La palabra que empieza por A, de Elizabeth Casillas e Higinia Garay

Por
0
354

Portada de La palabra que empieza por A, de Elizabeth Casillas e Higinia Garay

Edición original: La palabra que empieza por A (Astiberri, 2022)
Guion: Elizabeth Casillas
Dibujo: Higinia Garay
Maquetación y diseño: Alba Diethelm
Corrección: Soraya Pollo
Edición: Héloïse Guerrier
Formato: Cartoné. 144 páginas. 17€

Rompiendo tabúes.

«Por una acceso legal, seguro y gratuito.»

En julio de 2020 Astiberri con la colaboración de la ONG Mundubat publicó Todas nosotras, un cómic en el que Elizabeth Casillas (Bilbao, 1986) e Higinia Garay (Bilbao, 1978) nos relataban la historia de cuatro mujeres salvadoreñas, Mariana, Cynthia, María Teresa y Elsi, que vuelven a su hogar tras salir de la cárcel. Su delito era haber abortado en un país donde está totalmente prohibido independientemente de la causa. Una ley retrograda que coarta la libertad de las mujeres para decidir sobre sus cuerpos. Por desgracia, El Salvador no es el único país donde el aborto tiene una regulación tan estricta, ya que por todo el mundo hay países en los que resulta tremendamente difícil interrumpir de manera voluntaria un embarazo. Incluso en los países en los que está permitido sigue siendo un tema tabú del que es muy difícil obtener información fiable y accesible. Para tratar de hacerlo más cercano y sencillo Higinia Garay y Elizabeth Casillas han creado La palabra que empieza por A, un ensayo gráfico en forma de cómic en el que se aborda el aborto de manera universal haciendo hincapié en los aspectos médicos, sociológicos, legislativos e históricos que van asociados a él. Una guía sencilla, aunque no por ello poco documentada, que busca tanto acabar con el tabú que hay en torno al aborto como desmontar algunos de los bulos que se han propagado durante años sobre el aborto de forma interesada desde los sectores de la sociedad más conservadores.

Este cómic tiene un marcado carácter divulgativo y una visión feminista, como es lógico ya que es una realidad que compete de manera única y exclusiva a las mujeres. A lo largo de sus páginas las autoras nos muestran la situación a la que se enfrentan las mujeres que interrumpen de manera voluntaria su embarazo de una manera muy rigurosa, pero sin caer en la tentación de ser excesivamente técnicas ni de convertir obra en un panfleto, ya que también explican las razones de los que se oponen, aunque ponen de manifiesto las muchas contradicciones en las que caen estos grupos con un sentido del humor muy afinado y afilado. Tampoco se centran únicamente en un solo país ya que la obra tiene la pretensión de dar una visión lo más universal posible viajando por todo el globo y exponiendo la realidad de cada zona del mundo. Toda la información que da la obra proviene de una amplia investigación sobre cada uno de los aspectos que trata. Pero la obra no es una ristra de fríos datos, ya que los alternan con vivencias de personas reales que resulta sorprendentes, ya que muchas han sido convenientemente silenciadas. El irónico sentido del humor ya mencionado también sirve para hacer la obra más cercana ya que genera una complicidad con el lector, por lo menos con lector que no esté en contra del aborto, los antiabortistas es posible que no acaben de entender ese humor (como les pasa con tantas cosas en la vida).

La obra está muy bien estructura y ordenada de manera que a lo largo de sus páginas podemos ver la realidad del aborto en todos sus aspectos, desde su tratamiento en películas y series, pasando por una explicación biología y medica del embarazo y del aborto, las diferentes legislaciones o cómo se ha modificado la visión del aborto a lo largo de la historia, en particular, con la influencia ejercida por las distintas religiones, controladas por hombres. Dentro del enorme interés que tiene la obra para cualquiera que tenga la intención de informarse sobre el tema destacan particularmente la forma tan clara de abordar la enorme brecha a la hora de abortar que supone el poder adquisitivo. También está tratado con gran inteligencia el mezquino uso político que se hacen de las leyes sobre el aborto en todos los países.

Gráficamente La palabra que empieza por A conserva el mismo estilo empleado en Todas nosotras de manera que prima la claridad narrativa y las líneas limpias para potenciar el impacto visual de algunas imágenes por encima de aspectos estéticos logrando hacer accesible el cómic al mayor número de público posible. Si bien en esta ocasión vemos algunas composiciones más atrevidas, aunque priman las páginas de tres tiras de viñetas, la principal diferencia es que esta obra está concebida casi en su totalidad, salvo alguna excepción muy justificada, en un blanco y negro con llamativos e impactantes detalles en rosa fosforito que les sirven a las autoras para llamar la atención del lector sobre algún aspecto concreto de lo que están contando. En definitiva, un dibujo que funciona a la perfección para lo que nos están contando.

La edición de Astiberri está muy cuidada, en particular, en lo referente al diseño. Como extras el cómic tiene un epílogo escrito por la periodista Noemí López Trujillo y unas completas notas en las que se explican la documentación consultada para capítulo de la obra.

La palabra que empieza por A es un trabajo lleno de datos, estudios y evidencias científicas ideal para combatir las mentiras y medias verdades que los sectores afines a la iglesia y a la derecha llevan años predicando. Un trabajo necesario y honesto que cumple a la perfección su función divulgativa, pero que resulta muy amena gracias al irónico sentido del humor que encontramos a la lo largo de sus páginas. Ojalá fuera lectura obligatoria en todos los centros docentes, desde los colegios hasta las facultades de medicina.

Lo mejor

• La sencillez con la que se explican.
• El sentido del humor.
• La potencia visual de algunas imágenes de la obra.

Lo peor

• Que pese a trabajos como este algunos tabúes sobre el aborto sigan presentes.
• Que las mujeres sigan sin tener derecho a decidir sobre su propio cuerpo.

Edición original: La palabra que empieza por A (Astiberri, 2022) Guion: Elizabeth Casillas Dibujo: Higinia Garay Maquetación y diseño: Alba Diethelm Corrección: Soraya Pollo Edición: Héloïse Guerrier Formato: Cartoné. 144 páginas. 17€ Rompiendo tabúes. "Por una acceso legal, seguro y gratuito." En julio de 2020 Astiberri con la colaboración de…
Guión - 8
Dibujo - 7
Interés - 10

8.3

Ensayo gráfico

Elizabeth Casillas e Higinia Garay firman un ensayo sobre el aborto muy interesante y que cumple a la perfección con su misión divulgativa. Un libro muy documentado y claro.

Vosotros puntuáis: 7.26 ( 2 votos)
Artículo anteriorEl lugar donde se encuentran los piratas, de UMEZAWA Shun
Artículo siguienteReseña DC USA – Action Comics Annual 2022 #1
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments