Lakota. Tragedia y belleza

Con Lakota el arte de Serpieri alcanza su máxima expresión al servicio de historias emocionantes y profundas. El enfoque humanista de la tragedia de la nación india nos demuestra que el autor italiano pudo haber sido uno de los pilares del cómic europeo de finales de siglo. Prefirió centrar su carrera en el aspecto comercial explotando el filón de su serie Druuna.

Por
1
1567

 

Edición original: Lakota (Editions Mosquito. Septiembre 2012)
Edición nacional/ España: Lakota. Ponent Mon. Mayo, 2018
Guion: Eleuteri Serpieri, Raffaele Ambrosio
Dibujo: Paolo Eleuteri Serpieri
Formato: Cartoné, 120 páginas
Precio:20€

 

Desde la honda y espléndida portada, todo en Lakota es emocionante e intenso. Eleuteri Serpieri realiza, sin ninguna duda, uno de sus mejores trabajos narrando las guerras indias que se desarrollaron en el oeste norteamericano a mediados del siglo XIX.
La novedad de esta obra radica en el enfoque. La mayoría de los 7 relatos que componen este álbum están contados desde el punto de vista de los indios.

Lo curioso de este recopilatorio es que la tentación inicial consiste en fijarse exclusivamente en el maravilloso trabajo gráfico realizado por Serpieri. Sin embargo las historias narradas en este álbum son algunas de las mejor documentadas y de las más fieles a los acontecimientos históricos que nunca se han publicado en cómic. Son historias de ficción, pero el espíritu y el enfoque es casi documentalista. Nos muestran con toda su crudeza el tremendo choque de mentalidades y de culturas que supuso lo que eufemísticamente se llamó La conquista del Oeste. Además, nos narran las continuas traiciones que el Gobierno norteamericano y su ejercito infligieron a unos crédulos indios poco acostumbrados a la hipocresía social y a la mentira institucional.

Este recopilatorio se compone de 7 relatos de los que las tres primeros, dedicados al jefe indio de los Sioux llamado Caballo Loco, están escritos por Rafaelle Ambrosio y los demás por el propio Eleuteri Serpieri.
Son historias en blanco y negro donde los conceptos y las ideas se enfrentan con más virulencia incluso que los ejércitos y las personas. Donde asistimos al final de una forma de entender la vida que nunca más se repetirá en la historia. Donde somos testigos de un genocidio lento pero inexorable en nombre de la civilización y del negocio. Pero no se trata de un álbum dogmático si no de una recopilación de relatos de aventuras llenos de verdad y empatía.

El apartado gráfico, ya lo hemos apuntado antes, es asombroso. Serpieri está en pleno uso de sus facultades artísticas y narrativas para llenar la página de secuencias espectaculares y emotivas. Partiendo del trabajo de sus maestros – José Luis Salinas y Hal Foster principalmente – consigue desarrollar un estilo propio que privilegia la acción más significativa de la secuencia, entorno a la cual construye su discurso narrativo. Divide sus páginas en tres tiras irregulares de una o dos viñetas, aunque no duda en incluir viñetas más grandes cuando la acción lo requiere. Su forma de entintar es lo que convierte el arte de Serpieri en algo único y característico. En este álbum asistimos a una evolución palpable de su trazo. Al principio el italiano se centra en el uso del pincel con el que realiza la mayoría de sus fondos y la silueta de sus personajes, la agilidad del trazo compensa con creces el ligero estatismo de sus figuras. En este sentido la edición de Ponent Mon, que respeta la reproducción de la gama completa de grises sin rellenar las manchas de negro, ayuda a apreciar aun más este recurso artístico.

En cambio en la historia titulada El hombre medicina, que se publicó en la revista L’Eternauta #02 de abril de 1982 y que es 4 años posterior a las demás, podemos apreciar que el entintado está centrado en el rayado manual a plumilla con el que define la profundidad de las sombras, es un entintado más adecuado para incorporar el color. Además prescinde por completo de la separación de las viñetas para componer así imágenes más grandes, en un claro precedente del estilo que utilizará en la serie Druuna. Además podemos apreciar su dominio de la anatomía humana y su talento para definir los fondos naturales con una precisión extrema. Todo un hermoso despliegue de facultades artísticas al servicio de unas historias intensas, emocionantes y llenas de verdad.

Paolo Eleuteri Serpieri nació en Venecia en 1944. Muy joven se desplaza a Roma donde estudia pintura en el taller de Renatto Guttuso y se interesa por la arquitectura y el dibujo técnico.
Del 1975 a 1980 publica varias historietas en la revista de comics comercial Lanciostory. En el mercado francés participa en la Historie du Far West de la editorial Larousse, donde realiza varias historias de un género por el que siempre ha sentido predilección; el western.
En agosto de 1982 publica en el #03 de la revista Orient Express una historia a color de 7 páginas titulada Forse que supone el germen de la que será su serie fundamental Druuna. Es entonces cuando empieza a colaborar con las revistas de cómics para adultos de Italia donde entrega numerosas historias del oeste, algunas de las cuales están recopiladas en este álbum. Son revistas como Skorpio, L’Eternauta o Lanciostory. Para Orient Express realiza su primera historia larga titulada L’indianna blanca que se publicará en cuatro partes. Dibuja diversas ilustraciones y fichas para una serie titulada Mittico West y también diversas ilustraciones eróticas con temática del oeste para la revista Glamour. En 1984 publica en L’Eternauta la historia corta a color titulada La bestia que supone la transición hacia su obra futura, por tratarse de un western con trasfondo sobrenatural y fantástico.

En 1985 crea para la revista de cómics francesa Charlie la primera historia de Druuna titulada Morbus Gravis que se convierte de inmediato en un éxito comercial apoteósico. Esta serie combina la ciencia ficción más catastrofista y gore con un tratamiento del sexo completamente explícito, convirtiéndose en una especie de epopeya fanta-pornográfica. Serpieri se luce en su faceta artística descuidando por completo la argumental algo que parece no importar a sus seguidores que se cuentan por millones en infinidad de países.
A partir de este momento la carrera del autor italiano estará capitalizada por esta serie de la que realizará 7 álbumes más en el período comprendido entre 1987 y 2003. Desde entonces el veneciano se dedica a comercializar su creación con un videojuego y numerosos portafolios de temática erótica. Ya en 2015 Serpieri sale puntualmente de su monocultivo para realizar el western titulado L’eroe e la leggenda dentro de la serie Tex de la editorial Bonelli.

Eleuteri Serpieri compartió momento histórico y mercado con creadores ilustres como Hugo Pratt, Moebius, Tardi, Attilio Micheluzzi, Carlos Giménez, Bilal, Bernet o Vittorio Giardino y en algunos momentos parecía que podía convertirse en el relevo para algunos de estos inmensos creadores. Sin embargo el éxito comercial de Druuna hizo que se centrara casi exclusivamente en producir esta obra de poco interés artístico, explotando el filón comercial y olvidándose de cultivar su faceta más creativa e innovadora.
El caso Serpieri, si es que existe, presenta un grado más exacerbado que el de otros de sus ilustres correligionarios como Milo Manara, Franco Saudelli, Massimo Rotundo o Magnus puesto que el veneciano ha abrazado con mayor entrega el aspecto puramente comercial de su carrera sin molestarse en alternar las obras de éxito con otras de más calidad y prestigio y en mi humilde opinión los que hemos salido perdiendo con ello somos los lectores y los aficionados a los cómics. Leyendo Lakota lo comprobamos de una manera muy evidente.

La edición de este recopilatorio a cargo de la editorial Ponent Mon es excelente. En el apartado artístico ya hemos explicado el inmenso favor que la forma de imprimir las páginas de esta edición le ha hecho al trabajo de Serpieri. El cuidado extremo en la reproducción de la totalidad de la gama de grises y sin rellenar los negros, ha potenciado la agilidad del trazo y ha llenado de movimiento figuras y fondos. Otro punto fuerte de este libro es la documentada y didáctica introducción a cargo de José E. Martínez, un extenso prólogo que nos sitúa perfectamente en la época en la que transcurre la acción y nos explica los precedentes históricos y las consecuencias de todo ello. Además el papel es bueno, el tamaño el adecuado y tiene un precio razonable, sin caer en la tentación de quitarle 5 céntimos para que no alcance la segunda decena. Un recurso psicológico muy usado que acaba convirtiéndose en un engorro tanto para el comprador como para el vendedor.

En definitiva estamos ante una gran obra que cuenta con una edición que está a su altura. Algo que nos hace desear que la editorial tarraconense continúe en el futuro publicando el resto de los relatos que este autor realizó antes de convertirse en una máquina de vender tebeos y portafolios eróticos. La editorial francesa Mosquito ha realizado 5 tomos más, algunos de ellos combinando el blanco y negro con el color. Nos quedan por lo tanto muchas más páginas para disfrutar del talento de este coloso del cómic italiano que desgraciadamente encontró una dorada jubilación demasiado pronto. Desgraciadamente para los lectores, él seguro que no lo lamenta.

Salut!

  Edición original: Lakota (Editions Mosquito. Septiembre 2012) Edición nacional/ España: Lakota. Ponent Mon. Mayo, 2018 Guion: Eleuteri Serpieri, Raffaele Ambrosio Dibujo: Paolo Eleuteri Serpieri Formato: Cartoné, 120 páginas Precio:20€   Desde la honda y espléndida portada, todo en Lakota es emocionante e intenso. Eleuteri Serpieri realiza, sin ninguna duda,…
Guión - 8.5
Dibujo - 9
Interés - 9

8.8

Importante

Arte majestuoso para unas historias llenas de verdad y humanidad

Vosotros puntuáis: 6.72 ( 9 votos)

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
sibaix Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
sibaix
Lector
sibaix

Coincido con todo lo que dices, uno de los cómics del año, una obra de arte, edición de lujo con una introducción histórica magnifica para entender las historias en toda su dimensión, y un glosario al final que aclara personajes y lugares. Gracias a Ponent Mon por traer estar obras y con esta calidad de edición.