Top comics DC: Un número una Historia

    Listado de diez historias en las que en un solo número se abre y cierra una historia trascendente para el o los personajes.

    Por
    20
    4937

    Si centramos nuestra atención durante un instante en los comics que leemos, esos que se publican mes a mes en formato grapa, no cuesta mucho darse cuenta de cómo las tramas están estructuradas en arcos argumentales bien definidos. Normalmente no son menos de seis los números que conforman dichos arcos y su finalidad no es otra que acabar siendo recopilados en formato tomo pasado un tiempo. La narración al servicio de la industria. Pero esto no es una crítica, ni pretende serlo. Tan solo se trata de introducir nuestras mentes en algo que en la década de los 40, 50 y 60 no era ni mucho menos lo normal. Tal vez por eso ahora nos sorprenda tanto que se pueda contar una historia relevante e interesante en 24-48 páginas.

    Son los tiempos que nos toca vivir y es el estilo narrativo que los aficionados demandamos, por lo que es interesante detenernos un momento y elaborar un listado de comics que en un solo número han sido capaces de llamar la atención de los lectores. Un listado centrado en DC.

    Antes de entrar a detallar este listado, que no es sino un listado más, uno de tantos, sin mayor o menor relevancia, hay que delimitar los criterios que me han ayudado a hacer esta selección.
    De todos es sabido que toda nueva colección, sobre todo en las décadas comentadas, presentaba una historia en la que se narraba el origen del personaje, arrancaba con una excusa que sirviera de activador de la trama y se resolvía todo gracias a la intervención de héroe en cuestión. Todo muy cerrado. Aquí podríamos hablar del primer número de Action Comics o el de Detective Comics, como dos ejemplos de ello, pero eso sería hacer trampas. Por tanto he intentado evitar ir por este camino.

    También he intentado esquivar aquellos en los que el personaje cambiaba de estatus. Comics en los que dejaban de ser invulnerables, cambiaban su origen por el nuevo guionista de turno o legaban la capa a su ayudante de toda la vida. Es cierto que aquí he tenido que hacer trampas, porque hay un número que no incluir sería pecar por ser una obra maestra de la ingeniería escrita. Espero que me deis la razón.

    Los especiales, o mejor, los proyectos especiales se han quedado fuera, es decir, aquellas obras que eran un cruce entre personajes de editoriales, Patrulla X- Titanes, Hulk vs. Batman… E incluso los que cruzaban a personajes de cómic con personajes reales tales como Superman y Ali. También en este saco he incluido los Otros Mundos donde se pueden encontrar verdaderas joyas, pero que se alejan del concepto que se persigue.

    Por tanto nos quedan las series regulares y los anuales de estas. Hay muchas otras fórmulas en medio, pero vamos a centrarnos en estas dos, ya que por algún sitio hay que empezar. Se trata de listar comics que atesoren en su interior una historia que por sí misma, sin necesitar extras, sagas, eventos, cruces y arcos argumentales extensos, sean capaces de innovar, marcar y resonar dentro del lector.

    Solo queda remarcar que esta lista solo pretende abrir un debate, un foco de atención, sobre el que poder opinar libremente y descubrir todas esas joyas que cada uno atesora. No es ni mejor ni peor, es solo una más de cientos de miles. Un principio para llegar a un intercambio de ideas en el que todos acabemos aprendiendo algo de los demás.

    El orden del listado no es significativo de nada. Solo es un listado, no un top que denote calidad o interés.

    También hay que ser justos y agradecer la inspiración que un comentarista nos dio para hacer este tipo de artículo. Gracias por ello…… Redson.

    Pasar y leer.

    Flash #123 (septiembre 1961)
    Guion: Gardner Fox
    Dibujo: Carmine Infantino

    Flash_de_dos_mundos007

    La esencia pura de como expandir un universo ficticio desde la unidad al infinito en menos de 24 páginas. Esencialmente se trata de una historia de héroe conoce a héroe que unen fuerzas para combatir a una amenaza común, pero en su interior atesora la puerta a un concepto enorme, que elevó a la enésima potencia las posibilidad de los guionistas para contar historias.

    Barry Allen cruza una brecha dimensional, un espacio separado por distintas frecuencias vibracionales y llega a la tierra paralela en la que su ídolo de los comics, Jay Garrick, el Flash original, se ha retirado de su vida súper heroica, cuando una ola de crímenes le obliga a volver a enfundarse las mallas y su característico casco a fin de hacerles frente. Aunque esta vez contara con una ayuda de los más inesperada.

    Al regresar Barry a su tierra visita al propio Gardner Fox y le narra la aventura vivida con su creación de 1940. Todo un ejercicio de ciclicidad narrativa en la que las normas establecidas no es que se doblen, se rompen directamente al encontrar nuevas formas de interactuar tanto los personajes, los creadores y porque no, también los lectores con el noveno.

    Un clásico entre clásicos.

    Green Arrow/Green Lantern #76 (abril de 1970)
    Guion: Denny O´Neil
    Dibujo: Neal Adams

    Green-Lantern-Green-Arrow-cover-color

    La situación política y social siempre ha estado muy ligada a los comics y a los autores que en ellos trabajan. Un ejemplo de ello es cuando el guionista Denny O´Neil y el dibujante Neal Adams unieron bajo una misma cabecera a Green Arrow y Green Lantern. Puede que aunque los dos comparten color, sus puntos de vista, su manera de ver el mundo e interactuar con el mismo no puede ser más diametralmente opuesta. Por un lado está Oliver Queen, un rico multimillonario arruinado, por otro un piloto de cazas ascendido a policía espacial. Dos personajes de enorme ego e ideas muy contrarias que permitían a O´Neil acercarse a temas que hasta ahora habían sido siempre tratados de forma muy tangencial en los comics.

    Green Arrow, el rebelde; Green Lantern, una pieza más del sistema. Dos caras para una misma moneda. Un choque frontal de trenes con el que despojar de una vez por todas el blanco y el negro que imperaba en los comics para sumergirlo en un mar de grises.

    Para ello O´Neil, soberbiamente escoltado por los lápices de Adams, nos muestra como Hal Jordan rescata un magnate de un disgustado adolescente de Star City. Un trabajo bien hecho por el portador del arma más poderosa del universo. Pero Queen no tarda en reprochar dicha acción al Lantern. Ese magnate al que ha salvado se trata en realidad de un jefe del crimen organizado orquestando un plan con el que derruir el edifico donde vive el adolescente que lo estaba hostigando.

    Un número donde se habla abiertamente del racismo, la discriminación y la doble lectura de lo que aparentemente está bien o mal. Un enfrentamiento directo con una situación de a pie de calle en la que tanto Oliver Queen como Hal Jordan deben aprender a lidiar. Un número capaz de cambiar la forma de ver a estos dos héroes y que define un nuevo tono y estilo para la serie. No se cambia a los héroes, se cambia su entorno, se hace todo más cercano y se ataca directamente a los problemas que por aquel entonces eran más sencillos de ocultar bajo la alfombra.

    Amor Loco (Febrero de 1994)
    Guion: Paul Dini
    Dibujo: Bruce Timm

    81et-beXuML

    Gozando de las mieles del éxito, tanto Timm, como Dini, se vieron inmersos en la creación de un especial (aquí he roto mis propias reglas) muy particular alrededor de la figura de uno de los personajes creados en la serie de animación de Batman para televisión.

    Se trata de una historia de un origen rodeada de un enorme lazo de dulzura en el que se esconde la locura más perturbadora.

    Harley Quinn, la amante del Joker, una psiquiatra que se enamora de su paciente a lo largo de sus sesiones de terapia en Arkham. No puede haber mayor tristeza malsana que perder la razón por un amor loco y condenado al fracaso. Un relato en el fondo triste, con una de las mejores representaciones de Batman, en un papel secundario, que deja espacio a los verdaderos protagonistas de la función, Joker y la propia Harley. Los personajes se definen así mismos de una manera orgánica, natural y sencilla. No hay aspectos forzados. Dini es capaz de hacernos sentir muy dentro esa historia de amor doloroso, teñido de locura, que hace que Harley sea una pobre desgraciada con el alma fracturada. Su distorsionada imagen de la realidad le impide poder verse tal y como es. No siente otra cosa que amor ciego sin explicaciones.

    Un relato en el que los sentimientos son capaces de cincelar cada detalle que Dini es capaz de mostrarnos. Una historia galardonada que atrapa en su ser, como si de una piedra de ámbar se tratara, la esencia de un personaje como nunca después se ha vuelto a ver.

    Liga de la Justicia #11 (septiembre de 2007)
    Guion: Brad Meltzer
    Dibujo: Ed Benes

    1782468-justice_league_of_america__2006__2nd_series__11a_

    Brad Meltzer gozaba de las mieles del éxito tras su trabajo en Crisis de Identidad. Su obra le llevó a hacerse cargo de una segunda serie dedicada a la Liga de la Justicia en la que la vuelta a los orígenes fue el principal objetivo del guionista. La épica se convirtió en pieza fundamental de esta nueva Liga, así como la humanidad de sus nuevos miembros.

    Meltzer es un escritor de personajes. Sus historias se sirven de ellos y la acción tan solo es algo que les pasa para ir haciéndolos avanzar en la dirección que necesitan hacerlo. Las relaciones entre los miembros del grupo llegan ser el principal interés de la serie, tanto que llega a hipotecar el ritmo por hacerle hueco a sus dos personajes preferidos: Vixen y Flecha Roja.

    Y es precisamente en el número 11 donde Meltzer demuestra su enorme capacidad para contar historias. Un número cerrado en el que lleva a Vixen y Flecha Roja a enfrentarse a una situación muy diferente a la que uno está acostumbrado a ver a los héroes. No se trata de vencer al villano de turno, se trata de vencer los miedos internos y ser capaz de creer que todo es posible.

    Debido a un derrumbe, tanto Roy Harper como Vixen, queda atrapados bajo toneladas de escombros. La batalla por la supervivencia más pura y visceral ha comenzado. Se trata de mirar directamente a la muerte y no sucumbir a su mirada helada. Se trata de ser capaz de creer en uno mismo, en sus capacidades y nuca perder la esperanza. Una historia pura, sin dobleces, sin fuegos de artificio, simple y eficaz, capaz de remover al lector en su silla lo suficiente como para quedar grabado a fuego en su memoria.

    La historia destila intensidad. La situación permite a Meltzer profundizar más en estos dos personajes que luchan más que nunca por sus vidas. Los enfrenta de verdad a la muerte y no a un enemigo con ganas de dominar el mundo. Dos héroes en los que sus habilidades no les pueden ayudar, que deberán arrastrarse entre el cemento y la ferralla a modo de ataúd, de sarcófago, de mortaja que quiere atraparlos con sus gélidos brazos. Un angustioso cómic que es fiel al dicho que menos es más.

    Anual #11 de Superman El hombre que lo tenía todo. (Septiembre del 1985)
    Guion: Alan Moore
    Dibujo: Dave Gibbons

    Superman_Annual_Vol_1_11

    Interesante relato el que nos plantea Alan Moore en este anual. Si por definición los anuales dejan siempre mucho que desear por ser piezas de relleno con las que arrancar algunos dólares más del bolsillo del aficionado, este se desmarca con una historia que analiza la figura del hombre de acero con precisión quirúrgica.

    Una historia narrada en dos frentes. Por un lado tenemos a Superman sumido en un trance inducido por una criatura extraterrestre parasita, que le hace creer que vive de nuevo en su planeta natal Kripton. Por otro tenemos la llegada de Batman, Robin y Wonder Woman visitando la Fortaleza de la Soledad motivados por el cumpleaños de Superman, encontrando que Mongul es el responsable de la situación en la que se encuentra Superman.

    Moore se centra en la parte de Kripton sobre todo porque prefiere desarrollar a un Kal-El adulto, con familia, envuelto en asuntos políticos, donde el precio a pagar por hacer lo correcto es demasiado alto. La resolución de la parte de Mongul es tan solo relatar lo obvio y esperable. Moore no deja pasar la oportunidad de añadir homenajes y tributos a los lectores, no hay que olvidar que estamos en un momento Pre Crisis, donde hace aparición la ciudad miniaturizada por Brainiac, Kandor, así como sus dos mayores héroes Flamebird y Nightwing, que no eran sino Jimmy Olsen y el propio Superman, reducidos de tamaño jugando a superhéroes.

    Un trabajo que pronto pasó a ser considerado como una de las mejores historias sobre Kripton y Kal-El y que, con el tiempo, ha sido ya elevado a la categoría de obra clásica del noveno arte.

    Los Nuevos Titanes #08 Un día en la vida de… (Junio 1981)
    Guion: Marv Wolfman
    Dibujo: George Perez

    NTT008

    La obra clave de DC de los años 80 y uno de los mejores trabajos jamás realizados por Wolfman y Perez a lo largo de sus dilatadas carreras. El grupo de sidewick volvía a los quioscos con energías renovadas y una nueva alineación de siete miembros, donde se unían miembros clásicos como Robin, Wonder Girl y Kid Flash, a nuevos personajes como StarFire, Cyborg, Raven y un renombrado Beast Boy como Changeling.

    Wolfman consigue revitalizar una fórmula que vio la luz por primera vez en DC en la colección The Brave and The Bold en 1964. El grupo de jóvenes logró suficiente éxito como para gozar de serie propia en 1966 que duró, con algunas interrupciones, hasta 1978 momento en el que la popularidad de estos adolescentes disminuyó hasta el punto de ver como su serie se cancelaba.

    Esta nueva serie consigue mezclar a la perfección la acción y la caracterización. Su popularidad llegó a ser tal que las ventas de la serie superaron a las de la propia Liga de la Justica. Los lectores no compraban esta serie solo para ver a sus héroes enfrentarse a enemigos de la talla de Trigón, H.I.V.E o Deathstroke, sino también para poder experimentar con ellos las emociones de sus vidas personales con un nivel de sofisticación poco habitual para la época.

    Y es este número, el octavo, el que hace gala de esa caracterización tan profunda. Aquí Wolfman y Perez nos llevan a descubrir un día en la vida de cada uno de los siete titanes.
    Vamos a poder ver a Donna Troy en su trabajo, como fotógrafa de moda. A su amiga Kory en su recién conseguido trabajo de modelo y como Donna le presenta a su novio Terry con el que se van a almorzar.

    Raven medita en su habitación mientras deja escapar a su yo alma para sobrevolar el campus de la universidad a la que está pensando acudir. Una alarma terrorista le obligara a actuar, con consecuencias nefastas para su mente debido al largo tiempo que están separados su cuerpo y su alma.

    Garfield va a visitar a Victor Stone que se niega a salir de su habitación debido al profundo trauma que acarrea por su estado de medio hombre-medio máquina. Garfield debe irse al recibir una llamada desde industrias Dayton en la que le comunican que dos miembros de la junta han sido asesinados y Victor decide salir a ver a una antigua novia que no lo ve desde el accidente que lo convirtió en un ciborg. Ella trabaja con niños con prótesis y discapacidades físicas. Victor tiene miedo de asustarlos pero los niños tan solo le hacen participe de la suerte que tiene por tener prótesis tan brillantes. Toda una lección para Victor y su actitud victimista.

    Y Wally que decide ir a cenar con sus padres y hacerles participe de sus inquietudes al querer empezar la universidad y no saber si podrá hacer frente a los estudios y su carrera como superhéroe.

    Se trata de ver la otra cara de los héroes. Descubrir sus miedos, sus relaciones sentimentales y lo que hacen cuando no visten las mallas. Todo esto los hace más humanos, más cercanos al lector y demuestra que la caracterización lo es todo para que una serie impacte en sus seguidores.

    La Cosa del Pantano #21 (Febrero 1984)
    Guion: Alan Moore
    Dibujo: Stephen R. Bissette y Rick Veitch

    La Cosa

    De nuevo tenemos a Moore en la lista y esta vez, además, para romper las reglas de este listado por segunda vez. Si al principio hablaba de evitar aquellos números en los que el personaje era actualizado, cambiando su estatus o poderes, aquí me debo saltar la norma e incluir por fuerza el cómic que Alan Moore tituló como Lección de Anatomía.

    Y es que de eso va este cómic. Puede que al comprarlo y empezar a leerlo creas que estas leyendo un cómic de la Cosa del Pantano, pero al terminarlo te das cuenta de que no es un cómic de la Cosa del Pantano, ya que esta casi ni aparece, sino que se trata de una lección magistral, una clase maestra de como en un solo número se pueden cambiar años de historia de un personaje, mejorarlo y que la ira de los aficionados más conservadores no pidan la cabeza del autor.

    Moore rompe con todo lo anterior. Se abre un nuevo camino que recorre con valor y decisión. No hay nada que perder. La serie está más muerta que viva y por tanto hay carta blanca para actuar con el personaje como mejor convenga al equipo creativo. Puede que esa sea la razón por la que este cómic es tan especial y explique la resolución por la que opta Moore. No busca apartarse de la línea que la serie ha seguido hasta ahora. Moore busca crear una nueva línea que discurra paralela a la ya conocida fórmula que no acaba de funcionar.

    El ego de todo creador es grande. Así debe ser. Sin ego no podríamos estar hablando de comics durante horas. Si los autores de estos comics no sucumbieran a la tentación de dejar algo de si mismos en su trabajo, los personajes no evolucionarían. Pero hay dos formas de hacerlo. La primera es partirlo todo y alejar al personaje de su matriz con el fin de hacerlo mucho más accesible a lo que el guionista y el dibujante pretenden y saben hacer con él. La segunda es la de tomar lo que hay, darle la vuelta, retorcerlo y empezar a construir algo nuevo a partir de ese momento.

    La segunda demanda otra forma de trabajar, mucho más exigente creativamente, pero infinitamente mucho más perdurable en la memoria. Por tanto no incluir este cómic en este listado hubiera sido un error imperdonable por mucho que agreda las normas planteadas al comienzo del artículo.

    House of Mistery #156 Dial H for Hero Enero 1966
    Guion: Dave Wood
    Dibujo: Jim Mooney

    House_of_Mystery_156

    Hay historias que en sí mismas encierran tantas otras historias que por concepto son inabarcables. Es lo que le sucede a esta idea, que por absurda, es simplemente genial. Un dial, una marcador de teléfono analógico de ruleta, que al deletrear la palabra HERO, convierte a su portador en un superhéroe por un día. Lo mejor de todo es que cada vez que lo hace lo trasforma en uno diferente.

    Las puertas de las posibilidades se abren de par en par cuando nos detenemos unos instantes a reflexionar lo que se puede hacer con esta idea. Es factible trabajar con los personajes en su doble faceta, antes y después de convertirse en el campeón de la justicia. ¿Puede el portador actuar de forma altruista? ¿Siempre? ¿No será arrastrado por sus emociones a actuar de modos cuestionables? ¿Y si el dispositivo es activado por un niño o niña, un o una adolescente, o una pareja de ancianos en el asilo?

    El Dial puede ir cambiando de manos y por tanto el dinamismo de la serie no tiene fin. Explorar tantos conceptos, tantos puntos de vista y situaciones es, por sí mismo, todo un desafío para el equipo creativo. Nuevos personajes de un número a otro, nuevos diseños, nuevos enfoques hacen imposible que el interés pueda decaer.

    Y aunque en este cómic la historia sea de lo más simple, chico encuentra Dial, se convierte en superhéroe y derroca a la organización terrorista que asola su ciudad, aparecen todos los ingredientes para desarrollar todos los puntos anteriormente mencionados. Una serie donde aparece la semilla de un innumerable número de historias debe estar en este listado.

    Superman #199 (Agosto de 1976)
    Guion: Jim Shooter
    Dibujo: Curt Swan

    superman199

    Incluir esta historia no tiene mucho sentido si nos centramos en su calidad. No es un buen cómic, pero sí que tiene la esencia de ser un todo contenido en un solo número.

    La pregunta de quién es más fuerte o rápido ha estado en labios de los lectores de cada generación. Aquí la respuesta viene dada por Jim Shooter que hace que Superman y Flash se enfrenten en una carrera benéfica por ver quién es el más rápido de la Tierra. Por supuesto el final de la misma merece quedar en el misterio por si alguien la quiere leer.

    No se trata del primer o último cómic de este tipo. Flash y Superman volverían a enfrentarse más adelante, aunque no con Barry Allen, con el que correría otras tres veces, sino con Wally West con resultados algo diferentes al final planteado por Shooter. Puede parecer que la respuesta a esta pregunta está sin responder, pero está claro que en la cabeza de todos los aficionados hay poca sombra de duda al respecto. ¿Verdad?

    Patrulla condenada #121 (Octubre de 19689
    Guion: Murray Boltinoff
    Dibujo: Bruno Premiani

    Doom_Patrol_Vol_1_121

    Que una serie se cancele molesta a sus aficionados. Que una serie se cancele y que además sus miembros mueran en el último número va mucho más allá de lo esperado.Y es que en este número es lo que la Patrulla Condenada se estaba jugando. El dilema era bien simple. Con sus poderes neutralizados debían decidir entre salvar sus vidas o la de los 14 inocentes pobladores de la villa de Codsville, Maine. Como no podía ser de otra forma la Patrulla hizo honor a su nombre y se sacrificó heroicamente. Una explosión después la Patrulla había desaparecido.

    Un final trágico para un grupo trágico. Héroes tan relevantes como Robotman o Elasti Girl acaban bajo tierra de la forma más directa posible. No hay grandes batallas, ni se producen grandes funerales por sus cuerpos. La Patrulla se va como llegó, por la puerta de atrás.

    Pero eso no impide que este cómic sea especial. En él se puede leer lo que significa el dar todo por los demás. El sacrificio extremo que un ser humano puede hacer por otro no viene de la mano de los grandes, como Superman o Batman, sino de un grupo de héroes marginales, a la sombra de todo, rechazados por sus poderes y su particular galería de villanos.

    No se trata del sacrificio más vistoso, pero si es uno de los más puros y simples. Una decisión, un todo o nada que marca para siempre la leyenda de estos personajes como algo diferente. Se trata, por tanto, de una serie en la que se puede esperar cualquier cosa, como quedaría patente en sucesivas encarnaciones.

    HISTORIA DEL UNIVERSO DC

    Aquí toca hacer trampa una vez más. No se trata de un número, sino de dos, además de tratarse de algo especial, pero son tan magníficos y causan tal impresión en un lector que merecen estar en esta lista aunque sea fuera de la misma. Una obra que no es un cómic como tal, sino más bien un libro ilustrado exquisitamente por George Perez, donde se narra la cronología del Universo DC tras los eventos relatados en Crisis. Un trabajo elegante, pulcro y de una fuerza visual tal que cuesta entender como no se reivindica más entre los aficionados.

    Y es que cuando uno lee estos dos números no puede sino sentir que está leyendo un libro de historia. Puede que aquí nos se hable de la Revolución Francesa o del año en el que estalló la Segunda Guerra Mundial, pero es historia por muy ficticia que sea.

    History_of_the_DC_Universe_1

    Su impronta es enorme.

    Su impacto cuando la leí fue tal que aún hoy, casi 28 años después de su publicación, continúo releyéndola de nuevo cada cierto tiempo. No importa si ya nada de lo que cuenta está vigente. Si los posteriores eventos lo trastocaron todo y esa línea temporal en la que todo parecía ser coherente ya no es sino una sombra de lo que en su día fue.

    Ahí está para el recuerdo. Así que perdonar que rompa las reglas por tercera vez. La razón está más que justificada.

    Me dejo cientos de historias en el tintero, pero como siempre que se hace un listado acabas por ser injusto con infinidad de obras que merecen estar aquí tanto o más que las seleccionadas. Pero hay que poner las que el instinto te dicta, las que por alguna razón se han quedado en la memoria. Una elección muy personal, que no tiene por qué ser la mejor. Aquí solo hay un listado puro, una muestra infinitesimal de mis recuerdos.

    Y es que ahora solo queda complementarla y hacerla crecer con todos esos recuerdos memorables que atesoramos en nuestro pasado como lectores. Recordad, recordad que historias de un solo número os marcaron y hagamos más grande y mejor esta humilde lista.

    20
    Déjanos un comentario

    Please Login to comment
    9 Comment threads
    11 Thread replies
    0 Followers
     
    Most reacted comment
    Hottest comment thread
    12 Comment authors
    gusgusAlejandro UgartondoTruji-manflashpointSave Recent comment authors
      Subscribe  
    Recientes Antiguos
    Notifícame
    jaque
    Lector
    jaque

    Qué delicia de artículo Gustavo, mi más sincera enhorabuena.

    Cristian Miguel Sepulveda
    Autor

    Enhorabuena Gustavo, un artículo único, original y muy bien trabajado.

    JustAnotherGuy
    Lector
    JustAnotherGuy

    Una gran idea para debatir. Gran articulo, no lo le he leído todo pero en el día lo haré. Hace unos días vi los primeros dos capítulos de “Superheroes – A never ending battle”, un documental de cómics que sin duda recomiendo, y allí justamente mencionan este primer numero de “Green Lantern & Green Arrow” y su contexto histórico y comentaban lo extraño que resultaba que en el titulo de un cómic pusieran dos veces la palabra “Green”, cuestión a la cual uno hoy en día no le presta demasiada atención, este y otros detalles relativos a los cómics publicados entre las décadas de 1940 a 1980 me han producido ganas de leerlos porque hay millones de detalles en cuanto a sus contextos históricos que uno desconoce y que sin embargo ahí están, sin duda los cómics actuales han perdido una pequeña porción de su esencia y han ganado otras cosas pero sobre todo se ha perdido esta forma de contar historias que uno prácticamente ya no ve, ingenuamente no había notado hasta hace poco tiempo como la estructura de las tramas se diseñaban pensando en su publicación en tomo recopilatorio y sin embargo es algo que en cuanto uno lo nota empieza a relucir en todas las series.
    Leyendo la primera parte de este articulo me dio la impresión de que aún en una trama que se estructura como arco argumental de 6 números puede contar en sí con números sobresalientes por sí solos ya que puede contarse el desarrollo de una historia y sin embargo un número ellos contando con una buena introducción a la historia en su primera página puede ser disfrutado si uno no cae en la idea de completud de la historia, sin embargo esto parece imposible hoy en día donde algunos números son simplemente un paso más para la conclusión, no encuentro un buen ejemplo de las posibilidades de esto pero estoy seguro que debe haber alguno de ellos.

    billyboy
    Lector
    billyboy

    Y cual era el final que tenia planeado Shooter para la carrera entre Flash y Superman?

    Truji-man
    Lector
    Truji-man

    Al final se casan.

    Macdonald
    Lector
    Macdonald

    Fantástico artículo, me ha encantado leerlo. Si tuviera que elegir cinco historias Dc, quizás las que más he leído y releído en toda mi vida, me quedaría con la historia de la mudanza a las embajadas de la Lji perpretada por Giffen, De Matteis y Maguire, el “Queridos Papa y Mama” de Los Titanes, el Batman “400” escrito por Doug Moench y dibujado por una legión de dibujantes y, modo fanático on, el primer episodio del Escuadrón Suicida de John Ostrander. Y, en primer lugar, pondría el episodio de Clayface escrito por Alan Moore para un anual de Batman, si no me falla la memoria. Ah, Helena, Helena que cruel fuiste…

    Pedro Pascual Paredes
    Autor

    Mi enhorabuena por el artículo, es muy interesante y al menos para mí, proporciona conocimientos para este mundo del cómic. Gracias por la mención, pero soy yo el que te agradezco su realización, así como la recomendación que tú y otros compañeros me realizasteis: Global Frecuency me pareció brutal, Plantetary lo llevo por la mitad y estoy empezando a flipar, y me queda el detective cómic de Dini y Caballero Luna de Ellis (entre otros).
    De las historias planteadas solo he leído la de flash y lección de anatomía, así que el resto me las apuntó.
    De las que yo recomendaría:
    -Los comics iniciales de Moore en La Cosa del Pantano, son todos unitarios, sobresalientes y con su dosis de originalidad, entre ellos destaca Lección de Anatomía, pero el resto son muy buenos.
    -Una obra que me hace mucha gracia, y con un efecto de comprimir mayor, son las Tomorrow Histories de Moore, y en ellas destaca Greyshirt, me hico mucha gracia una en la que al estilo 13 rue del Percebe, mostraban los cuatro pisos de un bloque y desarrollaba una historia muy original
    -Recién acabado de leer Los padres del Demonio de Neal Adams, me ha maravillado La Fosa de Lázaro (pero las allí recogidas son todas una maravilla)
    -De Morrison no voy a citar ni Pax Americana ni Ultra Comics, sino su Batman 700 El tiempo y el hombre murciélago.

    Y más, pero espero leer las que digan los compañeros y ¡Leerlas!
    Muchas gracias de nuevo Gustavo, se lo complicado que es sacar tiempo para hacer estos artículos, pero ten seguro que siempre es de agracer, aunque no siempre os lo digamos. (Y sin duda este es de los artículos que permanecen y que al igual que las obras citadas mantienen su mismo valor ahora que dentro de cinco años)

    Save
    Lector
    Save

    La que citas de Tomorrow Stories debe ser homenaje a ésta de Eisner:

    http://1.bp.blogspot.com/-H4auE7GJOWw/UgtVjTvvWdI/AAAAAAAADro/Pcy1po5CXa8/s1600/spirit.jpg

    Pedro Pascual Paredes
    Autor

    Puede ser (aunque creo que la de Moore era más compleja al relatar en cada piso una época y pudiendo tener una lectura tanto horizontal como vertical), acabo de buscar cómo se llama: El esquema invisible, son apenas ocho páginas.
    http://4.bp.blogspot.com/-VMQTMDjm-yg/VYLdyZLJw4I/AAAAAAAAbtQ/r_HHL3LQJx0/s1600/Tomorrow%2BStories%2B2%2Bp1.JPG

    Save
    Lector
    Save

    Bueno, el personaje de Greyshirt es un homenaje a Spirit, así que por tu descripción me parecía lógico.

    flashpoint
    Lector
    flashpoint

    Hay una cantidad de números unitarios que yo agregaría, como el Número 8 de Animal Man de Morrison, el número de La Noche Final de Hitman o el primero de la JLI de Giffen y DeMatteis, o en el que Lex Luthor no cree que Superman puede ser Clark Kent de Byrne son muy bueno, Hay muchos de donde escoger podría estar horas jajajaja.

    Save
    Lector
    Save

    Yo de Animal Man de Morrison pondría sí o sí el 5 (¿es autoconclusivo o estoy atontao?).

    Alejandro Ugartondo
    Autor

    Genial el artículo, Gustavo.
    Haré mi pequeña aportación: no recuerdo el número exacto pero hay una historia del Superman Byrne protagonizada por Lex Luthor en la que intenta corromper a una camarera que me parece una maravilla y una forma terriblemente eficaz de retratar lo retorcido que es Luthor

    gusgus
    Lector
    gusgus

    Genial articulo!!! Asi de improvisado y sin recurrir a la biblioteca, me salen un par de números de la LIga de Guiffen y DeMateis, en especial las dos citas de Guy co Hielo, o el de la Mudanza. El número que comentan de Lex con la camarera, era una historia de complemento de un anual, si mal no recuerdo, y la historia es excelente. De la Legion de Levitz hay un número con las historias de cuatro legionarios que es formidable (bahhh toda la parte final hasta las guerras magicas es imperdible). De Wonder Woman de Perez, dos numeros: Quien mató a Myndi Mayer? y la historia del suicidio de Lucy Spears, son historias que mejoran con las relecturas.
    Hay muchas más, pero hay una escena en la saga de la muerte de Superman que podria entrar en este listado, con toda la liga derrotada y Blue Bettle a punto de morir, Hielo convence a Máxima que lo salve en vez de continuar siguiendo a Dommsday, la forma en que Tora habla y la resolución que le ponen (recordemos que en esa época era uno de los miembros más débiles) me pareció la mejor forma de mostrar lo que era una heroína.