Lo que me estoy perdiendo… The Bulletproof Coffin

Por
5
383

Sin ser un guionista superventas que pueda medirse con gente como Mark Millar, Geoff Johns o Brian Michael Bendis o un visionario equiparable a los Alan Moore, Grant Morrison o Neil Gaiman de la vida, David Hine es un guionista por el que siempre he guardado cierta simpatía a raíz de su paso por Marvel Comics, DC y algún que otro trabajo en Image. Liberando del tedio a los seguidores de Spawn con una fructífera etapa a mediados de la década pasada, en la casa de las ideas se afincaría en la franquicia mutante realizando un puñado de trabajos de duración limitada ligados a estos o a los Inhumanos.

Suyas fueron la nada desdeñable Distrito X (una suerte de serie policial ambientada en el Barrio Mutante con Bishop y un agente del NYPD como protagonistas), la reivindicación del Mercurio postDesunidos en Vástago de M y su secuela Guerra Silenciosa o la miniserie en la que se desvelaba el legado familiar de Coloso. También fue responsable de trabajos con tan buena acogida entre el fandom como la miniserie Daredevil: Redención o la versión de Spider-Man en el universo noir.

En DC fue a parar a otra franquicia quedando ligado a los títulos del señor de la noche mientras Bruce Wayne estaba de gira por la gracia de Morrison. Suya fue la difícil tarea de dar solidez a las tramas de Tony Daniel dando cuerpo a la caída del Asilo Arkham, la saga de Los Impostores o encargarse de las series de The Spirit o Azrael cuando estas quedaron huérfanas (dando pie a la saga de El Juicio sobre Gotham con un impresionante Guillerm March en la segunda).

Sin embargo, tras el inicio del Nuevo Universo DC, el guionista desapareció del mapa sin que nadie (o por lo menos un servidor) supiese a donde había ido a parar. La respuesta la descubrí hace unos días gracias a un post de When Worlds Collide dedicado a lo mejor del mercado independiente donde aparecía su nombre junto al del dibujante Shaky Kane implicado en el segundo volumen de un proyecto titulado The Bulletproof Coffin describiéndola como un “excéntrico juego de espejos metaficcional en torno a los géneros del comic americano”. Sonando suficientemente atractivo como para merecer la pena echarle un ojo, lo que he encontrado en las diferentes previas de la serie ha sido algo con tal ramalazo a lo Madman de Mike Allred que se antoja absolutamente imprescindible. Mientras trato de encontrar el primer volumen de la serie en The Book Depository, aquí os dejo unas páginas del número del volumen actual publicado esta semana, más el primer número completo del anterior por si alguien más pudiera estar interesado en este tipo de propuestas.

Fuente: Comic Book Resources.

5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ivan Rivas
12 julio, 2012 19:39

Pues me leeré atentamente ese número. Había oído hablar de esta serie pero no sabia yo que era de David Hine, un guionista al que también aprecio bastante por sus sólidos trabajos en las grandes. También tengo ya pedido el primer recopila torio de su etapa en The Darkness, que espero esté a su altura.

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
12 julio, 2012 20:06

Iván, cuando lo leas, dime que tal está, vale? 😉

En cuanto a Hine, me gusta todo lo que he leído de él. Tanto su Spiderman Noir (perfecta revisión del personaje y su mitología), como lo hecho en Batman (que está muy bien).

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
13 julio, 2012 16:15

Samano, estando en la situación que estás (que creo que es sin trabajo, quizá me equivoco), te recomiendo que el primer tomo lo leas por el Youtube. Vale, es incómodo de leer, pero lo lees gratis.

El segundo tomo, si quieres, te lo presto 🙂

Cassidy
Cassidy
Lector
14 julio, 2012 16:19

“Liberando del tedio a los seguidores de Spawn con una fructífera etapa a mediados de la década pasada”

Hombre tanto como liberando del tedio… A mi no me pareció para nada tedioso todo lo anterior a su llegada. Hine llegó muy fuerte pero después de “La Promesa” empezó a flojear hasta que lo dejó antes del “reboot”. De hecho esa última etapa con Hine es la que menos me gusta de Spawn, sin contar lo que vino después.

Eso si, es un guionista que si pilla las cosas con ganas se nota bastante.