La balada del soldado Odawaa, de Cédric Apikian y Christian Rossi

Reseñamos La balada del soldado Odawaa la última obra de Christian Rossi a partir de un guion de Cédric Apikian sobre un soldado indio que siembra el terror entre las filas alemanas durante la Primera Guerra Mundial

Por
0
1165
Portada

Edición original: La ballade du soldat Odawaa FR (Casterman, 2019)
Edición nacional/España: La balada del soldado Odawaa (Norma Editorial, 2021)
Guion: Cédric Apikian
Dibujo: Christian Rossi
Color: Walter
Traducción: Albert Agut Iglesias
Realización técnica: Joan Moreno
Formato: Cartoné. 88 páginas. 22,00€

Duelo a muerte entre las trincheras

“Usted, capitán, me ha convertido en un animal salvaje”

Norma Editorial nos presenta La balada del soldado Odawaa, la última obra del veterano artista Christian Rossi con guion del debutante Cédric Apikian. Un relato bélico con tintes de western crepuscular basado libremente en la participación real de soldados amerindios en la Primera Guerra Mundial.

Rossi y Apikian se basan en la historia real de los soldados amerindios que combatieron en el contingente canadiense durante la Primera Guerra Mundial para construir una obra donde se tratan otros temas como la importancia del relato para modelar la historia o la deshumanización de los soldados en tiempo de guerra. Todo ello construido como una historia de venganza deudora de los tropos del western crepuscular.

En plena guerra de trincheras durante 1915, un grupo de soldados alemanes se dedica a saquear pueblos y granjas sembrando el terror allá por donde pasan. Para acabar con esta plaga, el ejército francés solicita a sus aliados canadienses que envíen a sus soldados indios, conocidos por su eficacia y por la violencia de sus acciones. De todos ellos el más famoso es Odawaa, un esquivo soldado capaz de realizar hazañas aparentemente sobre humanas que siembran el pánico entre las filas germanas.

Se aprecia en esta obra que los referentes utilizados por su guionista a la hora de construir la historia no son del mundo del cómic sino del cinematográfico, con Sam Peckinpah y Sergio Leone al frente. A pesar de la ambientación, situada en plena Primera Guerra Mundial, la acción nos recuerda más a esos westerns fronterizos donde la ley que impera es la del más rápido con la pistola. Una sensación acentuada por el origen de los protagonistas (aunque resulte un poco tópico asociar el western a los indios, y más teniendo en cuenta que los verdaderos protagonistas de la historia provenían de los bosques del norte) y que los autores no disimulan.

Estamos ante un guion muy sólido, cimentado en un excelente ritmo que maneja con acierto la intriga y la acción, enganchando al lector por la sucesión de situaciones así como por el misterio que van construyendo alrededor de la figura del soldado Odawaa y también sobre el supuesto que tesoro que despierta la codicia de todos. Todo ello conduce la trama hasta el sangriento desenlace y la revelación final, que golpea al lector y le da un nuevo sentido a buena parte de la historia.

Otra de las herencias del western que encontramos en esta obra es la construcción de los personajes, quizás el punto más flojo de esta propuesta. Quitando al capitán canadiense, al cual conocemos por los escritos de su diario, y que es fundamental para entender el final, el resto del elenco está bien construido pero poco desarrollado. Conocemos a los personajes por sus acciones, sin tener en cuenta su origen o las motivaciones de éstas, lo resulta un poco frustrante sobre todo en el caso del resto de soldados indios que luchan junto a los canadienses y que a la postre son piezas clave del relato.

En el apartado gráfico Christian Rossi hace un trabajo excelente con la enésima reinvención de su estilo. La capacidad de este artista para adaptarse a la necesidades de la historia es increíble. En este caso el artista opta por un dibujo realista pero menos recargado que en otras obras donde cobra fuerza el uso de la tinta para crear fuertes contrastes y crear atmósferas sobrecogedoras que reflejan el horror del campo de batalla. También brilla la narrativa, clásica pero de planificación exquisita como demuestran el duelo de francotiradores de la secuencia inicial o el enfrentamiento final en el cementerio, homenaje incluido a El bueno, el feo y el malo. El trabajo gráfico está completado por el coloreado de Walter, quien usa una paleta de tonos apagados para enfatizar el tono lúgubre del relato.

Christian Rossi (1954, Saint-Denis, Francia) es un dibujante de cómic con una extensa carrera que comienza a mediados de los años 70. Discípulo del maestro Jijé, Rossi debutó profesionalmente en la colección Historie du Far West, una serie antológica de western, un género que marcará buena parte de su carrera. Durante la década de los 80 colaboró en múltiples revistas como Pilote, Circus o L’Echo de Savanes y trabajó con guionistas como Serge Le Tendré, Pierre Makyo, Henri Filippini o Philippe Bontray. En 1991 le llega el gran reconocimiento cuando Jean Giroud le escoge para sustituirle en el dibujo de la serie Jim Cutlass. El estilo realista y detallado de Rossi encaja con el de Giroud y esta obra lo acaba de consagrar como un maestro del western en la BD. Repetirá con Serge Le Tendré en el díptico Tiresias y La Gloire d’Héra sobre otra de las pasiones del dibujante: la mitología griega. En 2003 crea su serie más conocida, W.E.S.T, junto a Xavier Dorison y Fabien Nury. Durante la última década ha estado ocupado con obras como Deadline (2013), XIII Mistery (2015), El corazón de las amazonas (2018) o la reciente Niala (2021).

En contraste con la dilatada carrera de Rossi, el guionista Cédric Apikian realiza su debut en la BD con este álbum. Apikian proviene del mundo audiovisual donde ha ejercido de guionista y director.

Apikian y Rossi nos brindan La balada del soldado Odawaa un sólido relato que aúna la historia bélica con la épica del western crepuscular, que destaca por su excelente apartado visual y por aportar una serie de ideas interesantes a las que les hubiera sentado bien un poco más desarrollo.

Lo mejor

• El dibujo de Christian Rossi.
• Dar visibilidad a los auténticos soldados amerindios que lucharon en la Guerra.
• Los homenajes al western de Sergio Leone.

Lo peor

• El poco desarrollo del protagonista.
• Da la sensación que la historia podía haber dado para más.

Edición original: La ballade du soldat Odawaa FR (Casterman, 2019) Edición nacional/España: La balada del soldado Odawaa (Norma Editorial, 2021) Guion: Cédric Apikian Dibujo: Christian Rossi Color: Walter Traducción: Albert Agut Iglesias Realización técnica: Joan Moreno Formato: Cartoné. 88 páginas. 22,00€ Duelo a muerte entre las trincheras "Usted, capitán, me…
Guión - 7.5
Dibujo - 8.5
Interés - 8

8

Contundente

Apikian y Rossi nos brindan un relato que aúna la historia bélica con la épica del western crepuscular, que destaca por su excelente apartado visual y por aportar una serie de ideas interesantes a las que les hubiera sentado bien un poco más desarrollo

Vosotros puntuáis: 8 ( 7 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments