Los muchos trajes de…

Por
14
1578

Hablar de uniformes de superhéroes es hablar de la esencia de este género. No podemos imaginar a estos personajes sin estar enfundados en sus trajes ultra ajustados de colores chillones y largas capas, mientras se enfrentan al villano de turno. Nacieron así y así siguen tras lustros de vida editorial.

Un uniforme es la firma visual de un superhéroe, lo que lo diferencia del villano, lo que hace que destaque entre la multitud de personas que observan, maravilladas, las proezas que ese hombre o mujer es capaz de hacer por el bien de la humanidad.

Ya en los primeros tiempos de la creación de personajes tan relevantes como Superman, sus creadores no dudaron en enfundarlo en un traje que pudiera ser disimulado bajo la ropa normal de calle. Tal vez sea por eso de estar disponibles a todas horas y en cualquier momento, los héroes deben ser capaces de cambiar a su personalidad superheróica con facilidad, elegancia y vistosidad. Hay que dejar claro al mundo quien es el bueno y quien el malo, o eso es lo que debieron pensar Siegel y Shuster cuando diseñaron el aspecto visual de su gran creación, porque no crearon un traje, crearon un icono.

Un sinfín de cambios para seguir siendo fiel a si mismo.
Un sinfín de cambios para seguir siendo fiel a si mismo.

En la imagen que acompaña a este texto se puede apreciar como el traje de Superman ha ido cambiando en una constante evolución del concepto original. Muchos aficionados tienen la impresión de que el uniforme del Hombre de Acero no ha cambiado, pero la realidad es que nunca ha dejado de hacerlo, pero siempre siendo fiel a dos importantes patrones: el color azul y la S sobre el pecho. Ponerle a Superman un traje negro rompería por completo el sentido del personaje. Partiendo de esa base el uniforme ha ido sufriendo sucesivas revisiones donde se potenciaba la imagen del mayor de los héroes. Su traje debe representar su esencia, su presencia debe ser tal que el símbolo está por encima del personaje y no hace falta más que ver el pentagrama con la S en su interior para reconocerlo. Un uniforme que desde el momento de su creación, aunque ahora nos pueda resultar algo tosco y porque no decirlo feo, tenía la innegable presencia que necesita un personaje de tan inmensos poderes. Cada generación de lectores tienen en su mente a su Superman, con su característico uniforme, por lo que cada cambio en la vestimenta nunca pasa desapercibido y despierta oleadas de rechazo o aceptación al romperse esa conexión personal que todo lector de comics lleva en su interior sobre su personaje favorito. A fin de cuantas a nadie le gustan los cambios, ¿verdad?

Esa es la magia de este medio: Crear héroes para cada generación.

Claro está que Superman no es el único héroe que ha sufrido una constante revisión y actualización de su vestimenta. Otro gran personaje es Batman. Su uniforme es la antítesis del que lleva Superman. Su color oscuro hace de su figura un ser de la noche y no de la luz, persiguiendo a criminales, mientras se fragua una leyenda tenebrosa sobre si Batman es o no humano. Un uniforme para infundir el miedo.

La versatilidad de Batman se deja notar en su propio logo.
La versatilidad de Batman se deja notar en su propio logo.

El traje, coraza, armadura, pues ha ido evolucionando no solo en diseño sino también en tejido y tecnología, es un uniforme mucho más versátil del que viste Superman, por lo que los cambios son menos comentados y levantan menos controversia. Parece que entre los aficionados está aceptado que Batman mejore su traje porque se trata de tan solo un hombre normal y corriente, sin poderes especiales, entrenado hasta la perfección y que depende, no solo de su inteligencia para sobrevivir, sino también de las herramientas que la ciencia pueda proveerle para ser más eficiente y eficaz en su eterna labor.

Tal vez el traje de Batman refleje mucho mejor que el de Superman esa firma característica que hace reconocible al héroe. Batman no precisa que veamos el símbolo del murciélago en su pecho para saber de quién estamos hablando, ya que una simple sombra proyectada sobre una sucia acera va a indicarnos, gracias a su característico perfil, que estamos a punto de toparnos con el defensor de Gotham. El simbolismo que usa Batman es mucho más profundo que el que pueda tener Superman, ya que no depende de su símbolo, sino que todo su traje es el símbolo. Su capucha con orejas puntiagudas, sus antebrazos, su capa recortada como las alas de un roedor alado… todo en sí mismo es Batman y recuerda a Batman. Tal vez por ello Batman tenga seguidores mucho más fieles que Superman, al dotar a todo su entorno del característico símbolo del hombre murciélago.

Otro personaje dado a cambiar de traje de manera regular y ser aceptado por los aficionados como algo normal y necesario es Iron Man. Este multimillonario que depende de la tecnología no deja de mejorar su armadura, lo que deja espacio a que sea rediseñada cada cierto tiempo. Al parecer la aceptación o no de un cambio regular de diseño está asociado a la cantidad de tecnología que usa el protagonista.

Cambios y evolución son dos conceptos que, aunque necesarios, siempre causan cierto recelo y temor. Lo conocido resulta cómodo. Lo nuevo crea incertidumbre, que genera ansiedad, que en el caso de los comics genera rechazo en un primer momento.

Por supuesto, dichos cambios los han sufrido todos y cada uno de los personajes de este género, en mayor o menor medida, fruto de la evolución lógica del protagonista o simplemente como cambio necesario a fin de poder dotar de algo de relevancia al personaje.

evolution_wonder_woman_2_by_boybluesdcu-d73uuzs

Ejemplo de ello se puede apreciar en las imágenes de Power Girl, Donna Troy o la mismísima Wonder Woman.Si hablamos de esta última, ha sufrido un cambio de uniforme reciente que no ha dejado a nadie indiferente. Debemos detenernos un instante a observar con calma como Diana ha ido adaptando su uniforme con el paso de los años a los diferentes cánones de vestimenta que en cada década se imponían. Muchos de esos cambios han sido motivados por los propios acontecimientos de la serie y que no dejaban de ser una manifestación visual de los cambios que como personaje ha experimentado Wonder Woman. Se pueden apreciar los años 50, 60 y 70 perfectamente, así como los años 80 y 90, en cuanto al estilo que la Princesa de las Amazonas luce en su característico uniforme, pero siempre siendo fiel a su propia esencia. Lástima que con el último diseño de traje se haya roto dicha esencia por no mostrar para nada lo que es el personaje.

La propia falta de identidad del personaje se deja notar en sus uniformes.
La propia falta de identidad del personaje se deja notar en sus uniformes.

También debemos detenernos un instante en esos personajes, como es el caso de Donna Troy, que nunca parecen terminar se asentarse con un uniforme. A lo largo de su historia Donna ha mostrado infinidad de trajes, siendo todos y cada uno de ellos, más o menos, con mayor o menor acierto, fiel al personaje. Esto nos lleva a pensar que Donna Troy es muy versátil y que sus cambios de vestimenta no llegan a interesar a casi nadie lo suficiente como para que se cree cierta controversia a su alrededor. Se trata por tanto de personajes muy flexibles a la hora de asentarse con un solo aspecto visual y a lo largo de su vida literaria gozan de numerosos estilos. En ese mismo saco podríamos incluir a Aquaman que, en mucha menor medida, también muestra mucha flexibilidad, dentro de las restricciones impuestas por la necesidad de tener que mostrar siempre un aspecto marino a la hora de cambiar de traje. En este caso el Rey de los Siete Mares va un paso más allá al ser su uniforme una expresión física de su propio estado anímico.

Siempre de aspecto regio.
Siempre de aspecto regio.

Por seguir catalogando, hay personajes cuyos cambios de uniforme han recibido leves retoques que tan solo sirven para actualizar la imagen con la que fueron creados. Flash y Green Lantern (Hal Jordan) son un ejemplo claro de ello. Del velocista escarlata si comparamos su primer uniforme con el que lleva ahora podemos observar que los cambios son pequeños, centrándose en las botas, cinturón y brazaletes, así como la máscara, pero siempre fiel al 95% al diseño original de Carmine Infantino en el mítico Showcase número 4 de 1956. Su color y emblema son tan representativos que difícilmente puede mejorarse, algo que desde el principio ya era perfecto.

Es difícil mejorar lo que ya es perfecto.
Es difícil mejorar lo que ya es perfecto. Imagen creada por Laintxo para la web Es la hora de las tortas

También hay héroes que en el momento de ser creados fueron concebidos con una imagen visual totalmente errónea y que no tardaron en cambiar de uniforme, siendo este segundo diseño el que perdura hasta nuestros días. Uno de los ejemplos más representativos de ello es Daredevil. Diseñado por Bill Everet, fue concebido vistiendo un traje de color amarillo y negro que poco aportaba a un personaje que se movía entre las sombras y buscaba emular a la figura del diablo entre las calles de la Cocina del Infierno. El nuevo uniforme de Daredevil, el rojo de pies a cabeza, sí que representaba al personaje y así lo demostró cuando a día de hoy sigue siendo el que continúa vistiendo Matt Murdock.

Empezó mal, pero supieron arreglarlo.
Empezó mal, pero supieron arreglarlo. Imagen creada por Laintxo para la web Es la hora de las tortas

Y es que no importa donde se mire, todo personaje a pasado por varios rediseños de vestimenta, bien para adecuarlo a las nuevas modas, bien para adaptarlo a un nuevo relanzamiento, bien para que su uniforme fuera una prolongación del propio estado ánimo del personaje… pero, sea por lo que sea, los cambios mueven a los lectores a posicionarse a favor o en contra, lo que no deja ser beneficioso para las editoriales. Y es que esto al final no deja de ser una moda y como tal es cíclica, por lo que todo lo que fue en su día termina por volver y viceversa.

Sin cambio no hay evolución y sin evolución no hay vida. Puede que algunos personajes cambien de uniforme y que a nadie le importe, puede que otros sean desprovistos de una de sus señas de identidad y durante un tiempo corran ríos de tinta al respecto… ¿Existen los trajes intocables? No, claro que no. Nada es inalterable con el tiempo. Todo ha de mejorar y el aspecto visual de los personajes de los comics de superhéroes no va a ser menos, aunque claro está que hay veces que estaría mejor dejarlos como están que someterlos a cambios irrelevantes que poco o nada aportan a la mejora del personaje.

Diseñar adecuadamente un uniforme puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso del personaje. Su firma visual es determinante a la hora de alcanzar al lector. De nada sirve si nuestro personaje destila sensualidad si lo vestimos con un saco de arpillera.

Y es que todos, de vez en cuando necesitamos un cambio en nuestras vidas y los héroes de los comics no van a ser menos.

14
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
6 Comment threads
8 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
9 Comment authors
Laurel KentwizardGonzax-ternonReverend Dust Recent comment authors
Recientes Antiguos
Laintxo
Lector
Laintxo

Gustavo, antes de nada, comentarte que me ha gustado mucho el artículo y que no quiero (ni tengo derecho) a recriminar nada, pero quería referirme a las dos ultimas imágenes con las que lo ilustras.

Esas dos últimas imágenes las monté yo para el blog Es la hora de las tortas! y me gustaría que lo acreditaras en algún sitio. Entiendo que no hay mala fe y que para un medio como éste en el que no hay ánimo de lucro y sí mucho trabajo y cariño al medio, solemos tirar de google por pura comodidad a la horade ilustrar los artículos, pero es que me he llegado a encontrar estas imágenes que monté incluso en tazas de merchandising en salones del comic.

Repito que no tengo ningún derecho a pedirte que lo acredites, dado que yo mismo lo montaba a través de imágenes de otros autores (a los que citaba en el post correspondiente), pero quería pedírtelo como un favor entre compañeros blogueros (o ex-blogueros en mi caso).

Un saludo!!

Raúl López
Admin

Ei Laintxo que tal va todo crack! te contesto yo que acabo de ver tu comentario, como dices es practica habitual de la mayoría de blogueros cuando montamos un post ilustrarlo a partir de imágenes extraídas mediante búsquedas en Google, sencillamente, es más rápido que tener un scanner en casa (que no siempre se tiene) y escanear las páginas que quieres usar con lo que alguna vez puede pasar algo como esto que una imagen que pienses que provenga de webs extranjeras o corporativas realmente las haya creado un compañero como es en esta ocasión.

Dicho esto, gracias por el aviso y ya está correctamente acreditadas y aprovecho para recomendar a los lectores que se den un paseo por vuestra web que visito desde sus primeros días (http://www.eslahoradelastortas.com/)

Un abrazo!

Laintxo
Lector
Laintxo

Mil gracias, Raúl! Ya sabéis que os sigo de siempre y que nos conocemos desde hace tiempo, así que sobra decir que no había el más mínimo mal rollo. He visto estas imágenes en mil sitios y os ha tocado a vosotros la “bronca”. Ya se sabe que donde hay confianza… 😉

Save
Lector
Save

De los ahí mostrados, me quedo con los de Flash, Super y Daredevil. De los que faltan me quedo el de Spiderman, siendo su traje negro mi rediseño favorito.

Sobre Wonder Woman, aunque el traje tradicional es bonito e icónico, nunca me pareció muy coherente que una amazona griega fuera vestida de cheerleader yanqui.

x-ternon
Lector

A los que gustéis de trajes, variaciones y demás está bien esta página

http://www.tencentticker.com/projectrooftop/

Gonza
Lector
Gonza

No se si han visto el nuevo traje de Flash, a mi no me ha gustado, tal vez con otro dibujante mejore… pero como decis en el articulo, es un traje inmejorable, para que agregarle rayitos chorra y distintos tonos de rojo… en fin, me tenia que desahogar porque lo acabo de ver.

Laurel Kent
Lector
Laurel Kent