cómic.

P. Craig Russell es un artista entre cuyos trabajos se encuentran numerosas adaptaciones al cómic de obras literarias como las novelas de Elric de Melniboné escritas por Michael Moorcock o los cuentos de Oscar Wilde. Pero no sólo de la literatura se alimentaron sus adaptaciones: también óperas como Salomé de Richard Strauss, La flauta mágica de Mozart o El anillo del nibelungo de Wagner fueron adaptadas a las viñetas por este autor. No obstante, quizá no deberíamos considerar estos cómics como adaptaciones sino más bien como traducciones. Si consideramos que la música es un lenguaje, entonces la labor de P. Craig Russell consistió en traducir ese lenguaje al idioma propio de las viñetas, es decir, a la narrativa gráfica.

En este caso, el ilustrador no se limita a dibujar los sucesos que narra el libreto de Wagner, sino que adapta la composición de sus páginas y la forma de sus viñetas para transmitir también el ritmo y la fuerza de la música. Ningún ejemplo ilustra mejor esto que la primera página de El anillo del nibelungo, que traslada el crescendo del preludio de El oro del Rin de forma gráfica. Wagner compuso esa pieza para representar el eterno fluir de las aguas del río, que comenzaba con unas pocas gotas dispersas que se iban agrupando hasta crear una corriente que crecía y crecía hasta llenar el mundo de vida. Las primeras viñetas de P. Craig Russell traducen este mito de la creación expresado en forma musical a su representación visual y en ellas puede seguirse el mismo crescendo, desde las primeras gotas solitarias hasta la imparable corriente del río que da forma a las leyendas y a la historia.

El anillo del nibelungo de Wagner aportó una novedosa forma de transmitir conceptos abstractos mediante lo que su autor llamó “motivos temáticos” (Grundthemen) y que hoy conocemos simplemente como “leitmotiv”, que consistía en asociar determinados conjuntos de notas o determinadas melodías recurrentes a ciertos personajes, ideas o emociones. El anillo que proporciona su nombre a la tetralogía cuenta con su propio leitmotiv, que además experimenta diversas variaciones durante la historia. Lo mismo sucede con los personajes protagonistas, pero también con conceptos más difíciles de transmitir musicalmente como la muerte, el amor o la inevitabilidad del destino. El ilustrador no ignoró este hecho mientras traducía la obra al cómic, que está plagado de imágenes simbólicas y metáforas visuales que ejercen la misma función que cualquier leitmotiv operístico.

El estilo de P. Craig Russell, muy influido por el ilustrador Arthur Rackham (quien también realizó su propia adaptación de El anillo del nibelungo en 1911) y el pintor Alfons Mucha (máximo exponente del Art Nouveau), está cargado de expresividad, sensualidad y pasión. El lenguaje corporal de sus personajes está especialmente cuidado y se basa en un extraordinario dominio de la anatomía por parte del autor. Al igual que las óperas, el cómic de El anillo del nibelungo destila épica y romanticismo.

El argumento de Wagner tomó como referente un poema medieval conocido como El cantar de los nibelungos, pero se tomó abundantes licencias hasta crear una mitología propia cuyos ecos aún pueden sentirse en la cultura popular. Después de todo, la influencia de la tetralogía en El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien o en los cómics de Thor publicados por Marvel es innegable. La recreación realizada por P. Craig Russell es muy fiel a la historia original, además de fácil de seguir pese a su complejidad. De hecho, ni siquiera requiere al lector que conozca la mitología germana, cuyo panteón es un reflejo del panteón nórdico de una forma similar a lo que sucede con los dioses romanos, que son un reflejo de sus referentes griegos. De esta forma, el Wotan germano es equivalente al Odín nórdico, Donar es Thor, Loge es Loki, etc.

La historia comienza en las aguas del Rin, donde tres doncellas protegen el oro sagrado que se esconde en el fondo. Según la leyenda, aquel que forje el oro y lo convierta en un anillo podrá gobernar el mundo… pero a cambio tendrá que renunciar para siempre al amor. Las hijas del Rin retozan contentas, pues confían en que nadie podrá renunciar nunca a algo tan importante como el amor. Atraído por su belleza, un nibelungo llamado Alberich se acerca para cortejar a las damas, pero sólo recibe burlas por su parte. Lleno de odio, Alberich proclama entonces su renuncia al amor y roba el oro, poniendo en marcha una serie de conspiraciones y engaños que implicará a Wotan, el Padre de los Dioses, y pondrá en jaque al resto de divinidades. La maldición del anillo arrastrará a hombres y dioses por igual, amenazando con provocar el fin del mundo. Para ponerle fin, Wotan engendrará a un linaje de humanos, los Valsung, con la esperanza de que algún día aparezca un héroe capaz de liberarse de los hilos del destino y destruir así el anillo. La única fuerza capaz de remediar el aciago destino del mundo es el amor y de ahí que el amor entre el joven heredero de los Valsung y una valquiria guerrera, la hija favorita de Wotan, sea la parte más importante de este drama mitológico con tintes de tragedia.

El amor es el auténtico motor de esta historia. El amor redime el odio y la avaricia, pero también consume a los que lo experimentan. El amor es una fuerza que da vida, pero también una fuerza que la quita. El amor es como un fuego que se extiende hasta que todo arde. Ese fuego es la única esperanza para romper la maldición del anillo, pero también puede ser el causante del ocaso de los dioses.

Las cuatro partes que forman la obra de P. Craig Russell (una para cada ópera) están recopiladas en una edición integral que gustará no sólo a los amantes de la música o de la mitología, sino a cualquier tipo de lector. El anillo del nibelungo es una lectura sencilla y apasionante que combina lo mejor de dos medios. Es una “obra de arte total” que haría que el propio Wagner se sorprendiese.

El equipo recomienda…

– Raúl López: Radiant Black 1, de Kyle Higgins y Marcelo Costa, Norma Editorial.
– Sergio Fernández: Radiant Black 1, de Kyle Higgins y Marcelo Costa, Norma Editorial.
– Juan Luís Daza: Locke & Key: La Edad Dorada, de Joe Hill y Gabriel Rodríguez, Panini Cómics.
– José María Vicente: Breakneck: a toda velocidad, de Duane Swierczynski y Varios artistas, Cartem Cómics.
– Edu Sesé: Radiant Black 1, de Kyle Higgins y Marcelo Costa, Norma Editorial.
– Alfonso del Pino: Sirenas borrachas, de Kat Leyh, Norma Editorial.
– Igor Álvarez Muñiz: Luna, de Maria Llovet, Norma Editorial.
– Mariano Abrach: Radiant Black 1, de Kyle Higgins y Marcelo Costa, Norma Editorial.

Artículo anterior¡Cava y calla! de Pepe Gálvez, Manuel Granell y Sento Llobell
Artículo siguienteExcalibur 18-22
Nacido en 1979 en Avilés y actualmente residiendo en Castro-Urdiales, soy licenciado en Filosofía con Máster en Gestión Cultural, durante un tiempo me dediqué a la crítica musical y ahora me toca con el mundo del cómic, mis dos grandes aficiones. Empecé leyendo en casa de mi primo a finales de los 80, poco después ya me convertí en un comprador compulsivo. Mis comienzos fueron con Daredevil y las colecciones de X-Men pero pronto pasé a Spiderman, Poderes Cósmicos, Vengadores, Image, todo Wildstorm, Vertigo... no hago ascos a ninguna buena historia venga de donde venga.
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
Nacido en Murcia en 1984. Lector de todo tipo de tebeos desde niño, pero sobre todo de Marvel. Aprendió todo lo que sabe sobre cómics (y sobre la vida en general) leyendo la Patrulla-X de Chris Claremont. Psicólogo. Parte del colectivo LGBT+. Redactor del área Marvel de Zona Negativa.
Madrileño desde 1991, en los estudios me fui por los números mientras en casa me quedaba con las letras. Me crie pidiendo al Círculo de Lectores con mi madre y oyendo a mi padre hablar de Marvel, siempre con una peli de Disney en bucle. Fui niño con Mortadelo, adolescente con Spider-Man y adulto con Garth Ennis. Intento descubrir una cosa nueva cada día, y vivo con la ilusión de guionizar un cómic, escribir un libro y tocar un instrumento, aunque al final suela quedarme viendo vídeos de gatos. En mis otros ratos libres participo en un podcast de cine, pero esa es otra historia.
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raku
Raku
Lector
11 mayo, 2022 15:00

Hay cosas muy interesantes este mes: Radiant Black, Sweet Paprika, Plástico (que tiene pinta de bizarrada bien curiosa)… Pero para mí hay dos que destacan por encima del resto: Russian Olive to Red King y, principalmente, Giant Days. Y más aún viendo esa portada