La Nueva Patrulla-X 30 – 32: Años del Pasado Futuro

Marguerite Bennet y Mike Norton nos llevan a un Dominio en el que los Centinelas han diezmado casi por completo a los mutantes, aunque la Patrulla-X aún no ha dicho la última palabra

Por
0
1971
 
Años del Futuro Pasado

Edición original: Years of Future Past #1 – #5 USA
Edición nacional: Panini Comics
Guion: Marguerite Bennet
Dibujo: Mike Norton
Color: FCO Plascencia
Formato: Comic-Book, 40 – 48 páginas
Precio: 2,95 € – 3,50 €

 

La etapa clásica de Chris Claremont y John Byrne al frente de La Imposible Patrulla-X será siempre recordada como el mayor momento vivido por los mutantes, aquello que hizo que hoy en día sean una de las franquicias marvelitas más conocidas y queridas por los aficionados, que son capaces de elevar sus gritos al cielo y airarse por el simple rumor de que sus personajes más queridos sufrirán un aislamiento respecto al resto de personajes y colecciones de la editorial por el mero hecho de no disponer de la licencia cinematográfica la Casa de las Ideas. Nada más lejos de la verdad, por cierto, dado que el nuevo escenario que se abre ante los mutantes en La Extraordinaria Patrulla-X, La Nueva Patrulla-X y el resto de las series mutantes que las acompañan es nuevamente interesante, como ya han podido comprobar aquellos que siguen la numeración original.

Pero como decía, fue en esta etapa en la que el dúo creativo más querido de los ochenta cuando los mutantes adquirieron una fama que antes no tenían, dado que la colección había incluso sido suspendida algunos años antes, aunque resucitada gracias a Len Wein y Dave Cockrum en el legendario Giant-Size X-Men #1. Dentro de esta etapa, destacan varios momentos estelares, y el tie-in de Secret Wars que tratamos hoy se basa en uno de ellos, concretamente en un arco argumental en el que por primera vez se hacía mención, y podíamos además asistir, a un futuro nefasto para la comunidad mutante, aquel en el que han sido perseguidos, diezmados y confinados en campos de concentración por los Centinelas, debido a la muerte del Senador Robert Kelly y un buen número de anónimas víctimas durante un ataque de la Hermandad de Mutantes Diabólicos liderada por Mística. En aquella ocasión, la situación parecía salvarse gracias a la intervención desde ese futuro distópico de una madura Kate Pryde, que junto a la telepatía de Rachel Summers había conseguido retrotraer su mente al cuerpo de adolescente que convivía junto a la Patrulla-X de aquella época. Aunque consiguieron derrotar a la Hermandad de Mutantes Diabólicos sin víctimas mortales, el Proyecto Centinela y el Acta de Registro Mutante continuarían acechando entre las diferentes colecciones durante años, incluso convirtiéndose al final en el Acta de Registro de Superhumanos que tanto cambió el escenario marvelita en Civil War.

En esta ocasión el escenario difiere en ciertos detalles de la historia original, como es evidente a estas alturas en las que hemos podido disfrutar de algunos tie-ins de Secret Wars ya, como por ejemplo Inferno o Proyecto Exterminio, por citar los dos proyectos mutantes ya finalizados. En esta ocasión el protagonismo no recae sobre Kate Pryde, si no sobre su hija Chrissie, quien se dedica a recolectar víveres para la comunidad en pequeñas escapadas permitidas por los Centinelas que controlan los campos de concentración. Junto a ella podemos ver a casi los mismos personajes que habitaban junto a Kate en la historia original: Magneto, Rachel Summers y Coloso, su padre, aunque tenemos la ausencia de Franklin Richards en esta ocasión. Fuera del campamento vuelve a estar el viejo Lobezno, nada que ver con El Viejo Logan que habita en otro Dominio y cuyo tie-in ya analizaremos en un par de meses, y su hijo Cameron. Comienza así una historia de supervivencia en un Dominio azotado por la opresión y la guerra, que odia a los mutantes y cuya única esperanza es la unión de una especie que lleva luchando contra sí misma muchos años.

Aún hay propaganda anti-mutante en las calles
Aún hay propaganda anti-mutante en las calles

Marguerite Bennet nos lleva a este Dominio de la mano de Chrissie, la joven que a la postre no sólo será la protagonista de la historia, si no también quien nos irá descubriendo cada detalle de este Años del Pasado Futuro, un escenario que convierte lo ocurrido en Días del Pasado Futuro en algo que ha ido aún más allá. Se puede permitir el lujo además de contar de nuevo la historia, metiendo ciertos detalles como la inclusión de personajes que se encontraban muertos en la historia original o a la alineación completa de la Patrulla-X en el momento de enfrentarse a la Hermandad de Mutantes Diabólicos de Mística, aunque en este futuro en el que aún son perseguidos. También tenemos con nosotros a Lockheed, cuya aparición nadie se esperaba dado que en el momento de la publicación de la historia de Claremont y Byrne ni siquiera sabíamos de su existencia. Y, por supuesto, aparece el dios de Mundo de Batalla, aunque no de manera explícita como en otros tie-ins, si no que Muerte en este caso forma parte del rico trasfondo de la miniserie. Un guión estable, con metáforas sobre la propia historia y su devenir según avanza.

Mike Norton nos ofrece con su trazo un escenario que recuerda perfectamente al diseñado por Byrne hace tantos años y que además ha evolucionado aún más. El trazo de los personajes nos deja ver la época más inocente de los mutantes a pesar de encontrarnos en un momento de gran debilidad de la especie, además de tener ante nosotros un momento de vida o muerte para el Homo Superior en general. La desesperación, la esperanza y, al fin y al cabo, todas las emociones que sienten los personajes son transmitidas con maestría gracias al dibujo que nos ofrece Norton, aderezado a la perfección gracias a los colores de FCO Plascencia, que nos hace además felicitar a los editores de la Casa de las Ideas el haber hecho coincidir a este tándem gráfico para disfrutar aún más de la serie. Los planos presentados en las viñetas son nos ofrecen los puntos de vista necesarios para disfrutar de la historia e ir descubriendo lo que ocurre en este Dominio según avanzamos junto a Chrissie, que cuenta con un diseño que nos recuerda a su madre en su adolescencia, un guiño a los lectores veteranos.

Años del Futuro Pasado es un tie-in para nostálgicos de una época más sencilla, en los que Kitty Pryde era la inocencia personificada de una etapa mutante gloriosa. Ahora es Chrissie esa personificación de la inocencia y la esperanza, aunque tenga por delante uno de los mayores retos de su vida. En conclusión, una miniserie que se ha publicado en tres números en nuestro país que disfrutarán aquellos amantes de los mutantes clásicos de los ochenta, alejados de las diversas crisis y transformaciones que han sufrido en los últimos años.

  Edición original: Years of Future Past #1 - #5 USA Edición nacional: Panini Comics Guion: Marguerite Bennet Dibujo: Mike Norton Color: FCO Plascencia Formato: Comic-Book, 40 - 48 páginas Precio: 2,95 € - 3,50 €   La etapa clásica de Chris Claremont y John Byrne al frente de La…
Guion - 8
Dibujo - 7.5
Interés - 7

7.5

Notable

Vosotros puntuáis: 6.46 ( 3 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]