Las flores del mal 1

Por
6
2799
 
Flores_Del_Mal_Portada

Edición nacional/ España: Norma Editorial
Guión:Shuzo Oshimi
Dibujo:Shuzo Oshimi
Formato: Rústica con sobrecubierta ,208 págs. b/n
Precio:8€

 

No es raro generalizar y llegar a pensar que el bullying o acoso escolar se presenta únicamente en forma de maltrato físico, al igual que la violencia, en cualquier situación, se suele interpretar como violencia física, dejando de lado el maltrato psicológico que se lleva a cabo de forma verbal o con actitudes de indiferencia o complot. El acoso escolar está muy enraizado en la cultura japonesa, no solo en un contexto escolar, sino que se extrapola a las distintas profesiones en las que un superior tiene poder sobre un subordinado. Además de ser un fenómeno social, se presenta en numerosas formas dentro de la cultura japonesa: manga, televisión, películas. Dos obras que es interesante sacar a colación son la surcoreana Bleak Night y la japonesa The Blue Bird. Ambas retratan las consecuencias del acoso, cómo lo afrontan tanto los padres de los alumnos agresores como los de los agredidos; la actuación a veces poco eficaz de los profesores y la casi inevitable indiferencia de los alumnos pasado un tiempo.

Shuzo Oshimi, el autor de este exitoso manga, parece dibujar esta historia mirando a su propio pasado, en el que, de una manera u otra, vivió alguna experiencia relacionada con el acoso escolar. Pero al contrario de lo que sucede en otras obras relacionadas con el tema, en las que se dramatiza el asunto, como en Bleak Night, o en las que se intenta concienciar al público, como en The Blue Bird, Las flores del mal no es una denuncia con un fin concienciador, sino que vemos cómo el autor aprovecha sus experiencias (o simplemente el tema, pues no podemos saber hasta qué punto sufrió acoso) para ofrecernos una historia, en primer lugar, perturbadora, y luego convertirla en puro entretenimiento, enrevesada y llena de agresividad, pero con una narrativa eficaz, ágil gracias a la composición que Oshimi hace de la página y el uso de cliffhangers. Oshimi no tiene intención (al menos en este primer tomo), de regodearse en el dolor, de hacernos ver y comprender una realidad a la que damos la espalda con nuestra indiferencia; pretende entretenernos y usar el bullyng como un trampolín a una experiencia que trasciende el punto de partida.

Flores_Del_Mal_01

Los flores del mal, título tomado del famoso libro de poemas del poeta francés Charles Baudelaire, al que el protagonista lee a todas y horas y cuyos poemas dice expresan mejor que nada ni nadie sus sentimientos, es un manga entorno a tres chicos de un instituto de provincias. Kasuga, un adolescente tímido y de lo más normal; Nakamura, el personaje que mueve hilos y otorga el punto sórdido a la obra, y Saeki, la bella e inteligente compañera de clase de ambos y de la que, por supuesto, Kasuga está enamorado. Sin entrar en más detalles sobre la historia, tan solo apuntar que Nakamura, una chica “rara” según los cánones, es la que abusa de Kasuga en una relación malsana y que afectará a la tercera parte: Saeki.

El autor, como hemos dicho, se basa en su adolescencia y retrata con exactitud una ciudad en decadencia. Hace hincapié en las notas finales del tomo en lo duro que fue crecer en aquel ambiente: [La ciudad] fue próspera en su día, pero ahora ha perdido el vigor de antaño. Todo lo metálico está oxidado… Las zonas comerciales están llenas de tiendas cerradas por todas partes. Es una ciudad que, cuando vives en ella, hace mella en tu corazón. Es interesante el hecho de que la ciudad en la que viven esté rodeada de montañas, pues es un ingrediente más, junto a lo anterior, del sofoco que vivió el autor y con la que quiere caracterizar su manga: un ambiente opresor, del que parece imposible escapar. Una ciudad que merma tu vitalidad es una metáfora interesante en relación al tema del acoso: el alumno indefenso y debilitado, que sufre un dolor del que no puede librarse. Es, además, un tema muy recurrente en cualquier tipo de expresión cultural: personajes que se ven atrapados en un entorno ajeno a ellos, al que no son capaces de acostumbrarse y del que tratan de escapar de la manera que pueden y con los medios que tienen: Kasuga se refugia en sus libros y su timidez; Saeki no ve más allá de estudiar, de clase a la academia, a clase de piano y de vuelta al colegio. Por su parte, la inquietud de Nakamura la introduce, y a Kasuga junto a ella, en un mundo de exploración, que es el punto de partida del manga. La conexión que se forma entre estos tres personajes parece que va a sacar a sus embotadas cabezas de una vida ordinaria, pero lo hará en un barco que no sabemos adónde se dirige ni con qué consecuencias.

Flores_Del_Mal_02

Shuzo Oshimi firma un primer tomo muy interesante. El dibujo, al que se le ha dedicado mucho tiempo, está plagado de fondos realistas, basados en fotografías de su ciudad que tomó antes de realizar el manga. Las caras de los personajes pueden parecer algo acartonadas, pero es algo que va mejorando. Lo que más me ha gustado es ver a Oshimi manejándose en el terreno narrativo. Sin un despliegue de recursos tan variado y arriesgado como los que hacía Tezuka en sus páginas más experimentativas, o Taiyo Matsumoto en su configuración de la página, por poner un ejemplo más reciente, Oshimi domina el arte de crear cómics: es capaz de concebir buenas secuencias; dirige la vista del lector de un punto a otro de la página con mucha habilidad, crea dinamismo gracias al orden de las viñetas y el uso eficaz de las tramas, a la vez que agiliza mucho la lectura usando poco diálogo y colocando pocas veces más de cinco o seis viñetas por página.

Los flores del mal es una obra interesante en la que hay muchos matices que apreciar: está lleno de referencias literarias, nos hace plantearnos sobre qué es ser un pervertido, esa palabra que tanto nombran los japoneses y que encabeza los prejuicios de más de uno. Todas las conclusiones son prematuras, pues esto es solo el primer tomo, con lo que ahora mismo no llego a adivinar por dónde puede tirar la serie. Sin duda me apetece averiguarlo, y espero que no se convierta en un ridículo juego de apuestas estudiantil y siga con esta malsana atmósfera, perturbadora y llena de tensión sexual, pero por encima de todo absorbente y bien narrada.

  Edición nacional/ España: Norma Editorial Guión:Shuzo Oshimi Dibujo:Shuzo Oshimi Formato: Rústica con sobrecubierta ,208 págs. b/n Precio:8€   No es raro generalizar y llegar a pensar que el bullying o acoso escolar se presenta únicamente en forma de maltrato físico, al igual que la violencia, en cualquier situación, se…

Review Overview

Guión
Dibujo
Interés

Valoración Global

Un impactante thriller psicológico que sorprenderá a los lectores en el que el bullying es uno de los protagonista de la historia.

Vosotros puntuáis: 5.38 ( 5 votos)
6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Raúl López
Admin
10 octubre, 2014 15:12

He leído tres reseñas de esta obra, una de Oriol, una de Marc y la tuya y cuanto más os leo más ganas le tengo a esta serie, tendré q ponerle remedio y comprar el primer tomo a ver si esta tan bien como apuntáis.

Por cierto, excelente debut y un placer tenerte cada viernes hablando de Manga a partir de hoy 😉

Jordi T. Pardo
Autor
10 octubre, 2014 20:30

A mí me has convencido, Jesús 😉
Le echaré una mirada en mi tienda que me había pasado desapercibido.

Thorin_II
Thorin_II
Lector
11 octubre, 2014 12:15

Lo tuve en mi mano el otro día y creo que ahora me arrepiento de no habérmelo traído. Tiene buena pinta y me habéis dejado con ganas de leerlo después de la crítica, que por cierto enhorabuena por el artículo

Oriol Estrada Rangil
16 octubre, 2014 19:48

Me compré hace más de un año una edición en inglés… he leído unos cuantos tomos a estas alturas y… con el primero no hemos visto nada aún 😉

Paula González
25 octubre, 2014 18:58

Hace mucho que dejé el manga, pero me llamó la atención ver “Las Flores del Mal”. Directamente pensé en Baudelaire a quien aprecio, admiro y me quedo corta. … ya leyendo la reseña igual me atreveré a echarle un ojo y a ver si le hace justicia al título. … si no, le prenderé fuego por usar ese título en vano 😉

Ya aprovecho y te doy la bienvenida de manera formal. Ya nos iremos leyendo 🙂