Las 52 reseñas: Demon Knights 1, Frankenstein 1 y Resurrection Man 1

Por
44
542
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Si la semana pasada asistimos a la integración en el Nuevo Universo DC de glorias incontestables como Animal Man o La cosa del pantano, ésta constatamos que en DC Comics han llevado a la práctica otro de los mecanismos que, en el subsello adulto de la compañía, tan buenos resultados dio en el pasado: la reimaginación; un concepto al que los aficionados a la línea Vertigo están más que acostumbrados. La mecánica es sencilla… se escoge un personaje o una cabecera de tiempos pretéritos, a ser posible con una historia editorial tortuosa (si hay antologías genéricas de por medio, mejor) o poco exitosa, y se reinventa haciendo guiños a la continuidad o definiéndolo desde cero. Éxitos como Blanco Humano, The Sandman, Kid Eternity o Los Perdedores se edificaron a partir de esos cimientos. Y, ahora, para esta línea Dark (o Vertigo 2.0) que a todos los efectos es un retorno a los tiempos en que superhéroes y personajes del fantástico y el terror compartían universo, se ha vuelto a confiar en la reimaginación para lanzar no pocas cabeceras. Hoy, aquí, analizamos las tres que se publicaron ayer.

Reseñas

6198Demon Knights 1, de PAUL CORNELL, DIOGENES NEVES y OCLAIR ALBERT; Portada de TONY S. DANIEL; DC Comics; 32 págs., 2,99 $.

Que el guionista y escritor Paul Cornell siempre había tenido la ambición de escribir una serie en la línea Vertigo es algo que sabíamos desde que, hace más o menos un año, se encargara de llevar a Muerte, de los Eternos, hasta las páginas de Action Comics. Lo que ignorábamos es que Cornell sería capaz de hacerlo tan rematadamente bien y que, paradójicamente, no lo haría formalmente en el sello adulto de DC. Señoras y señores, probablemente estemos ante de uno de los tebeos más entretenidos y mejor construidos de todo el relanzamiento. En efecto, en las páginas de Demon Knights el británico recoge toda la esencia de Etrigan y la hace totalmente suya. Reconocemos al diablo, a pesar de que no rime sus frases, de la misma forma que apreciamos el regusto a cábala que le imprimió el gran Kirby cuando lo creó en 1972, que aplaudimos la canónica vinculación a la leyenda artúrica extraída de la que impusieron Len Wein y Matt Wagner, o que nos reímos con la socarronería inherente a los mejores números de Alan Grant o Garth Ennis. Y cuando los destinos de la tropa que lidera este engendro infernal mire de tú a tú a los superhéroes, nos resultará tan natural como cuando Bob Haney y Jim Aparo lo hicieron interactuar con Batman. Pero sea como fuere, ahora y siempre, este Etrigan es ya, desde el primer número, el de un tipo llamado Paul Cornell.

El espíritu que sobrevuela la colección queda claro desde el primer momento, con unas viñetas iniciales que homenajean los planos finales –Dama del Lago incluida– de la Excalibur de John Boorman: estamos ante la caída de Camelot, Arturo ha muerto y, en su desesperación y como última esperanza, el mago Merlín aprisiona al demonio Etrigan en el cuerpo de Jason Blood, un humano que alcanza así la inmortalidad. Cuatro siglos después, en una época identificada como la Edad Oscura pero totalmente anacrónica, un mundo fantástico en el que lo mismo habitan bárbaros que dragones se despliega ante el lector. Y, en este contexto, Blood/Etrigan agrupará a su alrededor a un variopinto grupo de guerreros y se enfrentará a un sangriento señor de la guerra. Con estos mimbres Cornell compone un tebeo de espada y brujería totalmente modélico y accesible: al neófito no le hace falta absolutamente nada para engancharse a la colección. Es más, si no se le dice nada podría hasta pensar que está ante una nueva creación basada, como ha especificado Cornell en numerosas entrevistas, en un imaginativo cruce entre Juego de Tronos, Dragon Age, y Los Siete Magníficos (curioso que el guionista no mentase a los samuráis de Kurosawa o a la Comunidad de Tolkien, con mayores semejanzas). Pero, y aquí viene lo bueno, Demon Knights no se queda en absoluto ahí. Básicamente porque el bárbaro del grupo no es uno cualquiera, sino el mismísimo Vandal Savage, porque la hechicera no es otra que Madame Xanadu, porque el paladín es El Caballero Brillante, y porque como señor de la guerra tenemos a Mordru en persona. ¿Cómo? ¿Que no es suficiente con convertir Demon Knights en el epicentro del mundo mágico del Nuevo Universo DC? Pues, en ese caso, revisad bien las viñetas de esa guía de lectura del relanzamiento que es Stormwatch, también de Cornell.

En el terreno gráfico, este primer número se muestra cumplidor. El lápiz de Diógenes Neves (gran coherencia anatómica) y la tinta de Oclair Albert (cromática y lumínica, pero sin voluntad psicológica ni predominio estético) resultan apropiados para reflejar, con el alarde propio del preciosismo detallista pero sin excesivo virtuosismo narrativo, ese universo ficcional que apriorísticamente tan definido está en el imaginario colectivo. Tenemos por tanto unas páginas en las que abundan pocas viñetas cuadrangulares (panorámicas, rectangulares verticales, macroviñetas de 2/3 de página) de gran tamaño y no pocas splash, todo ello con una definición precisa y prolija de fondos, ropajes y demás ornamentos propios de la fantasía heroica. A este acabado se le suma una luminosa y colorista paleta cromática aplicada por Marcelo Maiolo que incide en ese despliegue visual antedicho, y que consigue hacer de la lectura del cómic una experiencia muy agradable. En resumen, podríamos decir que en Demon Knights tenemos la quintaesencia del relanzamiento UDCero: una colección plenamente accesible para el neófito, con muchísimos guiños al aficionado de largo recorrido, que explora un género usualmente alejado de los universos superheroicos y que, sorprendentemente, está muy ligada al eje maestro de la nueva continuidad. Pero, por encima de todo, lo que el lector obtiene al hacerse con el primer número de Demon Knights es algo aún más simple: un título entretenido como el que más, no poco disfrutable y considerablemente bien escrito.


6199Frankenstein: Agent of S.H.A.D.E. 1, de JEFF LEMIRE y ALBERTO PONTICELLI; Portada de J.G. JONES; DC Comics; 32 págs., 2,99 $.

A estas alturas, no son nuevas las peripecias en el Universo DC del personaje creado por Mary Shelley entre 1816 y 1818, inmortalizado a través de infinidad de adaptaciones cinematográficas (con Boris Karloff a la cabeza): de Bob Kane a Len Wein, el moderno Prometeo hace tiempo que llegó a las colecciones de la Distinguida Competencia para quedarse, con especial atención a un Grant Morrison que lo reinventó para su magnífica Los Siete Soldados de la Victoria (a su vez basada en un supergrupo anterior). Con tan célebres precursores, lo que Jeff Lemire (a quien ya vimos la semana pasada haciéndose cargo de la excelente Animal Man) ejecuta en este primer número de Frankenstein: Agent of S.H.A.D.E es una fusión en toda regla de dos claros antecedentes: por un lado, la estupenda interpretación de Morrison (Frankenstein como miembro de la Super Human Advanced Defense Executive y a las órdenes de Padre Tiempo, aquí bajo la forma de una colegiala enmascarada) y, por el otro, el Creature Commandos de DeMatteis y Pat Broderick; el mismo que se publicaba en la antología Weird War Tales y que, en España, recibió el nombre de Comando Monster dentro de las páginas de Dossier Negro. Es decir, que el guionista sigue la estela de Flashpoint: Frankenstein & the Creatures of the Unknown, la miniserie de tres números que él mismo orquestó para este mismo año y que ambientó en la II Guerra Mundial. Desde entonces, Lemire ha concedido numerosas entrevistas (1, 2, 3), pero fue hace unos meses cuando mejor definió la auténtica esencia de esta nueva serie: “una mezcla entre We3 y Hellboy. A lo que yo añado un “en este caso, más bien entre Doom Patrol y AIDP.

Y es que, en efecto, sobre el primer número de Frankenstein: Agent of S.H.A.D.E. planea un saludable espíritu forjado a pachas con la lisergia de la etapa de Morrison en la Patrulla Condenada y con los casos sobrenaturales a los que suele enfrentarse la alineación del spin-off de Hellboy. Aunque que quede claro: todo en esta nueva propuesta es autónomo y no hace falta haberse leído nada antes. Ambientada en la “actualidad”, las primeras páginas nos presentan a Frankenstein abandonando sus vacaciones y acudiendo de urgencia al cuartel general de S.H.A.D.E. (parodia a partes iguales de los filmes de James Bond y de la SHIELD marveliana) para hacer frente a una legión de monstruos que aterrorizan a los ciudadanos de bien. A tal fin, su superior le asignará un variopinto grupo de camaradas: Khalis (una momia), Vincent Velcoro (curtido nosferatu alado), Warren Griffith (un hombre lobo) y Nina Mazursky (una gill woman, sacada de La mujer y el monstruo, que parece prima hermana de Abe Sapien). Lo que sigue a partir de ahí es una bizarrada alejada de cualquier pretensión gótica o expresionista; un tebeo de hostias desatado y lisérgico en el que el exceso, y no la imitación de las antiguas películas de la Universal, es el rey absoluto e indiscutible. Lemire se lo debe de haber pasado en grande escribiéndolo.

Gráficamente los lápices y las tintas de Alberto Ponticelli (a quien ya vimos en el Soldado desconocido de Joshua Dysart) se adaptan a la naturaleza del guión como un guante: desproporción coherente, composiciones abigarradas y empleo de la tinta para alcanzar el feísmo a través del detalle; todo ello con una paleta de colores fríos que José Villarubia basa sabiamente en azules, verdes y marrones sucios. La composición de página, naturalmente, se orienta por su parte a dar cancha a la propuesta a través de una predominancia casi absoluta de la splash y la macroviñeta eisneriana, esa que integra y matiza pequeñas viñetas (rectangulares verticales y panorámicas). ¿Conclusiones? Un cómic competente y divertido al que sólo se le pueden poner dos pegas: la primera, que o se acepta a lo que se viene (tortas, locura, monstruos, bichos… despiporre, en definitiva) o difícilmente se conectará con la propuesta; y, la segunda, que tal vez los referentes comentados (Doom Patrol, AIDP) estrangulan una colección que se encarga de recordárnoslos a cada momento, consiguiendo que nos hagamos la incómoda pregunta de cuáles son, exactamente, los valores añadidos que ofrece este nuevo Frankenstein.


6200Resurrection Man 1, de DAN ABNETT, ANDY LANNING y FERNANDO DAGNINO; Portada de IVAN REIS y JOE PRADO; DC Comics; 32 págs., 2,99 $.

Los veintisiete números originales de Resurrection Man publicados entre 1997 y 1999 que me he leído para preparar este artículo (más el correspondiente especial DC: One Million o apariciones posteriores en Supergirl y Brightest Day) no dejan lugar a dudas: a pesar de la extraña mezcolanza entre el Vertigo más noventero, los superhéroes DCeros de toda la vida y la estética Image de la época, las aventuras y desventuras de Mitchell “Mitch” Shelley –un tipo que, cada vez que muere, resucita con un superpoder relacionado con las circunstancias de su deceso– tenían muchísimo potencial. Tal vez por ese motivo, en el marco de este relanzamiento del Universo DC y dentro de la línea Dark, a Dan Abnett y Andy Lanning (los guionistas entonces, los guionistas ahora) se les haya concedido una segunda oportunidad. Y la han aprovechado para presentar el que probablemente sea el cómic más Vertigo (en sentido canónico, con sus ventajas e inconvenientes) de todos los presentados esta semana: un tebeo muy oscuro, con un misterioso protagonista, y en el que predominan la intriga, el terror y una sempiterna voz en off que, a través de cartelas, nos informa del discurrir interior de Mitch en primera persona. Todo ello, como han apuntado los escritores en diversas entrevistas, con un nuevo origen para este moderno Ave Fénix y también con un tono más realista y pegado al suelo; uno que aun alejándose premeditadamente de lo superheroico no renunciará, empero, a la amplia gama de tramas y géneros (ciencia ficción raruna, magia, género negro, etc.) que caracterizaron la anterior etapa.

Así las cosas, Resurrection Man #1 abre el telón, como no podía ser de otra forma, en una morgue. Mitch resucita, adquiere poderes magnéticos y se dirige a un aeropuerto en una serie de secuencias que dan lugar a uno de los pasajes más tensos y conseguidos de los que han tenido lugar hasta ahora en el relanzamiento. El resto se dedica a la presentación de diversos personajes: desde Lament, una nueva villana, hasta viejas “amigas” como Bonny Hoffman y Carmen Leno, más conocidas como las Body Doubles –asesinas por contrato que además ejercen de dobles para la industria cinematográfica, y en cuyo retrato hay mucha sexploitation sesentera premeditada–, o la buena de Madame Xanadu, que parece estar en casi todos los fregados de la línea Dark. Muchas cosas en apenas veinticuatro páginas que mandan a la porra el decompressive, enganchan a un lector que quiere saber más y, encima, se permiten el lujo de presentar dos finales consecutivos (o un final con epílogo, como se prefiera).

Sin embargo, lo que realmente alucina en Resurrection Man es su apuesta visual, la más refinada de toda la línea Dark: Fernando Dagnino recoge el testigo de de su antecesor y consigue que casi nos olvidemos de él. Y es que el español no sólo se empapa de los puntos fuertes de Guice (gestión de la perspectiva, maestría con el punto de fuga en los distintos planos de la misma viñeta) sino que es capaz de mejorar su coherencia anatómica y de incorporar registros característicos del terror de los setenta y ochenta (atención al hatching) con una soltura pasmosa. Al acabado final contribuye igualmente una composición de página rica en superposiciones y viñetas de distinto tamaño y orientación (la secuencia del avión es descomunal), la fluidez narrativa del conjunto y, muy especialmente, la paleta cromática de Santi Arcas (por lo común fría, apagada, sutilmente psicológica gracias a su gestión de los tonos base). Un señor tebeo que no debe pasar injustamente desapercibido entre tanto nuevo título.

44 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Clucaran
Clucaran
15 septiembre, 2011 13:28

A mi me han gustado bastante los tres, sobre todo el de Demon Knights. Eso si, parece que la recepción de Resurrection Man por parte de la critica yanki no esta siendo todo lo buena que debiera, y es una pena…

Raúl López
Admin
15 septiembre, 2011 13:29

Excelentes reseñas como siempre Jose. A mi Frankenstein me ha dejado muy gratamente sorprendido, no puedo compararla con AIDP porque a pesar de que Toni no hace más que recomendármela aun no he podido comprar el primer volumen. Eso si, me ha gustado mucho el tono que le da Lemire a la serie, el tratamiento de los personajes, lo bizarro de las situaciones y como no, el dibujo de Ponticelli que me ha parecido una maravilla. Para mi la colección más destacada de esta semana junto a Demons Knight, una autentica maravilla Artúrica con tintes mágicos, tanto guión como dibujo se salen. Dos series a tener muy muy en cuenta.

Estoy disfrutando muchísimo con los descubrimientos que estoy teniendo en la “vertigo 2.0”.

Pedro Monje
15 septiembre, 2011 13:41

“Estoy disfrutando muchísimo con los descubrimientos que estoy teniendo en la “vertigo 2.0″.”

Completamente de acuerdo con Raul. Sumando estas tres con Animal Man y Swamp Thing, aunque futuras semanas no sean tan productivas (queda por salir I,Vampire de esta linea), solo por estas series inexistentes antes ya habra merecido la pena el reboot.

Y habrá que echarle un vistazo a Madame Xanadu que está en todos los lados

Clavos
Clavos
Lector
15 septiembre, 2011 13:46

Dita sea, en menuda tesitura me pone que empiecen ahora series como Swamp Thing, Animal Man, Demon Knights o Stormwatch todas a la vez. ¡A ver cuándo se pronuncia El Catálogo sobre cómo las van a editar!
Y, por otra parte, poca vida editorial parece vérsele a Frankenstein o Resurrection Man a pesar de tus buenas criticas, José. Porque estas series tendrán que vender una burrada, en torno a los 20.000 números mensuales para mantenerse; no van a marcarle los cánones Vertigo de ‘vende 8.000 al mes y 2.500 en tomos para salvarte’… ¿o sí?

the main man
the main man
15 septiembre, 2011 13:58

Demon Knights no decepciona, es de las series del reboot que mas me ha gustado, y hasta ahora solo decir que el autor mas destacado del relanzamiento es Cornell que se luce en sus dos series

I, Spyder
I, Spyder
Lector
15 septiembre, 2011 14:11

A estas alturas creo que puedo decir que, con excepciones como Action Comics, Batwoman o Stormwatch, lo mejor hasta el momento de estas New 52 se encuentra exclusivamente en la línea Dark, con series como Swamp Thing, Animal Man, Demon Knights, Frankenstein Agent of SHADE y Resurrection Man, a la espera de JLDark y de ese I, Vampire que, estoy seguro, a pesar de ese tono a lo Twilight nos dará una sorpresa

Pedro Monje
15 septiembre, 2011 14:16

Swamp Thing, Animal Man, Demon Knights, Frankenstein Agent of SHADE y Resurrection Man

Es que estamos hablando de Jeff Lemire, Paul Cornell y DnA. Yo también espero impacientemente (quedan dos semanas) a JLD y I,Vampire. Parece ser que van a estar muy bien y yo quiero estar ahi para verlo!

Spirit
15 septiembre, 2011 14:25

Pues tienen muy buena pinta las 3. Mis reflexiones:
 
1-Parece incluso una buena idea que personajes Vértigo dejen de serlo y sean personajes integrados en universo DC de toda la vida…con esa mezcla de cómic para adultos y cómic para todos los públicos que en el fondo deberían tener todos los tebeos.
 
2-Me parece estupendo que DC apueste por la diversidad y salgan colecciones de comercialidad cuanto menos, arriesgada….
 
pd: Cúando vuelven las manitas?

Shockbringer
Shockbringer
Lector
15 septiembre, 2011 14:28

Resurrection-man era uno de los que más me llamaba y parece que no me he equivocado. Igual dejo Green Arrow que me mucha perece volver a emprezar y me paso a este.

Dungeon Master
15 septiembre, 2011 14:48

Siento ponerlo aquí, pero no sabía dondo ponerlo. Planeta ha colgado las novedades de Octubre… Y aparecen dos numeros de Batman, que ahora se anuncia como quincenal durante el próximo año… ¿Cómo se traga eso? ¿No se supone que en Enero pasa a ser cosa de El Catalogo del COmic? ¿Alquien sabe que leches pasa?

Un abrazo y gracias!

Indepit
Indepit
15 septiembre, 2011 14:49

Al final, el reboot masivo deceero no está decepcionando tanto como muchos esperaban…

aparrilla
aparrilla
Lector
15 septiembre, 2011 14:54

In Cornell we trust, por ahora me gustan sus paranoias…parece q se van cionfirmando las suposiciones de que D Knights podia ser el sleeper del rebutt (hasta ver esa JL Dark) y que el Action comics con morrison y morales iba a estar bien….

Jiman
Jiman
15 septiembre, 2011 15:29

Dungeon master
Los comics se realizan con meses de antelacion,el planning de edicion,las traducciones,maquetaciones y todo eso
Lo mas seguro es que cuando tivieron esa idea aun no les habian birlado los derechos.
Por ejemplo “El dia mas brillante” no lo termina ellos por varios ejemplares.Puede que en noviembre descubramos que es quincenal para que sean ellos quienes la terminen porque ya habran tenido tiempo de modificar el plannig

zape
Lector
15 septiembre, 2011 15:33

Curioso paralelismo con el origen de la línea Vertigo en las colecciones de los márgenes de la DC. Personajes olvidados o de derribo en manos de escritores creativos y con bastante manga ancha editorial, sin mayores presiones de ventas, además. Por lo general una suma que da buenos tebeos.

Armin Tamzarian
Autor
15 septiembre, 2011 15:36

Vamos, a mí esta línea Dark tiene los cómics que más me interesan de este reboot, al menos en las temáticas que abordan.

Max Mercury
Max Mercury
15 septiembre, 2011 16:18
El Comediante
15 septiembre, 2011 17:08

Es que Paul Cornell se está perfilando como de los mejores guionistas de DC Comics, en este relanzamiento se ha lucido con todas sus colecciones…

Cuánto me hace pensar el hecho de que podría haberse perfectamente hecho cargo de Detective Comics, en vez de Tony Daniel, en fin…

I, Spyder
I, Spyder
Lector
15 septiembre, 2011 17:16

A mí me hace pensar que podría haberse hecho cargo perfectamente de la Justice League en vez de ese anodina y desgastado Johns, porque Cornell no sólo sabe ofrecer los engranajes de una historia prometedora, sino que ofrece fundamento a la narración y lo hace con sentido de la maravilla en su estilo humilde y particular, algo de lo que el guionista de Green Lantern carece

guolberin
guolberin
Lector
15 septiembre, 2011 17:20

Hablando de Cornell, ¿alguien ha leido su Knight and Squire? ¿qué tal está?

Daniel Gavilán
Autor
15 septiembre, 2011 18:06

Guolberin, en este post, dentro del apartado de miniseries puedes ver una miniopinión nsobre dicha miniserie:

https://www.zonanegativa.com/?p=29709

Jedi
Jedi
15 septiembre, 2011 18:21

Sólo los miopes esperaban que el NUDC decepcionara. Yo estoy emocionado, hace mucho que los comics
no creaban tanta felicidad en mi.

guolberin
guolberin
Lector
15 septiembre, 2011 18:23

Gracias, Daniel

David Macho
Lector
15 septiembre, 2011 20:29

Para Pedro Monje y I, Spyder: Cuando léias I, Vampire, vais a alucinar pepinillos. Es un pedazo de tebeo, quizá el mejor de la línea Dark, y si no lo es, se acerca mucho a serlo. Y, ah, Spyder, te lo digo de antemano, el número 1 tiene tanto de Crepúsculo como Swamp Thing de “Orca, la ballena asesina”. 😉

Armin Tamzarian
Autor
15 septiembre, 2011 20:40

No utilicéis una obra de culto como “Orca, la Ballena Asesina” en términos peyorativos que no respondo y estoy muy loco, eh.

salebaaay
salebaaay
15 septiembre, 2011 21:30

demon knights es una pasada, el mejor numero que ha salido de todo el reboot, incluso me gusto mas que action comics, los demas no los he leido pero ya mero

Owen
15 septiembre, 2011 21:48

Si en otra entrada he dicho que el NUDC no me estaba llamando nada, aquí me encuentro con dos series que me compraría casi sin pensar… :_D Y es que supongo que, con 52 series nuevas, tiene que haber de todo… ^^U

Guildartz
Guildartz
15 septiembre, 2011 21:53

Lo que se está viendo, es que de improvisación poco. Parece que si lo tenian bien pensado. Y a pesar de lo negativo de un reboot, me alegro de que este yendo mejor de lo que se esperaba porque sale ganando el cómic en general. La verdad es que esta linea más dark me está emocionando.

Tiegel
Tiegel
15 septiembre, 2011 23:58

Ya, ya, Cornell se sale en Demon Knights, Frankenstein mola, Resurrection Man es un tebeazo y Orca la ballena asesina un peliculón (eh, a mí me marcó la vida), pero NO VAIS A DECIR NADA DE WATCHMEN EN LA ÚLTIMA DÉCADA O QUÉ, RASTREROS VENDIDOS MENTIROSOS

Phantomas
Phantomas
Lector
16 septiembre, 2011 0:04

A mi Demon Knights me ha llamado desde el principio, por temática y autor, así que me alegro de que haya salido bien. Y por lo que cuentas, José, el hecho de que el resto del grupo de Etrigan sean personajes conocidos de la editorial le da una gracia añadida. De igual forma, Frankestein es lo que me esperaba, una bizarrada gamberra con la que desfasar un poco.

Con la que no contaba inicialmente en mi quiniela era con Resurrection Man, pero por lo que dices, parece que habrá que darle una oportunidad.

Conclusión: parece que DC está dando justo lo que promería cuando informó sobre los nuevos títulos (al menos en el análisis que hice yo)

PD: yo a Cornell le dejo donde está, ni Batman ni JLAs, lo prefiero en series donde pueda estar menos encorsetado que si jugara con los iconos principales

Armin Tamzarian
Autor
16 septiembre, 2011 0:09

Todas las manitas verdes del mundo para Tiegel, id dejándolas en el buzón de su casa.

Lord Deu
Lord Deu
16 septiembre, 2011 0:19

Sólo los miopes esperaban que el NUDC decepcionara.

No es pecado equivocarse, lo que mosquea es que algunos, mas alla de gustos personales lo sigan afirmando.

Laurel Kent
Laurel Kent
Lector
16 septiembre, 2011 3:46

La criatura de la Laguna Negra ( Creature from the Black Lagoon ) se tituló en España La mujer y el monstruo.

David Macho
Lector
16 septiembre, 2011 4:02

Para que quede claro, Orca la ballena Asesina RULES… O sea, que es la hostia, y tal…

pero a Swamp Thing no se parece.

Como I Vampire no se parece a…

¿De qué estábamos hablando?

Ah, sí, de que a Torralba le han molado mucho dos tebeos pero no puede decir cuáles son… 😛

Raul Lopez
Admin
16 septiembre, 2011 7:06

Jajajajajaajaja q mala leche David :p

Shockbringer
Shockbringer
Lector
16 septiembre, 2011 10:21

Ya está la gente flipando. A ver, que la línea Dark está muy bien y Batwoman también, pero yo creo que la media del relanzamiento es normalita y muchas series han decepcionado como JLA. Teen Titans es una mierda y Green Arrow y Superboy. La línea Dark se podría haber sacado perfectamente sin reboot y las mejores series para mi, Green Lantern, Batman y Robin y Batwoman no tienen ni rastro de reboot, con lo cual ya me dirás
Además, al margen de la calidad yo lo que critico es la iniciativa y especialmente la mentira. La mentira de que no dijeran con X historias se mantendrían y es mentira, que sólo dos series estarían enmarcadas en el pasado y es mentira (a AC  JLA hay que sumar Detective Comics, Green Arrow, Batgirl, Superboy etc) En mi opinión no es ya un problema de continuidad sino de cohesión del Universo DC que se ha perdido por completo. Hay series que arrastran la continuidad, otras que no, otras que a medias, otras que están en el pasado, otras que en el presente y eso, puede que en el primer mes no se note, pero ya veremos las piruetas que van a tener que hacer para darle un sentido a todo esto. No me importaría tanto todo esto si cada serie fuera independiente pero lo cierto es que tenemos grupos donde los héoes se cruzan por no hablar de las apariciones especiales (Red Nightwing en Batgirl)
Yo ya lo dije que o reboot completo o relanzamieto sin reboot pero esto que han hecho para minimizar riesgos a la larga va a ser peor.

Lord Deu
Lord Deu
16 septiembre, 2011 16:15

Haters gonna hate

Raúl Martin
Raúl Martin
Lector
16 septiembre, 2011 19:34

Animado por la reseña me he leído el DEMON… Además de parecerse mucho, pero mucho, mucho al Wolfskin de Avatar (de Warren Ellis), me ha gustado menos que esta. Y eso que ni siquiera la terminé. No creo que esta línea vaya a ser para mi.

salebaaay
salebaaay
16 septiembre, 2011 20:06

frankenstein es muy buenoooo
 
resurection tambien, la linea dark es la mas buena!

moginory
moginory
Lector
17 septiembre, 2011 1:33

shickbringer como sabes que.teen titans es una mierda sin leerlo (porque.aun no.se ha publicado)?toda.tu.critica. esta tan bien documentada?un.saludo

Ernest
Ernest
17 septiembre, 2011 7:09

La Línea Dark es ganadora indiscutible, el hijo campeón de todo este reboot. Nada más que decir.

Demon Knights sublime, ya me están torturando con la espera para el próximo número la verdad. Y como mencionan, Paul Cornell y su trabajo es excelente.
Si, como dice David Macho, I, Vampire tiene tanta calidad, que me apunten a ella, que yo también le veía tintes Crepúsculo la verdad.

Pero, solo por divagar. ¿Estas series necesitaban el reboot para nacer?
Las series que más me han gustado no tienen tanto reboot que digamos, salvo algunos otros, ejemplos Action Comics y Stormwatch. Aun así, ya no vale discutirlo, y va… bien ¿no?

Shockbringer
Shockbringer
Lector
17 septiembre, 2011 11:52

Lo de Teen Titans ha sido un lapsus, pero como sigue la trama de Superboy y con el Robin/Falcon ese m temo lo peor. De todas formas creo que ya voy a pasar de comenar los 52 porque si no te rindes a ellos incondicionalmente eres un hatter. Antes no se podía decir que todo iba a ser un follón porque te exigían que esperaras a leerlo. Ahora que el follón es evidente y que cada serie no se sabe bien todavía donde ubicarla, tampoco se puede criticar. Pues nada oye, si os gusta es nudc que os aproveche. Dentro de unos meses hablamos.
Que conste que yo no niego que haya cosas buenas, pero el reboot ha sido innecario y no hay tantas cosas buenas como cosas se han cargado para llegar hasta aquí.