Kick-Ass

Por
41
2662

 

Guión: Mark Millar
Dibujo: John Romita Jr.
Edición España: Panini Cómics
Contiene: Kick-Ass 1-8 USA
Formato: Tomo rústica de 244 páginas
Precio: 19,95 €

 

“¿Por qué la gente quiere ser Paris Hilton
y nadie quiere ser Spider-man?”

El conocido como Millarworld, el universo no cohesionado que enmarca las desfasadas y brutales creaciones en el cómic independiente del ya veterano guionista escocés Mark Millar, ha ido creciendo a pasos agigantados en los últimos años, sobre todo a través de sus colaboraciones en el sello Icon de Marvel Comics y de sus trabajos en otras editoriales estadounidenses como Avatar Press, Dark Horse o Image Comics en la que han visto la luz “revolucionarias” propuestas como Superior, Némesis, Wanted o la presente Kick-Ass. En el camino, sus recurrentes y polémicas reinvenciones heroicas, han conseguido asaltar con relativo éxito el siempre complaciente y efervescente mundo cinematográfico de Hollywood. Un escenario con el cual Mark Millar parece congeniar lo suficiente como para, por ejemplo, obviar y tolerar, previo pago de sus dividendos, la adaptación perpetrada por el director Timur Bekmambetov sobre su obra Wanted, protagonizada por Angelina Jolie, James McAvoy y Morgan Freeman, cuyo parecido con el trabajo original dibujado y entintado por J.G. Jones es prácticamente nulo e inexistente. Más peculiar y afortunado ha sido el caso de Kick-Ass cuya película, a cargo del efectivo Matthew Vaughn, responsable de la inminente X-Men: First Class, se desarrolló casi en paralelo con la publicación del cómic. Mientras el propio Mark Millar colaboraba activamente en la producción, después de lo que él mismo definió como “un acuerdo realmente feliz”, finiquitaba también su participación en proyectos tan dispares como Lobezno: El Viejo Logan o Marvel 1985. La película, con Aaron Johnson, Chloë Grace Moretz, Mark Strong y Nicolas Cage como principales reclamos de su reparto, es ya todo un filme de culto de principios de siglo y el cómic, que Mark Millar comenzó a publicar en 2008 junto al ya célebre dibujante John Romita Jr., se ha convertido en todo un éxito de ventas. Esto significa, en definitiva y en resumen, que Kick-Ass tiene asegurada futuras continuaciones y secuelas, tanto en el celuloide como en la industria del cómic, y asimismo resulta una ostentosa muestra de la habilidad de Mark Millar para la autopromoción y para su dominio del negocio del show business. Miedo da pensar en lo que el guionista de Superman: Hijo Rojo podría tramar junto a su homólogo Todd McFarlane aunque hay cosas que es mejor no descubrir nunca.

Kick-Ass cuenta la historia de Dave Lizewski, un chico normal de dieciséis años, “ni el payaso de la clase ni el genio de la clase” como él mismo se describe, lector habitual de cómics de superhéroes y, por alguna extraña razón, aficionado a las películas de Ryan Reynolds. Un buen día Dave Lizewski decide disfrazarse de superhéroe con un traje de neopreno comprado en eBay y salir a combatir el crimen bajo la identidad de Kick-Ass. Su primera incursión superheroica resulta un desastre y acaba en el hospital después de la paliza propinada por unos problemáticos chicos del barrio. Pero aún así Dave Lizewski insiste en sus hazañas consiguiendo, más debido a la fortuna que a sus innatas capacidades como superhéroe, labrarse cierto renombre y popularidad convirtiéndose en todo un fenómeno mediático después de salvarle la vida a un hombre. Pronto empezarán a surgir imitadores de Kick-Ass por toda la ciudad, como es el caso del enigmático Red Mist o de los letales HitGirl y Big Daddy, dos superhéroes con métodos algo más radicales. Esta propuesta fue calificada por Mark Millar , en unas declaraciones al portal Newsarama, como “potencialmente enorme” asegurando ingenuamente que “nunca se ha hecho algo así en nuestro mundo” y especificando que su historia “trata de una persona normal en el mundo real que se pone una máscara y se mete en problemas” pero el guionista escocés parece haber olvidado, sorprendentemente, a Los Minutemen y la obra magna del género superheroico, el Watchmen de Alan Moore y Dave Gibbons, que hace ya casi un cuarto de siglo jugaba con esa misma premisa en sus páginas. Kick-Ass es la enésima vuelta de tuerca al género superheroico donde Mark Millar vomita sus recurrentes tópicos argumentales caracterizados por su abierto tratamiento de la violencia y por sus “juveniles diálogos” que viven por y para la polémica como si no hubiese un mañana. De esta manera, en Kick-Ass pasamos del emblemático eslogan “¡Spider-man nunca más!” que Stan Lee y John Romita, Sr. acuñaban en 1967 en The Amazing Spider-man, una historia imitada hasta la saciedad en donde Peter Parker decidía abandonar su cruzada contra el mal, al “¡Kick-Ass nunca más en la puta vida!” que Mark Millar pone en boca de Dave Lizewski, “sin poderes, sin responsabilidades” como rezaba len los carteles publicitarios del filme de Matthew Vaughn, en un momento dado de la trama.

Esto último sólo viene a demostrar que la obra concebida por Mark Millar es un producto heredero de nuestro tiempo, marcado por un ambiguo y estéril “deconstructivismo político” y por una cierta identificación con una pretendida “amoralidad social” de carácter capitalista y cosmopolita que, de manera algo general, queda esbozada en Kick-Ass. En este tablero de juego se sitúa un manido arquetipo de aficionado o fanboy, o de personaje “culturalmente disperso” como recordaría Cels Piñol, con el que parece reconocerse su autor. De ahí los continuos guiños y homenajes, algo ya inevitable en cualquier obra del género, a las historietas de superhéroes, principalmente las relacionadas con el Universo Marvel, a series de televisión, películas y otras referencias propias de la cultura pop. Dicho bagaje subcultural no resulta incompatible con las ventajas y facilidades que ofrecen las nuevas tecnologías hoy en día, lo que Mark Millar viene a llamar el loco mundo de “internetzeitgeist”– la palabra zeitgeist es una expresión alemana que significa “el espíritu (Geist) del tiempo (Zeit)”– y que se atreve a plasmar con acierto en Kick-Ass. El guionista escocés se sirve aquí de la sátira y la ironía para abordar su concepto de “american way of life” del cual no es capaz de escapar la figura del superhéroe por ser un elemento más de la sociedad establecida estadounidense cuyos valores e ideales conservadores encarnan y se identifican con estos mismos justicieros y vigilantes, con la figura de Clint Eastwood, las condescendientes leyes americanas sobre armas de fuego -compartiendo así el estado su monopolio de la violencia con el ciudadano convertido en héroe de turno o, más comúnmente, en villano- o las grandes empresas y marcas estadounidenses desde McDonalds a Microsoft pasando por Coca-Cola o Texaco.

De esta manera el superhéroe sirve en Kick-Ass como vehículo a la parodia de la comunidad consumista occidental y del difunto sueño americano donde un demócrata o progresista no es más que “un gilipollas trastornado capaz de manifestarse por el derecho a matar bebés y de convocar manifestaciones con velas por asesinos múltiples” y los malvados de turno suelen tener, sospechosamente, rasgos de origen latino, afroamericano o italoamericano. Esto parece que podrá verse más claramente en la continuación de la historia, Kick-Ass 2: Balls to the Wall, centrada en el relato de como los criminales de la ciudad, espoleados por el éxito de Kick-Ass y Hit-Girl, deciden convertirse en supervillanos de turno. En todo caso, Mark Millar parece dejar bastante claro que Kick-Ass es la propia visión que Estados Unidos tiene de sí misma, una sociedad cuyo orgullo de serlo, con una mentalidad patriótica fuera de toda duda, le hace padecer cierta ceguera sobre sus propias hipocresías, contradicciones y miserias que, en definitiva, son las que caracterizan a la sociedad occidental moderna de nuestros días. Por otro lado, Kick-Ass incide en la perversa forma en que los medios de comunicación y la sociedad contemporánea articulan la fama y el éxito entorno a figuras marcadamente decadentes y a la utilización del morbo y el espectáculo como complementos a una información sesgada, manipulada y carente de valores y principios. En este panorama la historia se sirve de un componente desequilibrante como es la estampa del héroe que acaba igualmente sometido a este destino mediático del que, aunque de forma inconsciente, entra a formar parte voluntariamente.

Mark Millar, según sus propias palabras, pretendía en Kick-Ass tirar “por tierra todo lo que amamos de los superhéroes” para volverlo “a construir de un modo nuevo”. Dicha reconstrucción se hace en base a un estilo de “falso realismo postmoderno” respecto a lo cual Mark Millar no ha dejado nunca de insistir en que el mayor atractivo de Kick-Ass es el hecho de poder “imaginar el mundo real creando un personaje que pueda funcionar bajo premisas realistas” apartándose de la fantasía inherente al género superheroico pero no de sus clichés fetichistas relacionados también con este tipo de relatos como son las mallas y las identidades secretas. La acción, por otro lado, “es muy cercana y personal” y es por ello que Mark Millar cataloga la elección de John Romita Jr., con quién ya había colaborado anteriormente en la serie regular de Lobezno dentro la saga Enemigo de Estado y su secuela Agente de S.H.I.E.L.D., como el perfecto para el trabajo ya que este “es una leyenda y el mejor dibujante de acción del negocio”. Por desgracia Kick-Ass no es, ni de lejos, el mejor trabajo de John Romita Jr. , y su dibujo parece especialmente descuidado y desproporcionado para lo que suele ser habitual en él. Sea como sea, Kick-Ass es una nueva mano ganadora del siempre controvertido Mark Millar cuyo efectivo estilo fast food lo ha transfigurado en uno de los autores más exitosos y solicitados de la industria estadounidense en la última década, siendo artífice de auténticos blockbusters comiqueros como Civil War o Lobezno: El Viejo Logan, de bestsellers en la línea de Marvel Knights Spider-Man, Ultimate X-men y The Ultimates y, en menor grado, de destacables obras como su etapa en The Authority o su magnífica Superman: Hijo Rojo para el sello Elsenworlds de DC Comics. En este panorama Kick-Ass es una propuesta que encaja en las dos primeras categorías, un entretenimiento ligero y una de esas historias “de las que salpican”, como la describe Celes J. López en su introducción a la, por otro lado, notable edición de Panini Comics de la presente obra. Kick-Ass sigue las directrices y parámetros ya frecuentes en los trabajos más personales de Mark Millar y no deja de ser un espectáculo que, en ocasiones, no resulta tan gratuito y vacío como aparenta, mientras que en otras carece de esa originalidad de la que presume y que sólo parece ser parte del marketing viral desplegado por su creador.

Enlaces de Interés
41 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Bauxi
Bauxi
13 mayo, 2011 8:44

No, no es el mejor Romita Jr., pero tampoco es el mejor Romita Jr. el de los Vengadores, ni el del Lobezno de Millar, ni el anterior, ni el de hace casi 20 años. El mejor Romita Jr. es el de Daredevil: El hombre sin miedo y el de Punisher: Zona de guerra (por cierto, a ver si lo reeditan, que lo he visto por ahí pero no me lo compro por su estado lamentable… sugerencia para el coleccionable). Para mí el Kick-ass es de lo mejor del Romita Jr. de los últimos años, está bastante menos descuidado que en otros títulos.

marvelita07
marvelita07
13 mayo, 2011 9:31

pues estoy de acuerdo en lo que dice este post millar no es un espectaculo muy bueno a veces, aparte no recuerdo bien corrijanme si me equivoco en la pelicula deja de ser un chico normal ya es mas fantasia de comic x tener un esqueleto lleno de placas de metal tornillos y demas, en el comic pasa mas o menos lo mismo no??? entonces es mentira eso de que es un personaje “humano” normal y demas puesto que ya tiene ese plus que lo diferencia de los demas mas alla del simple traje en lo personal no es lo mejor de ninguno de los dos pero pasa levemente por algo entretenido mas no la obra monumental maestra como lo pinta millar

Kanon
Kanon
Lector
13 mayo, 2011 9:36

En mi opinión, se trata de una obra simplemente entretenida, pero nada más. Entiendo que ambos autores están sobrevalorados; los cómics que escribe Millar cada vez se parecen más (Wanted, Kick Ass, Ultimate Avengers…), y para qué hablar de Romita Jr., un autor que presume de lo rápido que hace su trabajo, (calidad y rápidez no suelen ir de la mano), lo que está haciendo en Los Vengadores es de vergüenza, no entiendo por qué ha tenido siempre tan buena prensa a nivel general. Es un buen autor, pero no un crack (no es un George Pérez, ni un Alan Davis o un John Busceman, por poner unos ejemplos), a veces me pregunto qué habría pasado si en lugar de apellidarse Romita, se apedillara Smith… en fin, supongo que sobre gustos no hay nada escrito. Un saludo para todos.  

Giallo
Giallo
Lector
13 mayo, 2011 10:08

Yo me lo pasé pipa leyendo Kick-Ass y ya espero con ansia su secuela, para mí Dave Lizewski es el Peter Parker del siglo XXI

nenoskoda
nenoskoda
Lector
13 mayo, 2011 10:16

en la pelicula deja de ser un chico normal ya es mas fantasia de comic x tener un esqueleto lleno de placas de metal tornillos y demas, en el comic pasa mas o menos lo mismo no???
 
No, hombre, no. Le meten una paliza, le rompen un montón de huesos y tienen que ponerle placas y tornillos como a cualquiera que tiene un accidente de tráfico o una rotura grave. Algo muy normal que tienen decenas de miles de personas. No es un lobezno, ni tiene poderes especiales…
 
pero pasa levemente por algo entretenido mas no la obra monumental maestra como lo pinta millar
 
No,  no es  “la obra maestra monumental” es un cómic muy entretenido, pero me resulta curioso que lo digas cuando sólo has visto la película y no las leído el cómic. La película es fiel al cómic durante las 2/3 partes del metraje. A partir de ese momento van por caminos separados, aunque los dos muy divertidos.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
13 mayo, 2011 10:16

A mi me hizo gracia hasta que vi a una ninia de 10 anios rebanar cabezas. Los comics de superman son mas realistas, al menos alli parten de la premisa de que el tio tiene poderes.

nachof
nachof
Lector
13 mayo, 2011 10:25

Coincido plenamente con Giallo. ¡Me lo pasé divinamente y me lo leí de un tirón un domingo por la mañana en el bar con mi cafecito y mi tostada! ¡Me jarté de reir! No esperaba otra cosa, así que no me sentí defraudado.
 
Y en cuanto al dibujo, no es que fuera una maravilla, pero también es cierto que ha hecho cosas peores, como los Vengadores que está haciendo ahora. De todas formas, la historia pasaba tan deprisa que no estuve al detalle de los dibujos.
 
Lo que no veo claro es esa manía de sacar secuelas a todo. Si se ha concebido una historia, con un principio y un final, ¿a qué viene ahora alargarlo y continuar la historia por otros derroteros? Que lo dejen como está y que se dediquen a pensar cosas nuevas.
 
Saludos a todos.

Carlos
13 mayo, 2011 10:41

La premisa inicial, de mostrar un superhéroe en el “mundo real” se cae por tierra cuando pretenden hacernos creer que un chaval es capaz de dar palizas a unos y otros (que sí, que al principio le pegan a él, pero luego se convierte en un “kick-ass”) Y lo de que la cría de 10 años masacradora… ¿a eso lo llaman “realista”? Pues no. Es tanto o más irreal que si nos cuentan una historia con superpoderes.
Para historia realista, y un tanto dramática, hay otras películas, algunas recientes, pero hay una un tanto antigua, de John Ritter, creo que se llama el actor (que hizo una comedia en la tele, donde vivia con dos chicas, Apartamento para tres, creo), donde, vestido de superhéroe para promocionar una peli, frustra un atraco real. A partir de ahi se cree que puede hacer algo más, ayudar a los demás, pero las cosas, en el mundo real, no son precisamente así. No recuerdo mucho más, pero sería interesante verla nuevamente.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
13 mayo, 2011 10:46

los cómics que escribe Millar cada vez se parecen más (Wanted, Kick Ass, Ultimate Avengers…)
 
Yo no le veo tanto parecido a ninguno de estos tres cómics. ¿Puedes decirme qué similitudes les ves, tópicos como violencia aparte?
 
y para qué hablar de Romita Jr., un autor que presume de lo rápido que hace su trabajo, (calidad y rápidez no suelen ir de la mano), lo que está haciendo en Los Vengadores es de vergüenza, no entiendo por qué ha tenido siempre tan buena prensa a nivel general. Es un buen autor, pero no un crack (no es un George Pérez, ni un Alan Davis o un John Busceman, por poner unos ejemplos), a veces me pregunto qué habría pasado si en lugar de apellidarse Romita, se apedillara Smith… en fin, supongo que sobre gustos no hay nada escrito.
 
Aunque ahora no esté en su mejor momento, John Romita ha sido uno de los mejores dibujantes de Marvel durante más de 30 años. Sus trabajos para Daredevil, Spiderman, Iron Man o Punisher han sido impecables. No creo que haya que crucificarlo porque ahora esté pasando un mala racha.  Quizá el apellido Romita le ayudó a entrar en la editorial, pero su éxito se lo ha ganado a pulso.
Dices que calidad y rapidez no suelen ir de la mano, pero resulta que alguno de los autores  que citas como cracks, como Pérez o Buscema, que llegaron a dibujar 2 y 3 colecciones simultáneamente, como muchos de los clásicos de Marvel.
 
Ya que criticas Kick Ass di algo más concreto para demostrar los puntos flojos de la obra, no utilices los tópicos de siempre para meterte con Millar o lo mal que está Romita en los Vengadores.

DS
DS
Lector
13 mayo, 2011 11:22

Existe el cine de palomitas, esas películas que las ves con tu vaso enorme de Coca-Cola y uno aún mayor de palomitas y te pasas un rato más que entretenido.  Kick-ass, en su versión cómic, traslada eso al papel, y lo hace a la perfección.  No es comparable a ninguna obra maestra del medio, porque símplemente es un cómic divertido, absorvente, e incluso bastante por encima de la media.
Millar, en ese aspecto, es un especialista, y suele darnos cómics entretenidos, abusando de ese toque gamberro, de violencia gratuita y palabrotas por doquier, pero es que eso ya es una “marca de la casa”.  Romita Jr, por su parte, puede ser uno de los dibujantes más grandes de la historia por su ominio de la narrativa, pero se estilo “feista” y sucio puede hacer que resulte eso mismo, algo feo.
Además, como casi cualquier obra de entretenimiento hoy en día, se hace pensando en posibles secuelas.  Últimamente muchas películas, novelas o temporadas de series de TV se hacen con un final cerrado, pero que deje posibilidades a una continuación.  Cosas del negocio.

jorgenexo
jorgenexo
13 mayo, 2011 12:34

“Finalmente héroe” se titula la peli, Carlos. La vi hace… décadas. Sería curioso volverla a ver, pero tengo tanto pendiente por ver, leer…
A mí Kick Ass me dio más de lo que me esperaba: me lo pasé de puta madre leyéndolo y tiene bastantes elementos más que apreciables, sobre todo toda la “reflexión” que lleva al prota a querer ser (y llegar a ser) un sh. Y ciertamente lo de la cría rebanacabezas suspende todo realismo pero, tanto en el comic como, sobre todo, en la peli, es… un puto descojono. A mí me parece un comic realmente genial. La peli no tanto, me sentó hasta mal la principal modificación argumental, pero sólo por Clohe vale la pena. Con mayor fidelidad al comic, habría estado bastante mejor.
Pero, en fin, ganas tengo de echarme al coleto la próxima limited.

Dultyx
Dultyx
13 mayo, 2011 12:40

Yo recuerdo leer Kick-Ass y pasarmelo bien, era entretenida y divertida. Y creo que Romita Jr esta bien y se le ve a gusto. Mark Millar como siempre hace uso de la maxima violencia, pero sacando una buena historia y dialogos curiosos. No es su mejor obra, pero a mi me gusto. Ahora ahce tiempo que sus comics no me llaman nada la atencion, ni Nemesis ni los dos ultimos volumenes de los Ultimate Vengadores  que saco (el de los vampiros fue un gran bluff a pesar del final con la idea del Capi, que fue bastante original)

Ricardo
Ricardo
Lector
13 mayo, 2011 13:14

Tema John Romita, nenoskoda te has ganado un voto negativo, John Romita Jr es de los mejores artistas de los 80, junto con Davis, Perez y Byrne, y que encima 30 años despues sigue haciendo grandisimos comics, sus números de X-men, Spiderman, Daredevil son legendarios y practicamente todas las series que ha tocado. Meterse con el es sacrilegio, otra cosa que sus números de los Vengadores actuales sean una cagada :), si, ni a mi me gustan, seguro que esta haciendo un trabajo paralelo  a estos, pero vamos que no quita para que se le cuestione todo su trabajo anterior.

Ricardo
Ricardo
Lector
13 mayo, 2011 13:17

Perdón nenoskoda, por las prisas te puse el voto negativo y el comentario cuando realmente iba para Kanon, eso pasa por leer entre lineas. Te pongo voto positivo y asi quedamos en paz.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
13 mayo, 2011 16:30

Perdón nenoskoda, por las prisas te puse el voto negativo y el comentario cuando realmente iba para Kanon, eso pasa por leer entre lineas. Te pongo voto positivo y asi quedamos en paz.
 
Gracias, Ricardo.

Lord Deu
Lord Deu
13 mayo, 2011 17:40

En lo que mas falla Kick Ass, es en los comentarios de realismo, que tan gratuitamente hace Millar de su propia obra. De hecho en los dos primeros numeros uno siente ese feeling de realidad, que tanto se promueve. El problema es que desde el numero 3 en adelante, uno siente como ese ambiente se va al garete, y volvemos a leer el mismo comic que Millar nos ha vendido los ultimos años.
Y si comparamos al Romita de las colecciones regulares de Marvel y al de Kick Ass, podremos entender la diferencia entre ganarse el pan, y hacer un trabajo a gusto.

caca de vaca
caca de vaca
13 mayo, 2011 18:05

si lo hubiese leido hace veinte años…con 16 años, tal vez me hubiese puesto un chandal de tactel y una máscara y hubiese salido a desfacer entuertos por mi barrio….menos mal que no lo escribieron de aquella
me lo pasé pipa leyéndomelo y me lo pasé pipa releyéndomelo…
 
No es una obra maestra pero si UN GRAN COMIC

mantecoso
mantecoso
13 mayo, 2011 19:57

para mi esta sobrevalorado

nenoskoda
nenoskoda
Lector
13 mayo, 2011 20:44

El problema es que desde el numero 3 en adelante, uno siente como ese ambiente se va al garete, y volvemos a leer el mismo comic que Millar nos ha vendido los ultimos años
 
¿A qué cómic de los que nos ha vendido Millar los últimos años? ¿A los Ultimates, a El Elegido, a Lobezno, a los 4 Fantásticos o a los Ultimate 4F, a los Ultimate X-Men, a Civil Wat,  a Némesis… ? 
Porque Mark Millar ha escribo muchas series en los últimos años y aunque tienen sus lugares comunes y sus tics, están muy lejos de ser  “el mismo comic…”
´

Lord Deu
Lord Deu
13 mayo, 2011 21:37

Porque Mark Millar ha escribo muchas series en los últimos años y aunque tienen sus lugares comunes y sus tics, están muy lejos de ser  ”el mismo comic…”
Puedes comer Ravioli y Fetuccini, y te pueden saber distinto, pero ambos son pasta.
Y los ultimos comics de Millar son todos spaghetti numero 5, del mas corriente.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
13 mayo, 2011 22:04

Puedes comer Ravioli y Fetuccini, y te pueden saber distinto, pero ambos son pasta.Y los ultimos comics de Millar son todos spaghetti numero 5, del mas corriente.
 
Es que no veo el programa de Arguiñano. ¿Puedes explicarlo un poco mejor?

Alex Cruz
Lector
13 mayo, 2011 23:46

“””…al portal Newsarama, como “potencialmente enorme” asegurando ingenuamente que “nunca se ha hecho algo así en nuestro mundo” y especificando que su historia “trata de una persona normal en el mundo real que se pone una máscara y se mete en problemas” pero el guionista escocés parece haber olvidado, sorprendentemente, a Los Minutemen y la obra magna del género superheroico, el Watchmen de Alan Moore y Dave Gibbons”””
 
Vaya que Mark Millar ha gnado pasta haciendo estas parodias ligth de las formulas que desarrollo Alan Moore… Lo bueno es que el publico cinefilo ya vio el material original y despues se divirtio palomeando de lo lindo con las parodias del genero, como esta de Kick Ass… Hasta parodias animadas como Los Increibles han mamado de las formulas de Alan Moore.
 
 

nenoskoda
nenoskoda
Lector
14 mayo, 2011 0:30

Hasta parodias animadas como Los Increibles han mamado de las formulas de Alan Moore.
 
Alan Moore es un gran guionista, pero no ha inventado el género de los superhéroes. Para que él pudiera deconstruírlo muchísimos guionistas, dibujantes y editores tuvieron que levantarlo.

Lord Deu
Lord Deu
14 mayo, 2011 0:36

Es que no veo el programa de Arguiñano. ¿Puedes explicarlo un poco mejor?
No puedo, no  sin postear dibujos didacticos.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
14 mayo, 2011 0:45

No puedo, no  sin postear dibujos didacticos.
 
Ya… Tú diciendo un frase que suena molona y luego no poder aportar nada que la respalde… otra vez.
 
Ya sé, ya sé… como siempre, el tiempo te dará la razón.
 
 
 

moginory
moginory
Lector
14 mayo, 2011 5:44

Puede que tengais razón y Millar se repita, tenga tics, etc pero, sin quitaros la razón y seguramente lamentablemente lanzo una pregunta ¿hay muchos guionistas actualmente que lo hagan mejor? Y ojo que lo digo sin entrar a valorar positivamente a Millar.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
14 mayo, 2011 7:53

Es que siempre estamos con lo de que Millar se repite pero luego saca en poco tiempo los 4 Fantásticos con Hitch, Kick Ass y 1.985 y yo no veo que sean “la misma historia que Millar nos cuenta una y otra vez”.

Buddy Bradley
Buddy Bradley
14 mayo, 2011 12:12

Es que lo importante no es el que, sino el como. Ahí es donde Millar se repite una vez tras otra. El personaje transgresor que se ha creado ya hace bastante gracia. Tacos y sangre destinados a la generación MTV, sin crítica ni criterio. Es mera superficialedad y de ahí no pasa.

molon labe
molon labe
Lector
14 mayo, 2011 13:35

Me gusta Millar, me gusto Kick Ass, me hizo pasar un buen rato y me rei un monton, con eso me vale, en
cuanto a Romita, pues como dicen mas arriba ha hecho tanto y tan bueno que si ahora baja el liston,por
lo que he disfrutado con el, tambien me vale.

JackHawksmoor
JackHawksmoor
Lector
14 mayo, 2011 14:32

Millar es un gran guionista que despierta la ira de cierto sector de lectores por lo de siempre. Los grandes no dejan indiferentes a nadie. Le acusan de ser repetitivo, pero no creo que esté preocupado.
1985 es una gran obra que está lejos de su estilo más recurrente. Su etapa en Authority está al nivel de la de Ellis, que ya es decir, y después abarcó el tema desde el otro punto de vista en los Ultimates, una obra maestra en toda regla para mí. Grupo anarquista contra grupo defensor del status quo. Luego tiene esa obra nihilista llamada Wanted, que sólo por el dibujo de Jones merece la pena, pero que tiene algunas ideas bastante interesantes como ida de olla, que si hubiera firmado Morrison hubieran dicho los mismos que le ponen a parir que son genialidades. Ha firmado Superman Red Son, de la que sobra decir nada. Ha hecho cosas interesantes por su espectacularidad como Old Man Logan, su enemigo del estado en Lobezno, FF, Kick Ass, Civil War… con grandes dibujantes, claro. Puro entretenimiento. Un guionista muy versátil que por ser tan comercial ha recibido muchísimas críticas desmesuradas. Un  guionista que guarda muchas similitudes con Morrison, que puede llegar a ser más sutil, por ejemplo, pero también puede ser tan cabronazo como Ennis. Y para todos los que reniegan de la similitud con el calvo, eso es un puto hecho, además de que han escrito muchas obras juntos, son grandes amigos y siempre han coincidido para poner puntos en común.

JackHawksmoor
JackHawksmoor
Lector
14 mayo, 2011 14:35

De hecho, aquí se lleva blasfemando mucho contra JRJR, un tipo que ha cambiado su forma de dibujar, pero para mostrar un dibujo diferente, no para empeorar. Simplemente, da más dinamismo y menos realismo. Su forma de mostrar la violencia es de las mejores a pesar de ensuciar mucho su trazo. Un grande, que algunos no olviden lo que ha hecho, por mucho que lleven 6 meses en una academia de dibujo y se crean eminencias, menos gilipolleces, por favor, que si ese tipo se pone con tiempo, da mil vueltas a cualquiera, sólo hay que ver cómo pasó a su padre de largo en sus inicios.

nenoskoda
nenoskoda
Lector
14 mayo, 2011 23:36

Es que lo importante no es el que, sino el como. Ahí es donde Millar se repite una vez tras otra. El personaje transgresor que se ha creado ya hace bastante gracia. Tacos y sangre destinados a la generación MTV, sin crítica ni criterio. Es mera superficialedad y de ahí no pasa.
 
Ya. Es que no he visto esa sangre ni los tacos en los 4 Fantásticos, MK Spiderman,  en Ultimate 4 Fantásticos o Ultimate X-Men o Aventuras de Supermán, o en Hijo Rojo o en 1985 o en El Elegido. Ni me han parecido cómics dirigidos a la generación MTV.
Éso puede decir que es un guionista muy versatil, que puede escribir historias violentas dirigidas a la genéración MTV como dices tú y también de escribir historias respetuosas con la tradición Marvel y DC.
Podemos seguir con el tópico de Millar o Ennis sólo escriben guiones vacíos, malhablados y ultraviolentos ignorando las obras que no te dan la razón.

Sinonimus
Sinonimus
15 mayo, 2011 2:29

“Un grande, que algunos no olviden lo que ha hecho, por mucho que lleven 6 meses en una academia de dibujo y se crean eminencias, menos gilipolleces”
Es mejor ponerse a hablar de dinamismo en vez de realismo sin haber pisado una academia de dibujo.

Juan Bauty
15 mayo, 2011 10:34

Pues a mi me parece una de las mejores novelas gráficas de los últimos años, al menos en el terreno estrictamente superheróico.

sherifmet
sherifmet
Lector
16 mayo, 2011 2:57

varias cosas , noe s una novela grafica , ademas , millar si puso sangre en mk spiderman , puso una de las esenas mas sangrientas que vi en un comic de spiderman (sacando la asquerosidad de lo del duende)

luisfernandogcruz
luisfernandogcruz
17 mayo, 2011 5:06

pues mira que gracioso yo tambien no encuentro comoes que millar para algunos escribe igual siemore…..pero vale tiene el don de la polemica……
 

Lord Deu
Lord Deu
17 mayo, 2011 6:06

Y para todos los que reniegan de la similitud con el calvo, eso es un puto hecho,
Y anteponer puto a una oracion, la hace cierta….
Gracias a Dios no soy el unico que encuentra sobrevalorada a Authority, de hecho una reseña en este mismo sitio desmenuza este hecho mucho mejor que yo.
Podria hablar de que si no cae en lo gore, y mal hablado,simplemente cae en el lugar comun  y repetitivo.
De todas maneras negar sus cualidades seria necio y por lo mismo no me meto con su trabajo primigenio y de hace unos años- que aunque sobrevalorado-, como no solo yo digo, es de una originalidad elogiable, caracteristica que ha ido perdiendo de manera sostenida con excepciones como 1985 o FF, que son mas excepcion que regla y que muestran dispares niveles de calidad por decirlo suave.
Y eso es puto cierto, por que lo digo yo…. que no soy puto, por cierto.
 
 

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
21 agosto, 2012 17:12

Kick Ass me ha gustado, y bastante.

Kik Ass ofrece una apuesta atípica, que a mí me ha gustado. La trama es sólida, y los personajes están bien definidos.

A mí me ha gustado, y espero con ansias Toda la carne en el asador.

the drummer
the drummer
Lector
21 agosto, 2012 17:54

pero entonces, ¿a ti te ha gustado? (es que no me ha terminado de quedar claro)

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
21 agosto, 2012 17:57

Pues creo que sí, drummer. Por qué lo preguntas?