Lo mejor del 2009: The Boy of Steel en Adventure Comics

Por
17
659

La elección de lo mejor del año, o de cualquier otra cosa, siempre es una tarea esencialmente subjetiva, y se realizará sin importar si objetivamente es o no lo mejor ya que los diversos factores subjetivos se imponen.

No está exenta de esa afirmación mi propia elección de lo mejor de este 2009 que estamos despidiendo, siendo que más exactamente debería decirse que es lo que más he disfrutado en este 2009 en forma de cómic… pero bueno, el título es “lo mejor” y que así sea.

Sin más preámbulos, y como reza el título, mi elección personal como lo mejor del 2009 es The Boy of Steel, publicada en los primeros números de Adventure Comics de la pluma de Geoff Johns y el lápiz de Francis Manapul.


Escoger a los mejores me resulta trabajoso y esta vez no fue la excepción. Sin embargo, esta historia de Adventure fue la primera opción y luego de una reflexión, ni muy extensa ni muy profunda, resultó ser también la opción definitiva. Aunque pueda ser una decisión discutida por muchos motivos (entre ellos que aún está inconclusa, que es muy reciente su publicación y que sólo son unos pocos cómics), como ya expliqué párrafos más arriba es esto lo que más he disfrutado en este año de todo lo que se publicó. Y hay razones para ello.

En primer lugar, era casi seguro que mi elección sería un cómic publicado en Estados Unidos y de DC Comics por una simple cuestión de probabilidades: es lo que más sigo, compro y leo. Era difícil que fuera de otra manera, pero he leído durante este año varias cosas que no fueran de DC ni de Estados Unidos… y aún así The Boy of Steel vence.

Una razón muy importante para que haya disfrutado tanto de estos cómics es que Superboy/Conner Kent fue uno de mis personajes favoritos desde su primera aparición, y es por ende una debilidad; sabrán bien como es esto, ni falta hace que me extienda en el asunto. Por lo tanto, deseaba su regreso de entre los muertos prácticamente desde que encontró su destino “final”, y cuando finalmente sucedió esperaba verlo protagonizando un cómic, como sucede en esta historia. No sólo recibí los obsequios de que Superboy regresara a la vida y de que protagonizara un cómic, sino que además lo hizo con un equipo creativo de primer nivel como lo son Geoff Johns y Francis Manapul, quienes crearon una historia para su regreso que a mi gusto está cercana a la perfección, al tener todo lo que esperaba de ella y más también.


El guionista aquí ofrece cómics donde no predominan la oscuridad, lo macabro, lo grim & gritty, que tanto leemos y releemos en gran parte de las colecciones superheroicas (incluso varias del propio Johns). Por el contrario, este arco argumental es mucho más suave, alegre y descomprimido en su tono, aún con sus momentos conflictivos que sin ellos no habría historia sino más bien una reunión de lindas imágenes con escenas simpaticonas. Y sí hay conflictos, sí hay historia, narrándose paralelamente dos tramas que se reunirán en la conclusión aún no publicada.

La primera de esas dos, es obvio, es la de Superboy reacomodándose en su vida, buscando su identidad y su lugar en el mundo de una forma curiosa y atractiva que conduce la narración. Esto es lo que crea Johns para hacer lo que se debe hacer con este personaje vuelto a la vida, es decir, reordenarlo, reintroducirlo en sus ambientes naturales, reunirlo con quienes eran su mejor amigo y su novia… La otra trama tiene que ver con Lex Luthor, pero no hago mayor mención al respecto para no seguir revelando elementos de este arco argumental.

El otro brazo que hace de The Boy of Steel mi cómic preferido del 2009 es el de Francis Manapul, trabajando a la par de Geoff Johns en esa cuestión de lograr un tono más suave para la historia y descollando en esa tarea. Los dibujos de Manapul me resultan excelentes, muy bien logrados tanto en escenas de acción, como en narrativa y en expresividad de los personajes. Y para mejor, su arte se complementa perfectamente con los colores de Brian Buccellato, quien merece tanto crédito como el propio Manapul ya que también es responsable de la alta calidad visual de estos cómics.


Antes de concluir, párrafo aparte merece Krypto, el súperperro. Johns y Manapul escriben uno de las mejores versiones (sino la mejor) del feliz can kryptoniano. Tanto es así que el perro es el coprotagonista de The Boy Steel, robándole mucho espacio al mismísimo Superboy. Cada escena y cada panel donde Krypto aparece son puro goce y diversión. Y como queda claro, tanto el escritor como el dibujante ponen lo suyo para lograrlo: Johns le da espacio en la historia y deja que se luzca y Manapul da vida a este perro, captando a la perfección el comportamiento de los perros, más allá de dibujar uno de los más lindos canes que vi. No es casualidad ni capricho ni comportamiento excesivamente nerd (está bien, un poco sí) que cada vez que leo estos cómics digo “¡quiero que Krypto sea mi perro!”.

Aunque todavía nos resta leer la importante conclusión de esta historia, que muy probablemente sea el capítulo más relevante de la misma, no creo que mi valoración personal y todo lo mencionado antes se modifique radicalmente. De cualquier manera, de lo visto en este 2009 The Boy Steel ha sido lo que más disfruté, ya que la conclusión saldrá a la venta el 13 de enero de 2010 y ya no será este año sino otro.



The Boy of Steel se lee en Adventure Comics #0 a #3 y #5 a #6.

Más información de esta historia:

Artículo de Wikipedia en inglés.
Tomo recopilatorio en la página oficial de DC Comics.

17 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
bullshit
bullshit
31 diciembre, 2009 0:18

Estoy totalmente de acuerdo, Superboy en Adventure Comics es llamativo, interesante, desenfadado y muy personal, Johns le tiene afecto al personaje y lo demuestra muy bien.
Para mi no seria lo mejor del 2009 pero si lo tendria entre mi top 5 de Dc y en el Top ten entre Dc y marvel.

JAVIE
JAVIE
Lector
31 diciembre, 2009 0:40

La verdad es que tiene muy buena pinta, no lo conocia, alguien me puede decir cm se lee??? es un unico tomo o como debo comprarlo?

DNMRULES
31 diciembre, 2009 6:03

No voy a poner el grito en el cielo porque se trate de una producción Geoffjohnsiana como es habitual en mí, dado que esta en concreto no la he leído, pero aún así me da mucho miedo que de repente todo el mundo se haya olvidado de que el personaje ha muerto, de Dubilex, de Tana Moon… vamos,un poco lo que ha pasado con Bart Allen.

DNMRULES
31 diciembre, 2009 7:04

Soy el primero que defiende que hay que hacer historias nuevas, pero nunca a cambio de renunciar  a las que ya se han contado, y de Superboy el mismo guionista nos ha contado vida obra, muerte, resurrección… y cuando leo a Johns escribiéndole… como que no solo me da la sensación de que le gusta más el concepto de Superboy que el personaje (y su historia) sino que además me parece que lo convierte en una marioneta que no evoluciona nunca y a la que nada le afecta. Es un poco como si de repente Wally West muriese y decidiesen traerlo de vuelta como Kid Flash y hacer que se vuelva a unir a los titanes como si nada hubiera pasado y todo lo que le ocurrió como Flash jamás hubiese existido… Que no digo que se vuelvan a contar una y otra vez las historias de los noventa, sino que no hay que olvidar que es un personaje que ha tenido su propia Gwen Stacy…

The_unforgiven_too
31 diciembre, 2009 10:49

Estoy de acuerdo, ha sido una de las series sorpresa del 2009, y por mi parte el TPB caerá seguro.

Y eso de “olvidar” lo que pasó en el pasado incluso lo veo acorde con el personaje. Superboy no es de los que se tiran las 24 horas del día recordando su pasado, prefiere vivir el presente, y precísamente por eso el capítulo en el que se encuentra con Red Robin funcionó tan bien. Son dos maneras de vivir la vida: En una te atormentas por el pasado y éste te condiciona el futuro (RR). En la otra manera, aprendes de él e intentas mejorar como persona (Superboy).

Andreu
Andreu
31 diciembre, 2009 11:26

Lo del perro con el trapo de cocina en los lomos siempre me dio grima. Lockheed creo que es bastante mejor personaje, al menos en manos de Claremont y Davis.

Andreu
Andreu
31 diciembre, 2009 11:27

¿En Kripton tenían perros?

Xavi Cristóbal
Lector
31 diciembre, 2009 11:41

Superboy / Conner Kent también fue uno de mis personajes favoritos desde su creación. ¿Para cuando un volumen recopilatorio con el Superboy de Pascual Ferry?

pequeño rondador
pequeño rondador
31 diciembre, 2009 12:14

pues sí, caerá cuando salga el TPB en castellano; que Johns es Johns, y además sale Kripto, que me parece uno de los personajes más denostados desde hace décadas y que felizmente (para mí al menos) se está recuperando desde lo del All Star de Morrison…

Juan
Juan
31 diciembre, 2009 13:33

Superboy-Prime atacando a Dan Didio y los Escritores de Dc para No Morir en el N 5 Fue Genial

Burrociano
Burrociano
31 diciembre, 2009 14:38

si eso estubo muy divertido, por que no lo mato…
bueno, no se si lo mejor del año, pero si esta entre el top 5. La Legion de 3 Mundos no me gustó mucho, pero me pareció coherente la explicacion para la resurreccion de Superboy, a quien al igual que tu Mariano, esperaba con ansia desde el momento de su muerte, es uno de mis personajes favoritos, y como no si comense en los comics con la muerte de superman y el reinado. y Johns a veces se acuerda que es un buen escritor y no un efectista (como en BN, GL LoTW, IC, etc) y nos entrega un comic notable, y el arte de Manapul tu ya lo dijiste, muy bueno como tambien el color.
Si uno de mis favoritos del año, pero para mi lo mejor esta entre Deadpool (porl lo que me hace reir), GLC de Tomassi y el Batman Y Robin de Morrison

Kensou
Kensou
31 diciembre, 2009 17:03

Esta es la epoca de “Toma un nombre y una identidad secreta, pero fuera el traje, ahora lucha en camiseta, que nadie te va a reconocer, manda huevos”
Y lo mejor es que no solo se pone el en peligro, sino a la pobre Ma’Kent y al Supermanisimo.
Que lastima de hombre.