Las aventuras de Passer P. Malta, de Andrés Magán

Por
0
424

Edición original: Las aventuras de Passer P. Malta (Bang Ediciones, 2022)
Autor: Andrés Magán
Corrección: Xavier Beltrán
Formato: Cartoné. 56 páginas. 17€

La búsqueda de la pasión en lo cotidiano.

«¿Qué será de mí? ¿Cómo voy a vivir de mi pasión?»

Hay obras que nos consiguen retrotraer a aquellos años en los que descubríamos nuestros primeros cómics. Unos días en los que en cada viñeta era una puerta abierta a mundos en los que nos parecía que cualquier cosa era posible y que nos sirvieron para forjar un amor por el medio que todavía pervive, en particular, cuando nos encontramos con obras que nos posibilitan volver a sentir esa magia tan especial. Una sensación única que Andrés Magán (Vigo, 1989) nos consigue volver a transmitir con Las aventuras de Passer P. Malta, un trabajo que le valió el Premio Castelao de cómic infantil en 2020 y que podemos leer desde hace unas pocas semanas en castellano gracia a Bang Ediciones. No es el único cómic ganador del premio del premio Castelao que han publicado últimamente ya que hace poco hemos podido disfrutar de la extraordinaria Canción para hundir flores en el mar de Oliver Añon.

El cómic de Andrés Magán nos transporta a Villa Flugante, un pueblo donde sus habitantes viven cientos de años. Allí conocemos a Passer P. Malta, el cartero de la localidad, que acaba de decidir que, tras 25 años repartiendo el correo, toca hacer un cambio en su vida para dedicarse a la escritura y a la contemplación de la naturaleza. Mientras decide como llevar a cabo sus planes recibe un paquete que no había pedido que le hará embarcarse en una aventura llena de misterios y viñetas.

Aunque la obra fue galardona con el premio al mejor cómic infantil, no es un trabajo ideado solamente para los lectores más pequeños ya que tiene varias capas de lectura que lo hacen un trabajo apropiado para lectores de varias edades. En función de la edad del lector, nos podemos encontrar con una divertida aventura protagoniza por animales antropomórficos en un peculiar y colorido mundo que puede resultar fascinante para los lectores de menor edad, o con una obra que nos invita a reflexionar sobre la búsqueda de la felicidad y nos lanza un mensaje que nos recuerda la importancia de tratar de buscar nuestros sueños, mientras sacamos todo el provecho posible a los momentos más cotidianos que vivimos a diario. En ambas capas de lectura nos encontramos ante un delicioso canto de amor al cómic clásico. Todos esos mensajes y diferentes visiones del mismo cómic conviven en una historia surrealista que tiene una pátina de humor bastante gamberro que gana con cada relectura y en la que la personalidad como creador de Andrés Magán nunca deja de estar presente.

Como ya hemos mencionado se trata de una obra en la que se ve un profundo amor por el cómic clásico, pero esta admiración no pesa en la concepción gráfica de la obra haciendo que veamos los mismos patrones gráficos y narrativos de esas obras del pasado, ya que el autor vigués los actualiza y moderniza para ofrecernos un trabajo visualmente fresco y estimulante. De manera que no nos encontramos con los elementos que hacen de algunas de esas lecturas de obras añejas algo pesadas y anacrónicas como la sobreabundancia de texto explicativos que reiteran lo que ya podemos ver en el dibujo o los personajes un tanto maniqueos. En el apartado grafico destacan la paleta de color empleada y la capacidad de Andrés Magán para dotar a todos los personajes que aparecen en la obra de expresividad y dinamismo.

En la edición de Bang se puede ver el mimo que ponen en cada uno de sus libros, con una reproducción y diseños impecables.

Las aventuras de Passer P. Malta es un cómic que nos hace conectar con el niño que fuimos recordándonos la magia que encontrábamos en aquellas primeras lecturas que nos marcaron profundamente. Pero además está lleno de mensajes sobre la importancia de encontrar la pasión de los pequeños momentos que vivimos a diario.

Lo mejor

• La sensación de maravilla que tenemos al pasar cada página.
• El mensaje de optimismo que transmite.
• El sentido del humor presente durante toda la obra.

Lo peor

• Que una obra tan fresca como esta se pierda entre los cientos de novedades que abarrotan las librerías.

Artículo anteriorZNPodcast #183 – Zidrou: Los trazos del corazón
Artículo siguienteGO INDIE! Recordando Saga
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments