Jóvenes Titanes: Hijos de Trigon

Por
19
1452
 

jovenes_titanes_hijos_trigon

Edición original: Teen Titans núms. 17 a 23.1 USA
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Scott Lobdell, Fabián Nicieza, Marv Wolfman, Tony Bedard
Dibujo:CAFU, Eddy Barrows, Jesús Merino, Patrick Zircher, Robson Rocha, Rodney Buchemi
Entintado: Jesús Merino, Patrick Zircher, Eber Ferreira, Wayne Faucher
Color: Alex Sinclair, Pete Pantazis
Formato:Rústica, 184 págs. A color.
Precio: 16,95 euros

 

Un disparate.

Así es como se puede definir esta colección. Es duro, pero es lo que es. Sin paños calientes, sin paliativos. Un verdadero insulto a lo que el concepto de los Nuevos Jóvenes Titanes representaron en su día en las manos de Mark Wolfman y George Perez.

Llamarme nostálgico, carca o abuelete, pero en este caso los viejos tiempos fueron mucho mejores. Está claro que con el lanzamiento del Nuevo Universo DC tocaba rediseñar de arriba abajo todas las cabeceras. Nuevos trajes, nuevo enfoque y por qué no, nuevos personajes. Es algo parecido a lo que hace casi 35 años Wolfman y Perez encararon con la colección denominada Los Nuevos Titanes. Bajo el brazo traían personajes ya conocidos como Robin, Kid Flash y Wonder Girl, mientras que crearon nuevos como Cyborg, Raven, Starfire y reubicaron a Beast Boy de la Patrulla Condenada con el nuevo nombre de Changeling. Atrás se quedaron Aqualad y Speedy, pero era necesario renovarse y optaron por romper algunos lazos con el pasado. Con todos estos personajes sobre el tablero tocaba empezar a trabajar con ellos. Ya no se trataba solo de niños, eran adolescentes con problemas de adolescentes que, además, debía soportar la sombra alargada de sus correspondientes adultos en el caso de Robin, Wonder Girl y Kid Flash. Fueron tiempos de grandes historias, nuevos enemigos, nuevas relaciones, momentos para madurar, de sufrir, de reír, de llorar, de traiciones y de muerte. Fue una etapa para el recuerdo, escrita con un talento sobrehumano y dibujada con la perfección de un maestro, en la que todos crecimos al tiempo que ellos. Historias complejas y adultas que trataban con respeto a los personajes, sin menospreciar lo que los definía.

Pues nada de eso está presente en esta encarnación.

La formación que hizo grande a los Titanes.
La formación que hizo grande a los Titanes.

En este recopilatorio Tim Drake vive su propio proceso de duelo por la muerte de Damian Wayne en el mejor número, con diferencia, de todo el tomo, para cortar por lo sano y vernos inmersos en una saga en la que Trigon hace acto de presencia en medio de Nueva York. Amenaza con conquistar el mundo y los Titanes le hacen frente como pueden. Finalmente Raven, hace acto de presencia, descarga su poder de manera que permite a los Titanes contratacar y expulsar al demonio de nuestra realidad.

El duelo compartido.
El duelo compartido.

Todo lo anterior debería leerse con la música de Benny Hill a todo volumen, porque la historia es frenética y no en el buen sentido de la palabra. Un guionista puede controlar el ritmo de la historia mediante el uso de la palabra. Más textos de apoyo o diálogos más extensos ralentizan la historia, mientras que unos textos cortos y concisos o inexistentes tienen el efecto contrario. Pues bien, Lobdell, escribiendo de la primera forma consigue lo imposible y todo parece ir a la velocidad del rayo. Parece pensar que si no hablan todos los personajes que salen en la viñeta estos pierden protagonismo, al tiempo que añade textos de apoyo en mitad de un enfrentamiento que nos saca por completo de los acontecimientos. Pero lo peor de todo es lo confuso que puede llegar a ser. Salta de un sitio a otro de la historia con total impunidad. No da tregua y resuelve las situaciones con trucos baratos de guionista de tercera…

Agotador.

Trigon se nos muestra como un ser pandimensional de enorme poder, pero queda muy lejos de demostrarlo. Muchas frases para decirnos que podría hacer, pero nunca vamos a poder saberlo. No hay sensación de estar ante un villano aniquilador. ¿Dónde está el Trigon de Wolfman y Perez? En cualquier otro sitio menos aquí. Es cierto que ahora luce unos increíbles seis ojos y unos cuernos que no recuerdan a los de un reno de Santa Claus, pero lejos de parecer más amenazador, parece un trilero que busca vencerte con su verborrea incesante. El que es uno de los villanos clásicos de los Titanes queda de nuevo menospreciado por Lobdell en una historia menor que da pie a que Raven pase a formar parte del grupo.

Aviso de Spoiler

Aunque en un alarde de originalidad vaya a usarla como Wolfman y Perez usaron a Terra en su mítica saga Contrato de Judas.

.

03

A todo esto hay que añadir el tener que lidiar con varios personajes que no transmiten nada de nada. Su carisma es cero. Nulos por completo. Me refiero a Bunker y Solsticio. Las creaciones nueva de Wolfman y Perez tenían un por qué, una razón para estar y no era otra que la de explorar lo que implica ser medio hombre y medio máquina en el caso de Cyborg, o mostrarnos una visión menos hipócrita y honesta de nuestro mundo a través de los ojos de Starfire. Bunker y Solsticio no aportan ni un gramo de profundidad al grupo. Podríamos prescindir de ellos y todo seguiría igual. El primero es gay, que a estas alturas no lo veo como algo relevante en un personaje, mientras que la segunda parece estar para ser el interés romántico de Bart Allen. Es una pena la superficialidad con la que se ha tomado Lobdell este trabajo.

Hay un número dentro del tomo, el 23.1, dedicado a Trigon, donde vamos a conocer su origen, más o menos, escrito por el propio Wolfman y que sin aportar nada nuevo se agradece el tono y el ritmo que imprime el autor. Es claramente un trabajo alimenticio del bueno de Wolfman, pero en medio del desierto narrativo de Lobdell es como un oasis para el sediento.

El oasis en el desierto narrativo.
El oasis en el desierto narrativo.

Lobdell es de esos guionistas con suerte para aparentar. Un tipo con poco talento que siempre cae de pie. En sus manos tuvo el devenir de toda la franquicia Mutante en los noventa y ahora tras unos años en el limbo ha llegado a escribir hasta cuatro series en DC Comics. Todo un expediente X.

Al menos en el apartado gráfico la cosa no va tan perdida. Eddy Barrows, Jesús Merino y CAFU aportan todo cuanto no es capaz de aportar Scott Lobdell, aunque también es cierto que no estamos ante el mismo Barrows de Nightwing ni Merino como en Superman, condenado a terminar los bocetos de Barrows. La narrativa de sus viñetas deja bastante que desear, pero estoy seguro que es por culpa del absurdo guion que Lobdell les debe entregar. Tras leerlo no deben saber que hacer y se ponen a dibujar viñetas en ángulos imposibles donde pasen muchas cosas para luego poner los textos y que todo parezca que funciona. Pues no funciona en absoluto. Ni la labor de un Fabián Nicieza, que hace encaje de bolillos para escribir los diálogos, consigue que todo ese puré de conceptos tenga algo de sentido.

Teen-Titans-20-2-3

¿Y qué decir de los uniformes? Son un ejemplo claro del mal gusto. Un diseño tan desagradable que da risa. Es cierto que Perez nunca ha sido un gran diseñador de personajes, pero al menos tenía sentido de la estética. El traje de Kid Flash cuando lo llevaba Wally West (¿Dónde diablos estas Wally en el nuevo Universo DC?) era elegante y no desmerecía del de Flash. Cyborg tenía un aspecto imponente, mientras que Raven transmitía misterio… solo hay que ver el diseño de la nueva Raven para que te sangren lo ojos. Lo dicho, un desperdicio total.

Estamos ante un cómic de argumento tan sencillo como un palo y confuso como un laberinto. No divierte, no entretiene y no agrada. Está falto de imaginación, frescura y sobre todo de algo que se llama historia. Ir a vuestra biblioteca y leer de nuevo a Wolfman para que no olvidemos de dónde venimos y podamos ignorar el duro presente que nos rodea.

  Edición original: Teen Titans núms. 17 a 23.1 USA Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guión: Scott Lobdell, Fabián Nicieza, Marv Wolfman, Tony Bedard Dibujo:CAFU, Eddy Barrows, Jesús Merino, Patrick Zircher, Robson Rocha, Rodney Buchemi Entintado: Jesús Merino, Patrick Zircher, Eber Ferreira, Wayne Faucher Color: Alex Sinclair, Pete Pantazis Formato:Rústica,…

Review Overview

Guion - 4
Dibujo - 6
Interés - 4

4.7

Vosotros puntuáis: Be the first one !

19
Déjanos un comentario

Please Login to comment
19 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
13 Comment authors
OciosoHeruditoKensoubillyboyBacklash Recent comment authors
Recientes Antiguos
Juan Luis G. Isasi
Lector

A mi de pequeño Trigon me daba muchisimo miedo, y creo que gran parte era porque esos cuernos ‘de ciervo’ en la cabeza era algo que nadie tenia y daba mal rollo. Unos cuerpos de macho cabrio estaba ya harto de verlos, pero nadie los tenia como Trigon.

Luis Javier Capote Pérez
Autor

Demoledora reseña, pero necesaria para recordar una vez más la capacidad de Lobdell para hacer nada bueno con buena materia prima.

Dynamo
Lector
Dynamo

Madre mía, una cosa que no me ha quedado clara. ¿Entonces te ha gustado el comic o no? 😳

huever
Lector
huever

Los titanes de wolfman y perez han sido mi cómic favorito de todos los tiempos. Era una pasada ver a Robin peleando en el espacio, la saga de trigon, el vigilante, hermano sangre, contrato de judas,la hermana de starfire…. Unos clásicos
Solo se acercó un poquito la etapa de devin grayson y la de johns -mckone
Lo de ahora es bochornoso y la nueva etapa no parece que cambie mucho.
Ojalá se la diesen a Phil Jiménez como autor completo
Me he leído varios de la etapa lobdell y brett both y te sangran los ojos

Dynamo
Lector
Dynamo

Ya en serio, la reseña es contundente. Me resulta descorazonadora, pues los titanes de Wolfmsn – Pérez es de lo poco que leí antes de las crisis y resulto una etapa memorable. La nueva alineación de estos nuevos 52 me dejaba pocas esperanzas y las reseñas y opiniones confirman los augurios. Enhorabuena por la reseña.

Mr. X
Lector
Mr. X

“Solo se acercó un poquito la etapa de devin grayson y la de johns -mckone”

Eso me ha hecho pensar “que fue de Devin Grayson” y, tras ojeada en internet, veo que ahora curra en el mundo del videojuego. Lástima, porque de guionistas-chicas es de lo más destacado que ha habido, por lo menos en DC.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

“Los titanes de wolfman y perez han sido mi cómic favorito de todos los tiempos.”

¡¡No jodas!!

huever
Lector
huever

sin joder, jorgenexo
junto con los xmen de claremont /byrne son colecciones de grupos donde sentias lo que les pasaba a los distintos personajes
Me enganchaba a las movidas amorosas entre robin/starfire como las de coloso y kitty. y lo que me encantaba de los titanes es que les veias en la torre, en la piscina , ..en el dia a dia con ropa de calle y de forma natural
No como ahora que estan tomando el colacao y estan desayunando con el traje puesto

Luis Javier Capote Pérez
Autor

Te digo Trigon por no llamarte Rodrigon.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

“sin joder, jorgenexo”

Que era borma, hombre: con ese avatar no iba a ser “Sukia”…

Jordi Molinari
Autor

Si a Lobdell le hubieran dejado escribir los Jóvenes Titanes, hubiera sido una etapa como la de Superman: no la mejor, con algunos fallos de serie, pero mucho mejor que lo que hubo años atrás – y con los Teen Titans eso aún era más fácil -, porque para empezar entendía al personaje.

El problema, es que los editores no querían unos Jóvenes Titanes, querían simplemente mantener las marcas pero sin relación con sus versiones adultas, llevado por unos editores peores que los de la familia Superman.

Es que sólo hay que ver su Starfire de RHATO, con por ejemplo su Wonder Girl o su Solstice, y es que parece casi increíble que ambas series las haya podido escribir el mismo autor…

Backlash
Lector

Sueño con Trigonnn ¿ que me has dado ?

( No he podido evitarlo)

billyboy
Lector
billyboy

Trigon antes tenia tambien los seis ojos,lo que pasa es que no “solia” abrirlos,es mas el lado oscuro de Raven tambien manifestaba estos ojos,joder si hay una portada de los titanes bastante inquietante con los protas con esos ojos saliendo cada uno de la boca de otro.

Y Wally esta ahora en Flash,lo que pase es que sin poderes.

Kensou
Lector
Kensou

Lodbell lleva desde el dia 1 machacando historias viejas.
Lo de Harvest y NOWHERE era lo del ClockKing y el club darkside pero vomitado por una cabra borracha.

Herudito
Lector
Herudito

huever
23 julio, 2014 de 15:57
Me he leído varios de la etapa lobdell y brett both y te sangran los ojos

Me consta que es un método de tortura usado cuando se necesita que alguien acabe hablando…
Es ponerles a leer algo guionizado por Lobdell y dibujado por Booth y cantan todos. O prefieren el suicidio, claro.

jorgenexo
Lector
jorgenexo

“Sueño con Trigonnn ¿ que me has dado ?

( No he podido evitarlo)”
.
.
.
.
.
.
.
.

No sé si me sentía peor cuando no lo entendía que ahora que lo he cogido. Creo que la B.

Ocioso
Lector
Ocioso

Asociar a Trigon con Camela mediante un solo grado de separación tiene un mérito de la hostia.

Backlash
Lector

“No sé si me sentía peor cuando no lo entendía que ahora que lo he cogido. Creo que la B.”
“Asociar a Trigon con Camela mediante un solo grado de separación tiene un mérito de la hostia.”

Ya te digo. Gallifante para los dos 🙂