Los Cuatros Fantásticos de James Robinson, controversias y conspiraciones

Por
13
906
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Llegó Jonathan Hickman y nada volvió a ser lo mismo. Mark Millar y Bryan Hitch habían recuperado el interés perdido en los Cuatro Fantásticos; la editorial debía aprovechar esa circunstancia. En aquel entonces, Hickman era un nuevo fichaje de la editorial al que habían concedido una miniserie de los Cuatro Fantásticos enmarcada en el evento Reinado Oscuro. Luego, Hickman se hizo cargo de la serie en una etapa memorable, donde trajo cambios sustanciales empezando por la Fundación Futuro. El relevo de Hickman tendría un difícil trabajo para igualarle, y así fue. Matt Fraction deleitó a los aficionados con FF, serie dedicada a la Fundación Futuro, pero su breve andadura por la serie central fue una decepción absoluta para los lectores.

Después de la cancelación de FF y la tibia recepción de la serie central, Marvel decidió relanzar la cabecera principal con un nuevo equipo creativo y editor. El veterano Tom Brevoort cedió su puesto a Mark Paniccia. El nuevo editor se decantó por James Robinson, el famoso guionista detrás de Starman y la polémica Justice League: Cry for Justice. Al frente de los dibujos, el veterano Leonard Kirk. Editor y autores debían recuperar el interés de los lectores una vez más y, con este objetivo en mente, empezaron a trabajar en una saga oscura e intensa, cuyo primer capítulo recibiría el título de La Caída de los Cuatro Fantásticos. El nombre ya adelantaba el tono que iban a imprimir al nuevo volumen, pero jamás hubieran llegado a imaginar la repercusión de este nuevo volumen.

Paniccia, Robinson y Kirk querían una historia provocativa, y el resultado final sobrepasa sus mejores expectativas. La última vez que los fans estadounidenses arremetieron con tanta ferocidad contra Marvel fue en la era de Bill Jemas. El antiguo vice presidente de Marvel quería echar a Mark Waid y Mike Wieringo de la serie de los Cuatro Fantásticos, y solo la iracunda respuesta del fandom puso freno a los desvaríos de Jemas. Al igual que en la era Jemas, la controversia ha venido de fuera de los cómics: la productora FOX estrenará este verano una nueva película de los Cuatro Fantásticos, un movimiento que no gusta al imperio Disney. Ciertos medios aseguraban que el CEO de Marvel, Ike Perlmutter, estaba tan enfurecido que ordenó la cancelación del cómic mientras la película estuviera disponible en los cines de medio mundo. Tampoco faltaron los rumores de que Marvel estaría prohibiendo cualquier uso comercial de la licencia. Esta estrategia obedecería la intención de no contribuir indirectamente a la campaña promocional de la futura película. ¿Y por qué un producto tan minoritario como los cómics? En Estados Unidos los cómics de superheroes son un producto bastante limitado y con un número de lectores muy pobre. La respuesta de esos medios fue señalar el carácter emocional e inestable de Perlmutter. El CEO de Marvel estaría dispuesto, por puro orgullo, a terminar la producción de un producto extremadamente minoritario. Curiosamente, Marvel anunció hace poco que casi todas sus series serán suspendidas durante el evento Secret Wars. ¿Existe en realidad una conspiración?…

Greg Land Fantastic Four PORTADA

La Caída de los Cuatros Fantásticos

fantastic_four_1_splash

La Caída de los Cuatro Fantásticos empieza con la imagen de Sue Richards escribiendo una carta a su hijos Franklin y Valeria. Mr. Fantástico ha perdido aparentemente su prodigioso intelecto, la Antorcha Humana se está entregando a los excesos del alcohol y la Cosa se encuentra en prisión después de haber cometido un terrible crimen, del cual solo Reed Richards es testigo. La desesperación de la Mujer Invisible es palpable, y en la carta pide a sus hijos que entiendan la gravedad de la situación. Ella misma está atravesando un momento difícil y no cree en la posibilidad de ver un final feliz. Precisamente ese sentimiento pesimista hace aun más dolorosa su situación. No entiende qué pudo conducir al grupo a esta situación. La respuesta a esta pregunta se irá revelando a medida que progrese la historia.

Retrocedemos al pasado, antes de que Sue escriba su carta. Los Cuatro Fantásticos, ignorantes de lo que les espera, acuden al rescate de Nueva York. El monstruo Fing Fang Foom está arrasando el centro de la ciudad y los Vengadores no están disponibles, por lo que esta vez es el cuarteto fantástico quien se encarga de noquear al dragón. En esta escena, preciosamente dibujada por Kirk, los nuevos y llamativos trajes del grupo llaman la atención del lector. La indumentaria blanca y minimalista que lucían desde hace unos años ha sido desechada en favor de unos trajes de color rojo reminiscentes de los trajes azules originales. ¿A qué se debe este cambio? Según Paniccia, el color rojo de los trajes refleja la intensidad y gravedad de los acontecimientos y, de paso, le da una seña de identidad extra al nuevo volumen.

Fantastic_Four_trajes_rojos

Fing Fam Foom es derrotado facilmente, tan fácil que Reed Richards se pregunta cuál era el objetivo del monstruo. Normalmente suele exhibir signos de inteligencia, pero esta vez se ha comportado como un animal salvaje. Es un hecho verdaderamente peculiar que Richards debiera haber investigado… Pero, para bien o para mal, los habitantes del Edificio Baxter tienen otras preocupaciones. Los niños están ocupados inventando un rayo que convierta toda materia en chocolate, Ben Grimm vuelva a salir con Alicia Masters (¡¿cuántas veces han vuelto a ser pareja?!) y Johnny Storm prepara un gira de conciertos por toda América. Serían tiempos felices de no ser por Valeria Richards. La pequeña Valeria, después de lo acontecido en el último volumen, vive ahora con el Doctor Muerte en Latveria. En general, los ocupantes del Edificio Baxter no piensan mucho en la ausente Valeria, pero la madre de la pequeña no puede dejar de lamentar lo ocurrido. Sin embargo, no duda que, tarde o temprano, su hija volverá a casa.

Entonces sucede. Los Cuatros Fantásticos van a sufrir como nunca antes y todo empieza con un fallo en el sistema. ¿Quién no se ha preguntado qué sucedería si Reed Richards perdiera el control de sus inventos más peligrosos? He aquí la respuesta: cuando uno de los portales de su laboratorio deja de funcionar correctamente, cientos de criaturas monstruosas invaden la ciudad de Nueva York. La reacción inicial de todo ciudadano normal sería tildar a Mr. Fantástico como un incompetente (y lo harán), pero Franklin Richards señala otra posibilidad. Esos monstruos vienen de su mundo.

Franklin Richards en Heroes Reborn
Franklin Richards en Heroes Reborn

Es necesario retroceder a la temida década de los noventa para saber a qué mundo se refiere el pequeño Franklin. En 1996 Marvel publicó una línea de cómics titulada Heroes Reborn, donde los grandes héroes fueron reinventados por los artistas más populares de aquella época. Después de vencer al malvado Onslaught, los Vengadores y los Cuatro Fantásticos fueron transportados a un universo de bolsillo concebido por Franklin Richards y apodado como Contratierra. De esta forma, la generación más infame en la historia marvelita obtuvo la libertad para alterar a los superhéroes más queridos y populares de todos los tiempos. El experimento, por supuesto, no tardó en ser descartado y todos volvieron a casa: los personajes, al universo tradicional; los autores, a Image Comics. Sin embargo, por mucho que los fans prefieran olvidar las travesuras de Rob Liefeld y Chap Yaep, Heroes Reborn y sus conceptos no han sido olvidados.

Como se vio en la etapa de Jonathan Hickman, Franklin vuelve a contar con sus increíbles poderes. Es capaz de sentir que la Contratierra ha “enfermado” y los monstruos que asolan Nueva York son consecuencia de esa enfermedad. Con tal de erradicar la amenaza, Reed Richards improvisa un artefacto que neutraliza a los monstruos pero también elimina los poderes de Johnny Storm, ya que, debido a la escasa información disponible sobre la Contratierra, Reed se ve obligado a incluir antígenos provenientes de la Zona Negativa. Una vez más, las explicaciones se encuentran en los números de Jonathan Hickman. En el número 600 de la colección se revelaba que Johnny Storm murió a manos de los esbirros de Annihilus, pero fue resucitado gracias a la avanzada tecnología del tirano cósmico. Esto implica que Johnny guarda rasgos genéticos inherentes a la Zona Negativa y cuya reacción frente a los antígenos de Reed desencadena la perdida de poderes.

fantastic_four_2_preview_1

Quizás porque es consciente de que en el universo Marvel la perdida de superpoderes es solo temporal, Johnny le resta importancia a lo sucedido y decide centrarse en su nueva carrera como cantante. Mientras tanto, la Cosa visita a Alicia Master sin saber que el padrastro de ésta observa todos y cada uno de sus pasos. ¿Qué planea el Amo de las Marionetas? La respuesta no la obtendremos hasta más adelante, porque los Cuatro Fantásticos tienen otra prioridad. Los Cuatro Terribles están de vuelta, esta vez con tres miembros de la Brigada de Demolición y tecnología más avanzada. A diferencia de anteriores ocasiones, su líder, el Mago, no ataca por motivos personales; trabaja para un misterioso benefactor. A estas alturas, cualquier lector con un mínimo de experiencia sabe que algún villano está moviendo los hilos. Por ese motivo, James Robinson ni se molesta en ocultarlo. Incluye una conversación donde el Mago se jacta de contribuir en la destrucción de los Cuatro Fantásticos. Reed Richards le responde afirmando que no es la primera vez que un villano lo ha intentado. Sin embargo, jamás se ha enfrentado contra un enemigo tan poderoso. Ahí reside la estrategia del guionista: el villano de esta saga prescinde del sigilo en favor de golpes bien sincronizados y calculados.

Los Cuatro Fantásticos vencen al Mago y sus sicarios, pero ahí no termina todo. El gobierno de los Estados Unidos de América, harto de que los experimentos de Mr. Fantásticos causen tantos destrozos, ha ordenado cerrar el Edificio Baxter, una situación que los Cuatro Fantásticos solo descubren después de vencer a los Cuatro Terribles. La intención del gobierno es investigar el origen de las criaturas y, mientras el Edificio Baxter permanece acordonado, los Cuatro Fantásticos deberán acudir al juzgado de Nueva York. ¿El motivo? La ciudad considera que la familia es responsable de numerosos daños y perjuicios. Representando a la ciudad se encuentra el fiscal Aiden Tolliver, quien esgrime argumentos muy bien preparados y no tiene dificultad alguna en contrarrestar la defensa del cuarteto fantástico. Pocas esperanzas le quedan a su abogada Jennifer Walters después del juicio.

¿Ike Perlmutter?, ¿el presidente de la FOX? ¡No! Es el fiscal Aiden Tolliver.
¿Ike Perlmutter?, ¿el presidente de la FOX? ¡No! Es el fiscal Aiden Tolliver.

En efecto, el fallo judicial da la razón a Tolliver. Como consecuencia, los niños de la Fundación Futuro son enviados a una base de S.H.I.E.L.D. donde puedan permanecer a salvo de su tutores legales, y el Edificio Baxter queda cerrado hasta previo aviso. A cargo de ellos se encuentra el agente Jim Hammond, la Antorcha Humana original y favorito del guionista. El primer superhéroe de Marvel jugará un papel importante en esta saga.

Pecado Original

FF_Original_Sin_3

Francamente, la Caída de los Cuatro Fantásticos resulta ser una historia bastante convencional que refuerza la idea de que Robinson ha caído en el manido esquema que nueve de cada diez escritores emplean cuando escriben a la Primera Familia de Marvel. La falta de intensidad y un desarrollo muy conservador y convencional lastran lo que podría haber sido un estupendo arranque. Solo la presencia de Leonard Kirk eleva los guiones de un Robinson que parece escribir con el piloto automático activado. Irónicamente, la calidad de los guiones mejora sustancialmente con la llegada del penúltimo gran evento marvelita, cuando la tendencia suele ser la contraria. El mismo Robinson ha sufrido en sus propias carnes las molestas interferencias editoriales, pero esta vez encuentra la manera de aprovechar con inteligencia las ocurrencias de la editorial.

El evento de turno es Original Sin, traducido como Pecado Original. Ya que han habido más eventos posteriores, merece la pena recordar la premisa básica del evento escrito por Jason Aaron. Uatu el Vigilante ha sido asesinado, y un grupo de héroes comandado por Nick Furia (el original, no Samuel L. Jackson) no tarda en buscar al culpable. A medida que avanza la investigación, secretos del pasado, almacenados en la memoria de Uatu, son revelados. Thor descubre que tiene una hermana perdida, Lockjaw recuerda donde enterró un apetecible hueso, y la Cosa… el bueno de Ben Grimm descubre el mayor secreto de Johnny Storm, que desgraciadamente no tiene nada que ver con las amantes de la Antorcha Humana. El secreto de Johnny Storm es que él, en el primer año de vida del grupo, estropeó la cura definitiva para Ben . Ignorante de sus acciones, Johnny manipuló uno de los primeros experimentos diseñados para restablecer el aspecto humano de la Cosa. Aniquiló los progresos de Mr. Fantástico y condenó a Ben a varios años de calvario. Reed Richards supo un poco después cuál era la causa del error, pero prefirió ocultarlo.

La terrible revelación
La terrible revelación

A lo largo de los años, el sobrino de Petunia Grimm ha cambiado de forma incontables veces, hasta el punto de que su cruzada por recuperar su forma humana es ya un tópico en la serie. Igual de trillada es la siempre fallida búsqueda de una cura por parte de Mr. Fantástico. Recientemente Jonathan Hickman le dio un final momentáneo a esta recurrente obsesión. Gracias al intelecto combinado de los chicos de la Fundación Futuro, Ben Grimm revierte a su antiguo yo una vez al año. Y para complicar las cosas, cientos de escritores han mostrado a un Ben consciente de la realidad, que ha terminado por acostumbrarse a su nuevo yo. Es difícil imaginar, con estos antecedentes, por qué Ben se enfadaría, pero sucede. La respuesta del guionista ante esta situación es señalar el tiempo transcurrido desde la metedura de pata de Johnny. Ben se siente traicionado por Johnny y Reed, su mejor amigo, porque nunca le confesaron la verdad.

¿Qué haces en un momento así? Si eres la Cosa, ir a un bar. Sin embargo, poco tiempo tiene para entregarse a las virtudes del alcohol, porque el Amo de las Marionetas ejecuta su nuevo plan y secuestra a su hijastra Alicia Masters. Por supuesto, Ben acude al rescate, no sin haber pedido refuerzos antes. Cuando Mr. Fantástico llega, encuentra a Ben sosteniendo el cadáver de Phillip Masters.

FF_Original_Sin_2

La Cosa asegura ser inocente, pero no un existe un testigo fiable capaz de demostrarlo; Reed es incapaz de ello. Curiosamente, S.H.I.E.L.D. no tarda en aparecer y detener a Benjamin Grimm. Mientras espera a que la investigación termine será internado en una prisión de alta seguridad. Mejor suerte corren sus compañeros: Johnny solo es despedido por su compañía discográfica, ya que sin sus poderes pierde su atractivo comercial; los niños de la Fundación Futuro deben permanecer en el campamento Hammond; y el matrimonio Richards, alejado de sus niños y su hogar, decide marchar de la ciudad. La Primera Familia se ha disuelto.

En este punto, Robinson introduce un nuevo personaje en la mitología marvelita: John Eden, el CEO de Nueva Edén, una empresa pujante en el mundo de la tecnología. Eden sueña con crear un nuevo concepto de ciudad, una urbe sostenible y ecológica. Con tal de realizar su sueño ha creado un ciudad prototipo donde cientos de científicos e ingenieros dan forma a sus ideas. Mr. Fantástico acepta trasladarse a su ciudad y trabajar para él. Compartirá laboratorio con su nuevo asistente, Cully Moore.

John Eden. Genio, millonario, playboy y filántropo.
John Eden. Genio, millonario, playboy y filántropo.
Cully Moore, un asistente de lujo.
Cully Moore, un asistente de lujo.
Al este del Edén

Superado el decepcionante inicio, Robinson continúa sin miedo alguno. En cuestión de tres números ha separado al grupo y desestabilizado al grupo. La Cosa está en prisión, la Mujer Invisible llora la ausencia de sus niños, y la Antorcha Humana y Mr. Fantástico tampoco se librarán de las maquinaciones del misterioso villano detrás de todo el complot. Los únicos que están a salvo son los adorables miembros de la Fundación Futuro, quienes cuentan con la inestimable protección de Jim Hammond.

Al Este del Edén alterna entre diferentes puntos de vista. En primer lugar, la estancia de Ben Grimm en prisión. Como era de esperar, es enviado a una cárcel que dista mucho del modelo europeo. En ella, siempre bajo el efecto de un fortísimo inhibidor, los guardias desatienden sus obligaciones y dejan la organización de la cárcel a sus residentes. Un villano del pasado será, obviamente, el líder de los reclusos… un momento, ¿qué hace Sharon Ventura en la prisión? El líder de los reclusos no es un villano, sino una ex amante de la Cosa. Una ex amante que odia a quien antaño fuera su pareja sentimental, y que desde luego no va a hacerle la vida fácil. No faltará la obligatoria emboscada en las duchas de la prisión. Pero por fortuna la Cosa cuenta con un aliado inesperado: el Hombre de Arena. Dese que ambos se encontraron en el Marvel Two-in-One #86, Flint Marko renunció a toda actividad criminal gracias al apoyo de Ben Grimm. Este cambio fue tristemente anulado en la década de los 90 cuando el Mago le hizo un lavado de cerebro con el objetivo de reclutar al viejo Marko. El Hombre de Arena ha vuelto a mostrar desde entonces signos de humanidad, pero por azares del destino se vio obligado, en algún momento, a reincidir.

She-Thing_FF

Repasemos un momentos quién es Sharon Ventura. Creada en 1985 por Mike Carlin y Ron Wilson, Sharon era una supervillana contra la cual Ben Grimm luchó en su serie en solitario. Sin embargo, unos siete números después se revelo que en realidad estaba bajo el control mental de otro supervillano. Por fin libre, Sharon adoptó el nombre de Ms. Marvel, aunque su carrera con tal nombre se vio truncada cuando Steve Englehart la incorporó a los Cuatro Fantásticos. Al verse expuesta a los mismos rayos que otorgaron a los Cuatros Fantásticos sus poderes, la pobre Sharon mutó en un ser tremendamente parecido a la Cosa, motivo por el cual se la conoce hoy día como She-Thing. Sharon desapareció del universo Marvel tras la marcha de Tom DeFalco como guionista de la colección y reapareció en tiempos de la Iniciativa. Claro que aquella Sharon resultó ser un skrull. Pero esta es la Sharon de verdad, y, al parecer, se encuentra en la cárcel por un crimen frustrado. El porqué de su regreso a la actividad criminal es un misterio. Solo se sabe que alguien con suficiente poder y contactos le ha otorgado el liderazgo de los reclusos con la condición de que Ben Grimm sufra.

Ajena a este drama carcelario se desarrolla la trama protagonizada por la Mujer Invisible. Si perder a sus niños ya fue un duro golpe, ahora Sue Richards sufre los excesos de su hermano y la inseguridad de su marido. Debido a los acontecimientos recientes, un sentimiento de inseguridad persigue a Mr. Fantástico y amenaza con hundir su carrera y su matrimonio. Sue, famosa por su firmeza y paciencia, no encuentra fuerzas en esta ocasión. La solución a su estado emocional pasa por visitar Latveria y recuperar a su hija. No obstante, Valeria Richards se niega.

Dado el fuerte odio y la extrema repulsión que el Doctor Muerte expresa hacia Reed Richards, resulta curioso que Victor von Muerte sienta tan tamaño afecto por Valeria Richards. Pero así es. Valeria cuenta con el honor de uno de los embarazos más extravagantes y disparatados de toda la historia Marvel, tan surrealista que es mejor no hablar más de él. Lo más relevante de su nacimiento fue la implicación del Doctor Muerte, quien consiguió que Valeria no volviera a morir en el parto, y gracias a su acción fue nombrado padrino. Que Victor von Muerte no actuó de forma desinteresada no sorprendió a ningún lector, pero seguro que nadie imaginaba adonde conduciría Jonathan Hickman la relación entre padrino y ahijada. Cuando Valeria, con su recién desvelado intelecto, contactó con Muerte, ambos establecieron una tierna relación. Más lejos aún fue Hickman al escribir las interacciones entre Muerte y una Valeria del futuro, sugiriendo que la hija de Reed Richards convertirá al villano en una fuerza del bien.

Valeria, cuya respuesta es fácil de predecir, se niega a regresar; hace poco convenció al “tío Muerte” de las virtudes del altruismo, y ambos están trabajando en proyectos humanitarios. De repente, y sin previo aviso, Sue Richards ataca al Doctor Muerte, y solo la intervención de Valeria salva la vida del tirano latveriano. “Malicia?”, pregunta Valeria. En efecto, la personalidad creada por John Byrne en el número 280 de la colección original está de vuelta. Malicia era una personalidad implantada por Psycho-Man aprovechando un momento de debilidad. Aquel momento de debilidad no era otro que el fallido primer nacimiento de Valeria Richards. Siendo esto un cómic de superhéroes, sobra decir que la personalidad de Malicia posee una tendencia natural hacia el mal.

Cariño, creo que John Byrne te ha convertido en un ser malvado
Cariño, creo que John Byrne te ha convertido en un ser malvado

fantasticfour2014-annual

Mientras tanto, Reed se esfuerza en vano por dejar atrás su inseguridad. Ni siquiera vencer al Mago, esta vez aliado con unos corrompidos Siete de Salem, contribuye a este propósito. Cully Moore le anima y apoya, pero no surge efecto alguno. Quien permanece ignorante de todo lo que está sucediendo es Johnny Storm. Todo cambia cuando su inapropiado comportamiento llama la atención de su viejo amigo Wyatt Wingfoot (creación de Lee y Kirby en el mítico número 50 de Fantastic Four). Wingfoot y Jennifer Walters, la sensacional Hulka, revisan los acontecimientos y detectan claros indicios de una conspiración. No les falta razón, ya que Wyatt es inmediatamente después perseguido por un arquero disfrazado como Ojo de Halcón. O mejor dicho, es perseguido por el Ojo de Halcón de Heroes Reborn, el Ojo de Halcón de la Contratierra, el universo de bolsillo de Franklin Richards que recientemente enfermó. La salvación de Wingfoot llega de la mano de Spider-Man.

A partir de este punto, las diferentes tramas comienzan a converger. Spider-Man y Wyatt Wingfoot rescatan a Johnny Storm de su espiral de autodestrucción, y la Mujer Invisible y antiguos aliados se unen a ellos para rescatar a Ben. Una breve investigación por parte de Peter Parker revela que el cuerpo sin vida del Amo de las Marionetas ha desaparecido sin explicación aparente. ¿Y Mr. Fántastico? Nos ha engañado, porque nunca dejó de indagar el origen de la invasión que dio lugar a la caída del supergrupo. El resulto de su incesante búsqueda habla por sí mismo: el defecto que hizo posible la invasión fue provocado por ¡John Eden! Naturalmente, Reed se encara con Eden sin saber que ¡no conoce al verdadero Eden! Cully Moore es Eden y el motivo de sus acciones es muy simple. Te odio.

Fantastic Four Iron Man Heroes Reborn

Al este del Edén supone una mejoría más en la saga que Robinson y Kirk plantean. Lo que apunta a ser, en comparación con Pecado Original, una parte más pausada y relajada termina siendo un auténtico carrusel de revelaciones y sorpresas.

Back in Blue / The End is 4ever

FF_13_Cover

Último capítulo donde James Robinson, plenamente consciente de la polémica generada debido a los derechos cinematográficos, se despide de la colección con un tono mucho más optimista y positivo. No hay conspiración que pueda con los Cuatro Fantásticos.

FF_Quiet_Man_past

Siendo éste el último acto, toca explicar quién es el villano que mueve los hilos. ¿John Eden?, ¿Cully Moore? No. El villano se describe a sí mismo como el Hombre Silencio (Quiet Man), ya que ha olvidado su propia identidad. Solo recuerda haber estado enamorado de Sue Storm cuando él era un estudiante universitario. Que ella jamás se fijara en él y que Reed Richards le arrebatara la mujer sus sueños no le sentó nada bien. Si ya de por si el Hombre Silencioso era una persona solitaria y excéntrica, la decepción que le supuso esto potenció su distanciamiento de la sociedad. Tras convertirse en un renombrado científico, diseñó un sistema de nanomáquinas capaces de modificar su rostro. De este modo creó un imperio empresarial que opera en secreto y extendió su influencia en las administraciones públicas. Tal es su poder que muchos de los villanos contra los cuales se han enfrentado los Cuatro Fantásticos actuaban siempre bajo sus ordenes. Sin embargo, semejante poder conlleva graves consecuencias: el Hombre Silencioso no recuerda su verdadero nombre o aspecto. Normalmente adopta alguna de sus personalidades favoritas. Como la de Aiden Tolliver, fiscal de Nueva York.

Su plan final pasa por salvar el mundo de una amenaza presuntamente instigada por Mr. Fantástico. Por el camino, hundir a la Primera Familia. Con tal de cumplir su propósito, contrató al Mago, la Brigada de Demolición y… Psycho Man. En efecto, la personalidad de Malicia volvió a manifestarse hace poco gracias a la influencia de su propio creador. El papel de Psycho Man no se limita a Malicia, no obstante. Él también es el responsable de las alteraciones en la Contratierra. Todo este trabajo lo realiza a cambio de nada, lo que despierta las sospechas de Mr. Fantástico.

FF_Psycho_Man

El plan del Hombre Silencioso solo necesita un elemento restante, que es la imaginación de Franklin Richards. Dicho y hecho, el Thor de Heroes Reborn irrumpe en el Campamento Hammond y secuestra a los niños de la Fundación Futuro. La mente de Franklin es sondeada por la Visión de la Contratierra, pero uno de los niños se aprovecha del único punto flaco del Mago. Hablamos, como no podía ser de otra forma, de la relación entre el Mago y su clon Bentley-32. En el comienzo de la etapa de Jonathan Hickman, el Mago creó clones infantiles suyos con la finalidad de vencer a los Cuatro Fantásticos. De los treinta y dos clones solo uno sobrevivió, y fue acogido por Reed Richards. A lo largo de su extensa etapa, Hickman relató la evolución personal de Bentley, que finalmente dejó de identificarse con su padre, y Robinson aprovecha esto para hacer evolucionar al Mago. Bentley Whittman por fin comprende el porqué de las diferencias entre él y su clon, a quien termina calificando como hijo. El Mago reclutará un poco más tarde a Sharon Ventura, el Hombre de Arena y Thundra para salvar a su hijo.

Bentley y su padre
Bentley y su padre
Los Vengadores que nadie quería volver a ver
Los Vengadores que nadie quería volver a ver

El plan del Hombre Silencioso es un rotundo éxito y los Vengadores de Heroes Reborn están listos para mantener a los héroes marvelitas bien ocupados. Tan convencido está el villano de su éxito, que deja escapar a su odiado Reed Richards. Pero no contaba con el regreso de Valeria Richards, la incorporación de Namor, y el estatus de Jim Hammond. La Antorcha Humana original aprovecha sus posición dentro de S.H.I.E.L.D. para rastrear a Sleepwalker. Este ente, creado por Bob Budiansky y Brett Blevins, se dedica a patrullar los sueños de los humanos, protegiéndoles de cualquier amenazas. En una de sus rutinarias inspecciones fue atrapado en la mente de un hombre llamado Rick Sheridan. Desde entonces, permanece atrapado dentro de Sheridan y solo puede materializarse cuando su huésped duerme. Sleepwalker tuvo su propia serie regular en los años noventa, que aguantó treinta y tres números, y luego desapareció del universo Marvel. Robert Kirkman, el famoso guionista de The Walking Dead, a punto estuvo de escribir una nueva serie regular con el personaje, pero los planes de la editorial nunca se materializaron. A pesar de todo, cada cierto tiempo algún escritor rescata al personaje.

Sleepwalker
Sleepwalker
El equipo de rescate
El equipo de rescate

En un giro de guión, el enemigo final no resulta ser el Hombre Silencioso, sino Psycho-Man. Tal y como sospechaba Mr. Fantástico, el villano con la habilidad de alterar el estado emocional se ha aprovechado de su jefe, y planea hacerse con el control de la Tierra 616 y la Contratierra. El propio Hombre Silencioso se ve obligado a colaborar con Reed Richards, mientras un pequeño equipo se adentra en la Contratierra. ¿El resultado de la batalla? Predecible. Psycho-Man queda atrapado en la Contratierra, el fallecido Amo de las Marionetas y los Vengadores de Heroes Reborn resultan ser copias malas, el Hombre Silencioso escapa y Johnny Storm recupera sus poderes. Los Cuatro Fantásticos vuelven a estar juntos. Es un final feliz y más que necesario porque este mes de mayo el tiempo se acaba.

Y como colofón, Robinson aporta su opinión acerca de la supuesta prohibición impuesta por Disney.

Johnny_Storm_FF_645

Valoración final

¿Es éste el fin de los Cuatro Fantásticos? En mi más honesta opinión la respuesta es un rotundo NO. No sabemos si de verdad el CEO de Marvel ordenó cancelar la serie y Secret Wars es una excusa para ocultar este hecho. Lo que sí sabemos es quienes han ido alimentando y propagando los rumores. En su mayoría han sido fans desencantados con la Marvel actual, siempre pendientes de encontrar nuevos argumentos para atacar a la editorial, o lectores ingenuos que piensan que la sección de cómics aún es la más importante dentro de Marvel. No quiero restarle valor a reflexiones tan validas como la de Carlos Pacheco, quien hace poco se expresó en el diario El País, pero me es imposible no expresar mi más sincera opinión.

De hecho, creo que Marvel se ha beneficiado de la polémica. Los primeros números fueron publicitados como una historia oscura, pero el público meta no dejó de ser el de los aficionados. Solo después de que estallara la polémica se intensificó la campaña promocional, y la editorial no tardó ni un instante en hablar de la saga más controvertida de la historia marvelita. Estoy convencido de que los Cuatro Fantásticos no han muerto, sino más bien lo contrario. Gracias a toda esta polémica han vuelto a ser el centro de atención. Además, Marvel ya ha confirmado un nuevo volumen de los Cuatro Fantásticos.

Todavía es pronto para saber el equipo creativo del siguiente volumen, pero repetir con James Robinson y Leonard Kirk sería una buena decisión. La Caída de los Cuatro Fantásticos fue decepcionante y bastante mediocre, pero Robinson supo recuperarse a partir de Pecado Original y no volvió a bajar el nivel. Leída como una sola historia, los números escritos por el guionista de Starman conforman una memorable y divertida saga que gustará a veteranos y recién llegados. En cada página se respira amor hacia el material original, pero Robinson no se dedica a copiar los clásicos. Construye una nueva historia partiendo de la continuidad establecida, prosigue con el desarrollo de héroes y villanos, y destaca por una excepcional caracterización del cuarteto protagonista. Todo sin recurrir a la violencia extrema que llega a haber en la Marvel actual.

El apartado gráfico es el mejor que la franquicia ha tenido en mucho tiempo. Leonard Kirk brilla en cada página y realiza la asombrosa proeza de cumplir todas las fechas de entrega. El dibujante más infravalorado de Marvel, quizás. Y ayudándole se encuentra Marc Laming, que también destaca en los escasos números dibuja, y Dean Haspiel, cuyo estilo retro encaja como un guante en los flashbacks de Pecado Original. Tom Grummet dibuja un Annual y, a pesar de ciertas inconsistencias anatómicas, consigue transmitir la arrolladora fuerza de la Mujer Invisible. Por último, en el plantel de artistas invitados están nombres como Phil Jimenez, Chris Samnee y Jerry Ordway.

No será un cómic rompedor, pero el último volumen de los Cuatro Fantásticos puede presumir de combinar elementos clásicos y modernos con un resultado maravi… digo, fantástico.

FF_Forever

13
Déjanos un comentario

Please Login to comment
11 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
11 Comment authors
tiamathfrankchalmersRobert St.Franzrichmord Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Dynamo
Lector
Dynamo

Ganazas de leer este artículo, pero necesito tiempo libre.no se preocupe, que seguro que esta tarde encuentro un hueco amplio.

Laurel Kent
Lector
Laurel Kent

¿la Mujer Maravilla? Será la Mujer Invisible… ¿no?

alienigena100
Lector
alienigena100

Excelente artículo. Enhorabuena. Desde luego Robinson ha hecho un pequeño homenaje a la historia de los Cuatro Fantástico y de sus diferentes etapas: la Ms. Marvel de Steve Eglearth, la Malicia de Byrne (y de Tom de Falco, ojo), el nacimiento de Valeria de Merino y Pacheco, el Dr. Muerte “bueno” de Claremont y sobre todo la etapa de Hickman que sentó las bases actuales del grupo. Este último (junto con Byrne) es el que ha hecho evolucionar más al grupo.

Pablo Eduardo Tesolin
Lector
Pablo Eduardo Tesolin

Excelente reseña. El run de Robinson tuvo un arranque bastante malo. Concuerdo contigo, a partir de Original Sin, se volvió una serie de lectura entretenida. No es la mejor versión del grupo, y dista de serlo, pero es al menos llevadera.

Ya veremos de que manera vuelve esta colección tras Secret Wars.

Dynamo
Lector
Dynamo

Excelente reseña, señor Vicente, ya dije que encontraría un hueco. Un resumen fantástico de lo que parece una buena etapa.
Yo nunca creí que los 4 F se irían para siempre, sólo queda esperar a que equipo creativo se le confía el nuevo volumen.

j1n0u
Lector
j1n0u

Por supuesto que no es el fin de los personajes, los van a utilizar de relleno para todos los títulos en que puedan meterlos, involucrarlos en líos amorosos, (el más reciente es el joven Storm con Medusa de los Inhumanos) o algún otra “magnifica” idea.

richmord
Lector
richmord

mr jose, clap clap clap. impresionante articulo. por fin algo marvelita por alguien que aprecia a marvel. desglozar toda una etapa de la manera que lo hizo, es para aplaudir, incluyendo todo lo importante, las cosas para el fan y opiniones. Excelente!!! lo seguire de cerca a partir de ahora

Franz
Lector
Franz

Disney / Marvel ya tiene suficiente pasta para recuperar a los Xmen y a los 4F….

Robert St.
Lector
Robert St.

¡Un Digno Cierre, Con Broche de Oro de James Robinson una Etapa Más de La Primera Familia de Marvel, Reuniendo lo Mejor de los Conceptos de Stan Lee, Jack Kirby, John Byrne, Roy Thomas, Walter Simonson, Steve Englehart y Hickman!; Derrotando También a Lo PEOR de los 90s de ROB!

James Robinson, el Creador del Mítico Starman, Vuelve a Demostrar Ser uno de los Mejores Argumentistas de Comic de Superhéroes Actual, Tan Fresco como sus Relatos de Batman.
Ojalá Marvel Siga Dándole Buenos Títulos y el Dará Las Buenas Historias que muchos Argumentistas Actuales NO están creando.

Amén de las Historias Complementarias de Louise Simonson, Karl Kessel y Tom Grummet (Tom Desfalco No Cuenta!)

Respecto al Odio de los Dueños de Marvel por Los 4 Fantásticos, Esto si es Verdad; Los 4F Siempre han sido Personajes Populares, Además de Ser la Base del Universo Marvel Creado por Stan Lee y Jack Kirby, Ahí están Incontables Juguetes, Las Figuras de Marvel Legends, Las Series Animadas (Destacando la Original de Hanna Barbera, Siempre Celebrada su Retransmisión) Los Tomos de Recopilación (Se Imprime mucho al Mismo Hickman! Y en España Tenemos un muy Reciente Marvel Gold de John Byrne) y La Gran Taquilla y Merchandaising que Dejaron las 2 Últimas Películas de la Fox, que pesé a sus Argumentos Ñoños, No fueron Fracasos de Taquilla.

Pero el Problema es que El Nuevo CEO de Marvel/Disney ODIA no Tener los Derechos de estos Personajes y Todo Trato con Fox; Es muy Posible que la Misma Marvel de Hoy haga AUTO-BOICOT de los Cómics de 4F con Baja Distribución y Promoción, como se ve en la Ausencia en Eventos como “Original Sin” y “Axis”..

http://whatculture.com/comics/20-mind-blowing-facts-about-fantastic-four.php/7

Como Escribe Franz en los Comentarios: Ojalá llegue el Día que Marvel Readquira los Derechos y compre a 20 Century Fox; pero es La Voracidad de Disney contra la Ambición de Rupert Murdoch.

Pero lo Imposible Siempre ha sido la Especialidad de Los 4 Fantásticos.

http://crossover.bureau42.com/ffwed.jpg

frankchalmers
Lector
frankchalmers

¡Excelente artículo! A mí me está convenciendo y divirtiendo mucho la etapa Robinson, la verdad.

tiamath
Lector
tiamath

Es una autentica aberracion de serie a todos los niveles. Simplemente infame.