Las pobres aventuras de Jeremías, de Riad Sattouf

Reseña de Las pobres aventuras de Jeremías de Riad Sattouf una comedia protagonizada por tres perdedores tratando de ligar. Edita Nuevo Nueve.

Por
0
419

Edición original: Les Pauvres Aventures de Jérémie Intégrale FRA (Dargaud, 2013)
Edición nacional/España: Las pobres aventuras de Jeremías (Nuevo Nueve, 2021)
Guion: Riad Sattouf
Dibujo: Riad Sattouf
Traducción: Ana María Navalón
Realización técnica: S. Martín de Rubiales
Formato: Cartoné. 176 páginas. 25€

Risas entre fracasos.

Las series El árabe del futuro (Salamandra Graphic) y Los cuadernos de Esther (Sapristi) han convertido a Riad Sattouf en un autor imprescindible por su capacidad para retratar con humor y realismo el día a día de los musulmanes en Francia. Pero antes que esos trabajos aparecieron ya había publicado tres álbumes de Las pobres aventuras de Jeremías, una serie que ahora publica en nuestro país Nuevo Nueve en un integral. La serie que le sirvió para hacerse un nombre en el medio y que le valió el Premio René Goscinny al mejor guion en el festival de Angoulême de 2003. Los tres tomos (Los preciosos pies de Florence, El país de la sed y El sueño de Jeremías) que componen la serie fueron publicados entre 2003 y 2005 por Dargaud que posteriormente la recupero en un integral en blanco y negro en 2013 que es el volumen que toma como base la edición española.

Riad Sattouf es un historietista y director de cine nacido en París en 1978. Hijo de profesor universitario sirio y madre francesa, durante su niñez el trabajo de su padre le llevo a pasar su infancia en Libia y en Siria, hasta que a los doce años volvió a Francia junto con su madre. Allí completo sus estudios en Bellas Artes y en la escuela de animación de Gobelins, donde también han estudiado autores como Olivier Coipel, David Etien, Jérémie Moreau o Bastien Vivès. En el año 2000 aparece su primer trabajo en el cómic Petit Verglas con guion de Éric Corbeyran editado por Delcourt con un estilo de dibujo realista que abandono en sus siguientes trabajos al igual que la colaboración con otros guionistas pasando a encargarse él de escribir sus propias historias. En 2003 además de comenzar Las pobres aventuras de Jeremías publica el álbum Mi circuncisión (Norma) y al año siguiente aparece Manual del pajillero (La Cúpula). Tres trabajos que marcan tanto su estilo gráfico como reflejar en sus cómics sus experiencias personales y las de su entorno próximo, en particular las que tienen que ver con la infancia y la adolescencia, algo que le ha convertido en un cronista imprescindible de nuestro tiempo. Esos trabajos también le abrieron las puertas de la revista Charlie Hebbo para la que realizo entre 2004 y 2014 la tira La vida secreta de los jóvenes (La Cúpula). En los siguientes años publicó obras como No sex in New York, Retour au collège y Pipit Farlou, además de crear a su personaje Pascal Brutal (Norma) en 2005 en las páginas de la revista Ferraille, un personaje del que han aparecido cuatro álbumes y que le valió el Premio Fauve d’Or al mejor álbum en 2010 por el tercero de la serie. En 2014 apareció el primer volumen de Los cuadernos de Esther, una serie semanal que aparece en Le Nouvel Observateur en la que retrata la vida de la hija de unos amigos dedicando cada uno de los volúmenes a cada año de su vida. Al año siguiente publica el primer álbum de El árabe del futuro, una serie autobiográfica que en la que retrata su infancia en Libia y Siria por cuyo primer volumen recibió de nuevo el Premio Fauve d’Or al mejor álbum. Como director ha realizado dos películas Les Beaux Gosses, que le valió el premio César a la mejor opera prima, y Jacky au royaume des filles.

A lo largo de las tres historias largas y las tres cortas que componen la obra vemos las aventuras, más bien desventuras, de Jeremías, un joven francés de origen sirios que trabaja como diseñador de videojuegos, y sus amigos desde la infancia Sandrine, que encadena trabajos precarios, y Jean-Jacques, un autor de cómics. Tres peculiares personajes que se basan muy libremente según nos comenta el autor en prólogo en él y sus amigos y en algunas de las situaciones que vivieron en su juventud, que al igual que los protagonistas se ganaban muy mal la vida y vivían en cuchitriles, aunque menos patéticas. También hace referencia a la influencia que tuvo la serie Seinfeld en la obra y es algo muy evidente ya que tanto los problemas sentimentales de los protagonistas principales como el sentido del humor son muy similares, aunque con un toque eminentemente francés como sucede en Sr. Jean de Dupuy y Berberian, aunque menos burgués y más de extrarradio. Se trata de un cómic, como todos los de Sattouf, que puede disfrutar cualquier persona, aunque nunca haya leído uno en su vida.

Como sucede con Seinfeld los personajes están muy preocupados por ligar y tratan de hacerlo por cualquier método, aunque los resultados suelen ser tan catastróficos como divertidos por sus peculiares formas de ser y las situaciones tan dantescas en las que se ven envueltos. Aunque las historias dan la sensación de funcionar de un modo casual y sin planificar están perfectamente estructuras y con un gran ritmo lo que provoca que se lean de una sentada. Es cierto que la mejor historia de las incluidas en el integral es la primera y después la serie va perdiendo algo de fuelle y frescura, aunque siguen teniendo momentos realmente memorables, pero los personajes van perdiendo algo esa condición de perdedores que tenían, aunque siguen siendo algo patéticos.

Entremezcladas con esas desventuras amorosas también vemos una sutil lectura en clave social y política, tratando temas como la inmigración, el racismo, la precariedad laboral, la falta de oportunidades de los jóvenes, el bullying escolar, etc… Una mezcla de la realidad cotidiana con el humor, a veces algo negro, que es una de las constantes del trabajo de Sattouf.

Gráficamente nos encontramos con el estilo caricaturesco, limpio y claro que ha caracterizada todas las obras del autor. Los personajes resultan muy expresivos y los escenarios reconocibles, aunque la ausencia de color de la edición hace que todo parezca algo desnudo y sin volumen, sobre todo si los comparamos con sus trabajos posteriores.

Nuevo Nueve hace una edición similar a la del integral francés, así que la obra prescinde del color original, algo que no beneficia al dibujo que estaba pensado con color. Además de los tres álbumes que componen la serie el volumen incluye un prólogo a cargo del autor en el que explica la génesis de la serie.

Aunque Las pobres aventuras de Jeremías no es el mejor trabajo de Riad Sattouf es una gratísima lectura que nos hace reírnos tanto de los protagonistas como de nosotros mismos, puesto que todos en su situación nos hemos comportado un poco como ellos. Además, nos permite ver los primeros pasos de uno de los autores más interesantes de la actualidad.

Lo mejor

• Los tres protagonistas, patéticos, pero adorables.
• El retrato de la confusión de la juventud.
• Las situaciones delirantes que les suceden al trio protagonista y, en particular, a Jean-Jacques, el equivalente a George Constanza en la serie.

Lo peor

• Publicar en blanco y negro un cómic pensado en color, nunca es una buena noticia porque todo parece muy desnudo.
• La serie va de más a menos.

Edición original: Les Pauvres Aventures de Jérémie Intégrale FRA (Dargaud, 2013) Edición nacional/España: Las pobres aventuras de Jeremías (Nuevo Nueve, 2021) Guion: Riad Sattouf Dibujo: Riad Sattouf Traducción: Ana María Navalón Realización técnica: S. Martín de Rubiales Formato: Cartoné. 176 páginas. 25€ Risas entre fracasos. Las series El árabe del…
Guión - 7.5
Dibujo - 7.5
Interés - 8

7.7

La comedia de la vida.

Sattouf firma una serie divertidísima sobre tres perdedores que buscan la felicidad tratando de ligar entre las situaciones más estrambóticas, delirantes y bizarras.

Vosotros puntuáis: 5.38 ( 2 votos)
Artículo anteriorReseñas DC USA – Superman´78 #01
Artículo siguienteNovedades Panini Cómics septiembre 2021
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments