Los superhéroes americanos son seres asexuados

Por
0
62

Hoy ha caído en mis manos, como quien no quiere la cosa, el polémico número 71 de la serie Vengadores. Digo como quien no quiere la cosa porque no esperaba especialmente su llegada. Tenía ganas de ver el desenlace de Impensable en los 4 Fantásticos, espero impaciente el final de Asalto a Arma Plus en Nuevos Xmen y cuento los días para leer el próximo número de Identity Crisis. Pero este cómic en concreto ya lo había olvidado, pese a todo el follón que se montó cuando salió en los puros, sensibles y rubios Estados Unidos. Como lectura, decir que ha sido entretenida, con unos buenos diálogos bastante inteligentes y un uso del villano algo gratuito. Recomendable de todas formas.

La controversia venía de una escena sexual cuasi-explícita de Hank Pym masajeando el sagrado botoncito de Janet estando él a tamaño reducido. Hubo bronca. Se ganó el distintivo de “para adultos”. Que menuda ordinariez. Que qué será de nuestros hijos. Puedes mostrar una cabeza reventada, tripas saltando como mangueras, peleas de todo tipo, gente despreciándose y llamándose lo que no está escrito, pero no puedes mostrar una escena sexual. Pero claro, hablar sobre lo mal que está esto y lo hipócrita que resulta sería ahondar en un tema manido, sobado y en el que casi todo el mundo coincide.

Ya que las reacciones de los gentiles (manera personal y educada de denominar a las personas no lectoras de tebeos, al ser más formal que cosas como “fariseos” y otras opciones desechadas) cabalgaban entre la sorpresa y el rechazo y fueron oídas y bien oídas, me gustaría saber, ¿como reaccionaron los fans? Quiero decir, aunque consideremos que la violencia es más censurable que el sexo, aunque prefiramos una escena carnal a una sangrienta, ¿qué estamos actostumbrados a leer los aficionados al mainstream? Peleas, luchas, tortas, golpes y una cierta proliferación de tebeos en los que los protagonistas se insultan alegremente; a cada cual más bestia para entrar en lo polémico y lo escandaloso. Ninguno quiere violencia, pero leemos violencia, eso no se puede negar. Sin embargo, la sexualidad, pese a contar con el beneplácito moral de una amplia mayoría, es tabú.

Los superhéroes americanos son seres asexuados, libres de las pasiones de la carne y la hormona, ciegos a los encantos del sexo opuesto durante décadas, ¿cual es la respuesta de los propios fans ante este tipo de escenas, que rompen con lo que están acostumbrados a leer? ¿Sorpresa ante lo imprevisto? ¿Alegría al ver que los tabúes van cayendo en pro de unos tebeos más verosímiles, que muestran a las personas tal y como son? ¿Rechazo al considerar estas escenas superfluas, vacías, innecesarias? ¿Es conveniente que se vean con más frecuencia, o debería seguir siendo escasas y fugaces para no perderse en un mar de escenas subidas de tono y conservar su originalidad? No es algo que se vea todos los días y sería un buen ejercicio pensar en como vemos cada uno de nosotros estas pequeñas sorpresas, estos cachetes a la censura que, para bien o para mal, tanto polvo levantan.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments